03 Ago 2012

KEYNESIANISMO.

Escrito por: Antonio Rodríguez Rubio el 03 Ago 2012 - URL Permanente

El Partido Demócrata del los USA, no es ni siquiera socialdemócrata, sería en Europa una derecha civilizada. Los otros y como sabemos, es la ultraderecha; los neoconservadores. Aún así, el Presidente Obama, está aplicando en buena medida la política económica keynesiana.

No es de extrañar que al candidato republicano haya una serie de millonarios que le estén llenando las arcas para la campaña electoral. Lo que dicen que en los USA cualquiera puede llegar a presidente, es una descomunal mentira; una campaña electoral cuesta muchísimos millones de dólares.

Lo verdaderamente lamentable, es que España está copiando al pié de la letra el sistema yanqui. PSOE neoliberales y PP neoconservadores.

Aun siendo el PSOE la derecha civilizada, no ha tenido el coraje del Presidente Obama de aplicar la política económica keynesiana. Con introducir en la cuchufleta constitucional la política económica neoliberal, ha demostrado fehacientemente por dónde van los tiros.

Diversos analistas dicen que este otoño puede ser caliente; a mí me gustaría que lo fuera, pero no arriendo las ganancias. El pueblo español está narcotizado.

Mientras duren las Olimpiadas, pendiente de si se ganan medallas, la frustración por no conseguirlas, el pueblo otrora soberano está entretenido.

¿No nos damos cuenta de que nos están vendiendo a precio de saldo?

Personalmente entiendo que los parados no secunden las manifestaciones, a la vista de lo que se consigue con ellas, se preguntan; ¿para qué?

¡NOS FALTA CONTUNDENCIA!

¡NOS SOBRA DISPERDIÓN!

Los mineros fueron recibidos en Madrid con palmas y olivos. Cosa esta loable.

Pero sin un día se manifiestan los funcionarios, dos días después los agricultores, casi a diario los desahuciados, etc. ; se gasta la pólvora en salvas.

Desde que explosionó la burbuja, se están dando una serie de acontecimientos nefastos para la inmensa mayoría de los españoles; no es baladí.

Lo malo o quizá perverso para esta situación, es que los sindicatos están desprestigiados y no tienen poder de convocatoria. Mientras que los partidos políticos se han consagrado en dos, los sindicatos hay ciento y la madre, cada uno de ellos “lucha” por sus afiliados. Los parados, están considerados daños colaterales. A los excluidos sociales, no los representa nadie.

Cuando se produjo el terrible atentado en los trenes de Madrid el 11 de marzo de 2.004, en todas las ciudades y pueblos de España se produjeron enormes concentraciones. No es que quiera minimizar el tremendo dolor e impacto que produjo este atentado terrorista. Pero lo que nos está sucediendo en la actualidad, es mucho más grave y no se toman las calles de la misma manera.

Hay más de 3.000.000 de españoles excluidos sociales. Personas que no van a encontrar trabajo a corto, medio o largo plazo. Personas que no van a percibir subsidio alguno.

El 50 % de los parados, son jóvenes. Sin derechos. La diferencia entre los años sesenta con la gran emigración y lo de ahora, es que los emigrantes de ahora llevan una maleta de esas indestructibles en lugar de las de cartón atadas con cordeles de antaño. En una reciente encuesta a los estudiantes universitarios, la inmensa mayoría están pensando en la emigración. “Que inventen ellos”, fue y es la tónica española. Exportamos lo mejor de nuestra sociedad, los más preparados. Aquí se queda la mano de otra física. Para trabajar, ¿en qué y cómo?

Hasta que no se nos muera un familiar directo por falta de atención médica, no nos daremos cuenta de dónde nos encontramos. Luego, esos familiares puede ser que enreden para la movilización. ¡¡¡ES QUE NO HAY QUE DAR LUGAR A QUE SE PRODUZCA!!!

Cuando en los 60 que yo estudiaba con los jesuitas, en el comedor entraban los que pagaban la comida, había dos tipos: Los que comían menú completo y los que solo comían primer plato; los que llevábamos la fiambrera, nos las apañábamos en cualquier banco o linde, en la calle. Hoy en Cataluña, a los que lleven la fiambrera por utilizar las instalaciones, van a cobrar 3 €.

Se están atacando los dos pilares básicos de una sociedad avanzada: Educación y sanidad. Pero…

No sale en masa la población a reivindicar estos derechos inalienables. Solo con que salieran los más perjudicados, se colapsaría la sociedad. ¿Dónde están?, ¿quién los moviliza?

Los que a diario reivindicamos la movilización general, somos tachados de “antisistema”. En cierto modo, tienen razón en llamarnos eso; estamos contra “este sistema” de castas. No de clases, de castas. La peor de las castas que tenemos, son las políticas y sindicales. Unos por acción y otros por omisión. Funcionarios apesebrados al servicio de los plutócratas. Servilismo en estado puro.

Empatía y solidaridad, son palabras moribundas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

Pedro L.

Pedro L. dijo

Totalmente de acuerdo, pero qué podemos hacer para cambiar esta apatía o sumisión general? La gente está sin esperanza ni ilusiones para el futuro.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Antonio Rodríguez Rubio

PALOS DESDE LA IZQUIERDA

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):