27 Ene 2009

La Vida Eterna

Escrito por: Juanjo Albors el 27 Ene 2009 - URL Permanente

Esta página es el lógico corolario y el complemento de mi anterior “Las Grandes Palabras”.

.

Porque este tema, la vida eterna, está presente en todas las religiones.
.

Mas opino que la vida eterna no es el dudoso más allá sino el cierto más acá.
.

Tu vida eterna es el resultado que tus actos han dejado en este mundo. Es la auténtica continuidad de tu ser. La que permanece tras tu muerte pues la vida continúa tras tu desaparición. La que debería dar sentido a nuestras acciones. La que nos lleva a dejar este mundo mejor o peor que como lo hemos encontrado.
.

El cuerpo es sólo el envoltorio al que debemos dignidad pues dignos han de ser siempre nuestros actos. Pero nunca los muertos deben prevalecer sobre los vivos. Sus homenajes no deben sustituir a la consideración de sus acciones.

.

La "resurrección de la carne" no existe. Existe la resurrección del espíritu. El que pervive tras nuestra muerte en nuestras palabras, en nuestros actos, en el ejemplo que hemos dado.

.

En nada de lo anterior se especifica ningún juicio de valor sobre bondad o maldad. A nosotros nos corresponde ponerle el color adecuado.
.

No pretende ser filosofía ni teología, sólo pretende ser sentido común.

.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

58 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Juanjo Albors dijo

Como dulce penitencia a tu confesión te impongo la lectura de este "Idilio en el café". Si no lo conoces, disfrútalo y, si lo conoces, disfrútalo aún más pues defiendo que, como la música, la poesía recordada es más poesía.

Ahora me pregunto si es que toda la vida
hemos estado aquí. Pongo, ahora mismo,
la mano ante los ojos -qué latido
de la sangre en los párpados- y el vello
inmenso se confunde, silencioso,
a la mirada. Pesan las pestañas.

No sé bien de qué hablo. ¿Quiénes son,
rostros vagos nadando como en un agua pálida,
éstos aquí sentados, con nosotros vivientes?
La tarde nos empuja a ciertos bares
o entre cansados hombres en pijama.

Ven. Salgamos fuera. La noche. Queda espacio
arriba, más arriba, mucho más que las luces
que iluminan a ráfagas tus ojos agrandados.
Queda también silencio entre nosotros,
silencio
y este beso igual que un largo túnel.

joana

joana dijo

Es una suerte empezar la mañana con una penitencia cómo esa. Esos versos sí le endulzan a una el café!.
La elección ha sido de nuevo sublime, ha "sonado" cómo el más dulce de los Adagios.
Y Ángel me "servira" de nuevo para contestarte

PARA NADA

Trabajé el aire
se lo entregué al viento:
voló, se deshizo,
se volvió silencio.

Por el ancho mar,
por los altos cielos,
trabajé la nada,
realicé el esfuerzo,
perforé la luz
ahondé el misterio.

Para nada, ahora,
para nada, luego;
humo son mis obras,
cenizas mis hechos.

...Y mi corazón
que se queda en ellos.

Juanma Regos dijo

Juanjo...., y no nos olvidemos, aunque desde hace algún tiempo la desmemoria abunda en muchas mentes, sin que se les haya diagnosticado la enfermedad del alzheimer...., pierden ésta de un día para otro, o miran para otro lado haciéndose cómplices de quienes cometen esos ABUSOS e INJUSTICIAS..., que tú y muchos condenamos...., ¡ Porqué somos valientes y no ejercemos de hipócritas ni tampoco de cínicos.
Ha sido, como siempre...., un placer el intercambiar pensamientos contigo. UN ABRAZO, Juanma.

Juanjo Albors dijo

Juanma, tan sólo esperar que el ser conscientes de esos abusos e injusticias de los que hablas nos impida mirar hacia otro lado pues como ya dijeron Luther King "Lo malo no es la maldad de los malos sino el silencio de los buenos" y Einstein "El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad".

Un abrazo, Juanma

joana

joana dijo

He echado en falta "tu poema" de Jaime...pero en fin, si voy para atrás puedo releer los dos que dejaste puestos. Lo que queda escrito, sí es eterno.

Juanjo Albors dijo

Lo has echado en falta porque mis dedos torpes no le dieron al tan evidente "enviar". No era Gil de Biedma, sino Segismundo que te decía

Tu voz pudo enternecerme,
tu presencia suspenderme,
y tu respeto turbarme.
¿Quién eres? Que aunque yo aquí
tan poco del mundo sé,
que cuna y sepulcro fue
esta torre para mí;

Pero conociendo tu ya nueva querencia,

Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.

Pero vigila, Joana, que puede resultar una desgarrada adicción,

Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.

Un beso, Joana

joana

joana dijo

Y si La vida es sueño...
Con asombro de mirarte,
con admiración de oírte,
ni sé qué pueda decirte,
ni qué pueda preguntarte.
sólo diré que a esta parte
hoy el cielo me ha guiado
por ver si encontraba
versos nuevos.
Y ahí están...y por partida doble. Pedro/Jaime, Jaime/Pedro. La elección es imposible. Me quedo con todo.
Te agradezco el consejo, pero no creo que la adicción a la poesía sea peligro ninguno.

Nunca pensé después de un par de "encontronazos" que tuve contigo en la casa de favelis que acabaría por decir: Gracias Juanjo por ser tan atento.
Saludos.

Juanjo Albors dijo

Hay una razón muy clara en favor de mi tesis: sea cual sea el resultado final, siempre acierto.

Si realmente existe una Vida Eterna tal como nos la ofrecen en los folletos propàgandísticos de las diferentes religiones: yo acierto. Pues si una persona cumple con sus propósito de dejar un mundo mejor que como lo encontró, seguro tendrá su recompensa.

Y si esa Vida Eterna es este más acá, también acierto.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Juanjo Albors

La Arquitectura

Quiero que mis casas parezcan sencillas pero sean complejas.
Ricas en espacios, ricas en vivencias.

Me gusta convertir lo difícil en sencillo.
No me gusta la arquitectura genial, con pretensiones.

Me gusta el trabajo bien hecho.

ver perfil »

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):