12 Jun 2012

Leyendas griegas

Escrito por: abel-ros el 12 Jun 2012 - URL Permanente

Decían los presocráticos que las rocas más pesadas se convertirían en arenas polvorientas por las caricias de millones de gotas procedentes de las fuerzas naturales. El envejecimiento de las montañas – decían aquellos sabios de la Grecia profunda – se debía al dulce roce que ejercían los Anemoi en las cimas de los cerros. Los collados viejos eran conjuntos rocosos que habían sustituido el pico puntiagudo de sus cúspides por las curvas del desgaste.

Continuar leyendo...

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Fans

  • la-montsehv
  • JRC.
  • fernandomaria
  • El taller de arte Luis Villalba
  • J.M. Salcedo
  • Juanma Regos
  • akuna matata
  • apolvorinos
  • inma
  • Loli
  • pedro-jose
  • dezabaleta
  • sexybomb
  • patricio simó gisbert
  • reyzorra2

@Abel_Ros

    Últimos Comentarios

    Suscríbete

    Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):