09 Feb 2012

La tarde

Escrito por: DANIEL SANTOS GIL JÁUREGUI el 09 Feb 2012 - URL Permanente

A quién preguntar por la tarde que cae como una hoja desprendida del árbol

Por los últimos pasos del ciempiés que atravesó el fuego

Por la mirada final del amigo que se despidió antes de su tiempo

A quién increpar por la mano extendida en vano

Por el tamaño descomunal del adiós y el vientre helado de la espera

Por la discordancia de los relojes que medían el único encuentro posible

A quién pedir por los rostros que te miran desde la profundidad del pan

Por la golondrina que a su lejano regreso ha quedado ciega

Por la amiga que empeñóse en amar el recuerdo de una tarde de verano

Contra quién estrellar esta pena como un aerolito lanzado contra un planeta desconocido

No existe el tiempo pretérito del verbo estrellar

Quizá no existe siquiera el verbo estrellar

Solo queda deambular por las viejas calles de esta ciudad

Responder el saludo de la alegría que pasa distraída camuflada entre la gente

Volver alrededor de la incógnita que crece como una hierba rebelde

entre las baldosas

Contemplar otra vez como un recién llegado

La ciudad que se agacha cautelosa para entrar

en el túnel inefable de la noche

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Avatar de DANIEL SANTOS GIL JÁUREGUI

EL TIEMPO DE TUS HUELLAS EN LA ARENA

ver perfil »

Amigos

  • adrianaflagoa
  • olicarfer45
  • Cristina LuzdeLuna

Fans

  • thorbcnval
  • santoscatarroja

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto