11 Feb 2010

Se precisa líder para recuperar la confianza

Escrito por: Esteban Luengo Bernaus el 11 Feb 2010 - URL Permanente

Se precisa líder para recuperar la confianza

Sólo los valientes se enfrentan a los problemas con decisión y arrojo. Aquí ya no valen medias tintas. Terminó el tiempo para las mentiras, las medias verdades, las incompetencias, los tapujos y chanchullos. Hemos llegado a una situación tan insostenible y tan precaria, que ni el más prudente ni el más controvertido de los economistas – y aquí incluyo a los nuestros y a los foráneos – tienen la más mínima duda de que España está en parada técnica. Esto no es una bagatela, es de una gravedad tal que si no se toman medidas ya, muy probablemente tengamos que ser rescatados a medio plazo por el Fondo Monetario Internacional y/o por la Unión Económica Europea.

Sólo un líder valiente y honesto que nos hablara desde el convencimiento, desde la humildad, sin arrogancia, con el ánimo alto, nos conduciría a través de sus palabras y de sus hechos hacia la recuperación económica y el prestigio perdido .

Hablándonos en plata. Sin ocultaciones, sin falsos datos. Explicándonos la verdadera situación de nuestra economía y porqué y cómo tenemos y debemos sacrificarnos para tapar ese agujero descomunal de deuda, la pública y la privada. Es la primera medida para empezar a recuperar la confianza que generará actividad y reducción del desempleo. No arrugándose en decir lo siento mucho por haber sido co-partícipe del mayor descalabro y engaño de nuestra economía. Nos debería decir que perdonáramos los errores de bulto cometidos por la clase política, prometiéndonos una regeneración desde la base, desde el último concejal del pueblo más pequeño hasta las más altas instancias políticas de nuestro país.

Sólo así, este pueblo aceptaría los sacrificios tan importantes que tendrá que realizar para superar esta complicada situación económica.

Porque no es lo mismo sacrificarse, sabiendo que de una vez por todas se tomarán las medidas correctoras oportunas, a saber; lucha sin cuartel contra la corrupción, la economía sumergida, la especulación, el despilfarro público, el fallido e irresponsable sistema financiero, la intermediación abusiva, la desestructuración de nuestro modelo económico, el compromiso político de acercarse al ciudadano que pide se le escuche aunque no haya elecciones en ese momento, que sacrificarse sin que nada cambie. No, señores políticos. Estamos dispuestos al sacrificio, o si prefieren oirlo de otro modo, no nos queda otro remedio, ya que siempre acabamos pagando los mismos, pero que esta vez y para siempre sirva para regenerar todo lo que se ha dañado y podamos recuperar la confianza y la ilusión de vivir en un país en el que se hagan bien las cosas.

¿Y dónde está ese ansiado líder? Saldrá espontáneamente o tendremos que buscarle? ¿Hay alguien capaz de ilusionar a su pueblo guiándole con sabiduría?

Sin duda lo hay. España ha tenido desde siempre hombres y mujeres con capacidad de liderazgo, es lo que necesitamos para reconducir esta situación en la que estamos sumidos. Esperemos que por nuestro bien se ofrezca para conducirnos.

Los problemas que se encontrará, siendo graves, lo serán menos si sabe que cuenta con un pueblo deseoso de ser guiado, ávido por el cambio profundo, sin miedo a que se meta la tijera allí dónde sea preciso para que de una vez por todas España sea un país más justo, más productivo, más moderno, más democrático si cabe. Un espejo dónde se mirarán otros países.

Este es el momento. Empezando desde abajo. Sin miedo. Con todo un país detrás del líder.

Graves y profundos son los problemas que habrá que solucionar, expliquémoslos para que todos entendamos que no hay otro camino que el sacrificio para que no se apaguen las luces y nos sumerjamos en la más profunda oscuridad.

El sistema financiero: Si exceptuamos a los bancos con proyección internacional y a alguna caja grande, muchos bancos y cajas están técnicamente en quiebra y el resto a punto de entrar en ella. Es fácil de comprobar. Pongan en sus balances la cifra real de morosidad, la que publicitan está por debajo de la real, este año 2010 aumentará espectacularmente, valoren a la baja el valor de sus activos, aún figuran por el precio anterior a la crisis, el precio de la burbuja, comprueben como no pueden devolver el dinero prestado, 400.000 millones en los próximos tres años y el resultado es una quiebra como la copa de un pino. De momento aguantan por los avales del Estado, 100.000 millones entre 2009 y 2010. Esto es un problema monumental, que no tiene solución, salvo seguir inyectando dinero público, sin embargo lo esconden y sueltan a los medios la falacia de que sin reforma laboral no se podrá salir de la crisis. Tendremos reforma y nos tocará a los de siempre pagar la gigantesca deuda creada por las entidades financieras. De escándalo.

El desempleo: Dar la cifra exacta de parados. Incluyendo a todos. A los que están en formación, a los autónomos, los que están cobrando temporalmente la ayuda de los 420€, los parados de larga duración que no están inscritos en el Inem por que han perdido la fe en encontrar un trabajo. Los parados que el gobierno quita de la lista de un plumazo para maquillar las cifras. Vamos que al dato oficial de 4.4 millones sumémosle 1,5 millones más y tendremos una cifra aproximada pero más real que la del gobierno.

La burbuja inmobiliaria: La culpable de la crisis española. Ya lo he expuesto en algún post anterior, pero no está de más volver a recordarlo. (Leer el hundimiento de…)

Confirmado está la deuda que los promotores deben a las Entidades Financieras, 325.000 millones de euros que no pagarán, una suma superior al 30% de PIB y más del doble de la suma de capital y reservas de toda la banca española. Este problema existe pero aún no ha salido a la superficie, se imaginan lo que sucederá cuando los bancos tengan que pagar su deuda de 410.000 millones de euros y no lo puedan hacer. Papá Estado ya no les podrá ayudar más. Esto solo tiene una palabra para describirlo, quiebra de más de la mitad de las Entidades Financieras.

El gasto público: El modelo, si queremos seguir funcionando como país, hay que cambiarlo cuanto antes. No creo que en ningún estado del mundo ocurra lo que en el nuestro, que el Gobierno gestiona solo una tercera parte del gasto y el resto lo hagan las administraciones locales. No ocurre en ninguna parte que haya un funcionario por cada cinco trabajadores ocupados, cuando en la Unión Europea hay uno por cada 14 y en los Estados Unidos uno por cada 34. No ocurre en ninguna parte del mundo civilizado que haya tal despilfarro del gasto ni exista la corrupción de las Instituciones y de los políticos como sucede en el nuestro.

Y podría seguir enumerando otros graves problemas sin resolver, como la división de nuestro mercado, con más barreras entre nosotros que entre nosotros y la UE, la energía, el modelo educativo, las pensiones y otros. Vamos que no le faltará trabajo al líder. Ahora hace falta que se presente.

Rate This

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Tags: , ,

Escribe tu comentario