17 Ago 2009

Esta vez su voz es mi voz

Escrito por: mmorillo el 17 Ago 2009 - URL Permanente

<p><i>No se puede expresar m&aacute;s certeramente. </i></p>
<p><i>Aunque el autor no me simpatiza esta vez su voz es mi voz</i></p>
<p align="center"><a target="page" href="http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=4307&amp;id_firma=9091"><b>ESA GENTUZA</b></a></p>
<p>Por Arturo P&eacute;rez Reverte</p>
<p>Paso a menudo por la carrera de San Jer&oacute;nimo, caminando por la acera opuesta a las Cortes, y a veces coincido con la salida de los diputados del Congreso.</p>
<p>Hay coches oficiales con sus conductores y escoltas, periodistas dando los &uacute;ltimos canutazos junto a la verja, y un tropel de individuos de ambos sexos, encorbatados ellos y peripuestas ellas, saliendo del recinto con los aires que pueden ustedes imaginar.</p>
<p>No identifico a casi ninguno, y apenas veo los telediarios; pero al p&aacute;jaro se le conoce por la cagada.</p>
<p>Van pavone&aacute;ndose graves, importantes, seguros de su papel en los destinos de Espa&ntilde;a, camino del coche o del restaurante donde seguir&aacute;n trazando l&iacute;neas maestras de la pol&iacute;tica nacional y perif&eacute;rica.</p>
<p>No pocos salen arrogantes y sobrados como estrellas de la tele, con trajes a medida, zapatos caros y maneras afectadas de nuevos ricos.</p>
<p>Oportunistas advenedizos que cada ma&ntilde;ana se miran al espejo para comprobar que est&aacute;n despiertos y celebrar su buena suerte.</p>
<p>Diputados, nada menos.</p>
<p>Sin tener, algunos, el bachillerato. Ni haber trabajado en su vida. Desconociendo lo que es madrugar para fichar a las nueve de la ma&ntilde;ana, o buscar curro fuera de la protecci&oacute;n del partido pol&iacute;tico al que se afiliaron sabiamente desde jovencitos. Sin miedo a la cola del paro. Sin escr&uacute;pulos y sin verg&uuml;enza.</p>
<p>Y en cada ocasi&oacute;n, cuando me cruzo con ese desfile insultante, con ese espect&aacute;culo de prepotencia absurda, experimento un intenso desagrado; un malestar &iacute;ntimo, hecho de indignaci&oacute;n y desprecio.</p>
<p>No es un acto reflexivo, como digo. S&oacute;lo visceral. Desprovisto de raz&oacute;n. Un estallido de c&oacute;lera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su puta madre.</p>
<p>S&eacute; que esto es excesivo. Que siempre hay justos en Sodoma. Gente honrada. Pol&iacute;ticos decentes cuya existencia es necesaria. No digo que no.</p>
<p>Pero hablo hoy de sentimientos, no de razones. De impulsos. Yo no elijo c&oacute;mo me siento. C&oacute;mo me salta el autom&aacute;tico.</p>
<p>Algo debe de ocurrir, sin embargo, cuando a un ciudadano de 57 a&ntilde;os y en uso correcto de sus facultades mentales, con la vida resuelta, cultura adecuada, inteligencia media y conocimiento amplio y razonable del mundo, se le sube la p&oacute;lvora al campanario mientras asiste al desfile de los diputados espa&ntilde;oles saliendo de las Cortes.</p>
<p>Cuando la n&aacute;usea y la c&oacute;lera son tan intensas. Eso me preocupa, por supuesto.</p>
<p>Sigo caminando carrera de San Jer&oacute;nimo abajo, y me pregunto qu&eacute; est&aacute; pasando.</p>
<p>Hasta qu&eacute; punto los a&ntilde;os, la vida que llev&eacute; en otro tiempo, los libros que he le&iacute;do, el panorama actual, me hacen ver las cosas de modo tan siniestro. Tan agresivo y pesimista.</p>
<p>Por qu&eacute; creo ver s&oacute;lo gentuza cuando los miro, pese a saber que entre ellos hay gente perfectamente honorable. Por qu&eacute;, de admirar y respetar a quienes ocuparon esos mismos esca&ntilde;os hace veinte o treinta a&ntilde;os, he pasado a despreciar de este modo a sus mediocres reyezuelos sucesores.</p>
<p>Por qu&eacute; unas cuantas docenas de analfabetos irresponsables y pagados de s&iacute; mismos, sin distinci&oacute;n de partido ni ideolog&iacute;a, pueden amargarme en un instante, de este modo, la tarde, el d&iacute;a, el pa&iacute;s y la vida.</p>
<p>Quiz&aacute; porque los conozco, concluyo.</p>
<p>No uno por uno, claro, sino a la tropa. La casta general. Los he visto durante a&ntilde;os, aqu&iacute; y afuera.</p>
<p>Estuve en los bosques de cruces de madera, en los callejones sin salida a donde llevan sus irresponsabilidades, sus corruptelas, sus ambiciones. Su incultura atroz y su falta de escr&uacute;pulos. Conozco las consecuencias.</p>
<p>Y s&eacute; c&oacute;mo lo hacen ahora, adapt&aacute;ndose a su tiempo y su momento. Lo sabe cualquiera que se fije. Que lea y mire.</p>
<p>Alg&uacute;n d&iacute;a, si tengo la cabeza lo bastante fr&iacute;a, les detallar&eacute; a ustedes c&oacute;mo se lo montan.</p>
<p>&nbsp;&nbsp; C&oacute;mo y d&oacute;nde comen y a costa de qui&eacute;n.</p>
<p>&nbsp;&nbsp;&nbsp; C&oacute;mo se reparten las dietas, los privilegios y los coches oficiales.</p>
<p>&nbsp;&nbsp; C&oacute;mo organizan entre ellos, en comisiones y visitas institucionales que a nadie importan una mierda, descarados e in&uacute;tiles viajes tur&iacute;sticos que pagan los contribuyentes.</p>
<p>&nbsp;&nbsp; C&oacute;mo se han trajinado &ndash;ah&iacute; no hay discrepancias ideol&oacute;gicas&ndash; el privilegio de cobrar la m&aacute;xima pensi&oacute;n p&uacute;blica de jubilaci&oacute;n tras s&oacute;lo 7 a&ntilde;os en el esca&ntilde;o, frente a los 35 de trabajo honrado que necesita un ciudadano com&uacute;n.</p>
<p>&nbsp;&nbsp; C&oacute;mo quienes llegan a ministros tendr&aacute;n, al jubilarse, s&oacute;lidas pensiones compatibles con cualquier trabajo p&uacute;blico o privado, pensiones vitalicias cuando lleguen a la edad de jubilaci&oacute;n forzosa, e indemnizaciones mensuales del 100% de su salario al cesar en el cargo, cobradas completas y sin hacer cola en ventanillas, desde el primer d&iacute;a.</p>
<p>De cualquier modo, por hoy es suficiente. Y se acaba la p&aacute;gina.</p>
<p>Ten&iacute;a ganas de echar la pota, eso es todo. De desahogarme d&aacute;ndole a la tecla, y es lo que he hecho. Otro d&iacute;a ser&eacute; m&aacute;s coherente. M&aacute;s razonable y objetivo. Quiz&aacute;s. Ahora, por lo menos, mientras camino por la carrera de San Jer&oacute;nimo, algunos sabr&aacute;n lo que tengo en la cabeza cuando me cruzo con ellos</p>
<p><a target="page" href="http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=4307&amp;id_firma=9091">http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=4307&amp;id_firma=9091</a></p>

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de mmorillo

Anotaciones de pensamiento y critica

Lejos del discurso cultural dominante, este blog hace confesión de su cosmovisión católica, y desde esa perspectiva tocará todos los campos que afectan a los hombres, como personas en su faceta particular y como miembros de una comunidad, como sujetos de derechos y deberes. Y portadores de una dignidad irrenunciable y una trascendencia que le da su filiación divina

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):