14 Jul 2010

DROGAS POR EL OJO

Escrito por: ANTONI RODA JORGE el 14 Jul 2010 - URL Permanente

Según cuenta la fundación para la prevención, estudio y asistencia a las drogodependencias se ha detectado una nueva forma de consumir drogas. Esta vez es por el lacrimal, y los coloquetas aplican el cartoncito con dietilamida de ácido lisérgico, LSD, al ojo, dejándolo unos instantes en libre absorción. El pelotazo está servido, quizás porque entra en contacto directo con la sangre y por su cercanía al cerebro. O a lo que quede de cerebro. Las formas de drogarse son múltiples y archiconocidas, incluso esta variedad ocular, que a pesar de lo estrambótico, no es nada nueva. Bebida, comida, fumada, inyectada, inoculada, esnifada, impregnada, restregada. De todas estas maneras cualquier droga pasa al interior del cuerpo desde que el hombre es hombre. Las legales y las ilegales, las clásicas y las novedosas, las naturales y las artificiales. Alcohol y tabaco son drogas legales en buena parte de occidente. Que yo recuerde, excepto por los lacrimales, casi por todos los agüjeros se inhala o expele humo. Y sobre alcohol, más de lo mismo. Con respecto a la noticia, (presentada erróneamente como una nueva forma de ingerir droga), dos cosas me intrigan: por un lado parece que el LSD, (acrónimo de "loado sea dios", en un chiste del gran Perich), sigue sus laberintos de consumo. Créanme sus habituales: hay que tener mucho cuidado con el invento de Hofmann, aunque en algunos paises se use terapéuticamente. Por otro lado, la cuestión viene acompañada de una criminalización obvia de ciertos usos y comportamientos, concretamente en la llamada rutas musicales, consideradas epicentro de drogas químicas. Puede ser. Pero no menos que las placetas de cualquier barrio, o que los aseos níveos de los disco bares ultradiseñados de moda. En estas rutas, (la música es espantosa), ocurre lo mismo que en las fiestas de la jet marbellí, sólo que a lo bestia. Las megapijas esnifan farlopa mientras se dejan tocar el culo por algún capullo con mucho dinero. Y los otros se meten trippis por el ojo. Aquí tambien hay antagonismo de clases: el abogado fuma rubio, bebiendo ron en cualquier bareto, después de haberse metido medio gramo de cocaína en su audi no se cuantos. Es un tipo con prestigio. Y el chaval gilipollas come anfetas para dar saltos en una sala donde la música es infecta. Son tarados ocasionales. Posiblemente el abogado, de proponérselo, acabe esnifando coca por el lacrimal, estoy convencido.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de ANTONI RODA JORGE

A DESPROPÓSITO

Este blog es una bitácora que no está guardada junto al timón. En realidad nunca he tenido timón. Pretendo soltar el lastre de la vida en textos, microrrelatos, poesías, pensamientos, artículos y divagaciones que complementan mi neurosis. Todas las fotos aquí editadas son de este autor y están puestas a disposición de la humanidad. Creo en los libros, en la república como forma de estado, en el sexo, en la razón, en la ciencia y en la filosofía. Y también en la utopía.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Comunidad Valenciana

Esperando Contenido Widget ...