10 Abr 2009

Afganistán, las mujeres y sus ancestrales tradiciones.

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 10 Abr 2009 - URL Permanente

Recientemente, los miembros del G-20 anunciaron el envío de más de 5.000 soldados a Afganistán para reforzar la seguridad en el país asiático de cara a las elecciones que se celebrarán en agosto. ¿Elecciones en Afganistán? Pues sí, aunque parezca mentira en el país de los talibán ha acabado de calar la democracia o eso es lo que creemos porque la realidad es mucho más cruenta; y ese país al que acudimos a finales de 2001 para erradicar el terrorismo y enseñarles lo que es la democracia continúa siendo un país de arraigadas tradiciones que difícilmente los occidentales conseguiremos entender.

El Gobierno presidido por Ahmid Karzai no le ha quedado más remedio que dar marcha atrás a una polémica ley que permitía la violación dentro del matrimonio. La Ley para el Estatus Personal Chií (así se llama esta monstruosidad a la que llaman ley) tuvo que ser detenida para poder ser revisada más a fondo en un futuro inmediato. Mucho me temo que ese futuro del que habla el gobierno será después de las elecciones generales y que dicha ley será aprobada y los derechos de la mujer volverán a ser mancillados en Afganistán.

En el país asiático las mujeres siguen estando en el último escalón de la sociedad, sus derechos a penas tienen importancia y siguen supeditadas a los designios de sus maridos. El burka azul continúa tiñendo de color las calles de todas las ciudades de Afganistán, los ajusticiamientos en público de mujeres (lapidaciones, sobre todo) están a la orden del día ¿Qué ha cambiado en estos siete años en Afganistán? Pues pocas cosas, los talibán han vuelto a ganar terreno, los atentados suicidas son una constante en el país y la mayoría de las mujeres (sobre todo en las áreas tribales) utilizan el burka cuando salen de casa…

No ha cambiado absolutamente nada. Los aliados deben entender que las costumbres ancestrales de los afganos no se pueden erradicar y cambiar por los occidentales a la fuerza. Los pastunes (la mayoría de la población afgana son de esta etnia) no van a ir los domingos a un centro comercial a ver cine y comer palomitas, ellos tienen sus costumbres, heredadas de padres a hijos, y milenarias… Los rusos estuvieron empantanados en una guerra que duró una década y acabó con una estrepitosa derrota y la posterior desaparición de la URSS. Los afganos son gentes orgullosas, guerreras (lo llevan en los genes, no obstante nadie ha conseguido conquistarlos) y sobre todo gentes de costumbres.

Y en esas costumbres las mujeres juegan un papel fundamental. Son las encargadas de criar a sus descendientes y de cuidar el hogar. Esas son sus funciones. No pueden salir de casa sin el burka (que les debe cubrir cada cm de su cuerpo, de no ser así pueden ser castigadas), deben estar siempre acompañadas de un varón, no tienen derecho a hablar con otros hombres que no sean de su familia, ningún hombre que no sea de su familia las puede ver el rostro. Por mucho que los occidentales queramos cambiar la opinión de los afganos sobre el papel de la mujer en la sociedad afgana ningún hombre que se precie puede hacerse a la idea de ver a una ministra o a una jefa de policía… Son miles de años de una cultura machista que no van a cambiar porque el ‘hombre blanco’ les diga que está mal.

El artículo 132 de la polémica Ley decía: “una mujer está obligada a cumplir con los deseos sexuales de su marido. El marido debería pasar una de cada cuatro noches con su mujer, tener contacto sexual con ella al menos una vez cada cuatro meses y que una mujer tiene que llevar maquillaje si su marido se lo pide”.

Además, tienen prohibido trabajar sin el permiso expreso de sus maridos. La ley niega a las mujeres chiíes el derecho de salir de sus casas excepto para propósitos "legítimos", les prohíbe trabajar o recibir educación sin el permiso de sus maridos, les niega la custodia de sus hijos en caso de divorcio y desconoce el derecho de las viudas a heredar los bienes de sus esposos. El artículo 137 afirma que una mujer no puede heredar nada de su marido cuando muera.

Esta ley está encaminada a que Karzai cuente con el apoyo en las urnas de los chiítas (15% de la población total de Afganistán). Al final todo se basa en lo mismo, en obtener el poder aunque sea condenando a todas las mujeres chiíes del país a una vida de sumisión. Karzai fue elegido a dedo por el presidente Bush y demuestra, como buen discípulo, la misma ambición por aferrarse al poder que el ex presidente. Todo sigue igual para las mujeres, siete años después, en Afganistán.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Lucia

Lucia dijo

No me lo puedo creer y nosotros presumiendo de lo avanzados que estamos y mira aún las cosas que pasan en el siglo 21. LO QUE NOS QUEDA POR CAMBIAR!!! hay mucho que hacer aún porque seguimos viviendo en un maldito mundo machista hecho por y para hombres. Empecemos a luchar ya por un CAMBIO.

maria

maria dijo

¡¡POR DIOS!!
esto es un atropello completamente contra la dignidad integral de una mujer, les da miedo que una ¿mujer los supere? ¿es eso? por eso el trato tan inhumano que vergüenza de seres MUJERES DEBERÍAN REVOLUCIONARSE USTEDES NO SON ANIMAL MERECEN TRATOS DE REINAS NO DE PERROS
P.D no soy feminista, soy realista

Maria Pg

Maria Pg dijo

hasta donde les llega el miedo de que una mujer pueda mas que ustedes hasta donde el trato a un ser como animal es que ni los animales se merecen malos tratos
BASTARDOS!!!

alex

alex dijo

ahora es alrevez en latinoamerica estamos siendo maltratados y humillados los hombres

luis gonzalo huerta aviles

luis gonzalo huerta aviles dijo

pues para mi esto esta mal por que todos bedemos de tener los mismos derechos tanto sea como mujeres como hombres por que soms seres humanos

monica

monica dijo

son unos estupidos abusivos y cobardes abusan de su fuerza para maltratar a la mujer y asi sentirse superiores tienen la autoestima por los suelos y con esto demuestran su superioridad que mediocres y poco hombres son lo que llevan puesto bajo los pantalones les queda muy pequeño infelices ..........

sara

sara dijo

Que tal estos hombres, tienen que ser ....no encuentro el apelativo para denominarlos pero si son demonios disfrazados de hombres nacieron de una mujer? no lo creo los engendro el mismo demonio y ellos tendrán que quemarse en los mismos infiernos. Van a pagar y sabrán y sentirá mas o igual que estas pobres mujeres.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Antonio Pampliega Rodríguez

Un mundo en guerra

Soy un joven periodista español que desde hace poco tiempo se dedica a recorrer un mundo en guerra... Desde esta tribuna quiero enseñaros ese 'otro' mundo que también existe y donde la línea que separa la vida y la muerte se rige a golpe de kalashnikov...

Acompáñeme a ese 'otro' mundo que apenas tiene cabida en los medios de Comunicación y del que el ciudadano medio desconoce casi todo. Un profesor universitario me dijo un vez "La duración de un conflicto está marcada por el interés de los medios de comunicación; una vez hayan perdido el interés se acabó el conflicto"... Desde aquí queremos dar cabida a todos esos conflictos olvidados y rescatar del olvido a todos los que sufren en él.

ver perfil »

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):