27 Nov 2009

EEUU no firmará el Tratado contra las minas antipersona

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 27 Nov 2009 - URL Permanente

Las minas antipersona son el testimonio más cruento de una guerra. Son la historia latente de un conflicto, el testigo mudo del pasado y un recuerdo que nunca se podrá olvidar… Su carga mortífera permanece oculta en el corazón de la tierra a la espera de morder a su víctima y de cambiar su vida para siempre. Las balas y las bombas matan a más gente pero las minas antipersona asustan mucho más que un pedazo de metal capaz de segarte la vida en un instante. En el mundo hay millones de estos testimonios vivos que hablan de guerras y de odios irracionales entre los seres humanos… Un testigo, que por el momento, no desaparecerá de las guerras y continuará haciendo estragos años después de acabados los conflictos.

Así lo ha dejado claro Estados Unidos ratificando que no firmará el tratado por el que se abogaba por la destrucción total de su arsenal militar de minas antipersona. “La Administración Obama valoró la posibilidad de revisar nuestra política en este sentido, pero hemos decidido dejarla como está. Estados Unidos no sería capaz de asegurar nuestra propia defensa o de cumplir con nuestros compromisos con los países aliados si firmamos una convención para dejar de usarlas”. Así de rotundo se mostraba Ian Kelly, portavoz del Departamento de Estado.

Esas minas antipersona siegan la vida, cada año, a más de 20.000 personas. Es un arma intimidatoria porque no se ve pero las consecuencias son devastadoras. Son muy baratas de colocar y muy costosas de destruir… Motivo más que suficiente para que a nadie le interese destruirlas.

La posición de Estados Unidos a firmar el tratado no deja de ser, cuando menos curiosa, porque desde 1993 lleva contribuyendo a la eliminación de todas las minas del mundo… ¿su reticencia a firmar el tratado qué intereses oculta? Sencillo, sus principales aliados utilizan las minas antipersona a diario y firmar el tratado sería dejarlos solos frente a la comunidad internacional. Según publica la ONG Human Rights Watch Estados Unidos no ha usad, producido o exportado minas antipersona desde 1997. Bill Clinto, entonces presidente norteamericano, prometió firmar el tratado en el que se prohibia su utilización en 2006; pero con la llegada de Bush a la Casa Blanca esa firma se paralizó.

Hasta el momento, un total de 156 países han rubricado el tratado; aunque aún quedan 37 países- las primeras potencias armamentísticas del mundo- que no han firmado el acuerdo, ni lo firmaran, pero han hecho saber que lo respetan y lo consideran un enorme progreso en la lucha contra este armamento, el cuál piensan seguir utilizando impunemente.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Oct 2008

Arabia Saudí ejecuta a dos personas a la semana

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 16 Oct 2008 - URL Permanente

En pleno siglo XXI, la pena de muerte sigue estando de máxima actualidad en un sinfín de países. El modo de ajusticiar a los reos es bien distinto dependiendo del país. En China les ejecutan de un disparo en la cabeza, en Irán o Arabia Saudí los ahorcan, en Estados Unidos los fríen en la silla eléctrica. Cuatro países, tres formas de ejecutar totalmente distinta pero un mismo propósito… El ojo por ojo llevado a su máximo exponente. Aunque en el caso de China y los dos países islámicos, este ojo por ojo tiene algunas pegas… En el gigante asiático pueden ejecutarte por ser opositor al régimen comunista y en Arabia Saudí e Irán, puedes ser ajusticiado por el mero hecho de ser homosexual. De hecho, este colectivo es uno de los más castigados…

Según los datos que ha facilitado Amnistía Internacional (AI) Arabia Saudí (aliado estratégico de Estados Unidos, no lo olvidemos) ejecuta una media de 2,4 personas a la semana. Y desde enero hasta septiembre un total de 71 personas han sido ejecutadas. La ONG, que hizo público un informe este pasado martes, ha detectado un gran incremento en las ejecuciones realizadas en el país saudí; que es junto con China e Irán uno de los países que más aplican la pena de muerte.

Según la organización no gubernamental asegura que entre los reos había mujeres y menores de 18 años; de hecho Arabia Saudí es, junto con Irán y Yemen, el único país del mundo que condena a muerte a menores de edad, a pesar de que el Derecho Internacional lo prohíbe. Durante 2007, el estado islámico ejecutó a más de 150 personas por las 40 que ajustició en 2006; por lo que el aumento es considerable.

Según el informe presentado por esta ONG, en los últimos 23 años el país islámico ha ejecutado a un total de 830 personas. Casi la mitad de los reos eran inmigrantes que procedían de países como Pakistán, Yemen o Nigeria, “algo desproporcionado y discriminatorio” a ojos de Amnistía Internacional.

Como en la mayoría de países donde se aplica la pena de muerte, los reos proceden de los estratos sociales más bajos. Los grupos étnicos y las personas que carecen de familia son los más proclives a pasar por el patíbulo. Además, la falta de dinero y de conexiones con figuras influyentes son motivos más que suficientes para que el reo no pueda alcanzar el indulto.

Además, las condenas a muerte se llevan a cabo tras procesos judiciales secretos e injustos donde el reo no tiene ni la posibilidad de defenderse de las acusaciones. Incluso, se puede dar el caso (sobre todo en inmigrantes) que no saben que han sido condenados a muerte hasta la misma mañana de la ejecución. Además, en muchos casos se utiliza la decapitación pública para terminar con la vida del condenado y que, en ocasiones, se procede a crucificar los cuerpos para que el resto de la población tome buena nota de lo que les espera si vulneran la ley.

Amnistía Internacional se queja de que, en un clima internacional propicio para la abolición de la pena de muerte, Arabia Saudí se oponga incluso hasta a reducir el número de ejecuciones.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Oct 2008

"Hay que negociar con los terroristas"

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 10 Oct 2008 - URL Permanente

“Hay que hablar con todo el mundo, en particular con los terroristas”, no, no… no se trata de Zapatero hablando de negociación con ETA; estas han sido las palabras de la ex senadora colombiana, Ingrid Betancourt, en el parlamento europeo. La mujer que estuvo en manos de la guerrilla colombiana de las FARC (Frente Armado Revolucionario de Colombia) durante seis años. Sí, sí… las misma mujer (reciente Premio Príncipe de Asturias de la Concordia) que tras su liberación dio una charla en la fundación FAES, presidida por el ex presidente del Gobierno, José María Aznar. Supongo que los gerifaltes del PP (que se llenaron la boca llamando traidor a Zapatero por negociar con los terroristas) saldrán ahora en fila arremetiendo contra Betancourt o se esconderán en su madriguera con la cabeza entre las piernas para que la ‘avalancha’ no les salpique.

Ingrid Betancourt, rehén durante seis años (no lo olvidemos), estaría dispuesta a sentarse en una mesa a dialogar con los mimos hombres que le robaron seis años de su vida. Seis años de la infancia de sus hijos, infancia que nadie le va a devolver… Esta mujer habla de negociar con terroristas, mientras en la calle Génova se rasgan las vestiduras por sentarnos a negociar con los de las chapelas… ¡manda huevos! Esperemos que alguien contradiga a una rehén; que la llame traidora, que la insulte y la defenestre… porque ¿ella que sabrá lo que se siente? Está discriminando a las víctimas… ¿Dónde está el Alcaraz? ¿ Pagazaurtundúa? ¿Rosa Díez? ¿Rajoy, Aznar, Acebes, Zaplana? Y los miles y miles de millones de españoles que se manifestaban por las calles de Madrid pidiendo el NO de la negociación… ¿dónde están ahora?

Sí, hay que negociar, hay que negociar, hay que negociar", volvió a responder Ingrid Betancourt cuando le preguntaron si se debía negociar con ETA. Más de uno debe de estar jurando en arameo por llevar a las FAES a una persona que apoyaría la negociación con ETA. Pero la cosa no queda ahí… El general David Petraeus, el máximo responsable de Estados Unidos en Afganistán (antes estuvo en Irak) ha declarado que se sentará a negociar con los talibanes (que son terroristas y trabajan con Al Qaeda). TE-RRO-RIS-TAS, no lo olvidemos nunca. Pues los americanos, cansados de que sigan muriendo sus soldados se sentarán a negociar con quien haga falta. ¿Petraeus es un traidor? Traidores son los que se lucran en nombre de las víctimas, los que se ponen delante de las manifestaciones, portando las pancartas y luego se sientan a negociar con los de las chapelas. Espero que Rajoy tenga la decencia de pedir perdón a aquellos españoles que pensamos que la negociación es el único camino hacia la paz en el País Vasco.

"Hay que negociar con los terroristas, primero porque es el mejor modo de salvar vidas y segundo porque no hacerlo es justificar la barbarie y dejarles solos en su fanatismo", admitió la ex senadora. Lo que está ocurriendo en este país es para tomarse a risa, si no fuera porque los cobardes de ETA acaban de asesinar a un militar. ¿Traidor por salvar más vidas? Traidores ellos por hipócritas.

Los terroristas matan para conseguir un objetivo, hasta que no lo tengan no van a parar. No se van a levantar un día y van a decir “hoy no tengo ganas de seguir luchando, me rindo”, por Dios que llevan 50 años matando. Se ha negociado siempre… En Israel, en Irlanda, en Líbano… Siempre se ha dialogado con ellos. Porque los terroristas no atacan a objetivos gubernamentales (que también); ellos hacen más daño machacando a la población civil que son los indefensos, los que no tienen escolta, ni coche blindado… Negociar, siempre negociar… y cuando no se pueda negociar… SIEMPRE.

“Siempre que podamos, debamos hablar con ellos”, finalizó Betancourt. Espero que las palabras de esta mujer no caigan en saco roto y las conciencias de los gurús de la información y de las ondas, de los cerebros pensantes de la calle Génova, de todos los que abogan por no negociar, se lo piensen ahora dos veces. ETA sólo se acabará cuando nos sentemos con ellos a negociar… y a negociar bien.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Jul 2008

La policia marroquí acusada de torturas

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 01 Jul 2008 - URL Permanente

Noche cerrada en Ifni. Un estrepitoso ruido despierta a los habitantes de la casa. Media docena de policías irrumpen en el interior de la vivienda, sin orden judicial (por supuesto), se llevan todos los objetos de valor (ordenadores, móviles, dinero, …). Tras el escrupuloso registro conducen a los inquilinos de la vivienda a la comisaría, donde les desnudan (por completo) y comienza un intensivo interrogatorio. Esto no es ficción, ni parte de una novela policiaca. Esto ocurrió en la vecina Marruecos a una mujer llamada Naima Boufim que ha narrado su experiencia en el semanario marroquí El Michaal.

Tres semanas después de la ‘reconquista’ de la ciudad marroquí de Ifni (770 kilómetros al sur de Rabat) la brutalidad empleada por los agentes de la policía continúan poniendo en entre dicho la intervención. El 7 de junio, los cuerpos de seguridad del Estado asaltaron la ciudad para poner fin al bloqueo del puerto pesquero de la localidad. Un grupo de jóvenes exigían a las autoridades marroquíes que acabaran con la marginación que sufre la ciudad.

Chakib Benmoussa, ministro del interior, recalcó que la policía no tuvo otra opción tras el fracaso de la vía ‘diplomática’. El balance oficial deja un total de 48 heridos (más de la mitad son policías) y 188 detenidos (sólo 11 han sido puestos en libertad). Tres semanas después siguen denunciándose la brutalidad empleada por la policía y las torturas que siguen sufriendo lo casi cien presos que siguen en prisión. La Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos sostuvo en Rabat que había casos, constatados, de tortura.

Además, el Centro Marroquí de Derechos Humanos (CMDH), una asociación con connotaciones islamistas, ha denunciado violaciones e incluso ha aportado testimonios que hablan de cadáveres en el interior de las comisarías. La avalancha de denuncias ha obligado al Gobierno alauita a aceptar (por tercera vez en su historia) la creación de una comisión de investigación. El Ejecutivo quiere pasar página cuanto antes y ha permitido una marcha pacífica que tiene previsto reunir a unas 10.000 personas en la ciudad de Ifni.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Jun 2008

37 millones de vidas rotas

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 22 Jun 2008 - URL Permanente

La luna se mantenía oculta tras las amenazadoras nubes negras. Mientras, la lluvia arreciaba con fuerza sobre el pequeño poblado. El agua resbalaba sobre los frágiles tejados de paja para caer sobre la tierra, convertida ahora en barro. La madre cocía pan en el horno mientras su esposo jugaba con el pequeño Richard. Hoy, debido a la intensa lluvia, no había tenido que ir a la mina a trabajar y había dedicado todo el tiempo a estar con su único hijo. El pequeño Richard, de siete años, reía a carcajadas mientras su progenitor le hacía cosquillas por todo el cuerpo.

Un gusano de luz iluminó el oscuro cielo de este pequeño poblado de Sierra Leona. Fuera, en la calle, se escucharon algunos gritos apagados nuevamente por otro trueno. Un par de golpes secos apagaron las risas del pequeño. Estaban llamando a la puerta ¿Quién sería a estas horas? Su padre se levantó y abrió la puerta. En el umbral, un hombre alto y con uniforme del ejército se mantenía oculto por las sombras.

Los gritos eran ahora mucho más evidentes. El soldado agarró al padre por el cuello y lo lanzó fuera de la casa. El barró le cubrió la cara. En la calle, otros tres soldados esperaban a su compañero. Entre los cuatro levantaron al padre en volandas y lo colocaron en una fila donde estaban el resto de hombres del poblado, mientras las mujeres lloraban desesperadas.

El pequeño Richard salió de la casa. Mientras su madre lloraba en silencio en el interior. El agua resbalaba por el rostro del pequeño. Se acercó a buscar a su padre entre los presos. Pero un soldado armado con un Kalashnikov le golpeó en el rostro con la culata del arma. El niño cayó al suelo. Notó como la sangre se le mezclaba con la saliva. Se limpió lo mejor que pudo y volvió a buscar a su padre. Lo encontró. Estaba junto con otros 10 hombres de la aldea, todos en fila delante de media docena de soldados. El niño no comprendía lo que estaba ocurriendo. Los soldados apuntaron y en la noche estalló un estruendo. Los hombres cayeron al suelo, inertes. Richard se acercó hasta donde estaba el cuerpo sin vida de su padre. La sangre aún le brotaba del pecho…

Un hombre alto, cubierto con una boina de color rojo y con varios galones en el uniforme se acercó hasta él y contempló la escena con curiosidad. Se arrodilló junto al pequeño, que estaba llorando sobre el cuerpo de su padre, y esbozó una sonrisa. Le agarró por el pecho y mirándole a los ojos le dijo: “Tu padre cometió el terrible error de apostar por el caballo ganador. Y tú, para no volver a comerte su mismo error te dejaremos marcado este día para que no se te olvidé el resto de tu vida”.

Con un gesto con la cabeza, el oficial llamó a dos subordinados que cogieron al niño y lo colocaron sobre tronco de madera. El oficial sacó un machete de su funda. Richard miró el frío acero con un terror que le heló la sangre. La luna, que se había zafado de las nubes negras iluminó el filo… Un golpe secó, seguido de un terrible chillido resonaron en la aldea. Richard no podía aguantar el dolor que le atenazaba el brazo… ¿Por qué aquellos hombres les estaban haciendo eso? ¿Por qué? El oficial sonreía mientras limpiaba la sangre de su machete…

A la mañana siguiente. En el lodazal de barro y sangre que se había convertido la aldea, continuaban los cuerpos de los hombres. Richard y su madre, cogieron sus pocas pertenencias y tras un último vistazo al cuerpo de su marido y su padre, se marcharon junto con el resto de mujeres de la aldea.

La historia de Richard es sólo fruto de mi imaginación. Pero esta escena se repitió durante años en cualquier parte de Sierra Leona. Una noche un grupo de soldados rebeldes atacan a una aldea y exterminan a sus habitantes y los que quedan con vida se ven obligados a huir… Hoy en todo el mundo hay 37 millones de vidas rotas, 37 millones de tragedias… El Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) señala que en el mundo hay 37 millones de refugiados y desplazados. En el último año la cifra se ha incrementado en casi 4 millones de personas.

Los conflictos armados suponen el principal problema y debido a ellos hay cientos de miles de personas que se ven obligados a abandonar sus hogares para salvar su vida y la de su familia. África, nuevamente, se lleva la palma. El continente negro se convierte en una boya a la deriva. Un continente salpicado por multitud de conflictos que ocasionan millones de desplazados y refugiados. Como escribió el periodista polaco Ryszard Kapusckinski en el prólogo de su libro Ébano: “África no existe”.

Somalia, Darfur, Sudán, Irak, los territorios palestinos, Sudán y Chad son, según el informe de ACNUR los centros neurálgicos del terror y los que mayor número de desplazados registra. Pero es Somalia el que se ha convertido en el ‘referente’. Un país ingobernable donde los señores de la guerra hacen su agosto vendiendo armas de contrabando a diestro y siniestro. Luego nos preguntamos porque vienen cientos de miles de subsaharianos en cayuco… Para olvidar el olor que producen los cuerpos en descomposición… El olor de la muerte se te pega al cuerpo y luego no te puedes desprender de él.

Mientras, Europa y el resto del mundo miran hacia otro lado y se acuerdan de África cuando buscan un viaje idílico de luna de miel y deciden irse a Kenia y Tanzania de safari. O cuando se ponen en el dedo un diamante, les importa muy poco que procedencia tienen o si los beneficios van a ir destinados a la compra de armas (conocidos como los Diamantes de Sangre). De hecho, esta noticia pasará inadvertida por culpa del congreso de los Populares o por la Eurocopa de fútbol…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05 Jun 2008

La Plaza de Tiananmen y La doble moral de los Estados Unidos

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 05 Jun 2008 - URL Permanente

Todos, por muy jóvenes que seamos, tenemos grabada en nuestra retina una imagen inmortal. Un joven manifestante, plantado en la plaza de Tiananmen (China), haciendo frente a una compañía de tanques que se dirigían a la plaza, desde la Larga Avenida de la Paz, para sofocar una supuesta manifestación contra el régimen comunista chino. Ese joven pasará a la historia como un claro ejemplo de tenacidad y de lucha contra un régimen establecido e impuesto. Esa imagen cumplió ayer 19 años.

Pero lo que se suponía que iba a ser un día festivo donde los estudiantes y los intelectuales chinos iban a expresar a viva voz su oposición a un régimen arcaico y totalitario se convirtió en la matanza más sangrienta en China desde la guerra civil que asoló el gigante asiático. Se calcula que entre 400 y 2.000 personas perdieron la vida esa jornada que se calificó como ‘el incidente del 4 de julio’. Durante la celebración de esta ‘manifestación’ algunos de los allí presentes radicalizaron las protestas y se enfrentaron a la polícia y al ejército que tenía sitiada la plaza de Tiananmen. Zhao Ziyang, por aquel entonces secretario General del Partido Comunista, llegó a reunirse con los estudiantes y les mostró su apoyo, pero finalmente se aplicó la línea dura del partido, impulsada por el primer ministro Li Peng.

Casi dos décadas después de aquella atrocidad cometida, con total impunidad, por el gobierno chino, alrededor de 200 personas siguen en prisión. Este año, debido a que el Pekín acogerá los Juegos Olímpicos, el encarcelamiento de estos presos ha tenido un mayor eco internacional. Y la comunidad internacional ha pedido al gobierno chino que los deje en libertad demostrando así un aperturismo que sería muy bien acogido y cerrando de esta forma una de sus páginas más negras.

China es uno de los países que mayor impunidad tienen a nivel internacional y eso es algo que se va acrecentado con los años. Pero lo curioso de esta situación es la peteción de Estados Unidos, a través del portavoz del Departamento de Estado (Sean McCormack) donde afirmó: “ha tenido tiempo de sobra (por China) para dar información completa sobre miles de muertos, detenidos y desaparecidos. China podría reemplazar la imagen de aquel hombre bloqueando la entrada de los tanques a la plaza con otra en la que se vea la liberación de los prisiones de Tiananmen”.

Resulta curioso, por lo menos para mi, que sea Estados Unidos el que ponga el grito en el cielo porque un país como China tiene encarcelados a cientos de presos después de 19 años. Ellos han alzado el dedo acusador, como tienen la mala costumbre de hacer tan amenudo, para erigirse como los abanderados de la libertad y de los Derechos Humanos… Pero como dice un pasaje de la Biblia: “No juzgues, sino quieres ser juzgado”. Y ese es el error que han comentido los norteamericanos.

La organización Reprieve ha denunciado que Estados Unidos utiliza 15 barcos que hacen las veces de ‘cárceles flotantes’ que están repartidas entorno a la isla británica de Diego García. Vaya, resulta que los defensores del mundo, tienen que mirarse más a menudo el ombligo o incluso ser más humildes. Porque todo acaba saliendo a la luz. Además, sorprende que un país que tiene recluidos a un número indeterminado de presos recluidos en Guantánamo sea el que se atreva a alzar la voz.

Guantánamo es el nuevo Auschiwitz. Estados Unidos, bajo la impunidad que le ofrece su posición privilegiada, puede permitirse el lujo de tener a presos a los que no se les acusa de ningún delito en concreto. Bajo ‘la amenaza terrorista’ tienen la impunidad de apresar a la gente y retenerlos durante el tiempo que consideren oportuno. Siete años después de la creación de la cárcel de Guantánamo. Nadie sabe a ciencia cierta cuántos presos hay, quiénes son y de qué se les acusa… Por no hablar de los juicios justos…

Así son los americanos, los amos del mundo. Hacen las cosas al margen de la ley y su poder armamentístico merma el valor de sus opositores. No hay nadie que se atreva a plantarles cara, salvo Irán pero por otros motivos y quizás China por su poder nuclear. Eel resto prefiere reírle las gracias a George W. Bush para no despertar demasiado recelo.

Bajo esta impunidad, se calcula que al menos 80.000 personas pueden haber pasado por las ‘cárceles flotantes’. 80.000 personas, puede sonar frío (como cualquier cifra) pero son muchas las personas que han sido porturadas o interrogadas a la fuerza. Pero lo grave no queda aquí. Los prisioneros son enviados a posteriori a cárceles ubicadas en terceros países como: Tailandia, Afganistán, Polonía, Rumanía, Marruecos, Jordania, Siria, Egipto o Yibuti… Vaya, ¿entonces los árabes no eran el enemigo del mundo? ¿Por qué utiliazan sus cárceles para guardar su basura? Curioso…

Tanto los presos de Tiananmen como los prisioneros que pasan por el ‘sistema’ norteamericano merecen todos nuestros respetos y es positivo para que los Derechos Humanos se cumplan que países alcen la voz para denunciar estas injusticias, pero por favor no acusemos al vecino para denunciar algo que también estamos haciendo nosotros. Esta es la doble moral de los estadounidenses. Ellos pueden acusar pero que nadie hable de lo que sucede en su casa… Qué pena que ellos no se den cuenta de esto… Esperemos que Obama cambie esto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 May 2008

¿Derechos Humanos?

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 29 May 2008 - URL Permanente

Cuando nos referimos al término Derechos Humanos, lo primero que se nos viene la cabeza es algo parecido a esto. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Sobre el papel suena muy bonito pero a la hora de llevarlo a la práctica la cosa cambia.

La ONG Amnistía Internacional ha hecho público su informe, que coincide con el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Y sus datos tiran por tierra cualquier idea preconcebida de lo que conocemos como DH. Un dato, sólo uno, pero demoledor. Según este informe en la primera mitad del año 2007, sólo en Egipto, 259 mujeres murieron a manos de sus familiares y otras dos fueron violadas cada hora. Los números son siempre fríos, son simples estadísticas que están muy bien para reflejar datos que podremos mostrarlos en el futuro.

Pero la situación del mundo está peor de lo que reflejan esos datos. Aún en el siglo XXI, la esclavitud continúa vigente. En países como Irak, la gente huye de los cascos urbanos por temor a atentados suicidas y se refugian en las casas de la gente pudiente (en barrios como por ejemplo en Al Mansur en Bagdad, cerca de la embajada de España), donde el único salario que reciben a cambio de vigilar sus casas y protegerlas de posibles ladrones es sólo un techo. ¡Un techo! Por lo que obligan a las familias a tener que buscar otra vía alternativa para poder sobrevivir y no morir de inanición. Pero no cometáis el error de pensar que estas familias tinen derecho a resguardarse del frío dentro de la casa o de poder utilizar un aseso de servicio. ¡No! Estas pobres familias viven en chabolas, levantadas por ellos en un pedazo del jardín, en el mejor de los casos. Yo me pregunto ¿De qué Derechos Humanos estamos hablando?

En África, se secuestran a niños para utilizarlos como soldados. Y la primera prueba de su iniciación es acabar con la vida de sus padres, para saber si ese muchacho tiene el valor de apretar el gatillo y acabar con la vida de su ser querido. Una vez disparado, se convierten en máquinas de matar, sin escrúpulos y sin remordimientos. Los mejores soldados posibles. No vacilan y no tienen miedo.

Este informe que ve la luz, abarca 150 países y territorios. Y se puede leer en él que en, al menos, 81 países se infligen torturas o malos tratos a personas, en 54 se las somete a juicios sin garantías y en 77 no pueden hablar con libertad. Después de leer esto, ¿todavía podemos hablar de Derechos Humanos? Yo creo que ese término no existe. Es un término inventado por los ‘hombres blancos’ (incluyo a los países más ricos del mundo) para limpiar sus conciencias una vez al año reuniéndose para proponer buenas acciones que jamás se llevarán a cabo.

Tras las reuniones, todo son buenas palabras. “No apretaremos más las tuercas a los palestinos que viven en Gaza”, “No torturaremos a los prisiones de Guantánamo y los someteremos a juicios justos”, “No lapidaremos a nuestras mujeres por haber cometido adulterio”, “No realizaremos la ablación a nuestras hijas”….. No, no, no… siempre el mismo monosílabo y siempre la misma promesa incumplida.

Os aseguro, porque lo he visto con mis propios ojos cuando estuve en Irak. Que allí, la gente de a pie, no hablan de Derechos Humanos, y tampoco les importan. Allí sólo se preocupan por sobrevivir un día más en las puertas del infierno. Se preguntan que hace la ONU por ellos, mientras los americanos recorren las calles de sus ciudades con los Humvees. La gente ha dejado de creer en las promesas del prójimo y se aferra a otras cosas, como la religión. Ese es uno de los puntos que están llevando a la gente de Irak a aferrarse al islamismo más radical, ya que son los únicos que apuestan por ellos…

Pero lo que debemos ser conscientes de ello, es que no sólo los países tercermundistas o subdesarrollados obvian los derechos humanos. Estados Unidos, gran adalid de la libertad y de la lucha contra el terrorismo; tiene la cárcel ilegal más famosa del mundo. Un territorio vetado para todo aquel que no sea militar o que no lleve un ‘pijama’ naranja y una bolsa negra cubriéndole la cabeza. ¿Cómo se puede abanderar la lucha con el ‘mal’ si primero no te miras en el ombligo? Al igual que Estados Unidos, me puedo referir a China, Irán o incluso Rusia.

Las desigualdades, la injusticia, la sumisión e incluso la esclavitud son términos que están marcados a fuego en nuestro código genético. El ser humano es malo por naturaleza, algunos más que otros, pero es muy difícil hacer cambiar a alguien. El problema es que nadie se ha planteado el problema seriamente, ni tiene intención de hacer nada al respecto, porque no sabemos que nos deparará el futuro y lo que hoy utilizamos para acatar a otro, puede que lo acabemos utilizando nosotros mismos. “El hombre es le peor animal que ha pisado la tierra”, y no hay mayor verdad que esa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Antonio Pampliega Rodríguez

Un mundo en guerra

Soy un joven periodista español que desde hace poco tiempo se dedica a recorrer un mundo en guerra... Desde esta tribuna quiero enseñaros ese 'otro' mundo que también existe y donde la línea que separa la vida y la muerte se rige a golpe de kalashnikov...

Acompáñeme a ese 'otro' mundo que apenas tiene cabida en los medios de Comunicación y del que el ciudadano medio desconoce casi todo. Un profesor universitario me dijo un vez "La duración de un conflicto está marcada por el interés de los medios de comunicación; una vez hayan perdido el interés se acabó el conflicto"... Desde aquí queremos dar cabida a todos esos conflictos olvidados y rescatar del olvido a todos los que sufren en él.

ver perfil »

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):