28 Oct 2009

Octubre sangriento para Estados Unidos en Afganistán

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 28 Oct 2009 - URL Permanente

Mientras Barack Obama, presidente de Estados Unidos, recibirá el próximo 10 de diciembre en Oslo el premio nobel de ‘las buenas intenciones’ sus soldados caen como moscas en el sin sentido que se ha convertido la guerra de Afganistán. Sin una estrategia claramente definida en el país centroasiático y con la iniciativa en el conflicto perdida a manos de los talibán; las bolsas negras continúan albergando los cuerpos de los soldados estadounidenses que mueren diariamente- dos al día.

Cada día que pasa la Administración Obama ve como la guerra parece muy difícil de ganar y sus progresos son más bien escasos. Tras la operación ‘espadazo’ que comenzó en verano se presuponía un cambio de rumbo en Afganistán pero no ha cambiado nada. En accidente de helicóptero, en el cuerpo a cuerpo, mientras patrullan por el país… Da igual la forma pero el fin es el mismo, bajas y bajas. En el mes de octubre han perdido la vida 55 soldados norteamericanos convirtiéndose, de esta manera, en el mes más sangriento desde el inicio de la guerra- la marca está todavía muy lejos de la registrada en 2004 durante la guerra de Irak con un total de 137 bajas en las filas norteamericanas… Pero la cifra es sintomática de que algo se está haciendo mal en Afganistán.

Pero además, otro síntoma que debería poner en sobre aviso a los norteamericanos: llevan ocho años en Afganistán y no han conseguido nada- los rusos se marcharon del país tras una década de infructuosos combates contra los afganos- que no talibán. Obama continúa pidiendo paciencia y en su última comparecencia en Jacksonville. “No me voy a precipitar”, afirmó. Pero esa precipitación puede ser la diferencia entre la victoria y la derrota y Obama sabe que tiene que tomar una decisión lo antes posible, sobre todo, después de que el general McChrystal- máximo responsable de las tropas de Estados Unidos en Afganistán- le pidiese un contingente de 40.000 nuevos soldados para dar un giro radical a la situación.

Pero mandar 40.000 nuevos soldados es una decisión complicada para el nobel ‘de las buenas intenciones’. Sobre todo observando la situación del país… En lo que va de año han caído en combate 267 soldados estadounidenses. Si el nuevo contingente que le ha solicitado McChrystal no encauza la situación… Afganistán puede acabar convirtiéndose en la tumba política de Barack Obama.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Oct 2009

Habrá segunda vuelta electoral en Afganistán, en noviembre

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 20 Oct 2009 - URL Permanente

Los afganos ¿volverán? a acudir a las urnas el próximo siete de noviembre. Hamid Karzai, presidente de Afganistán, no ha tenido más remedio que admitir el fraude electoral de las pasadas elecciones y que le dieron la victoria por una amplísima mayoría. La ONU ha dado un severo tirón de orejas al actual presidente afgano que se mostraba muy reacio a la celebración de una segunda vuelta electoral, pero no le ha quedado más remedio que dar su brazo a torcer después de que la Comisión de Quejas Electorales, bajo el patrocinio de Naciones Unidas, haya argumentado que “existen pruebas claras y convincentes de fraude en los sufragios del pasado 20 de agosto”. Karzai, en rueda de prensa, se ha mostrado favorable a la disputa de una segunda vuelta con su principal rival, Abdulá Abdulá. “Creemos que la decisión de la Comisión es legítima, legal y constitucional y es un camino hacia la futura democratización de Afganistán”, ha sentenciado el actual presidente del país.

Tras un nuevo recuento por parte de la Comisión los resultado que daban la victoria a Karzai descendieron drásticamente del 54,6% al actual 48,3%; lo que obliga- por estar por debajo del 50% que da la posibilidad de una reelección automática- a convocar la segunda vuelta electoral. De esta forma se dan por buenos los informes que hablaban sobre un fraude masivo en las provincias afines de Karzai.

Esta segunda vuelta electoral deja muchas preguntas en el aire… La principal ¿los afganos volverán a arriesgarse a acudir a las urnas después de los castigos infringidos por los talibán a los que osaron acudir el 20 de agosto? Pero además, al miedo, los afganos deberán luchar contra el infernal frío que asola el país. En noviembre, muchas regiones de Afganistán estarán aisladas por las intensas nevadas lo que les impedirá acudir a sus respectivos colegios electorales… Pero, posiblemente la más importante, qué pensarán los afganos que jamás han conocido la democracia de tener que acudir nuevamente a votar porque ha habido un fraude masivo. La democracia no está arraigando en Afganistán y el auge de los talibán augura malos tiempos para el país y para la reciente democracia… Es posible que estás sean las últimas elecciones que conozca el país centroasiático.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Oct 2009

Afganistán: Un agujero sin salida

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 10 Oct 2009 - URL Permanente

Cuando las bombas norteamericanas comenzaron a asolar las áridas tierras afganas el siete de octubre de 2001 en lo que se denominó ‘Operación Libertad Duradera’ el mundo apenas sabía ubicar en el mapa Afganistán y la palabra talibán sonaba demasiado lejana. Las imágenes del impetuoso despliegue de tropas norteamericanas en el país centroasiático dieron la vuelta al mundo y, una vez más, Estados Unidos demostró su capacidad ofensiva con una victoria sin paliativos ante un enemigo mal preparado, mal organizado y que corrió a refugiarse a las montañas de Tora Bora donde presentaron tímidas batallas en forma de pequeñas escaramuzas pero sin buscar el combate en campo abierto donde eran aplastados, sin contemplaciones, por la maquinaria armamentística del ejército más poderoso del mundo… Estados Unidos había alcanzado la excelencia en el noble arte de la guerra.

Esa imagen idílica de victoria total sólo fue un espejismo. Hoy, ocho años después del inicio de la guerra la realidad es bien distinta. Los talibán tienen en su poder el 80% de Afganistán y los 65.000 soldados que tiene la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad) desplegados en el país asiático son insuficientes para lograr una victoria que comienza a presentarse como una quimera. En un informe entregado el pasado 30 de agosto el general Stanley McChrystal, máxima autoridad militar estadounidense en Afganistán, advertía a la Casa Blanca que la victoria en el país pasaba por el envío de nuevos soldados. “Si no se envían más tropas el próximo año, la guerra, con toda probabilidad, terminará en una derrota”… Ese lejano siete de octubre de 2001 se comenzó a perder la guerra en Afganistán.

En Afganistán no hay victoria posible. La extinta Unión Soviética tardó una década (1979-1989) en comprenderlo y la OTAN lleva ocho años empantanada en un conflicto al que no ven una salida clara y donde los aliados comienzan a plantearse una inminente salida del país- Francia y Alemania ya han expresado públicamente su deseo de marcharse de Afganistán; por su parte, Canadá ha anunciado que en 2011 sacará a todos sus soldados del país centroasiático. Los aliados están inmersos en una guerra de desgaste ante un enemigo que conoce cada palmo de terreno y que luchará hasta su último aliento.

Un enemigo que ha sido educado en la rigurosidad de las Madrazas (escuelas coránicas) paquistaníes y al que se le ha inculcado como principal valor la guerra santa. Comenzaron a luchar cuando eran prácticamente niños y no conocen otra cosa que la guerra. Dividen el mundo entre los musulmanes y los infieles; los afganos y los extranjeros… Su pensamiento es tan simplista como respetado por el pueblo afgano que comparte este ideario. Su mundo está consagrado a la lucha contra el infiel, contra el extranjero, contra el invasor. Su mundo es la guerra y están preparados para dar la vida por defender ese mundo que en occidente se califica de arcaico. Los talibán no buscan explicarse ni justificar sus acciones ante nadie. “No somos terroristas de Al Qaeda. Nosotros estamos peleando por nuestros derechos. Si nosotros vamos a otros países y los invadimos, esa gente pelearía en nuestra contra y no podríamos calificarlos de terroristas” afirmaba el mulá Fateh Mohamed en una reciente entrevista concedida a Cuatro.

Afganistán es un país complejo e incomprensible para los occidentales, anclado en tradiciones ancestrales, donde conviven cinco etnias distintas que hablan cuatro dialectos diferentes. Donde no hay un sentimiento de nación única e indivisible; al contrario, las etnias rivalizan para poder controlar el, más que rentable, negocio del tráfico de drogas- Afganistán produce el 90% de la heroína y del opio que se consume en el mundo. La afgana es una sociedad de guerreros donde se ha llevado hasta el extremo la interpretación del Islam. Un mundo tribal donde sólo se respeta a los que luchan. Y las mujeres no luchan. “Todas las mujeres son despreciables, incluidas tu madre y tu hermana”, dice un dicho pastún. Un enemigo que no se plantea rendirse porque están aleccionados para dar la vida en el campo de batalla con la cabeza bien alta. Un enemigo tan incomprensible para los occidentales como invencible…

Con la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama se auguraba un cambio de estrategia en el país centroasiático pero hasta la fecha todos los esfuerzos han sido infructuosos. A principios de verano Estados Unidos se embarcó en la operación Khanjar (espadazo en árabe) con la que pretendía dar un giro a la situación haciéndose con el control de la provincia sureña de Helmand- bastión talibán donde se produce el opio que sirve para financiar la guerra. Pero la que ha sido la mayor ofensiva aliada en los últimos seis años de guerra no sólo no ha acabado con la insurgencia talibán sino que la ha fortalecido y ha convertido el sur del país en un paraíso talibán.

Un informe presentado esta semana por Estados Unidos desvela que la provincia sureña es cada vez más violenta, menos estable y menos segura (y los ataques por todo el país más frecuentes) que en ningún otro momento desde la caída de los talibán en 2001. Esta primavera, en comparación con la de 2008, la frecuencia de los ataques a las tropas aliadas ha sido extraordinariamente alta. El aumento de las bombas que se colocan en las carreteras fue de un 108%. Los afganos comienzan a expresar su desencanto con la presencia de tropas extranjeras en Afganistán y se empiezan a escuchar las primeras voces que claman por el regreso de los talibán.

Es indudable que los talibán están ganando apoyo popular. Los bombardeos aliados contra la población civil, la inseguridad o los atentados suicidas no están ayudando a las tropas extranjeras a granjearse la simpatía del pueblo afgano. Las imágenes de los cuerpos sin vida de mujeres y niños comienzan a pesar como una losa sobre las espaldas de los aliados. Por otro lado, en muchas zonas de Afganistán no han visto un soldado aliado en los ocho años de contienda y la guerra les queda muy lejos. Viven enclavados en la Edad Media, arando el campo con utensilios arcaicos y sin electricidad. En estas remotas aldeas afganas la insurgencia talibán equivale al Estado. Son ellos los que imparten orden y justicia; siempre con la brutalidad como seña de identidad. Jueces talibán recorren las provincias impartiendo justicia y dictan sentencia en cuestión de minutos.

Los talibán se empiezan a contar por cientos de miles en todo el país. Cada día son más fuertes y lo saben. Se mueven impunemente entre las provincias presentando batalla contra las tropas aliadas que no pueden hacer nada por controlar su avance. Sólo los norteamericanos les hacen frente, el resto de contingentes se refugia en sus bases y aguantan como pueden las acometidas de estos guerreros indomables. Tras ocho años de lucha los aliados sólo controlan la capital, Kabul, y los alrededores. El resto es talibán.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Oct 2009

Muere un soldado español en Afganistán en un atentado

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 07 Oct 2009 - URL Permanente

Las tropas españolas destinadas en Afganistán han sufrido un ataque que ha costado la vida a un soldado y ha causado heridas a otros cinco cuando el vehículo en el que viajaban ha sido alcanzado por “un artefacto explosivo improvisado”, ha confirmado el Ministerio de Defensa. El vehículo viajaba por una carretera cerca de la ciudad de Herat, donde España tiene establecida su base de operaciones.

El vehículo formaba parte de un sección que en esos momentos se encontraba realizando una patrulla de reconocimiento y seguridad, con la intención de desmantelar ‘check points’ ilegales en el distrito de Zarghum, al este de Herat. El camión habría pisado un IED (artefacto explosivo improvisado) que los terroristas habrían colocado en los márgenes de la carretera con el objetivo de hacer el máximo daño posible a los vehículos militares que circulan por esas carreteras.

La patrulla a la que pertenecía el vehículo estaba compuesta por nueve BMR, un VAMTAC y un camión de recuperación de vehículos. Según la nota de prensa hecha pública por Defensa, la patrulla tenía como misión principal “reconocer la zona y la desactivación de explosivos”.

La misión de Afganistán ha costado, hasta el momento, la vida de 90 militares. De los cuales 62 perecieron en el accidente del Yak-42 cuando regresaban a España y otros 17 perdieron la vida en el accidente del helicóptero Cougar.

Hace casi un año que España no sufría una baja entre sus soldados desplegados en Afganistán. El pasado 10 de noviembre fallecieron dos soldados tras un atentado suicidad en la provincia de Herat. El ataque se produjo en el distrito de Shindad- uno de los más peligrosos de toda la provincia- cuando un terrorista suicida que conducía una camioneta repleta de explosivos envistió uno de los vehículos españoles acabando con la vida de los dos militares.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Sep 2009

Un atentado suicida en Kabul acaba con la vida de seis soldados italianos

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 17 Sep 2009 - URL Permanente

Continúa la sangría de cadáveres entre las tropas aliadas desplegadas en Afganistán. En esta ocasión serán los italianos los que deberán recibir con todos los honores a seis de sus compatriotas caídos en un atentado, que también costó la vida a diez civiles afganos, reivindicado por los talibán. ¿Cuántos muertos más podrán soportar los gobiernos aliados antes de mandar regresar a las tropas? Alemania y Francia han sido los primeros miembros de la ISAF en dar un golpe de autoridad para comenzar a poner plazos a la retirada de las tropas despegadas en el país del opio… Pero, ¿cuánto tiempo tardarán el resto de aliados en darse cuenta que Afganistán no tiene salida? Por lo menos, no una salida victoriosa… Se dieron cuenta los británicos en el siglo XIX, y los rusos a finales del XX… En pleno siglo XXI será el mundo el que deba entender que no se puede vencer a quienes sólo conocen la guerra como forma de vida. Pero la pregunta que queda en el aire es: ¿Qué pasará con todos aquellos que repudiaron a los talibán o que se enfrentaron a ellos públicamente?

Hoy han sido seis soldados italianos, pero bien podrían haber sido franceses, alemanes, estadounidenses- los que más bajas han sufrido en los ocho años de conflicto- o españoles. Los talibán no distinguen entre países, ni conocen sus banderas… Su único objetivo es acabar con todos los extranjeros herejes que pisan su tierra y hasta que no abandonen su país van a seguir llenando ataúdes con sus cadáveres.

Los talibán han elegido, nuevamente, la modalidad del atentado suicida para perpetrar el ataque. Es curioso que antes de diciembre de 2001- cuando se invadió el país en busca de Bin Laden- los atentados suicidas era algo bastante desconocido para los afganos. Hasta ese momento ellos preferían la lucha cuerpo a cuerpo y nada de esconderse entre la gente e inmolarse en el nombre de Alá. Les resultaba indigno hasta que han visto los estragos que puede cometer un suicida y el miedo que infunde no saber quién es o no es terrorista. Cuando pasaba una patrulla de la OTAN el suicida no lo ha dudado un momento y se ha lanzado contra ella llevándose por delante todo lo que ha encontrado a su paso… Resultado: 17 muertos, incluido el suicida. Se trata del ataque más sangriento contra tropas italianas en Afganistán y que ha tenido un efecto inmediato en el Parlamento italiano… La mayoría conservadora y la oposición de centroizquierda se han unido para apoyar la misión que están realizando las tropas transalpinas en el país centroasiático. Además, el ministro del Interior, Roberto Marioni, ha dado un toque de atención a las pocas voces discordantes- sobre todo de la extrema izquierda- que han solicitado la retirada de las tropas. “Significaría rendirse a la lógica del terrorismo".

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

La ONU acusa a Israel y Hamas de haber cometido "crímenes de guerra"

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 17 Sep 2009 - URL Permanente

Noche cerrada sobre la Franja. El frio invierno cala hasta los huesos de los habitantes. La ciudad es un espectro donde sólo el viento gélido es capaz de pasearse sin temor a la muerte. De repente un destello en el cielo ilumina los edificios devastados por las bombas…. En el firmamento una lluvia de luz comienza a precipitarse contra la ciudad de Gaza. Las madres abrazan fuertemente a sus hijos para ahogar sus lloros. El fuego comienza a devorar la ciudad al mismo ritmo que las bombas de racimo acarician las fachadas de los edificios devastados por el hambre de la guerra. A lo lejos, en un monte, varios fogonazos salen disparados hacía Israel. Las explosiones se mezclan con el llanto de los más pequeños, que sobre el regazo de sus madres se preguntan por qué de tanta muerte. ¿Qué sentido tiene la guerra?

Las imágenes de las bombas de racimo iluminando el cielo de la Franja de Gaza se quedarán grabadas en nuestra mente durante largo tiempo. Mientras el mundo enmudecía por la brutalidad y la barbarie de Israel y la indecencia de Hamas por utilizar a la población civil como escudos humanos; los organismos internacionales miraban hacia otro lado, esperando que pasara la tormenta y que la sangre de los centenares de muertos no les salpicase los zapatos de diseño. Ocho meses después de aquello Naciones Unidas ha elaborado un informe de 600 páginas donde acusa a Hamas y a Israel de haber cometido crímenes de guerra durante diciembre de 2008 y enero de 2009. Un informe que llega muy tarde para los más de 1.300 palestinos que perdieron la vida y para los 17 israelitas que sucumbieron a la furia de los islamistas.

“La misión ha concluido que las acciones que se llevaron a cabo por Israel- entre diciembre de 2008 y enero de 2009 en la Franja de Gaza- constituyen crímenes de guerra y posiblemente crímenes contra la humanidad”. Estas declaraciones de Richard Goldstone se recogen en un informe que ha presentado Naciones Unidas y donde se asegura que Israel ha violado la legislación internacional y ha cometido crímenes de guerra durante el pasado conflicto en la Franja de Gaza y que costó la vida a más de 1.300 palestinos, un tercio eran niños.

Es curioso, este informe ha conseguido algo que parecía imposible después de más de 60 años de enfrentamientos entre palestinos e israelíes… que se pongan de acuerdo. Para ambos este informe de tendencioso y no muestra la realidad del conflicto. Israel considera que es parcial “al no investigar lo sucedido antes del ataque, sólo se analiza la respuesta por parte de Israel”, se lamentan desde el Ministerio de Exteriores.

En una nota hecha pública por el ministerio se insiste en que “tanto el mandato de la misión como la resolución que lo creó prejuzgan el resultado de la investigación, dan legitimidad a la organización terrorista Hamas y ha pasado por alto la deliberada estrategia de Hamas de usar civiles palestinos como escudo para lanzar ataques terroristas”, afirma de nota de prensa.

Por su parte, Hamas lamenta que el informe “equipare a víctimas con verdugos” al acusar a su organización de haber cometido crímenes de guerra durante el conflicto. "Es un informe político que equipara víctimas y verdugos, agredidos y agresores, con el objetivo de contentar a la ocupación sionista", dijo Ismail Radwan, destacado líder del movimiento islamista.

La operación Plomo Sólido comenzó el 27 de diciembre de 2008 como respuesta a los ataques, por parte de grupos palestinos, sobre territorio israelí. El ejército hebreo, además de bombardear los túneles que conectan la Franja con Egipto, arrasaron la Franja de Gaza y realizaron diversas operaciones terrestres en territorio palestino. La contienda duró 25 días y el balance final pone los pelos de punta: 1.300 palestinos muertos, de los que un tercio eran niños; 13 soldados israelíes muertos, cinco de ellos por fuego amigo; y 4 civiles de Israel muertos por los 778 cohetes lanzados por Hamas. 45.000 palestinos abandonaron sus hogares en Gaza, donde han sido atacados 4.000 edificios y donde se cifra el precio de la reconstrucción en 1.220 millones de euros.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Sep 2009

Viktor Bout: El Mercader de la Muerte

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 03 Sep 2009 - URL Permanente

Sus labios, ocultos tras un tupido bigote, dibujan una mueca maliciosa. El azul de sus ojos causa escalofríos. Él controla la situación a pesar de estar encadenado de pies y manos. Se siente poderoso. Y sabe que es poderoso. Ahí es donde reside su fuerza… Camina con la cabeza alta, orgulloso de ser lo que es. No se arrepiente de nada. La mueca de sus labios se acentúa más cuando el fiscal expone los delitos por los que está sentado en el banquillo de los acusados… Sus hechos, hablan mejor que nadie de su maldad. De su frialdad por la vida. La sangre de cientos de miles de inocentes ensucian sus manos pero su sonrisa, impertérrita, es una pequeña muestra de su poder. Sabe que tarde o temprano quedará en libertad. Nada ni nadie, humano o divino, puede juzgarle… Su poder no conoce límites…

Víktor Bout, pertrechado con un pijama naranja, se levanta del banquillo para escuchar la sentencia del juez tailandés. A pesar del atuendo su sola presencia basta para acallar los cuchicheos que se escuchan en el juzgado. Su rígido porte, su manera de erguirse, de creerse superior al resto de la humanidad causan respeto. El juez carraspea, bebe agua… Mira al acusado y dicta sentencia. “Los cargos estadounidenses no son aplicables a la ley tailandesa. Esto no es un caso político. Las FARC luchan por una causa política y no es una organización criminal. Tailandia no reconoce a las FARC como un grupo terrorista. Por lo tanto desestimamos la petición de Estados Unidos de extraditar a Viktor Bout para que pueda ser juzgado por un tribunal norteamericano. Estados Unidos tiene un plazo de 72 horas para recurrir este veredicto, de lo contrario el señor Bout quedará en libertad”, sentencia con un fuerte golpe.

Los cuchicheos alborotan la sala. El juez pide silencio pero es imposible. Bout se sienta en el banquillo de los acusados; mira a los periodistas y dibuja con los dedos el signo de la victoria. Nadie, ni humano ni divino tienen poder para juzgarle. Bout regresa a su celda escoltado por varios policías. Se tumba sobre el mugriento colchón y comienza a contar las horas que le quedan para volver a disfrutar de su multimillonaria vida… Y a retomar las riendas de su desatendido negocio. Sus clientes, la peor calaña de la humanidad, habrán echado de menos sus valiosísimas mercancías. Todos salen ganando, menos la humanidad. Pero esa es otra historia…

Viktor Bout es, para muchos, el mayor traficante de armas del mundo- junto con el sirio Monser al Kassar condenado en febrero a 30 años de cárcel. Conocido popularmente como ‘el Mercador de la Muerte’ su vida inspiró la película protagonizada por Nicolas Cage ‘El Señor de la Guerra’. Bout se encuentra preso en una cárcel tailandesa desde marzo de 2008 cuando las autoridades del país asiático y las estadounidenses le arrestaron en Bangkok; pero sus días entre rejas están contados. Bout, antiguo miembro del KGB soviético, cuenta en su larga lista de clientes con algunos nombres ilustres: Al Qaeda- según el Mi6 británico es el principal suministrador de armas de la red terrorista de Osama Bin Laden-, las FARC, La Alianza del Norte (Afganistán), varios dictadores africanos, etc… Domina el ruso, uzbeko, inglés, francés y portugués para no hacer ningún feo a los posibles clientes.

Su vida cambió en 1991 cuando trabajó en Angola como intérprete de la ONU. Allí descubrió el negocio del tráfico de armas y decidió dar un giro radical a su forma de vida. En 1992 decide dar el salto a la clandestinidad y comienza con las primeras entregas de armas a la Alianza del Norte afgana que luchaba en esos momentos contra un grupo desconocido los Talibán. El muro de Berlín acababa de caer y la desintegración de la antigua URSS era imparable. Bout aprovechó sus contactos en la KGB para hacerse con varios arsenales rusos y darles salida en los conflictos bélicos que salpicaban el mundo. En 1995 un avión de carga suyo fue interceptado por los Talibán. Dentro se encontraban millones de cartuchos destinados al gobierno de Kabul… Pero si de algo puede presumir Bout es de no hacer ascos a nadie, siempre y cuando haya dinero de por medio. Años más tarde ‘El Mercader de la Muerte’ se convertiría en el principal suministrador de armamento a los talibán obteniendo unos beneficios que rondarían los 50 millones de dólares.

Pero en 1998 la visión de negocio de Bout había superado fronteras y las redes de suministros de este tayiko habían enraizado en África, posiblemente el continente más salpicado y machacado por las guerras y por los dictadores. Estableció relaciones con Charles Taylor (Liberia y precursor e instigador de la guerra de Sierra Leona), con Joseph Mobutu Sese Seko (dictador de Zaire, actual R.D. Congo) y con el líder congoleño Jonás Savimbi…

Pero si de algo puede presumir Bout es de visión de negocio y de una inteligencia superior a la media. Sabedor de la dificultad de atravesar los espacios aéreos con aviones ilegales cargados de armas decidió fundar varias compañías aéreas que se encargaría, legalmente, de transportar ‘mercancias’. Entre otras es dueño de: Great Lakes Business, Compagnie Arienne des Grands Lacs, Bukavu Aviation Transport y Business Air Services. Con estas compañías consiguió crear un entramado que le permitía hacer parada en países de Oriente Medio, Europa Oriental, África, Estados Unidos y Suramérica… Sus aviones eran capaces de transportar desde un tanque hasta helicópteros pasando por armamento pesado (cañones, etc…) Esto convirtió a Bout en el principal proveedor de la guerrilla congoleña UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola) a la que suministró armamento por valor de 15 millones de dólares… Además de pasarse por Ruanda y Uganda para dejar sus productos (bazokas, proyectiles antitanque, piezas de artillería y equipos antiaéreos).

Pero el éxito de Viktor Bout no reside en sus habilidades como ‘vendedor’ ni en la calidad de sus armas. Quienes le conocen bien dicen de él que es un hombre educado, muy inteligente, ambicioso pero prudente y modesto. Carece de inclinaciones políticas y es su falta de escrúpulos lo que le ha granjeado su fama. Bout era capaz de vender armas a su amigo íntimo Ahmed Shah Massoud (líder de la Alianza del Norte) y al mismo tiempo suministrar armas a los talibán para que acabasen con él. Sus aviones cargaban en sus bodegas armas para la guerrilla angoleña y al mismo tiempo para el gobierno de Angola… Pero Bout también fue proveedor de la ONU en 1993 cuando suministró armas a las tropas belgas desplegadas en Somalia durante el marco de la operación “Devolver la esperanza”; e incluso llegó a trasladar a 2.500 soldados franceses a Ruanda para frenar el genocidio.

Ha llegado a participar en varias misiones para Naciones Unidas en países donde las armas que vendía causaron miles de muertos. En Afganistán e Irak prestó sus servicios a Estados Unidos e Inglaterra. Esto le ha permitido tener inmunidad en un proyecto de resolución dictado por la ONU en 2004 que consistía en congelar los bienes y las mercancías de todos aquellos que habían ayudado al genocida Charles Taylor en Liberia. Además, el gobierno británico excluyó de su ‘lista negra’ a Bout apetición de Estados Unidos. Viktor Bout llevó hasta límites insospechados aquella famosa frase de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Bout tiene enemigos hasta en el infierno y por eso es el mayor traficante de armas del mundo… Y pronto podrá volver a hacer con diligencia lo que mejor hace: ‘vender armas’.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13 Ago 2009

¿Yonquis de la guerra?

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 13 Ago 2009 - URL Permanente

Noticias como el atentado que sufrió Emilio Morenatti en Afganistán te hacen replantearte seguir viajando a zonas de conflicto. Mandarlo todo al ‘carajo’ y disfrutar de una vida plácida y anodina al lado de los tuyos… Noticias como esta son un duro recordatorio para todos aquellos que viajamos a zonas conflictivas de que no somos invulnerables; de que las bombas no distinguen entre soldados, civiles, personal humanitario o periodistas. Todos somos carne de cañón y más si estamos en primera línea de fuego, breándonos por conseguir la mejor crónica, la mejor foto o la mejor imagen para sacarla en ‘prime time’ en un informativo.

Emilio Morenatti sabía el grado de peligrosidad que conlleva empotrarse con las tropas estadounidenses, era consciente en todo momento de que ir con los americanos es ponerse una gran diana en el pecho donde se puede leer “dispárenme”. Aún así, él aceptó subirse a ese convoy en Kandahar para buscar esa foto que mañana saldrá en las portadas de medio mundo… Morenatti sabía del peligro pero por encima de todo… amaba su profesión y disfrutaba con ella. ¿Qué más podemos pedir?

Cada vez que vuelvo de una zona conflictiva y comienzo a preparar el próximo viaje- a finales de año me marchó a Sierra Leona- mis amigos siempre me hacen la misma pregunta. “¿Por qué sigues viajando a estos países? ¿Eres un yonqui de la guerra?”. ¿Yonqui de la guerra? La verdad es que hasta ese momento nunca me lo había planteado… Gervasio Sánchez ya contestó a esta pregunta durante la presentación del libro ‘Ojos de la Guerra’: “Los corresponsales de guerra no debemos ser considerados ni héroes, ni yonquis de la guerra. No somos unos locos, odiamos la guerra porque la conocemos, por eso no somos partícipes de la guerra y creemos que nuestro trabajo puede acabar con ella”, afirma el cordobés.

Yo iría mucho más allá… Los periodistas en zonas de conflicto somos los ojos de aquellos que no pueden ver y la voz de los que no pueden hablar. Trasladamos la realidad de las zonas conflictivas a la población que sigue, desde el sofá de su casa, una guerra, un Golpe de Estado o una revuelta. Pero ¿por qué volvemos? ¿Nos pasa como al personaje que interpreta Carmelo Gómez en Territorio Comanche- basada en la novela homónima de Pérez-Reverte- “nos la pone dura la guerra”? En mi caso no es así. No me gusta ver morir a la gente, ni ver como los hombres se autodestruyen unos a otros, ni ver el sufrimiento de la población civil, ni tener que hacer una foto a un niño de 4 años mutilado por una bomba de racimo… No, a mi no me la “pone dura la guerra”.

Me gusta ir- lo reconozco- porque mi trabajo sirve para denunciar lo que allí sucede, para contar historia de personas, que de otra manera, nunca serían escuchadas. Me siento orgulloso de lo que hago, amo mi profesión hasta límites insospechados- por más reveses y decepciones que me dé. No he nacido para tener el culo plantado en una silla coger noticias de agencia y copiar y pegarlas, creo que eso no es el periodismo- al menos yo lo entiendo así. Me gusta salir a la calle, mezclarme con la gente, observarlos con atención, convivir con ellos, sentarme a hablar con ellos con una taza de té de por medio, patearme lugares donde nadie más ha estado antes y luego sentarme a escribir…Creo que no sé hacer otra cosa y, a pesar de mi edad y mi corta experiencia en el mundo del periodismo (RNE, Europa Press y Diario AS), no quiero dedicarme a otra cosa que no sea viajar a zonas de conflicto. Estoy orgullo de ser lo que soy y de hacer lo que hago… Cómo Morenatti y como todos los compañeros y amigos que están o van a ir en los próximos días a Afganistán. Cuando has estado en una guerra o en una zona de conflicto sólo pueden pasar dos cosas: 1.- Los que no quieren volver nunca más o 2.- los que aman esta profesión. En las zonas de conflicto nos ‘sentimos libres’, sin ataduras- más que la de llegar a tiempo para mandar la crónica- es nuestro criterio el que se sigue y nuestra intuición es la que finalmente nos sirve para sacar, o no, una buena historia.

No, no somos yonquis de la guerra; sólo somos periodistas. Sin las crónicas de Ramón Lobo , sin las fotos de Morenatti o sin las imágenes de José Couso, las guerras pasarían de puntillas y sin hacer ruido. Nosotros abrimos una pequeña ventana en el infierno y contamos lo que aquí pasa y yo… Me siento orgulloso de poder llamarme periodista.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09 Oct 2008

Rusia comienza a retirarse de Abjasia y Osetia del Sur

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 09 Oct 2008 - URL Permanente

Se van !!! Las tropas rusas han comenzado a abandonar la zona de seguridad en torno a Osetia del Sur y Abjazia (Las dos provincias rebeldes) para ultimar la total retirada de sus tropas de territorio georgiano. Los rusos se marchan un día antes de que se cumpliera el plazo impuesto por el presidente francés, Nicolás Sarkozy, (Presidente de turno de la Unión) tras su negociación con su homónimo ruso. Medvédev anunció esta retirada anticipada en una conferencia celebrada en Eyian (Francia), donde habló sobre la creación de una arquitectura de seguridad europea y otro sistema financiero mundial.

Además, más de 200 observadores enviados por la Unión Europea han comenzado a patrullar las zonas de seguridad limítrofes con las dos repúblicas separatistas. Georgia, por su parte, ha desplegado en estas zonas policía para sustituir a los soldados rusos que tomaron posiciones en agosto tras el conflicto que estalló cuando tropas georgianas trataron de tomar por la fuerzas Osetia del Sur.

La presencia de observadores de la Unión europea en la zona ha sido suficiente garantía para Rusia que ha transferido todos los puestos de control que tenía establecidos en Georgia. Además, los rusos confían en los observadores internacionales para que Tbilisi no tome represalias contra los separatistas. Rusia, junto con Nicaragua, ha sido el único país que ha reconocido a las dos repúblicas como países independientes de Georgia. Ni siquiera los aliados históricos de Rusia se han atrevido a dar este paso… Bielorrusia ni se lo ha pensado y ha dado de lado a la madre patria.

Las tropas rusas llevan en Osetia y Abjasia desde el pasado 17 de septiembre, junto con un contingente pacificador con mando internacional destinado a la zona para evitar que se reproduzcan enfrentamientos como los que desencadenaron la guerra del pasado mes de agosto. Javier Solana, alto representante de la Política Exterior y de Seguridad europea, se mostró muy satisfecho por la dinámica que han tomado los acontecimientos y por el anuncio del presidente ruso de retirar las tropas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08 Sep 2008

Estados Unidos reabrirá un ataque contra civiles en Afganistán

Escrito por: Antonio Pampliega Rodríguez el 08 Sep 2008 - URL Permanente

Herat (Afganistán), 22 de agosto de este mismo año, los norteamericanos barren una zona tomada por talibanes que llevaban horas castigando posiciones del ejército de Estados Unidos. Tras el bombardeo unidades terrestres acuden para reconocer la zona y terminar con los insurgentes que aún quedaban con vida, pero cuál es su sorpresa cuando al llegar a la zona de impacto de las bombas lo único que se encuentran son cadáveres de civiles. Entre los restos varios cuerpos de niños calcinados e irreconocibles.

Error americano, en vez de atacar posiciones talibanes la aviación barrió una mezquita donde acudían a rezar madres con sus hijos pequeños. Pero los americanos en vez de asumir esta masacre la intentaron ocultar negando los datos oficiales dando otros oficiosos. Washington cifró las víctimas mortales en cinco… Pero, lo que son las cosas, una investigación posterior del gobierno de Afganistán descubrió el pastel. Los cinco muertos eran en realidad 90 y entre ellos no había ni un solo talibán. Esta cifra (la de los 90 muertos) viene respaldada por Naciones Unidas que apuntó que la mayoría de los muertos eran mujeres y niños.

Ante tal escándalo Washington ha decido reabrir el caso argumentando que han aparecido nuevas evidencias. Pero ni la Administración Bush ni el ejército norteamericano han explicado nada al respecto. Pero todo hace indicar que la nueva prueba se trata de un vídeo grabado con un teléfono móvil donde aparecerían los cuerpos de mujeres y niños tendidos cerca de la mezquita donde ocurrió el ataque y donde no quedaría ninguna duda de la masacre y de las mentiras vertidas por los americanos para cubrir este error.

El vídeo tendría una duración de unos ocho minutos y el periódico británico The Times habría tenido acceso al mismo en exclusiva. La grabación fue realizada por un médico que trabajaba en una clínica cercana y que acudió a auxiliar a las víctimas del ataque. Según han informado fuentes del periódico en el vídeo ( de una crudeza extrema) se pueden ver filas de cuerpos que yacen en el suelo a la espera de ser identificados por sus familiares. Entre las víctimas hay incluso bebés… The Times afirma que puede ser el ataque, sobre civiles, más sangriento desde que comenzó la guerra en Afganistán hace ya casi siete años.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Antonio Pampliega Rodríguez

Un mundo en guerra

Soy un joven periodista español que desde hace poco tiempo se dedica a recorrer un mundo en guerra... Desde esta tribuna quiero enseñaros ese 'otro' mundo que también existe y donde la línea que separa la vida y la muerte se rige a golpe de kalashnikov...

Acompáñeme a ese 'otro' mundo que apenas tiene cabida en los medios de Comunicación y del que el ciudadano medio desconoce casi todo. Un profesor universitario me dijo un vez "La duración de un conflicto está marcada por el interés de los medios de comunicación; una vez hayan perdido el interés se acabó el conflicto"... Desde aquí queremos dar cabida a todos esos conflictos olvidados y rescatar del olvido a todos los que sufren en él.

ver perfil »

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):