08 Dic 2009

MARÍA, AGRACIADA, REIVINDICACIÓN DE LA MUJER

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 08 Dic 2009 - URL Permanente

(DE PRÓXIMA APARICIÓN EN LA EDITORIAL "NUEVA UTOPÍA")

MARÍA, AGRACIADA, REIVINDICACIÓN DE LA MUJER

(A 8 de diciembre, una selección de textos de los posts de años anteriores, recogidos en el libro de próxima aparición: “Vivir en la frontera”).

1. La narración mítica sobre Eva o la metáfora de una concepción inmaculada son armas de doble filo. La predicación pesimista sobre el mal llamado pecado original (que ni es un pecado, ni es lo más originario) impide depurar la imagen de “Eva –dadora-de-Luz” y recuperar el símbolo de “Ave-Mujer-agraciada”.

2. Dar a luz es dar luz, porque toda criatura que nace es una chispa de luz originaria para un mundo con oscuridad original. Nadie nace con mancha, ni el dar a luz mancha a nadie. Ni la criatura ni la madre necesitan purificarse por el nacimiento. Lo que necesita purificación es el mundo que entre todos y todas contaminamos... Toda criatura nace sin mancha y ve la luz en un mundo que ya hemos enrarecido entre todos y todas de antemano: es la metáfora del mal original.

3. ¿Hablar de pecado original hoy? Es el negativo de una foto: la gracia original, ¡amazing grace!. El mito de Adán y Eva no es una historia de cómo empezó el mal en el pasado, sino una imagen de lo que ocurre siempre en el presente; la contradicción de no hacer el bien que queremos y cometer el mal que no queremos, a la vez seducidos y responsables, víctimas y autores de heridas en la oscuridad. Pero, a pesar de todo, hay esperanza, que es el núcleo del símbolo de la Inmaculada.

4. La fiesta de María Agraciada, la Purísima Gratuidad (VER LOS POSTS PUBLICADOS EN EL BLOG DE "ATRIO" EN 2008), invita a repensar desde la Biblia cómo hablar sobre María y la mujer, y su repercusión en el respeto a la mujer en la sociedad y en la iglesia. Agraciada (8 de diciembre) y Asunta (15 de agosto) son nociones-límite, como el cero y el infinito, metáforas de salvación y esperanza. Del principio al fin no hay punto donde no alcance la voluntad salvífica universal de Dios. Dos caras del mensaje: “Dios te ha amado, María, desde antes de nacer, y te ama tras la muerte, vives en Él para siempre” (cf. Eph 1,4). No sólo María. Ella es símbolo de lo que Dios quiere para todo el mundo: salvación, vida y esperanza. Ella participa, como prototipo, de la mirada divina amorosa desde el principio de la existencia. No hagamos de María caso aparte alejándola de la humanidad en pedestal inaccesible, como si no fuera mujer: cotidiana y creativa, novia y esposa, madre y viuda...

5. La lectura del Génesis sobre el origen del mal contrapone dos símbolos: la mujer, símbolo de vida y esperanza, y la serpiente, símbolo de engaño, mal y muerte. Evitemos lecturas equivocadas, que insultan a la mujer identificándola con la tentación. No leamos lo de la costilla de Adán como si fuera emblema de subordinación de la mujer. Según Mateo, Jesús lo cita (Mt 19, 9) para defender la igualdad de la mujer cuando se la discriminaba en casos de divorcio.

6. Arrastramos, desde san Agustín, la interpretación equivocada del pecado original, como si estuviera relacionado con la procreación y transmitido por herencia. Unido esto a la discriminación de la mujer y a la obsesión en la iglesia con todo lo relativo a sexualidad, se redujo la imagen de María a símbolo de pureza asexuada.

7. La lectura de la presentación en el templo de Jesús recién nacido (Lc 1, 26-38) siembra confusión, por la idea mosaica sobre purificación de la madre tras dar a luz. A nivel popular, con insuficiente cultura bíblica, se confunden las nociones de “concepción inmaculada” y “nacimiento virginal”. Para más inri, la tradición inculcó la triple expresión “virgen antes del parto, en el parto y después del parto”. El catecismo de Ripalda: decía que Jesús salió del vientre de su madre como a través de un cristal, “sin romperlo ni mancharlo”, lo cuál equivaldría a negar que es verdadero hombre, nacido de mujer, además de sugerir un tabú: como si dar a luz manchase a la madre.

8. También el evangelio de la Anunciación (Lc 1, 26-38), si no se entiende lo mito-poético, engendra malentendidos. Al acentuar lo excepcional, se olvida lo principal: el Espíritu, que actúa en todo nacimiento. Tambien nuestros nacimientos fueron, a la vez, gracias a nuestros progenitores y por obra del Espíritu. María es símbolo de acogida del don de Dios a toda madre, que al dar a luz nueva vida ilumina la oscuridad de la vida.

9. Hay que explicar para adultos el sentido de la evolución del dogma y el condicionamiento histórico de las expresiones usadas en las formulaciones dogmáticas.

10. La definición de la Concepción Inmaculada presuponía una determinada manera de entender el pecado original. La presunta no intervención de José en el nacimiento de Jesús se debía a que se la creía incompatible con la divinidad de Jesús. El modo de hablar sobre la virginidad de María presuponía una determinada visión negativa de la sexualidad. El modo de hablar de nacimiento virginal presuponía los tabúes sobre la sangre como mancha. La insistencia en la virginidad post partum presuponía igualmente una mentalidad estrecha acerca de la sexualidad y las correspondientes discriminaciones de la mujer.

11. El que se revisen y depuren hoy crítica y hermnéuticamente todas estas expresiones es perfectamente compatible con seguir confesando, como confesamos en el Credo, que Jesús, nacido de mujer (Gal 4,4), es verdadero hombre y verdadero Dios, es decir, manifestación decisiva y rostro de Dios en la historia humana.

12. No hemos destruído la pintura del fresco, sino quitado la cal y restaurado su vigor original. No somos fundamentalistas literales, sino críticos hermeneutas. Ni estamos fuera de la iglesia, ni se nos ocurre remotamente salirnos de ella. No estamos en la ultraderecha eclesiástica, sino en el centro eclesial (reconociendo que es un “centro izquierda”, arropado por el Vaticano II...). Como dijo Juan XXIII al comienzo del Concilio, una cosa es la sustancia de la fe y otra su envoltura circunstancial en cada época. Prosigamos con la tarea de reeducarnos en la adultez de la fe.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Antonio G.

Antonio G. dijo

Convivir, creer, discrepar, aprender. Muy bien elegidos estos verbos que no deberian faltar como actitudes relacionales. Felicidades por el nuevo libro que esperamos pronto leer.

carmina

carmina dijo

¡Felicidades! en tiempode Navidades, Padre Masiá, por tu nuevo libro, solo una pregunta ¿cómo haces, para viajar, dar conferencias, cátedras, escribir y leer a los comentaristas de tus blogs, contestar mails, twittear, etc. etc?...¿te admiro!, espero conseguirlo y leerte...

Un beso. Carmina

teófilo   liberto

teófilo liberto dijo

Creo que si Juan Masiá Clavel es capaz de toda esa actividad intelectual es porque -y esa debe ser una de las grandezas de la vida célibe, aunque no la única por cierto- no tiene una familia que atender; con todo, también hay casos de intelectuales no precisamente célibes autores de una producción literaria portentosa.

marina

marina dijo

Me siento orgullosa de que personas como usted compartan la fe cristiana, que es también la fluente de mi esperanza. Y considero necesario e importante que tengan libertad de opinión en la voz y en la palabra , no sólo en los medios de información sino, sobre todo, en los cauces de formación, difusión y gestión de la Iglesia.

JMS.-

JMS.- dijo

Pureza excluye aleaciones... al menos en química, no tanto en alquimia.
Si lo divino excluyera la aleación humana, el evangelio y la vida cristiana pasarían a ser una fantasía. Humano y divino son los dos polos que otorgan consistencia a la existencia.

Antonio G.

Antonio G. dijo

Cogno, si se ha modificado el post, o estoy en el limbo japonés pues juraría que el otro día aquí estaba el índice del libro.

Maite

Maite dijo

Juan. gracias por esta síntesis. Me quedo con el contenido del punto 11.
Después de barrer tanta carga mágica atribuida a María y tras restituir un sentido positivo de la sexualidad humana, las figuras de María, de Jesús, de las mujeres...., ganarían. En un país laico sobra una fiesta como esta, tan atrabiliaria, tan anacrónica. sigue siendo necesaria una fiesta dedicada a la mujer: Aunque exista la del 8 de marzo, en principio en homenaje a las mujeres trabajadoras que nos abrieron caminos de dignidad y libertad, sigue siendo válida la reivindicación de los valores que ponemos en práctica muchas mujeres, en la vida social, familiar, laboral, conyugal, etc....
Esta fiesta está destinada a desaparecer o bien a ser transformada y ampliada a todas las mujeres. Un abrazo desde un cálido lugar.

MARCRISPA

MARCRISPA dijo

Hoy, peregrinando virtualmente me he topado con el original Ineffabilis Deus, la bula papal de Pio IX, sobre la inmaculada, quedé espantada con la forma en que se pretende obligar a creer en la inmaculada concepción de María
Para quien quiera sorprenderse conmigo y se dé cuenta de la urgencia en ciertos cambios que se deben dar en la Iglesia jerárquica, que como bien dice Masiá, citando a Juan XXIII: '...una cosa es la sustancia de la fe y otra su envoltura circunstancial en cada época. Prosigamos con la tarea de reeducarnos en la adultez de la fe...'
Este es el enlace .... parece que en este sitio no se pueden incluir enlaces...

Anónimo

Anónimo dijo

Aunque parezca un contrasentido, aquí por Paraguay tenemos una Virgen Inmaculada que es milagrosa, se la llama de Caacupé.
Pero el verdadero milagro ocurre al descender (porque está en un pequeño cerro el santuario de la Inmaculada) al santuario de su Asunción.
Las devociones nacieron antes que las bulas respectivas, pero sospecho que los milagros no se amilanaron ante ellas (las bulas)
María, Madre y Esperanza de todos los cristianos... no te pido yo que ruegues por nosotros pecadores (ahora y en la hora de nuestra muerte), sino que inspires a cada uno el ser capaces de decir: '...Hágase en mí, según tu palabra...' y recibamos a Cristo en nuestros corazones

carmina

carmina dijo

Te he seguido, a través de tus escritos, comencé en el periódico, despues en tu blog, en los cuales se proyecta tu pensamiento Padre Masiá, efectivamente, lo que planteas y la forma en la que lo haces, me ha dado personalmente, mucho que "pensar", y se que te han injuriado, maltratado verbalmente, o a través de hechos que van contra tu persona, he visto como te apedrea o te, denigran, como persona, y eso no lo soporto, yo saldría en tu defensa, porque al leerte veo a un hombre sensible, que habla claro, y la fuerza que tienes, la encuentro en la expresión de tus palabras, me haces pensar, lo que antes no pensaba, tus comentaristas, muchas veces, aportan cosas interesantes e inclusive los que saben disentir con respeto lo han hecho, al menos para mí, "MARÍA AGRACIADA, REIVINDICACIÓN DE LA MUJER", síntesis de tu pensamiento, y tu postura hacia las imagenes de las mujeres, en la historia bíblica, y de ellas la de María, Señora y Madre de Jesús-Dios, especialmente me atrae, esta ocasión en tu post, Padre Masiá, el siguiente enunciado:"...que Jesús, nacido de mujer (Gal 4,4), es verdadero hombre y verdadero Dios, es decir, manifestación decisiva y rostro de Dios en la historia humana..."

Carmina

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

SOBRE MÍ

Juan Masiá Clavel.

Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas,, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo.

Últimas entradas en mis blogs

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • raravis
  • xakall
  • blogviruta
  • ignacio
  • olicarfer45
  • Salvador García Bardón
  • sarkan
  • ivette-duran
  • JRC.
  • Carmen Salamanca Gallego
  • Agueda Conesa Alcaraz
  • Francisco Arias Solis
  • José Mari
  • apolvorinos

Fans

  • Eduardo Montagut Contreras
  • agora
  • f-menorca
  • hirimotu2
  • ferolicar50
  • Corto Cortés Smith
  • Simpa de JMC S.J.
  • LUIS VILLA SOBRINO DE PANCHO VILLA
  • Gregorio Garcia Alcalá
  • dumara2004
  • Vanesa Sanz
  • masvalevivo
  • José Luis Damonte Pellarolo
  • Ricardo Gonzalez