20 Ago 2013

TREN EXPRESO JAPONÉS: CONTROL DE SEGURIDAD

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 20 Ago 2013 - URL Permanente

TREN EXPRESO JAPONÉS: CONTROL DE SEGURIDAD

(Publicado en La Verdad de Murcia-Cartagena el 18 de agosto 2013)

Los turistas españoles de viaje por Japón tenían interés en fotografiar el espectáculo de los andenes en horas punta. No por el lleno de viajeros como sardinas en lata, que eso ya se ve en Madrid o Barcelona, lo mismo que en Tokyo. Lo novedoso es la salida ordenada de una riada humana por el centro de las puertas, entre dos filas de público a derecha e izquierda, que aguardan disciplinadamente para subir al tren. Pero, sobre todo, los turistas españoles no querían perderse la foto de los “empujadores”. De uniforme y con guantes blancos, dos empleados ante cada puerta comprimen literalmente las espaldas que sobresalen impidiendo el cierre automático de las puertas corredizas. Una vez cerradas, so oye la palabra mágica de la seguridad : ¡kakunin! (que significa: ¡comprobado y seguro!), acompañada del gesto ritual ineludible: Los encargados señalan con su dedo índice enguantado, primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda, a todo lo largo del tren. Están haciendo kakunin: comprobacion. Efectivamente, no se ha quedado ninguna puerta abierta, ninguna cerrada a medias con un brazo o pierna apresada por los bordes, ningún pasajero despistado introdujo el pie entre coche y andén... El responsable alza en alto su farolillo y da la señal al maquinista para arrancar. Todo esto a toda prisa, porque cada tres minutos llega otro tren.

A mis amigos españoles no les apetecía que los aprisionaran en el tren a esas horas, solo habían sacado billete de andén para llevarse la foto de recuerdo. Pero no quise que se perdieran otra foto interesante sobre seguridad en los trenes y los invité a montar en la misma línea a media mañana. A esa hora hay holgura de asientos vacíos, pero les hago quedarse de pie en el primer vagón, junto a la ventanilla que separa la cabina del maquinista. Así podrán grabar con sus móviles la escena del conductor “haciendo kakunin”: asegurándose de que todo está en orden. Vamos por una recta larga, pero a lo lejos se divisa una baliza que anuncia proximidad de curva y disminución de velocidad. El maquinista, mano izquierda sobre manivela y pie sobre el freno, levanta solemnemente la mano derecha y con el dedo índice (por supuesto, enguantado de blanco) apunta a la baliza mientras canta por el micrófono, como un salmista en recto tono: ¡Señal! ¡Reducir velocidad!

¿Dónde se registró su voz? Dirán ustedes que en la caja negra. Cierto, pero además en otro sitio. En la cabina de cola de tren va el segundo ayudante del maquinista, el que comprueba antes de arrancar que “los comprobadores han comprobado bien” y no hay peligro de accidente en los andenes. El ayudante oye por el altavoz el canto del maquinista, anunciador de la baliza, y le responde desde su micrófono, como quien dice amén en una liturgia: ¡Comprobado!

A mis amigos turistas españoles les admira este control de seguridad que no abandona la comprobación al riesgo del fallo humano de una sola persona. Pero hay que añadir algo más. Aunque los dos maquinistas se despistasen, funcionarían los controles automáticos. Les indico a mis amigos que incluyan en el vídeo la toma de las balizas correspondientes a la derecha de las vías y entre los raíles. En el caso del tren bala de alta velocidad, viajando de Tokyo a Hiroshima en el famoso shin-kan-sen, he vivido varias veces el sobresalto de una desaceleración y parada repentina. Nos extraña, no estamos en ninguna estación. Enseguida nos tranquiliza el aviso por los altavoces. No era un accidente. Solo un pajarito atrapado en la catenaria o un ratón atascado en los raíles y apisonado por el tren bastó para desencadenar el frenado de urgencia en los sistema de seguridad. Nos avisan que llegaremos con diez minutos de retraso. Además, todo el dial se ha modificado automáticamente y el sistema ha retrasado los trenes siguientes que tenían previsto pasar cada diez minutos por la misma línea.

No acaban aquí las sorpresas para mis amigos turistas españoles en extremo oriente. Dos días después les acompañaba por el centro de Toyko. Frenó de repente el metro nada más arrancar, luego dio marcha atrás. Por los altavoces nos piden disculpas y también paciencia para esperar, porque no van a abrir las puerta hasta “comprobar la seguridad”. Es que ha sido, dicen, un “accidente personal”. Se trata del acostumbrado eufemismo para comunicar que alguien se ha arrojado al tren y tienen que venir sanitarios a reocgerlo y técnicos a dejar libres las vías. Obviamente, los sistemas de seguridad que impiden un descarrilamiento, no pueden impedir un suicidio. En un país con una tasa de suicidios de más de 35000 al año, no es raro que esto ocurra con cierta frecuencia, sobre todo en las líneas de la capital. Recientemente se han colocado al borde de los andenes unas verjas de seguridad, que se abren automáticamente solo delante de las puertas del vagón y se cierran antes de que arranque el tren. Al trabajo de los “comprobadores” se ha añadido una comprobación más. Las maravillas tecnológicas de la era informática no tiñen de color de rosa los problemas de la vida en una sociedad que vive a presión, estresada y automatizada...


(Publicado en La Verdad de Murcia-Cartagena el 18 de agosto 2013)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Ene 2010

AUTÉNTICAS IGLESIAS HERMANAS

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 19 Ene 2010 - URL Permanente

(Foto del P. Katayanagi. SJ. Reunidas en la iglesia anglicana de Kobe, Japón, diversas confesionalidades cristianas hermanas oran juntas y cada participante encarna su plegaria en la aportación de una simbólica candela)

Del 18 al 25 de enero oran juntas por la unidad las iglesias cristianas hermanas. Aunque a algún teólogo escrupuloso no le guste, pueden y deben llamarse con todo derecho “iglesias hermanas”.

Hace más de medio siglo, cuando se usaba la expresión “hermanos/as separados/as”, parecía que se había dado un gran paso adelante. Ciertamente, en vez de colgarles el sambenito de herejes, era mejor hablar de hermanos/separados/as.

Pero hoy reconocenmos que también esa expresión es discriminadora. Corre el peligro de sugerir que son unas ramas “falsas”, separadas de un tronco presuntamente el “único verdadero”. Pero no somos nosotros/as el tronco y ellos/as las ramas separadas. Todos somos ramas separadas y solamente Cristo es el tronco. Mejor que ramas separadas (que no es exacto, pues estamos vinculados todos/as a Cristo por el bautismo) sería más apropiado llamarnos mutuamente hermanos/as mal avenidos/as o deficientes todos/as en fraternidad y sororidad.

El ecumenismo no consiste en que ellos/as retornen a nosotros, sino en que todos/as retornemos a Cristo.

Reciente el fallecimiento del teólogo Edward Schillebeeckx, es oportuno recoger el testigo de su aportación de muchos años al ecumenismo. Decía este gran dominico que la frase del Concilio Vaticano II (sobre la que han corrido ríos de tinta) acerca de la iglesia verdadera de Cristo, que “subsiste en la iglesia católica” (el famoso “subsistit” que da dolor de cabeza a los curialistas y teólogos/as neo-con), debe leerse y entenderse con el buen humor con que fue escrita, es decir, así:

También en la iglesia católica, como en las diversas iglesias cristianas hermanas (no decimos las “otras” o las "separadas", subsiste, es decir, sigue existiendo (sistit, estando en pie), por debajo (sub) de las deficiencias humanas, la verdadera comunión en y con el proyecto de Jesús: que todos y todas seamos una sola familia.

Tardamos en ponerlo en práctica, pero se van dando pasos adelante en esa dirección. ¡Hasta la conferencia episcopal del estado español se ha atrevido esta semana a decir que no al proselitismo...!

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Ene 2010

LA NAVIDAD ES PARA COMPARTIR ... EN JAPON, CON LOS SIN TECHO... UNA PAELLA.

Escrito por: Apoyo el 04 Ene 2010 - URL Permanente

Este post tiene su origen en el blog del padre Katayanagi, jesuita y hermano de comunidad de Juan Masiá, que nos ha contado cómo celebran estos días desde la Navidad y hasta el 5 de Enero. En concreto, las fotos corresponden al día 2 de Enero, en que decidieron hacer una paellada para y junto a los "sin techo", que siguen sin demasiadas expectativas de encontrar un trabajo a corto plazo. Sé que también muchas otras comunidades de base han pasado la navidad con la gente que más los ha necesitado. Simplemente como colaboro en apoyo al blog de Masiá, lo pongo.

(Perdonad también mi tono humorístico, que no pretende evadir la realidad tan dura por la que pasan estas personas, sino mostrar de forma lúdica que compartiendo es como se hace carne nuestra fe en El que nace para todos y especialmente para ellos)

E. Blogger
---------------------------------------------------------

Juan Masiá celebró con los japoneses el Año Nuevo con una impresionante paella de las que, como ya sabéis, están haciendo furor en Japón y dentro de poco las patentará (aunque tendr:a que ser a nombre del P. Cirilo, que es el que dirige la operación y el que hace la paella, Masiá solamente parte cebolla y remueve el fuego..., dicen los informadores). Qué mejor manera que celebrar las navidades con los trabajadores en paro (largo y duro, demasiado duro y que les ha dejado literalmente en la calle) y al aire libre, donde estas personas viven, a pesar de que hizo un frio que pelaba, no hay más que ver a Masiá con su gorrito verde.

Nos gustaría que Juan nos comentara los pormenores de tan atípica celebración.

COMO PODEIS APRECIAR, LA PAELLA ES DIGNA DEL GUINNESS DE LOS RECORDS. SEGÚN EL PADRE KATAYANAGI COMIERON MÁS DE 200 PERSONAS.

AQUI VEMOS A MASIÁ EN PLENO REPARTO DE LA DELICIOSA PAELLA, BUENO, KATAYANAGI DICE QUE FUE FABULOSA

¿QUIÉN ES ESTE HOMBRE? NOS DICE KATAYANAGI QUE ES El P. CIRILO, UN VETERANO MISIONERO NAVARRO TAMBIÉN AFINCADO EN JAPÓN, QUE ES EL AUTÉNTICO JEFE DE COCINA (MASIA SOLO ECHA UNA MANO, NODEMASIADO PARA QUE NO SALGA FILOSOFICA LA PAELLA).

CREEMOS QUE CON ESO DE LAS RACIONES TAN PEQUEÑAS TÍPICAS DE LA COMIDA NIPONA, LA GENTE SE QUEDÓ CON HAMBRE Y MASIÁ LES TUVO QUE PREPARAR UN CALDITO GALLEGO PARA ENTRAR EN CALOR, O ALGO ASÍ, TIENE UNA PINTA ESTUPENDA, ¿QUÉ QUERÉIS QUE OS DIGA? ¡QUE NOS DIGA LA RECETA!

LUEGO, COMO ERA DE ESPERAR DE UN BUEN SERVICIO, LE TOCÓ FREGAR LOS CUENCOS.

POR ÚLTIMO NOS GUSTARÍA QUE NOS COMENTARAS LA AFICIÓN A LOS DELANTALES QUE TIENEN LOS NIPONES. AQUÍ VEMOS A ESTA RELIGIOSA CON EL HÁBITO.LA BUFANDA Y ¡EL DELANTAL! (La foto correpsponde a una reunión de los voluntarios que participan).

¿QUIZÁ LA MEJOR VESTIMENTA PARA CELEBRAR UNA EUCARISTIA, NO SEA NI LAS ESTOLAS NI LAS ALBAS, SINO ARREMANGARSE CON UN DELANTAL Y COMER EN LA CALLE CON LOS QUE NO TIENEN NI DONDE DORMIR, COMO HACEN ESTOS CURAS, MONJAS Y LAICOS?

A VER QUIEN NIEGA LO DE JESÚS: "CUANDO DOS O TRES SE REUNEN EN MI NOMBRE YO ESTOY EN MEDIO DE ELLOS"

UNA VERDADERA COMIDA FRATERNA QUE OJALÁ SE DIERA TODOS LOS DÍAS Y NO SOLO EN NAVIDAD.

GRACIAS IGLESIA DE JAPÓN. GRACIAS P. KATAYANAGI. GRACIAS P.MASIÁ Y A TODOS LOS QUE VIVÍS LA NAVIDAD MÁS ALLÁ DE VOSOTROS MISMOS.

Site Meter

Site Meter

Y YA QUE HE NOMBRADO TANTO A KATAYANAGI, AQUÍ OS DEJO UNA FOTO DE ÉL, PARA QUE CONOZCÁIS AL VIRTUOSO DE LA CÁMARA.


OS ACONSEJO TAMBIEN SU BLOG, AUNQUE ADVIERTO QUE SIN ENTENDER EL JAPONÉS,SOLO NOS QUEDA ADMIRAR SUS FOTOS.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Dic 2009

DE LUTO POR EL CARDENAL SHIRAYANAGI (R.I.P.)

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 30 Dic 2009 - URL Permanente

(En la foto, del año pasado, el Cardenal Shirayanagi concelebra en nuestra parroquia jesuita de Kobe, por la que pasó conduciendo a un grupo de peregrinos hacia los restos históricos de los mártires japoneses durante la persecución del siglo XVII)

El 30 de diciembre, a las 6:45 dejó de latir el corazón del cardenal Pedro S. Shirayanagi (81 años). El cardenal ha pasado los últimos días de su vida recogido en la enfermería de los jesuitas, en Tokyo. La iglesia católica en Japón, justamente al entonar el Te Deum de fin de año, despide para la vida eterna al pastor que fue piloto y faro de la renovación postconciliar en el último cuarto del siglo veinte y da gracias por la plenitud de su vida y la fecundidad de su acción pastoral.

Seiichi Shirayanagi, nacido en 1928 en Tokyo y bautizado con el nombre de Pedro en la iglesia de Hachioji, fue ordenado sascerdote el 21 de diciembre de 1954. Obispo desde 1996, auxiliar de la diócesis de Tokyo con derecho a sucesión desde 1969, titular de la misma desde 1970 hasta su retiro en el 2000, presidió de 1983 a 1992 la Conferencia episcopal japonesa.


Además de las muestras de recuerdo afectuoso desde todos los ángulos del mundo católico japonés, llegan entre los primeros pésames los de las confesiones cristianas hermanas y las otras religiones. El cardenal Shirayanagi promovió celosamente el encuentro interreligioso y presidió la sección japonesa de la Conferencia mundial de las religiones para la paz.

Su última participación pública de gran impacto en el mundo católico japonés fue la homilía que predicó el 24 de noviembre de 2008 en la beatificación de Pedro Kibe y compañeros mártires en Nagasaki.

Nombrado cardenal por el Papa Juan Pablo II en 1994, ha sido el cuarto japonés llamado al servicio del cardenalato. Graduado del Colegio Stella maris, de los marianistas, en Tokyo, estudió filosofía y teología en la Universidad Sophia, de los jesuitas, en Tokyo, y se doctoró en Derecho canónico en la Universidad Pontificia Urbaniana, en 1966. Sucedió al cardenal Doi como arzobispo titular de la diócesis de Tokyo en 1970, donde su primera labor fue preparar el Sínodo diocesano, que concluyó en 1971, para la puesta en práctica de la renovación eclesial tras el Concilio Vaticano II.

Puso especial empeño en ayudar desde Japón a las iglesias asiáticas, así como Japón había sido ayudado generosamente por las iglesias occidentales en tiempos de penuria.

Respondiendo al llamamaiento de Pablo VI , estableció la Comisión Nacional de Justicia y paz en 1970. Como presicdente del Comité Social del episcopado japonés, se implicó decididamente en la acogida de la inmigracióin extranjera y en denunciar ante el gobierno las situaciones de discriminación. Protestó, junto con otras religiones, ante los intentos de la ultraderecha nacional-sintoísta para nacionalizar el santuario Yasukuni, en donde están entronizados criminales de guerra, Apoyó y promovió los movimientos cristianos e interreligiosos en favor de la paz, el desarme y el no a las guerras.

Con ocasión de la IV Asamblea de Obispos Asiáticos en 1986, reconoció públicamente el error y culpa de la iglesia japonesa por su silencio cómplice durante la época del militarismo nacional-sintoísta, antes y durante la segunda guerra mundial.

En 1989 pidió perdón en nombre del episcopado japonés a los paises asiáticos por las atrocidades cometidas por Japón contra China y otros pueblos asiáticos antes y durante la segunda guertra mundial.

En 1987 animó encarecidamente la Conferencia Nacional sobre Evangelización en el mudno actual.

Retirado, como arzobispo emérito de Tokyo, en junio del 2000, siguió trabajando como Presidente de la sección japonesa de la Conferencia Mundial Ingterreligiosa por la paz WCRP).

El cardenal Shirayanagi deja un legado de caridad evangélica, fidelidad eclesial, apertura postconciliar, confraternidad asiática y convivencia intercultural e interreligiosa.

Daremos gracias a Dios por su vida en la vigilia que se celebrará el 4 de enero y en el funeral solemne del 5 de enero, ambas liturgias en la catedral de Tokyo.

Sus hijos espirituales, incorporados al ministerio por su imposicíon de manos, juntando el dolor de la despedida con la alegría de su entrada en el seno del Dios Padre y Madre, oramos por su descanso en el seno de misericordia, que testimonió durante su vida, y nos encomendamos desde ahora a la intercesión de quien respira ya definitivamente en el Espíritu Vivificador.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Dic 2009

Reinterpretar la Navidad: 2

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 23 Dic 2009 - URL Permanente

(Antología de textos del libro recién publicado en ed. Nueva Utop:ia, "Vivir en la frontera: convivir en paz, creer con sensatez, disentir fielmente, aprender lo diferente").

Navidad en Tokyo (2008)

En Japón, se llenan las iglesias católicas y protestantes hasta rebosar la noche de Navidad. Pero una tercera parte de la asistencia son personas que pisan por primera vez una iglesia y no pertenecen a ninguna confesionalidad cristiana.
Hace tres semanas leí el siguiente post en internet: “Pienso ir este año a misa en Navidad, aunque no pertenezco a ninguna iglesia cristiana. Quisiera conocer lo que significa la Navidad y vivirlo por experiencia con quienes lo viven. He mirado los horarios de las iglesias cercanas, porque me apetece este año asistir esa noche a una iglesia. Pregunté por teléfono si se puede asistir sin ser cristiano y me dijeron: “Por supuesto, bienvenido”. Pero, como es la primera vez, titubeo. ¿Me pueden decir por internet algunas personas que hayan ido a misa sin ser cristianas cómo les ha parecido?

Hasta aquí el texto del post, que una semana después contaba con más de doscientos comentarios de personas no cristianas que, desde su experiencia del año anterior, animaban a asistir.

Leo esa página web al regresar de mi misa de Nochebuena, en la que he bautizado a una persona adulta, estudiante de postgrado. El párroco, que saludaba a la entrada y salida, me confirma la impresión que recibí al recorrer los rostros del público durante mi homilía: al menos una cuarta parte venían por primera vez a nuestra iglesia. Me han saludado más de diez personas de diferentes edades diciéndome: “Muchas gracias, es la primera vez que vengo”.

Me consoló el comentario de una profesora de inglés: “Verdaderamente lo de Jesús es la enseñanza más fácil de entender y lo más difícil de practicar” Pensé para mis adentros: Como que los presuntos creyentes gastamos las energías en discutir la ortodoxia y no somos capaces de la más elemental de las ortopraxis: tratáos mutuamente como yo os he tratado...

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Nov 2009

Aborto y píldora en Japón

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 07 Nov 2009 - URL Permanente

En 1955, Japón era el paraíso del aborto,con más de millón y medio de interrupciones voluntarias del embarazo anuales. Pero hasta 1999 el Ministerio de Salud no aprobó la píldora anticonceptiva.

Ayako Matsumoto, en su libro ¿Por qué no se fomenta la píldora? desenmascara intereses económicos inconfesables: lo lucrativo del aborto influía en las presiones para no favorecer la píldora.

Hoy, cuando la píldora está admitida y los abortos han disminuído, se siguen denunciando intereses ocultos tras la práctica rutinaria de diagnósticos prenatales vinculados al aborto de fetos con discapacidades.
Visto desde España, donde los debates sobre aborto se polarizan en torno a la protección y el comienzo de la vida humana, es interesante que eticistas japoneses (aun sin determinada pertenencia confesional) cuestionen la problemática de intereses económicos latente en las políticas de control de natalidad.
Japón legalizó el aborto en 1949, pero hasta 1999 no dio luz verde a la píldora anticonceptiva. Actualmente las estadísticas oficiales hablan de trescientos mil abortos anuales. En 2007, 256.000 abortos, es decir, el 9,3 por mil en mujeres de edades entre los 15 y 49 años. Desde que en 1960 se intentó introducir la píldora, hubo resistencia disimulada bajo el pretexto de efectos secundarios. Tres décadas después proseguía el debate y se aducía como excusa la prevención del Sida. El preservativo era y sigue siendo, junto con el aborto, el recurso principal de control de natalidad en Japón.
En 1998, sin necesidad de debate y con celeridad, se da el visto bueno a la comercialización de Viagra para subsanar las disfunciones de erección masculinas. La reacción indignada por parte de grupos feministas no se hizo esperar. ¿Cómo aceptar que bastasen unos meses para aprobarse este medicamento para los varones, mientras tres décadas de debate no habían sido suficientes para aceptar la píldora anticonceptiva? ¿No estábamos ante una hipocresía más en la cuenta del machismo cultural? Al año siguiente se da por fin la bienvenida a la píldora. Hoy la de dosis hormonal baja se despacha con receta por un precio de unos tres mil yenes mensuales, sin ir incluida en el seguro de enfermedad y con gastos adicionales de pruebas y revisiones clínicas.
En Japón, la ley eugenésica de 1948 duró hasta el 96. En el anuncio de una clínica ginecológica, la frase «con licencia de la ley de protección eugenésica» significaba «aquí se puede abortar legalmente». El artículo primero definía claramente la finalidad de dicha ley: para legalizar el aborto y la esterilización con finalidad eugenésica. Se fue más lejos con esta ley que con la aprobada en 1940, que legisló, a imitación de la normativa nazi, la esterilización obligatoria. Después de la guerra se modificó esta ley, adoptándose la fórmula de «ley de protección eugenésica», que duró hasta el 96. En ese medio siglo se realizaron unas 16.500 esterilizaciones involuntarias. En pacientes de la enfermedad de Hansen (lepra), recluidos en centros asistenciales, fueron frecuentes las esterilizaciones y abortos sin consentimiento.
En 1996 se cambió el nombre por el de «Ley de protección maternal» y se suprimieron párrafos discriminatorios, como el que decía: «Esta ley, desde una perspectiva eugenésica, con el fin de impedir el nacimiento de vidas defectuosas, se propone proteger la vida y salud de las madres». La palabra furou, defectuosa, es la misma utilizada en los controles de calidad de las empresas para designar una mercancía deficiente que debe ser excluida de la venta al público. Fue decisivo el influjo ejercido por grupos de apoyo y asociaciones de familias de personas discapacitadas a la hora de conseguir que se revisara la ley. Desapareció de la ley la palabra yuusei («vida superior o excelente»). También se pidió y consiguió la supresión de la cláusula que permitía la esterilización y el aborto como medio para evitar el nacimiento de «vidas de clase inferior o defectuosa».

Me preguntarán si se relaciona todo esto con los debates sobre el aborto en nuestro país. Pienso que, por contraste, nos da qué pensar sobre las contradicciones e incoherencias que se dan, tanto entre antiabortistas como entre pro-abortistas.
Polarizados en el sí o no, blanco y negro, de la cuestión sobre el comienzo de la vida humana (obsesionados unos con el llamado «primerísimo instante» y exagerados otros al alargar irresponsablemente los plazos), dejan en segundo plano dos temas preocupantes: el condicionamiento de los intereses político-económicos subyacentes al debate y el reto de conjugar el respeto a la dignidad de la mujer con la protección de la vida fetal.
Sería deseable prestar más atención a estos dos temas a la hora de buscar el terreno común en que consensuar la oportunidad de las despenalizaciones.


(Publicado en La Verdad, de Murcia, el 7, nov., 2009)

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Oct 2009

IMPORTANTE: El teólogo Juan Masiá es el nuevo dueño de este blog.

Escrito por: Apoyo el 04 Oct 2009 - URL Permanente

Deseo transmitiros que hace dos semanas ofrecí a Juan Masiá la posibilidad de traspasarle la administración del blog y que fuera plenamente el propietario de este espacio.

Os cuento algunas de las razones que me llevaron a tomar esta decisión:

1.- En estos dos meses ha cesado la avalancha hostigadora de comentarios injuriosos que sufríó Masiá en su blog de RD. Además, de volver a producirse, este blog permite la moderación previa de comentarios.

2.- El hecho de que muchos de sus lectores ya no participen aquí pienso que quizá sea porque no es lo mismo que fuera su blog que el que sea el blog de amigos.

3.- El hecho de que algunos lectores me han confundido a mí como “Simpatizante” con Juan Masiá.

4.- Pero lo más importante para mí era restituirle el blog por justicia, ante el avasallamiento que sufrió desde las posiciones fanáticas últracatólicas.

ME ALEGRA COMUNICAROS QUE HOY HE RECIBIDO CONTESTACION AFIRMATIVA DE MASIÁ ACEPTANDO SER SU NUEVO PROPIETARIO Y ADMINISTRADOR.

Por todo ello, Ju
an Masiá cuenta desde ahora con su propio usuario de Administrador de este blog con pleno control sobre el mismo.

Temporalmente y hasta que se haga Juan con el control técnico o mientras necesite ayuda, estaré como administradora colaboradora para seguir colgando los post antiguos de su blog de RD y moderando los comentarios si hiciera falta, por ello mi usuario llamado hasta ahora “simpatizante de Juan Masiá SJ” pasa a llamarse “Emma”. (Esto ocasionará que todos los post que colgué como simpatizante salga el nuevo nombre y los que colgué con el otro administrador ahora ponga el nombre de Masiá)

Así que con esta novedad se inicia una nueva etapa para el blog que esperemos sea del agrado de todos vosotros y Juan nos siga ayudando con sus escritos.

Emmanuelle.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Sep 2009

Vivir escuchando

Escrito por: Apoyo el 22 Sep 2009 - URL Permanente

Los maestros orientales y los profetas del Antiguo Testamento coinciden en su gusto por la escenificación parabólica de la propia vida del mensaje que la enriquece. Una tradición india del siglo III cuenta que un monje pobremente vestido se presentó en casa de un comerciante famoso para asistir a un funeral. No le dejaron entrar, disgustados por su deplorable aspecto. Al poco rato volvió de nuevo, pero bien afeitado, perfumado y lujosamente vestido. Con mil reverencias lo invitaban a pasar, pero él rehusó. Se despojó de su vestido y, arrojándolo a la entrada, dijo: << Que entre mi túnica a vuestra celebración. Yo me quedo aquí fuera. Cuando me presenté tal como era, no me quisisteis recibir>>.

El monje Tenkai fue un famoso consejero de los gobernantes japoneses en la era de Tokugawa. Con 94 años, visitó en cierta ocasión el palacio para una consulta. Le obsequiaron con caquis, la fruta otoñal. Después de probarlos recogió los huesos y se los guardó en un pañuelo. Extrañados, le preguntaron para qué quería los huesos. Para plantar estas semillas y devolver al príncipe, dentro de unos años, el regalo que me ha hecho. El príncipe y los cortesanos no pudieron contener la risa al oír estas palabras en boca de una persona de más de noventa años. Todo el mundo sabe, pensaban, lo que dice el refrán; <<Tres años para un melocotonero y ocho para que dé fruto el árbol de caquis>>. El monje se puso muy serio y dijo: <<Parece mentira que un gobernante tan prudente emita un juicio tan precipitado, sin saber esperar>>. Ocho años después, cuando cumplía 102, fue a palacio a ofrecer las primicias del árbol de caquis para el príncipe.

El maestro Haukin invitaba a sus discípulos a aplaudir con una sola mano y escuchar ese ruido. Ante su desconcierto, les hacía extender la palma de su mano izquierda, y él las iba golpeando con su mano derecha sucesivamente. <<¿Veis? No has de esperar que venga a ti la montaña. Adelántate tú a ir hacia ella. El ideal sería que todos aplaudiéramos con las dos manos. Pero puedes aplaudir chocando tu mano con la de quien lo aplaude. Si te quedas dando vueltas a la lógica y respondes que no es posible aplaudir con una sola mano, nunca te liberas>>.

Del libro "El Otro Oriente. Más allá del diálogo". Sal terrae. 2006


Site Meter


Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Sep 2009

LONGEVIDAD JAPONESA

Escrito por: Apoyo el 20 Sep 2009 - URL Permanente

(Publicado hoy, 20-IX-09 en "La Verdad" de Murcia)

Titulares autosatisfechos transmiten en Japón la noticia optimista (?) del record mundial de longevidad. Gustan los records y disfruta el reportero cuando encuadra la noticia con la coletilla: «por primera vez en la historia» o «en cabeza mundialmente». Este mes el «día de la ancianidad» (21 de septiembre), se orla con titulares de récord olímpico, apreciados en la sociedad competitiva. Según estadísticas gubernamentales, más de cuarenta mil personas celebran este año un cumpleaños centenario. La cifra ha llegado a mediados del mes hasta cuarenta mil trescientos noventa y nueve.

Gracias a la fiesta de la ancianidad, el 21, y la del equinoccio de otoño, el 23, el estresado ejecutivo japonés disfrutará de un puente de hasta cinco días desde el sábado 19. Falta hace, de vez en cuando, un respiro así en esta sociedad que, a pesar de su tradición de calma, vive corriendo y sin descansar. El nombre del día de la ancianidad es, en japonés Keirô, un vocablo que se escribe con los ideogramas de «reverencia» (Kei) y «vejez»(Rô). En las familias se servirá tarta a los abuelos, los niños de primaria irán a la residencia de ancianos a cantar en un coro y los editoriales recordarán la piedad filial para con los mayores, según la más rancia tradición confuciana.

Pero hay personas ancianas que envían su parecer en Cartas a la Redacción con cuestionamientos. El señor Tanaka (pseudónimo) dice: «De nada sirve una festividad nacional con el pretexto de honrar a los mayores, si no se respetan nuestros derechos a diario. Tampoco es suficiente que me cedan el asiento o me den un vale de rebaja para cine y autobús». La señora Mikimoto (pseudónimo) escribe: «Tantos años descontándome en la nómina para la Seguridad Social, pero poco me queda de pensión. Además, una parte se va en impuestos del Ayuntamiento y la contribución parcial a las prestaciones sociales».

Habría que preguntarse: ¿Es verdaderamente un record digno de mención la anunciada longevidad nipónica? Y, si lo es, ¿de qué clase de récord se trata? ¿De longevidad con calidad de vida o de alargar la vida sin calidad?

Las cifras son de un aumento de 4123 personas centenarias con relación al año anterior. Las diez mil personas centenarias de 1998 se convierten en veinte mil en 2003, treinta mil en 2007, y pasan hoy de cuarenta mil. La mujer más anciana, en Okinawa, tiene 114 años, y el varon mayor, en Kyoto, cumple 112.

Telediarios y revistas muestran imágenes sonrientes de mayores contándonos sus secretos de dieta o gimnasia diaria. El señor Taketani (pseudónimo) insiste en el buen humor sin disgustos, clave de longevidad, y se retrata sonriente con siete hijos, veinte nietos y nueve biznietos. Tras dichas idealizaciones, la cruda realidad: una sociedad con la pirámide invertida de edad marcando un envejecimiento notable, en contraste con las deficiencias en asistencia social. Es insuficiente el seguro social y la ayuda a las personas dependientes. Falta personal en asistencia social, pero se han ido recortando los presupuestos de prestaciones sociales. Hay necesidad de recurrir a la inmigración para este tipo de trabajos; recientemente tienen fama de hacerlo muy bien mujeres de países del sureste asiático, pero están mal pagadas y las barreras burocráticas a la inmigración son exigentes. Se cierran departamentos de asistencia social en universidades y escuelas de formación socio-sanitaria, a pesar de la demanda que hay de personal en esos campos. Desde el punto de vista de la Administración, preocupa obviamente que, en las dos últimas décadas, no sólo ha seguido envejeciendo la población aceleradamente, sino también han ido bajando los nacimientos. Peligrarán las pensiones cuando, dentro de quince años, la población mayor de 65 duplique a la actual, alcanzando el 25 por ciento. ¿Cómo se afrontará en 2020 la reducción de población trabajadora, cuando cada dos personas en activo tendrán que sostener a una persona jubilada? Se calcula que en los últimos treinta años se ha duplicado el número de mayores que viven en soledad, pasando de los dos millones. Los hospitales evitan estancias largas de pacientes geriátricos, por miedo a la disminución de las subvenciones. Pero si al hospital le interesa dar de alta cuanto antes a pacientes seniles, a las familias les resulta cada vez más difícil la atención en casa. Seguiría esta retahíla sin fin, si esta columna dispusiese de varias páginas para alargarse. Pero bastan los ejemplos citados para frenar el optimismo de los titulares de publicidad gubernamental que enarbolaban la bandera de cuarenta mil personas centenarias.

No puedo menos de acordarme del planteamiento de uno de los iniciadores del movimiento bioético en la década de los setenta, el doctor Hellegers: «¿Vamos a añadir simplemente años a la vida, decía, o a plantearnos en serio cómo añadir calidad de vida a los años?»


Site Meter


Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Sep 2009

ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

Escrito por: Apoyo el 17 Sep 2009 - URL Permanente

(Duración: 30 minutos)

Entrevista a Juan Masiá por Carlos Vaz. Realizada por la cadena de noticias portuguesa TSF y publicada en Julio de este año.

La fotografía corresponde al Simposio de Ecología celebrado en el Monte Koya (Japón)



Site Meter


Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

SOBRE MÍ

Juan Masiá Clavel.

Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas,, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo.

Últimas entradas en mis blogs

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • raravis
  • xakall
  • blogviruta
  • ignacio
  • olicarfer45
  • Salvador García Bardón
  • sarkan
  • ivette-duran
  • JRC.
  • Carmen Salamanca Gallego
  • Agueda Conesa Alcaraz
  • Francisco Arias Solis
  • José Mari
  • apolvorinos

Fans

  • Eduardo Montagut Contreras
  • agora
  • f-menorca
  • hirimotu2
  • ferolicar50
  • Corto Cortés Smith
  • Simpa de JMC S.J.
  • LUIS VILLA SOBRINO DE PANCHO VILLA
  • Gregorio Garcia Alcalá
  • dumara2004
  • Vanesa Sanz
  • carlos
  • José Luis Damonte Pellarolo
  • Ricardo Gonzalez