07 Feb 2010

ZAPATERO EN LA PUNTA DEL ICEBERG

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 07 Feb 2010 - URL Permanente

A algún bloguero timorato y a alguna bloguera hipersensible les molestó la cita bíblica del señor Zapatero en el desaytuno de oración con Obama.

Pero esa cita no era más que la punta del iceberg de un tema que llena las páginas de la Biblia.

Se llevaría muchas horas y muchas páginas citar todo el resto del iceberg. Entre otros muchísimos, resaltan textos como los siguientes, muy apropiados para recordárselos a quienes mandan en el “Imperio de Wall Stret):

Éxodo 22,20-24: No oprimirás al emigrante...no explotarás a viudas y huérfanos,,, no serás usurero...

Véase también: Éxodo 23, 9-12; Levítico 19. 9-10; 19, 33-34; 25, 6-7; 25, 35-37; Deuteronomio 14, 28-29; 15, 1-18; 24, 17-22; 26, 12-13

Paz y justicia: Oseas 2,20; Isaías 11, 6-9; Is 2,4; Salmo 72; Santiago 3, 18...etc...


Defensa de derechos e igualdad; Salmo 76; Is 1, 23; 3, 14-15; 10, 1-2; Jeremías 21, 12; 22,3; 22, 13-17; salmo 82;

Y UN LARGUÍSIMO ETCÉTERA---
Por cierto, el autor del libro sobre el evangelio seg:un Marcos, Salvador Santos, me ofrece el siguiente comentario muy oportuno sobre el texto citado por Zapatero. Lo copio del mail que env:ia.

Vease la página 707 de "Un paso, un mundo" (editorial El Almendro). Hacia la mitad verás escrita la misma cita que Rodríguez Zapatero leyó en Estados Unidos (Dt 24,14-15). La cita del Deuteronomio tiene más importancia de lo que parece a simple vista. Su lectura ha de hacerse no desde el contexto del Antiguo Testamento, sino desde la perspectiva única que ofreció Jesús. Observarás que las páginas 705 a 708 de Un paso, un mundo ofrecen unos apuntes que ayudan a entender el relato del rico. En esa escena, ¡Jesús citó la misma ley social que Rodriguez Zapatero leyó ante Obama!

Entre ambas situaciones se pueden apreciar ciertos paralelismos: Jesús se encuentra ante un claro representante de la injusticia del sistema; Zapatero se halla en el estandarte representativo del poder y la opulencia. Salvando las distancias y las intenciones entre Jesùs y Zapatero, ninguno de los dos se enemista con su interlocutor; eso sí, ambos se oponen a la injusticia radical que aquellos abanderan. Jesús situó la solución al planteamiento del rico fuera del ámbito religioso (sólo mencionó los mandatos sociales); Zapatero eliminó de la cita el último párrafo, el que hacía referencia a Dios. Ambos se mueven en el terreno social. Pero, curiosamente, ese es el espacio que, según Jesús, conduce a Dios. La auténtica relación con Dios se produce desde relaciones humanas basadas en la justicia y la igualdad. Lo que tanto cuesta ver a la religión, Zapatero lo tiene como horizonte. Naturalmente hay una distancia entre Jesús y Zapatero. Ahora bien, el gesto de Zapatero ayuda a descubrir porqué Jesús se llevaba muy bien con descreídos, con prostitutas y otras gentes ajenas al mundo religioso.

El uso que hace Jesús de la ley social del Deuteronomio, sustituyendo con ella uno de los "sagrados" mandamientos, revela su incomparable pedagogía. Zapatero, seguramente sin saberlo, ha permitido ver los profundos valores de la intervención del Galileo en la escena del rico.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05 Ene 2010

SOLIDARIDAD Y UTOPÍA...PERO SIN PATERNALISMO

Escrito por: juan-masia-clavel-blogger- el 05 Ene 2010 - URL Permanente

Gracias a E.Blogger (y a las amistades de apoyoajmc tras ese seudónimo) por el post de ayer sobre la paella, que me permito comentar a continuación.

Ante todo, gracias a E. Blogger, enhorabuena por su rapidez informática y lingüística en traducir del blog japonés del P. Katayanagi (al que también hay que agradecer la profesionalidad de sus fotos).

No quiero echar un jarro de agua fría al buen humor de E.Blogger, pero...pasando de la broma a lo serio, permitidme las siguientes puntualizaciones (disculpándome si soy un poco fuerte):

1. Esa cocina gratuita se llama, en japonés, “TAKI-DASHI”. “Taku” es cocinar arroz y “Dasu” es sacarlo para servirlo. La paella era solamente de aperitivo. El plato fuerte venía despuués en un caldo de carne, patatas y verduras.

2. No es solamente en Navidad, sino durante todo el año varios días al mes. El frío hace nesario de mediados de diciembre a mediados de enero el montarla a diario. El voluntariado se turna también para patrullar por las noches llevando mantas, conduciendo a un albergue o a urgencias a quien lo necesite, etc...

3. Los-las cooperantes del voluntariado no son solamente católicos, sino en colaboración con las otras confesionalidades hermanas de la zona (hay de todas las edades desde colegiales hasta personas de ochenta años).

4. Tanto en Kobe como en Tokyo, donde también se organiza este “takidashi” en varias iglesias, ni el ofrecer una comida caliente soluciona el problema de las personas sin techo, ni tampoco por esa razón se debe dejar de ofrecer (ya que hace falta). De hecho, se trabaja a dos niveles, por una parte el de esas ayudas de emergencia y, por otra, el voluntariado de profesionales (juristas, economistas, médicos y otros profesionales cristianos) eleva protestas al gobierno y propuestas a la administración pública para que se tomen medidas necesarias, ofrece consultorios médicos, jurídicos etc. gratuitos, presiona a los políticos etc.

5. No basta el “takidashi”, hay otras ayudas, como por ejemplo, la iglesia del P. Cirilo utiliza una parte de sus locales para ofrecer albergue, aseo y ropa a personas necesitadas de ello. Y hasta tiene montada una cafetería gratuita en la que compartir con estas personas tanto el preparar el café juntos como el tomarlo y acompañarse.

6. En todas partes (no solo en España) hay contradicciones internas entre los creyentes. A un sacerdote de una iglesia del centro de la ciudad en Tokyo le decían sus feligreses: “Le damos gustosos donativos para que los lleve al barrio de los sin techo, pero no los traiga aquí a misa de doce, que manchan la iglesia”. Hubo que decirles a esos “cristianos” que si seguían pensando así era a ellos a quienes Jesús echaría del templo.

7. Hay que evitar el paternalismo. No va simplemente el voluntariado a “dar una comida”. Las mismas personas sin techo, a las que el voluntariado echa una mano, organizan y preparan. A la hora de fregar los platos o de pelar las patatas lo hacen juntos ambas partes. Una anciana que duerme en la calle presumía dándonos lecciones de cómo se deben cortar las zanahorias y se reía riñéndonos: “Vosotros no sabéis hacerlo, se ve que no lo habéis hecho por necesidad”...

8. Cuando les dicen a los voluntarios que el “takidashi” no resuelve nada y solo sirve para autosatisfacción de ellos, contestan como nos enseñó san Ignacio con el dicho de san Bernardo: “Ni lo hago por ese motivo, ni por miedo a eso dejo de hacerlo” (Traduzco al latín para que me entiendan hasta los “otros-otras”: “Nec propter te incepi, nec propter te finiam”: Citado en los Ejercicios espirituales por san Ignacio).

9. Insistimos en que la acción llamada de “beneficencia” debe ir acompañada de la acción profesional, (política y de pensamiento y acción críticas), de trabajar por los cambios estructurales necesarios, a sabiendas de que si se hace esto molestas a los poderes establecidos. Si te limitas a ayudar como la madre Teresa (conste que no tenemos nada contra ella, la admiramos y valoramos su carisma) no te persiguen y hasta te hacen un funeral de estado y te hacen "santo subito" y hasta Juan Pablo te aplaude. Pero si cuestionas las estructuras y trabajas por la liberación, te tomarán por peligroso y te perseguirán tanto los de fuera como los dentro (de dentro del mismo Vaticano). Cuando Helder Cámara pedía limosna para sus pobres, los ricos se la daban y lo tenían por santo. Pero cuando cuestionaba las causas de la pobreza le llamaban obispo rojo. Este problema sigue existiendo lo mismo en Brasil que en Japón o en Madrid (lo que va de la Almudena a Entrevías...).

10. Aprovecho la oprtunidad para saludar a comienzo de año a la comunidad de Entrevías y orar porque prosiga su testimonio y su praxis evangélica.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08 Sep 2009

Las religiones y la paz (Video de la ponencia de Juan Masiá en el Aula de Teología de los cursos de la UIMP)

Escrito por: Apoyo el 08 Sep 2009 - URL Permanente

Ponencia de Juan Masiá Clavel: Las religiones y la paz.-ESCUELA DE TEOLOGÍA «KARL RAHNER-HANS U. BALTHASAR» JUDAÍSMO, CRISTIANISMO E ISLAM: TRES RELIGIONES EN DIÁLOGO.

(Duración: 51 minutos)


Site Meter

LEE AQUÍ LA PONENCIA ESCRITA


Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

06 Ago 2009

¿Rezará Obama en Hiroshima?

Escrito por: Grupo de Apoyo el 06 Ago 2009 - URL Permanente

(Publicado hoy en La Verdad de Murcia)

En la primera semana de agosto destacan en Japón las manifestaciones por la paz y las asambleas memoriales por las víctimas de Hiroshima y Nagasaki. Sesenta y cuatro años después se mantiene la antorcha de esa memoria histórica, para que no se repita la tragedia.

Los obispos japoneses, que se adelantaron a otras religiones al pedir públicamente perdón por la condescendencia de pre-guerra ante las presiones del gobierno nacional-sintoísta, repiten cada año su mensaje de paz y defienden la Constitución japonesa: renuncia al rearme y a la guerra. Mañana, 7 de agosto, se reune en Nagasaki la Red de Ciudades por la Paz, alcaldes de 2.963 ciudades de 134 países. Hoy, día 6, aniversario del democidio, el arzobispo de Tokyo, Takeo Okada, presidente de Justicia y Paz, hace una declaración que aúna la urgencia del desarme con la situación mundial de crisis económica. «Muchas víctimas de la crisis son emigrantes. Sufren las injusticias del sistema quienes menos culpa tienen del desastre y a quienes se debe parte del crecimiento precedente. Como en las guerras: mayoría de víctimas civiles ajenas a las causas de las contiendas». Cita explícitamente a Obama, que habló el cinco de abril en la República Checa, y reiteradamente, sobre desarme. «Sorprende, dice el prelado japonés, esta declaración del dirigente de un país que ha bombardeado civiles, posee el mayor arsenal atómico, y fue el primero en usarlo contra una población».
Mientras leo estas declaraciones de monseñor Okada, tengo sobre mi mesa dos libros: uno, recién publicado, por un grupo de historiadores preocupados por lo trágico, a la vez que inútil, de tantísimos bombardeos bélicos sobre la población civil: Bombing civilians. A Twentieth Century History, editado por Yuki Tanaka y Marilyn Young (N. York, The New Press, 2009). Otro, de David Livingston Smith, explora la etiología bélica en la innata ambigüedad del ser humano, el animal más peligrosamente agresivo, como dice el título: The most dangerous animal (N. York, St. Martin Press, 2009).

Evoca este autor los genocidios del pasado siglo. Entre otros: los sesenta mil muertos en Namibia a manos de los alemanes, en 1907; el millón y medio de cristianos armenios matados por los turcos en 1916; los cuatro millones de rusos caídos por obra de su propio gobierno durante el terror de 1938; los trescientos mil habitantes de Nanking masacrados por los japoneses en 1937; los doscientos mil musulmanes, serbios ortodoxos y razas discriminadas, que caen víctimas del régimen católico Ustashi en Croacia en la segunda guerra mundial; los doscientos mil musulmanes caídos en la guerra por la independencia de Algeria contra los franceses; el millón de tutsis muertos a manos de los hutu en Ruanda, en 1994; y un algo etcétera, que hay que abreviar, porque ocuparía dos páginas más. Estamos, insiste el autor, ante cifras de víctimas entre la población civil.

Coinciden también los autores de la otra colección citada de ensayos históricos en argumentar en contra de la presunta utilidad o efectividad estratégica de los bombardeos, así como en poner de manifiesto que suelen quedar sin rendir cuentas a la comunidad internacional quienes perpetraron los peores crímenes contra la humanidad. Aunque no se hubiese dado la horrorosa matanza de Hiroshima y Nagasaki, los bombardeos indiscriminafdos sobre Tokyo -más de cien mil víctima civiles muertas y cientos de miles heridas, más zonas enteras de ciudad arrasadas- bastarían para exigir una fuerte rendición de cuentas a los vencedores que jamás reconocieron su crimen. No eran lo que hoy se llama meros daños colaterales, sino matanzas directamente pretendidas para desmoralizar a la población.

Ha sido una constante de las guerras desencadenadas por Norteamérica el bombardeo indiscriminado sobre poblaciones indefensas, dice Mark Selden. Pero también Japón ha de decir su mea culpa, explica Tetsuo Maeda, contando los bombardeos japoneses sobre Shanghai en 1932 y sobre Congquin en 1938. Hoy tenemos recientes las tragedias de Afganistán e Irak. Pero, ya a comienzos de siglo, esos mismos países habían padecido semejante aflicción, dice la historiadora Yuki Tanaka. Hay que recordar lo que fueron los bombardeos sobre Afganistán en 1919 y sobre Irak en 1920 y 1930 por parte británica. El historiador japonés Tusyoshi Hasegawa cuestiona la presunta necesidad de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki para persuadir a Japón a rendirse y se pregunta si la prisa de Truman en usar la bomba atómica no escondía el temor de que Stalin entrase en la guerra del Pacífico y tuviesen que compartir con la Unión Soviética la ocupación de postguerra.

Me dirán que no son estos temas agradables para días de vacaciones, pero en la primera semana del agosto nipón es ineludible dejarse impactar por el aldabonazo del recuerdo en Hiroshima y Nagasaki. ¿Vendrá próximamente Obama a rezar en Hiroshima por un no a la guerra tajante como el de Juan Pablo II?


Site Meter


Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Oct 2008

Jesuitas en turno de noche

Escrito por: Apoyo el 23 Oct 2008 - URL Permanente

23.10.07 @ 07:25:18.

Reunidos un grupo de jesuitas para orar juntos y discernir los signos de los tiempos de cara a la misión de la Compañía en el mundo actual, llegamos a la conclusión de que se nos pide “estar despiertos” (Lc 12, 35), como en turno de noche, aguardando en esperanza en puestos fronterizos “como espera la aurora el centinela” (Ps 129-130-).

Hay cuatro noches oscuras en la actualidad: la oscuridad del sinsentido, la oscuridad de la incomunicación, la oscuridad de la manipulación ideológica y la oscuridad de la injusticia.

El Reinado de Dios que Jesús invita a descubrir y a construir es luz para esas cuatro oscuridades: Regnum sanctitatis et gratiae (que da sentido y esperanza, identidad e integración), regnum vitae et amoris (que crea comunidad de amor y cultura de vida), regnum veritatis (que desvela la mentira, desenmascara y desengaña), regnum justitiae et pacis (que libera de todo empobrecimiento y opresión).

En los Ejercicios Espirituales, Ignacio de Loyola percibe la triple llamada de Jesús: a) a estar con Él en la comunidad de ese Movimiento del Reino, b) a trabajar con Él en ese Movimiento del Reino, c) a pasarlo mal en la frontera, metiéndose en líos con Él por su mismo camino del Reino.

Por eso, cuatro claves de los Ejercicios, según el P. Arrupe son: 1) Presencia de Dios en todas las cosas (Ej. 23, 230-237). 2) Presencia de Dios en todas las personas (Ej. 91’98, 137). 3) Llamada a discernir entre las “dos banderas”, cuestionando nuestros criterios y escalas de valores (Ej. 133-189, 313-336). 4) Asumir las consecuencias de esa llamada en opciones por estar de parte de las personas empobrecidas o perseguidas (Ej. 146, 149-156, 165-168).

Esto lo percibió claramente, a la luz del Espíritu bajo la guía del optimismo evangélico del P. Arrupe, la Congregación General 32 de los jesuitas, reflejándolo en sus cuatro palabras claves: 1) Integración (decreto 4, nn. 51, 52, 59-61; dec. 2, n.11; dec. 6, n. 9). 2) Comunidad e inculturación (dec. 4, nn.13-16; 53-56; 62-69; dec. 2, 16-19; dec. 11, 14-26). 3) Discernimiento y reflexión (decr. 4, nn. 7, 10, 16, 19, 25, 26, 51, 52, 54, 58, 63, 71’73; dec. 2, n.19). 4) Inserción en lo marginado (dec. 4, nn.19, 26, 30, 35, 36, 39-50, 74).

Por eso se nos invitó a renovar y reavivar cuatro bloques tradicionales de ministerios: 1) Los Ejercicios Espirituales, 2) el cuidado pastoral y misionero, 3) la labor educativa e intelectual, 4) El apostolado social por la paz y la justicia.

En la reunión de jóvenes candidatos al pre-noviciado nos decía con entusiasmo un joven que madura estos días su decisión: “Me apunto al turno de noche”. “Bienvenido, le dirá Jesús, bienvenido a la frontera, pero agáchate un poco, hermano, que en este puesto pasan rozando las balas...”

NOTA: Jóvenes con vitalidad, apertura y optimismo que, al leer este post, deseen apuntarse al "turno de noche en la frontera" contacten con la Compañía de Jesús: P. Higinio Pi, Avenida de la Moncloa, 6 MADRID 28003, tel: 91-5344810. e-mail: procast@jesuitas.es

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Sep 2008

Apoyo del Nuncio a "Justicia y paz", en Japón

Escrito por: Apoyo el 23 Sep 2008 - URL Permanente

25.09.07 @ 03:45:55.

Más de mil personas desbordaron el aforo del Auditorio en la Universidad Elisabeth (de los Jesuitas, en Hiroshima): 33 Jornada nacional de “Justicia y Paz” (22-25, IX, 07). Ante la derechización política que busca modificar la opción de paz de la Constitución, nos estimuló el simposio de obispos: Monss. Matsuura(Osaka), Takami (Nagasaki), Tani (Saitama) y Mizobe (Takamatsu). Con Gaudium et spes, defendieron separación de Estado y Denominaciones Religiosas, frente al involucionismo de retorno nostálgico al nacionalsintoísmo de pre-guerra. La carta del nuncio, Mons. Alberto Bottari de Castello, nos confirmó el apoyo de la Santa Sede al compromiso por la paz y la justicia.

La carta dice así

“Las leyes recientemente aprobadas sobre educación, así como las que facilitan los cambios en la Constitución de Japón han sido motivo de preocupación no sólo en Japón sino en muchos otros países. Se teme que la libertad de expresión y la libertad religiosa se vean amenazadas.

La Constitución japonesa proclama la renuncia a la guerra y es para muchas personas un símbolo de sus esperanzas y súplicas por una humanidad que no recurra a la violencia para resolver los conflictos. Se teme que sea sustituída por algo de menor importancia para el bien de la humanidad.

Ustedes, el episcopado japonés, han expuesto con toda claridad el principio de la separación de Iglesia y Estado, el valor del artículo 9 de la Constitución, no sólo para Japón sino también para otros países, y la importancia de trabajar por la paz.

Su declaración es laudable y valiente. Deseo aprovechar esta oportunidad para asegurarles el apoyo a dicha declaración y a sus esfuerzos por mantener la paz y armonía social, que han hecho posible que la Iglesia florezca y fructifique en Japón en el último más de medio siglo. Son muchas las personas que esperan una orientación clara y un liderazgo valiente en las presentes circunstancias. Estoy seguro de que su reciente declaración será bien recibida por cuantas personas se preocupan del futuro de Japón y de la paz mundial.”

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Coros gregoriano y budista en la catedral de Tokyo

Escrito por: Apoyo el 23 Sep 2008 - URL Permanente

12.09.07 @ 03:18:49.
11 de septiembre, inolvidable aniversario, día de plegaria por la paz y en memoria de las víctimas. Cristianos y budistas, de diversas denominaciones, junto con movimientos de ciudadanía (ni gubernamentales, ni confesionales), se han unido para orar en la catedral de Tokyo, bajo el lema “Música y oración por la paz”, recordando a las víctimas inocentes de atentados e invasiones bélicas, y reiterando el “no a la injusticia de las guerras”.

La organización, a cargo de la Asociación por una Sociedad Saludable del barrio de Nerima, los budistas de Koseikai y jesuitas del mismo barrio. La colecta, para apoyar el mantenimiento de la escuela que se construyó en Bamiyan (Afganistán) gracias a esta iniciativa hace ya cuatro años.

El genio arquitectural de Tange se lució en la catedral de Tokyo(inaugurada en 1964, época de los Olímpicos en Japón y del Concilio en Europa): sustituyó la cúpula por una altísima espadaña, solapando la doble imagen eclesial de la nave y la tienda de acampada, símbolo apropiado para una iglesia peregrina, misionera y ecuménica.

El coro gregoriano -albas blancas- hizo ayer (11-IX) su entrada por el lateral del evangelio, mientras el coro budista -túnicas verdes- avanzaba por el de la epístola. A la par con las variaciones del Requiem aeternam dona eis Domine, se acoplaba el entonado del Shomyo.

La alta techumbre sobre el presbiterio acogía los sones, ascendientes como incienso vespertino, y la acústica del templo repleto nos devolvía los ecos, como si una voz desde las alturas consagrase nuestro ofertorio ecuménico diciendo: “Esto, esto es precisamente mi cuerpo para la vida del mundo, haced la paz en memoria mía”.

Entorné los ojos soñando con optimismos esperanzados de Juan XXIII y Pedro Arrupe, soñando con el día en que esta escena se pueda repetir en las mezquitas de Arabia o Turquía, o en las catedrales de Córdoba y La Almudena.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 Ago 2008

Cortina de humo olímpica

Escrito por: Grupo de Apoyo el 21 Ago 2008 - URL Permanente

El despliegue de fuegos artificiales en la inauguración olímpica y en la clausura de los juegos, ampliamente difundido por la televisión japonesa, producía una impresión ambigua para quienes lo contemplábamos desde Tokyo. Beijing y Tokyo, dos ciudades tan cerca y tan lejos, pensábamos. China y Japón: dos tradiciones con vínculos de sangre cultural, pero sin acabar de reconciliarse. Pirotecnia y tecnología intentaban convertir la noche de Beijing en un mediodía radiante. Pero el espectador crítico adivina tras la cortina de humo de las apariencias: hay una realidad sombría de millones de habitantes para quienes la fiesta no es fiesta; hay también una realidad penosa de la falta de reconciliación chino-japonesa.

Como contrapunto a las transmisiones luminosas de la olimpíada, es inevitable pensar, desde Tokyo, en dos enfoques que no son noticia, aunque merecerían serlo: la ciudadanía china puesta en cuarentena para no contaminar los olímpicos y la memoria histórica japonesa anestesiada.

Tras la cortina de humo de la exaltación nacional en la ceremonia inaugural, se ocultaba la otra cara de la China oprimida. En la transmisión del desfile de competidores por naciones, las cámaras enfocaron incesantemente a los centenares de azafatas que marcaban la trayectoria, deteniéndose una y otra vez para mostrar sus rostros sonrientes y el ritmo acompasado y esbelto de sus extremidades. Si esa fue la imagen de la mujer china que se grabó en el subconsciente del público, sería una cortina de humo que tapa la opresión y discriminación de millones de mujeres.

Antes de que la mano férrea del control policial se avalanzase sobre la prensa extranjera, reporteros espabilados pudieron enviar a sus redacciones las fotos de la campaña de “saneamiento” y “lavado de cara” que precedió a los juegos: posters gigantescos ocultando los mercadillos que no dan la imagen, vallas metálicas disimulando la fachada de los barrios en demolición, expulsión de vendedores ambulantes, detenciones masivas de posibles disidentes y un largo etcétera que incluye paradójicamente a la larga cola de “solicitantes de justicia”. Es una vieja tradición que se remonta a los viejos tiempos imperiales: acudir a la capital a reclamar los derechos conculcados en provincias. Presume el discurso oficial de tener una oficina de admisión de reclamaciones. Pero la lista y cola de solicitudes se convirtió esta vez en registro de detenciones preventivas...

Otra cortina de humo: la de las sonrisas diplomáticas de los respectivos líderes, que disimulaban la otra cara de las relaciones chino-japonesas. Ni el Museo japonés del templo Yasukuni, en Tokyo, ni el Museo y monumento memorial a las víctimas de la masacre de Nanjing, ayudan a la reconciliación de los pueblos mediante una memoria histórica equilibrada.

El museo japonés muestra los vivas triunfadores de las tropas japonesas que penetran por la brecha abierta en la muralla de la capital china en 1937. Pero disimula la masacre etiquetándola anacrónicamente como “campaña contra el terrorismo”. Intentos como éste de revivir la ideología militarista de preguerra por parte de la minoría nostálgica japonesa se han reflejado en el movimientoe revisión de libros de texto, llamando “intervención liberadora” a la “invasión” japonesa de países asiáticos antes de la guerra del Pacífico.

De este modo, la reacción del extremo opuesto por parte China está servida. Los visitantes del Memorial chino de la masacre de Nanjing pasean por la esplanada en cuyo suelo están grabadas en bronce las huellas de los pies de los supervivientes y su atención queda polarizada en el número de trescientas mil víctimas y las fotos de osarios exhumados. Las generaciones jóvenes de ambos países, que hacen visita turística se sienten distantes de una historia que sospechan se les transmite desfigurada por ambos lados.

Historiadores de los dos países, en unión con investigadores coreanos, han fomentado la inicitaiva de redactar estudios en colaboración más equilibrados, para que la memoria histórica no se ideologice. Pero la clase política dirigente de sus respectivos países no sale de su conservadurismo.

La reconciliación que se llevó a cabo en Europa tras la segunda guerra mundial está por hacerse en el noroeste asiático. Tanto China como Japón necesitarían para ello resucitar la memoria de su antigua sabiduría. “Si el débil está a punto de tropezar y caer, échale una mano. Hacerlo es humano. No hacerlo es inhumano”, decía Mencio.

El rollo de escritura tradicional que nos maravilló con su conjunción de danza y caligrafía en la ceremonia de apertura de los olímpicos remitía a los tiempos de Confucio y contenía un mensaje que, si se pusiera en práctica, garantizaría la dignidad y derechos humanos en Oriente y Occidente. Pero la contradicción entre la propaganda y la realidad es demasiado palpable.

En el desfile olímpico se hizo gala de mostrar decenas de atuendos regionales, correspondientes a la diversidad cultural de países en el territorio chino. Pero, ¿Cómo se compagina con lo que está ocurriendo en el Tibet?

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Jul 2008

Pater noster ecuménico

Escrito por: Apoyo el 23 Jul 2008 - URL Permanente

25.08.07 @ 09:57:19.
“Creer, vivir y convivir”: Lema de la Jornada de meditación cristiano-budista para profesorado de colegios, celebrada en Himeiji (Japón) el 21 del pasado agosto. Tras presentar, como introducción, la iniciativa del Pacto de Convivencia (Véase página web: www.pactodeconvivencia.org), estudiamos, meditamos y oramos en común con la oración al Padre y Madre nuestro/a. Como clausura, redactamos la siguiente versión doble, en contexto interreligioso, de la oración de Jesús (en dos partes y seis temas):

Primera parte:

1. A) Padre y Madre nuestro/a, que estás en los cielos B) Fuente de la Vida, que estás en la vida, que estás en mi vida, que estás en todas partes, vivificándolo todo.

2. A) Santificado sea tu nombre B) Gracias por la vida con que somos vivificados, alabada sea la Vida.

3. A) Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. B) Que nos demos cuenta de que ya ha llegado el Reinado de la Vida y que lo construyamos, vivificándonos mutuamente, que nos demos vida unos/as a otros/as y demos en todo un sí a la Vida.

Segunda parte:

4. A) Danos hoy nuestro pan de cada día B) Danos fuerza de vivir, fortalece nuestro cuerpo y espíritu con el pan de vida y esperanza

5. A) Perdona nuestras ofensas, como también perdonamos a quienes nos ofenden B) Haznos capaces de convivir en reconciliación, recibiendo y dando perdón. Haznos capaces de convivir con las personas más desfavorecidas, con quienes son diferentes y con quienes muestran enemistad.

6. A) No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal B) Líbranos del mal en nuestro interior, haznos capaces de convertir el mal en bien en las relaciones humanas, y de trabajar por la liberación del mal social.

Site Meter

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Jun 2008

Víctimas y acusados: proceso pacificador en Japón

Escrito por: Apoyo el 23 Jun 2008 - URL Permanente

Site Meter Masahiro Harada (60) había pedido al ministro de Justicia que no ejecutaran la pena de muerte del asesino de su hermano. Su petición fue denegada, pero consiguió entrevistarse cuatro veces en la prisión con el agresor, antes de la ejecución, en 2001. Ahora sigue fomentando en Japón el movimiento por la supresión de la pena capital. Le conocí personalmente hace cinco años, cuando accedió a participar en una mesa redonda sobre procesos de paz y reconciliación, organizada por el Centro Social de los jesuitas de Tokyo, en la Universidad Sophia.

Me impactó su postura. Decía el señor Harada, y sigue diciendo hoy, que no se siente capaz de perdonar; sin embargo, está convencido de que, ajusticiando a criminales, no se sanan las heridas de las víctimas.

Promovida por él, se constituyó el pasado 4 de junio en Tokyo una mesa de encuentro entre víctimas y acusados. Quieren así oponerse al proyecto de modificación legislativa, actualmente en debate en el Congreso, por el que se propone otorgar a las víctimas el derecho a interrogar a los acusados durante el juicio.

El grupo de víctimas encabezado por Harada ha recibido, según informa el diario Mainichi (Tokyo, 4 de junio), el apoyo de la Asociación Americana de Víctimas contra la Pena de Muerte.

Miembros de movimientos cívicos y un grupo de abogados japoneses se han sumado al proyecto de conseguir que víctimas y agresores se encuentren y dialoguen para sanación mutua. En nuestro Centro Social, cooperando con budistas y otros grupos, tanto religiosos como aconfesionales, también estamos apoyando el proyecto.

«El lugar para el encuentro de víctimas y agresores, dice Harada, no debe ser la sala de los tribunales. El tema no ha de ser echarse en cara los respectivos derechos, sino escucharse mutuamente, para que todos nos sanemos y reconciliemos».

Al redactar esta noticia para mi país, me duele una vez más la manipulación de las víctimas por parte de la oposición política en el estado español durante todo el pasado año; con su crispación han echado leña al fuego destructor del proceso de paz, dejándonos expuestos al eterno retorno de la espiral de violencia tras la ruptura de la tregua terrorista.

El ejemplo del señor Harada que, sin ser ni budista, ni cristiano, ni sentirse capaz de perdonar, insiste, sin embargo, en el encuentro sanador y en el proceso reconciliador, debería hacernos reflexionar a todos: a ETA y a sus víctimas, a Zapatero y a Rajoy, y a cuantas personas sufren y sufrimos las consecuencias de la incapacidad para dialogar.

(Publicado en La Verdad, de Murcia, 11 de junio, 2007)

Site Meter

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

SOBRE MÍ

Juan Masiá Clavel.

Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas,, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo.

Últimas entradas en mis blogs

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • raravis
  • xakall
  • blogviruta
  • ignacio
  • olicarfer45
  • Salvador García Bardón
  • sarkan
  • ivette-duran
  • JRC.
  • Carmen Salamanca Gallego
  • Agueda Conesa Alcaraz
  • Francisco Arias Solis
  • José Mari
  • apolvorinos

Fans

  • Eduardo Montagut Contreras
  • agora
  • f-menorca
  • hirimotu2
  • ferolicar50
  • Corto Cortés Smith
  • Simpa de JMC S.J.
  • LUIS VILLA SOBRINO DE PANCHO VILLA
  • Gregorio Garcia Alcalá
  • dumara2004
  • Vanesa Sanz
  • masvalevivo
  • José Luis Damonte Pellarolo
  • Ricardo Gonzalez