10 Sep 2012

Tarrina de cine clonado

Escrito por: dolovatti el 10 Sep 2012 - URL Permanente

Me gusta esta oveja más que un policíaco escandinavo a un espectador de la BBC (¡Pero qué gran final el de Bron/Broen!)

Y quiero a este zorro más que Messi a su Maserati (en serio, ¿no parece esto un fotograma de Volando voy?).

Como ya dije en un post anterior, sin su ayuda inestimable, no podría clonar las películas de la biblioteca. No podría hacerlas mías ni sobarlas a mi antojo.

Gracias a ellos, lleno tarrinas y tarrinas de cine clonado. La última, ésta de diez deuvedés:

Subida al cielo.- Cabrera Infante consideraba este film el peor de Buñuel. A su autor en cambio le gustaba mucho. Es una especie de road movie con extraños desvíos que vuelan la peluca, como el inesperado sueño erótico del protagonista

La vi justo después de terminar una novela mexicana - Estas ruinas que ves del gran Jorge Ibargüengoitia- donde aparece la palabra jamona con el sentido que le da María Moliner: “mujer que ha dejado de ser joven sobre todo si está algo gorda”. Fue curioso saborear el hallazgo de ese ejemplo ("las tres hijas jamonas pero solteras del humillado") ante otro ejemplo de la acepción actual: la potente Lilia Prado. Qué momento ese en la cima de la montaña, cuando en medio de una tormenta eléctrica, le dice al ya calentísimo Oliverio: Antes me simpatisabas, ¡ahora me electrisas!

--------

La dama de honor.-Creo que fue Celia Amorós quien dijo que si el amor no es fou, entonces no es ni fu ni fa. La dama de honor es una historia de amor fou hecha por franceses (básicamente por la familia Chabrol), pero no es ni fu ni fa. Sobre todo por culpa de Laura Smet, que en ningún momento da la talla como mujer fatal. Es el suyo un caso similar al de Sara Carbonero: tan bella como inútil. Por desgracia, no hay gran diferencia expresiva entre su cara

y ese busto que tanto obsesiona a Magimel.

---------

Salvad al tigre.- Me tragué entera esta soporífera película solo por ver a Jack Lemmon en uno de sus pocos roles protagónicos serios. El papel es muy bueno y lo borda, pero la historia es muy, muy verbosa y aburre.

Hace 30 años que no se hacen buenas películas, dice uno de los personajes en un momento del film. Supongo que más de uno pensó en 1973 que esta cinta no venía precisamente a terminar con la sequía.

--------

El día de los forajidos.- Este western invernal en blanco y negro está dirigido por un verdadero director de cine. Un verdadero director de cine, según Anthony Mann, no es aquel que coloca la cámara en todos los ángulos posibles y luego elige el mejor en la sala de montaje, sino aquel que la pone en el sitio debido, allí donde tiene que estar. André de Toth sabe exactamente dónde situar la cámara para que fluya la excelente historia de Philip Yordan (uno de los guionistas favoritos de Mann, por cierto), y a menudo la deja allí un buen rato.

Robert Ryan está fantástico, como lo está Burl Ives. Burl se refugia con su banda en un pueblito de veinte habitantes tras hurtarle al ejército 40.000 dólares, y a partir de ese momento se roba todas y cada una de las escenas en que aparece.

Mi preferida es aquella en que da permiso a sus hombres para bailar con las cuatro mujeres del pueblo. Por la forma enloquecida y salvaje en que lo hacen, uno se alegra de que no puedan violarlas. Es una escena perfectamente planificada, llena de dinamismo, que rompe el indio del grupo, quien solo quiere mirar a su pareja. Mientras lo veía poner esta cara,

me acordé del los españoles y su modo insistente y casi táctil de mirar a las mujeres, según Ortega.

--------

El diablo ataca de noche.- Tras más de una década en Hollywood, Robert Siodmak regresó a Alemania y filmó entre otras esta película sobre la caza de un asesino en serie y la idea de la justicia en pleno Tercer Reich ( básicamente reducida a esto: somos nazis y hacemos lo que nos sale de la esvástica).

La cinta, que tiene chicha e imágenes poderosas, no se queda, como buen film europeo, en el simple juego del gato y el ratón y elabora pacientemente un discurso crítico, al tiempo que transmite de forma eficaz la sensación de decadencia del nazismo en 1944: los nazis beben sin parar,

se mueven entre ruinas….

El enemigo está a las puertas y se dispone a aplastarlos tal que así

--------

La calumnia.- Wow! Double wow!, exclama una de las niñas de La calumnia mientras lee un libro subido de tono. Double wow!, exclamaba yo cada vez que veía a Shirley Mclaine y Audrey Herburn en el mismo plano.

Las dos brillan en esta historia de Lillian Helmann sobre una mentira maliciosa que se propaga con devastadoras consecuencias. Como The bad seed, es una adaptación de una obra de teatro con niña cabrona suelta, pero a diferencia de lo que ocurría en aquel insoportable film, aquí los actores no exageran los gestos ni gritan como si trataran de alcanzar una imaginaria última fila; saben que están delante de una cámara y tienen un buen director detrás (William Wyler).

A destacar la estupenda interpretación de Karen Balkin: la criatura logra que las ganas de estrangularla sean proporcionales al efecto bola de nieve que provoca.

--------

El silencio tras el disparo.- Un grupo terrorista protegido por la RDA se encuentra de pronto en una disyuntiva: o seguir adelante sin el amparo de los comunistas, o quedarse en Alemania con nuevas identidades. Cuando la protagonista acepta el trato, uno piensa:

Ahora va a caer del guindo; tras la acción de la primera media hora, en plan Der Bader Meinhof Complex, llegará el desencanto ideológico de la hora restante.

Y parece que la cosa va ir por ahí cuando su contacto en la Stasi le dice: “Para que sean felices tenemos que maltratarlos”.

Pero el film cuenta más bien cómo el pasado frustra una y otra vez sus intentos de iniciar una nueva vida. Aun así, resulta muy interesante, el pulso narrativo es formidable y la tensión sexual de la parte Sánchez Vicario está muy conseguida.

--------

Son & Moon.- Son&Moon trata de un padre de familia que tiene que irse a trabajar a la Estación Espacial Internacional. Muestra cómo la clásica separación por motivos laborales adquiere en ese contexto una dimensión épica y fascinante. El niño ve marcharse a su papá en un gigantesco cohete Soyuz,

se entera de que ha llegado bien rodeado de autoridades y periodistas,

y durante su fiesta de cumpleaños, lo ve flotar en el ordenador como si fuera un globo más.

Los 90 minutos de la película orbitan en torno a un mismo tema: la comunicación padre-hijo en tan especiales circunstancias. Es una película íntima y terca, que diría Truffaut, en la que el flujo emocional no se interrumpe, por mucho que la imagen se pixele, por mucho que el sonido se corte, por muy insoportable que se ponga el nene y por mucho que en close-up se parezca López-Alegría a ese ser abominable llamado Sergio Sauca. La música de Mika Luna, apellido muy ad hoc, contribuye de forma decisiva a semejante logro.

--------

A merced del odio.- Su título original es The nanny, aunque bien podría haberse llamado Joey, pues buena parte de la película pone en el centro a este niño en apariencia tronado y cruel, que gasta bromas macabras, desprecia brutalmente a su niñera y es sospechoso de haber asesinado a su hermana. William Dix lo interpreta admirablemente y de su mano extrañamente temblorosa vamos hasta el tercer acto, donde Bette Davis y sus mesmerizantes cejas toman el relevo. A partir de ahí, la película gana en intensidad y garra (no es lo mismo ir de la mano de un niño que cogido de un adulto) y brinda dos o tres momentos de verdadero escalofrío por los que merece la pena esperar.

--------

Los profesionales.- Me sorprende que no haya en la IMDb un hilo a propósito de esta película titulado A-Team. Porque a simple vista parece evidente que la serie se ha inspirado en ella. El equipo que forma un millonario para rescatar a su esposa de las garras de un forajido es un protoequipo A: hay un exmilitar canoso que elabora el plan, un guaperas mujeriego también excombatiente, un negro mazas que habla poco….

Falta, es cierto, el modelo de Murdock, si bien el personaje introvertido de Robert Ryan podría verse asimismo como un precedente: un borrador del Sam Clayton de Muerde la bala, el gran western crepuscular que Richard Brooks rodó después de éste.

Cargado de vigorosa acción, salpicado de memorables diálogos en los remansos, Los profesionales es un auténtico espectáculo con otro espectáculo dentro: la impresionante Claudia Cardinale. De triple wow! cada vez que sale.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de dolovatti

Arácnido en Tupelo

El arácnido de este blog teje su pequeña tela en una esquina de ese gran entramado de computadoras e hipervínculos que es la Internet. Espera que te solaces leyendo del mismo modo que él se solaza escribiendo palabras como "hipervínculo". Asimismo, te aconseja que no subestimes la importancia de la lectura. Está de acuerdo con Brodsky cuando dice: "Le será más difícil disparar a un semejante a quien ha leído a Dickens que a quien no lo ha leído". Y también con Eduardo Peñarrubia cuando dice: "Le será más difícil disparar a un semejante a quien no le ha quitado el seguro a su pistola que a quien sí se lo ha quitado".

ver perfil »

Tags

Hilarious ( Preguntas del juego de mesa inédito de Eduardo Peñarrubia)

1. ¿Cuál de las siguientes frases fue escrita por André Gide?

a. He visto el futuro y funciona.

b. He visto el futuro y no se lo van a creer: la gente recogía con las manos la mierda de sus perros antes de que tocara la acera.

c. He visto el futuro, pero ¿por qué tuvo que ser precisamente el momento en que mi nieto me vomitaba encima?

d. He visto el futuro y algo de porno también.

---------

2. ¿Cuál de las siguientes frases fue pronunciada por el político italiano Giuseppe Garibaldi?

a. Hemos hecho Italia, ahora debemos hacer italianos.

b. Hemos hecho Italia, ahora debemos hacer un piccolo descanso.

c. Hemos hecho Italia, ahora debemos hacer italianos. ¡Copulad!

d. Hemos hecho Italia, ahora debemos hacer una pizza para celebrarlo.

---------

3. ¿Cuál es el significado del nombre "Eduardo"?

a. El que espera riquezas.

b. El que espera a que hierva la leche.

c. El que espera que vuelvan a ponerse de moda los chubasqueros Karhu.

d. El que espera en la cola del pan.

Respuestas correctas: 1. Es igual, no se preocupe, muchas gracias. 2. Muy amable, gracias. 3. No, de verdad, se lo agradezco.

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):