17 Sep 2012

Shakespeare y su época - James Shapiro

Escrito por: viestal el 17 Sep 2012 - URL Permanente

En 1599. Un año en la vida de Shakespeare, James Shapiro intenta mostrar a Shakespeare en relación con su época, rechazando la frecuente opinión que lo presenta como una especie de milagro, un fenómeno único e inexplicable:

“Sólo recientemente ha empezado a darse un cambio de opinión en contra de la visión de Shakespeare como un poeta que trasciende su época, un poeta que escribió, como dijo Samuel Coleridge, “lo mismo que si fuese de otro planeta”.

Y es verdad que cuando uno se detiene a observar a otros personajes de la época isabelina, se queda asombrado, desde John Donne a la reina Isabel, desde Cornwallis, que escribió unos ensayos montaignescos, al propio Montaigne como influencia (y claro, a Plutarco, hoy injustamente menospreciado, antes que Montaigne); desde la Escuela de la Noche de Walter Raleigh y compañía a John Milton y John Selden (de quien ahora leo sus Charlas de sobremesa con asombro); desde Christopher Marlowe y Ben Jonson a la influencia italiana, francesa y española (incluido el Quijote), etcétera. Shakespeare, tras ver lo que tenía alrededor, puede seguir asombrándonos, pero no resulta inexplicable.

http://wordpress.danieltubau.com/?p=5648

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Oct 2011

El Tarot de Mantegna - de Raimon Arola

Escrito por: viestal el 01 Oct 2011 - URL Permanente


En las academias renacentistas del norte de Italia, durante la segunda mitad del siglo XV, sabios y artistas trabajaban al unísono esperando alcanzar una síntesis de todo el conocimiento. Por ello, las obras de arte intentaron representar el conjunto del universo y los vínculos ocultos que relacionaban cada parte con el todo. Uno de los mejores ejemplos de esta búsqueda de síntesis entre distintos conocimientos es esta serie de cincuenta láminas, pensadas como cartas de juego y conocidas popularmente como Tarot de Mantegna. La primera representa al Mísero, el hombre pobre y errante, que simboliza el lugar más bajo de la creación. La última representa a la Primera Causa del Universo, es decir, lo más elevado de la Creación. Entre ellas se halla una escalera de cuarenta y ocho peldaños, representados por cada una de las otras láminas. Además de su exquisita belleza y fina sensibilidad, las láminas están repletas de un contenido filosófico y simbólico que el autor se encarga de desvelar, intentando recuperar el sentido originario de sus creadores.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Sep 2011

Ensoñación de chamán - José Luis Gimenez

Escrito por: viestal el 29 Sep 2011 - URL Permanente

INTRODUCCIÓN

Cuando las sensaciones nos impulsan a llevar a cabo acciones imprevistas, solemos asociarlo a determinados estados alterados de ánimo. Pero cuando estas acciones están provocadas por un estado alterado de nuestra consciencia, la situación pasa a ser encuadrada dentro de lo que damos en llamar: experiencias de tipo extrasensorial o paranormal.

A este tipo de experiencias extrasensoriales, son a las que preferentemente se hará referencia en el presente libro. Experiencias por otro lado no exentas de una explicación lógica o científica, en la medida que ello es posible pero que, en la mayoría de las veces, su comprensión escapa a nuestro lógico razonamiento.

Para ello se recurrirá a las antiguas historias, leyendas y tradiciones que, desde el origen de los tiempos, nos hablan de estos fenómenos de tipo paranormal o extrasensorial, pero sobre todo, a las historias contadas desde el mundo del nagual, del chamán y del neo-chamán actual. Aspectos todos ellos que serán tratados desde y donde el acceso a los diferentes estados alterados de la consciencia nos permiten conocer la información que, de otra forma, sería menos que imposible conseguir; puesto que nos trasladan a un mundo paralelo del que consideramos físico o real, y donde todas las cuestiones obtienen una respuesta apropiada. Un mundo sutil al cual los antiguos ya conocían su acceso; bien a través de los sueños, de los oráculos -como en el Templo de Delfos- o de determinados rituales considerados mágicos por el conocimiento esotérico que comportaban.

A tal fin, y a través de las diferentes historias y experiencias aquí narradas, el lector, será guiado por un camino sutil donde -si está preparado- será capaz de recoger los frutos ofrecidos para quien tenga despiertos los sentidos.

La presente obra no pretende ser una guía mágica, ni un libro de instrucciones sobre determinados rituales o técnicas al uso, encaminadas a conseguir satisfacer nuestras necesidades o deseos. Es más, ni siquiera tiene la pretensión de servir de libro de cabecera para ser utilizado como referente sobre temas relacionados con el chamanismo. Si bien, en el ánimo del autor, subyace la intención de que pueda resultar idóneo como ejemplo que pretende mostrar un camino sutil, a la vez que real, con una posibilidad efectiva de servir de utilidad para la realización personal de cada individuo, aún cuando no existan normas ni reglas explícitas, puesto que se muestra abierto y accesible a todo aquél que lo desee recorrer y sea capaz de visualizarlo con los ojos del alma.

Prepárese el lector pues a entrar en un mundo adimensional, no exento de realidad, y con el que únicamente se verá interrelacionado a través de los estados alterados de la consciencia.

José Luis Giménez

http://www.jlgimenez.es/ensonyacion_chaman/ensonyacion_chaman.htm

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

27 May 2011

Venenos Sagrados - Libros

Escrito por: viestal el 27 May 2011 - URL Permanente

Venenos sagrados, embriaguez divina
Venenos sagrados, embriaguez divina
Ensayo sobre algunas formas inferiores de la mística

Autor: Philippe de Felice (Javier Esteban)

Este es un libro sorprendente. Publicado inicialmente en 1936 -y conservando toda su actualidad e interés- supone el primer estudio extenso que relaciona claramente diversas plantas psicoactivas con las experiencias espirituales, así como su empleo en un contexto religioso.

El autor, Philippe de Felice, era un teólogo protestante francés que trabajando con personas alcohólicas se dio cuenta de la posible relación entre la embriaguez y un anhelo para alcanzar estados 'místicos' de la conciencia. Esta impresión personal del autor quedaba reforzada también por las reiterativas referencias a los 'vinos místicos' que se encuentran en la poesía sufí del Islam. Ni corto ni perezoso, De Felice se embarcó en la redacción de un ameno y erudito estudio sobre la relación de diversas plantas embriagantes, las experiencias espirituales que parecían proporcionar, y su uso en un contexto religioso a lo largo y ancho del planeta.

La narración de los diversos capítulos del libro parte del estudio de los numerosos informes que viajeros, exploradores, funcionarios o misioneros habían enviado a Europa desde Asia, América, África o Australia, a lo largo del siglo XIX, describiendo las extrañas prácticas y empleos de estas plantas mágicas por parte de las culturas más remotas y extrañas. Así mismo, el autor hace una pionera investigación de textos religiosos, como los Vedas o los libros sagrados del antiguo Irán, para sacar a la luz la posible naturaleza visionaria de antiguos alimentos sagrados como el soma hindú, el haoma de los zoroástricos, o la relación de Dionisos con las plantas embriagantes. En este sentido, podríamos decir que este libro pionero se avanzó en varios decenios a otros estudios que se llevaron a cabo durante el siglo XX sobre estos temas.

Además del carácter precursor de este estudio en relación a los embriagantes de antiguas religiones euroasiáticas, en los capítulos del mismo también encontramos extensas referencias al empleo de la ayahuasca en un contexto chamánico en América del Sur (justo en la misma época en la que R.E. Schultes viajaba por estos lugares, pero muchos años antes de que se empezara a extender el interés por esta planta), a la Amanita muscaria, el khat, el betel, el peyote entre los huicholes o los cora, así como el empleo de este cactus en la Iglesia de los Nativos Americanos (NAC), así como numerosas plantas más (como el el cáñamo, el tabaco, el kava, o la coca).

Esto nos puede hacer reflexionar sobre la gran cantidad de información disponible acerca de las plantas enteogénicas que había a principios del siglo XX. En realidad, otros autores se habían avanzado a De Felice en la narración del empleo de varias plantas psicoactivas, como Louis Lewin, Mordecai Cooke, o von Bibra, pero en el enfoque de estos ensayos no había una clara mención a su empleo espiritual o religioso, mientras que en el presente estudio éste es el principal enfoque. Es posible que este hecho sea debido a que De Felice fuera un pastor de la Iglesia protestante, tuviera una formación en teología, y que al mismo tiempo se hubiera fijado en la inclinación 'mística' de un pequeño grupo de bebedores de alcoholes: el bebedor solitario que aspira a entrar en un estado de ensoñación que disuelva su ego individual para alcanzar una experiencia de comunión con el mundo y de trascendencia del ego personal. Durante la segunda mitad del siglo XX numerosos psicólogos que estudiaron los psiquedélicos, como Grof o Osmond, relacionaron el anhelo místico o espiritual de los bebedores con este deseo de trascendencia y unión espiritual, que con los vinos y licores sólo se alcanza de manera parcial -al menos comparándolo con una profunda experiencia con las plantas visionarias.

De todas maneras el libro de Phillipe de Felice no es un decidido canto al empleo de las plantas enteogénicas como un medio para solventar el problema de la desaparición del sentido de lo sagrado en la época actual, sino que plantea una actitud un tanto reservada y un poco contradictoria. Por una parte él conocía los peligros físicos y sociales del consumo abusivo del alcohol, y por otra desconocía en primera persona la experiencia con plantas como el peyote, la ayahuasca o los hongos sagrados -cosa que le diferenciaba claramente del etnomicólogo R.G. Wasson, quien probó en su propio ser el rapto visionario de los hongos en su encuentro con María Sabina en Huautla de Jiménez. Y de aquí, en cierta manera, el empleo a lo largo del libro de palabras parcialmente peyorativas, como 'tóxicos' o 'venenos', para referirse a estas plantas. De todas maneras, además de la profunda investigación llevada a cabo y del acierto en el enfoque del libro, al autor cabe reconocerle otro mérito poco común: su gran comprensión a la hora de evaluar la naturaleza mística, espiritual o visionaria de la experiencia con estas plantas psicoactivas. En buena medida para De Felice estas plantas no sólo eran 'embriagantes', sino que para él eran 'embriagantes divinos' -o sea, unas plantas cuya experiencia puede poner en contacto el comulgante con lo divino de la existencia.

Curiosamente la publicación de este libro cayó en el olvido rápidamente, debido quizás a la inminente contienda de la II Guerra Mundial, o a que en el año 1936 no había la ingente cantidad de plantas y sustancias visionarias disponibles para un gran público, como aconteció a partir de los años sesenta durante la publicación de los estudios de los Wasson, de Huxley, de Leary o de muchos otros investigadores.

Para terminar, sólo nos queda felicitar a Javier Esteban, autor del prólogo de esta edición, por haber rescatado esta joya del olvido y haber propuesto su traducción.

Ya ahora, unos cuantos botones de muestra de este magnífico libro:

«¿Qué buscan los primitivos en los tóxicos que toman? ¿Qué esperan? Hemos podido ver a propósito del kava, y basándonos en las circunstancias que rodean su uso, que debe de estar destinado a abrir a los vivos el acceso al mundo de los espíritus.» (Página 105)

«Los buscadores de peyote tienen, por tanto, plena consciencia de la labor religiosa que ejercen. Por otra parte, bien puede decirse que toda la búsqueda de la planta sagrada se hace en un ambiente en el que el mito no deja de mezclarse con la realidad. Las montañas, las rocas, las fuentes, que los peregrinos contemplan al pasar, son otras tantas divinidades que les precedieron en un pasado lejano, pero que se detuvieron en la ruta, y los sueños que tienen por la noche adquieren a sus ojos un carácter profético.» (Página 159)

«Cualquiera que sea la opinión que se tenga sobre este tipo de fenómenos o la interpretación que se les dé, lo que resulta innegable es que los primitivos amazónicos han sabido aprovechar, en su vida religiosa, estas extrañas propiedades que posee el yajé. El estudio experimental de los alcaloides de los salvajes es capaz de iluminar nuestra propia ciencia, forzándola a descubrir ciertas facultades del alma cuya existencia no se ha querido admitir hasta el presente.» (Página 113)

«En cualquier caso, los efectos del peyote bastan para explicar el papel que ha desempeñado en el ámbito religioso. En presencia de ilusiones deslumbrantes, de las que es testigo estupefacto, el salvaje no ha podido dejar de sentirse transportado a otro mundo en el que se realizaba para él, por contacto inmediato con las fuerzas sobrenaturales, un sagrado estado de evasión y de trascendencia. Este pequeño cactus, considerado primero como recipiente de una energía misteriosa y como agente de una vida superior, se ha convertido en el mediador indispensable entre los hombres y las potencias divinas, sacramento por excelencia que permite comunicarse con la encarnación vegetal del Fuego, el Sol y los demás dioses. De ahí el culto que se le tributa y los mitos que le conciernen. De ahí, también, la concentración en torno a él de la mayor parte de las ceremonias en las que la colectividad entera muestra su fervor.» (Pág. 171-172)

http://www.muscaria.com/venenos-sagrados-embriaguez-mistica.htm

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Feb 2011

Y la vida sigue - Angel Almazán

Escrito por: viestal el 17 Feb 2011 - URL Permanente

Y LA VIDA SIGUE...
CONFIESO HABER SUFRIDO

Ángel Almazán de Gracia

Editorial: Sotabur
183 páginas
SORIA, 2009-09-13

Ángel Almazán ha recorrido la provincia de Soria tratando de encontrar el porqué de nuestras edificaciones religiosas en los símbolos, el origen de fiestas y tradiciones en un baile, el significado de un nombre, o la última causa de una manifestación concreta.

Fruto de esas miradas, búsquedas e investigaciones, ha sido su abultada bibliografía y su extenso currículo.

Almazán de Gracia nos sorprende ahora con su última publicación, un legado espiritual para sus dos hijos, a quienes también dedica el libro, Diego y Natalia. Y mucho, o casi todo, tiene de espiritual “Y la vida sigue…”, que parte de un hecho concreto y doloroso, la grave enfermedad de su padre, a quien el autor, huérfano de madre desde muy pequeño, pensaba indestructible.

El autor ha buscado siempre, en la Filosofía, la Psicología Analítica y la Mística, ayuda para comprender quién es y hacia dónde va. La meditación ha sido siempre su mejor compañera espiritual. Todo eso y más, queda reflejado en este libro que podría, incluso, servir de autoayuda a quien lo lea, lo que ha sucedido con el autor.

Del prólogo de Mauro Zorrilla, podemos leer en la contraportada: “Este ha sido su Viaje y es desde ahí desde donde disecciona sus sentimientos ante la gravísima enfermedad de su padre, recupera la muerte de su madre, convierte el más nimio recuerdo en fuente de reflexión y se vuelve entomólogo de sí mismo, no sólo como propia terapia –se puede pensar- sino por dejar franco y desbrozado el sendero por el que sus hijos habrán de caminar algún día”.

Se trata de un libro valiente, donde Ángel de Almazán no esconde sus más íntimos sentimientos. Al confesar que ha sufrido, confiesa también sus lágrimas, desazones, emociones, alegrías y tristezas, algo que no todos somos capaces de hacer públicamente, lo que, sin duda alguna, sirve de depuración del alma a fin de prepararla para el resto de vida por vivir.


© soria-goig.com

http://soria-goig.com/Biblioteca/libros/lib_255.htm

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Sep 2010

Las patologías ocultas de los poderosos

Escrito por: viestal el 29 Sep 2010 - URL Permanente

En el poder y en la enfermedad
David Owen
Ed. Siruela

En el poder y en la enfermedad trata de la interrelación entre la política y la medicina. El autor se declara fascinado por ella y la ha analizado en ambos campos, logrando un lúcido ensayo sobre las patologías de muchos de los dirigentes políticos del siglo XX y su influencia sobre las decisiones políticas que en algún momento adoptaron.

http://bibliotecaiie.files.wordpress.com/2010/09/en-el-poder-y-en-la-enfermedad.jpg

La enfermedad en personajes públicos suscita importantes cuestiones: su influencia sobre la toma de decisiones, los peligros de mantener en secreto la dolencia o la dificultad para destituir a los dirigentes enfermos. Como médico, el autor tuvo la ocasión de ver las tensiones de la vida política y sus consecuencias; como político, se fijó en los dirigentes que no padecen dolencias mentales pero desarrollan el “sindrome de hybris” o embriaguez del poder: persistencia en el terror e incapacidad para cambiar. Este libro estudia las enfermedades padecidas por Jefes de Estado y de Gobierno como J.F. Kennedy, el Sha de Persia o Mitterand, entre otros.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Jul 2010

Ramaiana

Escrito por: viestal el 29 Jul 2010 - URL Permanente

Título: Ramaiana
Según la edición inglesa de Arshia Sattar
Autor: Valmiki
Ramaiana

La historia del príncipe Rama, avatar del dios Visnu, de cómo fue desterrado del reino de Ayodhya y arrojado al bosque junto a su bella consorte Sita, y de cómo ésta fue raptada por el malvado Ravana y conducida a la otra orilla del océano para ser rescatada más tarde por su marido en compañía del sabio rey mono Sugriva y de su sabio consejero Hanuman, constituye una de las fuentes épicas más importantes para comprender el sentido moral y espiritual de la India.

Sus aventuras se encuentran en todas las culturas del continente indio y el sureste asiático, diseminadas en cientos de idiomas y miles de interpretaciones, en la literatura, la música, el teatro, la pintura, la escultura y las tradiciones folklóricas. Por eso se ha dicho en la India que nadie lee por primera vez el Ramaiana: sus historias están ahí desde siempre, reflejándose en cualquier manifestación de su cultura.

Si atendemos únicamente a las fuentes escritas, ningún especialista pondrá en duda que entre todas las versiones existentes, el poema de Valmiki, compuesto en sánscrito entre los siglos octavo y sexto antes de nuestra era, además de ser la versión más antigua que se conoce de las aventuras de Rama, se ha erigido en la obra más prestigiosa en influyente de esta cultura milenaria.

Con esta magnífica versión, Arshia Sattar, catedrática de lenguas y culturas asiáticas de la Universidad de Chicago, ha hecho accesible al lector de hoy, en un solo volumen, este monumental clásico de la India. Las quince ilustraciones en color que enriquecen esta edición provienen de un manuscrito anónimo mogol del siglo XVI y recrean visualmente el exuberante mundo épico de esta obra, imprescindible patrimonio de la humanidad.

Dos hermosas mujeres son enviadas para atraer a Rsyasrnga a la ciudad

Sita, que está custodiada por las raksais en Lanka, mira el anillo que le ha entregado Hanuman

El demonio anfitrión inicia la batalla

Ravana se apodera de la carroza Puspaka de Kubera

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25 Jun 2010

Sed de plenitud - Cristina Grof

Escrito por: viestal el 25 Jun 2010 - URL Permanente

Cristina Grof "Sed de plenitud - Apogeo, adicción y el camino espiritual" - ed.

Para personas adictas a las drogas (alcohol, opiáceos), u otros comportamientos obsesivos (como el juego, sexo, trabajo); también para familiares. Y para personas interesadas en la relación entre las psicodependencias y la espiritualidad. Un libro no lo arregla todo, pero puede aportar información, comprensión y dar ideas.

Sed de plenitud

Este libro narra un proceso de adicción al alcohol y la relación de este hábito con una 'búsqueda espiritual' emprendida por el camino equivocado. A lo largo del libro, por extensión, se diserta sobre la relación entre la adicción a un número más amplio de drogas y su relación con la inquietud espiritual (lo que la autora denomina «sed de plenitud»), así como los pasos, actitudes, renuncias, cambios de valores y concepción que lleva el proceso de deshabituación y de retorno a la vida cotidiana -y esta vez sin ayuda de muletas.

Humphry Osmond, el psiquiatra que acuño el término 'psiquedélico' en su relación epistolar con A. Huxley, ya había apuntado en los años 50 del siglo XX que esta búsqueda, anhelo, o sensación de separación que había detrás de las adicciones, podía tener una relación con el camino espiritual. Su descubrimiento fue 'casual', pues ocurrió que en el hospital en el que trabajaba se administró una fuete dosis de mescalina a un grupo de alcohólicos con la intención de 'ofrecerles' un mal viaje, y así asustarlos sobre en riesgo de el posible y temible 'delirium tremens' debido al alcohol. Curiosamente Osmond se encontró con la sorpresa de que un elevado número de pacientes, en lugar de experimentar vivencias terroríficas, experimentaban vivencias espirituales, místicas, o de unión con el universo -tras lo cual, sorpresivamente, dejaron de sentir atracción por la ebriedad con el alcohol.

Algo parecido testimonió Bill Wilson, el fundador de Alcohólicos Anónimos, quien en una noche de desesperación tuvo una experiencia espiritual espontánea que le condujo a dejar la bebida. Posteriormente fundó el grupo Alcohólicos Anónimos con el programa de los 12 pasos, poniendo un especial énfasis en la confianza en uno mismo y la apertura al mundo de la espiritualidad.

Ciertamente las cosas no suelen ser tan fáciles como uno las pueda presentar, o las quiera ver. El camino de 'aprendizaje' en este mundo no es fácil ni sencillo, ni mucho menos 'automático'. Al final incluso podríamos decir que 'cada persona es un mundo', pero en cierta manera estas ideas y experiencias básicas y hasta cierto punto recurrentes pueden servir de base para orientarse y buscar soluciones cuando uno piensa que tiene un problema e intenta encontrar una explicación, así como una salida constructiva a su situación.

En este libro Christina Grof narra su propio camino de habituación al alcohol, así como la paulatina toma de conciencia ante una situación que representaba un problema para ella y no sólo una 'anécdota' más en la vida de una persona. Christina no expone su camino con una terapéutica de uso de los psiquedélicos, o proponiendo entrar un grupo de estudios espirituales, sino con el reconocer pausadamente las propias limitaciones personales, los atajos que se querían tomar y que no conducían a nada, las inseguridades, así como el abrirse paulatinamente a un diálogo con la existencia y el aprender a confiar en el mundo sin pretender tomar una vía que le condujera a un estado permanente de 'beatitud', al mismo tiempo que aprender a aceptar los momentos de dolor o de felicidad cuando estos se presentan (como un regalo de la existencia, o como un alto en el camino para meditar). Christina narra todo este proceso como 'paciente' pero también como terapeuta, pues en parte esta era su labor profesional.

Por lo demás, el libro abarca por igual procesos de adicción al alcohol como a otras drogas, como por ejemplo los opiáceos, así como comportamientos autodestructivos o evasivos como el juego, la adicción al sexo o al trabajo.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 May 2010

El tiempo del Apocalipsis. Vida de Joaquín de Fiore

Escrito por: viestal el 01 May 2010 - URL Permanente

http://www.fley.finalternativo.com/blog/uploads/apocalipsis2.jpg


El tiempo del Apocalipsis. Vida de Joaquín de Fiore

Gian Luca Potestà

Ed. Trotta

Abad cisterciense y reformador monástico, Joaquín de Fiore es el apocalíptico que más ha influido en las tendencias y movimientos proféticos y milenaristas del Occidente medieval y moderno. Su visión de la historia se teje mediante las imágenes y los cálculos de una rigurosa teología simbólica. Figuras como el alfa y el omega, el triángulo y los círculos trinitarios, los árboles de las generaciones o el pavimento de mármol ilustran los misterios divinos y los hechos finales que anuncia como inminentes: la conversión de los judíos, que la Iglesia debe preparar con el diálogo y la misión pacífica; la manifestación del Anticristo en Roma, y el posterior advenimiento de una época de perfección y gracia mayores sobre la tierra, el tercer estado del Espíritu santo.

En esta primera biografía completa, las posiciones teológico-políticas de Joaquín de Fiore son reconstruidas sobre el trasfondo del prolongado conflicto que opuso al Papado y al Imperio, en la época de Federico Barbarroja y Enrique VI, de Constanza de Altavilla e Inocencio III. Un periodo dramático para la Iglesia romana que, en la fase convulsa de la caída de Jerusalén (1187) y del ocaso del reino normando de Sicilia, se presenta con signos inciertos y en la que el Papado tiene que hacer frente al islam y a las herejías cátara y valdense.


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Abr 2010

LECCIONES DE SABIDURIA NOMADA

Escrito por: viestal el 16 Abr 2010 - URL Permanente

Por EVA MUÑOZ

El azar y un drama situaron a Moussa e Ibrahim en el camino de la escuela. Eran dos de los trece hermanos de una familia tuareg que vivía en el desierto de Mali dedicada al pastoreo. El azar quiso que un día una reportera del París-Dakar detuviese el todoterreno frente a su campamento. Mientras hablaba con su padre, se le cayó al suelo El principito de Saint-Exupéry. Ambos hermanos quedaron fascinados por aquel niño rubio que, como ellos, habitaba el desierto. Aprender a leer, acudir a la escuela, se convirtió desde ese momento en su mayor anhelo.

En el desierto no hay atascos recoge la peripecia vital de Moussa Ag Assarid quien, tras terminar la secundaria en Bamako, viaja a Francia para cursar estudios universitarios. El autor describe su fascinación y perplejidad ante el mundo occidental que va descubriendo. Los comentarios y las anécdotas, como la cama del hotel tan grande que podrían dormir en ella todos los niños de su jaima, el milagro del agua que sale de los grifos o la magia de las escaleras mecánicas, son divertidos y enternecedores, además de lúcidos, sin ocultar a veces la decepción frente a cosas como las prisas, la falta de atención a lo que nos rodea o la pérdida del sentido de trascendencia.

MOUSSA AG ASSARID, No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles... Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier. Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo

- ¡Qué turbante tan hermoso...!
- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su través.

- Es de un azul bellísimo...
- A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados...

- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?
- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos naturales. El azul, para los tuareg, es el color del mundo.

- ¿Por qué?
- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

- ¿Quiénes son los tuareg?
- Tuareg significa "abandonados" , porque somos un viejo pueblo nómada del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

- ¿Cuántos son?
- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este pueblo.

- ¿A qué se dedican?
- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en un reino de infinito y de silencio...

- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?
- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

- ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?
- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre... Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

- ¿Sí? No parece muy estimulante. ..
- Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas... Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

- Saber eso es valioso, sin duda...
- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?
- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

- ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?
- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...

- Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...
- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté... Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua... y sentí ganas de llorar.

- Qué abundancia, qué derroche, ¿no?
- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso...

- ¿Tanto como eso?
- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi madre murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

- ¿Qué pasó con su familia?
- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa... Entendí: mi madre estaba ayudándome...

- ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?
- De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo...

- Y lo logró.
- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

- ¡Un tuareg en la universidad. ..!
- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra... Aquí, por la noche, miráis la tele.

- Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?
- Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.
- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde...

- Fascinante, desde luego...
- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor... La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor...

- Qué paz...
- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de viestal

BATIBURRILLO punto com

ver perfil »

Amigos

  • Alejandro Arbinaga
  • multitarea
  • Corto Cortés Smith
  • inma

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

FRASES PARA LA REFLEXION

ElPais.com Ultima Hora

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Viñetas

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Vídeos

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Internacional

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Nacional

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Cultura

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Sociedad

Esperando Contenido Widget ...

EL PAÍS en Facebook

ELPAIS.com on Facebook