01 Ene 2013

El Neolítico Antiguo en África y su impacto en la Península III. La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir.

Escrito por: bronceatlantico el 01 Ene 2013 - URL Permanente

1.- Introducción.

Como continuación a las entregas anteriores de este tema, vamos a analizar el segundo de los seis artículos donde se trata el proceso de neolitización en el sur de la península Ibérica. Estos seis artículos son los siguientes:

(a) Departamento de Prehistoria y Arqueología, Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Sevilla, c/ María de Padilla s/n. 41004, Spain.
(b) Insituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-UGR), Avda. de las Palmeras, 4, Armilla. 18100 Granada, Spain.
(c) Institute of Biogeosciences, Japan Agency for Marine-Earth Science and Technology (JAMSTEC), Natsushima-cho 2-15, Yokosuka 237-0061, Japan
(d) Fundación Cueva de Nerja, Crta. de Maro, s/n. 29787 Nerja, Málaga, Spain.
(e) Departamento de Arqueología CSIC-IMF, Investigador Ramón y Cajal. C/ Egipciaques, 15. 08001 Barcelona, Spain.
(f) FCT, Universidade do Algarve, Faculdade de Ciências Humanas e Sociais, Campus de Gambelas, 8000-117, Faro, Portugal.
(g) Departamento de Geología, Universidad de Salamanca, 37008 Salamanca, Spain.
(h) Institute of Marine Sciences, Earth & Planetary Sciences Department, University of Santa Cruz, Santa Cruz, CA 95064, USA.
(i) Research group “Arqueobiología”, Centro de Ciencias Humanas y Sociales, CSIC, Albasanz, 26-28, 28037, Madrid, Spain.
(j) Departamento de Biología Vegetal (Botánica), Facultad de Biología, Universidad de Murcia, 30100, Murcia, Spain.
(k) Laboratorio de Zooarqueología, Departamento de Biología, Universidad Autónoma de Madrid, 28049, Madrid, Spain.
(l) Division of Social Sciences, University of Minnesota-Morris, 600E, 4th St., Morris, Minnesota, 56267, USA.
(m) Unidade de Geologia Marinha, LNEG (ex-INETI), Apart. 7586, 2720-866, Amadora, Portugal.
(n) CIMAR Laboratório Associado, Rua dos Bragas, 289, 4050-123 Porto, Portugal.
(o) Área de Prehistoria, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Córdoba, Plaza Cardenal Salazar, s/n. 14071, Córdoba, Spain.
(p) Archivo Municipal de Mijas, Avda. Virgen de la Peña, 2. 29650 Mijas, Málaga, Spain.
(q) Museo Municipal Paleontológico de Estepona, Matías Prats, s/n. 29680, Estepona, Málaga, Spain.

3.- La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir.

3.1.- Introducción.

En este documento se analizan los yacimientos situados entre las desembocaduras de los ríos Guadalquivir y Guadiana.

Yacimientos neolíticos del HZ hallado en superficie en el Cerro del Arca. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

En este territorio aparecen dos facies neolíticas consecutivas:

  • Horizonte Zuheros –en adelante HZ- datado desde mediados del V milenio a.C.
  • Neolítico Atlántico Tardío –en adelante NAT‐ fechados entre de la segunda mitad del IV milenio a.C. y en los comienzos del III.

3.2.- Yacimientos del Horizonte Zuheros.

Se incluyen una serie de asentamientos que presentan materiales arqueológicos similares a los hallados en la en la cueva cordobesa de los Murciélagos de Zuheros. Por eso utilizan el apelativo de Horizonte Zuheros (HZ).

Dataciones del Neolítico Antiguo en Andalucía Occidental. Imagen tomada del documento "Las culturas del neolítico y calcolítico en Andalucía Occidental" de Pilar Acosta Martínez. Vemos que la Cueva de los Murciélagos Zuheros no cuenta con la datación más antigua.

Desde la paleodesembocadura del Guadalquivir hasta casi el estuario del Tinto‐Odiel se han documentado diversos yacimientos conocidos sólo a través de materiales de superficie. Los materiales de estos enclaves han puesto de manifiesto una ocupación neolítica muy antigua, datada principalmente a partir de la tipología de los mismos. Los principales yacimientos son:

  • En el Cerro de San Juan (Coria del Río) se ha hallado un fragmento de cerámica a la Almagra que puede encuadrarse en la primera mitad del IV milenio a.C.
  • En el término municipal de La Puebla del Río los yacimientos de Cerro de Arca y Puñanilla.
  • En la margen occidental de la antigua ensenada bética se localizan los yacimientos de Arroyo de Santa María y de El Judío en Almonte.
  • En la zona del río Tinto, las noticias sobre los yacimientos de Villalba y los situados en el término municipal de Niebla ‐La Mina, El Desembarcadero, Toganos, y Valdebellotos‐ son escuetas.
  • Al término municipal de Bonares pertenecen las estaciones de Barrera, La Ranosa, Casa del Tovar, La Cerca, Corchuelo y La Zahurdilla‐Matamujeres. Corresponden en todos los casos a ubicaciones situadas en los alcores de la margen izquierda del Tinto, sobre terrenos de arenas pliocenas.
  • Finalmente, La Dehesa, en Lucena del Puerto es la estación que mayor cantidad de restos ha aportado.

Material neolítico del HZ hallado en superficie en el Cerro del Arca. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

3.2.1.- El material lítico aportado.
  1. Material lítico tallado: geométricos (trapecios y triángulos), raspadores, raederas, escotaduras dobles, perforadores, hojas retocadas, lascas no retocadas, láminas, laminitas.
  2. Material lítico pulimentado: azuelas, hachas y gubias.
  3. Molinos y manos de molino: fragmentos de molino, moletas, manos de mortero.
3.2.2.- La cerámica aportada.

Estos yacimientos han aportado cerámicas decoradas a la Almagra, en algún caso con incisiones o impresiones, cerámica impresa no cardial (motivos hechos con punzón u otra matriz, cerámica incisa (con decoraciones de triángulos y bandas con rellenos de las impresiones) y sin decorar, decoración plástica aplicada (cordones).
En las formas destacar determinados bordes de tipología HZ, bordes biselados, alguna carena.

Material neolítico del HZ hallado en el Cabezo de Zahurdilla-Matamujeres. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

3.2.3.- Cronología.

Partiendo de la cronología establecida en la excavación de la Cueva de los Murciélagos de Zuheros. Este horizonte ha sido dividido en tres grandes bloques, denominados Neolítico A, B y C, (no debe entenderse que correspondan a la división Antiguo‐Medio‐Final).

  • El Neolítico A está fechado entre mediados y finales del V milenio, con dataciones comprendidas entre el 4480 + 130 y el 3950 + 120 a.C. Se caracteriza por la gran abundancia de cerámica decorada,sobresaliendo los grandes contenedores con almagra, incisa, impresas no cardiales y los elementos plásticos aplicados. En esta fase la industria lítica es de carácter microlaminar, con presencia de algunos elementos de hoz y escasez de otros tipos de útiles. Punzones de hueso y ornamentos de varios tipos completan el repertorio de materiales.
  • El Neolítico B se desarrolla a lo largo de la primera mitad del IV milenio, entre el 3850 + 120 y el 3620 + 110 a.C. Las cerámicas a la almagra siguen siendo muy representativas, pero ahora las formas serán de tres cuartos de esfera con cuello. Continúan los vasos con temas incisos e impresos no cardiales, así como la aplicación de cordones. En lo que se refiere a las industrias lítica, ósea y ornamental, destaca una continuidad con respecto a lo observado para el Neolítico A.
  • El Neolítico C se centra en la segunda mitad del IV milenio a.C, en fechas comprendidas entre el 3430 + 110 y el 3130 + 120 a.C. Destaca la buena representación de las cerámicas no decoradas. Las industrias lítica, ósea y ornamental son escasas y poco significativas.

Los hábitats de El Judío y La Dehesa, podrían haberse iniciado en el Neolítico A, posiblemente a mediados del V milenio, continuando, al menos el segundo, hasta finales del IV y/o comienzos del III, ya con materiales del NAT.
La mayoría de los materiales aportados por los yacimientos situados en la paleodesembocadura del Guadalquivir y en las zonas más elevadas de los alcores existentes en la margen izquierda del Tinto corresponderían a las fases B y C. Por tanto pueden datarse a mediados del IV milenio, en los momentos finales del Neolítico A ya avanzado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de ellos, caso de La Ranosa y La Zahurdilla‐Matamujeres, han proporcionado materiales característicos del NAT junto con algún que otro plato de borde engrosado, de manera que los autores proponen una continuidad a finales del IV milenio o, mejor, una reocupación de estos hábitats en la Edad del Cobre.

3.2.4.- El poblamiento del HZ.

Estos grupos prefirieron los asentamientos en zonas elevadas. Abundan los asentamientos con escasa aportación de material, que podrían interpretarse como de carácter efímero: Cerro de San Juan, Cerro de Arca, Casa del Tovar, La Cerca y Corchuelo.
Puñanilla puede interpretarse como un taller de silex.
Cerro de San Juan, dominando la paleodesembocadura del Guadalquivir con una amplia secuencia estratigráfica debería corresponder a un asentamiento estable.
El Judío, con un conjunto industrial variado, puede responder perfectamente a un
asentamiento estable también.
La Ranosa, podría tener una ocupación no efímera, sino estacional o bien reiterada en el tiempo a tenor de la representación, de elementos característicos del NAT y de platos de borde engrosado ya de época calcolítica.
En la Zahurdilla‐Matamujeres, podríamos encontrarnos ante un taller, aunque hay restos que podrían sugerir otro tipo de actividades.
La Dehesa es el asentamiento que mayor cantidad y variedad de restos ha proporcionado. Está considerado como poblado de cierta entidad. La proximidad con los yacimientos de La Ranosa, La Zahurdilla‐Matamujeres, La Cerca, Casa del
Tovar y Corchuelo, permite plantear la posibilidad de que la Dehesa fuese el poblado estable y los restantes asentamientos efímeros y/o estacionales. Apoya esta versión que en estos últimos la industria lítica no aportan elementos que aboguen por unas prácticas productoras relacionadas con la agricultura, excepción de una mano de mortero en La Zahurdilla‐Matamujeres, que sí están presentes en La Dehesa
a través de láminas con pátina de siega y piezas activas y pasivas de molino.
Para los autores la base económica de La Dehesa o El Judío, podría ser agrícola y el resto se sustentaría en la caza, recolección o aprovechamiento de recursos marinos.
Nosotros incidimos en la alternativa que venimos defendiendo tradicionalmente y que no se ha considerado con la profundidad adecuada: la presencia de tal cantidad de asentamientos estacionales o efímeros dependientes de uno principal podría estar relacionada con una práctica ganadera itinerante o trashumante.
Para los autores, este encadenamiento en la ocupación de algunos de los hábitats no debe entenderse necesariamente como la defensa de una evolución interna del HZ hacia el NAT.

3.3.- Yacimientos del Horizonte Neolítico Atlántico Tardío (NAT).

El territorio entre el Guadiana y el Guadalquivir estará ocupado durante la segunda mitad del IV milenio a.C. por el horizonte Neolítico Atlántico Tardío (NAT), que, en opinión de los autores, supone una ruptura con el mundo anterior más que una evolución del mismo.

Yacimientos neolíticos del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

Los principales yacimientos son:

  • Papa Uvas (Aljaraque, Huelva).
  • La Marismilla (La Puebla del Río,Sevilla).
  • Casa del Río, también en Aljaraque.

Existen también numerosos yacimientos de este horizonte cultural en Extremadura y Portugal.

3.3.1.- El material lítico aportado.

El NAT parece desconocer la tradición mediterránea del microlitismo geométrico.
Excepto el asentamiento de Casa del Río que cuenta con algunos microlitos geométricos. Sin embargo hay que tener en cuenta que fueron hallados en cronologías muy tardías de mediados del tercer milenio.
Estos yacimientos no siguen la tradición neolítica clásica, con la presencia de tradición microlítica geométrica, iniciada ya en el quinto milenio a.C. al menos con la introducción de la más antigua cerámica cardial.

Puntas de flecha foliáceas del NAT. Imagen obtenida del trabajo
"La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el
Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el
presente post.

Por el contrario, el NAT conoce casi siempre el uso de puntas de flecha foliáceas realizadas con retoque plano o semiplano. Ni este útil y ni la técnica lítica para fabricarlo se emplearon por las comunidades neolíticas vinculadas a las antiguas tradiciones alfareras del Mediterráneo occidental; de ahí
que su origen se haya querido buscar tanto en Oriente por vía magrebí como en el África sahariana.
Esto sugiere que la caza fue una actividad económica importante.
Otros útiles en piedra como raspadores, perforadores y pequeñas láminas con retoque lateral, o molinos y hachas pulimentadas, completan el equipamiento lítico del que disponía el NAT, si bien no se trata de elementos exclusivos de esta cultura.

3.3.2.- La cerámica.

Dichas estaciones muestran una gran homogeneidad en sus repertorios
artefactuales. En los tres yacimientos puede observarse cierta monotonía formal de la vajilla cerámica.
Repertorio cerámico del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

La más abundante al menos en La Marismilla, es una gran cazuela carenada con leves
variaciones tipológicas en sus siluetas. Sus tratamientos incluyen un fino alisado o incluso un bruñido uniforme. El repertorio de formas cerámicas vendría completado por una serie de tipos carenados, de menor diámetro que las cazuelas.
Aunque casi ninguna vasija del NAT muestra decoración, no faltan vasos embellecidos con algún ornamento. Algunos de ellos exhiben temas bruñidos, que aparecen ahora por primera vez en la Prehistoria hispana. El adorno más común consiste en añadir cordones en relieve a la pared externa del vaso. En otros casos se aplican incisiones con la pasta aún fresca. No escasean entre las decoraciones de más personalidad los triángulos rellenos de puntillado.
También aparecen vasijas de borde e interior negro. Este contraste cromático se logra por la combinación durante la cochura de atmósferas oxidantes y reductoras.
La asociación en el NAT de los bordes negros a muy pocas formas de la gama que ofrece su repertorio cerámico sugiere que se obtenían intencionadamente.

Cerámica bícroma del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

Otras formas cerámicas proporcionadas por este horizonte serían:

  • Cucharas o pequeños cazos con mango en cerámica.
3.3.3.- Arte mobiliario.

Un elemento que parece corresponderles con exclusividad al NAT es la posesión de figurillas antropomorfas. Se trata de idolillos que no usaron otras grupos neolíticos de la tradición cultural del horizonte de Zuheros, y que sólo van a conocerse masivamente en la posterior Edad del Cobre.

3.3.4.- Cronología.

Papa Uvas: Segunda mitad del IV milenio e comienzos del III.
ppp

3.3.5.- El poblamiento en el NAT.

Papa Uvas es un poblado rodeados de fosos. Serían los fosos más antiguos documentados. Son los primeros conocidos en el sur peninsular, antes se desconocen los poblados con zanjas. Su carácter pudo ser defensivo o un elemento delimitador simbólico, ritual y «militar» del asentamiento. Esto indica un aumento de la complejidad social y económica de los grupos humanos que habitan la región. Dicha tendencia aumentaría aún más en la Edad del Cobre, cuando las zanjas de sección en V podrían haberse construido para proteger graneros, como ocurre en la denominada por algunos autores “área intermedia” del poblado de Valencina de la Concepción.
Para estas últimas se ha apuntado la posibilidad de que fuesen conducciones de agua y sistemas de drenaje de los silos. También en el Calcolítico han precedido a murallas propiamente dichas.
Sin embargo en los yacimientos del NAT nunca se han documentado junto a huellas
de terraplenes o de empalizadas que certifiquen esta función.
Casa del Río es un poblado que cuenta con una sola fecha radiocarbónica (4400 ± 140 B.P.) de una fase ya calcolítica, aunque su construcción corresponde al Neolítico. Se han documentados diversas unidades domésticas (fondos de cabaña, silos y estructuras de combustión) y elementos que denotan un intenso aprovechamiento de los recursos marinos litorales.
La Marismilla tiene una ocupación temporal, correspondiendo a un lugar de producción de sal marina. El sistema usado para conseguir sal consistió en hervir agua de hasta su total evaporación. Para facilitar la ebullición y lograr la decantación de las sales, los recipientes tenían perfiles muy abiertos. En cualquier caso, extraer el bloque de sal requería quebrar la cazuela. Algunos útiles encontrados no encajan con esta explicación, por eso La Marismilla pudo ser algo más que una salina. Es admisible pensar que allí se procedía también a la salazón de carne y/o pescado.

3.3.5.- El mundo funerario.

Sólo se cuenta de momento con una sepultura cuyos datos no proceden de una excavación arqueológica sino de las pesquisas posteriores a su saqueo. Se trata de la inhumación de un individuo joven, tal vez menor de 20 años, de tipo mediterráneo grácil, de sexo femenino y de estatura media‐baja.
El conjunto funerario estaba compuesto por dos estructuras excavadas verticalmente en el suelo en el Cerro de Arca (La Puebla del Río, Sevilla). Ambas cámaras fueron
cubiertas poco a poco por un estrato de tierra vegetal que no contenía materiales arqueológicos antiguos.
Tumba del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

La Estructura l constituía la verdadera fosa sepulcral. En su fondo apareció
un esqueleto humano en posición encogida, al parecer con la cabeza hacia el Norte y recostado sobre su lado izquierdo, de manera que miraba hacia el Este. Junto a los restos óseos humanos aparecieron diversos fragmentos cerámicos, además de otras vasijas –dos al menos‐ hoy perdidas, también un hacha de piedra pulimentada. Hay noticias asimismo de dos láminas de sílex en paradero desconocido.
La Estructura 2, junto a la cámara funeraria y sin comunicación subterránea con ella. En su interior sólo se encontraron restos de un bóvido. Esta otra oquedad se interpretó como pozo de ofrendas.

3.3.- Breve reflexión final.

La ocupación neolítica de la zona estudiada presenta una primera gavilla de asentamientos cuyo origen puede remontarse al V milenio a.C. No es fácil enlazar tal poblamiento con hábitats anteriores, ni epipaleolíticos ni de tradición superopaleolítica, por lo que parece que se asista a una colonización neolítica alopátrida. En cualquier caso, sí resulta factible vincular esa dispersión de gentes de vida agropecuaria con
las comunidades que paralelamente venían ocupando en el mediodía ibérico determinadas áreas de montaña: la Subbética cordobesa, la Sierra Morena sevillana
y la serranía de Cádiz. No existen datos que permitan definir su origen. Lo denominaremos Horizonte Zuheros.
Este convivió al parecer con otra facies neolítica vieja de clara raíz nordmediterránea representada por el uso de la cerámica cardial, relativamente bien detectada en la costa oriental de la ensenada bética, en la Bahía de Cádiz, en los territorios portugueses al oeste del Guadiana y en la Península Tingitana.
La aparición del NAT en la zona en la segunda mitad del IV milenio a.C. aparece pués cuando esta había conocido ya ocupaciones neolíticas. Con los datos disponibles, es más fácil defender una discontinuidad entre el HZ y el NAT.
Este neolítico podría deberse a comunidades de procedencia foránea que acceden a
explotar los recursos locales como competidoras de las ocupantes previas.
geográficos.
Muchas de las características del Calcolítico se desarrollarán desde este segundo horizonte neolítico.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Paco

Paco dijo

Un buen trabajo que delimita aun con los pocos datos que se tiene muy bien dos comunidades distintas que conviven entorno al paleoestuario del Guadalquivir las designadas aqui como Horizonte Zuheros (HZ) y la del Neolitico Atlantico Tardio (NAT). En la primera se observa unas bases claramente agricolas mientras en las otras su base es agropecuaria-cazadora y aparece como una intrusión aloctona y no como una evolucion de una población o cultura previa en al Peninsula.

ezetuloveth

ezetuloveth dijo

what an interesting webpage can i view this from unn.edu.ng

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Amigos

  • corsunnarteume

Fans

  • casajuntoalrio
  • olicarfer45
  • Eduardo Montagut Contreras
  • trabajador-preocupado
  • JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN
  • merhum
  • mmhr
  • fidelmendezfernandez
  • georgeosdiaz

Ídolos

  • rsanchezcrespo
  • kemet
  • Francisco Jose Barragán de la Rosa

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):