01 Ene 2013

El Neolítico Antiguo en África y su impacto en la Península III. La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir.

Escrito por: bronceatlantico el 01 Ene 2013 - URL Permanente

1.- Introducción.

Como continuación a las entregas anteriores de este tema, vamos a analizar el segundo de los seis artículos donde se trata el proceso de neolitización en el sur de la península Ibérica. Estos seis artículos son los siguientes:

(a) Departamento de Prehistoria y Arqueología, Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Sevilla, c/ María de Padilla s/n. 41004, Spain.
(b) Insituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC-UGR), Avda. de las Palmeras, 4, Armilla. 18100 Granada, Spain.
(c) Institute of Biogeosciences, Japan Agency for Marine-Earth Science and Technology (JAMSTEC), Natsushima-cho 2-15, Yokosuka 237-0061, Japan
(d) Fundación Cueva de Nerja, Crta. de Maro, s/n. 29787 Nerja, Málaga, Spain.
(e) Departamento de Arqueología CSIC-IMF, Investigador Ramón y Cajal. C/ Egipciaques, 15. 08001 Barcelona, Spain.
(f) FCT, Universidade do Algarve, Faculdade de Ciências Humanas e Sociais, Campus de Gambelas, 8000-117, Faro, Portugal.
(g) Departamento de Geología, Universidad de Salamanca, 37008 Salamanca, Spain.
(h) Institute of Marine Sciences, Earth & Planetary Sciences Department, University of Santa Cruz, Santa Cruz, CA 95064, USA.
(i) Research group “Arqueobiología”, Centro de Ciencias Humanas y Sociales, CSIC, Albasanz, 26-28, 28037, Madrid, Spain.
(j) Departamento de Biología Vegetal (Botánica), Facultad de Biología, Universidad de Murcia, 30100, Murcia, Spain.
(k) Laboratorio de Zooarqueología, Departamento de Biología, Universidad Autónoma de Madrid, 28049, Madrid, Spain.
(l) Division of Social Sciences, University of Minnesota-Morris, 600E, 4th St., Morris, Minnesota, 56267, USA.
(m) Unidade de Geologia Marinha, LNEG (ex-INETI), Apart. 7586, 2720-866, Amadora, Portugal.
(n) CIMAR Laboratório Associado, Rua dos Bragas, 289, 4050-123 Porto, Portugal.
(o) Área de Prehistoria, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Córdoba, Plaza Cardenal Salazar, s/n. 14071, Córdoba, Spain.
(p) Archivo Municipal de Mijas, Avda. Virgen de la Peña, 2. 29650 Mijas, Málaga, Spain.
(q) Museo Municipal Paleontológico de Estepona, Matías Prats, s/n. 29680, Estepona, Málaga, Spain.

3.- La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir.

3.1.- Introducción.

En este documento se analizan los yacimientos situados entre las desembocaduras de los ríos Guadalquivir y Guadiana.

Yacimientos neolíticos del HZ hallado en superficie en el Cerro del Arca. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

En este territorio aparecen dos facies neolíticas consecutivas:

  • Horizonte Zuheros –en adelante HZ- datado desde mediados del V milenio a.C.
  • Neolítico Atlántico Tardío –en adelante NAT‐ fechados entre de la segunda mitad del IV milenio a.C. y en los comienzos del III.

3.2.- Yacimientos del Horizonte Zuheros.

Se incluyen una serie de asentamientos que presentan materiales arqueológicos similares a los hallados en la en la cueva cordobesa de los Murciélagos de Zuheros. Por eso utilizan el apelativo de Horizonte Zuheros (HZ).

Dataciones del Neolítico Antiguo en Andalucía Occidental. Imagen tomada del documento "Las culturas del neolítico y calcolítico en Andalucía Occidental" de Pilar Acosta Martínez. Vemos que la Cueva de los Murciélagos Zuheros no cuenta con la datación más antigua.

Desde la paleodesembocadura del Guadalquivir hasta casi el estuario del Tinto‐Odiel se han documentado diversos yacimientos conocidos sólo a través de materiales de superficie. Los materiales de estos enclaves han puesto de manifiesto una ocupación neolítica muy antigua, datada principalmente a partir de la tipología de los mismos. Los principales yacimientos son:

  • En el Cerro de San Juan (Coria del Río) se ha hallado un fragmento de cerámica a la Almagra que puede encuadrarse en la primera mitad del IV milenio a.C.
  • En el término municipal de La Puebla del Río los yacimientos de Cerro de Arca y Puñanilla.
  • En la margen occidental de la antigua ensenada bética se localizan los yacimientos de Arroyo de Santa María y de El Judío en Almonte.
  • En la zona del río Tinto, las noticias sobre los yacimientos de Villalba y los situados en el término municipal de Niebla ‐La Mina, El Desembarcadero, Toganos, y Valdebellotos‐ son escuetas.
  • Al término municipal de Bonares pertenecen las estaciones de Barrera, La Ranosa, Casa del Tovar, La Cerca, Corchuelo y La Zahurdilla‐Matamujeres. Corresponden en todos los casos a ubicaciones situadas en los alcores de la margen izquierda del Tinto, sobre terrenos de arenas pliocenas.
  • Finalmente, La Dehesa, en Lucena del Puerto es la estación que mayor cantidad de restos ha aportado.

Material neolítico del HZ hallado en superficie en el Cerro del Arca. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

3.2.1.- El material lítico aportado.
  1. Material lítico tallado: geométricos (trapecios y triángulos), raspadores, raederas, escotaduras dobles, perforadores, hojas retocadas, lascas no retocadas, láminas, laminitas.
  2. Material lítico pulimentado: azuelas, hachas y gubias.
  3. Molinos y manos de molino: fragmentos de molino, moletas, manos de mortero.
3.2.2.- La cerámica aportada.

Estos yacimientos han aportado cerámicas decoradas a la Almagra, en algún caso con incisiones o impresiones, cerámica impresa no cardial (motivos hechos con punzón u otra matriz, cerámica incisa (con decoraciones de triángulos y bandas con rellenos de las impresiones) y sin decorar, decoración plástica aplicada (cordones).
En las formas destacar determinados bordes de tipología HZ, bordes biselados, alguna carena.

Material neolítico del HZ hallado en el Cabezo de Zahurdilla-Matamujeres. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

3.2.3.- Cronología.

Partiendo de la cronología establecida en la excavación de la Cueva de los Murciélagos de Zuheros. Este horizonte ha sido dividido en tres grandes bloques, denominados Neolítico A, B y C, (no debe entenderse que correspondan a la división Antiguo‐Medio‐Final).

  • El Neolítico A está fechado entre mediados y finales del V milenio, con dataciones comprendidas entre el 4480 + 130 y el 3950 + 120 a.C. Se caracteriza por la gran abundancia de cerámica decorada,sobresaliendo los grandes contenedores con almagra, incisa, impresas no cardiales y los elementos plásticos aplicados. En esta fase la industria lítica es de carácter microlaminar, con presencia de algunos elementos de hoz y escasez de otros tipos de útiles. Punzones de hueso y ornamentos de varios tipos completan el repertorio de materiales.
  • El Neolítico B se desarrolla a lo largo de la primera mitad del IV milenio, entre el 3850 + 120 y el 3620 + 110 a.C. Las cerámicas a la almagra siguen siendo muy representativas, pero ahora las formas serán de tres cuartos de esfera con cuello. Continúan los vasos con temas incisos e impresos no cardiales, así como la aplicación de cordones. En lo que se refiere a las industrias lítica, ósea y ornamental, destaca una continuidad con respecto a lo observado para el Neolítico A.
  • El Neolítico C se centra en la segunda mitad del IV milenio a.C, en fechas comprendidas entre el 3430 + 110 y el 3130 + 120 a.C. Destaca la buena representación de las cerámicas no decoradas. Las industrias lítica, ósea y ornamental son escasas y poco significativas.

Los hábitats de El Judío y La Dehesa, podrían haberse iniciado en el Neolítico A, posiblemente a mediados del V milenio, continuando, al menos el segundo, hasta finales del IV y/o comienzos del III, ya con materiales del NAT.
La mayoría de los materiales aportados por los yacimientos situados en la paleodesembocadura del Guadalquivir y en las zonas más elevadas de los alcores existentes en la margen izquierda del Tinto corresponderían a las fases B y C. Por tanto pueden datarse a mediados del IV milenio, en los momentos finales del Neolítico A ya avanzado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de ellos, caso de La Ranosa y La Zahurdilla‐Matamujeres, han proporcionado materiales característicos del NAT junto con algún que otro plato de borde engrosado, de manera que los autores proponen una continuidad a finales del IV milenio o, mejor, una reocupación de estos hábitats en la Edad del Cobre.

3.2.4.- El poblamiento del HZ.

Estos grupos prefirieron los asentamientos en zonas elevadas. Abundan los asentamientos con escasa aportación de material, que podrían interpretarse como de carácter efímero: Cerro de San Juan, Cerro de Arca, Casa del Tovar, La Cerca y Corchuelo.
Puñanilla puede interpretarse como un taller de silex.
Cerro de San Juan, dominando la paleodesembocadura del Guadalquivir con una amplia secuencia estratigráfica debería corresponder a un asentamiento estable.
El Judío, con un conjunto industrial variado, puede responder perfectamente a un
asentamiento estable también.
La Ranosa, podría tener una ocupación no efímera, sino estacional o bien reiterada en el tiempo a tenor de la representación, de elementos característicos del NAT y de platos de borde engrosado ya de época calcolítica.
En la Zahurdilla‐Matamujeres, podríamos encontrarnos ante un taller, aunque hay restos que podrían sugerir otro tipo de actividades.
La Dehesa es el asentamiento que mayor cantidad y variedad de restos ha proporcionado. Está considerado como poblado de cierta entidad. La proximidad con los yacimientos de La Ranosa, La Zahurdilla‐Matamujeres, La Cerca, Casa del
Tovar y Corchuelo, permite plantear la posibilidad de que la Dehesa fuese el poblado estable y los restantes asentamientos efímeros y/o estacionales. Apoya esta versión que en estos últimos la industria lítica no aportan elementos que aboguen por unas prácticas productoras relacionadas con la agricultura, excepción de una mano de mortero en La Zahurdilla‐Matamujeres, que sí están presentes en La Dehesa
a través de láminas con pátina de siega y piezas activas y pasivas de molino.
Para los autores la base económica de La Dehesa o El Judío, podría ser agrícola y el resto se sustentaría en la caza, recolección o aprovechamiento de recursos marinos.
Nosotros incidimos en la alternativa que venimos defendiendo tradicionalmente y que no se ha considerado con la profundidad adecuada: la presencia de tal cantidad de asentamientos estacionales o efímeros dependientes de uno principal podría estar relacionada con una práctica ganadera itinerante o trashumante.
Para los autores, este encadenamiento en la ocupación de algunos de los hábitats no debe entenderse necesariamente como la defensa de una evolución interna del HZ hacia el NAT.

3.3.- Yacimientos del Horizonte Neolítico Atlántico Tardío (NAT).

El territorio entre el Guadiana y el Guadalquivir estará ocupado durante la segunda mitad del IV milenio a.C. por el horizonte Neolítico Atlántico Tardío (NAT), que, en opinión de los autores, supone una ruptura con el mundo anterior más que una evolución del mismo.

Yacimientos neolíticos del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

Los principales yacimientos son:

  • Papa Uvas (Aljaraque, Huelva).
  • La Marismilla (La Puebla del Río,Sevilla).
  • Casa del Río, también en Aljaraque.

Existen también numerosos yacimientos de este horizonte cultural en Extremadura y Portugal.

3.3.1.- El material lítico aportado.

El NAT parece desconocer la tradición mediterránea del microlitismo geométrico.
Excepto el asentamiento de Casa del Río que cuenta con algunos microlitos geométricos. Sin embargo hay que tener en cuenta que fueron hallados en cronologías muy tardías de mediados del tercer milenio.
Estos yacimientos no siguen la tradición neolítica clásica, con la presencia de tradición microlítica geométrica, iniciada ya en el quinto milenio a.C. al menos con la introducción de la más antigua cerámica cardial.

Puntas de flecha foliáceas del NAT. Imagen obtenida del trabajo
"La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el
Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el
presente post.

Por el contrario, el NAT conoce casi siempre el uso de puntas de flecha foliáceas realizadas con retoque plano o semiplano. Ni este útil y ni la técnica lítica para fabricarlo se emplearon por las comunidades neolíticas vinculadas a las antiguas tradiciones alfareras del Mediterráneo occidental; de ahí
que su origen se haya querido buscar tanto en Oriente por vía magrebí como en el África sahariana.
Esto sugiere que la caza fue una actividad económica importante.
Otros útiles en piedra como raspadores, perforadores y pequeñas láminas con retoque lateral, o molinos y hachas pulimentadas, completan el equipamiento lítico del que disponía el NAT, si bien no se trata de elementos exclusivos de esta cultura.

3.3.2.- La cerámica.

Dichas estaciones muestran una gran homogeneidad en sus repertorios
artefactuales. En los tres yacimientos puede observarse cierta monotonía formal de la vajilla cerámica.
Repertorio cerámico del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

La más abundante al menos en La Marismilla, es una gran cazuela carenada con leves
variaciones tipológicas en sus siluetas. Sus tratamientos incluyen un fino alisado o incluso un bruñido uniforme. El repertorio de formas cerámicas vendría completado por una serie de tipos carenados, de menor diámetro que las cazuelas.
Aunque casi ninguna vasija del NAT muestra decoración, no faltan vasos embellecidos con algún ornamento. Algunos de ellos exhiben temas bruñidos, que aparecen ahora por primera vez en la Prehistoria hispana. El adorno más común consiste en añadir cordones en relieve a la pared externa del vaso. En otros casos se aplican incisiones con la pasta aún fresca. No escasean entre las decoraciones de más personalidad los triángulos rellenos de puntillado.
También aparecen vasijas de borde e interior negro. Este contraste cromático se logra por la combinación durante la cochura de atmósferas oxidantes y reductoras.
La asociación en el NAT de los bordes negros a muy pocas formas de la gama que ofrece su repertorio cerámico sugiere que se obtenían intencionadamente.

Cerámica bícroma del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

Otras formas cerámicas proporcionadas por este horizonte serían:

  • Cucharas o pequeños cazos con mango en cerámica.
3.3.3.- Arte mobiliario.

Un elemento que parece corresponderles con exclusividad al NAT es la posesión de figurillas antropomorfas. Se trata de idolillos que no usaron otras grupos neolíticos de la tradición cultural del horizonte de Zuheros, y que sólo van a conocerse masivamente en la posterior Edad del Cobre.

3.3.4.- Cronología.

Papa Uvas: Segunda mitad del IV milenio e comienzos del III.
ppp

3.3.5.- El poblamiento en el NAT.

Papa Uvas es un poblado rodeados de fosos. Serían los fosos más antiguos documentados. Son los primeros conocidos en el sur peninsular, antes se desconocen los poblados con zanjas. Su carácter pudo ser defensivo o un elemento delimitador simbólico, ritual y «militar» del asentamiento. Esto indica un aumento de la complejidad social y económica de los grupos humanos que habitan la región. Dicha tendencia aumentaría aún más en la Edad del Cobre, cuando las zanjas de sección en V podrían haberse construido para proteger graneros, como ocurre en la denominada por algunos autores “área intermedia” del poblado de Valencina de la Concepción.
Para estas últimas se ha apuntado la posibilidad de que fuesen conducciones de agua y sistemas de drenaje de los silos. También en el Calcolítico han precedido a murallas propiamente dichas.
Sin embargo en los yacimientos del NAT nunca se han documentado junto a huellas
de terraplenes o de empalizadas que certifiquen esta función.
Casa del Río es un poblado que cuenta con una sola fecha radiocarbónica (4400 ± 140 B.P.) de una fase ya calcolítica, aunque su construcción corresponde al Neolítico. Se han documentados diversas unidades domésticas (fondos de cabaña, silos y estructuras de combustión) y elementos que denotan un intenso aprovechamiento de los recursos marinos litorales.
La Marismilla tiene una ocupación temporal, correspondiendo a un lugar de producción de sal marina. El sistema usado para conseguir sal consistió en hervir agua de hasta su total evaporación. Para facilitar la ebullición y lograr la decantación de las sales, los recipientes tenían perfiles muy abiertos. En cualquier caso, extraer el bloque de sal requería quebrar la cazuela. Algunos útiles encontrados no encajan con esta explicación, por eso La Marismilla pudo ser algo más que una salina. Es admisible pensar que allí se procedía también a la salazón de carne y/o pescado.

3.3.5.- El mundo funerario.

Sólo se cuenta de momento con una sepultura cuyos datos no proceden de una excavación arqueológica sino de las pesquisas posteriores a su saqueo. Se trata de la inhumación de un individuo joven, tal vez menor de 20 años, de tipo mediterráneo grácil, de sexo femenino y de estatura media‐baja.
El conjunto funerario estaba compuesto por dos estructuras excavadas verticalmente en el suelo en el Cerro de Arca (La Puebla del Río, Sevilla). Ambas cámaras fueron
cubiertas poco a poco por un estrato de tierra vegetal que no contenía materiales arqueológicos antiguos.
Tumba del NAT. Imagen obtenida del trabajo "La Ocupación Neolítica de la Baja Andalucía entre el Guadiana y el Guadalquivir" que se está comentando en el presente post.

La Estructura l constituía la verdadera fosa sepulcral. En su fondo apareció
un esqueleto humano en posición encogida, al parecer con la cabeza hacia el Norte y recostado sobre su lado izquierdo, de manera que miraba hacia el Este. Junto a los restos óseos humanos aparecieron diversos fragmentos cerámicos, además de otras vasijas –dos al menos‐ hoy perdidas, también un hacha de piedra pulimentada. Hay noticias asimismo de dos láminas de sílex en paradero desconocido.
La Estructura 2, junto a la cámara funeraria y sin comunicación subterránea con ella. En su interior sólo se encontraron restos de un bóvido. Esta otra oquedad se interpretó como pozo de ofrendas.

3.3.- Breve reflexión final.

La ocupación neolítica de la zona estudiada presenta una primera gavilla de asentamientos cuyo origen puede remontarse al V milenio a.C. No es fácil enlazar tal poblamiento con hábitats anteriores, ni epipaleolíticos ni de tradición superopaleolítica, por lo que parece que se asista a una colonización neolítica alopátrida. En cualquier caso, sí resulta factible vincular esa dispersión de gentes de vida agropecuaria con
las comunidades que paralelamente venían ocupando en el mediodía ibérico determinadas áreas de montaña: la Subbética cordobesa, la Sierra Morena sevillana
y la serranía de Cádiz. No existen datos que permitan definir su origen. Lo denominaremos Horizonte Zuheros.
Este convivió al parecer con otra facies neolítica vieja de clara raíz nordmediterránea representada por el uso de la cerámica cardial, relativamente bien detectada en la costa oriental de la ensenada bética, en la Bahía de Cádiz, en los territorios portugueses al oeste del Guadiana y en la Península Tingitana.
La aparición del NAT en la zona en la segunda mitad del IV milenio a.C. aparece pués cuando esta había conocido ya ocupaciones neolíticas. Con los datos disponibles, es más fácil defender una discontinuidad entre el HZ y el NAT.
Este neolítico podría deberse a comunidades de procedencia foránea que acceden a
explotar los recursos locales como competidoras de las ocupantes previas.
geográficos.
Muchas de las características del Calcolítico se desarrollarán desde este segundo horizonte neolítico.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Mar 2012

EL Megalitismo en Francia

Escrito por: bronceatlantico el 23 Mar 2012 - URL Permanente

1.- Bibliografía utilizada.

Para este trabajo hemos utilizado los siguientes documentos e informaciones:
El artículo publicado en la revista MENGA M01 titulado “Megalitos de Francia, distribución geográfica y cronología” escrito por Jean Guilaine Collège de France.
“Le Néolithique le plus ancien de la façade atlantique de la France” escrito por Serge Cassen Centre National de la Recherche Scientifique (UPR 403) Laboratoire de Préhistoire Armoricaine UFR Sciences Historiques Nantes cedex.
Actas del Congreso nacional sobre el Neolítico en Francia octubre de 2005 y concretamente el trabajo publicado por Luc Laporte y otros, “Nouvelles decouvertes en milieu humide autour de l´habitat ceinture du Neolithique moyen a Lillemer (Ille-et-Vilaine, France)
Olivier Lemercier , “Le Campaniforme dans le sud-est de la France. De l'Archéologie à l'Histoire du troisième millénaire avant notre ère. Résumé de thèse par l'auteur. Université de Provence, mars 2002” , Préhistoire Anthropologie méditerranéennes, 10-11, 2001-2002, p. 223-227.
Páginas Web:
"El Neolítico en Francia" por Romain Bijeard.
"Histoire du Luberon" , por Jean Méhu.
"La France des Megalithes".
"Dólmenes y megalitos del Mundo".
"Dólmenes de Europa".
"Wikipedia".

2.- El Neolítico Antiguo (VII-V milenio a.C.).

Ya desde época mesolítica se documentan la domesticación del perro y algún tipo de ovicáprido de pequeño tamaño, en zonas próximas a la costa mediterránea francesa, de los que se desconoce la procedencia, así como el consumo de leguminosas (6.400 a.C. en Châteauneuf-lés Martigues) y la presencia de cerámica, que se expandirá por toda la costa.
Hacia el VI milenio a.C. aparecen los primeros asentamientos humanos con evidencias claras de explotación agrícola/ganadera, que podríamos agrupar, para entenderlo de forma sencilla, en tres corrientes de influencia diferenciadas:

  1. Neolítico Atlántico (zona blanca en el mapa con fecha 5000 a.C.).
  2. Neolítico de influencia Danubiana o cultura de cintas/cordel (zona verde “Rubané” en el mapa)
  3. Neolítico de influencia Cardial (zonas rojas y rosas en el mapa)

Obtenido de la web: "Travaux et Recherches Archéologiques sur les Cultures, les Espaces et les Sociétés UMR 5608".

Queremos hacer notar que, en nuestra opinión, este mapa es muy general, convirtiendo en área "Cardial" o "Epicardia" a regiones cuya tradición neolítica difiere sustancialmente de las dos citadas anteriormente. Eso no impide que haya aparecido Cerámica Cardial en asentamientos situados en estas áreas. Un ejemplo de lo que queremos decir es el área Andaluza Occidental, con una tradición neolítica distinta de la Cardial, aunque en su territorio hayan aparecido cerámicas de este tipo en algunos asentamientos. Algunas de las fechas indicadas en el mapa no se corresponden exactamente con las dataciones encontradas por nosotros.

2.1.- El Neolítico Atlántico.

Últimamente son numerosos los autores que consideran la existencia de un neolítico local en la zona noroeste francesa (Bretaña y Loira) e Irlanda, que surge de una tradición mesolítica, más ganadero que agrícola, con cría de bueyes y cerdos, cultivo de cereales y leguminosas como la arveja, y que continúa explotando la caza y la recolección de frutos silvestres.
Este Neolítico antiguo precardial denominado por Serge Cassen como Neolítico Atlántico, se extendió por toda la fachada atlántica francesa, el alto Aragón, Pirineos y zona Cantábrica en España y es posible que más al sur. En opinión del autor, se propagó en dirección Norte - Sur. Este sostiene que existen características comunes que se mantienen en el Neolítico Cardial y provienen de ese Neolítico Antiguo precedente, tanto en Francia como e la Península Ibérica.
Esta tradición mesolítica se refleja en la conservación de la costumbre de enterrar a los muertos en posición flexionada y pintando los cadáveres en ocre, que como ya hemos visto se mantiene en casi toda la zona de construcción de megalitos desde el paleolítico, y la utilización de determinados útiles de sílex.

Enterramiento neolítico obtenido en la provincia de la Picardie francesa, de la web: "La vie des hommes de la Prehistoire".

Los primeros pobladores de este Neolítico Atlántico habitan en cabañas circulares, en algunos casos se continúa habitando cuevas (nótese el evidente paralelismo con el Neolítico Antiguo andaluz, donde las cuevas se habitaron también).
Probablemente esta cultura fuera la constructora de los primeros monumentos megalíticos franceses en Bretaña.

2.2.- El Neolítico Danubiano (Cerámica de Bandas, Linear Bandkeramik o Rubané).

Llega al norte de Francia a través de Centro Europa, su entrada es lenta y durante mucho tiempo conviven con los pobladores descendientes de los cazadores mesolíticos.
Su economía es eminentemente agrícola, de agricultura itinerante. Controla amplias zonas de cultivo hasta su agotamiento, trasladándose entonces a otras próximas. Su habitat está conformado por cabañas rectangulares de gran tamaño (iguales a las comentadas en los post sobre la zona escandinava).

Reconstrucción de una cabaña de Cultura danubiana. Obtenida de la Web: “El Neolítico en Francia” .

Cultivan trigo y cebada, y crían ganado bovino y cerdos, y cantidades menores de ovicápridos. También conservan costumbres de los pobladores paleolíticos anteriores.

Vaso Neolítico 4500 a.C. obtenido de la web: "L'internaute Voyager" .

Aporta consigo la cerámica de cordones típica de esta cultura.

2.2.- El Neolítico Cardial.

Se expande desde las zonas mediterráneas. Economía principalmente ganadera, siendo la agricultura una actividad menos relevante. Predomina la cría de ovicápridos, aunque también están presentes el cerdo y una raza de bueyes de pequeño tamaño.
Cultivan cereales (trigo y cebada), leguminosas (arveja) y bellota.
Es característica la cerámica de formas esféricas y decoraciones a base de impresiones realizadas con conchas de moluscos (Cardium Edule, berberecho). Utilizan la tecnología de la piedra pulimentada.
Sus hábitats están formados por cabañas circulares, aunque continúan ocupando cuevas y abrigos en rocas. Son semisedentarios ya que muchos de sus grupos practican la ocupación temporal de sitios siguiendo a los animales en un pastoreo trashumante (un buen ejemplo es la ocupación estacional del abrigo de Jean Crox).
Hay continuos intercambios e influencias entre estas tres culturas, lo que marcará las últimas fases del Neolítico y el Calcolítico francés, así como sus diferencias regionales.
Un buen ejemplo de estos intercambios es que se han hallado conchas de moluscos mediterráneos en el norte de Francia.

3.- El Neolítico Medio (V-III milenio a.C.).

Aunque en algunas regiones del norte se continua utilizando el hábitat tipo danubiano, la evolución de estas primeras corrientes tendrá una cierta uniformidad en el Neolítico Medio, apareciendo la cultura de Chasséen en el sur de Francia hacia finales del V milenio o principios del IV, (3.450 a.C. St. Michel du Touch cerca de Toulouse), extendiéndose hacia el norte (3.190 a.C. Calvados cerca de Paris).
R. Riquet diferencia dos tipos de subgrupos: Chasséen del sur (Midi-Pyrénées, Auvern, Borgoña, Languedoc, Rosellón, Provenza, Rhône-Alpes y norte de Italia) y un Chasséen del Norte en la cuenca parisina.
Las poblaciones productoras de cerámica de estilo Chasséen practican la agricultura y la ganadería. Se caracterizan por una economía de fuerte estructura geográfica, basada en el intercambio. Animales y materias primas minerales son los sujetos de estos intercambios:

  • Ovejas criadas en las cuevas de Sheepfolds, son exportadas a otros sitios.
  • Materias primas (obsidiana en Cerdeña y las islas Lípari, sílex de Vaucluse, eclogitas en los Alpes, cinerites de Rouergue) son utilizadas para la fabricación de herramientas de piedra, que se transforman cerca del lugar de la extracción y se exportan en formas acabadas o semiacabadas a varios centenares de kilómetros.

Por lo tanto podemos hablar de poblaciones especializadas en ciertas actividades, minería etc. No se practica todavía la metalurgia.
Llama la atención el parecido a la cerámica de cazuelas carenadas de Andalucía.

Imagen obtenida de la web: "Histoire Antique par Fabrice Mrugala" en su apartado "3.- Une Civilization Materielle", referido a "le Site des Moulins de Saint-Paul trois Chateaux" .

La arquitectura doméstica es mal conocida, son raras las huellas de edificios. Los poblados más grandes están rodeados por muros que pueden abarcar varias decenas de hectáreas. En el neolítico medio se ha documentado la construcción de fosos y taludes alrededor de algunos poblados como en Lillemer (Ille-et-Vilaine, France), aprovechando el desnivel del terreno. Las cuevas y refugios todavía se utilizarán, pero de forma menos frecuente.
Uno de los elementos emblemáticos del período, son los hogares u hornos de forma rectangular o circular construidos con grandes piedras. Este tipo de estructura aparece en el Mesolítico y continuará su uso durante el Neolítico antiguo siendo documentado ampliamente en los yacimientos de Chasséen, habiéndose interpretado inicialmente como fondos de cabaña.
Los ritos funerarios cambian de individuales a múltiples y continua la construcción de dólmenes.
La cultura de Chasséen, desaparecerá hacia el 2.400 a.C. con la entrada del Campaniforme. Los últimos lugares conocidos en esas fechas son Saint Mitre (Alpes de Haute-Provence) y Eure et Loire (cuenca de París).

4.- El Neolítico Final y el Calcolítico (III milenio a inicios II milenio a.C.).

En la zona norte y atlántica aparecen unos tipos de hábitats rectangulares llamados “graneros de granja”, en las zonas más al sur aparecen con las esquinas redondeadas, parecen los herederos de las cabañas de gran tamaño danubianas, rodeados por empalizadas.
La Cultura de Seine-Oise-Marne: ocupa el noroeste de Francia y sur de Bélgica. Entre el 3000 – 2000 a. C. se caracteriza por sus construcciones megalíticas de galerías cubiertas, en las que con frecuencia aparece un vestíbulo anterior a la cámara de inhumación colectiva. A menudo las losas de la sepultura aparecen decoradas con motivos que se asocian a la Diosa Madre o de los muertos. La repetición de estos decorados en muchos de los monumentos nos indica una gran homogeneidad cultural. Podían contener gran cantidad de individuos sepultados en su interior, y estar cubiertos por túmulos.
El material asociado muestra utiles en sílex pulidos y cerámicas todavía algo bastas decoradas con incisiones o trazos de cuerdas como en las culturas norte y centro europeas. Sus habitats son escasamente conocidos.
Se produce al final del Neolítico un gran aumento de población, incrementándose tanto el número de asentamientos como su tamaño, estas concentraciones en el espacio provocan por primera vez la aparición de conflictos por la desaparición de los espacios vacíos entre poblaciones y la subordinación de unos asentamientos secundarios respecto a otros primarios, esto se ha constatado en la zona de Luberon (Provence).
En la zona cetro-oeste aparecen lugares fortificados y rodeados por fosos donde se depositan restos cerámicos y de animales, algunos les han atribuido carácter fronterizo y funciones de intercambio.
Se constatan por primera vez conflictos bélicos como en el hipogeo de Crottes (Roaix) o Capitaine a Grillon (2850-2750 a.C.), donde algunos de los esqueletos aparecidos presentaban puntas de flecha clavadas entre las vertebras.
Hacia el 2.500 a.C., comienza la entrada por el sur de Francia del Campaniforme, la velocidad de propagación de los objetos de esta cultura, y su extensión en territorio desde Marruecos a Polonia y de Irlanda a Sicilia, a la vez que representa un cambio en la dirección de difusión de los objetos, ahora Sur-Norte, pone de manifiesto la intensidad y complejidad de las comunicaciones de esta época.
El trabajo de Olivier Lemercier es muy esclarecedor para entender lo ocurrido en el Sur de Francia y como penetra el Campaniforme en esta región, así como los cambios y particularidades de su forma de propagarse. El profesor Lemercier, después de un estudio detallado de los tipos cerámicos y otros restos arqueológicos, y su distribución, llega a la conclusión de la existencia de 4 tipos y épocas diferentes:

  1. Tipo 1. Campaniforme con puntillado lineal (la más antigua) de factura extranjera suele aparecer asociada al tipo 2 en muchos asentamientos.
  2. Tipo 2. Campaniforme con puntillado geométrico, sus asentamientos se localizan principalmente en la rivera izquierda del valle bajo del Rhône, asociada a los grupos Fontbouisse et Rhône-Ouvèrze
  3. Tipo 3. Campaniforme inciso, inciso-estampado o con puntillado complejo, muy extendido y asociado a enterramientos en dólmenes, grupo Rhodano-Provençal.
  4. Tipo 4. Campaniforme inciso y “barbelé” (decoración donde las líneas aparecen adornadas con "espinas" o como alambre de espinas) aparece en lugares asociados a la anterior abundan los enterramientos individuales y se relaciona con las primeras estructuras fortificadas del sur.

Vaso con "Decoration Barbelé". Se pueden apreciar las "espinas" en la
última línea.Imagen obtenida de la WEB: "Prehistoire en Lorraine"
en su artículo dedicado al "Parque Natural Teufelsschlucht" .

Reproducimos parte de sus conclusiones de forma literal:
“En cuanto a los primeros elementos campaniformes (estilos 1 y 2), las principales comparaciones nos envían sistemáticamente hacia el oeste y con más exactitud a dos zonas de escala diferente: la Península Ibérica, y más lejanamente, la fachada atlántica.” “Con el desarrollo del grupo Rhodano-Provençal (3), las relaciones con las otras regiones cambian parcialmente. Las uniones con el Languedoc occidental (grupo Pirineos) y con la Península Ibérica son siempre muy claras. Contactos probablemente secundarios, se establecen con las regiones septentrionales y quizás orientales, (eje de Ródano).” “Para el grupo “Barbelé” (4), numerosas comparaciones indican una nueva oscilación de las relaciones, con una componente italiana importante. Esta no está todavía localizada con exactitud y presenta a la vez rasgos nororientales (de origen balcánico noroccidental) y de otros centros (Toscana). Se trata de un nuevo entramado, probablemente distinto de los precedentes, pueden percibirse a la vez que las influencias septentrionales y nororientales (Europa central), de la misma época, hasta mitad del valle del Rhône.”
“En relación a las diferentes difusiones documentadas en el Campaniforme, es necesario remarcar que no se trata de simples difusiones de objetos. Estas pueden sin embargo existir, a veces a larga distancia, pero no son lo más frecuente en el interior del entramado régional. Las adquisiciones tecnológicas de la cerámica indican muy claramente que la presencia de transferencias técnicas y la difusión de conocimiento a través de las regiones no contiguas, induce a pensar en el desplazamiento de individuos.”
La entrada del Campaniforme lleva consigo también la aparición de los primeros objetos metálicos en la prehistoria francesa y poblados fortificados, que parecen provenir de la Península Ibérica.
Serán las migraciones relacionadas con el grupo (4) las que marquen el camino de las migraciones centroeuropeas posteriores durante el bronce.
Los ritos funerarios sufren una evolución individualizándose de forma progresiva, entre 2800 y 2500 solo se introducen cantidades reducidas de cadáveres en las cámaras de los dólmenes, acompañados por ajuares funerarios de lujo lo que demuestra una estratificación social importante (como en el Dolmen de Montelirío, en Castilleja de Guzmán, Sevilla). A partir del 2.500 con la entrada del Campaniforme se individualizará más discriminando tumbas por sexos.
Hacia el 1.800 a.C. aparecen por última vez las construcciones de megalitos y las culturas relacionadas directamente con el neolítico francés con los últimos asentamientos de la Cultura Sena-Oise-Marne en el norte.
Desde finales del calcolítico se producirá un progresivo deterioro climático que alcanzará en los inicios del bronce una situación problemática y desconcertante, esto se ha detectado en estudios realizados en el lago Léman, donde las aportaciones del río Rhône descienden enormemente no pudiendo compensar las evaporaciones y provocando un decrecimiento del nivel de agua desconocido hasta entonces, algunos autores lo atribuyen a una variación en el régimen de vientos por cambios en las corrientes marinas.
Estos cambios explicados (poblacionales, climáticos), serán el motor de nuevas situaciones en el Bronce que veremos en próximos post.

5.- Los Inicios de las Construcciones Megalíticas.

Alineaciones de Carnac. Imagen obtenida de la "Página de Ramón Montanyá" en su apartado: "Prehistoria" .

5.1.- Las grandes piedras verticales y sus alineaciones.

Aparecen distribuidas por casi toda la zona atlántica francesa, aunque presentan enormes concentraciones en Bretaña (Carnac). Parecen anteriores a los grandes dólmenes de hecho varios se reutilizaron en sus construcciones (dólmenes de Gravinis, Table des Marchand o Er Grah) se estiman fechas anteriores al 5.000 A.C. Algunas de estas grandes piedras presentan decoraciones grabadas, (bastones, escudos o bóvidos). A destacar las dimensiones del Gran Menhir de Locmariaquer con sus 20 m de altura y 280 toneladas de peso que fue transportado a su localización definitiva desde 8 o 10 Km de distancia.

5.2.- Las tumbas premegalíticas de VI-V milenio a.C.

Mapa de distribución del fenómeno pre-megalítico en Francia entre 4700-4300 A.C., imagen obtenida del artículo de Jean Guilaine en la revista MENGA M-01.

  1. Las tumbas bajo losa (sous dalle) de la región centro (4600-4500 a.C.) del horizonte de Cerny –Videlles son sepulturas individuales de pequeño tamaño cubiertas por grandes losas megalíticas, que aparecen en la cuenca de París extendiéndose incluso a Bretaña.
  2. Túmulos largos tipo Passy o Balloy: aparecen en la zona de los valles del Yonne, del Sena, y en Normandía, eran enterramientos bajo túmulos de grandes dimensiones (hasta 300m de largo), delimitados por fosos perimetrales que pudieron servir de cimentación para empalizadas, contenían individuos seleccionados, a menudo jóvenes que se enterraban con ajuares con puntas de flecha, esto podría indicar una actividad cinegética importante. Se tienen dataciones para este tipo de túmulos entre 4600-4200 A.C. (Túmulos Cerny-Barbuise).
  3. Túmulos Atlánticos: aparecen en la zona de Bretaña son enterramientos en cajas o cámaras megalíticas cerradas, construidas con bloques de piedra, a veces con techumbre abovedada, cubiertas por grandes túmulos de menor altura que los anteriores pero con gran longitud también (Er Grah, Locmariaquer, con dimensiones de 120m de largo x 20 m de ancho y 2 m de alto). Presentan ajuares principescos, como hachas rituales de gran tamaño, hechas en fibrolita local o jadeíta de los Alpes. Collares de cuentas de variscita que pudieran proceder según el autor de la Península Ibérica. Estos túmulos son anteriores al período Chasséens.
  4. Cistas y fosas del sudeste: aparecen repartidas por una amplia zona que va desde Cataluña hasta Suiza, son pequeños enterramientos, por lo general individuales o dobles, que parecen a veces cubiertos por un túmulo se tienen dataciones para un período bastante largo, entre 4500-3500 A.C.
  5. Cajas o Cofres tipo Chambon (3940 + - 70 A.C.): aparecen en el Alto Poitou en la cuenca media del Loira, con características similares a las anteriores.

5.3.- Los Dólmenes de corredor.

Mapa de distribución del fenómeno megalítico en Francia entre 4300-3500 A.C., imagen obtenida del artículo de Jean Guilaine en la revista MENGA M-01.

Desde el segundo tercio del V milenio a.C., aparecen junto a los tipos anteriores los primeros dólmenes de tamaños pequeños y medianos (Dissignac de 4780 a.C.), pero no será hasta el último tercio cuando empiecen a construirse los grandes dólmenes de corredor en la fachada atlántica francesa, mientras que en el sur-oeste continua la tradición de las cistas y “cofres”.
Tienen cámaras realizadas con grandes ortostatos o en aparejo en seco cubiertas con sistema de falsa cúpula, con un corredor y cubiertas por un túmulo.
Las formas de las cámaras son muy diversas, cuadradas, poligonales, con subcámaras en cruz, así como la forma de sus túmulos que pueden presentar expansiones o añadidos de diferentes épocas.
En la mayoría de los casos son utilizados una única vez presentando enterramientos de entre 6 y 8 cadáveres, parecen destinadas a grupos seleccionados, cuyos cadáveres se disponen separadamente como si se respetase la personalidad de cada individuo (como ocurre en el dolmen del Soto en Huelva), aunque ya hemos comentado que en algunos casos aparecen reutilizaciones posteriores. (Bougón tumba 0).

El impresionante cairn de Bernenez contiene en su interior hasta 11 tumbas de corredor y se construyo en dos etapas diferentes. Imagen obtenida de "Wikipedia" .

Podemos destacar en la cuenca del Loira, aunque se extienden hasta la Bretaña, los llamados “Dólmenes angevinos”, con planta rectangular o cuadrada, sus fachadas arrancan como un trilito adintelado, quizás los mayores de Francia (Bagneux, La Roche aux Fées etc.), su arquitectura recuerda al Dolmen de Menga en Antequera.

Dolmen “angevino” de Bagneaux en el Loira (izquierda, imagen obtenida de la WEB: "Ancient Wisdom" ) su estructura y dimensiones nos recuerdan al Dolmen de Menga en Antequera (derecha, foto Bronceatlántico).

En general se mueven en cronologías entre 4.500 y 3.500 A.C. aunque en el caso de Bougón “0” se alcanzan dataciones de 4940-4400 A.C., sería pues anterior a los grandes dólmenes Irlandeses e Ibéricos.

5.4.- Monumentos del neolítico avanzado o final.

Mapa de distribución del fenómeno megalítico en Francia entre 3500-2500 A.C., imagen obtenida del artículo de Jean Guilaine en la revista MENGA M-01.

  1. Los monumentos atlánticos: se caracterizan por sus formas rectangulares, aunque presentan variedades en algunos casos similares a las de Irlanda (galerías en “V”, a veces entradas laterales, o formas acodadas o en escuadra), muchos serán reutilizados en época posterior campaniforme.
  2. Tumbas de la cuenca parisina: se trata de galerías cubiertas entre 6 y 15 m de largo, precedidos de una corta entrada a veces con una losa haciendo las veces de puerta, perforada o no. Reutilizadas con frecuencia a veces presentan gran cantidad de restos humanos (sepulcros colectivos), se asocian a la cultura “Seine-Oise-Marne” 3.400-2900 A.C.
  3. Los dólmenes mediterráneos: es el segundo gran polo del megalitismo francés, donde además se dan las mayores densidades (los departamentos de Aveiron y Ardéche superan los 800). A diferencia con el polo atlántico parece como si se pasase de las cistas y pequeñas cámaras chaseenses directamente a los dólmenes de galería sin pasar por los de corredor. Son sepulturas de largo uso en el tiempo apareciendo incluso en la edad del bronce antiguo. Se pueden agrupar en varios tipos con diferencias locales (Languedoc, rodaneses, Caussenards, o de Aude), presentan divisiones internas y cámaras rectangulares.
  4. Los hipogeos de Arlés: son construcciones megalíticas mixtas en parte excavadas en la roca y en parte con construcción de grandes ortostatos que pudieron estar cubiertos por un túmulo, el acceso se realiza a través de escalones o rampas. Sus dimensiones son a veces espectaculares, hasta 43m de longitud.

5.5.- Las Estelas Decoradas y las Estatuas Menhir.

En la zona sur de Francia aparecen estelas de pequeño tamaño que sólo encuentran paralelo en algunos puntos de la Península Ibérica (Asquerosa en Granada) tienen decoraciones con figuras antropomorfas, en las que el rostro aparece envuelto en un tocado, como las estelas diademadas extremeñas, pero a diferencia de estas la imagen aparece sentada sobre un posible trono con las piernas colgando, existe una diferencia clara en la representación de sexos, en las mujeres se marcan los senos y adornos como pendientes, mientras que en las representaciones masculinas aparecen armas.
Parecen corresponder a momentos de transición entre el neolítico y el bronce inicial (nuestro calcolítico).

5.6.- Distribución de Monumentos Megalíticos en Francia.

Obtenido de la web: "Megalithes France" .

Incluimos a continuación un cuadro con la distribución por zonas de los más de 6.000 dólmenes conocidos.

Los conjuntos megalíticos franceses son extraordinarios tanto por su cantidad, variedad de tipos, concentraciones, decoraciones y tamaños.

Interior del dolmen de Gavrinis, obtenido de la WEB: "The Megalithic Portal" .



6.- Conclusiones.

Después de estudiar los diferentes focos y corrientes culturales del neolítico francés podemos establecer las siguientes conclusiones:

  1. La Cultura Megalítica Atlántica tiene sus raíces en los pobladores del mesolítico probablemente anteriores a la neolitización, y la existencia de esa evolución local en las zonas de Irlanda y Noroeste de Francia (Neolítico Atlántico) constituyó el primer gran foco dominante de impulso de esta cultura. (VI a IV milenio a.C.)
  2. La propagación de este primer impulso llegó a la Península Ibérica de forma casi simultánea principalmente al noroeste peninsular y Pirineos, extendiéndose por Portugal, Andalucía y mediterráneo central, y por el norte hasta los países escandinavos.
  3. Las posteriores corrientes Danubianas (Centro Europa) y Cardiales desde el sur (mediterráneas), representarán un aporte de nuevos conocimientos y tecnologías, pero las tradiciones atlánticas no desaparecerán permaneciendo en el tiempo hasta finales del IV o principios del III milenio a.C. Durante estas primeras fases y sobre todo en el Neolítico medio (Chasseen), coincidiendo con el óptimo climático, se produce un gran aumento poblacional que se refleja en el número y tamaño de asentamientos.
  4. Como consecuencia del continuo aumento poblacional antes citado, en el Neolítico Final se observa la aparición de conflictos territoriales y de los primeros asentamientos fortificados, así como de relaciones de dependencia entre asentamientos (primarios y secundarios). Este proceso se constata de igual forma en la Península Ibérica (ver post de los poblados fortificados (Oliveira Jorge), y trabajo sobre las jerarquías de los asentamientos (F. Nocete).
  5. En el Neolítico final y Calcolítico pleno es probable que se produjera una oscilación del foco dominante o impulsor desde el NO Francés/Irlanda hasta la Península Ibérica de forma paulatina comenzando a bascular a finales del IV milenio o principios del III, pensamos que puede tener su causa en el control de los intercambios comerciales entre las zonas atlánticas y mediterráneas. La llegada del Campaniforme representará la consolidación del nuevo foco dominante probablemente en la Península Ibérica que será una evolución de la Cultura Atlántica y su confluencia con los primeros influjos mediterráneos, y que marcara la difusión de la metalurgia (cobre y bronce) a mayor escala (mediados del III milenio a.C.).
  6. Quizás por el cambio climático, en el último tercio del IIIer milenio se produce el debilitamiento de este nuevo foco campaniforme, es lógico pensar que las zonas más al sur de Europa debieron sufrirlo más, esto puede constatarse en la reducción de población, muchos asentamientos se contraen o son abandonados y es más que probable que los conflictos por los recursos aumentaran, el aumento de armas y fortificaciones en el Bronce inicial parece prueba de ello. Esto permitirá la entrada de flujos centro europeos que marcarán el final del megalitismo francés (2.000 a 1.800 a.C.).
  7. Aun así como veremos en próximos trabajos, el enorme peso de las tradiciones atlánticas no desaparecerá en las culturas del bronce europeo occidental.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Feb 2012

Montelirio, un antes y un después.

Escrito por: bronceatlantico el 24 Feb 2012 - URL Permanente

Estimados lectores de nuestro blog. Os hacemos partícipes de la iniciativa en la que vamos a participar, en colaboración con el Ayuntamiento de Castilleja de Guzman. Se trata de una exposición fotográfica centrada en el Dolmen de Montelirio, dentro del contexto del Megalitismo en España y en Europa.
Se inaugura el próximo día 3 de marzo.

Montelirio un antes y un despues

Por razones de espacio tenemos que eliminar alguno de nuestros posts para hacer sitio a los trabajos que tenemos en marcha. Hemos decidido traspasar todas nuestras publicaciones relacionadas con el mundo megalítico al otro Blog.
Si queréis volver a consultar nuestros posts:

  • El Asentamiento de la Edad del Cobre de Valencina de la Concepción.
  • El Barrio Metalúrgico de Valencina (2.750-2.500 a.C.).
  • Montelirio y la Complejidad Social en el Asentamiento Neolítico / Calcolítico de Valencina / Castilleja. Parte I: un Marco Teórico sobre la Diferenciación Social.
  • Montelirio y la Complejidad Social en el Asentamiento Neolítico / Calcolítico de Valencina / Castilleja. Parte II: la excavación del Dolmen de Montelirio, indicios de complejidad.

podeis hacerlo en el Blog: "Megalitismo Atlántico" .

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Nov 2011

Las pistas del subclado R1b1.

Escrito por: bronceatlantico el 07 Nov 2011 - URL Permanente

1.- Gimbutas o la hipótesis de los Kurganes. La corrección de "EUPEDIA".

1.1.- La hipótesis de los Kurganes.

Gimbutas basa su hipótesis en la arqueología y la lingüística y supone una expansión de los Pueblos de las Estepas (Kurganes), en sucesivas oleadas. Las cuatro primeras entre el IV milenio y la primera mitad del III milenio.
En paralelo se producen tres oleadas de expansión:

  1. Primera oleada, antes del IV milenio llega hasta el Dnieper y entra en contacto con la cultura de Cucuteni en Rumanía, extendiendo su influencia a las culturas de Vinça.
  2. Expansión a partir de la Cultura de Maykop produciendo una serie de culturas híbridas (Ánfora Globular, Baden, Cerámica con Impresiones de Cuerda, etc.).
  3. 3.000 a 2.800 expansión de la cultura de Yamna en Rumanía, Hungría y Bulgaria.

Posteriormentee, entre el 2.500 y el 2.000 se produce en centroeuropa la separación lingüística de las lenguas centroeuropeas (centum: lenguas celtas, itálicas y germánicas) de indoarias (satem: griegas, bálticas, eslavas, armenias, escitas, iranias, indias y dárdicas) y de las anatolias.

Entre el 1.500 y el 1.000 aparecen y se expanden las culturas protoceltas y entre el 1.000 y el 500 se produce la expansión de las culturas celtas.
Este planteamiento encaja bastante bien con la expansión del ADN-Y R1a. Comparemos los dos mapas siguientes.
La expansión de los Kurganes según Marija Gimbutas. Imagen obtenida del artículo "La hipótesis de los Kurganes" Imagen obtenida de "Wikipedia".

La distribución del haplogrupo R1a. Imagen obtenida del artículo "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de "Eupedia" .

Como se puede ver ambos encajan con bastante precisión reforzándose mutuamente. Sin embargo aparece una cuestión: ¿cómo llega a Europa Occidental el Haplogrupo R1b, muy mayoritario?

1.2.- La corrección de "EUPEDIA".

Es sabido que R1b muestra sus ejemplos más antiguos en Turquía, por lo que se ha supuesto que su origen debió estar muy próximo a este lugar, en torno al 18.500 b.p.
Partiendo de la hipótesis de "Los Kurganes", los autores de Eupedia estimaron la expansión de R1b a partir de la expansión del Kurgán de Maykop.
El siguiente mapa sintetiza de alguna manera esta hipótesis:
La expansión del haplogrupo R1b desde El Cáucaso. Imagen obtenida del artículo "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de "Eupedia" en el apartado "Maps of Neolithic and Bronze Age migrations in Europe and the Near East".

La distribución del haplogrupo R1b. Imagen obtenida del artículo "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de "Eupedia" .
Como vemos, la distribución de frecuencias es absolutamente contraria. Siendo consistentes con las primeras conclusiones, la conclusión lógica es una expansión desde el área Atlántica. Como justifica Eupedia esta diferncia:

  • La densidad de población de las zonas atlánticas era muy baja.
  • Por alguna razón los hombres "indoeuropeos" R1b tuvieron una reproducción masculina mayor.

2.-Estudio de evolución de la población bajo un modelo de poligamia con pequeña población alóctona en estratos superiores.

2.1.- Objetivo del modelo matemático.

Hemos estado especulando sobre la evolución de una población a la que se incorpora un pequeño grupo de población alóctona, con un sistema social basado en la poligamia real (independientemente de la estructura matrimonial oficial), dónde los individuos masculinos tienen acceso a un número de parejas en función de su estrato social (a nivel social más alto, mayor número de parejas).
Para cuantificar esta realidad, hemos desarrollado un modelo matemático que nos ha permitido obtener información sobre la evolución del ADN-Y, el ADNmt y un gen somático, no sometido a presión selectiva.
Es evidente que un gen sometido a presión selectiva verá determinada su evolución por el medio ambiente. Es decir, poblaciones con un grupo ancestral común pero que habiten en climas muy diferentes (por ejemplo uno cálido con elevada insolación y otro frío con baja insolación) divergerán en los genes que administran la cantidad de melanina (color de la piel, en el primer caso, el medio ambiente irá penalizando el éxito reproductivo de los individuos de piel más clara y bonificando los de piel oscura y en el segundo caso al contrario). Por eso estos genes no son determinantes a la hora de analizar parentescos.
Sin embargo, los genes neutros (una gran mayoría) evolucionarán según la dinámica del modelo. Estos últimos son los que se han considerado.

2.2.- Descripción del modelo.

Un análisis estadístico completo de la evolución de la población en un territorio nos llevaría a suponer un conjunto de asentamientos de diferente tamaño, con una relación de jerarquía espacial y un intercambio genético entre ellos con un reparto según una determinada distribución estadística de la población recién llegada entre estos.
En una población del Neolítico Final - Calcolítico estos asentamientos serían numerosos, con un grado de interrelación espacial entre ellos compleja. Una pequeña población inmigrante dominadora tendería a concentrarse en alguno de ellos, probablemente en los centros de poder. Nosotros vamos a estudiar lo que ocurriría en uno de estos asentamientos de elevada jerarquía.
Sin embargo, debe quedar claro que este no es el impacto total en la población, ya que serían muy numerosos los asentamientos que no recibirían ningún impacto de población alóctona y, por tanto, la dotación genética se conservaría más o menos intacta. Esto es lo que sucedió en el área de Grecia y los Balcanes ante el impacto indoeuropeo.

Estudiamos pues un asentamiento que recibe un impacto de una población alóctona que ocupa los estratos superiores de una sociedad polígama.

  1. Suponemos un asentamiento de 20.000 individuos, repartido al 50% entre sexo masculino y femenino.
  2. Para evitar considerar el aumento de población efectuamos los análisis en % de genes aportados por la población alóctona respecto al total de la población.
  3. Consideramos un cierto factor de poligamia por estratos sociales (estrato 1, el jefe accede a 10 mujeres, estrato 2 aristocracia 9 individuos acceden a 4 mujeres, estrato 3 clases que dan servicio a la aristocracia y pequeños propietarios 500 individuos con acceso a 2 mujeres, las otras dos clases son clases trabajadoras con acceso a 1 mujer y clase trabajadora penalizada con acceso a menos de una esposa)
  4. Suponemos que cada varón se relaciona con las mujeres de mayor nivel social que quedan libres, tras haber elegido los de clase superior.
  5. Suponemos que un 0,1 % de los individuos masculinos son alóctonos y ocupan las clases altas, mientras que el 0% de las mujeres son alóctonas.
  6. Consideramos un índice de rotación social para hombres y otro para mujeres. es evidente que hay diferentes factores que mueven este sistema rígido de emparejamiento, ya que hombres y mujeres emplean criterios diferentes de la jerarquía social para elegir compañero con el que tener descendencia. Asimismo, por rígidas que sean las jerarquías siempre hay ascensos y descensos sociales.
  7. Elaboramos un algoritmo que simula el azar para ver en cada caso cual de los dos alelos de un gen somático que tiene cada progenitor recibe el descendiente.

A partir de ahí ejecutamos nuestro modelo durante 25 generaciones, para distintos valores de la rotación social. Para medir cuanto se han "movido" los descendientes respecto a la posición social de sus antecesores. Definimos un índice que es = raiz (suma (posic social desc. - posición social del antecesor)**2) /número de individuos.

2.3.- Resultados.

A continuación presentamos unas gráficas que sirven para ilustrar los resultados obtenidos. Tras efectuar varias hipótesis de rotación social, hemos identificado que se agrupan en tres tipos de escenarios diferentes, que se ilustran en los siguientes gráficos:

Como vemos, en todos los casos el ADNmt alóctono desaparece en una generación, dado que en las hipótesis hemos estimado que la población portadora de este ADN-mt era exclusivamente masculina. En todos los casos, al cabo de 25 generaciones, el 0,1% de la presencia genética alóctona en el ADN-Y (10 individuos en una población de 10.000) desplaza por completo al haplotipo autóctono. Alguien que sólo estudiase uno de estos elementos (ADNmt o ADN-Y) llegaría a conclusiones radicalmente diferentes sobre la composición de la población original.

¿Qué ocurriría con un gen autosómico no sometido a selección natural?
Nos hemos encontrado con tres escenarios:

  1. Presencia en la generación 25 del alelo alóctono está alrededor del 10% con tendencia a estabilizarse o disminuir levemente.
  2. Presencia en la generación 25 del alelo alóctono alrededor del 30% y tendencia creciente.
  3. Presencia en generación 25 alrededor del 35% y con crecimiento acelerado.

Efectuamos un primer análisis en función de la rotación social, con el siguiente resultado:

Aquí se adjunta el análisis frente a una línea de tendencia lineal, pero hemos efectuado diversos análisis estadísticos obteniendo siempre coeficientes de regresión muy malos R2<0,5 lo que nos llevó a afirmar que la rotación social no era determinante para estimar en cual de los tres modelos anteriores se ubica una población.
A partir de ahí desglosamos la evolución de la presencia de un gen autosómico en cada una de las capas de la población (Estrato 1 E1, Estrato 2 E2...), obteniendo los siguientes resultados:

Hemos analizado el % de presencia del alelo alóctono en los dos estratos superiores. Detectamos que en el primer escenario la presencia de gen alóctono en las dos clases altas tendía a 0%, en el segundo caso se mantenía en torno al 50% y en el tercero tendía al 100%.
Hemos efectuado un análisis de correlación con un modelo lineal respecto a dos parámetros: la presencia de gen alóctono en las dos clases superiores en la generación 25 y respecto al promedio de la presencia en las 25 generaciones. Hemos obtenido los siguientes resultados:


Vemos que el coeficiente de correlación en ambos casos es muy alto lo que indica un buen ajuste con el modelo lineal. ¿De qué depende que una población esté en uno de estos tres grupos? Esencialmente del azar ya que depende de cuál de los dos alelos de cada progenitor recibe un descendiente. En la primera generación, un descendiente de individuo masculino de clase alta recibirá un alelo alóctono de su padre y uno autóctono de su madre, a partir de ahí todas las generaciones parten de una población mestiza y su dotación genética dependerá del azar.
Este proceso de azar es independiente para cada uno de los cromosomas del ser humano, y a su vez es diferente para la parte recombinante y para la no recombinante, lo que, excluyendo los cromosomas sexuales, nos da 88 procesos de azar independientes por individuo.
Se nos ocurre una hipótesis que merecería la pena investigar más a fondo: podría ocurrir que cada modelo de población (estructura social, costumbres de emparejamiento, distribución de los diferentes alelos, número de generaciones transcurridas, etc...) presente un espectro de frecuencias característicos, por lo que analizando el espectro de frecuencias de los alelos de los 88 procesos de azar mencionados en diferentes individuos podríamos inferir la naturaleza del proceso.

2.4.- Conclusión

Un análisis de la composición de una población basada sólo en el ADN-mt puede diferir de las conclusiones de un análisis basado en ADN-Y y ser ambos verdad, proporcionando pistas que nos lleven a conclusiones incorrectas.
El ADNmt proporciona conclusiones sobre un sustrato más estable, mientras que en el ADN-Y bajo determinados esquemas sociales, tiene peor "memoria" exagerando el impacto de las invasiones más recientes.
Un modelo de "Un sólo asentamiento" como este que hemos proporcionado presupone una "conectividad" total entre todas las poblaciones de un grupo social, lo que no es cierto, ya que hay barreras fiísicas, culturales y sociales entre diferentes enclaves. No es raro que un porcentaje de estas poblaciones logre aislarse de las invasiones.

3.- Objeciones a la hipótesis Gimbutas-Eupedia.

  1. Asumir que en el Calcolítico Final, Bronce Inicial las densidades de población de España, Sur de Francia e incluso las Islas Británicas es tan baja como en época Mesolítica es muy aventurada. Hemos visto en posts anteriores la estructura de asentamientos del valle del Guadalquivir, los poblados amurallados y los sepulcros megalíticos.¿Por qué suponemos que las estepas rusas o el Cáucaso en el Calcolítico tenían una densidad mayor que el área Megalítica-Campaniforme? los kurganes monumentales, que indicarían una densidad de población alta para su construcción no desmerecen en nada a los sepulcros megalíticos construidos entre el 4.000 y principios del III milenio.
  2. No explica por qué R1b presenta densidades tan altas en áreas no indoeuropeas (área Euskaldun y área íbera) cuyas lenguas no presentan ningún parentesco con las lenguas centum.¿Por qué la influencia del R1b se potenció en vez de diluirse conforme se extendía por territorios mayores ocupados por poblaciones de genética variada, como muestra la distribución de frecuencias de R1a?
  3. Los valores máximos de la presencia del haplotipo R1b en Europa son máximos cuanto más al oeste, justo al contrario de lo que ocurre con el haplogrupo R1a. ¿Por qué se interpretan ambos como una difusión de Este a Oeste? Según hemos visto en el punto anterior es matemáticamente posible, pero un tanto en la cuerda floja.

4.- La hipótesis Anatolia.

Colin Renfrew opinaba que los hablantes de lenguas protoindoeuropeas se originaron durante el neolítico en Anatolia y asocia la difusión de las lenguas indoeuropeas a la expansión de la Revolución Neolíticaen los milenios VII y VI.
A continuación mostramos un mapa que muestra la visión de Collin Renfrew sobre la expansión neolítica.

Imagen obtenida del artículo "Anatolian hypothesis" de "Wikipedia".

Esta hipótesis sostiene una indoeuropeización pacífica desde Anatolia, alrededor del 7.000 A.C. con el avance de la agricultura por difusión démica. Posteriormente modificó levemente esta tesis, haciendo coincidir el origen de los Protoindoeuropeos con el área de los Balcanes (Tripolje-Cucuteni-Körös-Cris), que Gimbutas definió como "La Vieja Europa".
La expansión protoindoeuropea procedió conforme a los siguientes pasos:
pasos:

  • Alrededor de 6500 a. C.: los pueblos hablantes de la lengua Pre-Protoindoeuropea, situados en Anatolia, se dividen en hablantes de lenguas Anatolicas y hablantes de Protoindoeuropeo Arcaico. Con la difusión de la agricultura estos últimos se dispersan por Europa. Así pues la lengua Protoindoeuropea Arcáica se produce en los Balcanes (cultura de Starcevo-Körös-Cris), en el valle del Danubio (cultura de la Cerámica de Bandas) y, posiblemente, en la zona de Bug-Dniester (área oriental de la cultura de la Cerámica de Bandas).
  • Alrededor de 5000 aC: El Protoindoeuropeo Arcaico se divide en el Indoeuropeo del noroeste (centum, el antepasado del itálico, celta, y germánico), situado en el valle del Danubio, y el Protoindoeuropeo de los Balcanes (satem, que corresponde a la Vieja Europa de Gimbutas) y Protoindoeuropeo de la Estepa (satem también, antepasado del Tocario).
  • Después de 3000 antes de Cristo: Las familias lingüísticas griega, albanesa y Balto-Eeslavo desarrollan a partir del Protoindoeuropeo de los Balcanes. El Protoindoiraní se desarrolla a partir de la lengua de las Estepas.

La hipótesis de Renfrew ha sido contestada desde la lingüística, ya que sus planteamientos cronológicos no coinciden con el árbol de la familia lingüística indoeuropea.

5.- Nuestras objeciones a las hipótesis de Renfrew para explicar la difusión de R1b.

La Hipótesis Anatólica no aborda demasiado contundentemente la aportación de población en las grandes áreas donde el Haplogrupo R1b es mayoritario. Véase el mapa que hemos adjuntado, donde evita cuidadosamente definir la procedencia de las primeras aportaciones de la Agricultura en España, el área de la Cerámica Cardial y, todavía más las Islas Británicas dónde indica un fuerte componente de influencia de las culturas nativas.
Ante eso caben tres opciones:

  1. La población local R1b estaba ya antes de la revolución neolítica. Sería de sumo interés tratar de interpretar como llegó hasta allí. Nos extenderemos más cuando analicemos la hipótesis de Oppenheimer.
  2. El haplogrupo R1b llegó a Europa Occidental por tierra, junto con la revolución neolítica. Al ubicar este fenómeno en el 4.000 A.C. matizaría la objección 1.- que hemos realizado, ya que las densidades de población mesolíticas, que esos nuevos colonos encontrarían, serían muy bajas. Lo que no explica es por qué no ocurre lo mismo en Francia Alemania y Norte de Italia, habiendo una presencia de R1b minoritaria y homogénea, en lugar de un claro gradiente, máximo en Irlanda y la Cornisa Atlántica y se reduce progresivamente. Tampoco explica por qué no hay en Irlanda, último punto de la emigración, una mezcla de todos los territorios que la emigración iba atravesando sino que aparece el R1b en estado casi puro. Finalmente tampoco explica por qué las áreas Vasca e Íbera, con culturas no indoeuropeas tienen densidades muy altas de R1b, muy superiores al lugar de origen en Anatolia.
  3. El haplogrupo R1b llegó por mar durante la expansión neolítica. Hay una zona en el Mediterráneo Central que es un verdadero termómetro de las migraciones desde el este: Los estrechos entre Nápoles - Sicilia - Malta - Túnez. Una emigración desde Anatolia tiene que parar necesariamente allí. Sin embargo la presencia de R1b en la zona es mucho menor que en España, Norte de Italia o la zona nuclear del megalitismo. Los porcentajes de esta zona siguen el gradiente natural de este haplogrupo, conforme se va alejando de la zona de máxima presencia.

6.-La hipótesis de Stephen Oppenheimmer.

En su libro "Los orígenes de los británicos", sostiene que ni celtas ni anglosajonestuvieron un gran impacto en la genética de los habitantes de las Islas Británicas, y que esta se entronca conlos habitantes del Paleolítico de la Península Ibérica, cyos representantes actuales son los vascos. Asimismo, sostuvo que la aportación de los pueblos escandinavos se ha subestimado.
A diferencia de las hipótesis mencionadas anteriormente, basadsa en la lingüística, Oppenheimer utiliza los estudios genéticos como fuente principal, tratando de casar esta información con arqueología y lingüística. Emplea las bases de datos de ADN proporcionadas por Weale et al. Capelli et al. y Rosser et al., efectuando análisis tanto del ADNmt cómo del ADN-Y.
En su opinión la geografía y el clima han tenido una influencia sobre la genética y la cultura de Gran Bretaña. Estos cambios genéticos y culturales provienen de dos zonas principales de contacto:

  1. La franja del Atlántico, principalmente de España y Portugal, a la zona oeste de las Gran Bretaña y a Irlanda.
  2. El norte de Europa, originalmente a través de Doggerland hacia el este de Inglaterra y desde Escandinavia hasta el norte de Escocia.

Oppenheimer toma las ideas del arqueólogo profesor Barry Cunliffe sobre las rutas comerciales con el Atlántico de España, así como de Simon James (Los celtas del Atlántico - La gente antigua o la invención moderna), Francis Pryor (Gran Bretaña antes de Cristo: la vida en Gran Bretaña e Irlanda antes de los romanos), John Collis (Los celtas: orígenes, mitos e invenciones) y Colin Renfrew, (Arqueología y Lenguaje - El rompecabezas de los orígenes indoeuropeos) y del genetista Peter Forster.
Sus ideas se resumen en:

  1. La importancia de las rutas del Atlántico (siguiendo a Cunliffe) para la primera ocupación de Gran Bretaña.
  2. La mayor parte de la aportación genética a las islas británicas se produjo inmediatamente después del deshielo, por lo que todas las aportaciones posteriores tuvieron escasa impacto.
  3. Los orígenes de la cultura celta se encuentran en el suroeste de Europa. El impacto Centroeuropeo (La cultura de Tène) no tiene ninguna base. La cultura celta llegó a las Islas Británicas antes de la Edad del Hierro y sólo participan en ello un número limitado de personas, principalmente en el este de Inglaterra.
  4. Hay algunas diferencias entre la información obtenida del ADNmt y del ADN-Y pero estos son pequeños.
  5. Algunas pruebas genéticas apoyan de la teoría de Renfrew es que los orígenes indoeuropeos viene con la agricultura.
  6. La evidencia genética sugiere que la división entre Este y Oeste de Inglaterra no comienza con la invasión anglosajona sino que tiene su origen en dos vías principales de flujo genético: una desde la costa Atlántica y la otra de las áreas vecinas de la Europa continental. Esto sucedió justo después del último máximo glacial. Hay un gradiente progresivamente Este y Oeste, en lugar de una división drástica.
  7. Las influencias escandinavas, más fuertes de lo que se cree, podrían ser mayores que la influencia de la Alemania Occidental.
  8. Existe una diferencia genética entre las zonas Sajona y Anglia de Gran Bretaña. (Oppenheimer sugiere que la llamada invasión anglo-sajona en realidad fué predominantemente Anglia.)
  9. El inglés es una lengua originaria del este de Gran Bretaña. Eso explicaría la falta de influencia celta en el inglés y la división genética entre Oriente y Occidente.
  10. Las fuentes clásicas diferenciar entre galos / celtas y belgas. Estas afirman que algunos de los belgas (del norte) tienen un origen alemán. Diversas pruebas arqueológicas y evidencias lingüísticas detectan una presencia gala/celta débil en Bélgica y el Este de Inglaterra y fuerte en el Oeste de Inglaterra. Implícitamente, al hablar de Galo / Celta el autor indica que las fuentes clásicas se refieren a los habitantes del oeste de Inglaterra como Celtas o Galos, aunque él considera un error llamarlos así pués los confunden con la cultura Celta auténtica, originaria de Halstat - La Téne.

7.- Nuestra crítica a Oppenheimer.

Vamos a centrarnos en el análisis del origen del haplogrupo R1b. Para Oppenheimer este llega desde el norte de la Península Ibérica, desde el mesolítico, sin despreciar la hipótesis de que llegase allá junto con la Revolución Neolítica. La única explicación razonable sería que esta alcanzó las Islas Británicas desde la Península Ibértica, por la costa francesa y/o por el mar.
Sin embargo, queda otra pregunta por contestar: si R1b nació en Anatolia ¿cómo llega a España? Vamos a repasar algunas hipótesis:

  1. Llegó en el paleolítico cruzando Europa. La única pega es que durante las glaciaciones el corredor entre el Glaciar Alpino y el Glaciar Europeo era impracticable para el tránsito humano o animal. Tengamos en cuenta que el probable origen de R1b es alrededor del 18.500 b.p.
  2. Llegó en el paleolítico cruzando por África. Habrá que analizar con detalle esta pista. En contra tiene las bajísimas frecuencias de R1b en el norte de África.
  3. Llegó en el Neolítico tempranamente a Andalucía, cruzando por África y desde allí hasta las Islas Británicas por la costa atlántica.
  4. Su origen no fue Anatolia. Las elevadas proporciones que aparecen allí se deben a una migración desde el mundo Atlántico. Aquí vuelve a aparecer la hipótesis apuntada en un post anterior sobre el posible origen atlántico de los pueblos del mar. Hay que recordar que estos derrocaron al Imperio Hitita y nunca fueron rechazados de Anatolia. No vamos a explorar esta posibilidad ahora, ya que queremos avanzar de forma sistemática y aún no hemos terminado con el Neolítico y el Calcolítico.

8.- Más detalles sobre el R1b.

A continuación se utilizan dos tipos de notación: de un lado la filogenética, que hace referencia a las ramas del árbol familiar del grupo R1b. Esta notación se modifica con nuevos hallazgos que aporten nuevas ramas o intercalan alguna entre las existentes. Por ejemplo R1b1 se desdobla en R1b1a y R1b1b. La otra nomenclatura hace referencia a la aparición o no de una mutación individual (SNP), por ejemplo "R-M343" es la mutación asociada al haplogrupo "R1b". Hay otras nomenclaturas en las cuales R1b1 tiene diferentes nombres. Desde 2008 la nomenclatura más referida es la que se encuentra en la WEB de ISOGG (International Society of Genetic Genealogy).
Hay otras nomenclaturas que estructuran las conexiones entre poblaciones humanas:

  • La metodología STR (Short Tandem Repeat) estudia las repeticiones de ADN que se producen cuando un patrón de dos o más nucleótidos se repiten y las secuencias repetidas son directamente adyacentes unas a otras. Identifica un haplotipo equivalente a R1b llamado haplotipo modal del Atlántico, estudiado por Wilson et al.
  • Los investigadores anteriores utilizaban el método RFLP (Polimorfismos de Fragmentos de Longitud Restringida o Restriction Fragment Length Polymorphism), es una técnica que analiza las variaciones en las secuencias de ADN, identificando las diferencias entre las muestras de moléculas de ADN homólogas que vienen de lugares diferentes del genoma. Detecta dos haplotipos distintos dentro de lo que ahora se llama R1b1b2. En el sudeste de Europa y el suroeste de Asia (por ejemplo, los Balcanes, Georgia y Turquía) el "haplotipo 35" o "HT35" era la forma más común, mientras que en Europa Occidental el "haplotipo 15" o "HT15" presenta la frecuencia dominante.

El árbol "filogenético" anterior muestra la ascendencia del haplotipo R1b. Imagen obtenida del artículo de Wikipedia "Haplogroup R1b (Y-DNA)" .

El árbol "filogenético" anterior muestra las ramificaciones del haplotipo R1b. Imagen obtenida del artículo de Wikipedia "Haplogroup R1b (Y-DNA)" . Observese la distancia entre los haplogrupos R1b1a2a, típico de Europa Occidental y el V88, mayoritario en África.

De los cuadros anteriores obtenemos dos claras conclusiones:

  1. A falta de que estudios posteriores demuestren lo contrario, la mutación del R-V88, típica de África y la R-L23, típica de Europa no parecen estar emparentadas, por lo que la existencia de R-V88 en ese continente sólo demuestra que hubo flujos migratorios entre el lugar de origen de R1b y África, desde fechas tan antiguas como 15.000 b.p.
  2. El último antepasado común entre R-V88 y R-L23 sería un hipotético R-P25 que aún no se ha encontrado en ninguna parte. Por consiguiente, sólo podemos realizar conjeturas sobre el lugar desde el cual se inicia el despliegue de ambas poblaciones.

8.1.- Poblaciones R1b1a2 en las actuales poblaciones del Norte de África.

Distribución del SNP R-269. Información obtenida del artículo: "Haplogroup R1b (Y-DNA)" de Wikipedia.

Vemos que existe presencia del SNP R-M269 en el Norte de África, alcanzándose los porcentajes más altos en Argelia, en el área de Orán y en Tunez, en la capital del país, que no difieren demasiado de las que se alcanzan en Turquía Este o Turquía Oeste, a través de las cuales debió pasar la migración tanto en la "Hipótesis de los Kurganes" o en la "Hipótesis Anatólica". Pero, ¿podemos concluir que esta fue tierra de paso de la migración? ¿pudo ocurrir al contrario, que la aparición del R1b1a2 en el norte de África proceda de Europa?
Según Adams et al. (2008) en "The American Journal of Human Genetics" de diciembre de 2008 sostiene que los ejemplos encontrados en Marruecos descenderían de la Península Ibérica y no al revés.
Sin embargo, esta situación podría tener otra explicación alternativa. En nuestra opinión hay dos aspectos que podrían influir en la frecuencia con que aparece el haplotipo R1b1a2 en el Norte de África:

  1. Si, como afirma Oppenheimer, no es descartable pensar que estos grupos llegaran a Occidente con el Neolítico, estaríamos hablando de un proceso que se inicia con el incremento de la aridez del Sahara. Esto debió suponer un fuerte decrecimiento en la densidad de población en el Norte de África, por lo que habría que considerar el efecto "cuello de botella" que disminuiría la variedad genética de este haplogrupo, ofreciendo datos de antigüedad del haplogrupo en la zona inferior a la real.
  2. Estamos ante una sociedad polígama, con diversas invasiones semitas durante milenios (desde los fenicios hasta las diversas oleadas árabes) que ocuparon los estratos altos de la sociedad, sobre todo en las ciudades costeras. Un vistazo rápido a los lugares donde se ha tomado la muestra permite apreciar que eran lugares principalmente costeros. El estudio realizado en el punto 2.- de este post, con el modelo matemático, pone de relevancia que, en este escenario, un 0,1 % de población masculina alóctona sustituiría por completo el ADN-Y autóctono en menos de 700 años (25 generaciones a 25 años por generación), en cualquier supuesto de rotación poblacional y con una poligamia moderada.

8.2.- El ADNmt.

No disponemos de ninguna forma de evaluación del primer efeco en este momento, aunque continuaremos buscando, sin embargo, sí podemos tener una pista sobre el segundo: analizando las proporciones del ADNmt.

Los dos haplotipos H1 y H3 de ADNmt más extendidos en Europa Occidental, con una distribución equivalente a R1b1a2 de ADN-Y. De ambos, el más frecuente es H1. Veamos ahora su distribución por regiones geográficas.

Distribución del Haplotipo H1 por área geográfica. Información obtenida del artículo: "The Molecular Dissection of mtDNA Haplogroup H Confirms That the Franco-Cantabrian Glacial Refuge Was a Major Source for the European Gene Pool" de Wikipedia.

Se observa que los porcentajes de presencia de H1 entre los bereberes marroquíes es muy similar a la que encontramos en el mundo atlántico. Las poblaciones argelinas y tunecinas no estás discriminadas entre árabes y bereberes. También alcanza valores elevados para áreas del Mediterráneo Central que presentan una menor densidad del R1b1a2* (M-269).


Distribución del Haplotipo H1 por área geográfica. Información obtenida del artículo: "Haplogroup H mtDNA" donde cita esta información en referencia al artículo: Frequencies of haplogroup H1 in the world (Ottoni et al. 2010) de Wikipedia.

Esta tabla aporta un dato adicional, el elevado porcentaje de haplotipo H1entre los tuareg de Libia (61%), los tuareg del Sahel Oeste (23,3%), Bereberes de Marruecos (20,2%), Bereberes de Túnez (13,4) Saharahuis del Sahara Occidental (14,8%).
¿Cómo explicar esta diferencia entre el haplogrupo H1 y el R1b1a2* en el noroeste de África?

8.3.- Otros estudios genéticos.

Hemos consultado diversos estudios, tratando de encontrar explicaciones:
1.- "Genética e historia de las poblaciones del norte de África y la península Ibérica" de E.Bosch et alii. Este estudio efectúa una introducción teórica en un lenguaje muy accesible.

  • Efectúa el estudio basándose en diversas técnicas de genética: marcadores clásicos, ADNmt, ADN-Y, SNP (Single Nucleotid Polimorphism), STR (Short Tandem Repeat Polimorphism), microsatélites autosómicos, micrposatélites AQDN-y e Inserciones ALU.
  • Para interpretarlas se basa en la Arqueología, la Historia y la Lingüística.
  • Los marcadores analizados indican una separación clara entre las poblaciones de la península ibérica (próximas a las europeas) y las norteafricanas.
  • Sin embargo el HLA(antígenos de leucocitos humanos) parece demostrar que existe un origen común entre ambas poblaciones, los autores achacan esto a la deriva genética; los marcadores clásicos (grupo sanguíneo, hemoglobina, proteínas plasmáticas, enzimas, etc.) parecen demostrar una mayor proximidad de ambas poblaciones con Oriente Medio.
  • A partir de esta información llegan a la conclusión de que en ambas poblaciones se conservó un sustrato paleolítico diferenteCapsiense para el Norte de áfrica, con una gran continuidad con el Iberomauritano y el Capsiense. Esta hipótesis viene confirmada por los análisis genéticos de SNP en el ADN-Y.
  • Defienden una expansión paleolítica de los pueblos R1b1* ADN-Y y el H1 ADNmt por el norte del mediterránea y otra similar por el sur del ADN-Y E3b2* y el ADNmt U. Esto no explica por qué algunas poblaciones bereberes presentan un elevado porcentaje de presencia de H1.
  • De sus análisis sobre el ADN-Y etiman un impacto 38,7% de clados nuevos de origen Proximooriental frente a un sustrato paleolítico del 61,3%.
  • Analizando con diversas técnicas genéticas basadas en inserciones ALU, marcadores autosómicos y ADN-Y se detecta muy poca diferencia entre poblaciones árabes y bereberes, lo que hace suponer un escaso impacto de las invasiones árabes en las poblaciones norteafricanas. Sin embargo, el ADNmt separa a árabes de bereberes en Libia, Argelia y Túnez pero no en Marruecos. La primera conclusión sería la escasa aportación de elementos femeninos en las invasiones árabes de Marruecos. Por otra parte nos remitimos a nuestro estudio del punto 2.- del presente post en sociedades polígamas, podemos ver que la escasa diferencia entre poblaciones bereberes y árabes puede deberse a que estos últimos ocuparon posiciones privilegiadas en los clanes bereberes, desplazando parte de su dotación genética, tanto en ADN-Y como en genes autosómicos (como ocurriría en los escenarios 8 y 11 al cabo del tiempo). Sin embargo el HLA no fue desplazado, pues el cromosoma que lo soporta se comportó según el escenario 1.
  • Atribuyen las diferencias entre ADN-y y ADN-mt a ambos lados del estrecho como consecuencia de una mayor movilidad femenina, al casarse fuera del clan familiar (¿desde Escocia hasta Mauritania?). Nosotros creemos que debe ser considerada como una posibilidad la hipótesis desarrollada en el punto 2.- de este post: una organización social basada en las relaciones de poligamia, dónde los varones de un determinado grupo étnico ocupasen posiciones privilegiadas de acceso a la reproducción. En estas condiciones aparecerían distintas presencias de las poblaciones según se analizase el ADN-Y y ADNmt, llegando la población que ocupa esta posición dominante a suprimir la presencia del resto de poblaciones en unos 600 años. Una situación de este tipo pudo traer la práctica desaparición del R1b1a* de ADN-Y en el Magheb aunque conservó el haplogrupo H1 de ADNmt .

Mapa de distribución de los haplogrupos H1 y H3. Imagen obtenida del artículo: "The Molecular Dissection of mtDNA Haplogroup H Confirms That the Franco-Cantabrian Glacial Refuge Was a Major Source for the European Gene Pool" de Alessandro Achilli et alii.

2.-"Historia genética de las poblaciones del Norte de África y de la Península Ibérica". De Calafell F. et Alii.

  • Analizan 44 polimorfismos bialélicas del cromosoma Y y 8 microsatélites.
  • Identifican un sustrato paleolítico diferente entre la Península Ibérica y el Maghreb. La presencia en bajas frecuencias de algunos haplotipos típicos del Norte de África demuestran un flujo genético procedente del Norte de África hacia la Península del orden del 7% en la Península coon un pico del 14% en Andalucía.
  • La oleada de expansión del neolítico alcanzó por separado la Península Ibérica y el Norte de África.

Básicamente, ambos estudios coinciden en sus conclusiones, destacando que el mayor gradiente genético se produce en el Estrecho de Gibraltar.

8.4.- Algunas posiciones discrepantes.

Veamos ahora una posición discrepante respectio a las teorías del sustrato epipaleolítico. Veamos a continuación el resumen del artículo: "The questionable contribution of the Neolithic and the Bronze Age to European craniofacial form." de C. Loring Brace, Noriko Seguchi, Conrad B. Quintyn, Sherry C. Fox, A. Russell Nelson,∥ Sotiris K. Manolis y Pan Qifeng.

  • Muchas dimensiones craneofaciales humanas son neutras respecto a la selección natural y un análisis de su variación puede servir como una indicación de la proximidad genética etre poblaciones.
  • Partiendo de 24 mediciones craneoencefalicas de una serie de poblaciones humanas permiten elaborar dendrogramas estableciendo la proximidad entre ellas.
  • Todos los europeos modernos que van dede Escandinavia hasta el este de Europa y en todo el Mediterráneo hasta Oriente Medio, muestran que están estrechamente relacionados entre sí.
  • Lo sorprendente es que los pueblos neolíticos de Europa y del bronce no están estrechamente relacionados con sus sucesores actuales. Si bien estos lazos son algo más evidente en el sur de Europa.
  • Es una sorpresa que el Epipaleolítico Natufiense Palestino, origen de la expansión neolítica tiene una clara relación con el África subsahariana.
  • Los tipos Cromañoides quedan agrupados más cerca de las actuales poblaciones africanas que de las europeas.
  • Vascos y Canarios están claramente relacionados con los europeos modernos.
  • No aparecen relaciones entre estos y los hombres de Cro-Magnon, como se sugirió una vez. Los datos obtenidos apoyan la idea de que el neolítico partió del Cercano Oriente enlas áreas circunmediterráneas y Europa por un proceso de difusión démica, aunque posteriormente las poblaciones mesolíticas locales absorben ambos, la cultura y la población.

8.5.- Una pista sorpresa del segundo milenio antes de Cristo en Egipto.

Científicos del Centro de Genealogía de ADN iGENEA, con sede en Zurich reconstruyó el perfil de ADN del faraón Tutankhammon, que ascendió al trono a la edad de nueve años, su padre Akenatón y su abuelo Amenhotep III, basado en los datos aparecidos en un documental de Discovery Channel.
Los resultados mostraron que el rey Tut pertenecía a un grupo de perfil genético, conocido como el haplogrupo R1b1a2 típico de Europa Occidental. Entre los egipcios de hoy en día este haplogrupo está presente en menos del 1 por ciento, según iGENEA.
¿Pudo haber tenido algo que ver con la población R1b del África Subsahariana. Vamos a verlo a continuación.
Para consulta por parte de los interesados citamos a continuación uno de los muchos artículos que pueden localizarse en Internet, hablando del tema:
"Half of European men share King Tut's DNA"

8.6.- El R1b* subsahariano.

La siguiente tabla muestra la composición de los distintos haplogrupos R1b presentes en África.

Distribución del SNP R-269. Información obtenida del artículo: "Haplogroup R1b (Y-DNA)" de Wikipedia.
Apenas hay presencia en África del haplogrupo R1b1a2* (M-269*). Se circunscribe únicamente a los países del Maghreb y no supera el 2,5%. Podría deberse a la aportación poblacional llegada desde Europa ¿Cómo se puede conciliar esta curiosa contradicción entre la información obtenida a partir del Y-ADN frente a la obtenida a partir del ADNmt? El apartado 2.- del presente post trata ampliamente una hipótesis que explica estas contradicciones. Incluso en sociedades levemente poligámicas, como la planteada en el supuesto tratado en dicho apartado, se produce un desplazamiento total del haplogrupo autóctono, que es sustituido por el recién llegado aunque sea inferior al 1 por mil de individuos.
En este supuesto de poligamia el ADNmt refleja mejor la composición antigua, mientras el Y-ADN está más influido por las aportaciones recientes.

8.6.1.- El haplogrupo R1b1c (R-V88).

Vamos a analizar el contenido del artículo: "Human Y chromosome haplogroup R-V88: a paternal genetic record of early mid Holocene trans-Saharan connections and the spread of Chadic languages". de Fulvio Cruciani, Beniamino Trombetta, Daniele Sellitto, Andrea Massaia, Giovanni Destro-Bisol, Elizabeth Watson, Eliane Beraud Colomb, Jean-Michel Dugoujon, Pedro Moral y Rosaria Scozzari.
En África aparece una rama muy antigua del haplogrupo R1b, que se desgaja muy tempranamente dentro del tronco del paragrupo R-P25 *. Los representantes de dicha rama se concentran en la parte centro-occidental, en torno al lago Chad y en el área centro-occidental de África, en frecuencias tan altas como el 95%.
Las estimaciones sugieren un tiempo de coalescencia (fecha en la que la rama R-V88 se separó del resto de las ramas del R1b1) se estima en Evidencia filogenética y las estimaciones sugieren que el tiempo de coalescencia es de 9200-5600 B.P., en el periodo temprano del Holoceno Medio. El grupo R-P25* o su antepasado debió ser llevado a África por estas fechas, en una emigración de retorno desde Asia. Adicionalmente hay trazas de este haplogrupo en los Balkanes 0,2% y Asia Occidental 0,3%. Resulta curioso aceptar que a través del "efecto fundador" podemos explicar un origen asiático para R1b1c, partiendo de frecuencias aparecidas en Asia Occidental en torno a 0,3%, mientras que porcentajes del 2,5% de R1b1a no nos sirvan para justificar ese origen, empleando el mismo efecto, para Europa. El interés de este comentario es sólo destacar esa contradicción en nuestra forma habitual de pensar.
Los autores identifican seis nuevas mutaciones que les permiten definir el clado R1b1a (o R-V88). Otra conclusión llamativa es que, atendiendo a la información proporcionada por el Y-ADN, los europeos occidentales somos parientes más próximos de los habitantes de la región de la cuenca del lago Chad que de los indoeuropeos propiamente descritos por Gimbutas (clado R1a*).

8.6.2.- Las lenguas que se hablan alrededor del lago Chad.

Los pueblos que presentan mayor porcentaje del haplogrupo R1b1c (R-V88) hablan lenguas relacionadas con el grupo Chadico.
Esta es una rama específica de las lenguas afroasiáticas. El establecimiento de las lenguas de esta familia es compleja. Mostraremos a continuación la última clasificación, elaborada por Miltarev en el 2000.
Distribución geográfica de las lenguas afroasiáticas. Imagen obtenida del artículo "Lenguas afroasiáticas" de Wikipedia.

8.6.3.- Algunos aspectos mencionados en el artículo que no deben pasarse por alto.

Vamos a citar a continuación algunas ideas expresadas en el artículo mencionado en el punto 8.6.1.- del presente post:

  • El Sáhara ha sido un ecosistema que ha experimentado cambios climáticos profundos desde finales del pleistoceno hasta nuestros días, alternando episodios secos en los que resultaba inhabitable con episodios húmedos con un clima de sabana.
  1. 23000 a 14500 BP: período extremadamente seco
  2. 14500 a 10000 BP: clima monzónico húmedo.
  3. 10000 a 6000 BP: óptimo climático, la flora y fauna repueblan el Sáhara cubriéndolo con un mosaico de bosque y sabana. Se convierte en el hogar de lagos gigantes, alcanzando el paleolago Megachad (el lago Chad es lo que queda) 400.000 km2, más que el actual Mar Caspio.
  4. 6000 BP: se inician rápidamente las condiciones secas que caracterizan este lugar en la actualidad.
  • La población humana que habitó este territorio se ha visto fuertemente afectada por su interacción con estas condiciones. Uno de los hechos más relevantes es la diferenciación genética entre las poblaciones que habitan el norte y el sur del desierto.
  • Posteriores estudios relacionados con la diversidad de ADN-Y en África han confirmado la presencia de R-P25* (antecesor de M269) en el norte de Camerún en altas frequencias y, en frecuencias más bajas (media del 5%, 0-20%) inmediatamente al sur de Camerún, en varias poblaciones de Gabón. Curiosamente, los cromosomas del haplogrupo R-P25/R-M173, ancestro de M269, así como de otros marcadores antecesores de los de 'Eurasia' se ha descubierto en el norte de África (1% en Argelia, 4% en Túnez, y 4.2% en Egipto) . La presencia de Y-ADN R-P25 se ha reportado también en grupos de población de Sudán, aunque al no existir marcadores internos, la afiliación de estos cromosomas aún no está definida.
  • De alguna forma, la expansión del lenguaje protochádico y del R1b1c (R-V88) son un indicio de las migraciones de pueblos por el norte de África.

9.- Los Túmulos de Argelia.

Durante muchos posts hemos mantenido la tesis de que una cultura y economía pastoriles podría requerir de elementos para marcar los límites de propiedad del territorio de los pueblos trashumantes. Hemos mencionado esta hipótesis para la cultura megalítica del calcolítico de Valencina de la Concepción y también en relación con los sepulcros tumulares de las culturas indoeuropeas.
Vamos a probar esta tesis con otra cultura pastoril:
Recordamos que iniciándose aproximadamente en el 5.000 B.P., ampliamente testificada por las pinturas rupestres, ocupó el territorio del Sahara la cultura bovidiense. Esta era una cultura pastoril, principalmente de ganado vacuno. Si nuestra tésis fuera correcta, esta cultura habría necesitado marcar el territorio y habría utilizado, probablemente, sepulturas monumentales para ello.
Pues bien, adjuntamos a continuación una serie de imágenes de túmulos aparecidos en el desierto del Tassili en Argelia, coetáneos con el neolítico Bovidiense.

Sepultura neolítica de Cerramiento en el sur de Djanet, en el Tassili n'Ajjer en Argelia. Imagen obtenida del blog "Algerie Decouverte" .

Túmulo en ojo de cerradura de Tin Amali en el Tassili n'Ajjer argelino. Imagen obtenida del blog "Algerie Decouverte" .

Sepultura neolítica en el Tassili n' Ajjer. Imagen obtenida del blog: "Algerie Decouverte" .

Túmulo de Tirkoubane. Imagen obtenida del blog "La pista Tuareg" .

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Sep 2011

Irlanda y los Orígenes del Megalitismo Atlántico II. Inicio de la Complejidad Social.

Escrito por: bronceatlantico el 26 Sep 2011 - URL Permanente

Las primeras evidencias arqueológicas de cultivo de cereales se producen a principios del V milenio A.C., durante lo que se denominaría “Neolítico inicial”. Entre otros se ha hallado polen de cereales en Ballynagilly en el noroeste de Cookstown en el Condado de Tyrone, (4770-4490 A.C. y 4670-4360 A.C., aunque estas dataciones ofrecen algunas dudas), y en Cashelkeeltry cerca de Lauragh en el Condado de Kerry (4950-4470 A.C.).
En opinión de John Waddel "La existencia de una fase pionera de granjeros en el V milenio A.C., y el papel de los cazadores recolectores (pobladores anteriores) en la adopción de la agricultura son preguntas todavía no resueltas”.
Será a partir del IV milenio 3900-3800 A.C. cuando se generaliza el hallazgo de restos arqueológicos que implican una transición extensa hacia una forma de vida de agricultores-ganaderos en las sociedades irlandesas, con lo que esto implica:

  • Fuerte territorialidad.
  • Almacenamiento de excedentes.
  • Asentamientos más permanentes.
  • Deforestación y aclarados de espacios boscosos.
  • Nuevas tecnologías asociadas.
  • Aumentos de población

1.- LOS ASENTAMIENTOS.

En los asentamientos correspondientes a este periodo encontramos cabañas tanto de planta circular como rectangular, como en el yacimiento de Ballynagilly, ya citado, (4340-3790 A.C. y 4222-3814 A.C., con ocupaciones hasta el 3.400 A.C.) o en Tankardstown Condado de Limerick (con unas dataciones entre 3938-3378 A.C., con un período de máxima ocupación entre 3700-3200 A.C.)
Las dimensiones de estas primeras cabañas rectangulares variaban entre los 35 y 40 m2, llegando en algún caso excepcional de 80 m2. Estaban construidas con postes o troncos de madera que soportaban la techumbre, normalmente realizada con cubierta vegetal. Los cerramientos laterales variaban según las diferentes regiones, consistiendo en algunos lugares en placas o laminas de tronco de roble y en otros en una cubierta vegetal mezclada con barros o arcillas. En su interior se han encontrado hogares y diversos materiales cerámicos y líticos.
Las cabañas circulares que son también muy abundantes, encontrándose en algunos asentamientos ambos tipos a la vez (de planta circular o rectangular). Sus diámetros suelen aproximarse a lo 6 m., en ciertos casos rodeadas de muros de cerramiento exterior cuya función se supone que tenía que ver más con la custodia de ganado que con la defensa.
Algunas de estas cabañas presentan periodos de uso muy dilatados, llegando incluso hasta época Campaniforme. Se han realizado análisis polínicos que confirman el consumo de trigo y cebada.

Reconstrucción de cabañas de planta rectangular, y cabaña circular en los emplazamientos A y C de Lough Gur, Condado de Limerick. Imagen obtenida del Libro de “The Prehistoric Archaeology of Ireland” de John Waddel .

El ganado vacuno y porcino representaron los mayores porcentajes de restos de animales domésticos, constituyendo una parte muy importante de la economía de estas sociedades. John Waddel concluye: “Parece que una economía de pastoreo puede haber sido predominante, con el cultivo cereales jugando un papel menor”.
Aparecen en este periodo diversos asentamientos temporales con funciones especializadas, dispersos por varios puntos de Irlanda. Entre otras ocupaciones se han identificado asentamientos para el aprovechamiento de los recursos marinos cerca de las costas próximas al cementerio de Carrowmore así como en determinadas islas; también en las proximidades de los pastos de alta montaña, ocupados en verano por los ganados trashumantes o asentamientos estacionales para la caza.
Uno particularmente interesante es un caso muy especializados aparecido en Nocknarea Mountain que se ha interpretado como una ocupación durante la construcción de la gran tumba megalítica y su cairn ubicados en la cima de la montaña y su posterior abandono, terminada la construcción. También se han hallado yacimientos dedicados a la celebración ocasional de rituales. Son pocos los asentamientos con muros defensivos que podrían reflejar la existencia de tensiones o conflictos.

2.- CÉIDE FIELD, un caso especial.

Se trata de un asentamiento muy especial que se encuentra en el condado de Mayo, donde se ha podido confirmar la presencia de unas cuadrículas formadas por muretes de pequeñas dimensiones, entre 0,50 y 0,70 m de alto, que cubren una superficie de más de 7 hectáreas (150m de ancho x 200m de largo).
Estos espacios parecen dedicados a la siembra de cereales. Se ha podido determinar con pruebas de C14 una explotación muy intensa entre 3700 y 3200 A.C., llegando su uso hasta el 2700 A.C.

Imagen obtenida del Libro de “ The Prehistoric Archaeology of Ireland” de John Waddel .

Caulfield, que llevó a cabo su estudio cree que “la eliminación de esta gran área de su cobertura forestal y la división del paisaje en muros de piedra y campos, exigió el esfuerzo cooperativo de una importante comunidad muy asentada y la presencia de una docena de tumbas megalíticas en el área próxima puede dar fuerza a esta propuesta”.

Este breve repaso por los tipos de asentamientos irlandeses nos muestra un salto importante en diversidad y complejidad entre las sociedades del momento:

  1. Asentamientos permanentes y estacionales.
  2. Diferentes tamaños.
  3. Funciones especializadas de algunos de ellos.
  4. Relaciones a corta y larga distancia.

3.- LOS RESTOS MATERIALES.

3.1.- Las Cerámicas.

Las cerámicas se realizaban a mano, empleando colores que van desde varios tonos de marrón a un pardo muy oscuro casi negro. Son típicos de este período los cuencos y ollas lisas, o con carena (las más antiguas), que podrían recordar a nuestros horizontes de neolíticos antiguos en las provincias de Sevilla o Huelva, anteriores a los grandes platos de borde engrosado tan característicos del neolítico final y calcolítico.
Una forma muy peculiar de Irlanda son las dobles carenas (fig. nº 6 de la imagen) formando un dibujo similar a la llanta de un coche vista en desde arriba, que rodeaba todo el perímetro del objeto.
Como puede apreciarse en la imagen que incluimos a continuación, la mayoría de los tipos presentan fondos curvos y algunos de ellos bordes engrosados, en algunos casos con terminaciones bruñidas. En cuanto a la decoración, no es demasiado abundante pero cuando aparece presenta incisiones formando líneas paralelas de puntillado o bandas de impresión de cordajes. En algún caso excepcional existen decoraciones muy densas que cubren el objeto casi por completo, incluyendo su parte inferior. Nos recuerdan a algunos modelos campaniformes muy posteriores (véase la figura nº 10 de la imagen extraída del libro de J. Waddel y la fotografía de la cerámica tipo Ciempozuelos).

Tipos cerámicos del primer Neolítico en Irlanda. Imagen obtenida del Libro de “ The Prehistoric Archaeology of Ireland” de John Waddel .

Cerámica campaniforme tipo Ciempozuelos. Imagen obtenida de "Wikipedia" .

3.2.- EL Material Lítico.

Las hachas de piedra, y en especial las hachas pulimentadas son objetos de especial interés para comprender algunos rasgos de las sociedades neolíticas. Los tamaños mas habituales oscilan entre los 8 y 16 cm de largo, aunque aparecen restos de estos materiales diseminados por toda Irlanda (18.000) y Gran Bretaña (4000 sólo en Escocia). Las mayores concentraciones se han localizado en la zona noreste de Irlanda.



Arriba imagen obtenida del Libro de “ The Prehistoric Archaeology of Ireland” de John Waddel . Sobre estas líneas fotografía de hachas del museo arqueológico de Sevilla (fuente Bronceatlántico).

En cuanto a las funciones para las que se empleaban podríamos resumirlas de la siguiente forma:

  • Como herramienta, parece comprobado que tuvieron un papel fundamental en la tala y aclarado de bosques.
  • Como armas.
  • Como objetos simbólicos o ceremoniales, es un caso muy elocuente el hallazgo de un conjunto de hachas pulimentadas cerca de Malone Road (Belfast), encontradas colocadas en posición vertical, como parte de algún tipo de rito), o en una tumba megalítica en Ballyalton Condado de Down.
  • Como objetos de prestigio o de intercambio.

Y aquí vamos a detenernos para reseñar algunos datos muy interesantes sobre estudios mineralógicos de las hachas irlandesas, realizados por otros especialistas que incluye John Waddel en su libro.
Analicemos primero hachas fabricadas en Porcelanita (un 53,8% del total) repartidas por toda Irlanda, de las que se ha podido comprobar que proceden de una única zona, Antrim. En esta zona se han encontrado recortes o escorias del trabajo de este material, lo que nos llevaría a una “industria especializada” y concentrada localmente, desde donde se distribuían por todo el país. Esta producción, aunque modesta en principio, fue muy prolongada en el tiempo. El uso de este tipo de hachas se documenta al menos hasta los inicios del segundo milenio a.C.
Todavía más excepcionales son los hallazgos de hachas fabricadas en jadeita (100 en gran Bretaña y 7 en Irlanda) cuyo mineral parece proceder del Piedmont de los Alpes.

3.3.- Los objetos en sílex.

Abundan las piezas realizadas por percusión con doble retoque: puntas de flecha o jabalinas, láminas y cuchillos. Los materiales parece tener diferentes orígenes, distribuidos por toda la geografía irlandesa, se trata a la postre de un material muy abundante.


Sobre estas líneas, puntas de flecha halladas en una cueva de Tarifa (Cádiz), Museo Arqueológico de Sevilla. Como puede apreciarse muy similares a las Irlandesas de la imagen superior, imagen obtenida del Libro de “ The Prehistoric Archaeology of Ireland” de John Waddel .

4.- CARROWMORE Y LA EVOLUCIÓN DE LAS CONSTRUCCIONES MEGALÍTICAS Y SUS SOCIEDADES.


4.1.- El Cementerio Antiguo.

El cementerio se compone de 2 partes, una primera más antigua, a la que hemos hecho referencia en el post anterior, que incluye un conjunto de construcciones agrupadas al oeste de la carretera de acceso al Centro. Estas construcciones de pequeño tamaño han sufrido evoluciones en su forma, ampliaciones y remodelaciones en épocas sucesivas. El espacio que ocupan en su conjunto es bastante reducido.
Las tumbas de esta primera fase se alinean en paralelo a lo largo de un eje norte-sur, y puede apreciarse como sus estructuras son muy sencillas al principio, reduciéndose a pequeñas cistas formando una cámara rodeada por un círculo de piedras de tamaño inferior a los 50cm de alto y pesos que no creemos que excedan en ningún caso el de una persona, no alcanzando la mayoría los 25 o 30 kilos. No se conservan decoraciones en las mismas.

Tumba nº 4 Foto Bronceatlántico.

Según se progresa en el tiempo el tamaño de las piedras y su complejidad estructural va aumentando, así las tumbas nº 4 (4.100 A.C.) y especialmente la 7ª (4.200 A.C.) ya presentan tamaños mayores,empleando bloques más pesados aunque continúan siendo estructuras sencillas.
Esta última presenta una característica peculiar en cuanto a su posición, alineada entre las elevaciones del terreno más importantes de la zona (como Knocknarea Mountain, que tiene en su cima el impresionante cementerio y cairn de la reina Maeve, todavía sin excavar).
En todos los casos el ritual es de cremación.


Tumba nº 7 y al fondo Knocknarea Mountain, puede apreciarse en su cima el impresionante cairn de la reina Maeve. Aunque el concepto y estructura son idénticos puede comprobarse el aumento de tamaño respecto a las tumbas anteriores (1 a 5). Foto Bronceatlántico.

4.2.- El Cementerio Moderno.

Como ya hemos reseñado en el post anterior los esfuerzos constructivos son realizables por pequeños grupos o incluso clanes familiares. Sin embargo la segunda fase de este cementerio representa un salto cualitativo y cuantitativo importante. Vamos a analizarla con más detalle.
Esta zona se compone de más de 20 tumbas visitables, y algunas visibles pero no visitables por encontrarse en terrenos privados, aunque parece ser que su número era mucho mayor en la antigüedad. Sus dataciones oscilan entre 3900 y 3000 A.C., daremos algunos ejemplos:

  • Tumba 19, 3950-3500 A.C.
  • Tumba 27, 3900 A.C.
  • Tumba 51, 3650-3450 A.C.
  • Tumba 55, 3800 A.C.
  • Tumba 56, 3500-3000 A.C.

Como puede apreciarse la construcción coincide con la expansión del neolítico agropastoril. En esta época podrían datarse algunas de las ampliaciones y modificaciones de la zona primera.
En su mayoría son tumbas que presentan pequeños corredores orientados hacia la tumba nº 51, la central o principal, de tamaño muy superior a las otras. El resto de las tumbas presentan tamaños que varían bastante. Algunas de tipo medio cuyos círculos perimetrales rondan los 20m (tumba nº 19 de 25m, nº 26 de 17 m, nº 27 de 23m), aunque la mayoría son menores de 15 m de diámetro.
El tamaño de las piedras que las forman también varía siendo mayores aquellas cuyo círculo perimetral tiene mayor diámetro. En la actualidad no presentan túmulos sobre ellas y casi todas ocupan pequeñas elevaciones del terreno rodeando a la tumba central.
El ritual es en todos los casos de incineración.

4.3.- La Tumba 51, CENTRAL o "Listoghill”.

Vista del Cairn de la tumba nº 51. Foto Bronceatlántico.

Ocupando una elevación mayor del terreno, es el único lugar del cementerio desde el que pueden verse simultáneamente las dos bahías que rodean la península sobre la que se encuentra situado Ballysadare Bay al sur y el puerto de Sligo al norte.
Tanto su situación como la orientación y situaciones del resto de las tumbas la confieren un carácter especial, un papel preponderante en el conjunto.
Los casi 50 metros de diámetro de su círculo de piedras exteriores, y casi 15 m de altura de su cairn (túmulo de piedras), le confieren unas dimensiones espectaculares. En su interior se esconde una cista o cámara rectangular que según se ha podido deducir se emplazo después de removerse el suelo virgen. Tanto esta cámara como el círculo de piedras que la rodean se realizaron de forma simultánea (3650-3450 A.C.). Es posible que existiese un monumento anterior a este en el mismo lugar (4100 A.C.)


Cista interior de la Tumba n 51. Puede apreciarse la diferencia de tamaño de los ortostatos empleados en su construcción, respecto al resto de tumbas de la necrópolis. Foto Bronceatlántico.

Se han identificado restos humanos sepultados en un ritual de inhumación, tras la construcción de la cámara, así como restos de cremaciones depositadas tras terminar el círculo de piedras exterior que pudieran obedecer a rituales más complejos

  1. Cementerio que presenta un evidente plan de construcción en un tiempo relativamente corto.
  2. Diferencias de rango (sociedad jeraquizadad) que se aprecian tanto en la situación de las tumbas como en el tamaño de las mismas.
  3. Diferencias de ritual de enterramiento cremación frente a inhumación, correspondiendo a esta última el lugar central del cementerio así como la tumba más monumental.
  4. Alguno de estos rituales podría estar asociado incluso a derechos del individuo principal sobre la vida o la muerte de alguno de los restantes.

5.- REFLEXIONES Y CONCLUSIONES.

En la primera parte del post hemos propuesto que las primeras construcciones megalíticas fueron realizados por sociedades epipaleolíticas, o más bien mesolíticas, formadas por grupos poco numerosos, pero que probablemente presentaban una estructura de jefaturas, con capacidad para mantener contactos con otros grupos de la Zona Atlántica, principalmente noroeste de la península Ibérica y noroeste de Francia.
Probablemente estos primeros grupos de constructores megalíticos debieron alcanzar un estado de desarrollo “preneolítico” más complejo, con grupos más numerosos, pero será con la llegada de las nuevas técnicas y especies agrícolas y ganaderas cuando se dará un salto hacia un importante incremento de población y la complejidad social que se refleja en la complejidad de sus asentamientos (nótese el caso de CÉIDE FIELD), que tendrá también un reflejo directo en su culto a los muertos.
Así vemos cómo los primeros megalitos del VI e inicios del V milenio (5600 a 4500 A.C.) representan un esfuerzo constructivo pequeño, que pudo ser realizado por estos primeros grupos mesolíticos, se transforman con la llegada del Neolítico en complejas necrópolis que requieren esfuerzos constructivos y organizativos muy importantes (3900-3000 A.C.). Como ejemplo claro de esto vemos como el cementerio más moderno de Carrowmore toma la forma de una necrópolis que pone de relieve la aparición de importantes diferencias sociales que se reflejan en:

  • Esfuerzos constructivos de diferente magnitud: pequeños (tumbas 52, 53, 48 etc.), medianos (tumbas 26, 27, etc.), o muy grandes (tumba 51 o central). Esta última requiere de la intervención de muchos individuos durante períodos prolongados, una logística compleja, con grandes cantidades de materiales y su transporte, así como técnicas deferentes de construcción (construcción de un gran túmulo o Cairn, decoraciones sobre la cámara central, etc.).
  • Un control centralizado de los excedentes y recursos necesarios para poder soportar esos esfuerzos.
  • Un reconocimiento social del grupo a un derecho o posición diferenciada de una persona o parte del grupo, que se refleja en diferentes rituales de enterramientos, inhumación en el caso de los restos de la cámara central de la tumba 51, o las cremaciones de los enterrados en el perímetro tumular de esa misma tumba, o en las otras, tanto del cementerio nuevo, como del primitivo. Y la disposición de las tumbas de menor categoría formando una estructura circular alrededor de la central y con sus corredores orientados hacia ella.

Sin embargo la llegada de estas corrientes neolíticas no significa la desaparición de la cultura Megalítica, sino más bien al contrario, ya que vemos:

  • Por un lado una prolongación muy fuerte de las tradiciones megalíticas que continúan utilizando los mismos espacios (los nuevos monumentos se sitúan en los mismos enclaves que los anteriores, las mismas necrópolis), o incluso la reutilización de los antiguos monumentos (ampliaciones de monumentos anteriores, o utilización en etapas posteriores, incluso hasta la edad del hierro). Como ejemplo valga citar que una buena parte de las tumbas de Carrowmore presentan estas ampliaciones y reutilizaciones.
  • El aumento en la intensidad de contactos a corta y larga distancia, se puede deducir de la propia comparación de las construcciones y la evolución de sus estructuras y soluciones técnicas empleadas (corredores largos, túmulos, anillos perimetrales etc.), así como por los materiales de procedencias lejanas que aparecen diseminados por todas estas regiones megalíticas (hachas de jadeíta, ámbar, marfiles etc.). Volveremos sobre este punto en la tercera parte de este post sobre Irlanda.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Jun 2011

Los Protoindoeuropeos III: las pistas de la Genética.

Escrito por: bronceatlantico el 22 Jun 2011 - URL Permanente

1.- Introducción.

Vamos a utilizar la siguiente documentación:

Otra documentación asociada a este tema, que hemos consultado y cuya lectura recomendamos:

2.- Los Haplogrupos y Subclados de ADN-Y y ADNmt asociados a la expansión indoeuropea en el Neolítico y Calcolítico.

El conocimiento aportado por la Genética de Poblaciones no es un hecho cerrado, sino que debe entenderse como un modelo en contínua evolución. Cuando la información genética no es concluyente, los autores se han apoyado en la Arqueología y la Lingüística.
De esta manera tratan de fortalecer las teorías a partir de la coincidencia de las conclusiones de tres ciencias, ninguna de las cuales suele aportar pruebas irrefutables, pero que se pueden reforzar mutuamente por la coincidencia de las pruebas circunstanciales. Sin embargo, este enfoque tiene una debilidad: a veces uno encuentra lo que busca. Es decir, los hechos son sólidos, pero su interpretación siempre es subjetiva. Si se parte de un paradigma apriorístico, es posible seleccionar subconscientemente aquellos hechos que confirman nuestras expectativas.

2.1 Introducción a la genealogía genética.

Los estudios de ADN han permitido clasificar a todos los seres humanos en grupos genealógicos cada uno de los cuales compartió un antepasado común. Son conocidos como haplogrupos. Se han analizado dos tipos de haplogrupos: el heredado del padre vía el cromosoma Y (ADN-Y) y el ADN mitocondrial (ADNmt), heredado de la madre. En Europa, los haplogrupos del ADNmt se reparten homogéneamente lo que permite extraer pocas conclusiones sobre las etnias antiguas.
No estamos completamente de acuerdo con este postulado. A través de este post y de los sucesivos iremos aportando información respecto a la necesidad de efectuar análisis desde varios puntos de vista distintos. En el futuro, la genética se irá dotando de herramientas más potentes y más determinantes que eliminen las áreas confusas y los rangos de incertidumbre. Actualmente, los estudios se han centrado en el cromosoma Y y el ADNmt porque son los más cortos y pueden manejar su número de bases de forma más sencilla que otros cromosomas. Mencionaremos alguno de los elementos que provocan incertidumbres en la interpretación:

  1. Estudiamos poblaciones modernas: los datos disponibles nos ofrecen una imagen de las poblaciones actuales, lo que no significa que deban tener la misma estructura que tuvieron en la antigüedad. Las sucesivas migraciones en uno u otro sentido han alterado esta composición. El impacto de estos movimientos es mayor cuanto menor sea la densidad de la población que ocupa un lugar. La población que recibe aportaciones presenta una variedad genética mayor que la original.
  2. El efecto fundador: las poblaciones que abandonan un territorio no son una representación exacta en porcentaje de la población de donde proceden. Parten en mayor medida de una cierta zona, es frecuente que procedan mayoritariamente de una clase social, suelen emigrar algunas familias más que otras, etc. Esto implica que algunos alelos se pierden en la nueva ubicación, mientras que otros están sobrerrepresentados. Si comparamos la composición de ambas poblaciones detectaríamos que la original tiene mayor variedad.
  3. Cuello de botella: algunas poblaciones pasan por momentos críticos que eliminan una parte sustancial de la población (epidemias, hambrunas). Este impacto no es homogéneo, por lo que el reparto estadístico de los alelos se altera, desapareciendo alguno de ellos. Este tipo de situaciones reduce la variedad de la población.
  4. Deriva genética: pondré un ejemplo, en muchas aldeas desaparecen apellidos que estuvieron presentes en el registro. No todos los habitantes tienen descendencia masculina y, en pequeñas comunidades, es frecuente que el azar haga que algunos apellidos se refuercen y otros desaparezcan. En China, donde el registro es más antiguo, todos los habitantes de algunos pueblos de tamaño estimable tienen el mismo apellido (S. "¿Quienes somos?" Cavalli-Sforza). Lo mismo sucede con los genes, donde, en pequeñas comunidades, algunos alelos llegan a desaparecer, lo que reduce la variedad.
  5. Mutaciones: de vez en cuando un individuo experimenta una mutación, que se incorpora al acervo de su comunidad. Esto incrementa la variedad.
  6. Hábitos de reproducción: la práctica de la poligamia impacta de forma muy notable en la estructura de la población, aportando diferencias dramáticas entre la distribución del ADN-Y y del ADNmt. Cuando hablamos de poligamia real nos referimoa a la reproducción, no a la fórmula matrimonial. Felipe II tuvo cuatro mujeres y, probablemente, al menos dos amantes. Sin embargo sus matrimonios fueron monógamos. Enrique VIII tuvo seis esposas ... y ningún hijo varón, por lo que su ADN-Y se perdió. Prometemos publicar algo al respecto.
  7. La probabilidad de supervivencia no es la misma para todas las clases sociales. Esto sucede incluso en las jerarquías más simples, existentes entre los animales. Tampoco en las sociedades humanas el acceso a los medios de supervivencia es el mismo, por lo que algunos alelos se extinguen y otros estarán sobrerrepresentados, dependiendo de la clase social en la que aparezcan con mayor frecuencia.

El problema es ¿cuál de estos fenómenos es el que ha hecho que la población de una determinada zona presente una determinada estructura genética? Los autores de estos documentos que manejamos interpretan estas poblaciones a partir de los conocimientos arqueológicos y lingüísticos... a veces pueden estar fabricando profecias que se autocumplen. En nuestra opinión, estudiar varios genes de un mismo cromosoma (ya sea el Y o el ADNmt) por separado nos hace ser pasto de este peligro. La única forma de evitarlo es utilizar tantos enfoques como sea posible (ADN-Y dentro y fuera de la zona de recombinación; ADNmt; Cromosomas Somáticos; la genética de la flora bacteriana como E.Coli, Lactobacillus, levaduras como la Cándida; etc). Insistir en obtener muchos genes de un mismo cromosoma es mirar sólo una cara del prisma.

2.2 Árbol evolutivo de los haplogrupos del ADN-Y.

Cuadro obtenida del artículo: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de la WEB: "EUPÉDIA" .

  • K => hace 40.000 años (probable aparición en el norte de Irán).
  • T => hace 30.000 años (alrededor del Mar Rojo).
  • J => hace 30.000 años (en Oriente Medio).
  • R => hace 28.000 años (en Asia Central).
  • E1b1b => hace 26.000 años en (Sudáfrica).
  • I => Hace 25.000 años (en los Balcanes).
  • R1a1 => Hace 21.000 años (en el sur de Rusia).
  • R1b => Hace 20.000 años (en los alrededores del mar Caspio o de Asia Central).
  • E-M78 => Hace 18.000 años (en el nordeste de África).
  • G => Hace 17.000 años (entre la India y el Cáucaso).
  • I2 => Hace 17.000 años (en los Balcanes).
  • J2 => Hace 15.000 años (en el norte de Mesopotamia).
  • I2b => Hace 13.000 años (en Europa Central).
  • N1c1 => Hace 12.000 años (en Siberia).
  • I2a => Hace 11.000 años (en los Balcanes).
  • R1b1b2 => Hace 10.000 años (en el norte o el sur del Cáucaso).
  • J1 => Hace 10.000 años (en la Península Arábiga).
  • E-V13 => Hace 10.000 años (en los Balcanes).
  • I2b1 => Hace 9.000 años (en Alemania).
  • I2a1 => Hace 8.000 años (en Cerdeña).
  • I2a2 => Hace 7.500 años (en los Alpes Dináricos).
  • E-M81 => Hace 5.500 años (en el Maghreb).
  • I1 => Hace 5.000 años (en Escandinavia).
  • R1b-L21 => Hace 4.000 años (en Europa Central o del Este).
  • R1b-S28 => Hace 3.500 años (en torno a los Alpes).
  • R1b-S21 => Hace 3.000 años (en Frisia o Europa Central).
  • I2b1a => Hace menos de 3.000 años (en Gran Bretaña).

2.3.- Árbol evolutivo del ADNmt.

Cuadro obtenida del artículo: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de la WEB: "EUPÉDIA" .

Todos los haplogrupos de ADN mitocondrial europeos descienden del haplogrupo N que representa una de las dos líneas de migración desde África. Actualmente este haplogrupo aún puede encontrarse en frecuencias extremadamente bajas en Eurasia. El tamaño del ADN mitocondrial (sólo 16.500 pares de bases ) no permite un seguimiento pormenorizado de los ancestros.
Los haplogrupos del ADNmt aparecen principalmente durante la edad de hielo, momento en el que la mayoría de los grupos humanos eran nómadas, cuando la documentación disponible sobre culturas es menos detallada, por lo que es más difícil relacionar poblaciones con territorios.
En nuestra opinión, lo difícil es interpretar la distribución de los haplogrupos del ADNmt a la luz de la información propuesta por la arqueología y será la genética de poblaciones quién deba desarrollar herramientas propias para el análisis. Las conclusiones así obtenidas serán muy fiables porque pueden ser contrastadas con la documentación arqueológica, al haberse suprimido el efecto vicioso de interpretaciones circulares entre ambas disciplinas, evitando partir de los aprioris de una disciplina para interpretar la otra.
Los haplogrupos presentes en Europa son H, I, J, K, T, U, V, W y X excepto la rama X2, encontrado entre los nativos americanos. Se pueden establecer relaciones entre los subclados de estos grupos y territorios específico, pero no encajan con los grupos étnicos ni lingüísticos. La explicación de los autores es que las mujeres se casaban fuera del grupo étnico.
Nosotros entendemos que hay otras explicaciones basadas en la propia naturaleza de las migraciones, como podemos analizar en posts próximos.
A continuación ofrecemos las estimaciones sobre la datación de la aparición de los principales clados del ADNmt:

  • N => aparece hace 75.000 años en el Nordeste de África.
  • R => aparece hace 70.000 en el Sudoeste Asiático.
  • U => aparece hace 60.000 años en el Nordeste de África o Sudoeste Asiático.
  • pre-JT => aparece hace 55.000 años en Oriente Medio.
  • JT => aparece hace 50.000 años en Oriente Medio.
  • U5 => aparece hace 50,000 años en Asia Occidental.
  • U6 =>aparece hace 50.000 años en el Norte de África.
  • U8 => aparece hace 50,000 años en Asia Occidental.
  • pre-HV => aparece hace 50,000 años en Oriente Próximo.
  • J => aparece hace 45.000 años en Oriente Próximo o el Cáucaso.
  • HV => aparece hace 40.000 años en Oriente Próximo.
  • H => aparece hace 35.000 años en Oriente Próximo o el sur de Europa.
  • X => aparece hace 30.000 años en el noreste de Europa.
  • U5a1 => aparece hace 30.000 años en Europa.
  • I => aparece hace 30,000 años en el Cáucaso o el norte de Europa.
  • J1a => aparece hace 27.000 años en Oriente Próximo.
  • W => aparece hace 25.000 años en el nordeste de Europa o el noroeste de Asia.
  • U4 => aparece hace 25.000 años en Asia Central.
  • J1b => aparece hace 23.000 años en Oriente Próximo.
  • T => aparece hace 17.000 años en Mesopotamia.
  • K => aparece hace 16.000 años en Oriente Próximo.

2.3.- El mapa cultural europeo y la distribución genética asociada a las invasiones indoeuropeas en el III milenio a.C., según el ADN-Y.

Sucesión de mapas obtenida de la WEB "EUPEDIA" en su artículo "Origins, age, spread and ethnic associations of European haplogroups and subclades" y del apartado "Maps of Neolithic and Bronze Age migrations in Europe and the Near East" . Muestra la relación entrre genética y cultura desde el VI milenio a.C. hasta el 3 er milenio. Muestra las frecuencias genéticas que aparecen en los haplogrupos asociados a genes del cromosoma Y. Las distribuciones genéticas que aparecen se corresponden con las poblaciones actuales.
Extraer conclusiones sobre poblaciones antiguas, basadas en poblaciones actuales implica dos ejercícios que obligan a efectuar supuestos no completamente sólidos:

  1. Parte de una distribución actual, que no tiene por qué coincidir con la que se produjo a determinada época. (No olvidemos mecanismos como mutaciones o derivas genéticas que hacen aparecer y desaparecer alelos).
  2. Eliminan aquellas aportaciones genéticas que se supone fueron debidas a invasiones posteriores, para lo cual se basan en conocimientos histórico-arqueológicos y en las distribuciones actuales de los alelos en las regiones de supuesta procedencia de estas invasiones.

En cualquier caso, es una información muy útil, que emplearemos con las precauciones debidas.

Hay varias conclusiones preliminares interesantes que no se mencionan en el artículo, pero que nosotros queremos apuntar a continuación:

  1. En el 5.500 a.C. sólo la cultura de la Cerámica a la Almagra y la Cerámica de Impresión Cardial pueden considerarse Neolíticas en la Európa Occidental, Nórdica y Mediterráneo Central. El resto (Kongemose, Tardenoisiense) son en realidad culturas epipaleolíticas a las que llegó la tecnología de la cerámica a través de intercambios con sus vecinos. Notese que la cultura de la Cerámica a la Almagra es la única que presenta una aportación genética de origen norteafricano, probablemente asociado a la migración de poblaciones khamitas (protobereberes). Recordemos aquí algunos cuestionamientos que hemos realizado respecto a la vía natural de llegada del Neolítico a la Península Ibérica. Recordemos también las hipótesis del Profesor Escacena respecto a las concomitancias entre la cerámica del Badariense egipcio y los hallazgos en el yacimiento de La Marismilla. El haplotipo E-M81 es el único que identifica en la Andalucía de este periodo. Sin embargo añade "??" que no sabemos cómo interpretar.
  2. El haplotipo I2b aparece inicialmente en el área cultural Tardenoisiense, predomininantemente atlántica. Hay coincidencia en diversos estudiosos en que la repoblación de esta zona a partir del inicio del holoceno se produjo desde el área Franco - Cantábrica. Sin embargo los autores del artículo que estamos consultando estiman que esta mutación aparece hace 13.000 años en Centroeuropa. Nos parece más probable la hipótesis de que esta mutación aparece por primera vez en el área Francocantábrica, especialmente, teniendo en cuenta que este periodo de posible aparición de la mutación se corresponde con la época en que centroeuropa estaba todavía bajo los hielos de la glaciación del Würm.
  3. Entre el 4.500 a.C. y el 3.500 a.C. los contactos entre Andalucía Occidental y el mundo Megalítico Atlántico están ampliamente acreditados. Sin embargo continúa apareciendo en el mapa como "Cultura de la Cerámica a la Almagra". Estamos convencidos de que el haplotipo E-M81 convivió desde los momentos más tempranos con los haplotipos propios de la cultura Megalítica. Es la única forma de interporetar el mapa siguiente, donde el área andaluza, junto con toda la Península Ibérica aparece incluida en el área Megalítica - Campaniforme. El hecho de que no aparezcan en Andalucía estos haplotipos desde el inicio es más un producto de las incertidumbres propias de la metodología seguida.
  4. Finalmente observese la expansión de los haplotipos R1a, R1b y sus derivados desde el Cáucaso coincidiendo con las expansiones indoeuropeas ycon las culturas asociadas a dichas expansiones. El haplotipo R1a coincidiría con las expansiones de la cultura de Yamna desde el norte del Cáucaso, mientras que la del R1b se correspondería con una expansión a través del norte de Anatolia y el Ponto.

2.4.- Descripción de cada haplotipo del ADN-Y.

2.4.1.- Haplotipo R1b.

R1b es el haplogrupo más común en Europa occidental, llegando a más del 80% de la población en Irlanda, las tierras altas escocesas, en el oeste de Gales, la franja atlántica de Francia y el País Vasco. También es común que en Anatolia y en todo el Cáucaso, en algunas partes de Rusia y en Asia central y meridional. Además el Atlántico y el Mar del Norte de Europa, puntos de acceso incluyen el valle del Po en el norte-centro de Italia (más del 70%), los habitantes de Osetia del Norte del Cáucaso (más del 40%) y cerca de Armenia (35%), los Bashkires de los Urales región de Rusia (50%), Turkmenistán (más del 35%), los Hazaras de Afganistán (35%), los Uigures del noroeste de china (20%) y los Newars de Nepal (11%). El subclado R1b-V88 es específico para el África subsahariana, se encuentra en 60 a 95% de los hombres en el norte de Camerún.
Se supone un origen anatolio y su expansión está asociada a la de los pueblos indoeuropeos, ya que aparece en todos los lugares donde se han hablado lenguas indoeuropeas en la antigüedad.
Nosotros creemos que la enorme densidad de este haplotipo en los países donde la cultura Megalítica Atlántica ha sido relevante obligaría a valorar otras hipótesis.
Teóricamente, este haplotipo se extendió desde Anatolia, a través del Ponto, por toda Europa. Probablemente eran un componente importante dentro de la composición genética de los Hititas. Alcanza Europa Occidental entre el 2.300 y el 2.000 a.C. y se impone en este área.

Imagen obtenida del artículo: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de la WEB: "EUPÉDIA" .

Difusión: el porcentaje más alto se detecta en La costa atlántica, alcanzando el 80% en el área Aquitana – Bretona -Cantábrica, Escocia y Gales. Con un porcentaje muy relevante 50 – 60% lo encontramos en la Península Ibérica y la Liguria ( que ya hemos citado en posts anteriores), alcanzando el 70% en áreas del valle del Po. A partir de ahí muestra una reducción progresiva conforme se va alejando de esta zona. Destacar la discontinuidad que se produce en el norte de Anatolia y en el Cáucaso (Osetia y Armenia) (comentaremos algún aspecto interesante de ambas zonas un poco más adelante). También muestra una representación muy elevada entre los Bashkirs de la región de los Urales en Rusia (50%) Turkmenistan (alrededor del 35%) los Hazara de Afganistán ( alrededor del 35%), los Uyghurs del Noroeste de China (20%) y los Newars del Nepal (11%).
En el área Subsahariana hay un clado específico , el R1b-V88 que entre los hombres del norte de Camerún alcanza entre el 65 y el 90%.
Orígenes: no están completamente claros. Algunas de las formas más antiguas se han encontrado en el Próximo Oriente y alrededor del Cáucaso. Los haplogrupos R1 y R2 podrían haberse originado en Asia Central. Durante la glaciación del Würm este haplogrupo se extendió a Anatolia dando lugar a los subclados R1b* y R1b1* en el norte del Próximo Oriente. Durante el neolítico temprano se desplazó a Anatolia y al Cáucaso donde dio lugar a los subclados R1b1b. La expansión fenicia llevó los clados R1b1a y R1b1* a sus colonias, notablemente Cerdeña y el Maghreb. Los clados R1b1b1 y R1b1b2 (los más comunes en Europa) están asociados a la expansión de los lenguajes indoeuropeos.
Desde el punto de vista genético, en el área de la cultura de los Kurganes nos encontraríamos una mezcla de los clados R1a y R1b, con una preponderancia de R1b en el área del Cáucaso y una preponderancia del clado R1a en las estepas del norte. Probablemente R1b cruzó el Cáucaso proveniente del norte de Anatolia. No está claro cuando sucedió esto (antes, durante o después del Neolítico).
La diversidad del R1b es máxima alrededor del Cáucaso, por lo que es lógico suponer que esta área es su origen. El autor se basa en el mayor desarrollo de las lenguas protoindoeuropeas alrededor del Cáucaso para sostener que el lenguaje Protoindoeuropeo apareció en esta zona, migrando junto con el haplogrupo R1b hacia las estepas.
En la cultura de Maykop resulta ser aparentemente una cultura mixta donde coexisten el haplotipo R1b, R1a con uno de tipo caucásico como el G2a. Sin embargo los típicos linajes caucásicos como el G2a no han participado en la expansión indoeuropea, por lo que la fusión entre estas etnicidades no debió ser muy íntima. En opinión de los autores, la rama R1b de la cultura de Maykop es una excelente candidata para constituir el componente principal de las invasiones de los Pueblos del Mar.
La expansión europea: para el autor, los haplotipos de la antigua Europa se corresponden con los cromañoides (I y sus clados I1, I2a e I2b…) y los correspondientes a los primeros neolíticos (G2a, J2, EV-13 y T). El relativo despoblamiento de Europa hizo que el impacto de los linages indoeuropeos desplazara dramáticamente a los descendientes de los cromañones y a los primeros agricultores. No ocurrió así con la invasión Indo-Irania donde los clados de origen indoeuropeo alcanzan el 40% en el ADN-Y y apenas llegan al 10% en el ADN-mt. Tampoco Grecia ni los Balcanes sufrieron un impacto similar. Los haplotipos I1, I2a e I2b han sobrevivido mejor en regiones de difícil acceso, como Escandinavia, Bretaña y los Alpes Dináricos.
Alrededor del 4.000 a.C. los poblados de las culturas del área danubiana debieron ser una mezcla de los invasores indoeuropeos (R1a y R1b) con los agricultores de etnia Danubiana descendientes de las culturas de Tripolje y Cucuteni (E-V13, J2b y T), ya que la alta densidad de población y nivel tecnológico de las culturas balcánicas evita su sustitución.
Alemania y Escandinavia recibieron la invasión de los grupos de la Cerámica con Impresiones de Cuerda, que presentan una composición basada en el haplogrupo R1a, estando ausente el R1b, lo que hace pensar en emigraciones procedentes del área de las estepas (cultura de Yamna).
El clado R1b1b2 llegó al Oeste de Europa alrededor del 2.500 a.C., remontando el Danubio desde el Mar Negro. Esta emigración se pudo producir debido al empuje de otros grupos étnicos procedentes de las estepas (R1a).
Es dudoso que la cultura del Vaso Campaniforme o la de los Vasos de Embudo sean indoeuropeas, dada su continuidad con las culturas megalíticas, aunque las influencias mutuas entre ellas y la cultura de la Cerámica con Impresiones de Cuerda están atestiguadas por la cerámica y la presencia del caballo a través de la Europa del Oeste, sin embargo las posteriores de Unetice, Túmulos, Campos de Urnas (protoceltas) y Hallstatt (celtas) ya lo son.
La población portadora del clado R1b1b2 son los antecesores de los pueblos Germánicos, Itálicos y Celtas, se asentaron en torno a los Alpes alrededor del 2.300 a.C. y comenzaron a expandirse, alcanzando Iberia en el 2.500 a.C., Bretaña en el 2.100 a.C. e Irlanda en el 2.000 a.C. Esta sería la primera oleada de R1b-L21. LA segunda oleada, de los Campos de Urnas se produjo alrededor del 1.200 a.C. llegó hasta el Atlántico, norte de Escandinavia, Grecia y Anatolia.
Los autores descartan que el haplotipo R1b sea originario de Europa Occidental (como argumentan algunos estudiosos), basados en que en Anatolia y el Cáucaso existe mayor diversidad de este haplotipo. Los subclados europeos son más recientes. En opiión de los autores estos se datarían en torno al 3.500 a.C. El descubrimiento de elementos de este linaje en Asia Central, Pakistán e India terminan con esta discusión.

Imagen obtenida del artículo: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de la WEB: "EUPÉDIA" .

¿Cómo explican que las máximas concentraciones del haplotipo R1b se produzcan en el mundo Atlántico?
Ofrecen cinco hipótesis:
1.- Poligamia. Los indoeuropeos tendrían acceso a más mujeres (mayor reproducción diferencial) que los aborígenes.
2.- Estatus y Poder. Sus armas de metal y sus caballos les permitieron constituirse en controladores del poder .
3.- Desbalance de géneros. Los ejércitos invasores indoeuropeos estaban compuestas mayoritariamente por hombres.
4.- Mayor agresividad. Los indoeuropeos eran un pueblo guerrero su armamento superior les permitió llevar al exterminio a la población local.
5.- Predisposición genética a tener más hijos varones respecto a los haplogrupos locales (I2 y E-V13).

Sin embargo, habría que pedir a este planteamiento que responda a algunas dudas:

  1. La llegada del clado R1b1 (primera expansión) por la ruta propuesta se produce en el Neolítico Final - Bronce Antiguo (Calcolítico), donde las hipótesis de poblamiento de Europa Occidental limitadas a grupos de cazadores - recolectores mesolíticos no son aceptables. El Neolítico estaba ampliamente implantado y está atestiguado el uso del metal. La cultura del Vaso Campaniforme soporta la hipótesis de unas redes comerciales ampliamente extendidas, en las que esta cerámica tenía una función simbólica y de prestigio, indicador de sociedades complejas. Asumir la sustitución de la población masculina, hasta el punto de que un 80% corresponde a los invasores, basándose en una superioridad militar aplastante de los recién llegados podría objetarse, particularmente porque consistiría en una población de muy pequeño tamaño, ya que se habría extendido por un gran territorio, desde su lugar de origen. Otra cosa se desprendería de una llegada en un momento más temprano, coincidiendo con el Neolítico Antiguo, donde habrían encontrado densidades de población mucho menores.
  2. En la cultura original (Maykop) R1b1 es mayoritario (40% en la actualidad), pero el "viaje" de este clado se realiza atravesando territorios donde es claramente minoritario. Este desplazamiento tomó varios miles de años y cientos de generaciones, mezclándose con los pobladores de los territorios que iban atravesando (como demuestran los porcentajes de presencia de este clado en dicho territorio y los propios autores aceptan). La pregunta es ¿por qué no aparecieron en la misma proporción estos haplotipos en Europa Occidental? ¿Cómo explicar esta "pureza" de clado R1b1?
  3. Como todos sabemos, está generalmente aceptado que el Euskera no es una lengua indoeuropea. ¿Cómo explicar que la concentración máxima de R1b1 en todo el mundo se produce en el área Cántabro-Aquitana, cuya lengua no es indoeuropea?

No hay unanimidad en esta interpretación, por ejemplo: Semino, Ornella; Passarino G, Oefner PJ, Lin AA, Arbuzova S, Beckman LE, De Benedictis G, Francalacci P, Kouvatsi A, Limborska S, Marcikiae M, Mika A, Mika B, Primorac D, Santachiara-Benerecetti AS, Cavalli-Sforza LL, Underhill PA en su obra «The Genetic Legacy of Paleolithic Homo sapiens sapiens in Extant Europeans: A Y Chromosome Perspective» publicada en el 2000 en Science 290 (5494): pp. 1155-9. PMID 11073453. sostienen la tesis de que los haplotipos R1b en Europa Occidental descienden de una expansión desde la Península Ibérica tras el último período glacial (entre 20.000 y 13.000 años atrás).

2.4.2 Haplotipo R1a.


Imagen obtenida del artículo: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" de la WEB: "EUPÉDIA" .

Difusión: Es el haplogrupo dominante entre los europeos del norte y del este que evolucionaron en las ramas micénica, macedonia, tracia, báltica y eslava. Está relacionada con la invasión por los pastores nómadas de las estepas rusas. Las frecuencias mayores se encuentran en Polonia (56%), Ucrania (50 a 65%), Rusia Europea (45 a 65 %), Bielorusia (45%), Eslovaquia (40%), Lituania (38%), República Checa (34%), Hungría (32%), Croacia (29%), Noruega (28%) Austria (26%), Suecia (24%), noreste de Alemania (23%) y Rumanía (22%).
La Rama Germánica. La primera oleada se produjo con la cultura de la Cerámica con Impresiones de Cuerda, desde el territorio de la cultura de Yamna, si bien hay oleadas posteriores desde Rusia. Abarcó Alemania, Escandinavia y parte de República Checa. Los idiomas germánicos se supone que derivan de la mezcla de los grupos R1a con las poblaciones locales tipo I, con posteriores aportaciones desde occidente de poblaciones R1b.
La rama báltica. Proviene de la mezcla de la cultura de Fatinovo (extensión oriental de la Cerámica con Impresiones de Cuerdas) con poblaciones locales de procedencia urálica (linajes N1c1).
La rama eslava. Se produce con la fusión de las culturas de la Cerámica con Impresiones de Cuerda y la cultura de Tripolje – Cucuteni. Los grupos R1a se mezclan con E-V13 y T traídos por los granjeros neolíticos procedentes de Próximo Oriente y las poblaciones locales (I2a2). De esta mezcla aparece la Cultura del Ánfora Globular. Esta mezcla genética se expande por todo el Este de Europa. Posteriormente recibió la invasión de varios pueblos indoeuropeos (Yamna, Micénicos (1.600 a.C.), Tracios (1.500 a.C.), Ilirios (1.200 a.C.), Hunos y Alanos (400 a.C.) , Ávaros, Búlgaros y Serbios (600 d.C.) y Magyares (900 d.C.). Es por lo que aparece en los Balcanes tanta diversidad en los haplogrupos R1a.

2.5.- El ADN-mt y su relación con las invasiones indoeuropeas.

2.5.1.- Haplogrupos H - V.

El haplogrupo H es el más común en toda Europa (alrededor del 40% de la población europea). También se encuentra (aunque en frecuencias más bajas) en el norte de África, Oriente Medio, Asia Central, Asia del Norte, así como a lo largo de la costa este de África hasta Madagascar.

Mapa de bloques de la difusión del Haplogrupo H1. Elaborado por Bronceatlántico a partir del artículo:: "Origins, age, spread and ethnic association of European haplogroups and subclades" .

H1, H3 y V son los subclados más comunes en el oeste de Europa.

  • H1 presenta sus valores más altos en Noruega (30% de la población), Iberia (18 a 25%), entre los sardos, los finlandeses y estonios (16%), en el resto de Europa Occidental y Europa Central en general (10 a 12% ) y en África Noroccidental (10 a 20%).
  • H3 es más común en Portugal (12%), Cerdeña (11%), Galicia (10%), País Vasco (10%), Irlanda (6%), Noruega (6%), Hungría (6%) y el suroeste de Francia (5%).
  • V alcanza su mayor frecuencia en el norte de Escandinavia (40% entre los Sami), el norte de España, los Países Bajos (8%), Cerdeña, las islas croatas y el Magreb.

Es probable que H1, H3 y V, junto con el haplogrupo U5, fueron los haplogrupos principales de Europa occidental entre los cazadores-recolectores que vivían en el refugio franco-cantábrico durante la última Edad de Hielo, y repoblaron la mayor parte de Europa Central y del Norte de hace 15.000 años.
Nosotros queremos destacar que este haplotipo correlaciona mejor con con la difusión del ADN-Y R1b1, ya que incluye el sur de de la Península Ibérica (que apenas muestra haplogrupos I de ADN-Y y deja fuera el área Greco-Macedónica que apenas cuenta con R1b1 y sin embargo sí incluye haplogrupos I de ADN-Y.
El haplogrupo H13 es más común en Cerdeña y en todo el Cáucaso. Su distribución es una reminiscencia de ADN-Y G2a. Lo mismo puede decirse, en menor medida, de H2. Esto podría sugerir un origen caucásico o Anatolia.
H5 y H7 son también comunes en la región del Cáucaso, pero su incidencia más baja alrededor del Mediterráneo, y más alta de Anatolia a los Alpes por el Danubio sugieren un posible vínculo con la expansión de la agricultura (ADN-Y E1b1b, J2 y T) o de la Indoeuropea (R1b1b2).

2.5.2.- Haplogrupos U y K.

El haplogrupo U es muy antiguo. Se originó hace unos 60.000 años entre el noreste de África y Oriente Medio, poco después de que los primeros Homo sapiens se aventuraron fuera de África. Por eso, cada uno de sus subclados podría analizarse como un haplogrupo en sí mismo. Los principales subclados europeos son U3, U4, U5 y U8 / K. U1 se encuentra principalmente en el Medio Oriente, U6 en África del Norte, U7 del Cercano Oriente a la India, y el raro U9 de Etiopía y la Península Arábiga a Pakistán.
Respecto a los haplogrupos europeos, tenemos la siguiente distribución geográfica:

  • El haplogrupo U2 se encuentra principalmente en el sur de Asia, pero probablemente es de origen indo-europeo, ya que aparece en frecuencias bajas a lo largo de la Estepa Póntica y el Mar Caspio y se ha datado hace unos 30.000 años, en esqueletos de hombre de Cromagnon en el valle medio del Don en Rusia. Podría haber sido el haplogrupo dominante entre los cazadores - recolectores de las estepas y del bosque del norte de que más tarde se convirtió en el protoindoarios correlacionando con el ADN-Y R1a.
  • El haplogrupo U3 se centra en el Mar Negro, con una concentración particularmente fuerte en el noreste. Podría estar relacionado con los ADN-Y protoindoeuropeos, probablemente más con R1b que con R1a.
  • El haplogrupo U4 es más comun en Europa Oriental, Asia Central, el norte de Asia del Sur (en torno a Tayikistán para U4 y Pakistán para W), lo que también sugiere una afiliación con los indoeuropeos (correlacionada con el Haplogrupo de ADN-Y R1a). Lo mismo puede decirse de los haplogrupos I, W, T2 y U2E en menor medida.
  • El haplogrupo U5 es el más común en Europa occidental y septentrional. Las pruebas de ADN en los esqueletos de antiguos habitantes de este área han demostrado que fue este haplogrupo el principal componente de ADN-mt de los cazadores - recolectores del Paleolítico y Mesolítico. Las pruebas de ADN antiguo realizadas en Gran Bretaña, Alemania y Escandinavia indican que la frecuencia de U5 ha disminuido progresivamente con el tiempo a través del Neolítico, Edad del Bronce, Edad del Hierro y la Edad Media. Hoy en día sigue siendo más común en el extremo norte de Europa, donde la población Mesolítica ha resultado menos afectada por las migraciones posteriores. Por ejemplo, 30 a 50% de la población Saami del norte de Escandinavia pertenece al haplogrupo U5b (y alrededor del 40% al haplogrupo V, que también es pre-neolítico de origen europeo). Es curioso que este haplogrupo, coindcidente con la dispersión del subclado I1 de ADN - Y, que se correspondería a las poblaciones cromañoides previas a la invasión indoeuropea.
  • El haplogrupo K es el subclado principal de U8. Se encuentra en toda Europa y Asia Occidental, llegando a la India. Su mayor concentración se encuentra en el Norte de Europa, Europa Occidental y Central, Anatolia y el sur de la Península Arábiga. El promedio de frecuencia K Europea es de 5,6%. K parece ser mayor en el Morbihan (17,5%) y el Périgord-Limousin (15,3%), regiones de Francia; en Noruega y Bulgaria (13,3%); en Bélgica 12,5%; en Georgia ( 11%) y en Austria y Gran Bretaña (10%). Se cree que surgió primero en algún punto entre Egipto y Anatolia aproximadamente hace 16.000 años (las estimaciones van de 22.000 años a tan sólo 10.000 años antes del presente). Tiene el mayor número de subclados de todos los haplogrupos a pesar de su edad relativamente reciente. K1a es el mayor subclada. La presencia relativamente importante de K1a en el Cercano Oriente sugieren que es anterior a la migración del Neolítico en Europa. La mayoría de los subclados K1a4, K1a10, K1b, K1c y K2 son típicamente europeos. K1a4 también es común en Anatolia y Grecia, y de hecho podría haberse extendido al resto de Europa a partir de ahí durante el período neolítico, junto con los haplogrupos J y T de ADN - mt y los haplogrupos ADN - Y E1b1b, J2 y T. Los indoeuropeos de Anatolia también pueden haber contribuido a la propagación de K.
2.5.3.- Haplogrupo J y T.
  • El haplogrupo J se originó en el Oriente Medio hace 45.000 años. Es uno de los más antiguos haplogrupos ADN-mt en Europa y el Medio Oriente. Por lo general se asocia con la propagación de la agricultura. Es tan común en Asia Central y en torno a los mares Caspio y Negro, que es probable que tenga también una conexión con los indo-europeos, especialmente a la migración del haplogrupo R1b del ADN - Y. J1 es común en todo el Oriente Medio, Asia Central y en torno a Ucrania. En el resto de Europa se limita principalmente a los países germánicos (imitando la distribución del grupo I1 de ADN - Y). J2 es mucho más raro que J1. J2a se encuentra homogéneamente en la mayor parte de Europa. J2b es más frecuente alrededor de Anatolia y en el sudeste de Europa. No es fácil establecer una relación entre este haplogrupo del ADN-mt y las invasionbes indoeuropeas. El subclado J1 y el J2b, intimamente asociados al territorio originario del R1b no aparecen en Europa Occidental, donde el Subclado R1b de ADN - Y es muy mayoritario, por otra parte. J1 en Europa Central copia la distribución de I2 de ADN - Y que es anterior a las invasiones Indoeuropeas (tipo Cromañoide). ¿Cómo explicar que haplogrupos antiguos de ADN-mt presentes en el área nordcaucásica no acompañasen a las invesines indoeuropeas de R1b? ¿Fueron estas casi exclusivamente masculinas, al menos en Europa Occidental?
  • El haplogrupo T se cree que se originó en el Medio Oriente o África del Noreste por lo menos hace 12.000 años. Se encuentra en toda Europa, la mitad norte de África, Asia Central y Siberia, con bolsas en la India y el noroeste de China (Xinjiang). La mayor concentración de T1 se ha observado en el noreste de África, Anatolia y Bulgaria, lo que sugiere una difusión del Neolítico desde Egipto hasta los Balcanes. T2, es el subclado más frecuente en Europa,particularmente común en el noreste de Europa y en el Mar Egeo. La distribución general del haplogrupo T se produjo en una de las primeras migraciones neolíticas del noreste de África a Europa del Este, a continuación siguió un patrón de dispersión similar a las migraciones indoeuropeas (especialmente el haplogrupo R1a de ADN - Y) por Europa y Asia del Sur.
2.5.4.- Haplogrupo W.

Presente en frecuencias bajas en la mayoría de Europa, en Anatolia, alrededor del Mar Caspio, y de la frontera indo-pakistaní de Xinjiang. El haplogrupo W es uno de los mejores marcadores de ADN - mt de ascendencia indoeuropeas (equivalente al ADN - Y de R1a y R1b​​). Su mayor frecuencia se produce en Ucrania, Rusia europea, los Países Bálticos y Finlandia (3 a 5% del total), así como en el norte de Pakistán (15%), Punjab (9%) y Gujarat (12%). En la India es mucho más común entre las castas superiores y entre los hablantes de lenguas maternas indoeuropeasos. Notese que no se ha citado paises de Europa Occidental entre los que presentan frecuencias más altas de este marcador.

2.5.5.- Haplogrupo I.

El haplogrupo I tiene una distribución similar al haplogrupo W, desde Europa a Pakistán y Noroeste India, con una presencia característica en las estepas del Ponto y del Mar Caspio. Su origen, muy probablemente, se encuentra en las culturas proto-indoeuropeo (ADNmt espejo de R1a y R1b​​). Está casi ausente en algunas partes de Europa conforme se aleja de las Estepas y del Ponto-Caspio (Iberia, el suroeste de Francia, Irlanda), siendo más común en Noruega, el sur de Finlandia, Ucrania, Grecia y Anatolia occidental.

2.5.6.- Haplogrupo X.

El haplogrupo X es un haplogrupo muy antiguo y disperso. Se encuentran por todo Eurasia, África del Norte, así como entre los nativos norteamericanos. Su frecuencia rara vez supera el 5% de la población en cualquier grupo étnico, y frecuentemente se presenta entre el 1 o 2%. X1 se encuentra casi exclusivamente en el norte de África, mientras que X2B es el único linaje presente entre los amerindios. X2a, X2C, X2D y X2e se encuentran en Europa, Siberia y Asia Central. Por tanto, es posible que éste sea de origen indoeuropeo (R1b1b). Antes de afirmar esto habría que analizar las frecuencias que aparecen en los distintos paises europeos.
La fuerte presencia de X2 en todo el Cáucaso, desapareciendo progresivamente hacia el Cercano Oriente y el Mediterráneo, sugiere también la posible relación con el haplogrupo de ADN - Y G2a. R1b1b y G2a tiene sus orígenes en el Cáucaso por lo que no es sorprendente ebcontrar X2 junto a estos dos haplogrupos de ADN-Y.

2.5.7.- Haplogrupo R.

El haplogrupo R es el subclado principal de N, el origen de los 6 haplogrupos europeos más comunes (H, V, J, T, U, K). La mayoría de los subclados de R se encuentran en el sur de Asia (R5, R6, R7, R8, R30, R31), el sudeste asiático (R9, R21, R22, R24), Asia Oriental (R9 / F, R11 / B), incluyendo los habitantes de Papua (R14) y aborígenes australianos (R12). Picos R0a se producen en el sur de la Península Arábiga y Oriente Medio, entre los pueblos árabes. R1a (no confundir con el homónimo del ADN - Y) se encuentra entre el pueblo Adygei desde el norte del Cáucaso (en relación con la cultura Maykop), los brahmanes del norte de la India, los rusos y los polacos del noroeste. Aproximadamente los grupos étnicos relacionados con la expansión Indoeuropea. R2 se encuentra al noroeste de la India y de Pakistán a Irán, Georgia y Turquía. Puede estar conectado con la expansión a los indoiraní.

3.- Nuestras Conslusiones.

Los autores de este artículo identifican con facilidad cuales son los clados del ADN-Y asociados a la expansión indoeuropea. en concreto identifican dos:

  • R1a asociado a la expansión de la cultura de Yamna, dando lugar a la cultura de la cerámica de "Impresiones de Cuerda". Esta última cultiura se expande por el centro y norte de Europa, dando lugar a los pueblos Germánicos de época histórica, Ilirios, Tracios y Macedonios y Micénicos en Grecia.
  • R1b compuesta por los pueblos Protoitálicos y Protoceltas. Serían originarios del área Nordcaucásica (Cultura de Maykop) cruzarían por el Norte de Anatolia y el Ponto hasta el sur de Alemania y el norte de los Alpes, dando lugar a la cultura de Unetice (Bronce). Desde allí se expandirían hacia el Occidente Europeo (en torno al 2300 a.C.) correspondiendo con la expansión del subclado R1b-L21.
  • Una segunda expansión de R1b tuvo lugar en el 1200 a.C. correspondiéndose con la cultura de los Campos de Urnas.
  • R1b-S28 se corresponde con la expansión de la cultura Celta (Hallstatt y La Tène), que se inicia también hacia el 1200 a.C., procedente dl área de Unetice-Campos de Urnas-Hallstatt/La Tène.

A continuación incluimos los mapas que se pueden consultar en la página WEB que estamos analizando:
Sucesión de mapas obtenida de la WEB "EUPEDIA" en su artículo "Origins, age, spread and ethnic associations of European haplogroups and subclades" y del apartado "Maps of Neolithic and Bronze Age migrations in Europe and the Near East" . Muestra las sucesivas expansiones del subclado R1b.
Sin embargo, no está universalmente aceptado por todos los expertos el origen Anatolio o caucásico de R1b. A favor está el argumento de la mayor variedad y antigüedad de subclados R1b en Anatolia, en contra el elevadísimo porcentaje de R1b en la zona Atlántica, que crece conforme nos vamos alejando de Anatolia. Otro argumento en contra sería que el máximo de densidad de R1b (80%) se alcanza en un territorio cuya lengua y cultura no es indoeuropea, no presentando ningún nexo con protoceltas o protoitálicos, como es el área Vasco-aquitana.
Nosotros planteamos una alternativa: si se consulta el mapa de la expansión R1b se puede apreciar que una rama muy temprana (15000 a.C.) pasó al norte de África, quedando como testimonio poblaciones del norte de Camerún con hasta un 80% de presencia de este subclado. Es posible que esta población se desplazase por el norte de África alcanzando la Península Ibérica en el Neolítico Antiguo, alrededor del 6300 a.C. y de allí al resto de la Europa Occidental. Esta sería la primera invasión de pueblos R1b, que encontrarían una población local mesolítica muy poco densa y fácil de desplazar o absorber.
Posteriormente vinieron las invasiones indoeuropeas, en la secuencia planteada por los autores del artículo analizado.
Por otra parte es muy difícil identificar los haplogrupos de ADNmt asociados a las invasiones indoeuropeas y cuando se efectúa esta identificación su presencia es porcentualmente muy escasa.

Esto lleva a pensar que las invasiones indoeuropeas se acompañaron de escaso componente femenino, por lo que no alteraron de forma sustancial el sustrato de ADN-mt de la población neolítica anterior a su irrupción. ¿Cómo conciliar ambos hechos? en próximos posts mostraremos las conclusiones obtenidas a partir de unos modelos de evolución de la población que hemos elaborado.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 Abr 2011

Los Protoindoeuropeos II (IV - III milenio a.C.) Cultura de los Kurganes.

Escrito por: bronceatlantico el 15 Abr 2011 - URL Permanente

1.- Las culturas de los Kurganes y la expansión protoindoeuropea.

Vamos a analizar las culturas protoindoeuropeas herederas de las que hemos tratado en el V milenio. Aunque en toda la zona considerada hay muchos caracteres comunes, vamos a dividirlo en tres grandes áreas:

  • El Kubán, en el área nordcaucásica.
  • El territorio entre los cursos bajo y medio entre el Dnieper y el Donets
  • El territorio entre los cursos medio y bajo de los ríos Volga y Ural.

Para ello vamos a entresacar información de diversas fuentes, que citamos a continuación:

Mapa de distribución de las culturas Kurganas y Kurganizadas en el IV - III milenio a.C.

2.- El Kubán, la cultura de Maykop.

2.1.-La cultura de Maykop.

La cultura Maykop, ca. 3500 a.C.-2500 a.C. se desarrolló en el sur de Rusia que va desde la península de Taman al estrecho de Kerch, cerca de la frontera moderna de Daguestán, cuyo centro es aproximadamente la moderna República de Adygea, (cuya capital es Maykop) en el valle del río Kubán.

Toro de oro encontrado en el kurgan de Maykop.
Imagen obtenida de
"Wikipedia" .
Es aproximadamente contemporánea de la cultura Kuro-Araxes (3500-2200 aC), situada a ambos lados del Cáucaso, se extiende hacia el este de Anatolia, recibiendo influencias de esta. Al norte y al oeste se encuentran la cultura Yamna e inmediatamente al norte, la cultura de Novotitorovka (3300-2700).
Su principal manifestación son sus prácticas de inhumación, que eran por lo general en un pozo, a veces con un alineamiento de piedras, cubierto con un kurgan (o túmulo), más tarde reemplazados por mojones de piedra.
La cultura es notable por la abundancia de objetos de bronce asociados a ella, sin precedentes para la época. También aparecen objetos de oro y plata.

Vaso hallado en el kurgan de Maikop, de cuerpo globular
con incisiones representando animales y una marca de
impresión de cuerda en la unión del cuello y el cuerpo.
Imagen obtenida de la WEB:
"Hermitage Museum" .


Marija Gimbutas la interpreta como una cultutra kurganizada con fuertes vínculos con los protoindoeuropeos. Se ha vinculado con el grupo de Baja Mikhaylovka y la cultura Kemi Oba, y más lejanamente, al Ánfora globular y la Cultura de la Cerámica con Impresiones de Cuerdas (Corded Ware).
En opinión de Mallory esta teoría es muy especulativa, viendo más bien el origen de Maykop en la confluencia de dos tradiciones: la de las estepas, incluyendo la cultura de Novosvobodna y elementos extranjeros procedentes del sur del Cáucaso, que puede ser detectada a través de las importaciones.
El río Kuban es navegable durante gran parte de su longitud, y un paso fluvial fácil al Mar de Azov, en el territorio de la cultura de Yamna, conectando allí con los sistemas del Don y el Donets, ubicándola así en una posición excepcional para explotar las posibilidades comerciales de la zona central de Ucrania.
Gamkrelidze e Ivanov sugieren que la cultura Maykop (o su antecesora) puede haber sido una estación de paso para los indoeuropeos en su migración hacia el Cáucaso del Sur y el este de Anatolia, constituyendo así un Urheimat secundario. Estas teorías coinciden con la "hipótesis Anatolia" de Sir Collin Renfrew. Asimismo apoya a las teorías lingüísticas que emparentan las lenguas indoeuropeas con las del noroeste del Cáucaso, apreciendo un Caucásico temprano pre-Urheimat. Asimismo explica los préstamos lingüísticos tempranos del indoeuropeo al semita.
El elemento más característico de esta cultura de la Edad del Cobre, ampliamente extendida en el Cáucaso Norte, es el Kurgán de Maykop (o Maikop, según otras grafías). La datación del mismo ha estado sujeta a polémica, contando con partidarios desde finales del IV milenio a principios del s. VIII a. C. actualmente se data a finales del III milenio a.C. apoyados en hallazgos locales.

2.2.- El kurgan de Maykop.

En 1897 se excavó una tumba principesca en la ciudad de Maykop, en el norte del Cáucaso. Cubierta por un montículo de casi 11 metros de altura había una gran cámara mortuoria de más de 3,6 por 5,2 metros, con paredes de madera, pavimentada con piedras de río. Dos tabiques de madera dividen la tumba en tres áreas.

Puntas de flecha y hoja de daga de silex, halladas en el kurgan de Maykom, actualmente en el Museo del Hermitage. Imagen obtenida de la WEB "Circassianworld" .

2.2.1.- El entierro principal.

El entierro principal se realiza en la zona sur, más amplia. El esqueleto, pintado de rojo, descansaba sobre su espalda con las piernas encogidas, acompañado de un abundante ajuar funerario, que incluye algunos objetos de oro y plata, entre ellos dos diademas de oro decorado con dobles rosetas, un collar de hilos de oro, lazurita, turquesa, cornalina y perlas y un tocado con colgantes de oro macizo que pendían de hilos de oro. El muerto había sido puesto bajo un dosel decorado con numerosas placas de oro: treinta y ocho con forma de anillo, sesenta y ocho representaciones de leones y diecinueve representaciones de toros.
Cuatro barras de oro y plata se han identificado como soportes de este dosel, cada uno terminado en esculturas de toros fundidas en oro o plata. También se han hallado puntas de flecha de silex y un cuchillo con incrustaciones de silex, cerca de las rodillas del esqueleto y en varias partes de la cámara se encuentra un gran número de herramientas y armas. En la esquina sureste, por ejemplo, aparecieron varias de cobre: ​​hachas, un cincel y un puñal con una hoja plana curva sujeta a la empuñadura con clavos de plata. Había también diversos recipientes: 17 en pie, a lo largo del muro dos de oro, uno de piedra con incrustaciones de oro y plata, y el resto de plata. Dos de estos últimos presentaban una decoración llamativa. A lo largo del borde de una de ellas, se representaba una cadena de montañas, con un oso, en pie sobre sus patas traseras entre dos árboles. En el cuerpo del recipiente aparecen dos ríos que confluyen en un círculo que representa un lago o mar. También se muestran dos toros, un caballo, un león con un ave de presa en la espalda, un jabalí, un antílope y una oveja de montaña. En el segundo vaso, además de algunos motivos ornamentales, aparece una escena de depredadores atacando a un toro y una cabra.

Cámara funeraria de un kurgan. Imagen obtenida de la WEB: "Smithsonian Museum" .

2.2.2.- Los entierros secundarios.

En las otras dos habitaciones figuran entierros adicionales de un hombre y una mujer con un inventario más pobre: cuentas de oro y cornalina, aros de alambre de oro y varios recipientes de arcilla y cobre.

2.2.3.- conclusiones sobre el Kurgan de Maykop.

Joyería hallada en el kurgan de Maykop. Imagen obtenida
de la WEB:
"Hermitage Museum" .
El entierro de Maikop combina obras de arte de alta calidad con herramientas de pedernal y cobre de factura primitiva. Esta mezcla es excepcional e inicia una nueva época en la historia de la región del Cáucaso. Esta fue la tumba de un rico jefe de una tribu ganadera que entabló relaciones comerciales con las culturas más civilizadas del sur.
Muchos de los objetos que se encuentran aquí son de fabricación extranjera: los dibujos de las vasijas de plata y las placas de oro que muestran leones y toros dan testimonio de una conexión con las Altas Culturas de Oriente Próximo. Las cuentas hechas de materiales exóticos como la cornalina y la turquesa vinieron de Transcaucasia e Irán; la lazurita de Asia Central.
Las herramientas y armas de hojas curvas sujetas a la empuñadura con clavos de plata tienen analogías con objetos aqueos y más concretamente con Troya. Así, el entierro Maykop da una vívida imagen de los intercambios entre un grupo de pastores y sus vecinos más sofisticados: a cambio de ganado sus vecinos del sur y suroeste entregan a las tribus del norte del Cáucaso del Norte objetos de prestigio.
El Kurgan de Maykop presenta analogías coetáneas en otras regiones del Cercano Oriente: la apariencia general se puede comparar con el famoso entierro de Alaça Hüyük, en Anatolia, que precedió a la formación del Estado hitita, y al amplio sepulcro de Til-Barsip en el norte de Siria. Ha habido ricos enterramientos en las regiones más al sur del Cercano Oriente, incluso anteriores, a comienzos del tercer milenio a.C., tales como el denominado Cementerio Real, excavado en la antigua ciudad sumeria de Ur.

2.3.- Puntualizaciones sobre el modelo de ganadería trashumante.

Las culturas de los Kurganes habían desarrollado una economía basada en la ganadería trashumante, con asentamientos poco permanentes y por consiguiente, con escasa huella en el registro arqueológico.
Sin embargo, esta escasez contrasta con la mucho mas sólida dejada por sus prácticas funerarias.
Por su propia naturaleza, esta economía obliga a largos desplazamientos estacionales, poniendo a estos grupos en contacto con otras culturas sedentarias, entrando en relaciones comerciales con ellas.
En estos lugares se producen asentamientos mixtos con carácter más sedentario (las famosas "puertas de entrada" que hemos mencionado en otros posts).
Una, más antigua, fue Sredny Stog que canalizaba las relaciones entre las culturas de las estepas y las metalúrgicas tempranas de Tripolje y Cucuteni.
Otra es Maykop en el Cáucaso, que permitió la entrada en contacto con las Altas Culturas de Próximo Oriente, revolucionando el registro fósil y, probablemente, despertando la avidez de los Protoindoeuropeos por la riqueza material y cultural de estas, provocando la emigración temprana hacia Anatolia y Oriente Próximo.
El gran enriquecimiento de las élites que controlaron el comercio recuerda a la evolución de la cultura de Nagada IIc-IIIa2 (Guerzense)
en el Protodinástico egipcio, inducido por la aparición de comercio con los prospectores de minerales mesopotámicos.

3.- El área entre los cursos bajo y medio del Dnieper y Donets. La cultura de las Sepulturas en Fosa (cultura de Yamna o Yamnaya) 3.600-2.200 a. C.

Diferentes tipos de sepulturas en fosa, con túmulo funerario (kurgan). Imagen
obtenida del Blog:
"Neolithique" .
La última cultura calcolítica en este área, que es la última que se puede calificar como protoindoeuropea es la de las Sepulturas en Fosa (cultura de Yamna). Contamos con más de setenta fechas de radiocarbono, que la ubican entre el 3.600-2.200 aC.
La cultura de Yamna se extendió desde el Dniester en Moldavia hasta el Ural y Emba. Sin embargo no hay unidad cultural total y Nikolai Merpert diferencia nueve variantes regionales, prefiriendo hablar de un area histórico cultural más bien que de una cultura.
Sus orígenes inmediatos en el área Dnieper - Donets se encuentran en las culturas de Sredny Stog y Khvalynsk. En el resto de áreas también se constata gran influencia de sus predecesoras locales.
Los principales documentos arqueológicos de esta cultura provienen abrumadoramente de yacimientos funerarios, siendo mucho más escasos los asentamientos de habitación, que son desconocidos en algunas variantes regionales. Estos consisten principalmente en campamentos de escasa entidad que sugieren una forma de vida de mucha movilidad.
Hay, sin embargo, algunas excepciones importantes a este patrón, especialmente a lo largo del Dnieper inferior, donde el asentamiento de Mikhaylovka ofrece los restos más importantes. Sobre una fase temprana de Baja Mikhaylovka, aparecen dos estratos de la cultura de Sepulturas en Fosa (Yamna).
La más antigua ocupaba 0,15 Ha. Ambas constaban de estructuras semisubterráneas y de superficie, en la última fase con cimientos de piedra. Se recuperaron gran cantidad de cerámica, herramientas y restos de fauna.
En la segunda fase el asentamiento crece hasta 1,5 Ha., fortificándose con un foso y muros de piedra que aún mantienen una altura de 2,5 m. Se identificaron varios tipos de casas sólidamente construidas, incluyendo dos cabañas ovales, similares a las de la fase anterior, así cómo otras amplias, rectangulares, con entre una y tres habitaciones. Se construyeron sobre cimientos de piedra de hasta un metro de altura, completadas con madera y barro. Aunque Mikhaylovka es el mayor de los asentamientos fortificados, no fue el único.
Mikhaylovka ofrece de largo la más amplia muestra de la actividad económica de la cultura de Sepulturas en Fosa. Se han recuperado más de 50.000 huesos que permiten identificar la fauna doméstica y salvaje de la zona. Esta constaba fundamentalmente de vacas, ovicápridos, con gran cantidad de restos de caballos y algunos restos de cerdos. La fauna silvestre más representada incluyen el onagro, ciervos, bisontes, jabalíes, antílope saiga (antílope estepa) y otras especies como la nutria, zorro, lobo, liebre y castor. Querns (molinos de mano) y hojas de hoz de pedernal indican que se practicaba la agricultura. Los restos de fauna hallados en el sitio de Repin en el Don constaban principalmente de caballo doméstico. La principal fuente de restos de fauna lo proporcionan las ofrendas funerarias, donde predominan los ovicápridos, precisamente los animales que mejor se pueden explotar en la ganadería trashumante.

Cerámica de Yamna, obtenida de la WEB: "Elo Gallery" .

El cuadro general de la economía de la cultura de Sepulcros en Fosa es muy variado, dependiendo de las condiciones naturales de sus asentamientos. En los valles de los ríos principales, donde los suelos agrícolas y el medio ambiente forestal proporcionan la base necesaria para los asentamientos de agricultura mixta, parece haber seguido este tipo de economía. Sin embargo, el mayor desarrollo de la ganadería, especialmente la utilización de las ovejas y los caballos domésticos, quedan acreditados con la expansión de los asentamientos fuera de los valles fluviales, ubicándose en la estepa profunda. Todo ello nos lleva a una economía mixta, con gran preponderancia de la ganadería, que, en algunas variantes regionales, produce asentamientos especializados en ganadería trashumante. Valentín Shilov ha llamado la atención sobre las condiciones naturales de la estepa abierta con suelos salinos y arenosos que han impedido un desarrollo serio de la agricultura pero que han proporcionado excelentes condiciones para las economías ganadera trashumante.
Aquellos asentamientos del bajo Dnieper, como Mikhaylovka, pueden haber sido centros junto a los que acampaban los grupos seminómadas.

Objetos de la cultura de Yamna. Objetos de las colecciones del Hermitage Museum, obtenidas de "Wikipedia" .

¿Podría ser esta misma la interpretación del asentamiento de Valencina, así como una explicación a su tamaño? ¿Nos encontramos ante el lugar que albergaba la mayor "feria de ganado" del sur de la Península Ibérica en la antigüedad, además de ser una "Puerta de Entrada" para el comercio de corta y larga distancia, en el Valle del Guadalquivir? Sólo una excavación en extensión adecuadamente planificada podría proporcionarnos la respuesta.
Otro factor evidente en el desarrollo de las economías móvil fue la invención de los vehículos de ruedas.
Queda atestiguado por los restos de ruedas, muy numerosos, e incluso algunos carros enteros que se han recuperado de los enterramientos de Sepulcros en Fosa. Muestran el uso tanto del carro de dos ruedas como del de cuatro ruedas. Hay consenso sobre el empleo de bueyes como medio de tracción, pués los vehículos con sus ruedas de madera habrían resultado demasiado pesados para los caballos. El carro se ha visto tradicionalmente como uno de los requisitos previos para una explotación exitosa de la estepa abierta, ya que era el modo de transporte de la familia y una propiedad necesaria en una economía móvil. Ya vimos que la equitación se ha probado desde la cultura Sredny Stog. También se evidencia en la cultura de Sepulturas en Fosa por medio de un par de carrilleras de madera que se recuperaron de un kurgan en Vinogradovka, cerca de Odessa.
Los tipos presentes en la tecnología no son muy variados:

  • Herramientas: además de la variedad de herramientas de piedra empleadas en la economía de subsistencia, hay una gran variedad de armas (puntas de flecha de sílex, puñales, hachas de combate y mazas de piedra). También se han recuperado herramientas de hueso y asta, como azadas, arpones y punzones. también han sido recuperados.
  • Cerámica: varían según las regiones, pero en algunos casos siguen el patrón de los productos tratados con temple en base a la cáscara o arena con decoración impresa con cuerdas o a peine.
  • Objetos de cobre: abundan más que en períodos anteriores, con la producción de punzones, cuchillos, cinceles y azuelas. Mientras que anteriormente el desarrollo metalúrgico parece ser consecuencia de los contactos a larga distancia con los Balcanes y el Danubio, ahora nos encontramos con los comienzos de la localización de centros metalúrgicos en el territorio de los Sepulcros en fosa. En la parte baja del Dniéper parece provenír del Cáucaso, desarrolladose bajo su influencia estilística, aunque con producción independiente, como sugieren los trabajos realizados en Mikhaylovka.

La principal evidencia arqueológica de esta cultura son los enterramientos. En general, el ritual de enterramiento implicó la excavación de una fosa depositando el cuerpo del difunto, al menos en las fases más tempranas, sobre la espalda con las piernas flexionadas y la cabeza orientada al este o noreste. También se conocen algunos entierros en posición supina con las piernas extendidas. El fallecido se depositaba directamente sobre el suelo de la fosa, pero también son frecuentes los hallazgos de trazas de tablones de madera o de cañas y juncos que se empleaban como un piso. El uso de ocre es bastante frecuente por lo que también se conoce a esta cultura como Ockergrabkultur (cultura de las tumbas con ocre) en la literatura arqueológica alemana.

Enterramiento de la cultura de Sepulturas en
Fosa según Mallory en "In search of..." p 212.
Imagen obtenida de la WEB:
"Turkic History" .

El enterramiento estaba rodeado de un cromlech, o cubierto con piedras, o por tablones de madera formando un techo sobre la fosa. Junto a la sepultura se ha encontrado a veces un hogar. La característica más notable, sin embargo, fue la construcción de un kurgan sobre la tumba. En este kurgan se efectuaron entierros de esta cultura o incluso de épocas posteriores llegando incluso hasta el final de la Edad Media.
El ajuar varia desde ninguno, especialmente en la mayoría de las tumbas de periodos tempranos, a una impresionante cantidad de elementos, que pueden incluir ollas, cuchillos y punzones de cobre, colgantes de colmillos de jabalí y un surtido de herramientas de hueso y piedra, tales como hojas de hoz de sílex, raspadores, hachas de piedra y arpones. De vez en cuando se han hallado huesos de aves, generalmente interpretada como flautas primitivas (en realidad dispositivos para el ordeño), así como vehículos de ruedas o ruedas solas.
También los huesos de animales forman parte de las ofrendas funerarias, apareciendo ovicápridos, bóvidos, caballos, perros y otros animales salvajes. Se interpretan a menudo como ofrendas de comida, aunque no se pueden descartar otros rituales.
Con frecuencia aparecen el cráneo y las pezuñas de una oveja o, más raramente las de un caballo, indicando la presencia de un culto de "cabezas y pezuñas". En algunos casos, la parte delantera del animal podría haberse erigido directamente sobre el enterramiento. Estos rituales, al igual que los kurganes, permanecieron hasta la edad media.
También se han hallado tabas de oveja, que se interpretan como juguetes. Hay que señalar que muestran una correlación muy fuerte con los entierros de niños pequeños. En Berezhnovka en el Volga, por ejemplo, se halló el enterramiento de un niño, acompañado por dieciséis astrágalos (tabas).

4.- El área entre el Volga y los Urales.

Este área se interpreta como parte de la cultura de Sepulturas en Fosa, si bien conecta con las culturas precursoras existentes.
Los asentamientos son casi desconocidos y donde aparecen tienden a ser campamentos, lo que sugiere una economía móvil. Esto es especialmente cierto en la región de estepas del Volga, donde haya una continuidad en los ritales de enterramiento, con los campos de kurganes del anterior período Neolítico.
Valentín Shilov destaca las condiciones naturales de la estepa abierta, con suelos salinos y arenosos que han impiden un desarrollo relevante de la agricultura pero que han proporcionado excelentes condiciones para las economías ganadera trashumante.
Es precisamente en estas zonas donde se han hallado los asentamientos tipo campamento en la región entre el Volga y los Urales. Los enterramientos se ubicaban en la estepa profunda, lejos de los grandes ríos que podrían haber proporcionado las condiciones necesarias para los asentamientos agrícolas.
En este periodo comenzaron a utilizarse los recursos minerales (cobre) en esta región.

5.- El origen de la cultura de las Sepulturas en Fosa.

El origen de la cultura de Sepulturas en Fosa es todavía un tema de debate. Este se centra en definir qué zona presenta una mayor continuidad entre Neolítico y Calcolítico y qué enterramientos presentan una mayor antigüedad.
Algunos arqueólogos, como Igor Vasiliev y Marija Gimbutas, sostienen que los primeros entierros se producen en la región del Volga, con pruebas sólidas de continuidad entre el Neolítico y el Calcolítico.
Otros, como Dmitry Telegin, defienden que los Sepulcros en Fosa de Ucrania están tan claramente relacionada con su antecesora, la cultura Sredny Stog, que no es necesario buscar un origen externo.
Aunque hay un gran número de fechas de radiocarbono, no se dispone de ninguna para aquellos emplazamientos reconocidos como más antiguos. En la actualidad sólo podemos suponer que hubo una expansión muy rápida de determinados tipos de cerámica y ritual de enterramiento por una una vasta área. Nikolai Merpert ha sugerido que la difusión casi instantánea de estos elementos, tan estrechamente asociados a la identidad étnica, pueden indicar la existencia de importantes organizaciones tribales que mantenían contactos intensos entre sí.

¿Cómo interpretamos "tribales", considerando la extraordinaria riqueza del kurgán de Maykop? ¿Podríamos usar la misma explicación para la rápida difusión por la fachada atlántica de los rituales de enterramiento megalítico y la cerámica campaniforme? Quizás la diferencia más relevante sea la sustitución del caballo y el carro por el barco. Me parece necesario un estudio sobre la organización del "Estado Nómada" o de la "Corte Itinerante". Para nosotros, parte de estados donde la Ciudad es pieza clave, es un auténtico reto la interpretación en su justa medida de la complejidad social de este tipo de organizaciones. La ganadería social, como el hombre de Neanderthal, es el paradigma que se ha extinguido (o ha quedado como algo marginal) y su comprensión como esquema organizativo dominante nos es tan desconocido como los procesos mentales de aquel.

Mallory también ve la región del Ponto-Caspio como una enorme esfera de interacción continua y de influencias mutuas, recorrida con gran rapidez por rasgos culturales y grupos humanos. Que los habitantes de estas regiones compartíeran también un lenguaje muy similar, explicaría la rápida difusión de estos elementos culturales, creando un horizonte muy homogéneo.

6.- La hipótesis de los kurganes.

6.1.- La idea original de Marija Gimbutas.

Continuando con las hipótesis de Gimbutas, a este periodo que hemos descrito le correspondería su cuarta fase:

  • Kurgan IV o cultura de Yamna, primera mitad del III milenio a. C., abarca toda la región de las estepas desde el río Ural hasta Rumanía.

y las siguientes oleadas:

  • 2ª oleada, a mediados del IV milenio a. C., se origina en la cultura de Maykop, como resultado de su avance produce una serie de culturas híbridas kurganizadas en el norte de Europa alrededor del año 3000 a. C. (cultura del Ánfora Globular, cultura de Baden, y cultura de la Cerámica de Cuerdas). En la visión de Gimbutas, esto se correspondería con la primera intrusión de las lenguas indoeuropeas en el oeste y el norte de Europa.
  • 3ª oleada. 3000–2800 a. C., expansión de la cultura de Yamna más allá de las estepas, con la aparición de las características de Yamna en lugares tan lejanos como las modernas Rumanía, Bulgaria y Hungría oriental.

Notese que hemos metido la 2ª oleada en este post y no en el anterior, como correspondería a la hipótesis de Gimbutas, debido a que en realidad la cultura de Maykop y la de Yamna se solapan, ocupando la segunda mitad del IV milenio y la primera mitad del III er milenio. Nos parece más probable que la 2ª oleada también se originase a partir de la cultura de Yamna y no de Maikop, que nos parece más bien el centro de la expansión hacia Asia Menor y la India de los grupos indoeuropeos.

2.000 B.C. El Urheimat secundario y las culturas kurganizadas. La expansión en Europa de las lenguas Indoeuropeas. Imagen obtenida de la WEB: "Dnghu" dedicada al estudio de als lenguas indoeuropeas.

6.2.- Línea temporal.

  • 4000–3500: emergen la cultura de Yamna, la cultura prototípica de constructores de kurganes, en la estepa y la cultura de Maykop en el Cáucaso septentrional. Los modelos del Indo-Hitita postulan la separación del protoanatolio con anterioridad a este período.
  • 3500–3000: PIE medio. La cultura de Yamna se encuentra en el culmen, con ídolos de piedra, proto-carros de dos ruedas, estructura familiar patriarcal y asentamientos permanentes fortificados en posiciones elevadas. El contacto de la cultura de Yamna con las culturas de la Europa neolítica tardía dan como resultado las culturas kurganizadas del ánfora globular y de Baden (2ª oleada). La cultura de Maykop muestra las evidencias más antiguas del inicio de la Edad de Bronce, y artefactos y armas de bronce se introducen en el territorio de Yamna. Probable comienzo de la satemización.
  • 3000–2500: PIE tardío. La cultura de Yamna se extiende por toda la estepa póntica (3ª oleada). La cultura de la cerámica de cuerdas se extiende desde el Rin al Volga. Se corresponde con la última fase de unidad indoeuropea, la vasta región "kurganizada" se divide en varias lenguas y culturas, todavía en débil contacto permitiendo la difusión de tecnología y préstamos antiguos entre los grupos, excepto las ramas anatolia y tocaria, que ya estaban aisladas. La separación Centum-Satem probablemente está completa, pero las tendencias fonéticas de la satemización permanecen activas.
  • 2500–2000: La separación en protolenguas de los diferentes dialectos conocidos se completa. El protogriego se habla en los Balcanes, el protoindoiranio al norte del mar Caspio, en la emergente cultura de Andronovo. La Edad de Bronce alcanza Europa Central, con la cultura del Vaso Campaniforme, probablemente compuesta de varios dialectos Centum. Las momias de Tarim se corresponderían con los proto-tocarios con gran posibilidad.

Nosotros no estamos tan convencidos de esta asignación protoindoeuropea a la cultura del Vaso Campaniforme. Éste aparece en Holanda y otros puntos del Atlántico en el 2.600 a.C., dificilmente compatible con las fechas y distribución geográfica que se está planteando aquí. Un Campaniforme heredero de Yamna habría aparecido primero en Centroeuropa, contrariamente a lo sucedido.
Para nosotros esta cultura deriva del mundo Megalítico Atlántico, como demuestra la continuidad de esta cerámica con los rituales funerarios megalíticos y con las culturas del neolítico final - calcolítico. Ya adelantamos esta posición en nuestro post:

"El Campaniforme".

6.3.-Urheimat secundario.

Se ha propuesto la cultura "kurganizada" del Ánfora Globular como un Urheimat secundario, que se separó en la cultura del Vaso Campaniforme y de la Cerámica de Cuerdas en torno a 2300 a. C. De este núcleo de indoeuropeización procederían la mayoría de las lenguas indoeuropeas de Europa: las lenguas itálicas, las lenguas celtas, las lenguas germánicas y otros grupos parcial o totalmente extintos, como las lenguas paleobalcánicas y de Centroeuropa. A ello habría que añadir con gran probabilidad el proto-micénico.

En las estepas, Urheimat primario, seguiría habiendo hablantes de indoeuropeo. Habría por tanto dos núcleos principales de indoeuropeización, cada uno siguiendo una evolución independiente: el Urheimat secundario o complejo europeo, fundamentalmente centum, y el Urheimat primario, satemizado tras la separación, del cual seguirían partiendo tribus, como las iranias y las indoarias. Las lenguas iranias (como el antiguo escita o el oseta) pueden considerarse herederas de la lengua indoeuropea original hablada por tribus que nunca abandonaron su hogar primigenio.

Imagen obtenida de la WEB: "Dnghu" . Se puede ver la expansión de los dialectos Centum ( Germánicos, Itálicos y Celtas), los Satém (Griego, Baltico, Eslavo, armenio, Escita, Iránio, Indio, Dárdico) y los Anatólicos.

7.- Las culturas Kurganizadas.

7.1.- La cultura de Badem.

Seguiremos aquí el artículo "The Baden Cultre" de Maximilian O. Baldia en la WEB "The Comparative Archaeology WEB" .

Recipiente de la cultura de Baden, con cuello alargado y
decorado con estrías poco profundas. Encontrado en
Vuçedol. Imagen obtenida de la WEB:
"cosy.sbg" .

  • Localización: se extiende aproximadamente desde el río Sava en el sur de Serbia a Polonia y desde el este de Munich en Alemania del Sur al este de Hungría. El área incluye Bohemia, Moravia y parte de Suiza. Se solapa con las distribuciones de las culturas de los Vasos de Embudo (TRB), Ánfora Globular y Cerámica con Impresiones de Cuerda (Corded Ware).
  • Grupos y fases: incluye los siguientes grupos regionales y fases: Boleraz (Boleráz), Kostolac, Pécel, Jevisovice Temprano (Jevišovice), Rivnac (Řivnáč) y Ossarn.
  • En Hungría y en las regiones adyacentes de Boleráz, Baden,y Pecel se consideran parte del Calcolítico tardío. Las fechas de radiocarbono indican que se inicia alrededor del 3500/3400 cal a.C. y termina alrededor del 2900 cal A.C. La sucedió la cultura de la "Cerámica con Impresiones de Cuerda" incluyendo las facies de Jevisovice (Jevišovice) y el Vučedol (Vučedol). Para esta última, el C14 arroja un rango de fechas entre 3050 - 2450 a.C. cal.
  • Cerámica: en Austria aparecen tazas con asas exageradas que suben por encima de la boca del recipiente. En el sur de Polonia y Moravia sustituyen progresivamente a la cerámica del TRB Reciente (cultura megalítica). Esta sustitución se produce en un periodo muy corto de tiempo apareciendo en Moravia y sur de Polonia en estratos contiguos, prácticamente una encima de la otra.La cerámica de moravia presenta unas acanaladuras características, de ahí su denominacón de Channel Ware (cerámica acanalada). La cerámica de Cernavoda en el Danubio y el área de Dobrogea, Coţofeni (Cotofeni) al oeste de Rumania y Ezero en el sur, presentan similitudes, lo que sugiere una amplia red de comunicación. Las asas de las jarras y las tazas sugieren contactos con el Egeo, a través de Hungría, Bulgaria y el norte de Grecia.


Cerámica de la Cultura de Baden, obtenida de la WEB: "Comparative Archaelogy" .
  • Los hallazgos de cerámica de la cultura Ánfora globular (ca. 3200 / 3100 - 2500 cal ANE) en Moravia sugieren que ambos estilos coexisten en algunas regiones. La cultura del Anfora Globular reemplaza a la TRB en gran parte de Polonia y Alemania del Este. Esto no ocurre en Eslovaquia donde este estilo perdura hasta que es reemplazada por la Cerámica con Impresiones de Cuerda (Corded Ware ó Schnurkeramik en Alemán).).
  • En Sarvas esta cerámica se superpone a la cerámica de la cultura de Vučedol.
  • Prácticas funerarias: los enterramientos se efectúan en tumbas rectilíneas, cavadas en pozos. Se orientan aproximadamente de este a oeste, con el cadaver en posición flexionada. Sin embargo en Moravia, en las fases tempranas aparecen túmulos alargados y circulares, que parecen derivar de la cultura TRB. Contienen urnas de cremación. En Hungría hay continuidad con las prácticas del Calcolítico Temprano y Medio, lo que incluye ubicar los enterramientos en grandes cementerios como Alsónémedi. En Hungría aparecen numerosos túmulos con tumbas en fosa, en lugares diferentes de los de la cultura de Körös - Cris. Los enterramientos se cubrían de ocre y la cerámica presenta similitudes con la de Yamna.
  • Ruedas y vagones: parece haber evidencias de presencia del carro de cuatro ruedas desde la fase de Boleráz, complementarios con los hallazgos de la cultura TRB, lo que sugiere el uso del carro desde el 3.400 a.C. en Europa central y del norte.
  • Herramientas de piedra: hay varios tipos de herramientas de piedra pulimentada, entre otras varias hachas con agujeros poara el enmangue. de varios tipos. La piedra tallada incluye algunas cabezas de flecha.
  • Objetos de cobre: Se han hallado pendientes con forma de aretes y moldes de fundición de dagas.
  • Comercio: el cobre se abrió camino hasta el norte de Escandinavia durante la fase de Boleráz. En Dinamarca y el lado norte de Alemania, los asentamientos del TRB proporcionan la primera evidencia de cobre en las cámaras funerarias no megalíticos de madera del tipo Konenshøj.
  • Asentamientos: Se produce un alejamiento de gran llanura húngara hacia las tierras altas (¿cambio de patrón productivo, con intensificación de pastoreo o incremento de hostilidades?) y en los interludios arenosos de los ríos Danubio y Tisza. Antiguos poblados TRB como Rmíz se remodelan y amurallan en la fase Boleráz. Aparecen nuevos poblados amurallados como Hlinsko, Hrad y Bílovice, que muestran muros de piedra. en Sarvas y Vučedol se documentan casas rectangulares y trapezoidales con terminaciones redondeadas (absides). El pueblo suizo de Pfyn de Arbon Bleiche 3, se documentan grandes casas de madera rectangulares, sobre postes alineadas formando calles. También hay casa m,as pequeñas que se construyeron tal vez como edificios de servicios públicos.

7.2.- La cultura del Ánfora Globular.

Seguiremos aquí el artículo "The Globular Amphora Culture" de Maximilian O. Baldia en la WEB "The Comparative Archaeology WEB" .

Ánfora Globular. Imágen obtenida de "Wikipedia" .

Las principales características de la cultura del ánfora globular KAK (Kultura Amphor Kulistych en polaco y en alemán Kugleamphorenkultur) son:

  • Localización: la distribución de la KAK se superpone con la zona oriental y central de la cultura del Vaso de Embudo (TRB). Se extiende desde el oeste del río Elba en el este de Alemania a través de Polonia, hasta Ucrania en el Este. Sin embargo se han hallado también artefactos relacionados con esta cultura en la República Checa, Dinamarca y en lugares tan al oeste como Holanda, dentro de la cultura de TRB. Wiślański identifica una veintena de fases y grupos locales. Entre ellos se encuentra la cultura Złota que presenta características tanto semejantes a la Cultura del Ánfora Globular como a la Cultura de las Sepulturas Individuales / Cerámica con impresiones de cuerda.
  • Dataciones: Según los cálculos Ottaway (1999) basados en 16 fechas C14 propone un intervalo entre 3.570 a 2.470 cal a.C. Szmyt (1998), basado en 57 fechas C14 propone un intervalo entre 3.100 a 2.500 cal a.C. Müller (2001) aboga por un inicio alrededor de 3.300 cal aC, pero por la región Elba Central - Salle en Alemania plantea cuatro fases superpuestas, que van desde 3100 - 2550 cal a.C. Aunque el Kujavian se ve como una de las regiones origen del KAK, Furholt estima que el KAK se desarrolla en esta región, en base a dataciones C14, entre 3.100 a 2.550 cal aC con el 49% de probabilidad. Según Max O. Badia, basado en 85 fechas de C14 de los asentamientos con cerámica KAK sugiere un rango de 3200/3100 - 2850/2750 cal a.C. Sin embargo, la distribución de estas fechas puede sugerir que el KAK habría podido seguir existiendo después de 2750 cal a.C.

Enterramiento de la Cultura del Ánfora Globular. Imagen obtenida de "Wikipedia" .
  • Evolución: Wiślański (1966, 1970) interpreta que el KAK se originó en Polonia y se extendió desde allí. Según él, el KAK sustituyó a la cer.amica TRB en Polonia ya en ca. 3500 a. C. cal. Sin embargo en Alemania Oriental se ve el KAK como la fase final del TRB. La cerámica KAK del Este presenta similitudes con las de diversas culturas como Tripolje Final y Sepulcros en Fosa (Yamna). Ánforas Globulares han sido halladas en el grupo TRB del norte y en Holandam ya al sur de República Checa ha coexistido con la cerámica de Baden y con la de Jevišovice. Por último, el KAK ha coexistido con la ampliamente extendida Cerámica con Impresión de Cuerdas (Corded Ware Culture en Inglés y Schnurkeramik en Alemán), sólo para ser reemplazada por ella en muchas áreas.
  • Tradicionalmente, la arqueología polaca atribuye la construcción de sepulcros megalíticos a la KAK. Sin embargo, las fechas de C14 de las tumbas megalíticas con artefactos KAK suscitan dudas acerca de esto. adicionalmente en el estado oriental alemán de Mecklenburg-Vorpommern la KAK parece haber enterrado sus muertos en las tumbas megalíticas (dólmenes y tumbas de corredor bajo túmulos), que fueron construidas al parecer por la TRB y reutilizados por la KAK (Nagel 1974, 1985a, 1985b, 1991). En estas tumbas reusadas (y a veces reformadas) por la KAK aparecen ofrendas de ganado, enterrados junto a los seres humanos. Estos entierros bovinos sugieren un culto de ganado. Adicionalmente la KAK construyó pequeñas cámaras de piedra y de madera, al estilo de Yamna. Hay enterramientos aislados y múltiples, normalmente en posición flexionada, aunque aparecen también cremaciones.

7.3.- La cultura de la Cerámica con Impresiones de Cuerda.

Seguiremos en este punto el artículo "The Corded Ware / Single Grave Culture" de "Maximilian O. Baldia" en la WEB "The comparative Archaeology WEB" .

Objetos de la Corded Ware. Imagen obtenida de la WEB: "Comparative Archaeology" .

  • Localización: La distribución de la Corded Ware ( en alemán Schnurkeramik) es muy amplia. Abarca aproximadamente el antiguo territorio del Vaso de Embudo(Funnel Beaker en inglés, TRBK en alemán). Sin embargo, lo sobrepasa ampliamente por el este. Hay ejemplos en gran parte del norte de Europa, Europa Central y Oriental. En el mapa que aparece al principio de este post se puede ver una línea roja que divide el área de la Corded Ware en dos zonas, cuya interconexión debe ser probada todavía utilizando una metodología común. Otra incertidumbre es hasta dónde se extiende su territorio por el este. Por el oeste llega hasta Holanda, Alemania Occidental y partes de Suiza. Por el norte se encuentra en el sur de Escandinavia, los países ribereños del Báltico y el este del Mar del Norte. Por el sur se encuentra en Suiza, República Checa y los cursos altos de los arroyos que desembocan en el Mar Negro.
  • Facies culturales: el territorio de la Corded Ware se subdivide en pequeños grupos regionales, a menudo calificados como culturas de propio derecho, lo que probablemente deben clasificarse (al menos en parte) dentro de la Corded Ware. Entre ellas está la cultura de Zlota al sur de Polonia. Se encuentra entre los ríos Kamienna, Vístula, Nida y Bobrza (un afluente del Nida Negro), en la Meseta de Malopolska. Hacia el sur, en Moravia, República Checa y en la Baja Austria adyacente, está la cultura de Jevišovice. Ambos grupos mtienen también similitudes con la cultura de Baden.
  • Origen: hay diversas teorías. Algunos autores defienden una evolución a partir de la Funnel Beaker Culture, otros la relacionan con la cultura del Ánfora Globular y otros (Gimboutas) defienden la aparición de esta cultura como consecuencia de una serie de invasiones indoeuropeas. Estas teorías se basan en similitudes tipológicas, especialmente con la cerámica.
  • Periodificación: se ha basado principalmente en la tipología cerámica, la de las hachas de combate de piedra pulimentada y la posición relativa de los enterramientos en los túmulos. La cultura de Impresiones de Cuerda (Corded Ware) en el norte de Suiza y la Alemania adyacente sucede a la cultura de Horgen. En el oeste de Alemania, pueden superponerse o suceder a la cultura Wartberg. A lo largo de su periferia sureste sustituye a la cultura de Baden. La variante norte, llamada Cultura de la Sepultura Individual (en alemán: Einzelgrabkultur), sustituye a la cultura de los Vasos de Embudo en Escandinavia, Alemania y el noroeste de Holanda entre 2900 a 2800 cal a.C. En otras regiones, como Polonia sustituye a la cultura Ánfora globular. En Dinamarca esta cultura es todavía Neolítico Medio B (en danés Mellemneolithikum B), datado entre 2800 a 2350 cal a.C.
  • Dataciones absoluta: ca. 2900 - 2450 / 2350 cal. a.C. cuyo inicio está respaldado en Suiza por dendrocronología.
  • Final del periodo: Es dificil datar el final del periodo de la Corded Ware, ya que se superpone durante 500 años con el Vaso Campaniforme. Esta superposición puede deberse simplemente al intervalo de incertidumbre de las dataciones, aunque también puede deberse a una sustitución progresiva.


Sepultura de la Corded Ware Culture. Imagen obtenida de la WEB de Ana María Vazquez Hoys , Profesora Titular de Historia Antigua de la UNED.
  • Enterramientos: se producen en fosas rectangulares con revestimiento interior de adoquines. Corresponden a hombres, mujeres, niños e incluso bebés. Los enterramientos de hombres y mujeres tienen orientaciones opuestas. Estas fosas se cubrían preferentemente con túmulos. Muchos de estos túmulos han desaparecido por haberse extraído la arena y apenas quedan ya restos de ellos. Con frecuencia están rodeados por una zanja o por un foso que pueden tener una calzada. A veces aparecen rodeados por un círculo de piedras de pequeño tamaño con o sin acompañamiento de un foso. En ocasiones se han hallado configuraciones en forma de rueda, donde pequeños muros rectilineos irradian desde la fosa. En Dinamarca la variante de "Cultura de Sepulturas Individuales" presenta sepulturas en fosa bajo túmulo entre el 2.800 a 2.600 a.C., en la parte intermedia del montículo entre 2.600 a 2.450 a.C. y en la parte superior entre 2.450 a 2.350 a.C. Tanto en Holanda como en Escandinavia y norte de Alemania se produce la reutilización de sepulturas megalíticas, hallándose los artefactos de esta cultura en las capas superiores de las sepulturas megalíticas. En Holanda aparecen túmulos en las proximidades a los caminos usados en el neolítico.En Europa central aparecen enterramientos en fosa o poz, a veces individuales, a veces dobles, en posición flexionada, formando conjuntos de inhumaciones ocupando zonas amplias, apareciendo a veces algunas piedras asociadas.

Artefactos de la Single Grave Culture. Imagen obtenida de la WEB: "Comparative Archaeology" .

  • Cerámica: La cultura de "Corded Ware" o "Cerámica con Impresiones de Cuerda" (en alemán Schnurkeramik) recibe su nombre del uso frecuente de motivos decorativos efectuados con impresiones de cuerda en los recipientes.Estos son principalmente vasos y ánforas, de color marrón a ocre tostado.Las decoraciones se efectúan con impresiones circulares o rectilíneas, también son habituales las impresiones de cuerda. Se decoran y alargan los cuellos y se decora profusamente la parte superior del vientre de las ánforas. Decoraciones en zig-zag (chevron) y decoración a peine.
  • Economía: si bien se suponía una economía trashumante basada en la ganadería parece que localmente hubo variantes a este esquema adaptándose a los recursos locales.
  • Cobre: La fabricación de elementos de cobre es bastante sofisticada. Hachas decoradas a chevron con agujero para enmangue. Son frecuentes los brazaletes de cobre en espiral.

Cerámica de la Corded Ware y hachas de combate del Estonian History Museum. Imagen obtenida de la WEB: "Okaboo.com" .
  • Carros: Los humedales de los Paises Bajos, Dinamarca y Suiza han proporcionado ruedas de una sola pieza y de varias piezas.
  • Asentamientos: se conocen pocos ejemplos de viviendas. En los humedales del pantano a medio camino entre las orillas del lago de Federsee y una de sus islas, al sur de Alemania, se encuentra el asentamiento de Torwiesen II. Consiste en pequeñas viviendas y edificios comunales mayores, alargados. Las paredes estaban construidas con dobles postes que sujetaban tablones horizontales fabricados a partir de grandes troncos. Las casas seconstruían frente a la carretera. Las casas estaban separadas por un estrecho camino de 1,5 m de ancho, cubierto por tablones.
  • Herramientas de piedra: las herramientas de piedra pulida incluyen las famosas hachas de guerra, relativamente pequeñas con agujero para el enmangue. También aparecen hachas planas, sin agujero para enmangue. Las herramientas de piedra tallada incluyen puntas de flecha triangulares, que a veces muestran una base ligeramente cóncava. Sin embargo, las herramientas de piedra tallada más hábilmente talladas son las hojas de dagas que se cree que imitan a las de cobre. Además, hay hojas retocadas, raspadores, cuchillos, etc.

Hacha de piedra de combate. Imagen obtenida de "Wikipedia" .
  • Adornos: cuentas de ámbar, concha, caracol y colgantes de hueso y dientes perforados de animales.

8.- Diferencias de interpretación.

Marija Gimbutas veía la expansión de la cultura de los kurganes como una serie de invasiones militares, donde una nueva cultura guerrera se imponía a las pacíficas culturas matriarcales de la Vieja Europa, reemplazándolas por una sociedad guerrera patriarcal, en un proceso visible por la aparición de asentamientos fortificados y elevados y por la presencia de tumbas de jefes guerreros:
El proceso de indoeuropeización fue una transformación cultural, no física. Debe entenderse como una victoria militar en cuyos términos se impone un nuevo sistema administrativo, una nueva lengua y una nueva religión sobre los grupos indígenas.
Aunque esto queda en entredicho por la implantación genética en Europa y otras zonas, sugirendo una total conquista y semiextinción de los grupos precedentes, en la que poco es el rastro genético que permanece de los grupos previos.
En sus últimos años de vida, Gimbutas aumentó enfáticamente la naturaleza violenta de esta transición desde el culto mediterráneo a la Diosa Madre a una sociedad patriarcal y al culto de un belicoso dios del trueno (Zeus, Dyaus).

Muchos estudiosos que aceptaban el escenario propuesto de las migraciones indoeuropeas, mantenían que la transición fue bastante más gradual y pacífica de lo que sugería Gimbutas. Las migraciones no fueron, con certeza, rápidas operaciones bélicas orquestadas, sino más bien la expansión de tribus y culturas inconexas a lo largo de muchas generaciones. El modo en que las nuevas culturas se impusieron a las indígenas (por asimilación pacífica o mediante la violencia) sigue siendo un punto controvertido entre los seguidores de la hipótesis de los kurganes.

J. P. Mallory aboga por considerar en la hipótesis de los kurganes la teoría estándar de facto acerca de los orígenes de los indoeuropeos, pero cree válidas las críticas hacia el escenario de invasiones militares sostenido por Gimbutas: Casi todos los argumentos sobre la invasión y la transformación cultural se pueden explicar suficientemente sin hacer referencia a la expansión kurgánica.

El arqueólogo alemán Alexander Häusler ha criticado duramente el concepto de Gimbutas de "una" cultura Kurgan que mezcla varias culturas distintas como la cultura de Yamna.

A pesar de que el escenario de los kurganes es aceptado como una de las soluciones más plausibles al problema de los orígenes indoeuropeos, tiene en su contra el ser un modelo especulativo, no normativo.

La principal alternativa sugerida es la teoría de Colin Renfrew y Viacheslav Ivanov, que postulan un Urheimat anatolio y que la expansión de las lenguas indoeuropeas fue resultado de la expansión de la agricultura. Esta visón implica una fecha más antigua del protoindoeuropeo (en torno a 9000 años en lugar de 6000), y entre los lingüistas encuentra bastante menos apoyo que la teoría de los kurganes, en base a la glotocronología (aunque este método ha sido ampliamente rechazado por la corriente principal de la lingüística histórica), y a la dificultad de correlar la distribución geográfica de las ramas indoeuropeas con los avances de la agricultura.

Un estudio realizado por Russell Gray y Quentin Atkinson de la Universidad de Auckland en 2003,[1] usando una técnica completamente diferente a la glotocronología tradicional, apunta a un origen más temprano del protoindoeuropeo que el asumido en el modelo de los kurganes, sobre el VII milenio a. C., consistente con el Urheimat anatolio de Renfrew. Sus resultados se basan en análisis de parecido máximo de la lista Swadesh.


9.- Nuestras conclusiones preliminares.

Aunque algunos arqueólogos como Maximilian O. Baldía sostienen teorías alternativas, para nosotros la continuidad en el registro material (cerámica, hachas de combate, brazaletes en espiral, etc.) y las costumbres funerarias establece una clara relación entre la cultura de Yamna y las culturas de Baden, Ánfora Globular y Corded Ware.
En Centroeuropa, Escandinavia, Dinamarca y Holanda
entraron progresivamente en contacto con las culturas Megalíticas, que llevaban ya construyendo tumbas colectivas aproximadamente 1.000 años antes de su llegada. Aunque el ritual megalítico presenta numerosas similitudes con los enterramientos kurganes, también muestra evidentes diferencias. Una de ellas es la falta en el primero del registro de niños y bebés, cosa que no ocurre en los enterramientos tumulares.
Sin embargo, el hábito de reutilizar sepulturas kurgánicas explica por qué las culturas kurganizadas reutilizaron también los antiguos sepulcros megalíticos del TRB.
También debemos considerar un cierto grado de mezcla cultural entre las nuevas aportaciones y las viejas culturas megalíticas de la región.
Es difícil definir qué grado de aculturación y qué grado de sustitución de las poblaciones se produjo en este proceso. Vamos a tratar de desvelar esta cuestión en nuestro próximo post, basándonos en estudios genéticos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Mar 2011

Los Protoindoeuropeos I (V milenio a.C.) culturas prekurganas.

Escrito por: bronceatlantico el 03 Mar 2011 - URL Permanente

1.- Los estudios de Marija Gimboutas.

El fenómeno más importante ocurrido hacia finales del IV milenio - principios del III milenio es la irrupción en Europa del Este y Tesalia de los grupos Kurganes. Esta cultura se asocia a la aparición de los primeros pueblos protoindoeuropeos en el Continente.
El conocimiento de esta civilización se produce a partir de los trabajos de Maritja Gimbutienė, nacida en Vilnius (Lituania), el 23 de enero de 1921, más conocida universalmente como Marija Gimbutas.
En sus estudios empleó técnicas propias de la Arqueología y otras propias de la Lingüística. Gracias a ambas identificó el hogar original (Urheimat) de la lengua protoindoeuropea. También identificó al pueblo que lo habitaba y que constituyó el tronco del que se desgajaron las diferentes ramas de este clado. Lo bautizó con el nombre de "Kurgán", que era el nombre en ruso (procedente del turco) con el que se conocían sus rituales de enterramiento.
Vamos a utilizar la siguiente documentación en el tratamiento de este tema:

  1. El artículo de Wikipedia: "Hipótesis de los Kurganes" .
  2. El capítulo 9 "La edad del Bronce: el Calcolítico" elaborado por Teresa Chapa Brunet y Germán Delibes de Castro, dentro del "Manual de Historia Universal. Volumen 1 Prehistoria." de Mercedes Cano Herrero et allii de Ediciones Nájera editado en 1987.
  3. La WEB : "Sredny Stog, stage of Kurgan culture" de la página "Turkic History" basado en el libro de J. R. Mallory "In search of Indo-europeans. Language, Archaelogy and Myth."

2.- Los protoindoeuropeos en el V milenio a.C.

Los pueblos de las estepas habían estado emigrando hacia la zona que se encuentra entre el Cáucaso y los cursos medios de los ríos Volga y Dnieper. Su lugar de origen era, probablemente las áreas que se encuentran al pie del monte Altai.

A continuación analizaremos las culturas del Protoindoeuropeo temprano, que se caracterizan por la domesticación del caballo.

2.1.- La cultura de Samara.

Ejemplos de la cultura material de Samara y su comparación con
Dnieper-Donets. Imagen obtenida de la WEB
:
"Turkic History" .
Quién las ha obtenido del libro de Mallory "En busca de los Indoeuropeos",
p. 208 figura. 110 Samara: 5500-4800 a.C. Dnieper-Donets: 6000-4000 a.C
.

  • Se desarrolló en el terreno de bosque y estepa del curso medio el Volga.
  • La cerámica consiste principalmente en altas tazas ovoides con bordes pronunciados. No se sostienen por sí mismas en una superficie plana, lo que sugiere que tenían algún método para sostenerlas, quizá algún cesto o cabestrillo, apoyándose en sus bordes. El portador acarreaba los recipientes sobre el hombro o sobre un animal. La decoración, generalmente consiste en motivos circulares: líneas, zigzags o líneas ondulantes, incisas, grabadas o impresas con un peine. Estos patrones se entienden mejor cuando se ven desde arriba. Parecen motivos solares, siendo la boca del recipiente el sol. Su religión se cree que adoraba la luz.
  • Las tumbas son individuales en fosas profundas, ocasionalmente aparecen dos o tres individuos. Algunas de las tumbas están cubiertas con un mojón de piedras, o un montículo bajo de tierra (antecesor de los kurganes).
  • La cultura se caracteriza por restos de animales sacrificados, que se encuentran en casi todos los yacimientos. Típicamente, la cabeza y los cascos del ganado estaban colocados en profundos cuencos sobre la tumba humana, teñidos de ocre.
  • Los ajuares funerarios contenían dagas de sílex y hueso, situadas en el brazo o en la cabeza del fallecido, una se halló en la tumba de un niño pequeño. El encontrar armas en las tumbas de los niños se hizo común más tarde. Otras armas son puntas de lanza de hueso y puntas de flecha de sílex.
  • Se encontraron otras estatuillas de hueso labrado y colgantes en las tumbas. Las más controvertidas son placas de huesos que muestran caballos o cabezas dobles de bueyes. Están perforadas. Se supone que eran colgantes o partes de arnés.
  • No hay pruebas incontestables de que los caballos se montaran, pese al gran número de huesos de caballos descubiertos.

2.2.-La cultura de Dnieper-Donets.

  • Cultura de cazadores-recolectores que efectúan la transición al neolítico temprano. En su primera etapa, la actividad económica se limita exclusivamente a caza y pesca.
  • Inhumación en fosas, con el difunto está cubierto de ocre. El entierro era a veces individuales, pero son más comunes los enterramientos múltiples, donde el enterramiento se realiza secuencialmente, reutilizando la misma tumba.
  • Hay paralelos con la cultura contemporánea de Samara. Los defensores de la teoría de los Kurgan defienden un horizonte cultural amplio desde la mitad inferior del Dnieper al curso medio - bajo del Volga. Dmitry Telegin asigna una amplia región cultural que se extendió por el sureste del Vístula en Polonia hasta el Dnieper.
  • Los individuos recuperados de las tumbas han sido descritos como típicamente Europoides (Cromagñón finales) con características más masivas y robustas que el grácil de los pueblos mediterráneos del Neolítico de los Balcanes.
  • Cerámica. El uso temprano de la cerámica típica, a base de puntos indica relaciones con otras culturas del Mesolítico que son periféricos a la expansión de los agricultores del neolítico. La forma especial de esta cerámica se ha relacionado con el transporte por piragua monóxila (longboat) en las zonas de humedales. Especialmente se relaciona con Swifterbant en los Países Bajos, Ellerbek y Ertebolle en el norte de Alemania y Escandinavia, "la cerámica Mesolítica" de Bélgica y el norte de Francia (incluyendo la cerámica no lineal como La Hoguette, Bliquy, Villeneuve-Saint-Germain), la cultura Roucedour en el suroeste de Francia y las zonas de ríos y lagos del norte de Polonia y Rusia. Además de una extensión hacia el oeste hasta la mitad del Dniéster hasta la desembocadura del Danubio, que ocupa el tercio occidental de la zona de la última cultura de Yamna.

2.3.- La cultura de Khvalynsk.

Sucediendo a las culturas Pre-Caspias y de Samara, según algunos autores o coetánea con esta última según otros, encontramos la cultura eneolítica de Khyvalynsk.

Ejemplos de la cultura material de Khvalynsk y su comparación con
Sredni Stog. Imagen obtenida de la WEB
:
"Turkic History" .
Quién las ha obtenido del libro de Mallory "En busca de los Indoeuropeos",
p. 209 figura. 111 Khvalynsk: 5000-4500 a.C. Sredny Stog: 4500-3500 a.C.

  • La cultura Khvalynsk se extendía desde Saratov en el norte hasta el norte del Cáucaso en el sur, desde el Mar de Azov, en el oeste hasta el río Ural, en el este.
  • Se dispone de un ramillete de fechas de C-14 calibradas, a partir de material obtenido en tumbas de esta cultura dando una ventana entre 5000-4500 antes de Cristo para Khvalynsk I o Khvalynsk temprano. Khvalynsk II o Khvalynsk tardío es posterior.
  • Su economía era básicamente ganadera. En las tumbas se hallaron huesos de caballos, vacas y ovicápridos.
  • El caballo fue un elemento fundamental en la economía de estos pueblos. Fue utilizado como fuente de alimentos, lo que plantea un conflicto con la intolerancia a la leche de los pueblos indoeuropeos.
  • El asentamiento tipo de la cultura es el cementerio de Khvalynsk, de 30 por 26 m., que contiene cerca de 158 esqueletos, principalmente en tumbas individuales (45 cuerpos), pero con algunos enterramientos múltiples con entre dos y cinco cuerpos, enterrados en decúbito supino (sobre sus espaldas), con las rodillas flexionadas. Las tumbas eran simples fosas, pero doce de ellas estaban cubiertas con montículos de piedra. Se hallaron áreas de sacrificio similares a los de Samara, con caballos, ganado vacuno y ovino. Estas ofrendas constituían provisiones para el viaje. En 1929, en Krivoluchie se encontró una tumba individual con ajuar funerario y los restos espolvoreados de ocre, en decúbito supino (apoyado en su espalda) con las rodillas flexionadas. En Nalchik se halló un kurgan de tierra de 67 m. de alto y unos treinta metros de diámetro, conteniendo 121 tumbas individuales con los restos en decúbito supino con las rodillas flexionadas, espolvoreados en ocre, con una cubierta de piedra.
  • Los ajuares funerarios incluían efectos y provisiones para el viaje. Las aberturas de las tumbas de piedra estaban orientadas hacia el este.
  • Khvalinsk evidencia el desarrollo del kurgan. Comenzó en Samara con tumbas individuales o en pequeños grupos a veces bajo lajas de piedra. En la cultura Khvalinsk encuentran tumbas de grupo. No está claro si se trata de grupos familiares o locales, a la espera de que las pruebas de ADN permitan establecer el criterio. Aunque existen grandes disparidades en la riqueza de los ajuares, no parece haber ninguna marca especial para el jefe. Este déficit no excluye la posibilidad de un jefe. En épocas posteriores se detecta que el kurgan queda reservado en exclusiva como sepultura del jefe y su séquito, quedando excluido el resto de la población. Esta evolución sugiere una creciente disparidad de la riqueza, que a su vez implica un aumento de la riqueza de toda la comunidad y un aumento de la población. La expansión posterior de la cultura Kurgan debe estar asociada a dicha expansión de la población.
  • Sabemos que el metal estaba disponible tanto en el Cáucaso como en los Urales del sur. Las tumbas Khvalynsk incluyen anillos de metal y anillos en espiral de metal. Sin embargo, no hay indicios de ningún uso más allá del ornamental. El análisis espectrográfico de estos metales indican un origen balcánico - danubiano.
  • La calidad de las armas e implementos de piedra alcanza un punto alto. La tumba Krivoluchie, que Gimbutas identificó como perteneciente a un aristócrata, ha dado un puñal de sílex y puntas de flecha con espiga (pedúnculo), cuidadosamente retocadas en ambas caras. También se halló un hacha de porfidita con asas y agujero para enmangue. Estos tipos se copiaron posteriormente en metal.
  • Los ajuares funerarios de Khvalynsk son ricos, incluyendo cincuenta objetos de cerámica, cuiertas de una capa de conchas trituradas (temple). Adornos personales de cuentas de concha de Unio, hueso y piedra, colgantes de conchas de Dentalium; puntas de flecha de piedra y hachas, arpones de hueso, anzuelos y cuchillos y huesos de animales. También se descubrieron figuras talladas de colmillos de jabalí y conchas y cerca de cuarenta objetos de cobre.
  • En el recubrimiento de las tumbas se encontraron los huesos de caballo doméstico, ganado vacuno y ovicápridos. También aparecen numerosos adornos personales: cuentas de concha, piedra y dientes de animales, brazaletes de piedra o hueso, colgantes de colmillo de jabalí.
  • Los productos no perecederos no dejan constancia de que hubiese gran riqueza. Existe alguna evidencia de que la riqueza puede haber consistido de mercancías perecederas. Un estudio reciente de la superficie de la cerámica registró el contacto con materiales perecederos, mientras la arcilla estaba húmeda: indica el contacto con los cuerdas y telas bordadas que los investigadores sugieren que se utilizaron para decorarla.
  • Cerámicas de base redondeada o acabada en punta, continuación de las tradiciones nómadas locales (de estepas y bosques). La cerámica típica está recubierta por un temple fabricado a base de conchas trituradas.
  • Igor Vassiliev analiza las similitudes culturales entre Khvalynsk y Sredny Stog, que son muchas, excepción hecha de la cerámica. Esto le sirve para poner sobre la mesa la tesis de que había un amplio horizonte cultural que compartía valores. De hecho son muchos los arqueólogos ucranianos y rusos que plantean una influencia de estas culturas hacia el oeste, hasta la absorción final de estas culturas.

2.4.- La cultura de Sredny Stog.

Distribución de los asentamientos de Sredny Stog y Novodanilovka,
según J.R. Mallory en su libro: "In search of the Indo-europeans".
Imagen obtenida de la WEB:
"Turkic History".

  • Ubicación: norte del Mar de Azov, entre los ríos Dniéper y Don. Su nombre proviene de la aldea ucraniana de Seredny Stih (ubicada en un islote al noreste de la actual isla Jortytsia —de 25 × 3 km—, en medio del río Dnieper). Uno de los sitios mejor conocidos, asociados a esta cultura, es el sitio arqueológico de Dereivka, ubicado sobre la margen derecha del río Omelnik (afluente del Dniéper), a unos 200 km al noroeste de Seredny Stih. Se trata del sitio más grande y rico conocido de esta cultura Sredny Stog, con cerca de 2000 metros cuadrados de superficie (0,2 Ha).
  • Datación: 4.500 - 3.500 a.C. Fase I: 4.500 - 4.000 a.C. Fase II: 4.000 a.C. - 3.500 a.C.
  • Economía mixta: basada en la ganadería, la agricultura, la caza y la pesca. El ganado doméstico incluye caballos, ovicápridos, vacas, cerdos y perros. Las especies salvajes cazadas incluyen ciervos y corzos, alces, jabalíes y, como corresponde al medio fluvial, el castor y la nutria. Tejón, lobo, zorro y liebre también están representados en las muestras de fauna. Aves como el ánade real, pato golondrino, gansos, cercetas y fochas también están presentes. Por último, la pesca también desempeñó un papel en la economía de Sredny Stog. El descubrimiento de una red de plomos, anzuelos y restos de peces en Dereivka confirma la explotación de siluro, perca, gobio, carpa y lucio. También está representado el marisqueo con conchas de Unio y Palludino.
  • El caballo sirve como fuente de carne, como lo demuestran los patrones de descarnamiento y la abundancia de potros jóvenes machos sacrificados. También se usó para el transporte, como atestiguan las partes de arneses encontradas. Esta evidencia, junto con los requisitos de control de las manadas de caballos, apoya la tesis de que se montaba el caballo. En general, los arqueólogos ponen en duda que también se utilizase para la tracción en este momento, tanto por el pequeño tamaño de los animales (altura a la cruz promedio de 136 centímetros) y la ausencia de un arnés adecuado. Aunque el caballo habría revolucionado el transporte y la movilidad de las personas, Sredny Stog no reúne por sí mismo los requisitos previos para un pastoreo nómada en la estepa, con la explotación cíclica de los pastos durante todo el año. Mientras que las ovejas se adaptan bien a la estepa, la presencia de los cerdos domésticos apunta a una ganadería estabulada.
  • Media docena de querns (primitivo molino de mano de piedra) y alrededor de una docena de molinos en Dereivka, evidencian que se procesaban alimentos de origen vegetal, aunque podría tratarse del aprovechamiento de especies silvestres. Es muy difícil evaluar la importancia relativa de la ganadería frente a la agricultura en los yacimientos prehistóricos, pero en general, los arqueólogos rusos suponen que la ganadería ha sido el núcleo primario de la economía de esta cultura. Por otra parte la cultura de Sredny Stog parece haber tenido contacto con la cultura agrícola de Cucuteni tripiliana (Balcanes), en el oeste, y fue contemporánea de la de Jvalynsk. Según el investigador Yuri Rassamakin, Sredny Stog debería considerarse como un área compartida por al menos cuatro grupos culturales distintos.

Cerámica "nomádica" de Sredny Stog
de base apuntada, hallada en Dereivka,

según J.R. Mallory en su libro: "In
search of the Indo-europeans".
Imagen obtenida de la WEB:

"Turkic History" .

  • Los objetos de cobre son raros limitándose a unas pocas cuentas, aunque Telegin sugiere que se empleaban herramientas de cobre como lo demuestran los rastros de óxidos de cobre en los trabajos de hueso, así como las técnicas empleadas en los trabajos de asta. Evgeny Chernykh ha demostrado por análisis espectrográfico que el cobre provenía de la región de los Balcanes y el Danubio y probablemente pasó hacia el este desde la cultura de Tripolje, a través de Sredny Stog.
  • Los cementerios de esta cultura consisten en tumbas en fosas simples sin ningún marcador en superficie. Los enterramientos se efectuaban sobre la espalda, con las piernas flexionadas, a diferencia de la típica posición de piernas extendidas de la cultura de Dnieper - Donets. Frecuentemente se espolvoreaban de ocre. Los ajuares funerarios eran escasos e incluían ollas de cerámica y herramientas, muy similares a Dnieper - Donets y Samara. En una tumba en Dereivka se encontró una pieza cerámica proveniente de Tripolje.
  • A diferencia de Dnieper-Donets, dónde los enterramientos en fosa se producían en grandes grupos, en los cementerios de Sredny Stog se hallan enterramientos concentrados en grupos distribuidos en el cementerio. Los arqueólogos rusos ven un cambio social donde esos pequeños grupos corresponden a grupos gentilicios que mantenían identidades separadas, incluso dentro del cementerio.
Brazalete espiral de cobre según J.R.
Mallory en su libro: "In search of the
Indo-europeans". Imagen obtenida de la
WEB:
"Turkic History" .

  • Los tipos inhumados en los cementerios de Sredny Stog se describen como protoeuropoides. Son de mediana estatura, más gráciles ue los correspondientes a la cultura de Dnieper - Donets pero más robustos que los mediterráneo - danubianos de la cultura de Tripolje (Balcanes). Los promedios de edad son bastante altos para la época (mujeres: 43,6 años, donde sólo un individuo pasó los 55 años de edad; hombres: 35,8 años). Tomando en cuenta la alta mortalidad infantil, la edad promedio de toda la población debe rondar los veintisiete años.
  • En términos del análisis craneológicos, las mujeres Sredny Stog tienden a exhibir un tipo homogéneo proto-europoideo, que es muy similar a los primeros habitantes de la región. La serie de cráneos masculinos, en cambio, tienden a presentar menos homogeneidad conviviendo características proto-europoideas más robustas, con otros que muestran características más gráciles del sur de Europa (o del Mediterráneo). El análisis de seis cráneos de Novodanilovka de tres sitios diferentes sugiere nuevamente la presencia de tipología proto-europoidea y del Mediterráneo. La evidencia del cráneo en su conjunto sugiere una mezcla de proto-europoideos locales (vistos especialmente en el este) con tipos más gráciles de Europa, algo que podría explicarse por el flujo de las poblaciones neolíticas desde los Balcanes (Tripolje) hacia el oeste de Ucrania.
  • En la fase 2 (ca. 4000 – 3500 a. C.) se comenzó a usar cerámica cordada (quizá inventada por ellos mismos) y hachas de piedra de batalla, con un estilo que más tarde se asociará con las culturas indoeuropeas que se expandieron hacia Europa.
2.4.1.- La cultura de Novadalinovka.
  • Hay una marcada similitud entre los entierros de la cultura Sredny Stog y los del grupo Novodanilovka. Ambas fueron contemporáneas y ocuparon el curso inferior del Dniéper y la región de la estepa próxima.
  • Los entierros Novodanilovka se agrupan en pequeños cementerios, generalmente con no más de media docena de entierros. Los más importantes son Chapli, Yama, Voroshilovgrad (rebautizado de nuevo como Luhansk) y Petro Svistunovo. Las inhumaciones se encuentran en posición supina con las piernas flexionadas, la orientación es hacia el este o noreste, y el fallecido era espolvoreado con ocre.
  • Hay diferencias en la construcción de las tumbas y los ajuares funerarios. Las fosas estaba cubiertas con losas de piedra. Las inhumaciones estaban acompañadas por un rico ajuar funerario, consistente en cuchillos de pedernal, puntas de flechas y puntas de lanza. La piedra, de alta calidad, se obtenía en la región de Donets. Hachas de piedra de pizarra y serpentina, mazas de piedra, asta e incluso cobre. Otros adornos incluyen anillos, cuentas y pendientes de cobre y adornos de colmillos de jabalí, de dientes de animales y de concha. También aparecen recipientes globulares con bases ligeramente apuntadas.
  • La interpretación del grupo Novodanilovka se hace extremadamente difícil debido a la ausencia total de lugares de asentamiento. Sólo se han hallado algunos tesoros como el de Gonchárovka con 150 hojas de cuchillos. Otros han aportado objetos de cobre o piedra.
  • Inicialmente se asociaba a la cultura Sredny Stog pero ahora los arqueólogos de Ucrania lo consideran como un grupo independiente, supuestamente integrado por especialistas en el trabajo de cantería, involucrados en el intercambio a larga distancia de cobre y, posiblemente, de pedernal.
2.4.2 Cultura de Baja Mikhaylovka - Kemi Oba.

Abarca la región comprendida entre el Dniéper inferior y Crimea. La variante de bajo Dnieper (Baja Mikhaylovka) es aproximadamente contemporánea con Sredny Stog, mientras que la cultura de Kemi Oba, en Crimea, se extiende hasta el Eneolítico Tardío.

Distribución de los asentamientos de Baja Mikhaylovka y Kemi Oba, según J.R. Mallory en su libro: "In search of the Indo-europeans". Imagen obtenida de la WEB: "Turkic History" .

  • BAJA MIKHAYLOVKA:

Cerámica de Mikhaylovka, según J.R. Mallory en su libro: "In
search of the Indo-europeans". Imagen obtenida de la WEB:
"Turkic History" .

  1. El yacimiento más famoso es el epónimo de Mikhaylovka, donde los restos de la Baja Mikhaylovka se encuentran bajo los restos de las fortificaciones de la cultura de Tumbas en Fosa. Las casas son semisubterráneas, una de las cuales mide 15,5 por 5 metros.
  2. Los restos de fauna no son abundantes, principalmente constan de ovicápridos, vacas, caballos, cerdos y perros, en ese orden, con algunos rastros de la caza.
  3. La cerámica es diferente de la cultura Sredny Stog, de base plana con el cuello levantado. De especial interés es un recipiente sobre pedestal que puede ser interpretado como un incensario, similar al que posteriormente se encuentra con regularidad en esta región.
  4. Los enterramientos se producen bajo montículos de tierra, los kurganes, apareciendo con frecuencia anillos de piedra (cromlechs). Se han encontrado hogares en su cima, en los alrededores o en el mismo interior de la fosa. Los ajuares funerarios son escasos, pero pueden incluir cerámica, punzones de cobre y adornos de concha.
  5. Uno de los descubrimientos recientes más notables del grupo Baja Mikhaylovka es la existencia de altares o lugares de ofrenda. Debajo de un kurgan en Kalanchak se encontró un área circular en la que había restos fracturados de una estela de piedra antropomorfa con restos de ocre, cerámica y huesos de animales. Depósitos similares se han encontrado en otros lugares.
  • KEMI OBA:
  1. Ubicada en el sur de la península de Crimea, representada principalmente por pequeños cementerios. Sus características presentan numerosas similitudes con el grupo de la Baja Mikhaylovka (kurganes, cromlechs, orientación este...)
  2. Algunas tumbas se construyeron como cistas de piedra con adornos pintados en las paredes.
  3. De mayor interés son las estelas de piedra tallada, que representan cabezas y brazos de figuras, cubiertas por ornamentos geométricos y realistas. Un ejemplo es la estela de Kernosovka. Tiene 1,2 m de alta y representa una cabeza, incluyendo cara, bigote y barba, brazos y el pene. En la superficie frontal de la estela se han tallado imágenes de herramientas tales como azadas, un hacha de batalla y animales, incluidos dos caballos. Hay unas setenta de estas figuras en el Ponto, que se utilizaron posteriormente para cubrir los enterramientos en fosa. Este no fue el propósito original ya que originalmente se concibieron para ubicarse en posición vertical. Dimitry Telegin lo interpreta como una reutilización posterior por parte de esta última cultura.

Estela de Kernosova, en el museo de Historia de
Dnepropetrovsk. Imagen obtenida de la WEB:

"Turkic Hystory" .


Los tres grupos culturales descritos en este apartado constituyen los grupos eneolíticos más antiguos en el Dnieper inferior y el Don medio, entre el 4.500 - 3.500 a.C. En sus orígenes confluyen las tradiciones anteriores (cultura de Surski-Dnieper), pero también recibe las influencias de Tripolje (ganadería mixta, hoz, cerdo) y también del Dnieper - Donets. Por otra parte, el trabajo del metal y la cerámica apuntan contactos con Tripolje al oeste y más importante con las culturas del norte del del Cáucaso.

3.- La Hipótesis de los Kurganes.

En este párrafo vamos a ubicar las culturas analizadas dentro de la hipótesis de los Kurganes de Marija Gimbutas.
La autora asume una expansión gradual de la cultura de los kurganes hasta abarcar todas las estepas del Mar Negro –Kurgan IV–, siendo identificada con la cultura de Yamna entre el IV y III milenio a. C.
La siguiente expansión más allá de las estepas se identifica con culturas híbridas, como la cultura de las ánforas globulares en el oeste, la migración de proto-griegos a los Balcanes y las culturas indoiranias nómadas hacia el este en torno al 2500 a. C.
La domesticación del caballo, y luego el temprano uso del carro son considerados como los factores principales del aumento de movilidad de la cultura de los kurganes y sus victorias militares, facilitando su expansión sobre toda la región de la cultura de Yamna.

Mapa de las migraciones indoeuropeas desde el 4000 a. C. al 1000 a. C. de acuerdo con el modelo Kurgan. La migración anatolia (indicada con una flecha punteada) podría haber tenido lugar bien a través del Cáucaso bien a través de los Balcanes. El área púrpura corresponde al supuesto Urheimat (cultura de Samara, cultura de Sredny Stog). El área roja corresponde a la región donde se habrían asentado los pueblos indoeuropeos hasta cerca el 2500 a. C. aproximadamente, y el área naranja cerca del 1000 a. C. Imagen obtenida de la WEB: "Wikipedia" .

En la hipótesis de los kurganes, la totalidad de las estepas pónticas son consideradas el Urheimat indoeuropeo (hogar original), a lo largo de las cuales se habrían hablado un conjunto de dialectos del PIE tardío. La región cercana al Volga etiquetada como Urheimat en el mapa superior marca el lugar donde se han encontrado las restos más antiguos de la montura del caballo (la cultura de Samara y cultura de Sredny Stog), que podrían corresponder a un núcleo de PIE temprano o pre-PIE del V milenio a. C.

3.1.- La idea original de Gimbutas.

Identifica cuatro etapas sucesivas de la cultura Kurgan y tres oleadas de expansión sucesivas. Aquí vamos a analizar las correspondientes al V milenio hasta mediados del IV milenio:

  • Kurgan I, región del Dnieper/Volga, primera mitad del IV milenio a. C. Aparentemente evoluciona desde las culturas de la cuenca del Volga, se incluyen como subgrupos las culturas de Samara y Seroglazovo.
  • Kurgan II–III, segunda mitad del IV milenio a. C. Incluye las culturas de Sredny Stog y de Maykop del norte del Cáucaso. Crómlech, primitivos carros de dos ruedas, estelas pétreas antropomórficas de deidades.

La 1ª oleada de expansión de los protoindoeuropeos antecede a Kurgan I. Consiste en una expansión desde el bajo Volga hasta el Dnieper, poniendo en contacto a Kurgan I y la cultura de Tripolje-Cucuteni. Las repercusiones de las migraciones se extienden hasta los Balcanes y a lo largo del Danubio hasta las culturas Vinça y Lengyel en Hungría.

3.2.- La línea temporal.

  • 4500–4000: PIE temprano. cultura de Sredny Stog, cultura de Dnieper-Donets y cultura de Samara, domesticación del caballo (1ª oleada).
  • 4000–3500: la cultura de Yamna, la cultura prototípica de constructores de kurganes, emerge en la estepa, y la cultura de Maykop en el Cáucaso septentrional. Los modelos del Indo-Hitita postulan la separación del protoanatolio con anterioridad a este período.

4.- Conclusiones.

Cuando retomamos el estudio del calcolítico en Grecia y los Balcanes nos encontramos con los primeros atisbos de los protoindoeuropeos. Entendimos que no era bueno profundizar en esta cultura sin conocer adecuadamente a estos nuevos actores.
Para nosotros este pueblo presenta las siguientes características:

  1. Su área primigénea se correspondía con la el territorio de Dnieper-Donets.
  2. Su principal actividad económica se corresponde con el pastoreo trashumante de caballos, que inicialmente se utilizaban como aportación de proteínas y que posteriormente sirvió como medio de transporte, documentándose la monta de este animal.
  3. Sus asentamientos son pobres, sin embargo, sus tumbas evolucionan progresivamente hacia una mayor complejidad, comenzando a encontrar enterramientos en cistas, cubriendo las sepulturas con montículos de piedra como en la cultura de Khvalynsk, cistas de piedra como Kemi Oba a los kurganes (montículos de tierra) de Mikhailovka, el final de Khvalynsk o Nalchik. En esta última fase se da un enriquecimiento de los ajuares, pasando los enterramientos a asociarse más con un grupo familiar o un séquito funerario enterrado junto a un aristócrata, contrastando con los enterramientos masivos de Dnieper-Donets.
  4. Este grupo presenta evidentes rasgos de pertenecer a un grupo étnico diferente, con estructura más robusta que el tipo mediterráneo-danubiano que habitaba el continente europeo.
  5. Este caracter de cultura trashumante proporciona a Dnieper Donets y sus sucesoras contactos con otros grupos culturales. Particularmente con la culturas metalúrgicas (calcolíticas) tempranas de Tripolje y Cucuteni, que conocían el cobre y lo trabajaban desde el 4.000 a.C.
  6. También se documentan contactos con el Neolítico Escandinavo, que podría ser la explicación de cómo llego el trabajo del cobre a este área en un momento tan temprano como el 3.500 a.C. aunque en Escandinavia no se han encontrado yacimientos de este metal ni centros de actividad metalúrgica primaria (parece que esto respondería a la pregunta que nos hicimos cuando tratamos el TRBK).

Hemos mencionado el cementerio de Nalchik como perteneciente a la cultura de Khvalynsk. Sin embargo su ubicación geográfica es un tanto marginal y podría asociarse también a las culturas precaspias.
La cultura de Srendy Stog presenta unas características de cultura mixta, por lo siguiente:

  1. El grupo étnico que se ha documentado en estos yacimientos varía desde el tipo robusto de Dnieper-Donets (particularmente en las mujeres) hasta variedades más gráciles, identificables con los mediterráneo-danubianos de los Balcanes.
  2. La economía era mixta, documentándose agricultura y cerdo, además de ovicápridos, caballos, caza y pesca.
  3. Los ajuares demuestran contactos sistemáticos con las culturas balcánicas, tanto en algunos tipos cerámicos como en el estudio espectrográfico de los ajuares metálicos.

Así pues nos encontramos con una extensa área (Urheimat de las lenguas y razas protoindoeuropeas) que practica una ganadería trashumante. Sus asentamientos habitacionales son pobres, sin murallas ni grandes edificios, pero, progresivamente van invirtiendo un esfuerzo mayor en construir tumbas para una aristocracia que se diferencia del resto de la sociedad, como acredita el enriquecimiento de sus ajuares funerarios.
Su caracter trashumante le permite participar en redes de intercambio a larga distancia donde el metal y el ambar debieron ser elementos importantes.
Finalmente, en la zona de frontera con las culturas balcánicas (agrícolas y metalúrgicas, de tipo étnico mediterráneo), se crea una zona de cultura mixta (Sredny Stog) donde estos intercambios se formalizan y asientan de forma más permanente.
A pesar de los rasgos transicionales entre los Balcanes y el área norcaucásica,
Vasiliev señala que, excluyendo las diferencias en la cerámica, hay similitudes en los rituales funerarios y la tecnología entre la cultura de Khvalynsk y la de Sredny Stog. A estos podemos añadir la presencia del caballo doméstico, que aparentemente es conocida simultáneamente en el curso medio y bajo del Volga-Urales como en el curso medio del Dniéper. Las similitudes sugieren a Vasiliev que había un amplio horizonte Sredny Stog-Khvalynsk que abarca la totalidad del Ponto-Caspio durante el Eneolítico. Esto, indica, sustituye un horizonte anterior en términos generales uniformes, asociado a la cultura de Dnieper-Donets, que no sólo ocuparon el oeste, pero también se evidencia una fuerte influencia en Seroglazovo, en el curso medio del Volga y Samara. Así pues debemos interpretar Srendy Stog como parte de la cultura nordcaucásica, precisamente esa zona donde esta cultura entra en contacto con las culturas balcánicas y experimenta importantes influencias de estas que incluyen aportación de parte de la población, principalmente varones (¿factorías comerciales?).
Este área de intercambio estimula gradualmente todo el área entre el Dnieper y el Volga, al norte de la cordillera Caucásica.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Ene 2011

La Frontera Sur de la Cultura Megalítica Atlántica.

Escrito por: bronceatlantico el 22 Ene 2011 - URL Permanente

1.- Documentación base utilizada.

Este trabajo esta basado en los siguientes documentos:
“El estado actual de la Investigación de la Prehistoria del Norte de África y del Sahara” de Martín Almagro Basch publicados en la década de los 70 y una revisión a los mismos “Avances en la datación de las culturas prehistóricas en el norte de África”.
“Historia de Marruecos” de José Crespo y otros, editado por la Embajada de España en este país en 1998.
“Genética e historia de las poblaciones del norte de África y la Península Ibérica.” , publicado en febrero de 2003 de la revista “Investigación y Ciencia”, de los autores E. Bosch, F. Calafell, y otros, pertenecientes a la Unidad de Biología Evolutiva de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
"Prehistoric Iberia: Genetics, Anthropology, and Linguistics" de (1) Antonio Arnaiz-Villena Antonio Arnaiz-Villena y (2) David Lubell.
(1) Departamento de Inmunología y Biología Molecular del Hospital 12 de Octubre, Universidad Complutense de Madrid. (2) Department of Anthropology, University of Alberta, Edmonton, Alberta, Canada. Resume las ponencias presentadas en las jornadas organizadas por la Fundación de Estudios Genéticos y Lingüísticos, que amablemente nos ha hecho llegar D. Antonio Arnaiz-Villena.
Páginas web: Dólmenes y megalitos del Mundo , Wikipedia y Arqueotur.

2.-Antecedentes.

La base poblacional sobre la que se asienta el desarrollo de las culturas neolíticas en el Magreb y norte del Sahara ya existe desde el final del paleolítico, con los pobladores ibero-mauritanos (oranienses según otros autores). Son pobladores más robustos que los tipo mediterráneo, que aparecen entre el 15.000 y el 4.000 a.C. Queremos hacer aquí una mención sobre algo que nos ha llamado la atención: en el yacimiento de Taforalt (en el Rif) aparecieron huesos pintados en color ocre en esta cultura, costumbre que se repite como hemos visto en otros post en toda la fachada atlántica.
Hay una extensión posterior de los capsienses, gentes de rasgos esqueléticos iguales a los mediterráneos que se observan en el África blanca. Esta última cultura apareció en amplias zonas del Norte de África: Libia, Túnez, Argelia, parte de Marruecos, parte de Mauritania, sin llegar al Sahara Meridional, hacia el 8000 a.C. y desapareció hacia el 4500 a.C. Esta desaparición no implicó sustitución poblacional.
Los estudios de David Lubell (Dpto. de Antropología de la Universidad de Alberta) matizan alguna de las afirmaciones anteriores, si bien se da una coincidencia general tanto en hechos como en fechas:

  • La cultura Iberomauritana aparece en las costas del Mediterráneo alrededor del 20.000 b.p., cuando el nivel del mar era 110 m más bajo que el actual. El interior de las mesetas se había vuelto inhóspito (muy seco). Hay dos tipos de grupo humano que se han asociado a esta cultura: uno más robusto (yacimiento de Mechta-Afalou) y otra más grácil (yacimiento de Mechtoid). En cualquier caso considera que esta diferenciación se basa en características no definitivas.
  • Tras el 11.000 b.p. con el Dryas reciente las zonas secas se reducen, convirtiéndose en unas zonas de pasto y matorral. Alrededor del 9.000 b.p. no era más que un semidesierto. En ese momento aparecen los grupos Capsienses en la zona. Entre el 8.000 b.p. y el 5000 b.p., el Sahara es una pradera herbácea poblada por grupos de pastores y recolectores.
  • Para el autor no hay cambios sustanciales entre las poblaciones Capsienses y las Iberomauritanas. Esto se apoya en los análisis craneométricos y de la industria lítica.
  • Entre el 9.000 y el 7.000 b.p. se producen una serie de cambios de forma autóctona (cerámica, domesticación del ganado, recolección de hierbas). Estos cambios cruzaron el Sáhara y llegaron al litoral Mediterráneo y posiblemente a Iberia aunque de esto último no se ha encontrado evidencia material.
  • También de forma autóctona, el mesolítico Capsiense evoluciona hacia el neolítico de tradición Capsiense.

Mapa del Iberomauritano y el Capsiense. Imagen obtenida de Wikipedida.
El Capsiense fue definido por J. de Morgan en el yacimiento de El-Mekta, cerca de Gafsa (Túnez), pero su influencia supera la región magrebí, alcanzado la Cirenaica, e incluso las riberas del valle del Nilo (el Capsiense se podría asociar también a los restos humanos de Ain Dakkara, en Libia, con las impresionantes manifestaciones rupestres del Tassili y otras zonas rocosas saharianas).
Tassili Najjer en Argelia. Imagen obtenida de la WEB Viajejet.
Los yacimientos capsienses suelen tener gran cantidad de conchas de origen bromatológico («concheros») y una industria lítica laminar y microlítica (con trapecios y triángulos) a la que se suman huevos de avestruz, usados como recipientes, muchas veces decorados.
Pintura rupestre del Tassili Najjer,
obtenida de la WEB:
"El rival interior".
Las pinturas rupestres de estos asentamientos presentan semejanzas con las de grupos subsaharianos, e incluso las del levante español.
A una conclusión similar llegan los profesores Christopher Meiklejohn (Dep. de Antropología de la Universidad de Winnipeg), Mary Jackes (Universidad de Alberta) a través de un estudio de la dentición, o Peter Rowlwy-Conwy (Dep. de Arqueología de la Universidad de Durham) a través de un estudio de la fauna doméstica. Concluyendo que se trata más de adopciones y difusiones de tecnologías que de sustitución de poblaciones en la transición Mesolítico-Neolítico.
Christopher Meiklejohn (Antropología de la Universidad de Winnipeg) sostiene que, de acuerdo a los datos craneométricos obtenidos, no hubo sustitución de población en la transición mesolítico - neolítico en la Península Ibérica. Los patrones morfológicos de los cráneos en Portugal muestran similitud entre Mesolítico y Neolítico. Adicionalmente, los análisis efectuados en anatolia, Grecia, Italia y Córcega correspondientes al período Mesolítico-Neolítico demuestran una separación entre las poblaciones orientales y occidentales del Mediterráneo.
Esto no concuerda con un patrón de difusión démica oriente - occidente, generalmente aceptado por ámbitos académicos y defendido por Luigi Cavalli-Sforza, que habría dejado huellas.
Hay que destacar la excepción de Grecia que presenta claras similitudes con las poblaciones Anatólicas.
Mary Jackes (Antropología, Universidad de Alberta) comentó la importancia de la genética pero destacó también la aportación del estudio del esqueleto de cara a ubicar al individuo en su medio ambiente, así como aportar información cuando la degradación del paleoADN no permite efectuar análisis.

Imagen obtenida del post "Graves Found From Sahara’s Green Period" de la WB: "Free Republic".

A través de sus análisis de la morfología dental concluye que no hubo una transición dramática entre el mesolítico y el neolítico. Sus estudios de diversos asentamientos portugueses demuestran una transición progresiva sin reemplazo de la población. Esto nos plantea un modelo de difusión cultural, debido a amplios contactos en el Mediterráneo con pequeñas aportaciones de población.

3.- El neolítico en le Magreb.

3.1 Las teorías clásicas comúnmente aceptadas.

El inicio del proceso de neolitización se sitúa en torno al VII milenio a. C., si bien algunos autores suben la fecha hasta el V milenio a. C. en la región noroccidental de África.
Incluimos aquí copia literal del texto de M. Almagro Basch que nos parece muy explicativo en cuanto a este proceso según las mismas:

“El Neolítico parece llegó al África del Norte desde Asia Menor donde se origina en las regiones que forman el llamado Creciente Fértil. De allí proceden los animales domésticos básicos: oveja, cabra, cerdo, pequeño toro; los cereales como el trigo, la cebada, el mijo, escanda, etc. Sin embargo, para muchos prehistoriadores en África pudo haber nacido independientemente algún foco neolítico hacia el Sureste del Sahara o en las cercanías del Alto Nilo. Todas estas tesis resultan muy hipotéticas y sin base segura en tanto que los datos cronológicos que poseemos nos dicen cómo atravesando el istmo de Suez, se expande el Neolítico poco a poco por todo el norte de África viniendo de Oriente Medio. Penetra primero en la región del Delta del Nilo, donde nos ofrece los yacimientos más antiguos. Luego sigue dos rutas diversas al parecer: una, valle del Nilo arriba; otra, por la zona costera mediterránea. Ambas corrientes civilizadoras acabaron entrecruzándose luego en el lejano Occidente del Magreb…”
“Así podemos pensar con buen fundamento que entre el 5000 y el 4000, el Neolítico avanzó por la zona mediterránea del África del Norte y llega a transformar la cultura capsiense magrebí que ahora recibe una enorme expansión hacia el Sur y hacia Occidente que no logró atenuar durante las dos etapas anteriores: del Capsiense Típico y del Capsiense Superior. Esta nueva y brillante fase de la cultura capsiense se ha denominado Neolítico de Tradición capsiense y representa uno de los momentos de mayor interés en la Prehistoria de la región, pues la nueva etapa cultural asimila elementos diversos e influye sobre el área de la cultura oraniense que se había mantenido aislada en el oeste de Argelia y Marruecos hasta que, poco a poco, asimila, por una parte, las influencias del Neolítico capsiense, por otra, las aportaciones que desde España alcanzan al Oranesado y al norte y oeste de Marruecos”

3.2.- Las revisiones.

Pinturas rupestres del Tassili, mostrando la imagen de un grupo de personas manteniendo actividad ganadera. Imagen tomada de la WEB: "Argelia por descubrir".
Sin embargo en la revisión citada a su obra presenta dos datos muy interesantes, uno sobre el origen de la cultura oraniense cuya procedencia cambia del oriente próximo a Sicilia (puesta claramente en entredicho por los estudios mencionados anteriormente) y otra la confirmación de dataciones de C14 que según sus palabras siguiendo a G. Camps, admite la posibilidad de ese foco de inicio neolítico propio independiente al de Oriente Medio en el Sahara Sudanés. (Yacimientos de Delebo 6100-5200 a.C. en Sudán, Tassili 5.400 a.C. o Hoggar 4.700 a.C.). Estas fechas contradicen que el primer neolítico se produjese en el delta del Nilo, poniendo en cuestión la difusión a través de este enclave.
Por otra parte queremos añadir aquí una reseña a un yacimiento próximo a Nador con cerámicas que en su capa más antigua, datarían del 9.000 b.p. Añadimos a continuación algunas reseñas:
"El Menzel, Ahermoumou et sa region"
"Neolithique et Protohistoire du Maroc."
"Bladi.net"
Habrá que esperar a que se estudie a fondo este yacimiento, antes de emitir ninguna opinión.
En la costa de Marruecos y en la zona de Orán se documenta una civilización neolítica de origen europeo ya en el VI milenio a.C. El neolítico de cerámica cardial es conocido en el norte de África, igual que en las penínsulas Ibérica e Itálica, desde donde habría llegado. Desde el V milenio a.C., se atestiguan contactos con Europa por la cerámica e importaciones de obsidiana de Italia. En esta zona se desarrolló el denominado Neolítico mediterráneo, encuadrado en líneas generales dentro del horizonte de cerámicas impresas común a otras zonas mediterráneas. No hay pruebas de agricultura, pero sí de una activa ganadería de ovicápridos y bóvidos. El yacimiento más significativo es el de la cueva de Oued Guettara, fechada en el 4900 a. C.


Cerámica Cardial en el Norte de África. Mapa del neolítico en Europa, tomada de la WEB: "zonu.com"

En esta cultura con influencia europea la cerámica es más abundante, mucho más decorada que en el mundo capsiense y más cuidada que en los yacimientos de aquella cultura. Resulta evidente su origen mediterráneo como nos lo señalan sus fondos cónicos y sobre todo su rica y personal decoración que la relaciona con el Neolítico I español. Sobre esta zona neolítica no cabe duda que se ejerció durante esta etapa una clara "influencia española" que luego se prolonga a lo largo del Bronce I (calcolítico) hispano con la adaptación de sepulturas megalíticas y con la introducción del vaso campaniforme con decoración de punzón e incisa.
Se ha podido comprobar que los hombres que realizan esta personal cultura neolítica del tell norteafricano son de la raza de Mechta-el-Arbi, que introdujo el Oraniense y continúa desarrollándose en el litoral y en las montaña, sin ofrecer una barrera cerrada a las aportaciones venidas del mundo marítimo mediterráneo, ni a las que llegaban de las estepas saharianas; de la una tuvo, sobre todo, la cerámica; de la otra, toda la transformación de su industria lítica en la que aparecen más y más los microlitos conforme avanza en su desarrollo histórico.
Los macizos centrales del Sahara estaban ocupados por gentes de rasgos negroides y pastores trashumantes que pintaban en el estilo sahariano, una cultura de quienes son herederos los peuls actuales, que en el S XIX los pocos que no eran musulmanes todavía entendían el significado simbólico de las pinturas rupestres de sus antepasados. Los pastores trashumantes del arte sahariano descendían posiblemente de los portadores de la cultura del Wavy Line.

3.3.- En conclusión.

El Neolítico africano descansa mucho más en la ganadería que en la agricultura, al menos en los primeros tiempos. Esta base económica pastoril implica una alta movilidad de los grupos, favoreciendo contactos y expansión. Como contrapunto hay una ausencia de secuencias de habitación u ocupación largas y estables. Los primeros indicios de aprovechamiento de cereales están en el Sáhara y el valle del Nilo, en torno al 7000-6000 a. C.; sin embargo, no hay pruebas suficientes como para determinar exactamente el papel en la dieta global de estos primeros grupos neolíticos.
La caza y la pesca debieron de seguir practicándose, por tanto, como importante fuente de alimento. A juzgar por las pruebas arqueológicas, la pesca parece haber tenido especial importancia entre los últimos grupos mesolíticos y los primeros neolíticos. En lo que se refiere a la cerámica, ésta se fabricaba desde el mesolítico, y presenta formas globulares sencillas, de boca ancha, con bruñido exterior o decoración incisa o impresa. En la costa mediterránea había cerámica impresa cardial.
La industria lítica, por su parte es especialmente notable, en abundancia y calidad. Hay una rica industria sobre sílex, con puntas de retoque plano bifacial junto a útiles de piedra pulimentada. Se difunden por los circuitos de pastoreo, y en el norte hay que añadir la numerosa industria microlítica ya existente desde el mesolítico.
Entre el 2500 y 2000 a.C. se acaba la fase húmeda, y el desierto recobra progresivamente su extensión lo que causó la ruptura de relaciones entre el norte de África y el África negra, separados por un extenso desierto, y supuso un acercamiento cultural del norte de África y Europa, y el que el flujo genético con el sur de Europa se hiciera más importante que el flujo genético con el África negra. En los oasis y partes más húmedas de los macizos quedaron poblaciones negras que serían mencionadas por griegos y romanos, a veces como etíopes.

4.- Del Neolítico al Bronce.

La investigación reciente nos ha aportado algunas buenas estratigrafías para ver el desarrollo de esta cultura. Un buen ejemplo es la cueva de Gar Kahal, situada en las montañas que se levantan al sur del estrecho de Gibraltar, entre Ceuta y Tánger. De ella tenemos una buena estratigrafía obtenida por las excavaciones españolas de M. Tarradell. En todos sus niveles aparece cerámica impresa e incisa, con la cual comienza la presencia del Neolítico.
Luego, vemos cómo a la cerámica cardial la sucede la cerámica acanalada, paralela a nuestro Bronce I (los Millares); después, la cerámica campaniforme, y, finalmente, la cerámica a la almagra, propias también de los estadios más avanzados de esta cultura del Bronce I Hispano. Es evidente que todos estos elementos culturales proceden de España. Ofrece un singular interés por su cada vez mayor expansión la aportación del vaso campaniforme que ya conocía la metalurgia; así, hay que añadir la llegada de los objetos de metal desde la Península, los cuales aparecen tanto en algunos hallazgos, como representados en el arte rupestre de las montañas marroquíes.
Los ídolos de cerámica de la cueva de Achacar, los tipos de ídolos antropomórficos, son igualmente una variante de la misma familia de ídolos del Bronce I, que van desde el Oriente mediterráneo hasta Iberia.
También a lo largo del litoral atlántico estas corrientes fueron avanzando hasta alcanzar la región de Casablanca, como lo demuestra la cerámica de El-Kiffen recientemente estudiada, clara derivación local de nuestras cerámicas del período del Bronce I hispano. Es de gran interés el haber podido lograr dos fechas con el análisis del Carbono 14 para este yacimiento del neolítico reciente del Magreb. Una es del 1342 ± 80 años a. de J. C. Otra es de 1142 ± 200 a. de Jesucristo. Tales fechas nos prueban el retraso de todo el neolítico marroquí con relación a las regiones de más al este y al sur y también con relación a España, de donde en gran parte deriva. Estas corrientes españolas no se sabe hasta dónde penetraron en el sur y hacia el interior de Marruecos. Fragmentos campaniformes se han recogido en la región de Saïda y también al pie de los grabados rupestres de la región de Tiut, ya en plena zona hoy desértica.
Hemos de señalar que el neolítico del Oeste magrebí es pobre a pesar de estas decisivas aportaciones hispanas. Tampoco ofrece manifestaciones artísticas, lo cual le separa claramente de todo el resto del Sahara, por donde se desarrolló todo un grupo de provincias artísticas de una vitalidad extraordinaria, como analizaremos a continuación.

Cerámica de Castellucio. Imagen obtenida
de la WEB
:
"Storia di Sicilia"
En el otro extremo del África menor, desde Korba a Bizerta, la presencia de fragmentos de obsidiana, procedente de las islas Lipari y elaborada en Sicilia y en Pantelleria atestígua los comienzos de la navegación en el estrecho de Sicilia.
G. Camps ha subrayado los numerosos préstamos hechos desde entonces por África menor oriental a sus vecinos europeos: las tumbas rectangulares con pasadizo estrecho y hueco, igualmente rectangular, excavadas en los acantilados llamados haounanet existen en Sicilia desde el año 1300 a.C.; los dólmenes de Argelia y de Tunicia son de un tipo propagado en Cerdeña y en Italia; la cerámica de Castellucio difundida en Sicilia hacia el año 1500 a.C., con sus motivos geométricos pintados en gris oscuro o negro sobre fondo más claro, anuncia la alfarería kabila, etc, Por Malta, Pantelleria y Sicilia transitaron las más lejanas influencias, chipriotas o micrasiáticas, desde que los navegantes egeos, y después los fenicios arribaron a esas islas, Así se insertaba en el conjunto mediterráneo, mucho antes de la fundación de Cartago, esa tierra de África del Norte, gigantesca península que recibía, no obstante, por el pasillo tripolitano otros rasgos de civilización, como esos monumentos funerarios con nicho y con capilla extendidos en épocas remotas sobre la orilla meridional del Atlas y en los que se practicaba quizá el ritual de la incubación, La tumba es una variante de ese tipo de monumento

Tumba de Thin Hinan. Imagen obtenida de la WEB: "Wikimedia commons" .

5.- Estudios genéticos.

Vamos a realizar un breve resumen sobre las conclusiones de diferentes estudios genéticos, que en ciertos casos podrían entrar en contradicciones.

5.1.- Estudio genético "Genética e historia de las poblaciones del Norte de África y la Península Ibérica" de E. Bosch et allii, de la Universidad Pompeu Fabra.

  • Durante el Paleolítico, parecen diferenciarse claramente las poblaciones a ambos lados del estrecho como explican los propios autores: “Con pocas excepciones, todos los marcadores genéticos analizados muestran una separación clara entre las poblaciones magrebíes y la de España y Portugal, incluidas, sin embargo, en el rango de las poblaciones caucasoides...”
  • El Neolítico: los resultados del estudio de los marcadores genéticos son compatibles con la hipótesis de expansión durante el Neolítico, siguiendo pautas independientes, por ambas orillas del Mediterráneo; la península Ibérica y el Magreb representarían los extremos occidentales de ambas expansiones.
  • Las etapas posteriores confirman flujos continuos de intercambios genéticos bidireccionales a través del estrecho de Gibraltar, pero en porcentajes pequeños que no sustituyen en ningún momento a las bases de las poblaciones locales, por lo que habría que pensar que los cambios culturales a lo largo de la prehistoria e historia fueron fruto más de la influencia de pequeños grupos de dominio que de una sustitución poblacional o invasión como tal.

5.2.- Los trabajos de D. Antonio Arnaiz-Villena (Dep. de Inmunología y Biología Molecular del Hospital 12 de Octubre (Universidad Complutense de Madrid), establecen conclusiones diferentes:

De sus estudios sobre los genes A30-B18 (HLA) concluye que los paleonorafricanos (bereberes) mantienen una relación estrecha con los diferentes pueblos de ls Península Ibérica, incluidos los vascos. Un antiguo sustrato genético determinado por los marcadores genéticos A29 - B44 muestra una relación paralela con la distribución del Rh(-) es compartida con los pueblos de Europa Occidental (Irlanda, Inglaterra y sur de Francia).
Portugueses y Vascos muestran una menor difusión de características genéticas mediterráneas en su HLA Las poblaciones mediterráneas se agrupan en dos clusters diferenciados. Por un lado las poblaciones libanesas, judías o cretenses muestran una mayor similitud entre ellas, mientras que bereberes, argelinos e ibéricos, incluidos los vascos tienden a agruparse en otro.
Sin embargo, todos estos pueblos mediterráneos muestran una mayor similitud entre ellos que respecto a los griegos. Estos últimos son un pueblo alóctono al Mediterráneo cuya llegada se puede datar en torno al 1.200 a.C. De hecho, la distancia genética entre estos pueblos mediterráneos respecto a los griegos es similar a la que mantienen con los japoneses.
Arnaiz-Villena sostiene que los pueblos del Mediterráneo compartían una herencia genética común, reforzada por constantes contactos. Este flujo se debió interrumpir en torno al 2.000 a.C.

5.3.- Los estudios de Dª Alicia Sánchez Mazas, (Antropología y Ecología, Universidad de Ginebra).

Analizó el HLA de los bereberes (imazighen, la primera población blanca de África del Norte), mostrando ambas orillas del mediterráneo están agrupadas soportando una migración hacia el norte de estos pueblos, que pasaron a Iberia, Italia y las islas del Mediterráneo. La migración puede haberse producido cuando el clima del norte de África se convirtió en caliente y más seco después de 6.000 b.p.
No hay un impacto relevante de las poblaciones árabes en el 711, que debió tratrse de una élite aristocrática. Los grupos sanguíneos (ABO y Rh) muestran que tanto las poblaciones arabo-parlantes como las bereber-parlantes son similares genéticamente.
Los Tuaregs (bereberes que viven en el sur del Sahara) muestran más diferencias y probablemente están más estrechamente relacionado con el pueblo de los Beja Sudán.

5.4.- Los estudios de D. Pedro del Moral (Antropología, Universidad de Barcelona).

  • Un análisis de ADN mitocondrial produjo un gradiente oeste-este de las frecuencias de haplotiposcon el valor más alto de los haplogrupos V y H en todo Iberia (más frecuente en los vascos). Este gradiente también se incluye en africanos del norte del Magreb. Esto apoya una migración pre-neolítica de la Península Ibérica y el norte de África coincidiendo con el interglacial.
  • Sin embargo, los datos del cromosoma Y proporcionar un cuadro completamente diferente, uno de discontinuidad de norte a sur sobre todo en el Estrecho de Gibraltar (aunque sólo se ha analizado la población marroquí).

Las diferencias entre los resultados obtenidos entre el ADN mitocondrial y el cromosoma Y deben ser interpretadas a la luz de los datos arqueológicos, históricos y de comportamiento sexual.

6.- Nuevos datos y propuestas.

Queremos hacer aquí una consideración sobre la antigüedad de la aparición del Neolítico en África. Hemos tenido conocimiento de las excavaciones realizadas al sur de Egipto en Nabta Playa, que pueden poner en cuestión buena parte de los pilares de la prehistoria de la zona, y de nuestra propia línea de trabajo:

  1. La existencia de un Neolítico (pastoril) en la zona del Sahara egipcio anterior al VIII milenio a.C. con cerámicas rústicas decoradas. Los hallazgos arqueológicos indican la existencia de asentamientos en esta región en fechas comprendidas entre el décimo y el octavo milenio a. C. Estas personas tuvieron una cultura de domesticación de ganado vacuno (tal vez fueron los primeros de toda África en practicar el pastoreo de ganado bovino), y usaban utensilios cerámicos adornados de complejas inscripciones, grabadas quizá usando peines. Sobre el VII milenio a. C., debió existir un asentamiento muy grande y organizado en la región, contando con un profundo pozo de agua como fuente de recursos. Se han encontrado cabañas construidas con postes. Su alimentación incluía frutas, legumbres, mijo, sorgo y tubérculos. También, en el VII milenio, pero algo más tarde, se trajeron cabras y ovejas, aparentemente del noroeste. Aparecieron también muchas chimeneas.
  2. La construcción de un cromlech con dataciones absolutas con Carbono 14 por encima del 4.900 a.C., algunos lo sitúan con anterioridad al 5.800 a.C.

De igual modo en el yacimiento de Amekni en Argelia aparecen restos cerámicos anteriores al 6.000 a.C. de grupos de culturas pastoriles.
Se abren aquí varias posibilidades:

  1. La primera sería la de la existencia de un foco neolítico propio del Sahara independiente y casi contemporáneo a los del Oriente Próximo que pudiera ser el origen desde donde se extendiera al Magreb.
  2. La segunda, la existencia de un asentamiento megalítico con mayor antigüedad a los Europeos con características muy similares a los Cromlechs y alineamientos atlánticos, este tema lo trataremos a continuación con más detalle.

El cromlech de Nabta Playa. Imagen obtenida de Wikipedia .

7.- Breve análisis de los monumentos megalíticos del Magreb.

La información y estudios sobre esta época son todavía muy escasos con lo que nos limitaremos a breves comentarios.

Alineamiento de Menhires en el Sahara Occidental obtenido de la web “Dólmenes y Megalitos del Mundo”.

7.1.- Atendiendo a su tipología podemos encontrar:

Cromlech y alineamientos de Menhires como:

  • Nabta Playa, que consta de treinta piedras dispuestas en círculo, en cuyo interior hay otras seis piedras. El yacimiento cuenta también con cinco alineamientos megalíticos que se extienden a partir de un conjunto de piedras centrales. Por su antigüedad sería contemporáneo o quizás incluso anterior a las alineaciones de menhires Francia o la Península Ibérica.
  • Mzora (M´Soura), está situado a 25 km. al este de Larache, Lo conforman ciento setenta y seis monolitos que rodean un túmulo elevado de aproximadamente 6 metros. La altura de estos monolitos oscila entre 1,50 metros, y el más alto (el Uted) que llega hasta los 5,34 metros. El cromlech inicial fue construido hacia la mitad de los milenios III y IV a. C. Según la leyenda este monumento es la tumba del gigante Anteo. Por su enorme tamaño, Mzora recuerda a los monumentos megalíticos del sur de la Península Ibérica.
  • En el Sahara Occidental existe una alineación de menhires con forma semicircular muy similar.

La identificación de Mzora como un cromlech nos ofrece algunas dudas ya que en nuestra opinión podría tratarse de un dolmen, por la existencia del túmulo y posible galería y o cámaras no conservadas (ver fotografía aérea) Muchos dólmenes europeos presentan menhires en sus entradas y anillos perimetrales similares.

El cromlech de M'zoura. Imágenes obtenidas de las siguientes WEB (de arriba a abajo y de izquierda a derecha: "Paysages de mon pays" , "Blog Imperio Romano" , "Sites Préhistoriques" .

Dólmenes sin túmulo:

Como la mayoría de los de las necrópolis Argelinas o la de Elles (Túnez) muy parecidos a los más antiguos de la península que podrían corresponder al IV o III milenio a.C. Las concentraciones de dólmenes en estas necrópolis son muy importantes y algunas superan los 7.000.

Dolmen de Roknia en Guelma, Argelia. Imagen obtenido de la web “Dólmenes y Megalitos del Mundo”. Como puede apreciarse su construcción es muy similar a los de la Península Ibérica.

Sin embargo en Elles encontramos construcciones como las identificadas con los números 29 y 23, que presentan una arquitectura más compleja de forma casi rectangular, con doble cerramiento, que parece presentar similitudes con las construcciones de Cerdeña, Sicilia o Malta. Y probablemente dataciones más tardías (1.500 a.C.).

8.- Conclusión.

Como hemos comentado anteriormente, descubrimientos como el de Nabta Playa podrían abrir una nueva posibilidad en cuanto a los orígenes del Neolítico y la cultura Megalítica Atlántica, convirtiéndolos en un camino de ida (inicio del neolítico y cromlechs) y vuelta (final del Neólitico y dólmenes), aunque es muy pronto para poder confirmarlo. El Sahara es el gran desconocido, pués, lo que un día fué un mar de hierba, ahora está sepultado bajo la arena. Por otra parte, los estudios correspondientes a épocas anteriores al Islam no gozan de un alto interés social ni político y sólo arqueólogos internacionales y héroes locales bucean en el pasado para encontrar la verdad. Con el auge de los estudios arqueológicos podrían aparecer datos que confirmen o contradigan esta información (actualmente han llegado a nuestras manos información sobre dólmenes en Carrowmore al oeste de Irlanda datados entre 5.400 y 4.500 a.C.).
En cualquier caso, lo que si queda demostrado, es que la zona del Magreb (Marruecos, Argelia, y Túnez) puede considerarse como el límite sur de la influencia de la Cultura Megalítica Atlántica. A nuestro entender, y como hemos visto en la zona escandinava por el norte, esta cultura se asienta sobre unas bases poblacionales autóctonas, paleolíticas con continuidad en el neolítico, habiendo quizás pequeñas aportaciones de élites que se asientan o exportan su cultura o algunas partes de la misma, que son aceptadas. Esta cultura continuará presentando interrelaciones hasta la llegada de los fenicios.
Conocemos la existencia de monumentos megalíticos en el África Subsahariana pero su tipología, y dataciones tienen poco que ver con los atlánticos.
Queremos resaltar varios puntos para reflexionar que nos parecen de gran interés:

  • La influencia de la Europa Atlántica se recibe en el Magreb por dos caminos diferentes y paralelos uno más potente y antiguo desde la Península Ibérica vía el estrecho que se expandirá hasta Túnez, y otro vía Italia, Cerdeña, Sicilia y Malta, cronológicamente algo posterior y con características propias.
  • Como en toda frontera se da la permeabilidad es en ambas direcciones, variando la primacía de una u otra según las etapas. Así especialistas en distintas materias como David Lubell (Dep. Antropología de la Universidad de Alberta), o la profesora Alicia Sánchez-Maza (Dep. de Antropología y Sociología de la Universidad de Ginebra) mantienen la posibilidad de migraciones hacia el Norte desde África entre el 5.000 y 7.000 a.C., o el Arqueólogo y profesor de la Universidad de Sevilla D. José Luis Escacena mantiene la posibilidad de de migraciones en este mismo sentido anteriores al 3.000 a.C. (post. Sobre la Marismilla).
  • La desertización del Sahara constituirá un límite a la potencia expansiva de la Cultura Atlántica, deteniéndola durante el Calcolítico y el Bronce.
  • Aunque actualmente no son muy numerosos los yacimientos excavados, sorprende la cantidad de dólmenes que se concentran en los mismos, pudiendo explicarse por la proximidad de una población numerosa o por la utilización en períodos muy dilatados, lo que indicaría una voluntad de identificación con el lugar a través de las generaciones.
  • Los límites por el Sur llegarían hasta el actual Sahara Occidental.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Nov 2010

El neolítico y el calcolítico en Escandinavia III: ¿De donde venían y que sucedió después?

Escrito por: bronceatlantico el 19 Nov 2010 - URL Permanente

1.- Un poco de genética.

Vamos a presentar a continuación dos estudios genéticos que conciernen a este área que acabamos de analizar:

1.1.- La continuidad entre las poblaciones epipaleolíticas y las poblaciones actuales.

El debate sobre la continuidad de la población en la transición de la economía cazadora-recolectora a una economía agrícola / ganadera es muy antiguo. En Escandinavia contamos con los resultados del estudio genético “Ancient DNA Reveals Lack of Continuity between Neolithic Hunter-Gatherers and Contemporary Scandinavians (2009) Current Biology, 19 (20), pp. 1758-1762.”.
Publicado en la WEB “ScienceDirect” (Malmstrom et al., Ancient DNA Reveals Lack of Continuity between Neolithic Hunter-Gatherers and Contemporary Scandinavians, Current Biology (2009), doi:10.1016/j.cub.2009.09.017).
Este artículo viene firmado por los siguientes autores:

  • Helena Malmström (1, 2)
  • M. Thomas P. Gilbert (2)
  • Mark G. Thomas (3)
  • Mikael Brandström (4)
  • Jan Storå (5)
  • Petra Molnar (5)
  • Pernille K. Andersen (6)
  • Christian Bendixen (6)
  • Gunilla Holmlund (7)
  • Anders Götherström (1) y Eske Willerslev (2) (igual contribución al libro)

Docentes e investigadores de las siguientes entidades:

  • (1) Department of Evolutionary Biology, Uppsala University, SE-11863 Uppsala, Sweden.
  • (2) Centre for GeoGenetics, University of Copenhagen, DK-2100 Copenhagen, Denmark.
  • (3) Research Department of Genetics, Evolution and Environment, and the AHRC Centre for the Evolution of Cultural Diversity, University College London, Gower Street, London WC1E 6BT, UK.
  • (4) Department of Forest Mycology and Pathology, Swedish University of Agricultural Sciences, SE-10691 Uppsala, Sweden.
  • (5) Osteoarchaeological Research Laboratory, Stockholm University, Stockholm, Sweden.
  • (6) Department of Genetics and Biotechnology, Faculty of Agricultural Sciences, University of Aarhus, PO Box 50, DK-8830 Tjele, Denmark
  • (7) National Board of Forensic Medicine, Department of Forensic Genetics and Forensic Toxicology, SE-58758 Linköping, Sweden.

Los autores parten de la información genética que se ha podido obtener en enterramientos correspondientes a dos culturas del área escandinava: La Pitted Ware Cultura y la TRBK y la comparan con las poblaciones escandinavas modernas. La primera identificada con los últimos cazadores-recolectores de la zona y la segunda correspondería a los primeros agricultores. Ambas convivieron por espacio de un milenio. El amplio periodo de convivencia hizo plantear varias hipótesis sobre la posibilidad de encontrarnos ante un mismo sustrato étnico compartido. Sin embargo los análisis genéticos contradicen estas teorías.
Las conclusiones del estudio permiten descartar a la Pitted Ware como antecesores de las actuales poblaciones escandinavas, incluidos los Saamis del norte, identificando sin embargo un impacto importante de estas poblaciones en el Este del Báltico, constituyéndose dicho área en un refugio genético de las mismas.
El hecho de que la Pitted Ware apareciese en el 3.200 a.C., unos 700 años después de la aparición en la zona de la TRBK planteaba una situación contraria a la sucesión habitual de los acontecimientos (primero cazadores – recolectores y después economía productora). Las explicaciones habituales podrían agruparse en las siguientes hipótesis:
1.- La PWC se origina en el Mesolítico, siendo reemplazada posteriormente por poblaciones neolíticas.
2.- La PWC aparece por el retorno a la economía predadora de gentes de la TRB.
3.-La PWC se originó en los antepasados de los actuales Saami, que habitan en el norte de Escandinavia.
Para analizar estas hipótesis tomaron información del ADN mitocondrial de 22 individuos, 19 pertenecientes al grupo de la PWC y 3 correspondientes a la TRB. Dentro de la PWC se halló una gran influencia de los Haplogrupos U4/H1b, U5 y U5a. Estos marcadores, muy escasos en la actual población escandinava, incluidos los Saami, se estiman muy abundantes (particularente U5) en las poblaciones preneolíticas europeas . Sin embargo, en las poblaciones del este del Báltico (letones y lituanos) presentan frecuencias relativas altas.

Imagen obtenida del artículo mencionado en este post, extraída
de la WEB
"ScienceDirect" .
Efectuaron simulaciones de evolución de poblaciones, situándose en las bandas altas de tasas de mutación (favorables para aproximar a poblaciones muy diferentes) obteniendo probabilidades muy bajas para las posibilidades de que la población PWC fuesen ancestros de las poblaciones sueca, noruega o saami. De otro lado la probabilidad de que estos puelos de la PWC compartiesen herencia genética con las poblaciones del este del Báltico resultó siempre aceptable.
Se habían obtenido muestras para la población PWC de tres lugares diferentes, no presentando diferencias significativas entre los principales marcadores analizados. Esto permite relativizar el error que introduciría haber seleccionado individuos emparentados.
Las escasas muestras obtenidas para la población TRB no permitieron excluir que sean antecesores de las poblaciones modernas escandinavas.
En espera de posteriores análisis genéticos y morfológicos de las poblaciones, las conclusiones de estos investigadores descartan la aculturación de las poblaciones mesolíticos en Escandinavia, sosteniendo, más bien, la sustitución de las mismas. Sin embargo en el este del Báltico parece haber cierta permanencia de la población mesolítico, como se acredita en la continuidad entre las poblaciones neolíticas y mesolíticas de los cementerios letones, aunque se había producido la sustitución cultural.

1.2.- La conexión escandinava con el norte de África.

Otro artículo que proporciona información relevante sobre relaciones genéticas entre pueblos escandinavos y pueblos de la vertiente atlántica, situados más al sur es “Saami y Bererberes- una conexión inesperada en e ADN mitocondrial.”
Este artículo, firmado por un equipo interdisciplinar:

  • Alessandro Achilli 1
  • Chiara Rengo 1
  • Vincenza Battaglia 1
  • Maria Pala 1
  • Anna Olivieri 1
  • Simona Fornarino 1
  • Chiara Magri 1
  • Rosaria Scozzari 2
  • Nora Babudri 3
  • A. Silvana Santachiara-Benerecetti 1
  • Hans-Jürgen Bandelt 4
  • Ornella Semino 1
  • and Antonio Torroni 1

está compuesto por investigadores de las siguientes universidades:

  • 1 Dipartimento di Genetica e Microbiologia, Università di Pavia, Pavia, Italy.
  • 2 Dipartimento di Genetica e Biologia Molecolare, Università “La Sapienza”, Rome, Italy.
  • 3 Dipartimento di Biologia Cellulare e Ambientale, Università di Perugia, Perugia, Italy.
  • 4 Fachbereich Mathematik,Universität Hamburg, Hamburg, Germany.

Según este artículo, “La secuencia completa del haplotipo U del ADN mitocondrial revela que este clado apareció muy tempranamente tras el “out of Africa” y radió rápidamente, subdividiéndose en diferentes clados regionales.
Curiosamente los saami de escandinavia y los bereberes del norte de África comparten una rama extremadamente joven de unos 9.000 años de antigüedad. Este encuentro inesperado revela que el refugio Franco-Cantábrico del sudoeste de Europa fue la fuente de la expansión tardoglacial de los cazadores-recolectores que repoblaron el norte de Europa, después del último Máximo Glacial pero también revela una relación directa vía materna entre esas poblaciones de cazadores-recolectores europeos y los Bereberes.”
La conclusión del estudio termina diciendo que los cazadores-recolectores del área Franco-Cantábrica repoblaron el Norte de Europa conforme se producía el retroceso de los hielos, pero qué previamente había cruzado el estrecho de Gibraltar ya que el linaje maternal de ambos grupos es compartido, situando el punto común de ambos en hace unos 9.000 años (7.000 a.C. aproximadamente).

En nuestra opinión, este artículo asume que las actuales poblaciones Saami están constituidas por descendientes de las antiguas poblaciones mesolíticas escandinavas. De alguna forma, el artículo anterior deshecha esta posibilidad, al menos en lo referente a la población mesolítica de la Corded Ware, aunque podría existir una relación con la población mesolítica de Ertebolle. Sin embargo, no es descartable que los saami llegasen a Escandinavia llevando la producción de alimentos y fueran en realidad descendientes de los primeros pueblos neolíticos. Probablemente nuestros lectores no conozcan al pueblo Saami. Veamos a continuación algo de información sobre ellos.

1.3.- El Pueblo Saami.

Mapa obtenidas de la WEB: "Galdú" , página oficial del pueblo Saami, en concreto de su apartado "We are the Sami / Fact Sheets/ The Sámi" . A la derecha tambor chamánico (runebomme). Imagen obtenida del blog: "Saamiblog" .


Este pueblo habita el norte de la península Escandinava, siendo conocido como "Lapones" que viene del termino escandinavo laps (que quiere decir incultos o tontos). Ellos se autodenominan Samis o Saamis. Habitan en la zona norte de Finlandia, Noruega, Rusia y Suecia.
Tienen sus propias áreas tradicionales, con un lenguaje distinto, la cultura, los medios de vida y la historia. Llaman "Sápmi" a su patria tradicional.
Se estima que su número se sitúa entre 60.000 y 70.000: aproximadamente
40.000 en Noruega, 20.000 en Suecia, 7.500 en Finlandia y 2.000 en Rusia.
Su economía era cazadora y pescadora junto con el pastoreo del reno. No hay constancia de escritura en lengua Sami hasta inicios del siglo XVI, transmitiendo su cultura a través de la tradición oral. en esta ha tenido mucho que ver su religión tradicional, que era chamanista y politeista, destacando entre sus deidades el dios del trueno y la diosa de la fertilidad.
Su lengua pertenece al grupo Báltico-finés, dentro del grupo Fino-Ugro. A esta rama pertenecen además el Húngaro, el Finés y el Estonio. Tradicionalmente se han encontrado relaciones entre esta familia y el Euskera.
En "Galdú/We are the Sámi/Fact Sheets" hay otros estudios genéticos que aportan información interesante sobre este pueblo. Entre otros datos, destacar su diferenciación respecto a las poblaciones compuestas mayoritariamente por indoeuropeos y sus rasgos comunes con otros pueblos del Ártico
, próximos geográficamente, con los que se habrán producido numerosos entrecruzamientos genéticos.
Por nuestra parte destacar esta vía de colonización desde el norte de África hasta Escandinavia, anterior a la aparición del poblamiento indoeuropeo y que pudo constar de varias oleadas.

2.- Valores compartidos.

Hemos hablado muchas veces de la similitud existente entre todas las construcciones de sepulcros megalíticos en la fachada Atlántica, Francia, Holanda, Escandinavia y norte de Alemania. No vamos a repetir las argumentaciones que ya hemos comentado varias veces en posts anteriores. Sin embargo sí queremos llamar la atención sobre una visión estético-conceptual compartida por este mundo. Los objetos "oculados". En nuestra opinión, al calificarlos de esta manera, estamos asumiendo una interpretación cuya exactitud no está probada. Sin embargo sí queda demostrado, a nuestro entender la existencia de unos valores o creencias compartidas, de la misma forma que la representación de un crucifijo, ocurra donde ocurra, pone de manifiesto unos valores y creencias compartidas por esas poblaciones.
En este caso es mucho más compleja la interpretación al tratarse de representaciones no naturalistas. Veamos algunas imágenes que ilustran esta afirmación:


Algunos recipientes hallados en España. De arriba a abajo y de izquierda a derecha: cuenco oculado procedente del yacimiento de Los Millares, obtenido de la WEB: "Esacademic" en su post sobre el Arte Esquemático Ibérico. Cazuela de Los Millares, obtenida de al WEB "Asociación los Dólmenes" . Fotos de fragmentos de vasija con decoración oculada, procedentes del Museo de Zamora. Fotografía obtenida por Belén Cacharro.

Algunos recipientes cerámicos tipo Bundso, encontrados en tumbas megalíticas en Dinamarca. Imágenes obtenidas de la WEB: "Nationalmuseet" del Museo Nacional de Dinamarca.

Folkton Drums. Estos objetos fueron encontrados por el canónigo Greenwell William en 1889 cuando abrió un túmulo redondo en Folkton Wold. Habían sido colocados detrás de la cabeza y las caderas del cuerpo de un niño, en una estrecha fosa oval rodeada por dos zanjas concéntricas. Varios otros cuerpos compartía el lugar de enterramiento. La costumbre de enterrar a las personas con ajuar "especial" había comenzado alrededor de 3000 aC. Esta tumba es excepcional (los tambores son únicos) y da idea del estatus del niño. Imagen tomada de la WEB: "The British Museum."
Arriba, de izquierda a derecha: ídolo placa de Valencina de la Concepción, Sevilla (imagen obtenida del "Portal de Museos de Andalucía" ); ídolo placa del dolmen de Granja de Céspedes, Badajoz (Imagen obtenida de la WEB "PIDPAZ" ); ídolo placa del anta pintada de Antelas en Oliveira de Frades, Portugal (imagen obtenida de la WEB: "Celtiberia.net" ); ídolo cilíndrico de Morón de la Frontera, Sevilla (imagen obtenida de la WEB: "Portal de Museos de Andalucía" ); ídolo cilindrico llamado de Extremadura, originario del valle del Guadalquivir (Imagen obtenida de Wikipedia) ; ídolo placa del anta pintada de Antelas, Oliveira de Frades, Portugal (imagen obtenida de la Web: "Celtiberia.net" )

Ortostato perimetral del túmulo de Newgrange (Irlanda). Fuente Bronceatlántico. Abajo, la misma foto, incrementando el contraste a efectos de hacer evidentes los grandes círculos y la decoración con triángulos, muy similar al ídolo placa de Valencina.

Vista aérea de la colina de Tara (Tara hill) en Irlanda. Imagen obtenida de la WEB "Tarawatch" .

Todas estas imágenes coinciden aproximadamente en época y contexto, ya que se datan en torno al III milenio a.C. y están asociadas a contextos megalíticos, relacionados con prácticas funerarias. No son prueba de unas relaciones políticas rígidas (imperios o similares) pero sí prueban a nuestro entender la existencia de un grupo que comparte unas serie de creencias y que se mantiene en contacto a través de alianzas y rutas de intercambio comercial.
Establecer el grado de relación entre estos grupos requiere probablemente de nuevos hallazgos que permitan reinterpretar el registro fósil existente.

3.- Continuidad de la relación.

Creemos probada esta relación cultural y el contacto entre los diversos pueblos de la costa atlántica, tanto por la similitud del concepto y la técnica constructiva que demuestra la construcción de los monumentos megalíticos, como por las relaciones genéticas entre las poblaciones atlánticas como por la aparición de elementos culturales cuya similitud no es fácil explicar por el azar o algún tipo de necesaria convergencia evolutiva.
Una vez que hayamos terminado nuestro análisis del calcolítico, vamos a centrar una parte importante de nuestros esfuerzos en responder a una pregunta: ¿continuó esta interrelación cultural durante el Bronce Medio?. No podemos adelantar conclusiones sobre algo que todavía no hemos estudiado, pero sí queremos dejar aquí algunas pinceladas, hilos de la madeja que trataremos de desenredar.

3.1. Las hachas planas del Bronce Atlántico.

Escandinavia nos ha dejado un par de misterios sin resolver:

  • Por un lado la afirmación de Jan Lichardus sobre la existencia de tholoi en Dinamarca. No hemos podido encontrar documentación gráfica sobre este tema, pero estaremos pendientes de cualquier información al respecto.
  • Por otro lado el depósito de objetos de cobre del 3500 a.C., hallado en Bygholm, cerca de Horsens. El mineral no procede de Escandinavia, sino que había llegado allí por relaciones comerciales ¿con quién?. Solo consta el trabajo del cobre en una época tan temprana en los Balcanes.

No hemos podido contestar tampoco a esta segunda pregunta pero hemos sondeado qué ocurrió durante el bronce medio con este tipo de hachas. Vamos a ver a continuación algunos ejemplos.
Empecemos por recordar estas hachas.
Imagen tomada de la WEB: "National Museet" de Dinamarca.

Vamos a ver algunos paralelos que presentó la Europa Atlántica durante los siguientes 2.000 años. Para ello hemos efectuado una búsqueda en la WEB, dirigida al tipo "hacha plana de cobre" y "hacha plana de bronce". Salvo algunas excepciones, los tipos hallados utilizando francés, inglés y español en estas búsquedas, se han concentrado muy mayoritariamente en tres áreas: Irlanda y Gran Bretaña con más del 50% de los tipos, la Península Ibérica con un 30% del total y Francia-Luxemburgo, con alrededor del 18%. Nos han aparecido algunos ejemplos testimoniales en América y Oriente Próximo.
Otro dato a comentar es el elevado número de este tipo de hachas, mal catalogadas, que aparecen en casas de subasta, probablemente provenientes del saqueo de yacimientos arqueológicos que no han podido ser estudiados adecuadamente. Este tipo de elemento ha sido objetivo de los saqueadores y de la venta ilegal, lo que falsea los resultados de los análisis estadísticos del metal encontrado en yacimientos que no se hayan conservado inalterados.

De arriba a abajo y de izquierda a derecha:

Irlanda y Gran Bretaña:
  • Hacha plana de bronce, encontrada en North Yorkshire. Datada entre el 2.600 y el 1.400 a.C. Imagen obtenida de la WEB: "The Antiques Centre York" (Galería de venta de antigüedades).
  • Hacha de bronce obtenida de la WEB de los "Friends of the Falconer Museum" , donde se exhiben algunos de los objetos expuestos en el Falconer Museum, Tolbooth street, Forres, Escocia. El hacha es uno de los hallazgos encontrados en los alrededores de la ciudad. En el texto comentan que se halló en un jardín en Hopeman y que hay una media docena de este tipo.
  • Hacha de bronce datada en el 1.700a.C. por el museo de Cardiff (Gales). Imagen obtenida de la WEB: "Metal detecting" donde se organizan personas cuyo Hobbie es la detección de objetos de metal. No sé que decir.
  • Hachas de bronce anchas, datadas en el Bronce Temprano 2.200 - 2.000 a.C., procedentes de Dunnygarron, Irlanda (British Museum). Imagen tomada de la WEB:"Prehistoric Gallery" .
  • Hacha plana sin catalogar. Muy similar a la de la imagen anterior, obtenida de la WEB: "University of Glasgow and Hunterian Museum and Art Gallery" en Escocia. Hemos puesto un link a las imágenes de hachas planas que aparecen en dicho museo.
  • Hacha plana datada entre en 2.200 y el 1.800 a.C., hallada en Addingham, condado de Bradford, Inglaterra. Actualmente se encuentra en el Ilkley's Manor House Museum. Imagen tomada de la WEB del periódico:"Telegraph & Argus".
  • Hachas de la edad del bronce rotas, probablemente en el ritual de enterramiento asociado a los túmulos de al edad del Bronce ubicados en Combe Hill,East Sussex, Inglaterra. Imagen tomada de la WEB: "Sussex Archaelogy" .
  • Hacha de bronce hallada en Bush Barrow en Wiltshire, Inglaterra. Imagen obtenida de la WEB: "ODYSSEY".
Francia y Luxemburgo
Península Ibérica.
  • Hacha plana de cobre proveniente del poblado de Vila Nova de Sao Pedro, Zambujal, Portugal. Imagen obtenida de la WEB: "Museu Nacional de Arqueologia de Portugal"
  • Hacha de bronce del yacimiento de Larragaín, Guipuzcoa, España. Imagen tomada de la WEB: "Guipuzkoakultura.net" .
  • Hacha de cobre hallada en el yacimiento de Alloza, Teruel, España. No disponemos de una datación precisa. La página WEB de dónde hemos tomado esta imagen: "Teruel/Tirwal" establece una datación muy amplia para esta época, entre el 2.500 y el 1.500 a.C.
  • Hacha plana de cobre o bronce, encontrada en Hinojo, León, España. Perteneciente a la cultura de Cogotas I en el Bronce Medio o Final, lo que permite datarla entre el 1.400a.C. y el 900 a.C. Imagen obtenida de la WEB: "Museo de Castro Calbón" .
  • Hacha de bronce de La Cueva de las Motillas, Jerez de la Frontera, Cádiz, España. Datada en el 1.500 a.C. Imagen obtenida de la WEB del "Ayuntamiento de Jerez" .
  • Hacha plana de bronce encontrada en Herdade da Serra, Montemor-o-novo, Portugal. Datada en la Edad del bronce. Imagen obtenida de la WEB:"Museu nacional de Arqueologia de Portugal".

No se puede imaginar el lector de este post la inmensa cantidad de imágenes de hachas planas que hemos encontrado en Internet, correspondientes sobre todo a las Islas Británicas. Algunas están en la WEB del "London Museum" que no hemos incluidp aquí para salvaguardar sus derechos de autor, por cuyo uso cobran en su WEB. Otras en la "University of Glasgow", decenas de ellas aparecen en las WEB de las casas de venta de antigüedades o de los buscadores de metales. Probablemente habrá miles en colecciones privadas o sirviendo de pisapapeles en las mesas de aficionados caprichosos y egoístas, absolutamente desconocidas de los investigadores que corresponderán en su mayoría a Francia y la Península Ibérica, lugares dónde los hallazgos son menos numerosos, pero no hay razón para pensar que la fabricación fuera menos abundante que en las Islas Británicas.
La inmensa mayoría son hallazgos descontextualizados, casuales o debido a la acción de los ladrones de yacimientos. Junto a descripciones morfológicas detalladas, nos encontramos dataciones muy imprecisas y ningún estudio metalográfico. No hay un inventario.
Creemos que se debería acometer un inventario de este material, junto con un análisis tipológico y de la composición del metal de cara a establecer la evolución de estos tipos tan propios del Calcolítico y el Bronce en el Mundo Atlántico. Este análisis tipológico no puede partir de paradigmas localistas. Hay unas relaciones evidentes entre todas estas hachas y, a nuestro entender, se trata de tipos que evolucionaron localmente a partir de unos pocos tipos básicos del calcolítico, emparentados entre ellos y con las hachas danesas, primer hallazgo metálico en la zona, que envejece notablemente las fechas estimadas para el uso del metal en la Europa Atlántica.

3.2. Las estelas extremeñas.

Otro elemento que presenta paralelos con la TRBK y el Bronce escandinavo son las Estelas Extremeñas. Veamos algunos ejemplos:

A continuación vamos a incluir una serie de imágenes de estelas extremeñas que hemos obtenido de la página WEB: "Estelas Decoradas de Extremadura" . Recomendamos mucho que se visite, pues se trata de un catálogo excelente de estas estelas. Cuando tratemos la Edad del Bronce efectuaremos un análisis más profundo de las mismas.

Nos gustaría comparar esta representación de carro, típica de las estelas decoradas de la Península Ibérica con la imagen que mostramos a continuación.

Imagen tomada de la WEB:"Structural Archaelogy"
Este objeto es conocido como el Vaso de Bronocice, hallado en esta localidad, en estratos correspondientes a la cultura TRBK, datado por medio del C14 entre el 3.635 y el 3.370 a.C.
La imagen es interpretada como un carro con cuatro ruedas. Es evidente que no se trata del mismo tipo de vehículo que hemos podido ver en las Estelas Decoradas, pero la perspectiva sí lo es.
En nuestra opinión esta forma de representar un carro es propia de un estilo artístico que no se da en las culturas Mediterráneo. Se trata de una perspectiva muy poco usual y la aparición en estos dos lugares se debe a contactos entre ellos, o bien directos o bien a través de las culturas megalíticas danesas del TRBK Reciente. Se trata de una representación simple, pero no es habitual. Parece infantil y por eso tendemos a asumir que es intuitivo. Sin embargo no es así. Las representaciones infantiles tienden a mostrar este tipo de objetos vistos de perfil, aunque sin perspectiva. La representación vista desde arriba no es conceptualmente inmediata e intuitiva y está más relacionada con representaciones conceptuales esquemáticas. Es una concepto más que una imagen "vista". en definitiva, dejamos sentado algo que es evidente: los artistas no eran niños y su representación, extrañamente coincidente en su simplicidad, no es intuitiva.

Analicemos otra curiosa coincidencia encontrada en las Estelas Decoradas, que hemos obtenido de la WEB: "Estelas Decoradas de Extremadura"

Obsérvense los yelmos que llevan algunas de las representaciones que aparecen en las estelas, adornados por unos cuernos de gran tamaño. Compárense con las imágenes que se presentan más abajo, obtenidas de la WEB: "National Museet" del Museo Nacional de Dinamarca.

Corresponden a lo siguiente: Figura de Grevinge, en Odsherred; Yelmos de Vickso en Zealand, correspondientes a la primera parte del 1er. milenio. Se supone que su gran tamaño los hace poco funcionales para el combate y por tanto se les asigna un papel ritual. No se han hallado más ejemplos, pero se presume que debía haber más. Se han hallado dibujos representando a parejas de figuras como la de Grevinge, tocados de este tipo de yelmos y empuñando un hacha que recuerda a las hachas de bronce anchas, halladas en Irlanda mostradas en la Prehistoric Gallery del British Museum.
Finalmente mostrar esta imagen, que forma parte de un petroglifo hallado en Sotetorp, Bohuslän, Suecia.
Lo hemos extraído de la WEB: "Nationalmuseet" del museo nacional de Dinamarca.
Representa a un guerrero, tocado con un yelmo con cuernos, similar a los de Vickso, empuñando un hacha y llevando al cinto una espada curva como las halladas en Rorby (Zealand).
En las estelas extremeñas aparecen varios guerreros llevando al cinto, de forma muy similar a la de la imagen, una espada atlántica.
Ante todo dejar claro que somos conscientes de no disponer de información como para establecer ninguna relación de procedencia o filiación entre los pueblos que habitaron en la edad del bronce en la Península de Jutlandia y los que levantaron las estelas extremeñas. Sin embargo, consideramos que estas imágenes sí dejan clara una relación entre ambos grupos. Intuimos que la relación de los pueblos del Megalitismo Atlántico fue mas intensa, más estrecha y más duradera de lo que habitualmente se acepta, llegando hasta el Bronce Final y el Hierro.

4.- Buscando algo de luz en los Clásicos.

4.1.- Plutarco. "Vidas Paralelas. Tomo III. Gayo Mario".

Texto obtenido de la WEB "Textos Clásicos" .

"XIX.- Obedecieron, aunque de mala gana, los soldados; pero la muchedumbre de los vivanderos y asistentes, no teniendo que beber para sí ni para las acémilas, bajaron en gran número al río, llevando unos azuelas, otros segures y algunos espadas y lanzas, juntamente con los cántaros, pensando que no podrían tomar agua en paz. Resistiéronlos al principio pocos de los enemigos, a causa de que la mayor parte estaban comiendo después del baño, y otros se bañaban, porque nacen allí copiosos raudales de agua caliente, y los Romanos sorprendieron a bastante número de los bárbaros, que, reunidos, celebraban con placer y admiración las delicias de aquel sitio. Acudían muchos a los gritos; pues, por una parte, le era repugnante a Mario contener a los soldados que temían por sus domésticos, y por otra, la gente más belicosa de los enemigos, por quienes antes habían sido vencidos los Romanos con Manlio y Cepión- llamábanse éstos Ambrones, y ellos solos pasaban del número de treinta mil-, excitados también con el alboroto, corrían a las armas, si pesados en los cuerpos por la hartura, ligeros en el ánimo y acalorados con el vino. Ni su correr era desordenado como el de unos furiosos, o su gritería desconcertada, sino que, manejando las armas con cierto compás, y llevando una marcha igual, todos a un tiempo repetían muchas veces el nombre con que eran conocidos, gritando los Ambrones; o para llamarse por este medio unos a otros, o para infundir terror con aquella voz a sus enemigos. De los Italianos, los primeros que bajaron contra ellos fueron los Lígures, los cuales, luego que oyeron y percibieron aquel grito, exclamaron que aquel era su nombre patrio, pues a causa de su origen se llamaban Ambrones a sí mismos los Lígures. Resonaba, pues, alternado un mismo grito antes de venir a las manos, y los caudillos de una y otra parte lo repetían con esfuerzo, yendo a porfía en quién había de levantar más la voz; con lo que aquella gritería avivó y acaloró más la ira. A los Ambrones los desunió el río, porque no se dieron priesa a pasar y formarse; y cayendo los Lígures sobre los primeros con grande ímpetu, ya estaba trabada la batalla. Como acudiesen los Romanos en auxilio de los Lígures, corriendo de la parte superior contra los bárbaros, fueron éstos forzados a ceder, y muchos impelidos hacia el río se herían en el desorden unos a otros, llenando su corriente de sangre y cadáveres. A los que lograron volver a pasar, como no se atreviesen a hacer frente, les dieron muerte los Romanos en la fuga, que continuaron hasta su propio campamento y su bagaje. Allí las mujeres, saliéndoles al encuentro con espadas y segures, y dando espantosos y animados gritos, herían indistintamente a los fugitivos y a sus perseguidores, como traidores a los primeros, y a los otros como enemigos, metiéndose entre los que peleaban, asiendo con la mano desnuda los escudos de los Romanos, cogiéndoles las espadas y sufriendo sus heridas y golpes, sin soltarlos escudos, hasta caer muertas. Así esta batalla del río, según las relaciones, más se verificó por casualidad que no por disposición del general."

¿Quienes eran los Ambrones?

La tribu de los ambrones aparece brevemente detallada en las fuentes romanas relativas al siglo II a. C. Su localización al principio de esta fue la costa noreuropea, al norte de la desembocadura del río Rin, en las Islas Frisias, la región ahora ocupada por lo que queda del Zuiderzee, y Jutlandia, territorio que compartían con sus vecinos, los cimbrios y los teutones.
No existe consenso sobre su origen étnico. Los teutones fueron casi con toda seguridad de origen germánico, pero existen evidencias de que los ambrones y los cimbrios podrían no haber tenido este origen, o al menos no en parte. Aunque presentan similitudes con los celtas, los romanos los consideraron como germanos, y no como celtas, y ayudaron a los celtas a luchar contra ellos. Estas circunstancias sugieren un origen étnico mezclado.
Los ambrones participaron en varias migraciones desde su territorio de origen, llegando a invadir, junto con tribus cimbrias, la meseta central de la Península Ibérica entre los siglos IX-VIII a. C. Ya dentro de la Península, esta rama de los ambrones se diseminó, mezclándose con otros pueblos de origen celta, si bien algunos topónimos modernos les recuerdan en las zonas de Soria, Salamanca y La Coruña.
Sin embargo, el texto de Plutarco nos hace replantearnos esta definición generalmente aceptada. Parece sugerir que tanto Ligures (denominados a sí mismos ambrones) como los ambrones de Jutlandia podrían pertenecer a una unidad etnico-cultural más antigua, que posteriormente se celtizó muy fuertemente ante la expansión de esta última cultura durante el II milenio, lo cual dificultó su filiación real por parte de los historiadores romanos.

¿Quienes eran los Ligures?

Los ligures (en griego Λιγυες, en latín Ligures < *Liguses) fueron un pueblo protohistórico de Europa. Habitaban el sudeste francés y el noroeste italiano. Probablemente enraizado en el complejo cultural neolítico del Mediterráneo occidental, no está aún esclarecido si se trata de un pueblo preindoeuropeo o indoeuropeo de una oleada anterior a los celtas y a los latinos. Quedan supuestas trazas de su idioma en la toponimia y en la arqueología.
La región habitada por los ligures conoció la agricultura y la navegación por medio de la cultura de la Cerámica Impreso-Cardial que se extendió en los milenios VI y V a. C. por el Mediterráneo occidental. Si consideramos a los ligures como pueblo preindoeuropeo, en el IV milenio a. C. sus antepasados participaron del rico complejo cultural Chassey-Cortaillod-La Lagozza, que durante un tiempo unió culturalmente el sudeste francés, Suiza occidental y el norte de Italia, para luego dividirse de nuevo en grupos menores (recordar las relaciones entre el complejo de las Cazuelas Carenadas y el de Chassey-Cortaillod, comentadas en nuestros post sobre esta cultura). Las invasiones indoeuropeas del siglo XIII a. C. conquistaron parte de su territorio, aislando a los ligures en la región subalpina (actuales Provenza y Liguria). Posteriormente fueron romanizados.
El termino Ligur es probablemente de origen griego, ya que se denominaban a sí mismos Ambrones.
La lengua ligur era hablada en el siglo III a. C. en la región que hoy corresponde a la Liguria actual, entre los ríos Rórdano y Arno. Su filiación genética no está clara pues el material disponible es muy escaso: topónimos y otras palabras aisladas.Es obvio que no hay que confundir esta lengua con el dialecto de la lengua italiana actual denominado ligur o genovés.

4.2. "Ora Marítima" de Rufo Festo Avieno.

Hay una versión de la "Ora MArítima" en la WEB: "Cultura Andaluza" . Citaremos ahora, traducidos al castellano, sus versos donde se refiere a los siguientes parajes:
39 El Norte, simbolizado por la constelación de la Osa Mayor, Calisto, hija de Licaón. No se refiere al Mare Germanicum (Gran Bretaña-Jutlandia), sino a las costas de Escandinavia.
40 Se trata de las costas del mar del Norte e incluso Frisia (norte de Alemania), de donde fueron expulsados por los celtas hacia el s.VII a. C., para desplazarse hacia los Alpes Marítimos y el Apenino ligur; esta migración es la que recoge Avieno.

"Si a partir de aquí alguien se atreve a forzar su esquife desde las islas Estrímnicas rumbo a las aguas del sector de la Licaonia 39, donde la atmósfera se hiela, acaba llegando al territorio de los ligures 40, desprovisto de habitantes, pues hace ya tiempo fueron depredados a manos de los celtas y por los frecuentes combates. Entonces los ligures, desplazados a la fuerza, como con frecuencia guía la fortuna a algunos, llegaron a esos territorios que ahora poseen, cubiertos por lo general de zarzales terribles; estos parajes son pura pedriza y abruptas roquedas, y los picos de las montañas se hunden amenazadores en el cielo. Y este pueblo huidizo vivió ciertamente durante mucho tiempo en las cárcavas de los peñascos, apartados de las olas, pues su miedo al salado mar provenía de aquel peligro primitivo. Tiempo después, la calma y el ocio, a la par que la seguridad, potenciando su audacia, los persuadió a salir de sus encumbradas guaridas y a descender a zonas marinas."

Ahí tenemos pues otra cita clásica referida a los ligures de Jutlandia y la desembocadura del Rhin.

5.- Conclusión.

Estamos haciendo un trabajo de recopilación de información desde diferentes puntos de vista: la arqueología, la genética, la lingüística y las fuentes clásicas. Hemos tratado de impedir que nuestros prejuicios nublen nuestros juicios.
Las conclusiones que vamos consolidando son las siguientes:

  • El mundo Atlántico, durante el neolítico final y calcolítico fue mucho más complejo de lo que generalmente se supone.
  • Presenta una serie de rasgos compartidos que ponen de manifiesto comercio a largo plazo y un sustrato cultural compartido, así cómo relaciones étnicas, puestas de manifiesto por los estudios genéticos.
  • En todo él aparecen tumbas megalíticas, construidas con técnicas y procesos similares, que alcanzan su apogeo y declive en momentos históricos similares.
  • Estas relaciones se proyectaron hacia el bronce medio y final, si bien quedan oscurecidas por los procesos de celtización y romanización que dificultan la identificación de este sustrato compartido.
  • El mundo Atlántico se extiende, al menos, desde el suroeste de la Península Ibérica hasta el sur de Escandinavia. Queda por identificar su frontera sur.
  • En este momento no hemos encontrado trazas de contactos con las culturas mediterráneas. Habría que identificar el origen de este mundo y su relación con el Neolítico Anatólico.
  • Los pueblos conocidos como Ligures podrían formar parte fundamental del sustrato étnico de estas culturas. Estos pueblos pueden no tener unidad étnica, pero compartirían un sustrato genético común.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Amigos

  • corsunnarteume

Fans

  • casajuntoalrio
  • olicarfer45
  • Eduardo Montagut Contreras
  • trabajador-preocupado
  • JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN
  • merhum
  • mmhr
  • fidelmendezfernandez
  • georgeosdiaz

Ídolos

  • rsanchezcrespo
  • kemet
  • Francisco Jose Barragán de la Rosa

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):