28 Ene 2010

Así están las cosas

Escrito por: Carlos Enrique Cabrera el 28 Ene 2010 - URL Permanente

Desengáñate. Asúmelo con coraje y valentía. Abre los ojos y afronta la cruda y triste realidad: nadie sabe lo que eres, nadie sabe lo que haces, lo que das, lo que aportas, lo que significa tu presencia de ser consciente y sensible en el mundo. Sí. A nadie le importas lo más mínimo. Nada tuyo le interesa a nadie en lo absoluto. Más aún: no sólo nadie te conoce sino que ni siquiera nadie te “ve”. Sí. ¿Quién se detiene un solo segundo a verte (y sentirte) tal cual eres en tu honda y compleja realidad humana? ¿Quién te oye de verdad cuando expresas y muestras tu rica interioridad a través de las palabras? Desengáñate. La verdad es dura y terrible pero no hay más remedio que asumirla y aceptarla: tú no existes para los otros, no eres cosa o entidad constatable, perceptible, verificable, valorable, cuantificable, querible, añorable, tan sólo eres un hueco, una sombra, una difusa bruma, un hondo e inasible vacío, nadie, nada.

Así están las cosas. Pero lo cierto es que tampoco tú ves a nadie, tampoco tú percibes al otro en toda su rica y compleja realidad, en su honda y compleja vida humana, tampoco tú escuchas a nadie, también para ti el otro no es más que una cosa distante, irrelevante y evanescente, inasible, un fantasma. Eres pues un fantasma que se desplaza entre fantasmas, una sombra entre sombras, envuelto en el murmullo ininteligible de las palabras, susurros sin sentido que ya nada expresan ni nada nombran...

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Angelous Novus

Angelous Novus dijo

¡Fabuloso! ¡Extraordinario! La triste realidad de la modernidad donde el otro y su realidad desaparecen. Son sustituidos por los objetos; donde vivir y morir es indiferente. Donde es más importante la vida útil de un computador, de una nevera, de una lavadora, de un celular... Te felicito, ojalá tu escrito ilumine muchas "sombras". Tienes una gran percepción lo que te hace menos sombra y más humano.

Carlos Enrique Cabrera dijo

Gracias Angelus por tu inteligente y sensible comentario. Con pertinencia y propiedad (pero también con sentimiento) aludes tanto al texto como al autor. Gracias por tu felicitación, por la expresión de un tan positivo deseo y por percibirme como “menos sombra y más humano”.

oscar william

oscar william dijo

Muy bueno
Carlitos, ya no recuerdo la fecha en que empece a sentir el deseo de ser invisible, de que nadie me viera cuando paseaba por las calles de los humanos. Y como aparentemente las cosas que se desean fervientemente se consiguen, creo que por fin lo he logrado, a juzgar por como me tratan de atropellar las motocicletas o las yipetas y hasta las mismas humanos que galopan en "sus" calzadas. Mi invisibilidad no es tan perfecta como quisiera porque todavia tengo problemas cuando trato de cagarme frente al congreso, pero pronto lo lograré.
Creo que el encanto de no ser, de no existir para los demas es uno de los trucos mas deliciosos y utilesque se pueden aprender en esta humana sociedad.

Carlos Enrique Cabrera dijo

Ciertamente, querido Oscar, tal y como están las cosas en el mundo, y particularmente en esta sociedad nuestra, es todo un privilegio y un gran éxito lograr la invisibilidad. Más si ésta es total y absoluta. Esto supone que no has acumulado grasa y toxinas en el cuerpo, tósigos y detritus en el alma, bienes y posesiones materiales adquiridos a cualquier precio y a como de lugar, "riquezas" que te atan, te maniatan y te vinculan de forma íntima e indisoluble a todo lo peor y a los peores. Por otra parte, la invisibilidad te libera de pelmazos, anodinos, graciosos sin gracia, frivolones, aburridos soporíferos y toda la ingente legión de estúpidos que hoy pululan por doquier. Todo un éxito, pues, ciertamente, que ni nos vean ni nos huelan ni nos oigan. CEC

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Carlos Enrique Cabrera

Conjuros

CONJUROS BUSCA, A TRAVÉS DE POEMAS, CUENTOS, REFLEXIONES Y ENSAYOS, CONJURAR FANTASMAS Y DOLENCIAS, LA ABULIA, LA APATÍA, LA INDIFERENCIA Y LA VACIEDAD DE SIGNIFICACIÓN Y SENTIDO DE ESTE CAÓTICO MUNDO ACTUAL. Y, DESDE LUEGO: AUNAR LAS VOLUNTADES DE MUCHOS AUTÉNTICOS Y VALEROSOS "CONJURADOS".

ver perfil »

DATOS del AUTOR

CARLOS ENRIQUE CABRERA es escritor, profesor universitario y promotor cultural. Estudió Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y desde 1994 se desempeña como profesor a tiempo completo del Área de Humanidades del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). En 2001 fundó la revista cultural de letras, artes y pensamiento Caudal, que bajo su dirección lleva ya publicados 26 números. Ensayos y cuentos suyos han aparecido en diversos medios impresos y digitales y son de su autoría el libro: Reflexiones de bolsillo (2002) y el conjunto de microcuentos de pronta aparición: Conjuros. Mantiene en “La Comunidad” del diario madrileño El País el blog “Conjuros” y en blogger los blogs: UCE (con amplia muestra de sus trabajos de creación) y el promocional de la revista Caudal.

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • Milagros Fernández
  • icaro
  • Héctor Augusto Pons
  • olicarfer45
  • Blas García Marín
  • Servando Pérez Domínguez

Fans

  • Blas García Marín