14 Mar 2011

Otra vez en la Argentina

Escrito por: Carlos Zapatera Martin el 14 Mar 2011 - URL Permanente

Cuaderno de Ruta:
Futalufú (Chile), Trevelin (Argentina) P
arque Nacional los Alerces, Bolsón, Bariloche (bus), Jujuy.

Como os dije terminé la Carretera Austral en el pueblo chileno de Futaleufú, de allí Cesar y yo cruzamos a Argentina. Las dos fronteras la chilena y la argentina distan entre ellas 7 kilómetros, y cómo no, son de ripio. ¡Qué fácil es viajar en América! no hace falta visados, sólo pasaporte y por estas lejanas y poco transitadas fronteras todavía es menos problemático, ni revisiones, ni formularios, ni registros, nada de nada. En la chilena en menos de un minuto la habíamos cruzado, pedaleamos los 7 kilómetros y llegamos a la frontera Argentina, en esta frontera tardamos un poco más, pero no por los trámites burocráticos sino por los policías argentinos que se rieron un poco de nosotros. Bueno se rieron de los españoles en general. En Argentina a todos los españoles, sean de donde sean, les llaman gallegos y cuentan chistes de gallegos, al igual que en España se cuentan chistes de los de Lepe. Así que los policías de aduana al vernos que éramos españoles, gallegos, nos contaron unos chistes de gallegos se rieron, nos reímos y nos sellaron nuestros pasaportes.

En cuatro días de pedaleó llegamos al Bolsón, ratos fueron por ripio ratos fueron por asfalto, !qué diferencia! cuando estas aconstumbrado a dar pedales por malos caminos de arena y llegas al asfalto parece que la bici va sola.

Dos días de estos días de pedaleó fueron por el bonito Parque Nacional de Los Alerces, que atravesamos de norte a sur, siempre bordeando diferentes lagos, que como viene siendo habitual en esta zona, sus colores, sus tamaños,sus bellezas....impresionantes.

Al cuarto día llegamos al Bolsón, el famoso pueblo hippi Argentino, pero la verdad que tanto a Cesar y a mi no nos pareció como tal, sino un pueblo muy turístico, en un enclave bonito y poco más. De hippi conserva una feria artesanal que se celebra en la plaza principal del pueblo varios días a la semana. Allí estuvimos un par de días, y en otro par de días de duro pedaleó llegamos a Bariloche. Bariloche es otra de las ciudades argentinas con mucho, muchísimo turismo. En inverno va la gente para esquiar y en verano, es decir, ahora para disfrutar de las playas de los lagos y de las caminatas. Pero Cesar y yo ni hicimos caminatas ni fuimos a sus playas, viniendo de donde venimos, ver una playa llena de gente o hacer una caminata con 30 grados y llena de turistas no nos llamaba la atención lo más mínimo. Lo que hicimos fue descansar llevábamos no se cuantos días, por no decir meses sin dormir en cama, así que dormimos y conocimos la vida nocturna de la ciudad que la verdad no esta nada mal. Ah! y también revisamos bien nuestras bicis y yo la cambie los dos neumáticos.

Como la Argentina es muy muy grande, y pedalear por ella me llevaría mucho tiempo y dinero, decidí tomar un bus hacia el norte del país, Cesar mi nuevo compañero de viaje también tomó la misma decisión que yo. Compramos los boletos de autobús de Bariloche a Jujuy unos 2500 kilómetros y según nos dijeron unas 40 horas de viaje. No dijimos nada de que viajamos con bicicletas para que nos nos pasara como me pasó la otra vez, ¿os acordáis ? cuando llegó el autobús dimos un poco de dinero a los choferes y a la persona que coloca los equipajes y subieron las bicis.

Y ahora estoy en Jujuy en el norte de Argentina. Pero el viaje no duró lo que estaba previsto, unas 40 horas sino bastantes más. Salimos el domingo a las 14:30 de Bariloche y llegamos el martes a las 3 de la madrugada. Cuando estábamos a unas tres hora de nuestro destino, nos encontramos con la carretera cerrada, la últimas lluvias se había llevado un puente. El autobús tuvo que hacer unos 900 kilómetros de más. La verdad que si pensamos con las distancias españolas o incluso con las europeas parece imposible que porque haya una carretera cortada, se tenga que dar un rodeo de casi 1000 kilómetros. Parte de ellos de ripio, que ni los choferes se lo esperaban, pero esto es Argentina un país enorme y en algunas zonas muy despoblado.

Así que después de estar casi tres días dentro de un autobús, ya he llegado al norte de país y creo que en una semana de pedaleo llegaré a otra frontera, la boliviana.

Saludos y hasta pronto.

Ah se me olvidaba, ya llevo pedaleados más de 3000 kilómetros y más de la mitad de ellos han sido por ripio.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario

Soy Carlos Zapatera,
un segoviano que aún conserva sus propios sueños,
sus propias ilusiones
y muchas ganas de aventura.

Hace unos meses realicé la Ruta de la Seda,
de Estambul a China, en bicicleta,
podeis leer mis peripecias de ese viaje en
http://carloszapatera.wordpress.com/

Ahora me enfrento a una nueva aventura y a un nuevo reto personal:
recorrer los Andes, las llamadas carreteras Austral y Panamericana, en "bici".

¡¡¡Estáis invitados a dar pedales conmigo!!!

Tags

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • Juanjo Verdún Miranda
  • Ernesto Ponce

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):