20 Mar 2012

Tenemos que hablar de Kevin, 2011, Lynne Ramsay

Escrito por: leunam999 el 20 Mar 2012 - URL Permanente

Culpa y maldad

Hace poco en un blog sobre esto del cine, la culpa es del script, se hacía la pregunta de que si el genio nace o se hace, decantándose por lo primero, y he de decir que estoy de acuerdo. Evidentemente el esfuerzo, la dedicación, la perseverancia puede hacerte destacar en el campo al cual te dedicas, o simplemente la suerte, pero ser un genio no, hay claros ejemplos de ello que todos podemos reconocer y que prácticamente desde la cuna ya mostraban esas dotes que los hacen únicos, genuinos.

Pues bien, la película que tenemos entre manos, Tenemos que hablar de Kevin, nos habla de lo mismo, pero refiriéndose a la maldad. ¿ Es genuina, viene ya en la cadena de ADN o la educación, el amor recibido y todo ese alrededor que nos envuelve pueden condicionarnos a ser unos sociópatas o psicópatas ?. Evidentemente no soy ningún experto en el tema, y en ninguno, y francamente creo que hay ciertos campos en los que nunca los habrá, pero en mi opinión la cinta se decanta claramente por los genes, ya desde el parto das miedo, a pesar de esa pregunta-respuesta final que puede indicar lo contrario o la esperanza del cambio, yo lo dudo, tu empatía solo es para hacer daño.

Se puede cuestionar el amor de la madre, una soberbia Tilda Swinton, quizá algo frío y distante, pero no su dedicación, su esfuerzo por ganarse el amor de ese hijo dual que no bipolar, ya que en todo momento es consciente y manipulador, el hijo perfecto con el padre, y el abominable con la madre.

Si he de poner algún pero al film, que lo hay, destacaría 2. El primero, es el arranque que se diluye en exceso y quizá se pierda en continuos flashbacks, pero una vez aposentado el visionado, tiene su sentido, ya que nos muestra el desconcierto de una madre que no comprende lo que ha pasado, lo que le ha pasado, lo que le está pasando y siente la culpa de ello, una culpa que arrastra en su cara, en su cuerpo, en la ausencia de su mirada, el encerrarse en un sofá. Y el segundo sería cierta previsibilidad de los acontecimientos remarcados continuamente con el rojo predominante y la comida machacada. Pero a pesar de ello, es una película que en sí misma es interesante por el debate que puede generar, y eso siempre se agradece.

Para terminar, ese hijo malvado, casi ataráxico, que a todas luces se desvive por hacer insoportable la existencia de su madre, no es menos cierto que si a alguien quiere es a ella, ya que era la única que veía su verdadero yo, y ese respeto puede salvar a ambos. Pero también podemos verlo desde otro prisma, el de la manipulación, aceptada en algún momento, y consciente de ello, volver a engañar para continuar masacrando tu existencia, porque quizá yo estoy aquí con ese único cometido.

- Puedes ser muy dura a veces.

- Y tú lo dices.

- Sí. Lo digo. Me pregunto de quién lo heredé

Al final, nunca hablamos de Kevin


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

Ilka

Ilka dijo

Para mi concepto muy particular Kevin no es malo, sociópata o psicópata. Kevin es un individuo lleno de rabia. Rabia hacia su madre, ese ser que debería amarlo y que no lo ama. Esa madre que nunca lo quiso, pues desde el inicio ella no quiso quedar embarazada. Es por eso que el niño, desde bebé, reacciona favorablemente hacia su padre, y todo su rencor está exclusivamente dedicado a su madre, por ello todas sus acciones están encaminadas a lastimarla, a destruir todo lo que ella ama, tratando de que ella se sienta de la misma manera que se siente él, aunque al final descubre la inutilidad de su propósito. Esta película hay que verla en compañía inteligente, porque genera discusiones muy interesantes.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de leunam999

silencio

Cinéfago vago. Inconsciente rutinario.
porque sueño no lo estoy, porque sueño no estoy loco

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Tags