El Circuito de Montmeló (o Circuit de Catalunya, tal su nombre oficial) es el circuito de velocidad estrella de España. Allí se corren cada año el Gran Premio de F1 y el Gran Premio de Motociclismo de España, ambos con puntos para los respectivos Campeonatos Mundiales. Y estas son sólo dos de todas las competencias nacionales e internacionales que allí se celebran.

Su trazado completo tiene 4.727 metros y 13 curvas, además de subidas y bajadas que se adaptan a los desniveles del terreno. El Circuito Escuela es un circuito más pequeño, de 1,7 km y 6 curvas, que abarca sólo una porción de la pista principal.

Pero todo esto es una introducción para lo que queremos contarte, y es que la experiencia de conducir un súper-coche a toda velocidad por este circuito no está destinada sólo a los grandes pilotos, como el campeón del año 2010, Sebastián Vettel, o sus escoltas en el podio de campeones, Mark Webber y Lewis Hamilton. También tú puedes vivir la emoción de la máxima velocidad y toda la adrenalina de conducir un ferrari en Montmelo. Y no cualquier coche, sino alguno de los modelos de uno de los coches deportivos más famosos del mundo: Ferrari.

No es una fantasía, para nada. Hay empresas que se dedican a convertir en realidad los sueños y de una forma más que sencilla: eliges, dentro de su catálogo, la experiencia que te gustaría tener, la contratas, ¡y listo! Puede ser para ti, o para regalar: lo importante es que estas experiencias siempre resultan en regalos inolvidables, como será para ti conducir un Ferrari en Montmeló .

Imagínate acelerando de 0 a 100 en menos de 4 segundos en el F458 desde la largada de Montmeló, o conduciendo a 300 kilómetros por hora, en la F430, por los 1.300 metros de la recta principal, o empleando a fondo la caja de 6 velocidades del F355 en algunas de las 13 curvas del circuito.

Y lo mejor de todo es que estas experiencias no son inalcanzables, ya que hay para todos los presupuestos: son varios los circuitos disponibles, y sólo tienes que elegir el que mejor se adapte a tus posibilidades.

Así que, como ves, no tienes excusas para no aprovechar la oportunidad de cumplir el sueño de cualquier conductor: conducir en uno de los mejores circuitos de velocidad del mundo, el de Montmeló, y en uno de los más fantásticos súper coches del planeta: nada menos que un Ferrari.