07 Oct 2012

25 años de 'La princesa prometida'

Escrito por: Natalia Marcos el 07 Oct 2012 - URL Permanente

Hace pocos días se cumplió el 25 aniversario de la mítica película La princesa prometida. Con motivo del aniversario, la revista Entertainment Weekly reunió al reparto. Así pudimos ver qué ha sido de cada uno de ellos.

Desde Íñigo Montoya (tú mataste a mi padre, prepárate a morir), que ahora es Saul en Homeland, hasta el pequeño Fred Savage, que fue el protagonista de Aquellos maravillosos años.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 Ago 2012

Todos los cameos de Hitchcock

Escrito por: Natalia Marcos el 14 Ago 2012 - URL Permanente

El 13 de agosto Alfred Hitchcock habría cumplido 113 años. Un maestro que ha dejado para la posteridad una colección de peliculones difícil de superar.

Hitchcock tenía infinitas manías que ya son parte del mito. Una de ellas era aparecer en sus películas con un pequeño cameo. En algunos casos, aparecía dos veces, en otros, no salía. En este vídeo están recopiladas todas sus apariciones en pantalla:

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Abr 2012

En manos de locos

Escrito por: Natalia Marcos el 16 Abr 2012 - URL Permanente

¿Y si alguien con poder, con mucho poder, perdiera la cabeza? ¿Y si esa persona fuera un general estadounidense en plena guerra fría? ¿Y si, como consecuencia de esa paranoia particular la guerra pasara a estar al rojo vivo?

A Stanley Kubrick no se le ocurrió otra cosa que ponerse a pensar en estas cosas en el año 1964, y de esas ideas surgió i¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú, una despiadada sátira que tiene al peligro atómico y la guerra fría como protagonistas. A través de una serie de personajes, a cada cual más pintoresco, Kubrick retrata una situación que no por alocada y desquiciada resulta menos probable. Porque esas cosas pueden ocurrir: que un general se obsesione con que los soviéticos están tratando de envenenar a los estadounidenses a través de los fluidos, que por un mecanismo de seguridad no haya forma de echar atrás la orden de ataque y que... ¿Para qué contar al detalle un guion que funciona a la perfección? Titulada en su versión original Dr. Strangelove or how I learned to stop worrying and love the bomb (ahí queda eso), la cinta nos lleva a través de una serie de situaciones surrealistas que producen el agobio en un espectador que ve cómo los hados se han conjugado para que no haya solución al problema: un ataque sin motivo alguno que puede tener catastróficas consecuencias.

Peter Sellers, que se mete en la piel de tres de los personajes principales, da una lección magistral de interpretación acompañado por un impecable George C. Scott, otro militar que, lejos de ayudar a que el problema se solucione, complica todavía más el asunto. El filme consiguió las cuatro candidaturas a las principales categorías de los Oscar: Mejor película, director, actor (Peter Sellers) y guion.

Divertida a la vez que preocupante. No sabes si reír o llorar. Pero, ante todo, una excelente película, un clásico que demuestra la pericia del director y de los actores y que nos deja diálogos como este a través del famoso teléfono rojo:

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Mar 2012

Sabrina, la elegancia hecha película

Escrito por: Natalia Marcos el 30 Mar 2012 - URL Permanente

- ¿Cómo se dice: mi hermano tiene una novia encantadora?
- Mon frère a una copine charmeur
- Y ¿Cómo se dice: me gustaría ser mi hermano?

Sin estar entre las mejores películas de Billy Wilder, Sabrina es una delicia. Una comedia romántica de las de antes. Es Audrey Hepburn es todo su esplendor. Y un duelo interpretativo entre Humphrey Bogart y William Holden por el que merece la pena revisar una película cuyo remake parece casi una cinta diferente.

Sabrina es la hija del chófer de una familia adinerada que pasa su adolescencia enamorada del hijo menor de la familia, que se da a la buena vida yendo de chica en chica sin preocuparle el futuro. Tras pasar un tiempo en París, la elegancia de Sabrina provocará sin querer un enfrentamiento entre los dos hermanos por su amor.

La historia es sencilla, pero precisamente en su sencillez reside su encanto. Y en la actuaciones de los tres protagonistas, especialmente la de Audrey Hepburn, en uno de esos personajes que parecen hechos a la medida para ella, todo elegancia y dulzura.

En pocas palabras: quizá no sea la mejor película de Wilder; quizá tampoco sea la mejor película de sus protagonistas; pero Sabrina tiene algo, tiene el encanto de la sencillez, de la ternura. Sabrina tiene magia.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 Mar 2012

40 años de El Padrino

Escrito por: Natalia Marcos el 15 Mar 2012 - URL Permanente

"I believe in America" (Creo en América)

El 15 de marzo de 1972 en Nueva York se vio por primera vez uno de los grandes clásicos de la historia del cine, El Padrino. Una grandísima película, al igual que su continuación, que desmiente eso de que nunca segundas partes fueron buenas.

El Padrino es una cinta para ver con calma, sin prisas, y con todos los sentidos activos para poder degustarla en toda su amplitud, sus movimientos, sus silencios, su música, sus palabras, sus gestos. Saborear las intenciones que ocultan sus personajes, lo que dicen y lo que callan. Obligado para todos los amantes del cine.

"Le haré una oferta que no podrá rechazar"

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Dic 2011

El sinsentido de la vida

Escrito por: Natalia Marcos el 26 Dic 2011 - URL Permanente


Los Monty Python son grandes. Eso es indiscutible. Partamos de ahí. La vida de Brian es una de las comedias más divertidas que se han hecho, y cada vez que se ve se aprecian nuevas aristas que la hacen más compleja y divertida. Ese mismo espíritu se encuentra en otras películas y sketches del grupo de cómicos ingleses.

El sentido de la vida es la cuarta película que rodaron. Es difícil escribir sobre ella en conjunto. Su composición a base de gags sueltos, de escenitas independientes, hace que el total sea un mosaico difícil de definir. Ya solo con su comienzo en forma de corto independiente (que luego se cuela en medio del largo) nos da una idea del sinsentido de este filme que pretende, supuestamente, desentrañar el sentido de la vida.

A lo largo de la cinta, y en diferentes escenas que podrían verse de forma aislada, los Python hacen un recorrido por las fases de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Eso sí, en medio encontramos momentos surrealistas, desagradables, gores, satíricos, críticos, filosóficos... Un poco de todo, como en la vida. Y canciones intercaladas que dan un toque de comedia musical al todo.

Una clase demasiado explícita de reproducción sexual, una crítica clara y directa al catolicismo, humor dentro de la guerra, caritcaturización de los militares británicos, y muchas exageraciones. Especialmente desagradable es la escena que roza el gore del transplante en vida. Desagradable, aunque también desternillante es el momento en el restaurante. Abstenerse estómagos sensibles:

¿Y qué hay del sentido de la vida? Obviamente, la respuesta queda en el aire. Nadie se atreve a profundizar en el tema, por lo que los pobres pececillos que ven el riesgo que corre su vida se quedarán sin respuesta definitiva a la gran pregunta de la filosofía. ¿Por qué estamos aquí? ¿Qué sentido tiene esto? Quién sabe. Pero quizá sea más divertido, y más útil, vivir la vida como un sinsentido.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Oct 2011

Cuando el sueño americano te golpea en la cara

Escrito por: Natalia Marcos el 03 Oct 2011 - URL Permanente

Los sueños, normalmente, no se hacen realidad. El sueño americano tampoco. Eso de que allí todo el mundo tiene su oportunidad, que si lo intentas y realmente deseas algo, se hará realidad, es todo una patraña. Lo malo es que hay quien no lo sabe. Es el caso del protagonista de Cowboy de medianoche.

El joven texano Joe Buck decide liarse la manta a la cabeza e ir a Nueva York para hacer dinero a espuertas gracias a sus pintas de cowboy que tanto cree que gustan a las mujeres neoyorquinas y a su buena planta. El plan es perfecto: ganarse la vida como gigoló para mujeres de la alta sociedad. Pero en cuanto llegue a la Gran Manzana se dará cuenta de que no todo es tan fácil como él pensaba. Quienes que no se ríen de él, le timan aprovechándose de su ingenuidad. Finalmente verá cómo su vida se cruza con la de Rico "Ratso" Rizzo, un timador, perdedor y tuberculoso, una extraña pareja a la que tampoco le irá demasiado mejor.

La dureza de la vida hecha película, un jarro de agua fría encima de nuestras ilusiones, el sonido del despertador que nos saca de repente del sueño de nuestra vida. El Nueva York que no nos admite en su interior.

Oscar a Mejor película, Mejor director y Mejor guion adaptado con la interpretaciones de nivel (brillante Dustin Hoffman ) en un duro mazazo mezcla de realismo, dureza y desesperanza. Una huida hacia delante frenada en seco por un viento que no te deja avanzar. Y el sueño americano al fondo, pequeño, cada vez más pequeño. Tan lejano que duele.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Sep 2011

La noche de los muertos vivientes: orgía de casquería y jarabe de chocolate

Escrito por: Natalia Marcos el 24 Sep 2011 - URL Permanente

Cuando en 1968 George A. Romero se lanzó a hacer una película de zombies con un presupuesto más que modesto y usando unos efectos especiales al estilo casero no se podía ni imaginar que estaba creando una de de las películas clásicas de terror que todavía hoy es revisionada como película de culto.

Ahora todo en ella nos suena a conocido. Por supuesto. Pero en su momento, nada de lo que vemos en La noche de los muertos vivientes se había visto antes. Ni tanta casquería, ni tanta sangre, ni tantos zombies y con un negro en plan héroe, lo nunca visto en Estados Unidos en aquel momento. Precisamente por eso, por lo que supuso de originalidad y por ciertas escenas inolvidables, sigue siendo una referencia en el subgénero del cine de zombies.

Desde la primera escena, en la que vemos a dos hermanos yendo a visitar la tumba de su padre, entendemos la situación: los muertos están cobrando vida (vaya usted a saber por qué) y la única opción es correr y huir. Así, en una casa en medio del campo se van reuniendo unos cuantos supervivientes de la extraña "enfermedad" o lo que sea que está afectando a los muertos (y que se intenta medio-explicar en el filme) y que hace que se coman a los vivos sin compasión. La tensión entre los presentes no tardará en empezar a hacerse patente: cada vez más muertos vivientes fuera intentando entrar en la casa; una mujer en estado de shock; diferentes posturas ante lo que deben hacer; la claustrofobia de no poder salir ni ver escapatoria... Así hasta llegar a los grandes momentos finales.

Divertida y terrorífica orgía de casquería, gritos y jarabe de chocolate que todavía nos sigue entreteniendo, aunque ahora también nos arranque alguna que otra sonrisa de condescendencia.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

06 Sep 2011

Tiburones que se devoran unos a otros

Escrito por: Natalia Marcos el 06 Sep 2011 - URL Permanente

Cuando Orson Welles se encontraba en su mejor momento creativo y cuando Rita Hayworth ya se encontraba entre las grandes estrellas de Hollywood gracias a Gilda, y mientras todavía estaban casados, el director de Ciudadano Kane nos regaló La dama de Shanghai, una película que fue considerada menor en su producción cuando, en realidad, de "menor" tiene muy poco. En La dama de Shanghai encontramos grandes diálogos, grandes actuaciones y, en general, cine negro de calidad.

Welles da vida a un marinero que queda prendado de Hayworth cuando la casualidad quiere que se la encuentre por Central Park. No le quedará más remedio que aceptar su oferta para viajar con ella y su marido en su yate, tras lo que las cosas se van complicando con falsos asesinatos, asesinatos reales, falsos culpables y culpables reales. Una historia algo intrincada que se anima en la segunda parte del filme y que está llevado a escena con agilidad y precisión, como acostumbra a hacer Welles. Sobre todo, con precisión: cada cámara, en su sitio; cada plano, milimétrico; todo bajo control.

Para muestra, la famosa secuencia de los espejos deformantes que marca el final de la película. Una de las escenas más inquietantes y logradas de la cinta. Es lo que ocurre cuando se ve la vida através de unos cristales deformantes, como en el callejón del Gato en el que nació el esperpento de Valle-Inclán. Porque todo en la vida es esperpético, todo en la vida y en la muerte.

Recurriendo a la metáfora que utiliza el personaje de Welles, una historia de tiburones sedientos de poder y de sangre que, en medio de su locura, terminan arrancándose la piel unos a otros hasta matarse entre ellos. Ay, qué duro es ser tiburón...

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

27 Ago 2011

'La profecía', este niño da mucho miedo

Escrito por: Natalia Marcos el 27 Ago 2011 - URL Permanente

El niño de La profecía da mucho miedo, sí. Pero no tanto como su segunda niñera, la que nadie sabe de dónde ha salido, o el perro con el que viene la niñera. Y los seres vivos no dan tanto miedo en esta película como la banda sonora, que mereció el Oscar en 1976, año en el que se estrenó este clásico del cine de terror que dio lugar a secuelas, remakes y leyenda, por supuesto. Una pareja tiene un niño, pero nace muerto. Para no dar ese disgusto a su mujer, el marido (Gregory Peck) adopta otro niño que ha nacido ese mismo día, 6 de junio (6 del 6, empieza la lluvia de seises y las señales). Como suele ocurrir en las películas de terror, todo empieza normal y la felicidad es plena hasta que... Hasta que el niño cumple 5 años y la niñera decide, así porque sí, suicidarse. La muerte y los misterios empiezan a rodear a este "inocente" niño que, en realidad, lleva en su interior al mismo demonio. Entonces el padre tendrá que investigar, ayudado por un fotógrafo y por los indicios que le da un cura.

A este argumento solo le falta una leyenda para convertir el filme en mito. Según dicen, varias personas relacionadas con la película fallecieron en extrañas circunstancias. Además, el rodaje estuvo amenazado por sectas satánicas y grupos fanáticos religiosos que llegaron a poner en peligro la integridad del personal que trabajaba en el rodaje. Un halo de misterio apropiado para dar más repercusión a la película en su día y para pasar a la posteridad.

Y así, La profecía ha logrado convertirse en todo un clásico. Sin demasaidas estridencias, con un argumento algo enrevesado, pero solo lo justo, y con, eso sí, una banda sonora que da auténtico miedo que acompaña al niño Damien en sus "fechorías".

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Natalia Marcos

De cine

Películas interesantes, prescindibles y obras maestras, junto con avances de lo que podremos ver en la gran pantalla en el futuro.

ver perfil »

En Twitter (@cakivi)

    Natalia en Flickr

    Mis críticas en Muchocine.net

    EL PAÍS en Facebook

    ELPAIS.com on Facebook

    Tags

    ElPais.com Cultura

    Esperando Contenido Widget ...

    Suscríbete

    Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):