08 Mar 2012

Política, traición y lealtad

Escrito por: Natalia Marcos el 08 Mar 2012 - URL Permanente

Los idus de marzo coincidían con el día 15 de ese mes según el calendario romano. Aunque eran días de buenos augurios, la fecha se hizo famosa porque fue el día en que fue asesinado Julio César gracias a una conspiración en la que participaron hombres de confianza del emperador como Bruto o Casio. La traición y la política, ya desde la época de Roma, van de la mano.

George Clooney vuelve a ponerse tras las cámaras como director para retratar precisamente ese lado oscuro de la política, la parte que no se ve, lo que queda fuera de foco y que termina siendo el que realmente mueve los hilos de lo que luego ocurre dentro de foco.

Ryan Gosling (sí, no paró durante el año pasado, y sí, aquí está mejor aún que en Drive) trabaja en la campaña electoral de uno de los candidatos (George Clooney) a las primarias del Partido Demócrata. Pero el idealismo del chico se da de bruces con un mundo turbio en el que siempre es bueno tener un as guardado en la manga por si acaso.

La cinta va ganando ritmo según pasan los minutos, pero queda lejos de ese otro retrato lleno de crudeza que mostró Clooney en Buenas noches y buena suerte. Los mejores momentos de Los idus de marzo llegan en la segunda parte del filme, cuando toma ritmo de 'thriller' y los protagonistas ponen sobre la mesa sus cartas en un juego en el que la línea que diferencia la lealtad de la traición en el juego político se hace cada vez más delgada.

Un reparto de lujo, que incluye, además de Gosling y Clooney, a Paul Giamatti, Marisa Tomei, Philip Seymour Hoffman y Evan Rachel Wood, mantiene a buen nivel la película, rodada con pulso pero que da la sensación de que podría haber tomado más vuelo del que finalmente toma.

Los idus de marzo es desesperanza, desilusión, traición, dureza... Un retrato cruel de la política, sobrio y sin compasión en el que destacan Gosling en la actuación y Clooney delante y detrás de las cámaras pero que deja la sensación de que podría haber tomado más altura aún de la que finalmente toma.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Feb 2012

Terror almodovariano

Escrito por: Natalia Marcos el 24 Feb 2012 - URL Permanente

La piel que habito no es para todos. Tiene detractores que declaran a los cuatro vientos lo tonta y estrafalaria que es la película y otros que la adoran, posiblemente, por las mismas razones que los otros la odian. Pero también existe una opción más moderada: el justo término medio.

Partamos del reconocimiento de que Almodóvar es así: no puedes esperar una película convencional. Sus tramas siempre tienen sorpresas y momentos incluso grotescos vistos desde el punto de vista de una mente "normal". ¿Pero qué es normal?

En La piel que habito encontramos una historia de terror encubierta en la estética cuidada y minimalista de Almodóvar. Un cirujano obsesionado por la pérdida de su mujer y por encontrar un nuevo tipo de piel, una obsesión que va más allá, mucho más allá de lo que al principio aparentaba.

Elena Anaya se encarga de dar la réplica a Antonio Banderas con unos personajes atormentados por unas circunstancias injustas para los dos y con los que el director manchego juega como le apetece.

Al terminar la película puede dar la impresión de que se trata de una historia vacía, en la que solo se busca el efectismo del giro que encontramos en la segunda parte de la misma y sin mucho más. Pero también es verdad que es una historia cuidada, con explicación para todo (o casi todo), cuidada al milímetro y con una estética y una música que atrapan.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

18 Oct 2010

'La red social' y las miserias del ser humano

Escrito por: Natalia Marcos el 18 Oct 2010 - URL Permanente

La expectación sobre La red social era muy grande: una película sobre la creación de Facebook, la red social más famosa mundialmente, dirigida por David Fincher, con guión de Aaron Sorkin. Tenía que ser de las más esperadas del año. Con cada teaser y trailer que iba apareciendo en internet nos emocionábamos más. Ahora llega el momento de comprobar si lo que se vendía como el Ciudadano Kane del siglo XXI sería realmente para tanto.

Y lo es.

En La red social no tenemos solamente la historia de Facebook y un retrato de los personajes que protagonizaron su creación. Tenemos la historia de la lucha de poder, una lucha que está ahí desde que existe el hombre en la Tierra. Una lucha social y económica que va dejando amigos y relaciones por el camino y que puede hacer que, por mucho que consigas en la vida, hayas perdido tanto que haga que no merezca la pena los logros. Lo de menos es que se trate de un supuesto retrato de Mark Zuckerberg: Facebook es solo la excusa.

Si hay que destacar algo de la película es, sin duda, los diálogos, el guión adaptado por Sorkin, con unas conversaciones impecables. Personajes que se retratan en sus actos y, sobre todo, en sus palabras. Si a ello le sumamos unas grandes interpretaciones (sorprende, quizá por los prejuicios, Justin Timberlake), el buen uso de la banda sonora y el ritmo de la película, encontramos una cinta que se postula como una de las favoritas para los Oscar de este año.

La lucha entre Nolan y Fincher está servida. Nolan con su historia enrevesada y efectos especiales al servicio de la narración ; Fincher con un retrato sobrio y descarnado del ser humano y sus miserias en forma de estudiantes de Harvard. Las espadas están en alto; veremos quién se lleva el duelo.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Sep 2010

Todas las opciones de la vida a la vez

Escrito por: Natalia Marcos el 20 Sep 2010 - URL Permanente

Me advirtieron de que ver Las vidas posibles de Mr. Nobody iba a ser toda una experiencia, para bien o para mal. Y es verdad. ¿Una tomadura de pelo? ¿Un intento de extraña obra de arte? Más bien, todo a la vez.

En algo más de dos horas, el director intenta aunar teorías como el efecto mariposa, la teoría de cuerdas o el Big Bang. Mostrar las posibles vidas que una persona podría haber vivido según la elección que hubiera tomado en un determinado momento no es algo nuevo.

En Las vidas posibles de Mr. Nobody tenemos un personaje, Nemo Nobody, con un Jared Leto que destaca demasiado sobre el resto de los actores que vemos en pantalla. Nemo es el último mortal que queda en una futura Tierra allá por el año 2092, y tiene el maravilloso u horripilante don de poder recordar todo, antes de nacer y después de nacer, además de las posibles vidas que podría haber tenido en función de las elecciones que hubiera tomado en esas vidas. Un aluvión de sensaciones y de sentimientos a cada paso que configuran muchas posibles vidas, todas ellas imaginarias y verdaderas a la vez.

¿Confuso? Sí, así es Las vidas posibles de Mr. Nobody. La película tiene la intención de dar una vuelta de tuerca a todo eso de las líneas temporales que discurren en paralelo y de momentos de esas líneas que se tocan, personajes que se cruzan... Y la intención de volver un poco más loco al espectador. Mejor que intentar comprender todo desde el principio es dejarse llevar y esperar a ver qué sucede. La banda sonora también ayuda a ese dejarse llevar tan necesario en películas como esta.

Al final, quedan momentos sin explicar completamente , hilos sueltos que obligarían al espectador a volver sobre la película una vez más. Pero qué más da, la ciencia-ficción es así, mejor no darle muchas más vueltas. La teoría de la que parte esta película es que, mientras no tomes una elección, todas las opciones siguen siendo posibles. Pues eso.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Ago 2010

Religión al estilo de los Coen

Escrito por: Natalia Marcos el 16 Ago 2010 - URL Permanente

Por lo que he podido ver, todas las críticas a la película Un tipo serio, de los hermanos Coen, la ponen por todo lo alto: que si es el universo de los hermanos Coen en estado puro, que si es muy interesante... Pero también es verdad que en Filmaffinity, los lectores le dan un 6,1 de media, vamos, que no llega al notable.

Entonces parece que estoy más del lado del público. Reconozco que hasta que vi No es país para viejos, los hermanos Coen no habían dejado de decepcionarme película tras película. Su extraño humor no casa conmigo y siempre me dejaban a medias. Llegó No es país para viejos y me reconcilié con su cine. Seguí con Quemar después de leer y la luna de miel parecía continuar. Pero con Un tipo serio hemos vuelto a las andadas, a las discusiones continuas: me gusta, no me gusta; me río, no lo pillo. Así toda la película. Pero siempre me quedaba el consuelo de ir pensando: el final seguro que merece la pena. Pues no.

Tenemos una historia que tiende hacia el drama religioso, pero desde la peculiar perspectiva de los Coen. Vamos, que nada va a ser lo que nos podamos esperar. El protagonista es un tipo de esos que no pasan por la vida, sino que la vida pasa por ellos. Las desgracias y las dificultades se le van acumulando y no parece tener fin esta situación. Su familia tampoco ayuda. La religion, judía en este caso, tampoco le sirve de consuelo. Pero insistirá en aferrarse a ella para intentar encontrar una solución a su matrimonio y buscar una pizca de esperanza en la vida.

Buenas interpretaciones, sin duda, y buenos personajes. Algunas intersantes reflexiones e incluso momentos graciosos. Pero lo excéntrico de la película en general me dejó, como me suele pasar con los Coen, a medias: ni me gusta, ni me disgusta. Y eso es mala señal.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

31 May 2010

Harvey Milk

Escrito por: Natalia Marcos el 31 May 2010 - URL Permanente

Era una historia para ser contada en el cine. Mi nombre es Harvey Milk no sólo nos cuenta la historia del primer hombre abiertamente homosexual que ocupó un cargo público en Estados Unidos, sino que nos devuelve al mejor Sean Penn (si es que alguna vez se ha ido).

En Mi nombre es Harvey Milk nos movemos entre el documental y la ficción en un biopic al uso que no se sale de las normas y las estructuras que delimita este género cinematográfico. Sin embargo, el conjunto es interesante e incluso emocionante. ¿Por qué? Porque está Sean Penn en escena, sin duda.

Es la historia de un idealista, de un soñador, de alguien que quiere hacer política, mover masas y hacer un mundo mejor con ello. Y la historia de alguien que no todo el mundo comprendió, como ocurren en estos casos. Durante dos horas vemos cómo Sean Penn deja de ser él para pasar a ser un Harvey Milk hecho a su medida en una de esas actuaciones que huelen a Oscar incluso antes de verlas.

Tenemos una buena historia sobre cómo se hace política, los intereses que hay detrás de lo que vemos, cómo se organiza una campaña electoral y cómo se fue generando un movimiento que terminó por significar algo. No es una película perfecta, pero también es difícil sacarle faltas. Muy correcta en todos los sentidos. Y deslumbrante Penn. Con eso nos vale.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Feb 2010

A ciegas

Escrito por: Natalia Marcos el 10 Feb 2010 - URL Permanente

Ensayo sobre la ceguera es un libro que sobrecoge, impacta, hace reflexionar, y nos enfrenta a una realidad que diferente, que no se nos había pasado por la cabeza: una extraña enfermedad se va extendiendo por el país haciendo que los ciudadanos adquieran una rara ceguera blanca. Todos, menos una mujer, que tendrá que soportar los horrores de ver cómo el ser humano se va denigrando hasta volver a ser el animal más indefenso del planeta. A partir de esta premisa Saramago plantea un mundo en el que, como en la vida real, la compasión no existe y se impone la ley del más fuerte. Pero si por algo realmente sorprende la novela no es por la historia en sí (que también), sino por la prosa visual, directa e impactante del Nobel portugués. Y ése, su principal mérito, es el que se pierde cuando se lleva al cine la historia.

Fernando Meirelles lleva a la gran pantalla la fábula sobre el comportamiento humano en situaciones extremas que Saramago plasmó en su obra más conocida. A ciegas, una producción que cuenta con actores de renombre, como Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover o Gael García Bernal, pretende transportarnos a base de fundidos a blanco e imágenes de la degeneración a la que puede llegar el hombre, al mundo del Ensayo sobre la ceguera. Y, si bien la idea es buena y los personajes se acercan bastante a la idea que nos transmite el libro, hay algo que se pierde en el camino: lo que nos aporta Saramago con su escritura, las reflexiones que nos invita a hacer, y las escenas brutales y directas, sin compasión.

La película es aceptable, un buen intento, una buena idea, pero le falta alma, le falta la opresión que rodea a ese psiquiátrico convertido en cárcel para decenas de ciegos, y la sensación de ser la única persona que puede ver todo lo que está ocurriendo ahí dentro, resignada a un papel que no ha elegido y que nadie querría elegir. Porque hay cosas que es mejor no ver.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Dic 2009

Duplicity, espías y contraespías

Escrito por: Natalia Marcos el 04 Dic 2009 - URL Permanente

Las películas con guiones retorcidos, con espías que espían a espías y dobles espías en medio (sí, así es), con giros de guión constantes hasta llegar a la extenuación, son ya todo un clásico del cine actual. En Duplicity, el juego del espionaje y contraespionaje sigue vivo.

Dos empresas rivalizan en Nueva York trabajando en el mismo campo. Sin embargo, una de ellas anuncia el lanzamiento de un producto revolucionario que cambiará la vida de las personas definitivamente. La otra empresa pondrá en marcha todo su potencial de espionaje para conseguir hacerse con el ansiado secreto antes de que su enamiga patente el producto y ya no haya nada que hacer. Para ello, además de su propio equipo de espías, cuenta con una espía doble infiltrada dentro del grupo de espías de la empresa del producto revolucionario. Pero todo se vuelve aún más complicado si añadimos la complicada relación sentimental que une a dos de esos espías (trabajando cada uno en una de esas empresas, aunque en realidad trabajen para la misma), y los objetivos que tienen estos dos espías.

Así de sencillo es el argumento de Duplicity, protagonizada por Julia Roberts y Clive Owen y que va desenmarañando lentamente la madeja para dejar finalmente todos los cabos atados y terminar retorciendo un poco más la historia, si cabe. Eso sí, el guión es bastante bueno, sin demasiadas fisuras, bien narrado, dejando todo claro a cada paso. Dicen que la química entre los protagonistas no es la que debería ser y que parece pensado más para George Clooney (con el que el director ya trabajó en Michael Clayton) que para Owen. Pero los dos actores resuelven con solvencia sus respectivos papeles de espías provenientes de la CIA y el MI6, ni más ni menos, y que terminan por reencontrarse en la Gran Manzana.

Entretenida, inteligente e incluso divertida. ¿Demasiado liosa? El mundo del espionaje es así.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Oct 2009

Good bye, Lenin, un mundo a la medida

Escrito por: Natalia Marcos el 26 Oct 2009 - URL Permanente

¿Y si te despiertas un día y resulta que todo lo que conocías ha desaparecido? ¿Y si todo aquello en lo que creías se ha ido "al garete"? Algo así plantea Good bye, Lenin. La madre de Álex ha dedicado toda su vida a servir al partido comunista alemán, con una fe innamovible en sus ideales. Pero justo antes de que el muro de Berlín sea derribado, ella cae en coma. Cuando despierta los médicos advierten a sus hijos de que no puede recibir grandes impresiones, ya que su salud todavía es muy frágil. Alex entonces toma la decisión de crear un mundo a la medida de su madre, en el que nada haya cambiado: las costumbres occidentales todavía no han llegado a Alemania del Este, Coca-cola no se ha impuesto en todas las fachadas de edificios ni en la vida diaria de la gente, su hija no trabaja como dependienta de un Burger King... Nada puede haber cambiado para su madre. Y si algo ha cambiado, la explicación tiene que ser la que a ella le hubiera gustado. Todo por el bien de su madre.

Good bye, Lenin consigue una mezcla casi perfecta de comedia y drama. El gran mérito de esta cinta está en la historia, tierna y simpática, que entretiene y muestra una etapa crucial en una ciudad que vivió unos cambios muy rápidos, e incluso difíciles. Daniel Brühl, actor de nacionalidad alemana pero de origen español (nació en Barcelona y madre es española), es el que lleva el peso de la historia como el hijo que luchará por el bienestar de su madre a toda costa, pase lo que pase.

Especialmente interesante es el contraste mostrado entre el modo de vida capitalista y comunista. La casa, la ropa, las costumbres, la calle, la televisión. Todo cambia radicalmente. De ahí el éxito de la película: una mirada entre irónica y fiel de una época que no nos pilla demasiado lejos y que por eso comprendemos mejor. Porque, ¿a quién no le gustaría saber que hay alguien dedicado a crearte un mundo especialmente pensado para ti?

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Oct 2009

Frost contra Nixon: cine, televisión y política

Escrito por: Natalia Marcos el 07 Oct 2009 - URL Permanente

David Frost es un presentador británico acostumbrado a temas ligeros y programas de entretenimiento. Poco después de que Nixon dimita de su cargo de presidente por el escándalo del Watergate y tras comprobar los índices de audiencia que el ex presidente estadounidense consigue con una simple aparición en la pequeña pantalla, se le mete en la cabeza conseguir hacerle una entrevista que pase a la historia de la televisión y lance su carrera al estrellato de forma definitiva.

Richard Nixon vive en el retiro pero pensando siempre en lo que podría haber sido y no fue. Alejado de Washinton y su ambiente político, se siente en un ostracismo injusto. Le atrae la idea de limpiar su imagen y volver a lo más algo concediendo una entrevista sin problemas a un presentador que no va a oponer mayores dificultades y cuando ya están todos los trapos sucios del caso Watergate ocultos y bien ocultos. Pero para ninguno de los dos serán las cosas tan fáciles.

El desafío: Frost contra Nixon nos lleva al antes y durante de esa larga y complicada entrevista. La tensión va en aumento y los dos adversarios se dan cuenta de cuánto se están jugando el uno frente al otro, lo que hace que no se puedan permitir ni un segundo de descanso. Una batalla con cuatro asaltos. Los tres primeros hacen que todo apunte a una victoria del ex presidente. Pero en el cuarto asalto llega el momento culmen, el KO que dejará a Nixon en con la cara contra la lona: "si el presidente lo hace, no es ilegal". Nada más que decir, KO fulminante.

En la puesta en escena de este combate destaca sobre cualquier otro aspecto la soberbia actuación de Frank Langella como un presidente Nixon en horas bajas, acabado, sin opciones, sin escapatoria, que se ve cada vez más hundido en el fargo que se ha creado a su alrededor. Los primeros planos de Langella/Nixon son impresionantes. Sólo su recreación del presidente haría que la película valiera la pena. Pero la cinta en sí tiene otros muchos valores, como el control de la tensión, el montaje y direccióln de Ron Howard, la realización, la ambientación...

Digna merecedora de las cinco candidaturas que consiguió a los Premios Oscar (includiso Mejor Película, Mejor Actor Principal y Mejor Director). Una buena recreación de una entrevista televisiva que pasó a la historia.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Natalia Marcos

De cine

Películas interesantes, prescindibles y obras maestras, junto con avances de lo que podremos ver en la gran pantalla en el futuro.

ver perfil »

En Twitter (@cakivi)

    Natalia en Flickr

    Mis críticas en Muchocine.net

    EL PAÍS en Facebook

    ELPAIS.com on Facebook

    ElPais.com Cultura

    Esperando Contenido Widget ...

    Suscríbete

    Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):