05 Dic 2010

El Euro y sus problemas actuales

Escrito por: diamka49 el 05 Dic 2010 - URL Permanente

Me sorprende la actual inquina con la que se trata actualmente al euro, pues lo que en un principio fue bueno para todos (eso se decía), hoy es el mal de nuestra economía europea. En las páginas salmón de EL MUNDO, aparece en la página 6 (Mercados) un artículo escrito por Joachim Voth, profsor de economía de la Univerisdad Pompeu Fabra y CREI. Su planteamiento es claro: NO AL EURO. El problema radica que su artículo propone (de manera indirecta) una salida "ordenada" para los países periféricos, es decir, Irlanda, Portugal, España y Grecia.

Me gustaría recordar que, y a pesar de todos los males que trajo el euro para el bolsillo de los Españoles, España hizo un esfuerzo inimaginable en otros tiempos por dejar las cuentas de nuestro país saneadas; bajo déficit público, bajos tipos de interés (hasta entonces pedir una hipoteca rozaba un 12%), baja inflacción, e indirectamente una masiva inversión de capital extranjero hacia nuestro país.

La pregunta que deberíamos hacernos es la siguiente: ¿si todo esto fué bueno para España, y por ende para los españoles, que pasa para que exista una feroz inquina contra el Euro en los momentos actuales?. Recordemos que a Inglaterra no le ha ido mejor fuera del euro.

La respuesta es relativamente sencilla, pero reconozco que para llegar a esta conclusión se podría decir aquello de: "a buenas horas mangas verdes". El problema ha sido la falta de un sistema económico-financiero común para todos los estados miembros. Todo país de la CE tenía la obligación de mantener su déficit por debajo del 3%, pero esto no ocurrió en momentos determinados con muchos de los países miembros. Por otro lado la "masificación" de países que se iban incorporando a la moneda única fue un auténtico despropósito por parte de los países pertenecientes a la propia "ZONA EURO". No llegándose a consolidar la moneda entre los países adheridos, se incorporaron otros países con economías emergentes, siendo que éstos últimos debían todavía demostrar su capacidad de pertenencia. Pero claro, quien le decía NO a Alemanía cuando su capacidad de exportación a medio plazo se veía como una fuente de riqueza como consecuencia de la libertad de circulación de productos dentro de los países de la moneda única. Pero Alemanía no fue el único país interesado en este despropósito. Todos los países con alto índice de capacidad de exportación lo vieron con buenos ojos.

El Euro en sí mismo es bueno, quienes lo cuestionan son aquellos críticos que ven en la actual crisis lo que no vieron en su momento. Insisto que tenemos un ejemplo muy cercano, Inglaterra ha sido otra gran derrotada en esta crisis y no tiene al euro como moneda de curso.

Los estados miembros relajaron todo sistema de control de los países pertenecientes al euro y eso llevó a que la falta de unidad de criterios (por falta de una legislación única) que salvaguardara los intereses generales de toda Europa. ¿Pero acaso eso mismo no ha ocurrido en EEUU?. El dolar es la moneda común en todos los estados, y en cambio existen algunos de ellos que sin miedo a equivocarme, están en una situación igual o peor que los llamados países periféricos de Europa. Es decir, no se puede alabar y menospreciar con ligereza aquello que se creó entre muchos para el bien de todos. La culpa no ha sido de la moneda, ha sido de quienes debieron exigir con firmeza el cumplimiento estricto de las obligaciones inherentes a quienes eligieron (por estar en condiciones económicas suficientes) pertenecer a la moneda única.

La salida del euro es un despropísito que llevaría al caos económico a quienes ahora están en este club. Lo que hace falta es volver a la rigidez impuesta en un principio, esa es la única forma de mantener una Europa fuerte. A nadie le gustan los sacrificios, pero éstos son de obligado cumplimiento si no queremos ver como todos caemos como un dominó. Para ello habrá que plantearse seriamente el Estado del "BIENESTAR" de todos nosotros. Esto será impopular pero nos guste o no, el estado que hemos creado es absolutamente insostenible. No conseguiremos nada sin sacrificios, y éstos deberán venir impuestos por una Europa más cohesionado en lo político y en lo económico. Ya se habla de un Ministro de Finanzas para todas las economías pertenecientes al euro. Creo que es hora de que así sea.

Un saludo a todos.

Jorge

http://www.diamantesdecompromiso.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Tags

ElPais.com Ultima Hora

Esperando Contenido Widget ...