28 Jun 2012

A vueltas con los festivales y la incursión de Ruíz Miguel...

Escrito por: Padua el 28 Jun 2012 - URL Permanente

Algunos aficionados tratamos, en estos momentos delicados de la fiesta, buscar la forma de que el mundo del toro y el toreo permanezca y si es posible renazca de nuevo, desde abajo, en una reconversión seria y profunda de sus estructuras.

Para eso utilizamos los medios que tenemos a nuestro alcance que no son muchos. Al menos los de este aficionado cansado. El blog, las conversaciones con otros aficionados, compañeros y amigos, e incluso tratamos, en la medida de nuestras posibilidades, no siempre está en nuestra mano, de realizar algún tipo de difusión o de actos, para hacer ver al publico y al aficionado potencial o real, cuales son los males y cuales podrían ser los remedios.

Algunos aficionados en particular lo tenemos más difícil que otros, y con pena y cierto dolor vemos como a los que se les ofrecen esas mejores posibilidades, no las aprovechan sino es para su propio beneficio o lucimiento, convirtiéndose inmediatamente en eso que venimos llamando en este blog “aficionados taurinos” que no es lo mismo que aficionados al toro, al toreo y a la fiesta.

Estos son cómplices de alguna manera de las tropelías de los taurinos, o sea de los profesionales del mundo del toro, de los que viven de esto y se dedican a ello como profesión.

Por otro lado, aún nuestra desazón es mayor, cuando toreros que teníamos en el frontispicio de la gloria, con letras más o menos grandes, acuden como personajes sumisos y dóciles, al meollo del taurinismo mas carca y mas casposo para establecer una relación comercial y recoger unas migajas, todavía, de esta maltrecha fiesta.

La actuación, esta temporada, de alguno de esos toreros, ya con cierta edad, que fueron mucho en el pasado y que ahora se prestan a hacer caja toreando esos falsos festivales que los reglamentos legalizan, en pueblos y plazas, incluso portátiles, produce muchas sensaciones y todas desagradables.

Me estoy refiriendo al caso de Ruiz Miguel, como me puedo referir al de Victor Méndez o a otros más…

Nunca creí que cuando la fiesta en sus orígenes, o sea en pueblos y plazas pequeñas, esta en sus despojos, sin aficiones serias, ni publico aficionado, cuando la juventud se retira de esto, a no ser para ir a los toros a bailar y emborracharse, alguien como el maestro Ruiz Miguel, acuda a recoger esos desperdicios.

Esto no beneficia en nada a la fiesta y lo que es peor, si perjudica y mucho, en aquellos sitios desde donde habría que reinventarla. En las zonas rurales, en los pueblos, donde, desde la infancia puede surgir la afición al toro y al toreo.

Lejos de eso a las nuevas generaciones les presentaremos un panorama de erales afeitados y toreros mayores que ya han hecho todo en la fiesta. Toreros que en algunos casos da pena verlos deambular por el ruedo, pero que utilizando el nombre que tuvieron y al reclamo de sus antiguos triunfos llevarán gente a la plaza, que poco les importa la fiesta y su estado actual.

Una cosa es un festejo, bien organizado, en la que un maestro pueda darnos una lección magistral y como tal se anuncie y otra es un festival preparado de antemano, en el que se va cumplir, a torear de aquella manera, la contraria a como se hicieron famosos y ganaron dinero, y sobre todo a destruir un poco más los pilares básicos, tan maltrechos ya, de la fiesta de los toros.

Los novilleros y becerristas contemplan mientras, con desilusión, como sus puestos, los que les corresponde por naturaleza, se verán ocupados por alguien así y ellos se quedarán a verlas venir, mientras los engañan con alguna becerrada suelta y sin cobrar siquiera honorarios.

El escándalo es mayúsculo y quienes se presten a ello, o a colaborar en esto, tendrán sobre su conciencia el cartel de ser “comerciantes de la fiesta” pero nunca el de aficionados o profesionales serios.

En los pueblos, en las plazas portátiles, en las plazas de tercera categoría, incluso, hay que organizar más y mejores novilladas y becerradas y si se quiere mostrar a alguna “vieja gloria” hay que hacerlo de otra manera y no presentarlo como la base de la fiesta que nunca será sino como una colaboración especial, incluso dentro de alguna becerrada, en un festejo mixto, como se anuncia en los teatros. Un papelito para mostrar su magistratura… de ahí a copar los puestos de festejos que podrían ser para los que empiezan y que no tienen otros lugares desde donde resurgir y mostrar su afición y sus cualidades, hay una gran diferencia.

Otra cosa es que luego estas novilladas y becerradas se sepan rodear de un ambiente taurino y de una promoción adecuada que lleve a los públicos y a los sectores de afición desilusionados, así como a los mas jóvenes a las plazas y que dejen por un momento la botella o la bota, para mirar lo que un becerrista que empieza es capaz de demostrar en el ruedo.

Un paso más, con colaboraciones especiales, en estos casos, para terminar de hundir a la fiesta.

La afición viene desde atrás, desde abajo, desde los pueblos, desde la infancia y la adolescencia… y por tanto, o se hacen políticas adecuadas o el Titanic se hunde… porque el iceberg cada día está más cerca, mientras muchos siguen sin enterarse y otros se divierten o bailan en la cubierta…

*******************
**************************

Nota: La foto de Ruiz Miguel está realizada por Padua y pertenece a su archivo. Data de la feria de San Isidro de 1983, en la entrada del patio de caballos de Las Ventas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

PANORAMIX

PANORAMIX dijo

Padua me permito reproducir ese comentario que escribi en tu blog "Diagnostico y enfermedad de la fiesta de los toros II", porque la historia es la misma y ademas se nos estan cayendo los mitos del pasado. Corren malos tiempos en general, pero en los toros en particular..... y esto no lo salva y perdona mi atrevimiento ningun santo. Abrazos

"Tu diagnostico es acertado Padua, falta de autenticidad y de emoción y mala planificación de los festejos de base, pero hay otro aspecto que me parece fundamental, todo esto esta montado como un gran negocio donde se reparten el pastel ganaderos, toreros, empresarios, medios de comunicación, también hay algunos que medran alrededor y público en general que va un día a los toros a pasar un día de fiesta. El aficionado como tu, como yo y como muchos que conocemos, hoy por hoy, no tenemos sitio en este tinglado y no nos queda mas que recordar tiempos pasados y esperar tiempos mejores y con la que esta cayendo se ven lejanos.
Abrazos y que S.Isidro nos proteja. " (PANORAMIX)

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Padua

El aficionado cansado

Es un Blog sobre la fiesta de los toros, vista desde la perspectiva de un aficionado cansado, pero no de los toros ni de la fiesta sino de las cosas, las personas y los medios que las rodean.

ver perfil »

Citas

Que no decaiga el empeño, que el mundo siempre abre un camino hacia la puerta honesta del que cree y goza por lo que hace. (Abel Desestress)

Amar a los toros es, cada tarde, a eso de las cinco, creer en los Reyes Magos e ir a su encuentro. (Jean Cau: Las dos orejas y el rabo).

No me duelen los actos de la gente mala, me duele la indiferencia de la gente buena. (Martin Luther King)

Amigos

  • José Mari
  • rosajc
  • Patita de Goma
  • abel-desestress
  • admin-elpais
  • Lucía Angélica FOLINO
  • Topi
  • Manuel Mora Morales
  • JRC.
  • tiopesao
  • dumara2004
  • mano-negra
  • Karina. Jorge Juan Joyeros

Fans

  • cauci66
  • anlopezco
  • esperanzajz

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Cultura

Esperando Contenido Widget ...

Feevy