12 Jul 2008

NUEVO POST: MÁS DE LO MISMO

Escrito por: lsolera el 12 Jul 2008 - URL Permanente

Nueva galería de fotos que siguen hablando, claro está. Se inicia con un comentario de lsolera que no teme continuar con los tags habituales del blog “La sirga de Alar del Rey” y así, la imaginaria maroma, seguirá creciendo en longitud, además de en razón y predicamento. Bueno, pues eso, a seguir currando. Ya vendrán más fotos. En ésta, el boss sólo quiere realzar el arte del trabajo bien hecho, la voluntad inquebrantable del currito inmigrante, la riqueza de la multiculturalidad, la esperanza y la convicción de que tenemos un futuro cierto, todos juntos.

**************

La foto se corresponde con el comentario de lsolera de hoy 3 de agosto de 2.008 y hace referencia a la entrevista que hace Ángeles García en El País del 24 de julio pasado al fotógrafo Pierre Gonnord. Lo cierto es que me abrumó la mínima selección de retratos que se seleccionaron bajo un título determinante: "El silencio de los marginados". Bien, otra visión angular sobre los atribulados protagonistas de este blog. El rostro de Alí, magrebí captado por Gonnord en 2006 es la vida misma: deseo, esperanza, vigor, huellas de batallas perdidas y aún ganadas, color y sentimiento. No, no comparto la sutileza de la periodista que ve en los retratos maneras que apuntan a Zurbarán o Goya, entre otros; yo creo que es pura magia y realidad, combinación que sólo pudo traducir al lienzo Caravaggio.

****************
Esta leyenda guarda relación con el comentario de hoy, 9 de agosto de 2.008, que incorpora el lobo Quirce, donde hace referencia a alguna exposición que ha visionado en sus correrías por aeropuertos gallegos. Él dice que está trabajando con el camión por el noroeste, pero yo creo que nunca abandonó las vacaciones. Ahí dejo la foto -hecha con movil cutre- que es legible, pero no dejeis de leer el auténtico relato del cánido estepario.
**************
Espartero, rompiendo la indolencia habitual en él, nos ofrece un artículo claro y preciso sobre la importancia del inmigrante, escrito por Hassan Arabi, a la sazón, Presidente de la Asociación para la Integración Sociolaboral del Inmigrante y publicado en el periódico Público el día 28 de agosto pasado. A mí me ha gustado "un montón" y también su ejemplo comparativo con el tema de Def con Dos, llamado Coprofagia. (Eres un cachondo, Espar). La viñeta de los poderosos atlantes que conducen -quizás al precipicio, por gilipollas y negao- al orondo caballero con el martini en la mano, es obra de Iván Solbes.
****************
Luz, calor o confort, alimento, seguridad. Es la energía portada en la cabeza de este hombre. Imagen ancestral en occidente, es vida corriente en la sabana africana... ¡en tantos lugares! Ignoro la procedencia de la foto y a su autor, pero la pongo aquí porque es real. El lobo Quirce hizo un relato en el que me mete a mí por medio y así, lo titula "Los lobos del blog aún filosofan". Está en la cordada de comentarios con fecha 3 de septiembre de 2.008 a las 20:17 horas. Podeis leerlo.
************************
En el comentario de Angelines del 12 de septiembre pasado se divulga el XI Premio de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña que sirve de referencia a la organización Médicos del Mundo para sensibilizar a la sociedad y resaltar los valores humanitarios. Ésta fue la foto premiada en el certamen -hubo muchas otras interesantes- que lleva como título "La caricia" y es obra de Giovanni Marrozzini. Es una imagen humana y bella mediante la cual, el autor quiso transmitirnos la situación de los niños ciegos en Etiopía. El lobo Quirce se aplicó y así, el día 15 de aquel mes, hiló un pequeño relato para que la foto hablara: [...] Mano suave y dulce sin recelo o cautela alguna, deposita su palma en la mejilla dolida y todo renace. Se olvidan las furias, las frustraciones, los miedos fundados... [...]
******************

UN PAR DE ZAPATOS MORTOS…

Tendría que buscar por ahí, en lo más profundo del blog, para encontrar la fecha en que se publicó el relato ilustrado por esta foto pero no consigo cazar la entrada. Debió de ser entre octubre y noviembre de 2.008 ¡Jodido Lobo, lento y despistado! Recuerdo que trataba sobre la Memoria Histórica y el escritor -Xoán Abeleira- se esmeraba con primor para reivindicar a los desaparecidos, a los juzgados “sin juicio”, a los fusilados, muertos, acribillados o quemados por balas de odio. Trágica pesadilla que no termina. La prensa sigue insistiendo con el tema pero desaparecidos y mal enterrados continúan igual pues se trabaja con lentitud y hay muchas reticencias.

El relato de Abeleira lo publicó el periódico La Opinión de A Coruña y la foto se corresponde con algún hallazgo en las varias excavaciones que se están realizando al respecto. Pues eso, aquí tienen también hueco estos marginados, siempre héroes, en cuya memoria recogemos el artículo y la foto. Son otra versión de desheredados, discriminados y todavía olvidados… a los que se les negó el principal derecho civil, que es el derecho a la vida.

El propio poeta -Xoán Abeleira- o alguien con su nombre nos cuelga el artículo en la cadena de comentarios con fecha 30.07.2009 a las 18:06 PM para que podáis localizarlo con mejor fortuna. ¡Disfrutad de su lectura!

***********************

La señorita Motu y el lobo Betha nos recordaron este luctuoso suceso hace unos días y yo pongo la foto de Odetta para recordarla siempre.
La cantante afroamericana Odetta, conocida como la voz de los derechos civiles, falleció el martes -dos de diciembre- en el hospital Lenox Hill de Manhattan, en Nueva York, a causa de una dolencia cardiaca a los 77 años, informaron ayer los medios estadounidenses.
La artista no pudo cumplir su sueño de poder cantar en la toma de posesión del presidente electo Barack Obama, que se celebrará el próximo 20 de enero en Washington, según dijo su representante, Doug Yeager, citado por el New York Times.

Odetta, que interpretó temas folk, de blues, jazz y espirituales, fue una figura emblemática de la lucha contra la discriminación racial y del resurgimiento de la música folk estadounidense en las décadas de 1950 y 1960, e influyó en artistas tan significativos como Joan Baez, Bob Dylan, Janis Joplin y el grupo Peter, Paul & Mary, entre otros, tal y como ellos mismos reconocieron.

*****************

La información periodística la aportó el lobo Quirce el día 5 de febrero pasado. Era una foto demasiado evidente y por eso, quise pasarla por el escáner -como otras veces- para conseguir mayor grafismo. El jodido reportero de Reuters hizo un trabajo cojonudo y no valía un mantel borroso sobre el documento de masas enfervorecidas… Me he rendido y lo siento. El lobo Alpha ha trasteado en el fotoshop y ha reduplicado el original -un salto en el orden genético- ahuyentando colorines y olvidando el careto de esta mugre que se llaman trabajadores. Ya, el resultado no es original pero me sirve: "Mascarada de xenofobia" hubiera titulado el reportaje gráfico… si a este lobo le hubieran dejado.

La base amorfa de la parte inferior -frontera con un cielo ceniciento abanderado por el viejo imperio colonial- es un huerto de rostros desencajados, costra que viaja al ostracismo -Caronte debería recogerlos, por caridad-, con muecas de pena, envidia y odio acumulado…, ignorancia, soberbia y gran dosis de egoísmo. Sí, es Goya pintando el apocalipsis de una sociedad que pierde los valores. En realidad, el asunto trata de una manifestación de protesta de personajes -no puedo llamarlos trabajadores- en algún lugar del Reino Unido que elevan su voz para recriminar la contrata de trabajadores extranjeros -portugueses e italianos (por cierto, en la CE es legal)- para las centrales eléctricas y refinerías de la Lindsey. En algunos pasquines se leía algo así: "Primero, los trabajadores ingleses". No, no les dio vergüenza y eso que a alguno se le puede reconocer en la instantánea. Se olvidaron de los sindicatos de clase, se olvidaron de la solidaridad y también, también dejaron en sus casas la dignidad. Cuando Marx decía aquello de "Proletarios de todos los países, uníos" no se refería a esto, por supuesto… Olvidaron ya quién es el enemigo. !Qué vergüenza!

**************

Los lobos entendemos poco de colorines pero parece que hay un profundo azul lechoso en el abierto corazón de aquel mural. El humano cauto intenta poner, a modo de tirita, remedio a la injusta herida. Jodida tectónica de placas que transformó Pangea en reinos de baldosas a cual más independiente… y la sima azulada que intenta tapar el buen humano sería la cuña occidental del mar de Tetis. ¿Laurasia? No, ya no queda tiempo para unir Gondwana nuevamente. Pero ¿es necesario? No, no lo parece. Es voluntad, no más, con gotas de solidaridad y justicia. Sí, justicia es equidad, igualdad, mundo común sin fronteras, derrota al egoísmo, a la xenofobia. Este humano -aun con traje- quiere ponerse “manos a la obra” y en un alarde de generosidad pega una pieza del puzzle que es determinante (podría serlo) para ajustar los flujos de riqueza -la sirga de la que hablamos en el blog- y que circule por mil vías la cultura, la prosperidad, la paz, la justicia… buscando un horizonte común; también la tolerancia, la generosidad. Los signatus ya no vemos esa postal cobalto de “mare nostrum” pero, quizás, algunos colegas apeninos y otros del Ática divisan en la noche un azul brillante que se mueve al compás de olas milenarias encerradas en el mar Mediterráneo y así seguirá, seguro, pero la metáfora del hombre del mural… nos gusta.

*******************

Creo que fue el Quirce quien apuntó en el blog algo sobre una exposición en las salas del ICO en Madrid titulada “PhotoEspaña 2009”. Allí se hizo famosa de nuevo la fotógrafa Dorothea Lange (1895-1965) para los españoles; también el periódico Público divulgó revistas de “Maestros/as de la Fotografía” donde se difunden varias instantáneas de Lange. No, no es “La madre migrante” pero es su espejo. Ésta se titula “Madre en ruta con sus hijos” Era la época de la Gran Depresión o la errática política agraria del momento, en el que un excesivo proteccionismo enriqueció a los de siempre, los terratenientes, en detrimento del pequeño agricultor que se vio abocado a malvender sus tierras y convertirse en aparcero, fugitivo, homeless eterno o vagabundo que deambula por diferentes estados de La Unión en busca -mendigando- de un trabajo mal pagado. Los jodidos años 30 fueron duros para cientos de miles de granjeros americanos con ruina y éxodo permanente. Hay similitud en el tema con otros casos más actuales en el mundo a los que dedicamos atención en nuestro blog. Bien, esta granjera de rostro intelectual, refugiada en la vieja furgoneta familiar, no puede evitar el flash de Dorothea Lange, que descubre el hacinamiento, la mugre, la suciedad…, pero el destino final -el resurgir americano con el New Deal, el FMI, los GATT, la OMC o el patrón dólar, vaya usted a saber, lo mismo fue cosa de John Maynard Keynes- se vislumbra en la mirada de determinación de la mujer, sus manos, que protegen a la niña y el biberón en un envase de Coca Cola. ¡Había futuro en el asunto! Lo cierto es que fue una pesadilla y así lo reflejo en el blog, pero no olvidemos que la miseria, el hambre y la ruina permanente conviven con millones de personas todavía…

**********

Es el momento de ajustar el blog en toda su extensión a los tags habituales. En la sección de videos mostramos alguno sobre la discriminación por razón de género pero en la galería de fotos no tratamos el asunto, hasta ahora. Como bien dice el lobo Quirce, deberíamos, y así lo hacemos ahora aprovechando que él colgó un artículo de Hillary Rodman (Clinton) sobre la persistente desigualdad que sufre la mujer en el mundo. No tengo que escudriñar mucho entre papeles o prensa en general para tener la certeza sobre su testimonio. Hace un par de días, esto es, el 6 de septiembre de 2009, aparecía en los periódicos la noticia de una reunión del G-20 en Londres y se acompañaba la foto pulcra de rigor para estos casos. La ineptitud femenina en la ciencia económica es evidente, al parecer, pues de los 41 miembros capturados en la foto de Reuters, como dice el Lobo, sólo se ven cuatro mujeres que luchan entre una abrumadora mayoría de corbatas. No, no es cierto. Es que sigue habiendo discriminación y ralentización en ajustar los puestos de responsabilidad entre hombres y mujeres ya sea en el área económica como en todas las demás. ¡Hasta cuándo! Yo no lo sé pero comentaré -al menos- que las mujeres de la foto son: Sri Mulyanbi Indrawati como Ministra de Economía de Indonesia, en el centro de la foto. Más a la derecha está Christine Lagarde, Ministra de Economía y Finanzas de Francia. En el extremo izquierdo de la foto se encuentra la española Elena Salgado y detrás, la Ministra de Minería de Sudáfrica, Susan Shabaugu. Por cierto, la francesa es ministra desde mayo de 2007 pero en la Wikipedia, tras un minucioso detalle de ministros de finanzas (recordemos a Robert Schuman y Jacques Delors) que se remonta a la época de los inspectores de finanzas (Colbert, Turgot, Calonne o Necker en el siglo XVIII) se han olvidado de insertar el nombre de la actual ministra (Breton lo dejó en mayo de 2.007). ¡Vaya olvido y a qué esperamos! Así está la cosa y no seré yo el que descifre quienes son los 37 varones de la foto. ¡Joder, qué cansancio… para un lobo vago y desabrido!

******************

Sí, Público fue el único periódico -que los lobos sepan- que apostó fuerte por la denuncia "a toda plana" de la estrategia bochornosa que iniciaban algunos ayuntamientos españoles. La cosa empezó en Cataluña y lo pudé constatar pues por aquellas fechas hice varios viajes con el camión a BCN; hasta el rotativo Avuí publicó artículos de opinión haciendo apología de una xenofobia inaudita hasta el momento. Sí, como digo, fue Público el que denunció el asunto "a toda plana"; ni siquiera Mundo Obrero o Rebelión acertaron a saber que el tema del día, del mes, quizás del año, era la denuncia a ciertas instituciones que trataban de discriminar a los inmigrantes en general y a los indocumentados en particular, negándoles un derecho tan universal como es la protección, la salud o la enseñanza.

La opulencia de un país como el nuestro y su avaricia desbocada intentaba ningunear a un colectivo cada vez más necesitado. Una crisis incipiente en la octava nación más rica del planeta que sigue -pese a la crisis- con dispendios desmedidos para menesteres secundarios, no tenía medios económicos para atender las necesidades más perentorias de unos miles de inmigrantes clandestinos. Bien es cierto que, desde el Gobierno, se ha intentado frenar la inercia de algunos ayuntamientos "sin vergüenza" y se les ha conminado a empadronar a todos que extranjeros que lo soliciten con rigor, pero, a día de hoy, aparecen otras localidades donde se insiste en abandonar a su suerte a inmigrantes sin papeles con mil escusas. Vergüenza, sí, desde el blog de lobos, sentimos vergüenza.

***********************

Foto de autor desconocido (Agencia EFE) publicada en Público el 29.10.2009 sobre emigrantes españoles camino de Bélgica en el año 1.957

Vuelvo a mis imágenes en blanco y negro, tal como se gestó, en su día, el primer post del blog lobero. Recuerdo que en el post "Fotos que hablan, a veces" incorporamos la famosa emigración marina hacia Venezuela de miles de españoles desde Canarias. Era una foto impactante y muy gráfica. Esta, más reciente, trata de nuestros compatriotas que emigraron a Bélgica en 1.957 y que corroboran el ir y venir de un mundo necesitado. Solemos ensalzar las migraciones subsaharianas hacia nuestro territorio ¿nuestro…? y hacemos panegíricos sobre el alma y la voluntad de un maliense que llega, un marroquí que toca levemente la tierra al desembarcar al sur, un ecuatoriano singular que aterriza en cualquier aeropuerto hispano y ve en el cielo signos positivos de su nuevo futuro; un senegalés, un uruguayo, un pakistaní, un rumano… Pero la imagen que ahora presento es la misma: hombres de semblante serio y dignidad soberbia que les hace erectos, altaneros y, aún cuando están en actitud de descanso -la jodida burocracia aduanera la sufrimos todos, hasta los lobos- mantienen la mirada fija… y sueñan un futuro cierto. Se adornaron con sus mejores prendas y ya sabían de la armonía -el buen trabajo- y la geometría -volúmenes, perspectiva y orden en sus alforjas de madera de castaño-. Sí, son nuestros emigrantes: limpios y aseados, con voluntad de hierro, con ganas de forjarse un futuro y, sobre todo, buenos y eficientes. Muchos miles lo lograron y, ahora, tras más de cincuenta años desde la instantánea…, descansan. La historia también es un ir y venir, claro, y ahora toca recibir personas de allende los mares, del este europeo, de oriente… Seamos tolerantes y generosos; recordemos esta foto pues, al fin y al cabo, no es tan antigua.

*******************************


*************

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

1668 comentarios · Escribe aquí tu comentario

lsolera dijo

OBSERVATORIO PERMANENTE DE INMIGRACIÓN
EXTREMADURA Y EL PAÍS VASCO SON LAS COMUNIDADES DONDE MÁS CRECE EL NÚMERO DE EXTRANJEROS RESIDENTES
La cifra de personas con tarjeta de residencia en vigor hasta el 31 de marzo aumenta un 7,72% respecto al mismo mes de 2009
EFE-Madrid. El Norte de Castilla 29.05.2010

Extremadura, el País Vasco y Castilla-La Mancha fueron las comunidades, junto con la ciudad autónoma de Ceuta, donde más se incrementó el número de extranjeros con tarjeta de residencia en el primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de 2009.
Según el último informe del Observatorio Permanente de Inmigración, en el conjunto del país 4.842.499 inmigrantes tenían tarjeta de residencia en vigor hasta el 31 de marzo de este año -un 7,72% más respecto al mismo mes de 2009 y un incremento del 1,07% respecto al trimestre anterior-.
La lista en cuanto a nacionalidades la encabezó de nuevo Marruecos (con 775.054), seguida por Rumanía (772.137), Ecuador (437.279), Colombia (284.940) y Reino Unido (223.213); seguidos de Italia (160.967) y China (154.056). El número de bolivianos aumentó de manera notable, un 23,75 % más que el año anterior, y el mayor incremento porcentual se produjo entre los europeos comunitarios, que crecieron un 2,51%, mientras que destacó el aumento de los nacionales de Letonia (6,91%) y el descenso de los eslovenos (-11,52%). Por sexos, 2.581.405 (53,31%) son hombres y 2.260.970 (46,69%) mujeres.
Las menores subidas, en Murcia y Cantabria
Por Comunidades, en Extremadura, los extranjeros con tarjeta aumentaron un 10,93%, un 10,58% en el País Vasco, un 10,03% en Castilla-La Mancha y un 12,68% en Ceuta. También crecieron, aunque en menor proporción, en la Comunidad Valenciana (9,31%), Andalucía (8,99%), Canarias (8,49%), Baleares (8,29%) y Madrid (7,99%), todas ellas con aumentos superiores a la media nacional (7,72%). Por el contrario, las menores subidas en este primer trimestre se dieron en Murcia (4,17%), Cantabria (4,56%) y Galicia (4,92%).
En términos absolutos, Cataluña acoge el mayor número de extranjeros con tarjeta en vigor, con 1.074.916; por delante de Madrid (884.271) y Andalucía (606.344). En conjunto, Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía agruparon al 65,75% de los extranjeros con tarjeta de residencia.
Del total de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor, 291.489 nacieron en España, 14.568 más que el trimestre anterior, lo que significa un aumento del 5,26%, mientras que el resto nació en los países correspondientes a su nacionalidad. Así, un 58,67% correspondió a nacionalidades de países africanos, un 20,04% a la Europa comunitaria, un 12,44% a Asia y un 5,46% a Iberoamérica.

lsolera dijo

DOS MATEMÁTICOS Y UN DELFÍN
Las elecciones colombianas del domingo enfrentan al heredero de Uribe, Juan Manuel Santos, con Mockus y Fajardo, dos ciudadanos ejemplares hartos de la corrupción y de la violencia mafiosa, guerrillera o paramilitar
HÉCTOR ABAD 29/05/2010 El País

Si bien en Colombia no existen los títulos nobiliarios, casi siempre hay algo dinástico en nuestras elecciones presidenciales. En ellas suelen participar -y casi siempre ganan- hijos o nietos de ex presidentes de esta aristocrática república tropical. En las de este domingo participan Germán Vargas Lleras, nieto del ex presidente Carlos Lleras, y Juan Manuel Santos, primo hermano del actual vicepresidente, Francisco Santos, y además sobrino nieto de Eduardo Santos, presidente del año 1938 al 1942. Si en Colombia hubiera nobleza, Juan Manuel Santos sería, no digamos un duque, pero sí un barón o un vizconde, o cuando menos un caballero de la industria, gracias al diario El Tiempo, el periódico con más circulación del país, cuya propiedad ahora comparte la familia Santos con el Grupo Planeta. El Tiempo, sobra decirlo, apoya abiertamente la candidatura de su antiguo dueño, que se precipitó a vender sus acciones hace pocas semanas.
Según las encuestas, Juan Manuel Santos debería ganar la primera vuelta este domingo, por encima de Antanas Mockus, el candidato del Partido Verde. Santos presenta su nombre por el Partido de la U. Esta U, aunque no se lo diga, es solapadamente la U del apellido del presidente Uribe. Casi nadie sabe que su nombre oficial es "Partido de la Unidad Nacional". No, para el común de las gentes la U es la inicial de Uribe. En Colombia, por asuntos de hipocresía electoral, el presidente en ejercicio no puede tomar partido por ningún candidato, pero la ley se incumple haciendo trampa por debajo de la mesa. Santos, para burlar la norma, y asesorado por un consultor venezolano experto en trucos electorales (J. J. Rendón) contrató avisos radiales con un imitador de la voz de Uribe. La voz dice que lo apoya. Cuando se le pregunta si no le parece que esto es un acto deshonesto y una burla a la ley, Santos contesta que es tan solo "una picardía".
En mi país, desde los tiempos coloniales, las burlas a la norma (evadir impuestos, saltarse la fila, presentar como guerrilleros muertos en combate a pequeños delincuentes comunes) se ven como picardías graciosas, propias de pícaros casi literarios en la dura tarea de sobrevivir en un entorno hostil. Es de este tipo de "picardías" (y de otras aun más graves) de las que estamos hartos muchos colombianos. Y a este hartazgo se debe el ascenso prodigioso que han tenido en las últimas semanas un par de candidatos excéntricos. Se trata de dos doctores en matemáticas que resolvieron hacer una alianza electoral cuya bandera es elemental: respeto por las normas, honradez, legalidad.
Algunos les dicen "el binomio de oro"; otros, "la fórmula matemática". Se trata de Antanas Mockus (licenciado en Matemáticas y Filosofía en la Universidad de Dijon y doctor honoris causa de la Universidad de París) y de Sergio Fajardo (Ph.D en Lógica Matemática por la Universidad de Winsconsin). Su diploma político, sin embargo, es más importante: convirtieron a dos de las ciudades más violentas y desprestigiadas de la tierra, Medellín y Bogotá, en dos ciudades que hoy, con todos sus defectos, son un ejemplo para América Latina. Un solo dato: después de Mockus la violencia en la capital de Colombia se redujo en dos tercios. Con Fajardo, Medellín pasó de 6.500 homicidios anuales (una cifra de país en guerra) a 650. No fueron milagros: fueron actos de inteligencia y coraje. Un ejemplo entre muchos: Fajardo dedicó el 40% del presupuesto municipal a la educación de los más pobres. Su consigna: "la vida es sagrada."
La fórmula matemática consiste en que, en caso de ganar, Antanas Mockus sería el presidente y Sergio Fajardo, vicepresidente y ministro de Educación. No son dos profesores despistados sino dos ciudadanos ejemplares que se hastiaron de la política corrupta, de la violencia mafiosa, guerrillera o paramilitar. No son dos soñadores con la cabeza en las nubes sino dos hombres con los pies en la tierra que han demostrado que saben administrar con eficiencia y pulcritud los recursos públicos. Con ellos están otros dos ex alcaldes de Bogotá con mucho prestigio: Enrique Peñalosa y Luis Garzón. De Peñalosa se recuerdan las mega-bibliotecas que construyó en los barrios populares de la ciudad; de Garzón, su exitoso plan de "Bogotá sin hambre", que les dio desayuno a los niños de todos los colegios populares, muchos de los cuales iban a la escuela sin haber probado bocado. A la sombra del Partido Verde estos cuatro ex alcaldes de las dos ciudades más importantes de Colombia han hecho una campaña prodigiosa que nos tiene soñando en un país más amable, menos iracundo.
Cuando sus porcentajes en las encuestas eran bajos (Fajardo el 9%, Mockus el 5%) los demás candidatos (la ex embajadora Noemí Sanín, el liberal Rafael Pardo, el ex guerrillero Petro, candidato de la izquierda) los veían como un fenómeno marginal de opinión, con asiento en las universidades y en la clase intelectual. Pero desde que Fajardo adhirió generosamente a la candidatura de Mockus, con la tesis de que "dos matemáticos no suman, sino que multiplican", las posibilidades del Partido Verde han subido como espuma y hoy están empatados con Santos, el delfín de Uribe. Mockus y Fajardo le han aportado además a la campaña una dosis grande de cordialidad, de ironía y buen humor. No usan los ataques personales, las mentiras, las descalificaciones desdeñosas. Su estilo es amable porque en Colombia muchas veces la violencia física empieza con violencia verbal. Su cordialidad es desarmante.
Santos y Sanín son los candidatos del viejo establecimiento. Nunca han sido elegidos por voto popular, siempre nombrados por los mandatarios de turno. Han trabajado en gobiernos conservadores, liberales, uribistas... Ellos mismos han estado afiliados a distintos partidos o movimientos independientes. Son veletas de la política, capaces de las más grandes volteretas ideológicas con tal de adaptarse al gobernante de turno y conservar su porción de poder. Ambos fueron enemigos de Uribe, pero terminaron trabajando para él. "El que no cambia de opinión cuando cambian las circunstancias es un idiota", declaró Santos, sin parpadear, y sin ver en esto ni la sombra de lo que significa: oportunismo político. Noemí Sanín pasó de denunciar a Uribe como paramilitar, a ser su embajadora en España.
El escenario más probable este domingo es que Santos y Mockus sean primero y segundo, con lo cual pasarán a la segunda vuelta, el 20 de junio. La propaganda negra ya intenta hacer ver a Mockus como alguien cercano a Chávez, simplemente porque no se le enfrenta con la furia verbal de los demás. Pero pocas cosas más distintas, en talante, en ideología y en políticas, que el viejo rector de la Universidad Nacional y el coronel golpista convertido al "socialismo del siglo XXI". Será muy difícil que Mockus gane en una segunda vuelta.
El delfín Santos tiene a Uribe, tiene a los caciques, tiene la maquinaria de su partido. Cuenta incluso con el apoyo oculto de lo peor: los ex paramilitares y mafiosos de la droga, reciclados en impresentables movimientos políticos regionales. Tan impresentables son, que lo apoyan en silencio, sin poderlo decir abiertamente porque serían desautorizados por el candidato. En eso consiste también la picardía: en recibir el apoyo de los más corruptos, pero sin dejarlo saber en público.
A todo esto se oponen Mockus y Fajardo, con la sola arma de la razón y de las razones. No sabemos si será suficiente. La victoria de estos excéntricos sería un salto al vacío, dicen los más cercanos al presidente Uribe. ¿Dos profesores de matemáticas al gobierno de un país tan complejo? ¿Por qué no? Ya demostraron, en dos de las ciudades más complejas del mundo, que el problema de gobernarlas se podía resolver. Sería muy curioso que en Colombia se realizara el sueño de Platón: un filósofo al poder.
Héctor Abad Faciolince, escritor colombiano, es autor de El olvido que seremos (Seix Barral).

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD RELIGIOSA
Nazarín Amiriam- Público 30.05.2010

La libertad y la religión son dos términos incompatibles como lo son la razón y los dogmas de fe, o la igualdad y todo tipo de desigualdades por mandato divino. Por eso, la libertad de culto que ampara al practicante, conlleva también riesgos, como que los sacerdotes abusen del progreso.
Se confunde el respeto al creyente con la tolerancia a sus creencias, que suelen ser dogmas impermeables a la crítica, irracionales y que dejan al fiel a merced de la credulidad y la coacción de los jefes religiosos.
Avances como la retirada de símbolos religiosos de los colegios quedan neutralizados al permitir que los padres impongan un menú escolar religioso al alumnado. Criaturas que nacen y crecen como fieles y no como personas, cuya apostasía puede llegar a ser castigada con la muerte. ¿Dónde queda la educación emancipadora?
En demasiadas ocasiones un menor ha fallecido sólo porque él o sus parientes han impedido la transfusión de sangre. ¿Forma parte de la libertad religiosa que unos tutores ejerzan el fanatismo hasta esos límites?
Después de tanto pelear por conseguir una escuela aconfesional, se moldea con sutileza una cantera segregada de futuros devotos. Mañana se echará del aula a Darwin para invitar a Adán y Eva. O se justificarán las desigualdades económicas y sociales en nombre del destino asignado. El peligroso poder que llegan a conseguir los iluminados se manifiesta con fuerza en EEUU, donde decenas de religiones lo copan todo, hasta tal punto que algunas instituciones empiezan cada jornada con rezos.
La obediencia a la fe es alienante, porque promete una vida mejor en el más allá a cambio de no luchar por la felicidad aquí y ahora. La superstición desorienta a la víctima y la hace más vulnerable ante la verdadera causa de su sufrimiento.
Con su visión a corto plazo, los gobernantes suelen hallar una aliada en la religión, veterana experta en anestesiar la conciencia colectiva. Su método milenario es capaz de reducir la ciudadanía a un rebaño necesitado de pastor.
Se está echando por la borda lo alcanzado en siglos de esfuerzo humanista.
Hay que estar vigilante. En un mundo lleno de preguntas y parco en respuestas, la irracionalidad tiende a prosperar a la sombra del desamparo.

***************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

A LA IZQUIERDA DE LA 'ZEJA'
Los comunistas movilizan a intelectuales y artistas con un homenaje al poeta José Manuel Caballero
Desde su llegada a la secretaría general del PCE, José Luis Centella no ha ocultado su pretensión de recuperar la famosa y algo nostálgica "alianza de las fuerzas del trabajo y la cultura". El homenaje que brindó ayer el partido al poeta José Manuel Caballero Bonald (Jérez de la Frontera, 1926) evidenció que existe alianza posible entre cultura y política a la izquierda de los artistas de la zeja, acuñación con cierta carga peyorativa para calificar a los intelectuales y creadores públicamente identificados con Zapatero. El propio Caballero, en su breve intervención final, regaló un piropazo al PCE al admitir que algunas alusiones durante el homenaje le habían recordado la época en que era "el único partido que con valentía y honestidad luchaba" contra Franco. Y Centella inscribió el acto en la "renovación de un compromiso" con artistas que sintonicen "con lo que fueron Alberti, Picasso, Miguel Hernández, Machado...".
Más de mil personas acudieron al Teatro Lope de Vega en Sevilla, llenando casi todo el patio de butacas para asistir al homenaje, convocado sin más motivo que el de rendir pública admiración a la trayectoria personal y literaria de Pepe, como lo llaman sus amigos. Y no es que Caballero sea un comunista de libro, con todas las letras de la ortodoxia. En una entrevista con Público, el verano pasado, se definió como "un marxista con gustos burgueses". Adscrito a la Generación del 50, su antifranquismo fue tanto una preocupación ética como estética, como lo fue la famosa desobediencia en las costumbres de una generación tan comprometida con la disidencia política como con la juerga.
El poeta cerró el acto con el puño en alto y un sentido «Salud y República»
Pero ayer Caballero cerró el acto con el puño el alto medio segundo, eso sí y un sentido "Salud y República". No era fácil resistirse, tras el aluvión de caricias y parabienes que le llovieron desde la izquierda. José Manuel Mariscal, secretario general del partido en Andalucía, resumió en dos los principales rasgos de Caballero: "Amistad y desobediencia". Y amigos y admiradores, desde luego, había muchos, y muchos de ellos escritores y de izquierdas: José María Velázquez, Jesús Fernández Palacios, Juan Carlos Abril, su "sobrino" como él conoce a sus más allegados Felipe Benítez Reyes y Luis García Montero, que también reivindicó "el sueño de la alianza de la cultura y el trabajo", tan necesaria ahora que hay una "separación tajante entre la España real y la oficial".
Un "proyecto justiciero"
El cantaor flamenco Manuel Gerena se sumó con un martinete a pecho descubierto, y en la distancia hacían llegar su saludo Eduardo Mendicutti, Juan Ramón Capella y Marcos Ana, que se recupera de una neumonía y cuya sola mención levantó el aplauso de la parroquia. En la memoria, también, el poeta Ángel González, ya fallecido. Tanto y tan bueno se dijo de Caballero que, al recoger la placa del PCE acompañado de su mujer, Pepa Ramis, bromeó con la apariencia "póstuma" del homenaje. "La literatura es un proyecto justiciero añadió. Con ella me defiendo de todo lo que me ofende y me subleva".
Ayer, desde luego, nada podía ofenderlo. Y más cuando apareció para cerrar el acto con unos arranques el cantaor jerezano José Mercé, que dio la explicación menos política o literaria para justificar su presencia: "Yo voy donde me diga mi tío Pepe".

*****************************************************************************************************************

LA CONSEJERA DE EMPLEO, MUJER E INMIGRACIÓN, PALOMA ADRADOS, HA CRITICADO, ANTE LA ASAMBLEA DE MADRID, LAS REDADAS CONTRA LOS INMIGRANTES EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA.

Adrados ha dicho que sólo en la Región madrileña se realizarón, en 2009, la identificación de 445.000 personas, es decir, 1.200 al día. "Están amedrentando a los inmigrantes, haciéndoles sentirse acosados simplemente por su aspecto. Como han denunciado los sindicatos de policía, las redadas son una orden directa de los responsables políticos del Ministerio de Interior, en particular, del ministro Alfredo Pérez Rubalcaba.

La consejera ha dicho que aunque el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero niega las identificaciones de los extranjeros "todo el mundo sabe que se producen en los metros, en los locutorios, en las paradas de autobús o en los lugares de trabajo de los inmigrantes. El criterio para pedir la identificación es generalmente racial y étnico, cebándose en los que tienen aspecto de extranjero".
De la web Toumani.es 28.05.2010

*******************************************************************************************************************

LOS HISPANOS SE VUELVEN CONTRA OBAMA
El movimiento latino exige al presidente que cumpla sus promesas electorales - La ley de Arizona es uno de los peores problemas domésticos de la Casa Blanca
ANTONIO CAÑO - Washington - 30/05/2010 El País

Arrinconado por los conservadores e ignorado por los demócratas, el movimiento hispano, que ayer ofreció una nueva demostración de fuerza en la jornada de protesta contra la ley discriminatoria de Arizona, ha empezado a volverse en contra de Barack Obama. El presidente, incapaz de encontrar los votos que permitan regular el problema migratorio a escala nacional, se ve impotente para ofrecer una respuesta satisfactoria para una comunidad que atraviesa por un momento decisivo de su historia.
El problema generado por la ley que criminaliza la inmigración ilegal en Arizona se ha convertido, al margen del desastre ecológico en el golfo de México, en la mayor preocupación de la agenda doméstica de la Casa Blanca y en el asunto que puede decantar la suerte de las elecciones legislativas de noviembre en muchos Estados del país.
Obama se encuentra atrapado en una tensión que, hasta el momento, lo ha paralizado. Por un lado, el caso de Arizona ha despertado un fuerte resentimiento antiinmigratorio entre una mayoría de la población que exige mano dura y acción inmediata. De otra parte, la comunidad latina ha reaccionado ante el hostigamiento con una energía desconocida en busca del apoyo del presidente, su aliado natural.
Obama, que prometió durante la campaña electoral una ley de inmigración en su primer año de mandato, reaccionó desde el principio en contra de la ley de Arizona. Pero, a partir de entonces, no ha encontrado los medios para combatirla. La posibilidad de que el fiscal general la desafiase ante los tribunales no se ha concretado aún, y el borrador de reforma presentado por un grupo de senadores demócratas hace 15 días no ha vuelto a ser discutido. En cambio, esta semana Obama anunció el envío de 1.200 soldados de la Guardia Nacional a la frontera con México, una medida destinada a calmar los temores de la población local por el deterioro de las condiciones de seguridad.
La comunidad hispana considera que esa no es la solución, que solo una ley migratoria y la legalización de más de 10 millones de indocumentados puede resolver el problema de raíz. De lo contrario, es muy probable que los latinos castiguen en las urnas no solo a los republicanos que se oponen -lo que se da por hecho- sino al presidente que no cumplió su palabra.
"Quizá la próxima vez no debería prometer una ley migratoria sin más, sino una ley migratoria a menos que ocurra A o B o C", ha declarado el congresista demócrata Luis Gutiérrez, tal vez la voz más representativa del actual movimiento hispano. "Yo no estoy atacando al presidente", añade, "le estoy recordando lo que prometió".
El caso tiene múltiples ramificaciones. Por un lado, lo que empezaron siendo manifestaciones de rechazo a la ley de Arizona se ha acabado convirtiendo, semanas después, en todo un movimiento reivindicativo con visos de perdurar. El pasado 1 de mayo salieron a la calle alrededor de un millón de personas en decenas de ciudades en todo el país. Esta semana, otras varias decenas de miles han viajado desde todos los rincones hasta Phoenix, la capital de Arizona, para demostrar la vigencia de su causa. Varios grupos y activistas han surgido en los últimos días, aprovechando la agilidad de los nuevos medios de comunicación, para multiplicar la audiencia de esta reivindicación.
La comunidad hispana está, pues, presente en la política norteamericana como nunca lo ha estado antes. Eso ha estimulado, a su vez, el surgimiento de otros grupos que creen necesario defenderse de los inmigrantes ilegales y reforzar las fronteras norteamericanas. El boicot a Arizona decretado por una veintena de ciudades de Estados Unidos ha sido contestado por el nacimiento de un movimiento denominado "buycott" que defiende la compra de productos de ese Estado. Sarah Palin, que ha concentrado su actividad desde hace tiempo en la denuncia de la inmigración ilegal, es la principal impulsora de ese grupo.
En medio queda Obama. El presidente no ganó las elecciones por el apoyo de los hispanos, pero puede perderlas sin ellos. En noviembre de 2008, el voto latino no fue suficiente para compensar la mayoría republicana en Estados como Tejas y Arizona, pero los demócratas avanzaron en ambos y confiaban en seguir haciéndolo hasta acercarse a la victoria en 2012. Eso está actualmente en peligro, y la primera prueba puede llegar el próximo noviembre. Mientras el voto conservador se ha movilizado a favor de los candidatos que se solidarizan con Arizona, el voto hispano -y sus apoyos en la izquierda- está en pleno proceso de decepción.
No existe una solución fácil. La reforma migratoria ha sido una batalla perdida antes por otros presidentes, incluido George Bush. En el tiempo reciente, la agudización de la violencia en México solo ha exacerbado la xenofobia y agravado la situación. La demagogia ha crecido, los casos de discriminación a los hispanos, incluso de abuso o maltrato, se han multiplicado. Al ser la casi totalidad de los ilegales de origen latino, su presencia aquí se ve, además, como una invasión que transformará este país. Políticamente, el problema se ha hecho más explosivo, casi inmanejable.
Los congresistas demócratas de distritos más conservadores o de mayoría anglosajona se resisten a respaldar una ley para legalizar a los indocumentados. Ante esa realidad, Luis Gutiérrez asegura que Rahm Emanuel, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, le ha recomendado a Obama no dar ni un paso. Gutiérrez (y otros millones de Gutiérrez, García y González) intentarán obligarle a hacerlo.

*****************************************************************************************************************

"LA GENTE VA A SEGUIR VINIENDO A PESAR DE LAS LEYES Y BARRERAS"
Miles de hispanos marchan en la capital de Arizona
GUILLERMO ALTARES (ENVIADO ESPECIAL) - Phoenix - 30/05/2010 El País

La referencia no puede ser más clara. En la marcha que ayer durante todo el día reunió a decenas de miles de hispanos en Phoenix contra la nueva ley de inmigración de Arizona, el nombre de Martin Luther King se pronunciaba constantemente. La movilización hispana contra la ley que permite a la policía parar a cualquier persona de la que se sospeche que pueda estar sin papeles ha tomado como modelo el movimiento por los derechos civiles que en los años cincuenta y sesenta cambió para siempre EE UU.
"Lo tenía en la pared de casa y lo he sacado a pasear", señala Beny, de 60 años, un estadounidense de origen alemán, que ha acudido a la marcha con un cartel enmarcado del pastor que inició en Montgomery (Alabama) la lucha por los derechos de los negros. "Peleo también por los derechos de mis nietos, sospechosos por el color de su cuero. Con esta ley se puede llevar al bote a cualquier persona solo por el color de su cuero", insiste Beny en un colorido castellano. En la parte de abajo del cartel, ha colocado una foto de sus dos nietos, mulatos, encima puede leerse una de las frases más célebres del doctor King: "El odio sólo lleva al odio".
La mayoría de los asistentes a la marcha era de origen mexicano: en total en Arizona se calcula que hay unos 460.000 inmigrantes irregulares, según datos del Pew Hispanic Center (la población hispana roza el 38% de los seis millones de habitantes del Estado). Aunque muchos esperan que las cifras del nuevo censo, previsto para este mismo año, sean inferiores, porque bastantes irregulares preferirán no abrir sus puertas a cualquiera que se presente con un carnet oficial, pero también porque muchos mexicanos están comenzando a instalarse en Estados vecinos, lejos de las huestes de Joe Arpaio, sheriff del condado de Maricopa (al que pertenece Phoenix), famoso por sus durísimos métodos y uno de los personajes más insultados durante la marcha.
"Sólo quiero trabajar y vivir en paz", señala un joven mexicano, inmigrante irregular, que trabaja desde hace cinco años como cocinero. Preguntado por su nombre responde con un cortés: "Mejor no". "Este es un movimiento que va a ser cada más grande, porque esto no se puede parar. Estamos hablando de nuestro trabajo, de nuestros derechos, de nuestro pan", insiste este cocinero. Lo que califica de "hostigamiento" por parte del sheriff ha hecho que los movimientos de cualquier inmigrante indocumentado se reduzcan enormemente. "Por eso no verás a muchos hermanos como yo por aquí", agrega.
Frases impregnadas de la mística del movimiento de los derechos civiles como "De Selma a Phoenix", "Dream" (Sueño) o "We shall overcome" (venceremos) aparecían varias veces en las pancartas que coloreaban esta marcha eminentemente familiar y tan multiétnica como la propia sociedad estadounidense y trazaban un claro paralelismo entre las ciudades del Viejo Sur que encabezaron aquella lucha y lo que ocurre en Arizona desde que, a finales de abril, la gobernadora Jan Brewer firmó la ley SB 1070. "Es lo mismo, aunque disfrazado de diferente forma", responde Martín, de 38 años, cuando es preguntado sobre el movimiento de los derechos civiles.
Esta marcha de Phoenix es la segunda que se produce en estos meses: la última reunió a 25.000 personas, pero lo más importante es que el movimiento ha prendido en otros Estados de amplia población hispana, como Tejas o la vecina California, que también vivieron manifestaciones masivas. "Queremos evitar que una ley como ésta se vote en otros Estados", señaló en una breve intervención Pablo Alvarado, líder sindical y uno de los organizadores del movimiento.
"Siempre llega un momento en que las minorías tienen que luchar sus derechos, incluso tienen que imponer su criterio por encima de las mayorías", explica Marcos Viveros, de 40 años, que dirige una de las muchas organizaciones que se están empezando a articular en torno a este movimiento, que cada vez está cobrando una mayor amplitud. "Gracias a luchas similares, las mujeres lograron el derecho al voto en EE UU y la gente de color acabó con la segregación. Los padres fundadores hicieron este país basándose en los derechos de los ciudadanos y esta ley va contra ellos", prosigue Viveros, residente legal. Las encuestas revelan que, mientras los hispanos están en contra de la ley, la mayoría de la población estadounidense (en torno al 60%) sí apoya este tipo de legislaciones discriminatorias.
David Román, un estudiante de 24 años que ha venido desde San Diego, afirma: "Por mucho que manden al Ejército, por muchas barreras y leyes que pongas, da igual, la gente va a seguir viniendo mientras no haya trabajo en sus países. Es ley de vida".

*****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

¿RECORTES EN DESARROLLO HUMANO?
ADELA CORTINA 30/05/2010 El País

Cuesta creer que la recuperación de la economía española tenga que pasar, entre otras cosas, por recortar la inversión en colectivos especialmente vulnerables: las personas dependientes, los jubilados, que verán congeladas sus pensiones, y las mujeres que van a dar a luz, con las que había un compromiso. No parece que ninguno de ellos sea responsable de la crisis económica, ni tampoco de otras crisis que oscurecen el horizonte, y justamente para ellos, por su especial vulnerabilidad, el recorte es a todas luces dramático. Es en estos casos cuando se hace patente que hay ciudadanos de primera y de segunda, y que los de segunda están en permanente situación de riesgo, un riesgo que no sólo se corre, sino que se transforma en amarga realidad.
Pero falta un cuarto colectivo, que ni siquiera parece contar por su lejanía, el de las personas que viven en países en desarrollo. El recorte asciende en este caso a 800 millones entre 2010 y 2011, lo cual supone un buen pico de la ayuda al desarrollo de estos dos años. Son gentes que no votan en nuestro país, claro está, y podría pensarse que para la mayoría de nosotros representan una difusa nebulosa, porque ojos que no ven, corazón que no siente.
Si no nos preocupan de verdad las personas dependientes de nuestro entorno, parece que menos aún nos van a preocupar las de países lejanos, por mucho que andemos un día tras otro mentando la globalización.
Lo bien cierto es que a cuenta de la crisis se retrasa todavía más el propósito de alcanzar los célebres Objetivos de Desarrollo del Milenio, que proclamó en 2000 la Asamblea General de Naciones Unidas, contando con los líderes mundiales de 189 países, objetivos cuyo cumplimiento se preveía inicialmente en 2015. Realmente, no pueden ser más básicos, calificarlos de modestos es poco: erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre géneros y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.
¿Puede pedirse menos en materia de justicia? Pues los recortes por la crisis de distintos países y del nivel global retrasan su cumplimiento no a una fecha por lejana que sea, sino ad calendas graecas, teniendo en cuenta que los griegos no tenían calendas.
Podría pensarse que las gentes de los países en desarrollo no son ciudadanos españoles, y que son "los nuestros" los que tienen prioridad, más aún en tiempos de recortes. Daríamos entonces la razón a ciertos neurocientíficos, según los cuales, el desinterés por los lejanos tiene bases cerebrales, porque llevamos acuñados unos códigos, producto de la evolución, que se fueron formando en la época de los cazadores-recolectores, cuando las gentes formaban pequeñas tribus y se veían obligadas para sobrevivir a estrechar lazos con los demás miembros y a rechazar con agresividad a los lejanos, a los diferentes, a los extraños.
Si así fueran las cosas, llevaríamos esa disposición incorporada y por eso nos resulta difícil acoger al diferente, sentir preocupación por el lejano. Sería esa entonces una de las razones por las que la ayuda al desarrollo suena a música celestial, a discurso edulcorado para los buenos tiempos.
Sólo que para las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo yo me las subo. La ayuda al desarrollo humano es vital para los países más pobres de la tierra, para sus gentes la cuestión es de vida o muerte. Sin ayuda externa no pueden ni siquiera poner el pie en el primer peldaño que lleva a salir de la pobreza extrema. No se puede, pues, retroceder un ápice: erradicar el hambre y la pobreza extrema es, en realidad, un "Deber Ya" de la humanidad, y no un simple "Objetivo del Milenio". No hay recortes que valgan.
Cosa que, al parecer, ha percibido buena parte de la ciudadanía española que, según las encuestas, se ha puesto por montera el código pueblerino de los cazadores-recolectores y ha respondido a los encuestadores que recortes en desarrollo, no.
Por si faltara poco, nobleza obliga, y la presidencia de la Unión Europea debería llevar aparejado un plus de ejemplaridad, especialmente relevante en temas de desarrollo humano, que afectan a los más desprotegidos.
Ciertamente, la salida de la crisis vendrá de reformas estructurales y sobre todo de cambio en los modelos de vida, apostando por la transparencia, la profesionalidad, la generación de confianza y de amistad cívica.
Pero, en lo que afecta a reducir gastos, podría muy bien prescindirse de asesores, ministerios, direcciones generales y un buen número de cargos superfluos, poner tasas a las transacciones financieras, mirar con lupa fraudes y corrupciones, y sobre todo no invertir lo recaudado en todo aquello que lleva a conseguir votos, aunque sea estéril o incluso esté contraindicado. Pero reducir la ayuda al desarrollo humano es radicalmente inadmisible.
Adela Cortina es catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia y directora de la Fundación ÉTNOR

****************************************************************************************************************

EL RENACIMIENTO DE LA PAC
Bruselas la mantendrá después de 2013, pero con una redistribución de los fondos
VIDAL MATÉ 30/05/2010 El País

La Política Agrícola Común (PAC) ha constituido en el último medio siglo uno de los ejes para el mantenimiento de la actividad del sector agrario y el mundo rural de acuerdo con unos fondos anuales que hoy superan los 55.000 millones de euros. La PAC ha sobrevivido, en las últimas dos décadas, aunque malherida, a importantes reformas y, en la actualidad, se enfrenta a nuevos interrogantes sobre su futuro ante las disponibilidades financieras que se asignen a la misma a partir de 2013.
Bruselas tiene abierta una consulta pública hasta el mes de julio para recoger ideas sobre la necesidad y el futuro de la misma antes de elaborar un documento oficial de propuesta de reforma. En la actualidad todo hace indicar que la PAC seguirá después de 2013, pero con una nueva redistribución de las ayudas entre países y sectores.
Desde la perspectiva española, como el segundo país que más ayudas recibe después de Francia, la PAC del futuro vendrá con rebajas. "No podemos cerrar los ojos a la nueva situación que se puede presentar a partir de 2013. Existe el riesgo de que se puedan producir ajustes o qeu los mismos fondos se deban repartir entre más países y más beneficiarios. En ese escenario, se imponen medidas que no perjudiquen los intereses de los profesionales: recortes por la parte más alta y apoyar fundamentalmente la actividad de los profesionales y la agricultura productiva", señala Javier Alejandre, responsable de los servicios técnicos de UPA.
España recibió en el último ejercicio un total de 7.412 millones de los que 6.203 millones fueron vía el Fondo de Garantía Agraria. De esas cifra, los apoyos directos a la producción se acercaron a los 5.000 millones de euros. Para desarrollo rural se recibieron otros 1.208 millones.
Frente a diferentes voces que se han alzado en los últimos tiempos en el seno comunitario contra la PAC, España ha desarrollado un trabajo importante durante la presidencia para defender el futuro de la misma, tanto ante los responsables de la comisión como ante los demás países miembros. La Administración española es firme partidaria de su mantenimiento e incluso de su reforzamiento. Para el secretario de Estado de Agricultura Josep Puxeu, la PAC es una política clave para el mantenimiento de la actividad agraria, para la creación de empleo, la sostenibilidad del territorio y para proporcionar una oferta alimentaria suficiente en volumen y en calidad y seguridad para los consumidores.
La Administración española propugna el desarrollo de una política de modernización del sector para lograr unas producciones más competitivas en el conjunto de la economía mundial. Pero se entiende que esa mejora de los procesos productivos no puede suponer eliminar los actuales niveles de ayudas directas que hoy suponen en la UE el 25% de los ingresos medios de una explotación y que en España llegan casi al 30%.
Para los responsables del ministerio, a los agricultores y ganaderos comunitarios se les exigen una serie de condiciones en materia de controles de producción, seguridad alimentaria, respeto al medio ambiente o bienestar animal que suponen unos mayores costes y que no existen en terceros países competidores. Además, no se puede olvidar que una parte de las ayudas directas que hoy percibe el agricultor comunitario no son apoyos caídos del cielo, sino una compensación parcial por la bajada de los precios oficiales. En 1986, un kilo de cebada se elevaba a 0,15 euros frente a los 0,11 euros que tuvo esta campaña.
En las perspectivas financieras para después de 2013, en el mejor de los casos, se podrían mantener los actuales niveles globales de apoyo, salvo que la crisis dé lugar igualmente a recortes en este presupuesto comunitario. Este mantenimiento de las ayudas será la primera razón por la que se deberá aplicar una redistribución de los fondos. En este momento, el 85% de los gastos de la PAC los ingresan sólo nueve países. Mientras en algunos nuevos socios las ayudas no llegan a los 100 euros por hectárea, en otros superan una media de 300 euros, con pagos en algunos cultivos superiores a los 2.000 euros por hectárea.
En la próxima reforma, Bruselas deberá decidir los criterios para proceder a esa redistribución de los recursos. En la actualidad, la política de pagos directos se basa en derechos históricos en función de rendimientos o número de cabezas, tanto en las producciones agrícolas más importantes como en las cabañas de ovino o vacuno. Para el futuro está por debatir esa fórmula. Pero, lo que es seguro, es que los actuales criterios históricos para fijar ayudas se van a eliminar, aunque sea de una forma progresiva desde 2013. En su lugar, una posibilidad es la fijación de una tarifa plana, una ayuda para todos igual por hectárea, cultivo o cabeza de ganado, ayuda básica complementada por diferentes conceptos variables como su ubicación en el territorio, tamaño o compromiso medioambiental.
En ese nuevo escenario, la meta del sector sería establecer un sistema por el que no se perjudicara a los profesionales del sector, menos de 300.000, frente a los 900.000 que reciben ayudas. En esa línea, hay sobre la mesa tres medidas complementarias: mantener el apoyo a los que viven directamente de la actividad; aplicar recortes al colectivo de 450.000 perceptores con menos de 1.250 euros de ayuda, y ajustar los pagos en los cobros más altos de personas físicas.
-
Ayudas libres de sospecha
Las ayudas de la PAC han estado en muchos momentos bajo sospecha, alimentadas por clichés que, en casos muy puntuales, respondieron a hechos reales, pero que en su mayor parte carecen de base.
Un primer estereotipo es que al agricultor le pagan por no cultivar o por no recoger la cosecha. Hoy, los mecanismos de control sobre los cultivos están generalizados y las sanciones son muy duras.
Un segundo estereotipo es que unos pocos se llevan la mayor parte de las ayudas y la gran mayoría, las migajas. Es una verdad a medias. Es cierto que solo el 1% cobra el 23% de las ayudas con cobros por petición superiores a los 300.000 euros y que solo un centenar de beneficiarios cobran unos 190 millones de euros, una cifra igual a la percibida por 450.000 peticionarios. Pero hay explicaciones. En ese colectivo hay grandes terratenientes, pero también entidades asociativas que cobran en nombre de miles de socios. Por otro lado, de esos 450.000 perceptores que no llegan a los 1.250 euros de ayuda, la mayor parte no se puede considerar que vivan de la agricultura. El colectivo real de agricultores profesionales, el 22%, cobran casi el 60% de todas las ayudas.
Un tercer estereotipo es que los mayores perceptores viven en las grandes ciudades y que se llevan la parte del león. Es cierta la existencia de esos cobros en grandes urbes, pero el grueso de los pagos se domicilia en el medio rural.
El Fondo Español de Garantía Agraria ha hecho un informe sobre dónde viven los 804.290 perceptores de las ayudas del pago único que en 2009 fueron de 3.276 millones de euros.
Según este estudio, de los 8.112 municipios que hay en España,
7.960 han recibido ayudas. Y de esa cifra, 7.240 son pueblos con menos
de 10.000 habitantes donde residen
el 68% de los beneficiarios que
cobran el 62,5% de las ayudas.
En los municipios urbano-rurales, de entre 10.000 y 100.000 habitantes, se hallan un 23% de los beneficiarios cobrando el 22,7% de las ayudas. Ello supone que más del 85% de los pagos se quedan en zonas rurales o semirurales, destacando el triángulo de Jaén, Córdoba y Sevilla como las receptoras de las mayores de esas ayudas.
Los residentes en las grandes ciudades son el 3,48% de los beneficiarios y cobran el 6,2% de los pagos. Madrid es el municipio con el mayor número de perceptores de pagos con 11.820. En cuanto al volumen de los pagos, a la cabeza se halla Sevilla con 86,8 millones seguida de Madrid con 76,4 millones de euros. -

*****************************************************************************************************************

¿Y AHORA, QUÉ?
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ 30/05/2010 El País

Martin Gardner, el científico y escritor norteamericano que murió la semana pasada, hizo disfrutar a millones de personas en todo el mundo, atrayéndolas hacia la matemática y la ciencia a través del juego y la capacidad lógica. Fue un ídolo para muchos magos inteligentes, admiradores de sus juegos de cartas, y para centenares de miles de adolescentes a los que enseñó que para enfocar un problema matemático era muy importante dar un paso atrás y ampliar el foco de la mirada. "Pensar alrededor del problema", recomendaba a los seguidores de su columna en la revista Scientific American. Es un buen consejo que quizás deberíamos rescatar ahora, en medio de estos difíciles días.
Si ampliamos el foco de la mirada quizás apreciemos mejor que el problema que encaramos, cómo salir del endeudamiento sin cercenar el crecimiento económico, va a exigir, sin la menor duda, una serie de importantes sacrificios, que no quedará más remedio que asumir, pero que detrás de ellos puede aparecer otro tsunami, todavía escondido, y de peores consecuencias. La crisis no parece que vaya a llevarse por delante los mecanismos del sistema capitalista que han demostrado mayor peligrosidad. Todo lo más, se pretende modificar algunos de los elementos de evidente toxicidad para el correcto funcionamiento del sistema.
Lo que la crisis puede llevarse por delante, lo que, sin que se sepa cómo ni por qué, puede resultar fatalmente dañado en todo este proceso es el concepto de lo público. Ese es el paso atrás que debemos dar para comprender la naturaleza del problema y eso es en lo deberíamos fijarnos.
Tony Judt, el historiador británico, está tan alarmado por esa posibilidad que dedica sus últimos días de vida (padece una cruel enfermedad degenerativa) a hacer un llamamiento para que los ciudadanos no cejen en su compromiso político con lo que ha representado la idea de la socialdemocracia. "La socialdemocracia esta hoy en día a la defensiva, pidiendo perdón. Nadie se enfrenta a los críticos que aseguran que el modelo europeo es muy caro o económicamente ineficiente", protesta. Porque nadie parece comprometido con la defensa del servicio público, nadie parece prepararse para sostener y preservar el camino andado.
"El Estado de bienestar sigue siendo popular, y en ningún lugar de Europa se predica la abolición de la sanidad publica, la educación gratuita o la necesidad de mantener transportes eficientes", recuerda Judt, y es cierto. Nadie pone en duda ante los ciudadanos esos avances sociales, pero lo cierto es que todo eso depende también, realmente, de la defensa de lo público. Si se permite que el gasto destinado a objetivos sociales sufra recortes letales, se estará renunciando a la idea misma de lo público como elemento imprescindible para el avance de las sociedades. "Si ha de tomarse todo esto en serio, la izquierda debe encontrar su voz", mantiene Judt.
Es importante evitar que la inseguridad expanda el miedo, sobre todo el miedo al cambio, porque no hay duda de que se precisan cambios, importantes y urgentes. Por ejemplo, "hay que repensar el papel de los Gobiernos", afirma el historiador inglés. "Si no lo hace la izquierda, otros lo harán por ella". Pero lo más importante quizás sea comprender que "el pensamiento económico de los últimos treinta años no es intrínseco a los seres humanos, sino que hubo un tiempo en el que organizábamos nuestra vida de una manera distinta", afirma Judt.
Su último libro, Ill fares the land (editado por Allen Lane, 256 páginas), ha provocado una fuerte polémica y duras críticas en la izquierda anglosajona. Quizás algunas de ellas están justificadas, pero lo que nunca se le podrá reprochar al historiador británico es que no haya empleado sus últimas fuerzas en preguntarse y en exigir que nos preguntemos ¿y ahora, qué? ¿Cuándo va a empezar el debate en la alicaída izquierda española?
solg@elpais

****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

UNA VOZ QUE ROMPE EL SILENCIO
Por Gustavo Duch - Diario de Navarra, 24 de mayo de 2010

En mayo de 2008 tres miembros del Consejo de Ancianos de la comunidad triqui, en Oaxaca, México, dialogaban sentados a la sombra de los arcos del palacio de San Juan Copala que hasta hacía dos años era la sede de la Agencia Municipal subordinada al Gobierno regional y estatal del país, y que ahora funcionaba como instalaciones del municipio autónomo.
-¿Será que así somos los triquis, violentos, como dicen? Preguntaba uno de ellos a su compañero y sin esperar respuesta, como si estuviera reflexionado en voz alta, él mismo se contestaba. -No, no es así. Esta violencia viene de otro lado. Es al gobierno al que le conviene, porque si hay muertos a cada rato la gente deja de organizarse, se olvida de los proyectos, tiene miedo y se divide. Y sin organización, los recursos no llegan, se quedan allá, con ellos.
Sus compañeros asienten. Son muchos años de inestabilidad y violencia sucedidos para que un grupo de caciques y supuestos líderes locales dispongan del escenario ideal para intermediar en el saqueo de los recursos naturales y el aprovechamiento de la mano de obra triqui.
Confían, y en ello han gastado muchas vidas, que ejercer el derecho a un gobierno autónomo les permita superar el sometimiento político y económico en que se encuentran.
Pero los gobernantes de México colgaron en la entrada de sus despachos el letrero de ‘Reservado el derecho de admisión’. -Este derecho lo admitimos, adelante, este derecho no puede pasar, pareciera que dijeran, y así se sacuden los derechos de las comunidades indígenas. De la misma manera que prohíben también el derecho de la solidaridad.
Así lo denunciaron el pasado 11 de abril 400 personas de 24 países asegurando que «se criminaliza, en México y en América Latina, a las personas y organizaciones que ejercen el derecho legítimo a solidarizarse con los movimientos y procesos sociales que nos parecen pertinentes».
Su advertencia estaba, lamentablemente, fundada. Dos semanas después, una caravana de paz y observación de derechos humanos se dirigía a San Juan Copala. Querían explicar que en apenas un año han sido asesinadas 19 personas, y que desde enero la población se encuentra cercada por un grupo armado -presuntamente vinculado con el Gobernador de Estado en Oaxaca- que impide la entrada de alimentos. Querían solidarizarse. Querían ser parte de ellos y ellas. La caravana unos pocos metros antes de llegar al pueblo fue interceptada y regada a balazos que acabaron con la vida de Jyri Antero Jaakola, observador internacional finlandés y de Betty Cariño Trujillo de la organización CACTUS.
Betty, hasta ese día, no se apeó de su expedición personal. Su militancia por los derechos humanos le llevó a implicarse en campañas a favor por las personas afectadas por la minería, a colaborar con las redes ‘sin maíz no hay país’ y trabajar decididamente a favor de la organización de las mujeres de los pueblos indígenas. «Si no nos organizamos, pasa que una niña o un niño mueren por una picadura de un alacrán por no poder llevarla a que reciba atención. Ahora las mujeres pusieron en común unos ahorros y así hicieron un fondo que se prestaba para cubrir necesidades urgentes y que es revolvente».
Si se le preguntaba por la tenencia de la tierra explicaba que «está en manos de los hombres, pero en la tierra que es comunitaria las mujeres hemos ganado mucho espacio. Cuando tenemos las mujeres organizadas que quieren trabajar la tierra y tenemos las semillas, vamos donde las autoridades locales y si hay tierra no te pueden decir que no».
«Los cambios que el trabajo de las mujeres está produciendo» –decía ella- «son muchos. El rol que se ha asignado a la mujer es el de procrear, tener hijos, sacarlos adelante, servir a los hombres. Es a partir de que las mujeres nos organizamos y participamos en la vida comunitaria que se va generando otro rol de vida, para construir el mundo que queremos, con más incidencia comunitaria. Es tener en las manos la libertad para construir un mundo más igual.»
Todo esto contaba Betty en sus viajes a la comunidad foral de Navarra, invitada por Mugarik Gabe Nafarroa que viene dando apoyo a su organización. Como rompiendo el silencio delataba: «Al Estado Mexicano no le gusta este tipo de procesos pues no les coinciden con la idea que ellos tienen de país, ni a los caciques locales, ni a las multinacionales que compiten por los recursos que tenemos en nuestras tierras»

***************************************************************************************************************

Hirimotu

Hirimotu dijo

Escenarios de la crisis | Una despedida en el aeropuerto
"Separarnos es durísimo, pero la crisis no nos deja otra opción"
La situación ha forzado a los Murillo a dividirse: Alexandra y los niños regresan a Ecuador. Yari seguirá buscando trabajo en Madrid

CARMEN PÉREZ-LANZAC - Madrid - 11/06/2010

Antony y Richie se abrazan a sus enormes osos de peluche entre inquietos y melancólicos. Estamos en el aeropuerto de Barajas y son las 21.00. Dentro de cuatro horas, ambos hermanos estarán volando junto a su madre rumbo a Ecuador. Su padre, Yari, se quedará en tierra.

Para ambos niños, de ocho y siete años, es un viaje a lo desconocido. Cuando sus padres les plantearon la opción de regresar a Ecuador, los dos se sumaron con entusiasmo a la propuesta, que se votó democráticamente. Pero una cosa es la idea en abstracto y otra muy distinta que llegue el gran día. "Pero, ¿dónde está Ecuador?", pregunta de pronto Richie.

A su lado, junto a un carrito con seis maletones pesados y repesados por Alexandra para pagar el sobrepeso justo, espera visiblemente emocionado Yari, su padre. Aunque lo intenta, no puede contener las lágrimas. Y acto seguido, a Antony se le enrojecen los ojos. Alexandra, toda energía, intenta levantar el ánimo de su familia. Va maquillada y luce varios adornos de Hello Kittie. "Venga, recuerden las cosas que les conté de Ecuador", apremia a sus hijos. "Que hay playa", dice Richie. "Y piscina", dice su hermano. "Y no sé más".

Alexandra y Yari se conocieron hace nueve años en un salón recreativo de Manta, en la costa de Ecuador. A los seis meses Alexandra se quedó embarazada de su primer hijo. No tenían muchos medios: él trabajaba en una fábrica de conservas de palmito que cerró. Era 2002. Un familiar les animó a probar suerte en España y cuando Alexandra volvió a quedarse embarazada se liaron la manta a la cabeza.

En Madrid, Yari encontró trabajo con bastante facilidad. Hacía reformas o trabajaba de jardinero. Alexandra llegó a un acuerdo con su cuñada: a cambio de que esta costeara su billete y el de Antony, ella cuidaría de su hija durante un año. Cumplido el acuerdo, Alexandra empezó a limpiar por horas.

Y así estuvieron siete años, viviendo con unos 1.200 euros mensuales de los que el grueso (800 euros) se iban en el alquiler de un piso modesto en una ruidosa calle de Madrid. Hasta que hace unos meses las cosas se complicaron.

Primero fue Alexandra la que se encontró con problemas: al no tener un contrato de trabajo no pudo prorrogar su permiso de residencia y se encontró sin papeles. Hace dos meses, la cosa se puso aún más fea: Yari se quedó en el paro. Y la familia, sin ingresos. Que Alexandra y los niños regresen a Ecuador mientras Yari intenta encontrar empleo en España les parece la mejor salida.

"Separarnos es durísimo, pero la crisis no nos deja otra opción", dice Yari. "Aunque no sé cuánto voy a resistir separado de ellos", añade cabizbajo.

"En Ecuador, me dicen mis cuñados, puedes alquilar un piso por 100 euros", dice Alexandra, la más entusiasta de los cuatro. "Allí tenemos a la familia y aquí estamos solos", continúa. "A mis hijos les he explicado que allí es todo más feo porque no hay plata para construir cosas bonitas, pero que tienen primos. Y yo tengo una cuenta pendiente: ir a la tumba de mi madre, que murió estando yo lejos y lo llevo entre pecho y espalda", continúa Alexandra, que no se da margen a lamentaciones.

"De acá voy a echar de menos el jamoncito, el cocido y el zoológico", concede. "Y, sobre todo [no se desmaye, Gallardón] el metro: te lleva a todas partes tan rápido".

Al estar en situación irregular y tener dos niños a su cargo, Alexandra ha contado con la asistencia de la Asociación Rumiñahui para organizar su regreso. Todo ha sido muy rápido: en apenas dos semanas tenía los billetes en mano.

La familia se ha acogido al Plan de Retorno Voluntario que el ministerio de Trabajo e Inmigración puso en marcha al comienzo de la crisis con apoyo del Fondo Europeo para el Retorno. Con el dinero Alexandra planea abrir una pequeña cevichería o un puesto callejero de comida.

A las 22.30, la familia termina de facturar el equipaje. "Aquí tienen las tarjetas de embarque", les dice la persona tras el mostrador. "¿Por qué se dice de embarque? ¿Vamos a ir en barco?", pregunta Antony. Y los cuatro se alejan con los ojos enrojecidos por las tripas del aeropuerto.

© EDICIONES EL PAÍS S.L.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hooolaaaaa!!! sigo viva! ¿cómo va por este blog?
los exámenes acabados y aprobados... empiezo a respirar un poco.
Un beso lobito.

lsolera dijo

UNA VALLA CON 500.000 AGUJEROS
La policía de Arizona, los obstáculos físicos y la vigilancia electrónica no logran frenar el tráfico de personas
GUILLERMO ALTARES (ENVIADO ESPECIAL) - Nogales - 05/06/2010 El País

A los dos lados se extiende un terreno baldío interminable y mítico, el desierto de Sonora, que, como el Sáhara, cada año se traga a cientos de seres humanos, inmigrantes dispuestos a arriesgar la vida para cruzar. Menos el paisaje que es idéntico, la valla lo cambia todo: a un lado, México; al otro, Estados Unidos. A un lado, los que tratan de cruzar; al otro, todos los sistemas de vigilancia posibles que, aun así, resultan insuficientes. "Aquí hay actividad 24 horas al día, siete días a la semana", dice el sargento Mathews, uno de los alguaciles del sheriff del condado de Santa Cruz, en un sector de la frontera bastante alejado de la población más cercana.
La valla no es uniforme en la frontera de 3.000 kilómetros que separa Estados Unidos y México. En algunos tramos tiene planchas de metal de varios metros de altura; en otros, es una alambrada que se salva de un salto. Cada año cruzan ilegalmente la frontera 500.000 personas, la mitad eligen hacerlo por Arizona.
Un polvoriento camino se extiende junto a la valla y es recorrido constantemente por la Border Patrol, la patrulla fronteriza, y por los agentes del sheriff que se dedican a frenar los tráficos ilegales que campan a sus anchas por este territorio. Por todas partes hay torres de observación, sensores de movimiento, focos...
Sin embargo, la llegada de sin papeles continúa (aunque es la más baja en 10 años), también la actividad de las mafias que trafican con drogas, armas, dinero y también con seres humanos. "Llevamos en este juego mucho tiempo", dice el sargento Mathews. "Cada año seguimos encontrando cuerpos [cerca de 300 en 2009], es una tragedia interminable", dice Tony Estrada, el sheriff del condado al que pertenece Nogales, el paso fronterizo más activo de Arizona, utilizado legalmente por 24 millones de personas al año.
Estrada, nacido en México aunque vino con dos años a EE UU, es el único sheriff de origen hispano del Estado y, junto al de Tucson, es también el único que se ha mostrado abiertamente en contra de la Ley SB 1070, que comenzará a aplicarse el 29 de julio y permitirá a las fuerzas de seguridad parar y pedir la documentación a cualquiera que pueda ser sospechoso de estar ilegalmente en el país. La ley, promovida por la gobernadora de Arizona, la republicana Jan Brewer, ha sido calificada de racista y ha provocado una enorme movilización en la comunidad hispana, sin precedentes desde el movimiento chicano de César Chávez de los sesenta.
"Es una legislación discriminatoria, basada en el perfil racial", asegura el sheriff Estrada. "No me importa cómo la disfracen o lo que digan, es una ley discriminatoria contra la población de origen mexicano. Y además no tenemos ni los medios ni el presupuesto para aplicarla. Esta ley es una auténtica pesadilla, que nos impedirá hacer nuestro verdadero trabajo: perseguir a los criminales. Es mala para la imagen del Estado, mala para la economía y, sobre todo, es mala porque no pretende perseguir a los auténticos criminales, a la gente que comete delitos, no faltas", asegura.
"¿Hay actividad?", pregunta el sargento Mathews a su colega de la Border Patrol, que acaba de bajarse de una torreta blindada que puede elevarse por encima de la valla fronteriza con un motor. "Hemos detectado a cuatro tratando de acercarse a la frontera, pero en cuanto se han dado cuenta de que les hemos visto han desaparecido", replica. Los posibles emigrantes fueron detectados desde bastante más lejos, desde un puesto de observación especial, instalado en una colina, que vigila con prismáticos muy potentes cualquier movimiento. El resto de las patrullas responde con secos "sin novedad", "demasiado calor", "demasiado pronto" a la misma pregunta.
En Nogales la frontera lo impregna todo. Es visible desde todas partes: unas colinas separan el Nogales estadounidense -unas pocas calles llenas de tiendas desperdigadas en la nada- del Nogales mexicano, una ciudad de verdad, que cuenta con 200.000 habitantes. La valla, porque allí es una valla real, es como una cicatriz gigante. En el lado mexicano, las casas crecen prácticamente apoyadas en ella. La frontera también está presente por los constantes cruces -los mexicanos del otro lado pueden cruzar con un permiso especial que les permite desplazarse sin visado hasta Tucson, unos 80 kilómetros al norte- pero sobre todo porque los agentes de la Border Patrol, en bicicleta o al volante de sus imponentes todoterrenos, están por todas partes. Incluso han instalado un control, en el que detienen a todos los coches, en la carretera que une Nogales y Tucson.
Todas las ciudades de frontera se parecen (como todos los alrededores de las estaciones de ferrocarril). Hay algo en el aire que las une, en el tipo de comercios, en el ambiente. Sin embargo, Nogales, del lado estadounidense por lo menos, resulta especialmente dura, y mucho más desde que flota en el aire la SB 1070, aprobada en abril y que, aunque no comience a aplicarse hasta el 29 de julio, ya ha lanzado un velo de temor y reducido mucho el movimiento.
Basta con pasar un rato hablando con unos y con otros junto al principal cruce fronterizo para que los parroquianos avisen de que dos autobuses que acaban de llegar al puesto de control son especiales. En ellos transportan a los emigrantes sin papeles que han sido capturados y que son llevados hasta la frontera (casi todos aceptan la deportación porque el plan B es quedarse en un centro de detención de EE UU a la espera de que se resuelvan sus recursos). Cada día se expulsa a 200. En cuestión de minutos, se les entregan sus escasas pertenencias y, con cara de circunstancias, son enviados al otro lado. Pero todos lo tienen claro, ellos y los agentes de frontera: los inmigrantes volverán a intentarlo.

lsolera dijo

SUIZA PROHÍBE CASARSE A LOS INMIGRANTES SIN PAPELES
La ley persigue luchar contra los matrimonios de conveniencia
RODRIGO CARRIZO COUTO - Ginebra - 05/06/2010 El País

No por anunciada la noticia causa menos estupor. A partir del 1 de enero de 2011, un inmigrante extracomunitario sin documentación en regla lo tendrá muy duro para poder decir "sí, quiero" en Suiza. Por decisión del Consejo Federal (Ejecutivo), desde ese día los demandantes de asilo y los extranjeros clandestinos no tendrán derecho al casamiento en territorio helvético. Esta medida nace para impedir los conocidos como matrimonios de conveniencia o por la obtención de papeles.
La iniciativa nació de las filas del SVP-UDC, o Partido Popular de Suiza, que se hizo mundialmente famoso con sus agresivas campañas xenófobas, su lucha contra los minaretes y sus carteles protagonizados por ovejas negras, en referencia a los inmigrantes sin documentación.
El artífice de esta nueva regla es el consejero nacional (diputado) y presidente del SVP-UDC, Toni Brunner. El objetivo central de esta nueva ley es el de impedir que los demandantes de asilo o los extranjeros no comunitarios con una orden pendiente de expulsión puedan esquivar la legislación vigente recurriendo al matrimonio con un ciudadano suizo. En tal caso, el extranjero deberá probar que reside legalmente en el país, lo que en el caso de los clandestinos es, sencillamente, imposible.
Uno de los aspectos potencialmente más polémicos de la nueva ley es que obliga a los funcionarios del Registro Civil a denunciar a los contrayentes ilegales o a aquellos que no puedan presentar la debida documentación a la policía de extranjería.
Cada vez más casos
El mismo principio se aplicará a las uniones civiles. Las autoridades destacan que los jueces de paz se enfrentan cada vez más a menudo a matrimonios "sospechosos" en los que habría dinero de por medio o "credulidad por parte del ciudadano suizo". Según las autoridades, uno de cada cuatro matrimonios mixtos estaría bajo sospecha.
Esta medida afectaría muy particularmente a colectivos como el latinoamericano, que cuenta con decenas de miles de ciudadanos sin documentos trabajando en el servicio doméstico en ciudades como Ginebra, Zürich y Lausana.
En Suiza habría, según estimaciones sindicales, más de 120.000 trabajadores sin papeles. Para ellos no cabe esperar ninguna amnistía ni proceso de regularización masiva y la única salida existente hasta el momento, el matrimonio, parece quedarles vedada.

lsolera

lsolera dijo

LOS CAMINANTES
ANTONIO MUÑOZ MOLINA 05/06/2010 El País

Las fotografías en blanco y negro traen el recuerdo de un tiempo en el que caminar era un acto revolucionario. En el Museo del Bronx las fotos componen el gran friso histórico de las caminatas por los derechos civiles en el sur de Estados Unidos, que comenzaron con el boicot a los autobuses públicos de Montgomery, en Alabama, en diciembre de 1955, y culminaron en la apoteosis de la gran marcha sobre Washington en 1963. En otro lugar de Nueva York, el admirable Centro Internacional de Fotografía, se ven también algunas de esas fotos que ya son parte de la memoria pública de un siglo -Coretta King en el entierro de su marido asesinado, los perros de la policía desgarrando la ropa de un manifestante negro-, pero además se completan con otras imágenes del cine, la televisión, la publicidad, la industria de consumo, que revelan la omnipresencia siniestra del racismo, la burla perpetua, entre benévola e injuriosa, la contumaz negativa a aceptar no ya la ciudadanía sino hasta la plena humanidad de los negros. En el cine o en la televisión, cuando no eran grotescos o serviles eran invisibles. En una serie de carteles patrióticos editados durante la II Guerra Mundial para exaltar la causa de la democracia contra el fascismo hay niños jugando en los parques o estudiando en las escuelas o grupos de hombres entregados al trabajo, en una representación a la vez terrenal e idealizada de la gente común: pero en ninguno de esos carteles hay una sola cara que no sea anglosajona y blanca. El mismo país que estaba batiéndose en una guerra formidable contra el nazismo segregaba a los soldados negros en las filas del ejército. Lena Horne, que se murió hace unas semanas, recordaba el insulto de una ocasión en la que tenía que cantar para las tropas en el frente europeo: en las primeras filas estaban los soldados blancos americanos y los prisioneros de guerra alemanes; al fondo, los soldados negros. En un anuncio de una revista en colores lujosos de los años cincuenta dos doncellas de cofia y mandil blanco discuten en una parodia fonética del acento afroamericano: una de ellas se muestra agradecida porque sus señores le dan un día libre entero a la semana; la otra declara, con esa arrogancia de la favorita de los dueños de la plantación, que sus señores son más generosos todavía, porque gracias a la aspiradora eléctrica que acaban de comprarle termina más rápidamente sus tareas y tiene mucho más tiempo libre. Una de las escenas más delicadas del cine musical es esa en la que Lena Horne canta el Stormy Weather de Harold Arlen junto a una ventana por la que se ve una calle de Nueva York batida por una tormenta súbita. Pero los productores se aseguraban de que tales escenas fueran muy breves y no tuvieran mucha relación argumental con el resto de la película, a fin de poder cortarlas en las versiones que se exhibían en los cines del sur.
Parece historia lejana: en una cena universitaria, hace poco, me toca sentarme junto a una señora negra conversadora y educada, algo mayor que yo, con la que descubro enseguida aficiones compartidas, Saul Bellow, Elizabeth Bishop, Charles Mingus. Nació en Richmond y se acuerda muy bien de los lugares a los que debía entrar por una puerta distinta de la de los blancos, de las barras de las cafeterías separadas y de los retretes públicos siempre más sucios en las estaciones. Por algún motivo que no recuerda, dice sonriendo, las bibliotecas públicas eran los únicos lugares que no estaban segregados en Richmond: en esos refugios en los que sí era igual a los demás alimentó su vocación de niña lectora.
Una niña con coletas, con vestido blanco y calcetines blancos, como arreglada para la iglesia un domingo, camina hacia la escuela custodiada por altos guardias armados mientras a unos pasos la chusma racista le tira cosas y le grita insultos que ella parece no oír. La niña camina con la misma dignidad serena, con la misma fragilidad indestructible que hay en todos los héroes comunes de aquellos años, hombres y mujeres, negros y también blancos, porque muchos blancos de buena voluntad y corazón progresista participaron en la lucha, en la que alguno de ellos se dejó la vida. Lo que me produce más emoción es ver en las fotografías y en las imágenes confusas de los noticiarios cómo el heroísmo consistió en hacer con naturalidad cosas perfectamente habituales. Caminar, permanecer sentado. Caminar durante horas o días, durante meses, sin más descanso que el preciso para reponer las fuerzas y seguir caminando; sentarse en el taburete de plástico acolchado de una cafetería y apoyar los codos en la barra; subir a un autobús y sentarse en un asiento de las primeras filas, no de las últimas, y mirar hacia el paisaje como si no ocurriera nada.
Ha habido revoluciones sanguinarias que en nombre de la fraternidad humana y del paraíso terrenal se convirtieron en grandes fábricas de crímenes. En España todavía quedan sueltos algunos chacales que para vindicar el idilio de un edén paleolítico consideran necesario el asesinato. En Montgomery, Alabama, el primero de diciembre de 1955, una costurera de aire tranquilo, Rosa Parks, dignamente vestida con un abrigo y un sombrero, con unas gafas que acentuaban la dulzura de su cara, inició una de las grandes revoluciones del siglo con el solo gesto de sentarse en un autobús, mirando al frente, sujetando el bolso sobre el regazo. Muchas veces, a lo largo de los años, negó que el motivo para sentarse en una de las primeras filas en lugar de seguir avanzando hacia el fondo, hacia las reservadas a los negros, fuera el agotamiento, o el dolor de los pies. Lo hizo, decía, con aquella expresión de templanza que tuvo hasta el final de su vida, porque decidió que tenía que hacerlo, que no podía aguantar más pasivamente la injuria de la segregación. La amenazaron, la detuvieron, la encerraron. Policías brutales la zarandeaban y le gritaban insultos acercándole mucho a la cara serena sus grandes bocas torcidas de ira.
Las calles, las orillas de las carreteras, se fueron llenando de caminantes. Hombres y mujeres vestidos con esa formalidad que resalta más gracias al blanco y negro de las fotografías se levantaban de noche y empezaban a caminar para llegar a tiempo a los trabajos sin tomar los autobuses que pasaban una y otra vez vacíos. Caminar es el acto más primordial, el más simple. Con sus trajes oscuros, sus corbatas, sus pequeños sombreros, los negros caminaban por las carreteras del sur con la misma majestad que si pisaran los caminos polvorientos de África. Porque se los representaba como a bufones o mendigos ellos extremaban la severidad de sus modales y sus ropas. Porque les decían "boy" negándoles hasta la condición de adultos ellos empezaron a utilizar "man" como vocativo. En la foto de la huelga de los trabajadores de la limpieza de Memphis, en 1968, una pancarta única se multiplica sobre las cabezas de los caminantes, "I'am a Man". Por debajo de las sirenas y los altavoces de la policía y los ladridos de sus perros avanzaría el gran rumor de los pasos humanos.
--------------------

Bien, salud y buena lectura a compadres, lectores y colaboradores. Bienvenida al garito de lobos, señorita Motu.
Camioneros, buena ruta.

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

SI EL MUNDO FUERA UNA ALDEA DE 100 PERSONAS…
Galicia Hoxe, 2 de junio de 2010. Gustavo Duch
Si el mundo fuera una aldea de 100 personas…

… 25 son pequeñas campesinas y campesinos en sus fincas, huertos o chacras distribuidas por la aldea. 3 personas más son población nómada que vive del pastoreo de animales. 2 personas están involucradas en actividades pesqueras artesanales para el consumo humano. 13 hombres y mujeres cuidan huertos urbanos para su propio consumo y tres de ellas distribuyen sus excedentes en los mercados locales. Por último, 7 personas viven en o junto a los bosques y selvas recolectando parte de sus propios alimentos.
En esa aldea la mitad de las tierras cultivables estaría repartida en parcelas inferiores a cinco hectáreas entre una gran mayoría de campesinas y campesinos. La otra mitad, la de muy pocos, sufre una invasión de plantaciones de soja, eucaliptos, palma africana y caña de azúcar, que no nos alimentan, ocupando el 20% del total de las tierras fértiles.
En la aldea el 50% de los alimentos que nutren a sus habitantes está producido por el campesinado a pequeña escala; un 12’5% llega de la recolección y de la caza; y el 7’5% se produce en pequeños huertos y balcones de las ciudades y extrarradios por sus propios habitantes. Entonces, sólo un 30% del porcentaje de alimentos de la aldea proviene de la ‘cadena alimentaria industrial’.
Sí, aunque nos pueda sorprender, -entrelazando ambas estadísticas- en esta aldea y en nuestro mundo también, la mitad de la población dedican su tiempo a producir alimentos a pequeña escala: mujeres y hombres que cultivan, cosechan, recolectan, crían ganado, cazan, pescan, pastorean, trabajan tierra que no les pertenece… generando finalmente la comida necesaria para más de 70 personas de la aldea.
Además, la seguridad alimentaria que ellas y ellos nos ofrecen, en su mayor parte, se produce sin abusos químicos y favoreciendo el mantenimiento de la biodiversidad. Mientras que en la ganadería industrial trabaja con sólo cien variedades de sólo cinco especies de ganado, las campesinas y campesinos crían 40 especies de ganado y casi ocho mil variedades. Y si las corporaciones semilleras centran sus inversiones en una docena de cultivos, el campesinado cultiva cinco mil variedades vegetales y han aportado casi dos millones de nuevas variedades al haber genético del planeta.
¿Podemos rebajar más ese 30% industrial generador no de alimentos sino de hambre?

****************************************************************************************************************

EMPUJONES GANADORES

La Jornada de México, 5 de junio de 2010. Gustavo Duch Guillot

Unos meses después del terremoto en Haití, el ex presidente estadunidense Bill Clinton, ahora enviado especial de la ONU en ese país, reconoció lo que muchas organizaciones ya habían denunciado. Clinton llamó ‘un error’ a las políticas que implementó responsables de provocar la ruina de miles de pequeños productores de arroz locales, y con ella la pérdida de buena parte de la autosuficiencia alimentaria del país. En 1994, después de favorecer el retorno de Jean Bertrand Aristide al poder en Haití, el gobierno de Clinton –con unos programas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial como zanahorias en el extremo de un palo– forzó la reducción de los aranceles en frontera que protegían la entrada barata de arroz importado. Supuestamente arrepentido, Clinton añadió que he tenido que vivir todos los días con las consecuencias de la pérdida de la capacidad de producir una cosecha de arroz en Haití para alimentar a esa gente, debido a lo que yo hice, nadie más.
Pero sí, hay más culpables que el presidente de entonces. Como también hemos podido conocer, a los pocos días del terremoto, con el presidente de ahora, entre la ayuda alimentaria tan necesaria para esos primeros momentos llegaron cargamentos de arroz facilitados por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (la USAID) y distribuidos por el Programa Mundial de Alimentos. Otra vez una fórmula que sólo favorece a los grandes cerealistas de Estados Unidos, mientras que los productores locales disponían de arroz en los graneros que no habían sido destruidos por el terremoto. ¿No hubiera sido preferible dedicar el dinero de las donaciones a comprar el arroz local?
Pero Haití, ese país invisible durante tantos años, parece determinado en mostrarnos todo el catálogo de perversos mecanismos que, en este caso Estados Unidos y sus multinacionales –un buen ejemplo de los estados corporativos que gobiernan a los pueblos– utilizan en el avance por el control de la alimentación. Y aquí entre en escena Monsanto, la corporación conocida por su dominio en el sector de las semillas, y especialmente en las modificadas genéticamente. A principios del mes de mayo se hizo pública la voluntad de Monsanto de colaborar con Haití. Las primeras informaciones indicaban que la empresa había acordado, con el respaldo de la embajada de Estados Unidos en Haití, entregar gratuitamente 475 toneladas de maíz transgénico (junto con sus fertilizantes y pesticidas asociados) y 2 toneladas de semillas de hortalizas, todo en el contexto del programa WINNER (ganador), liderado por la USAID y dirigido por Jean Robert Estime, que ejerció como ministro de Relaciones Exteriores durante los 29 años de la dictadura de Duvalier en Haití. Finalmente, bien por las presiones ciudadanas, bien por decisión propia, el ministro de Agricultura de Haití ha explicado que el acuerdo se ha cerrado exclusivamente con semillas híbridas de maíz. La donación –dice el ministro– forma parte de una campaña para reactivar el sector agrícola después del terremoto del 12 de enero y ya está siendo efectiva.
Aunque en Haití no están verificando si las semillas entregadas son o no transgénicas, la diferencia entre donar semillas híbridas o transgénicas, para los intereses de Monsanto no es significativa. En ambos casos estamos hablando de unas semillas mejoradas en los laboratorios muy exigentes en el uso de fertilizantes y pesticidas (productos incluidos en la donación). Además, el grano de la cosecha no puede ser aprovechado como semilla para nuevas cosechas, con lo que el campesinado se verá obligado a comprar nuevas semillas. Y aquí radica el altruismode Monsanto. Si bien durante los años 2007 y 2008 (curiosamente, durante la crisis alimentaria) los beneficios de Monsanto no dejaron de crecer, la crisis parece haber llegado también a sus cuentas de resultados. Según el director ejecutivo de la trasnacional, Hugh Grant, el principal motivo de esta caída fue la disminución en las ventas de herbicidas y productos químicos. ¿Estamos entonces delante de una estrategia para ganar mercados? Si seguimos el consejo del periodista brasileño Thalles Gomes, estos días en Puerto Príncipe, y revisamos la definición de la USAID, observaremos –al igual que pasa con algunos fondos de cooperación del Ministerio de Asuntos Exteriores español– que navegan en la dualidad de conseguir con la ayuda exterior “apoyar los intereses de la política exterior americana, expandiendo la democracia y el libre mercado y, al mismo tiempo, mejorar la vida de los ciudadanos de los países en desarrollo”. Con estos fondos y estas semillas el doble propósito viene a ser como un oxímoron.
La colaboración con el campesinado haitiano en estos momentos es, desde luego, muy necesaria. Pero la urgencia de hoy no puede convertirse en dependencia para mañana. Por ello, desde las organizaciones campesinas están con movilizaciones y marchas estos días, contra esta sutil invasión, mientras desarrollan planes propios para aumentar la producción y reproducción de semillas locales y buscan conseguir semillas naturales de lugares con climas similares (en la propia República Dominicana, por ejemplo). Pero parece que estos programas no cuentan con empujones ganadores.

*****************************************************************************************************************

COMO UN PEZ FUERA DEL AGUA
Público 14.06.2010

Poco más o menos como indica el título se ha quedado la Comisión Europea tras evaluar los resultados de la Política Pesquera Común (PPC) aplicada desde 1983 y revisada en 2002: más del 85% de los bancos de peces evaluados en las aguas comunitarias se consideran sobreexplotados, y la industria pesquera –especialmente la más pequeña– encadena una crisis tras otra. No está mal para una política que, entre sus objetivos, se planteaba conservar los recursos marinos y apoyar al sector pesquero. Peor aún es el resultado si tenemos en cuenta que no se trata de una política a la que no se le han dedicado recursos: 4.897 millones en el periodo 2000-2006, y una previsión de 4.304 millones más para el periodo 2007-2013. En varios estados miembros se ha calculado que el coste de la pesca para los presupuestos públicos es superior al valor total de las capturas. Dicho con otras palabras, prácticamente pagamos dos veces el pescado: una en la pescadería y otra a través de nuestros impuestos.
Algo se ha hecho muy mal y, por ello, como plantea la propia Comisión Europea, “debe llevarse a cabo un cambio radical en la PPC, no debe tratarse de otra reforma fragmentaria gradual, sino de un maremoto cuyo alcance afecte a los factores fundamentales que se esconden en los fracasos anteriores”. La revolución se ha puesto en marcha y tendremos una nueva PPC en 2012. Pero ¿en qué debe basarse este cambio radical?
En primer lugar, se impone priorizar la recuperación del ecosistema marino: sin peces no hay pesca ni pescadores. La situación en la actualidad es grave: por ejemplo, en varias cuencas europeas dominadas por las flotas españolas, determinados tipos de merluza, rape o atún no sólo están sobreexplotados, sino que se mantiene una peligrosa tendencia negativa. Más que nunca, ahora es necesaria la aplicación del principio de precaución y un enfoque basado en el ecosistema (dónde se analizan las interacciones de las diferentes especies marinas) para la gestión de los caladeros. Técnicamente es posible; políticamente, está aún por ver.

En segundo lugar, hay que poner fin a la ineficiente estructura de toma de decisiones de la PPC. Mientras las decisiones estratégicas y los objetivos a largo plazo deben establecerse en el Consejo de Ministros o el Parlamento Europeo, las decisiones operativas deben tomarse a una escala inferior, con la participación plena del sector y ajustándose a la diversidad europea y de sus mares. No como sucede en la actualidad, donde la toma de decisiones está excesivamente centralizada. Los tipos de embarcaciones, el conocimiento de la situación ecológica de los diversos caladeros europeos, la estructura organizativa de los pescadores, etc., son demasiado diferentes entre los países, e incluso entre diferentes partes de un mismo país, para una visión centralizada efectiva.
Hay que establecer normas claras en la asignación al recurso y estas deben basarse en un conjunto de criterios transparentes que favorezcan las prácticas y artes de pesca menos destructivas y más selectivas, el menor consumo de combustible, el mayor empleo, las buenas condiciones de trabajo, la obtención de productos de calidad y el nivel de cumplimiento histórico de las normativas comunitarias. Esta propuesta está muy lejos de la situación actual, en la que ni tan siquiera se penaliza el incumplimiento de la legislación vigente. Es suficiente saber que más de 20 embarcaciones españolas han sido condenadas en los últimos años por incumplir la legislación de pesca y al mismo tiempo han recibido subvenciones públicas derivadas de la política pesquera común. Ni tan siquiera existen los mecanismos que les obliguen a devolver los recursos públicos utilizados. Por contra, tenemos decenas de ejemplos en todo el mundo que nos muestran que criterios sociales y ambientales pueden combinarse exitosamente para conseguir una mejor gestión pesquera y asignación de los recursos. Algunos de ellos son muy cercanos, como la gestión pesquera que se está llevando a cabo en la reserva marina española Lira-Carnota “Os Miñarzos”, gracias al excelente trabajo de la Cofraría de Lira y la Fundación Lonxanet.
Finalmente, no se puede olvidar la dimensión exterior de la PPC. Debe exigirse un respeto a la soberanía alimentaria de los terceros países (ya conocemos nuestra polémica presencia en el Sáhara Occidental); evitar la externalización de impactos negativos asociados a la sobrepesca y a modelos productivos basados en la sobreexplotación laboral o social (pensemos, por ejemplo, en las condiciones de maquila de algunas plantas de tratamiento de pescado en América Latina o África); o el dumping a los países no europeos. De una vez por todas se han de eliminar las subvenciones a las flotas que incumplan la legalidad en el exterior o que producen un dumping en terceros países, con un mayor control de los productos que llegan a Europa (como la perca del Nilo) y la mejor información para el consumidor, así como la desvinculación de las políticas de cooperación de las políticas de promoción de acceso a los recursos marinos en terceros países.
Se presenta una oportunidad única para diseñar una nueva PPC y hacer de esta un motor de cambio para el ecosistema marino y el sector pesquero europeo. Falta ver si la Comisión es capaz de guiar adecuadamente esta transformación y, finalmente, del maremoto no nos quedamos en marejadilla. El reto es grande, pero la necesidad de cambio es aún mayor.

Miquel Ortega Cerdà es coordinador del área de medio ambiente y sociedad de ENT, medio ambiente y gestión y Gustavo Duch Guillot es coordinador de la revista ‘Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas’

***************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

"ESTA TIERRA DE ARIZONA ES NUESTRA TIERRA"
La ley contra la inmigración refleja la polarización de la sociedad en el Estado fronterizo con México
GUILLERMO ALTARES (ENVIADO ESPECIAL) - Phoenix - 31/05/2010

Con una chapa en la que puede leerse "las armas salvan vidas", una joven trata de animar a su contertulio a que se sume a los TP de Arizona, este movimiento populista ultraconservador que se está haciendo fuerte en Estados Unidos a la derecha del Partido Republicano. Su quiosco está presidido por un cartel en el que puede leerse: "Para inglés, pulsa 1. Para deportación, pulsa 2". Poco después de que terminase la marcha que reunió el sábado a miles de hispanos en el centro de Phoenix contra la nueva ley de inmigración de Arizona, unos 2.000 partidarios de la legislación, calificada de racista por grupos de derechos civiles y que ha encendido un debate nacional, se congregaron en un estadio de Tempe, una de las urbes que conforman la capital de este Estado del suroeste de Estados Unidos, fronterizo con México.
Más allá de la anécdota y de los lemas en muchos casos delirantes que adornaban las casetas -desde "¿Qué parte de la palabra ilegal no has entendido?", "Ilegal no es una raza, es un delito", "Una sociedad armada es una sociedad civilizada", ", el encuentro ultra refleja la extrema polarización de la sociedad en torno a la Ley SB1070 de Arizona, que comenzará a ser aplicada a partir del 29 de julio y que permite que la policía pare a cualquiera y le pida su documentación basándose en que pueda parecer un inmigrante sin papeles. La contestación a la ley ha provocado una movilización hispana sin precedentes en Estados Unidos.
Una encuesta nacional difundida la semana pasada por las cadenas de televisión NBC, MSNBC y TeleMundo revelaba que un 61% de los votantes respaldaban la nueva ley. El mismo sondeo señalaba que un 40% de los votantes registrados respaldaría a un candidato republicano que apoyase la nueva legislación, un dato muy importante para un año electoral (se celebran legislativas en noviembre). Y, en Arizona, la situación está especialmente polarizada, si no sería imposible que un sheriff como Joe Arpaio fuese reelegido una y otra vez desde 1992.
No estamos hablando de un tipo que se pasea con una estrella por la calle principal de un pueblo polvoriento del Oeste: Arpaio, un ex agente de la Agencia Antidrogas de EE UU (DEA) de origen italiano, de 67 años, es una de las máximas autoridades policiales del condado de Maricopa, que incluye la aglomeración urbana de Phoenix y que cuenta con cuatro millones de habitantes, un 31% de ellos de origen hispano. Y este sheriff -jaleado en el mitin del sábado por la noche en Tempe y vapuleado en la manifestación hispana que tuvo lugar unas horas antes- ha construido su reputación basándose en la extremada dureza, sobre todo con los sin papeles. Una de sus máximas hazañas es la Cárcel de Tiendas de Campaña de Phoenix, que exhibe con orgullo en su página web, y en la que se hacinan más de 2.000 detenidos, vestidos con trajes de presidiario a rayas y ropa interior rosa. Ya en 1995, un diario local, East Valley Tribune, ganó el Premio Pulitzer por una serie de reportajes sobre su acoso a los inmigrantes.
Y la mayoría de los votantes de Arpaio no asisten a mítines ultras como el de ayer en el que, parece muy demagógico pero fue así, los únicos hispanos presentes trabajaban como camareros en los restaurantes de comida rápida del estadio de béisbol en el que se celebró. El encuentro arrancó con el canto del himno estadounidense y un tremendo aplauso cuando acabó con el famoso "land of the free, home of the brave" (tierra de los hombres libres, hogar de los valientes). Aplausos similares se escucharon cuando un orador elogió a Fox News (casi se cae el estadio), cuando se levantaron los veteranos de guerra o cada vez que se nombraba la Ley SB1070. Los mayores abucheos se los llevaron Barack Obama y el presidente de México, Felipe Calderón. "¿Me escuchas, México? ¿Puedes escucharme desde aquí? Pues debes tener claro que esta tierra es nuestra tierra, no es tu tierra. Hemos pagado por ella, hemos trabajado por ella", exclamó desde la tribuna Larry Wachs, un periodista de Atlanta. Pam Stephenson, responsable de los Tea Party de Arizona, manifestó: "Juntos haremos más seguras nuestras fronteras y conseguiremos que regrese nuestra nación".
La ley SB1070
- La ley SB1070, aprobada en abril en el Estado de Arizona, y que entrará en vigor el 29 de julio, establece que la policía podrá parar a cualquier persona que pueda parecer un inmigrante sin documentación.
- Expertos legales aseguran que la legislación puede violar la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que prohíbe las detenciones arbitrarias.
- Comisarios de varias de las principales ciudades de Estados Unidos han pedido al fiscal general que impugne la ley. Afirman que no disponen de medios para aplicarla.

*****************************************************************************************************************

EL TEST DE ARIZONA
La inmigración comienza a perfilarse como tema clave ante las elecciones al Congreso en noviembre
04/06/2010 Editorial de El País

A medida que se acerca su entrada en vigor a finales de julio, la ley de inmigración aprobada en Arizona se convierte no solo en argumento de debate nacional, sino en relevante reclamo electoral ante la renovación del Congreso en noviembre, que encandila las expectativas republicanas. Este escenario se alimenta tanto de la indecisión de Barack Obama para atacar de frente la reforma de la inmigración en Estados Unidos, prometida en su camino a la Casa Blanca, como de la firme apuesta por la línea dura de sus adversarios políticos; como ejemplo, las piruetas para conservar su escaño del otrora liberal senador McCain.
La detención de inmigrantes ilegales ha sido siempre competencia de las autoridades federales. La retrógrada y discriminatoria ley firmada por la gobernadora republicana de Arizona, que permite a la policía del Estado inquirir discrecionalmente y pedir papeles a personas sospechosas de residencia ilegal, ha suscitado la ira de millones de hispanos. Especialmente de los mexicanos, la minoría más extendida en un país que alberga no menos de 12 millones de sin papeles. Las manifestaciones y boicoteos que se suceden en Estados Unidos contra la ley no pueden ocultar que una amplia mayoría apoya la mano dura contra la inmigración ilegal, sobre todo en los Estados fronterizos con México. Incluso en la permisiva California se abre paso este debate en las primarias para elegir gobernador.
En un país que se hispaniza tan rápidamente como EE UU, los republicanos están sin duda en el lado equivocado de la demografía. Y de la historia. Pero sus miras son presumiblemente mucho más cortas. Están puestas en las legislativas de noviembre, en las que los sucesivos tropiezos de Obama en temas de política nacional y su falta de firmeza para concretar algunas de sus propuestas reformistas pueden pasarle factura en el Congreso. Casi el 70% de los hispanos votaron por él en 2008. Muchos de ellos están ahora decepcionados porque el presidente, que ha hablado mucho del tema, pero ha hecho muy poco, en vez de dar la batalla frontal a sus oponentes y rehacer el mensaje inmigratorio en términos de justicia y progreso parece más bien plegarse al discurso republicano, ejemplificado en las exigencias de McCain para Arizona. Es difícil interpretar de otra manera el anuncio por Obama de que reforzará con 1.200 soldados la frontera con México.

**************************************************************************************************************

MADRID, ARIZONA
VICENTE MOLINA FOIX - Madrid - 01/06/2010 El País. Cartas al Director

Nos causa espanto a muchos, con toda razón, leer sobre la llamada Ley SB1070 aprobada por el Estado de Arizona, Estados Unidos.
En Madrid, la ciudad donde vivo, casi todos los días veo a la policía, especialmente a la salida y entrada de algunas grandes estaciones del metro, parando a las personas de raza negra o aspecto indio, latino, magrebí, y pidiéndoles los papeles. Lo hacen por lo general de un modo educado, aunque no sé cómo acaban estas interpelaciones en la calle; todos vamos siempre con prisa por la vida, y tampoco es cosa de ponerse a vigilar a la fuerza pública, por lo que pueda pasar.
Así que en mi ignorancia me pregunto: ¿disponemos nosotros también de una ley vigente para dar el alto indiscriminadamente a los que tengan pinta no vamos a decir que mala pero distinta.

**************************************************************************************************************

ARIZONA LAVA MÁS BLANCO
09.06.10 - Hoy, Diario de Extremadura

Una escuela de Prescott, en Arizona (EE UU), ha dado órdenes de 'aclarar' los rostros de las figuras de algunos niños que aparecen en un mural que cubre una de las fachadas del complejo escolar. La escena fue pintada por los dos artistas que aparecen en el andamio dentro de una campaña para promover el transporte sostenible y representa a cuatro chavales, algunos de ellos de rasgos hispanos, en un paisaje de árboles, generadores eólicos y bicicletas. Los prebostes de la localidad han debido de pensar que no resultaba muy coherente otorgar a tan tierna edad protagonismo a muchachos de origen 'sospechoso', ahora que Arizona se ha embarcado en una cruzada contra la inmigración que debe estar haciendo revolverse en su tumba al mismísimo Luther King. Como era de esperar, no lo hacen por racismo, sino por razones «estrictamente artísticas».
El mural lleva camino de convertirse en un símbolo del fundamentalismo étnico que promueve la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, que ha sacado adelante una ley que convierte en delincuentes a todos los inmigrantes que se encuentran en situación irregular. A Brewer no le gustaron algunas críticas que comparaban su legislación con la de los nazis y trató de legitimar su actitud diciendo que precisamente su padre había fallecido en Alemania combatiendo contra ellos. Lo malo es que ahora se ha descubierto que su progenitor no falleció en Europa sino en California y además lo hizo diez años después del fin de la II Guerra Mundial. Un leve 'error', en fin, que a buen seguro no enturbia su noble afán 'blanqueador'.

****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

¿ALGO QUE CELEBRAR?
Augusto Zamora- Público 6.06.2010

Han empezado a celebrarse, en distintos países de Hispanoamérica, los 200 años del inicio de las guerras de independencia. Como ha sido tradición, los oropeles siguen sepultando las realidades y derechas e izquierdas celebran el episodio como epopeya. Dado el peso de los mitos creados por las oligarquías triunfantes, es tarea aún pendiente analizar con ecuanimidad los procesos independentistas que, vistos sus resultados, derivaron en una catástrofe histórica de una magnitud tal que llevará 300 años repararla.
La independencia fue resultado de factores exógenos, desatados por las guerras napoleónicas, que comenzó a gestarse con el desastre de Trafalgar, en 1803, que dejó a España sin flota de guerra y, por tanto, debilitada en sus comunicaciones con los dominios americanos. Trafalgar fue el primer acto de la tragedia que se avecinaba. El último, la invasión de España por Napoleón, que provocó la desarticulación del país.
Los que serían llamados libertadores eran un puñado de ricos hacendados, educados en Europa y unidos en su devoción hacia lo británico. Todos desfilaron por Londres, pidiendo la intervención inglesa, incluso una europea, para alcanzar su idea independentista. No debe, pues, extrañar la tradición de las oligarquías criollas de recurrir a la intervención extranjera como medio de mantenerse en el poder.
Otra funesta tradición dejaron los padres fundadores: entregar las economías nacionales a potencias extranjeras. Los gobiernos de Buenos Aires, Bogotá y Río de Janeiro (después seguirían los demás) firmaron, entre 1810 y 1815 –antes de concluir las guerras independentistas–, tratados de libre cambio (hoy libre comercio) como pago por el apoyo británico. Inglaterra pasó a controlar las economías emergentes. Los tratados de libre cambio provocaron la desaparición de las industrias locales y, con ello, cualquier germen de industrialización. Los nuevos países quedaron obligados a ser exportadores netos de materias primas –en ello siguen– e importadores de manufacturas. Inauguraron, así, el neocolonialismo. No se construyeron estados nacionales, sino estados oligárquicos, basados en el latifundismo, la exclusión de los pueblos, la dependencia extranjera y el oscurantismo. No hubo sitio para la ciencia ni lo científico.
Mito mayor es que la independencia liberó a los pueblos de la opresión. Estos siguieron tanto o más oprimidos que antes. La independencia fue formal, pues las oligarquías sólo sustituyeron Madrid por Londres. De aquel maridazgo surgió la alianza entre oligarquías e imperios, británico en el siglo XIX, estadounidense en el siglo XX. Cuando EEUU irrumpió en la región, el sometimiento a lo extranjero estaba tan arraigado en las oligarquías que aceptaron sin traumas al nuevo amo. Sólo cambiaron el bombín inglés por el sombrero tejano; Londres por Washington. El idioma era el mismo.
La suerte corrida por los indígenas es la página más negra de la independencia y, por supuesto, una de las más desvirtuadas. Las Leyes de Indias, con todas sus carencias, reconocieron derechos a los pueblos indígenas que ninguna otra potencia colonial reconocería jamás en siglos posteriores. Derecho a la lengua y a sus leyes, derecho a territorios propios y protección mínima ante los abusos de encomenderos y patrones. Todo este sistema legal fue suprimido de un plumazo por las oligarquías. Sumidos en un desamparo total, las tierras indígenas cayeron en manos de latifundistas y extranjeros, se les negaron todos sus derechos y, por último, se les masacró sin piedad.
En 1824 comenzó, en Argentina, la primera “campaña del desierto”, guerra de exterminio para expoliar de sus tierras a los indígenas. No obstante, el primer genocidio planificado de la era contemporánea ocurrió en Uruguay en 1831. Ese año, el presidente Fructuoso Rivera reunió con engaños a los charrúas en un sitio –macabramente bautizado después como “Salsipuedes”– donde 1.200 soldados exterminaron a los indígenas. Entre1860 y 1885, los mapuches sufrieron una guerra implacable del Ejército chileno. Todavía hoy, los pueblos indígenas luchan denodadamente por que se reconozcan sus derechos, y no pocos de ellos invocan –para quien quiera entender– títulos de la Corona española como prueba de sus derechos a las tierras ancestrales. Los indígenas fueron los grandes derrotados, sacrificados y olvidados de las guerras de independencia.
Los países, en fin, se vieron sumidos en cruentas, destructivas e interminables guerras civiles, cuartelazos e intervenciones extranjeras. México perdió, en 1849, la mitad de su territorio. Brasil obtuvo cerca de dos millones de kilómetros cuadrados de sus vecinos. Las guerras limítrofes, alentadas por Inglaterra, fueron una inmensa tragedia para Paraguay, en 1870, y para Bolivia, en 1883. Inglaterra se apoderó de las Malvinas, Guyana, Belice y la Mosquitia. Latinoamérica, en 1860, estaba más pobre, arruinada y postrada que nunca.
En contra de lo que se afirma, las guerras de independencia fueron todo menos revolucionarias. Al revés. Constituyeron el mayor movimiento contrarrevolucionario de la historia regional, que apartó a Latinoamérica de los poderosos cambios que se dieron en Europa y EEUU entre 1830 y 1890. Reducida a neocolonia británica, la región no supo del Estado moderno ni del capitalismo, menos aún de revoluciones industriales. De todo ello Latinoamérica fue apartada y fue, el XIX, un siglo perdido. Las raíces de su subdesarrollo, justamente, están en ese siglo. No hubo recuperación hasta finales del XIX y, en muchos casos, hasta el XX. Recuperación tardía, pues para entonces EEUU era una potencia mundial y Latinoamérica una región anclada en el siglo XVIII. Doscientos años después, buena parte de esas estructuras siguen en pie. ¿Algo, en verdad, que celebrar?
Augusto Zamora R. es autor de ‘Ensayo sobre el subdesarrollo. Latinoamérica, 200 años después’

**************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

MSF ALERTA SOBRE LOS PELIGROS A LOS QUE SE ENFRENTAN LOS MIGRANTES Y REFUGIADOS EN SURÁFRICA
La organizacion expresa su grave pre
ocupación por los riesgos que corren la salud y la vida de miles de migrantes y refugiados a su entrada y durante su estancia en Suráfrica. Miles de personas vulnerables siguen sufriendo diversos tipos de violencia, se ven obligadas a vivir en condiciones deplorables, sufren acoso policial y ataques xenófobos y carecen de acceso a la atención sanitaria más esencial.

© Sara Hjalmarson. Junio 2010

En la región de Musina, MSF ha sido testigo desde comienzos de 2010 de un importante número de ataques, robos y violaciones perpetradas por bandas violentas a ambos lados de la frontera. El riesgo de sufrir agresiones sexuales es verdaderamente alto y una muestra de ello es que MSF ha tratado a 120 supervivientes de este tipo de violencia en los primeros cinco meses del año.

En Johannesburgo, donde MSF atiende un promedio de 2.300 consultas mensuales, sus pacientes siguen enfrentándose al grave riesgo que plantean el hacinamiento al que se ven sometidos y las condiciones de insalubridad en las que tienen que vivir. Alrededor de 2.000 personas se siguen alojando en la Iglesia Metodista Central y unos 30.000 más ponen en riesgo su salud y su seguridad en edificios abandonados que a menudo carecen de agua, luz o de los servicios sanitarios más básicos.
Al menos cuatro veces en siete meses, miles de habitantes de estos edificios fueron expulsados a la calle por compañías de seguridad privadas cuyos empleados no dudan en emplear palos y balas de goma ante la pasividad de la policía. Estas personas se quedan en la calle sin ni siquiera acceso a los servicios de saneamiento más básicos, no se les permite recoger sus pertenencias y no tienen ni siquiera acceso a los servicios de saneamiento más básicos. En varias ocasiones, entre los expulsados había también enfermos crónicos y personas en estado crítico que necesitaban disponer los medicamentos que estaban en el interior de las viviendas. Sin embargo, ante la imposibilidad de acceder a las mismas, muchos de ellos tuvieron que volver a ser valorados por un médico y durante algunos días su tratamiento quedó interrumpido, lo cual podría tener graves consecuencias para su salud.
En junio de 2009, MSF publicó un informe en el que daba la voz de alarma sobre la precaria situación sanitaria de las personas que entraban en el país y que luchaban por sobrevivir en los márgenes de la sociedad sudafricana. Hoy, transcurrido casi un año, su situación sigue siendo desesperada y, en gran medida, ignorada.
“¿Que qué ha cambiado para todas estas personas durante este año? Muy poco. Se siguen jugando la vida para cruzar la frontera; sufren un número espantoso de violaciones a manos de las bandas, y luego tienen que afrontar la inseguridad de su estatus dentro del país. Muchos van a Johannesburgo, pero la vida que encuentran allí sigue siendo una amenaza para su salud”, cuenta Mickael Le Paih, coordinador general de MSF en Suráfrica.
Privados del acceso a una atención sanitaria básica y de un refugio temporal, la vida de los migrantes y los refugiados en Suráfrica sigue siendo terriblemente dura y permanece bajo constate amenaza.
Desde 2007, MSF proporciona atención sanitaria básica, derivaciones a atención secundaria y especializada, tratamiento de urgencia para víctimas de violencia y brotes epidémicos y atención a supervivientes de agresiones sexuales. MSF lleva trabajando en Suráfrica desde 1999 y cuenta con proyectos médico-humanitarios en Musina, en Johannesburgo y en Khayelitsha, cerca de Ciudad del Cabo

*****************************************************************************************************************

MIGRANTES: UN DESAFÍO HUMANITARIO
Por Aitor Zabalgogeazkoa, Director General MSF España Revista MSF83 mayo 2010

Se calcula que en el mundo hay casi 200 millones de personas emigrando, haciendo esa difícil elec¬ción entre esperanza y arraigo. De ellos, entre 30 y 40 millones de personas son consi¬derados migrantes irregulares, indebidamente llamados ilegales. La mitad de ellos son mujeres. Durante el tránsito migratorio es cuando las personas pasan por los momentos más críticos y, según sea la magnitud del fenómeno, lo consideramos una crisis humanitaria. Es en este momento cuando Médicos Sin Fronteras inter¬viene y, por tanto, cuando tenemos la oportunidad de hacer algo para que las cosas cambien.
Los que cruzan fronteras suelen ser clasificados por sus motivos y algunos se consideran más justificados que otros. A menudo la migración se percibe como un fenómeno de origen económico, sin embargo, miles de personas se ven obligadas a dejar sus hogares por motivos muy diversos. Es un fenómeno complejo y difícilmente previsible, al igual que lo son los propios efectos de los conflictos, de la violencia social, la crisis económica, la creciente urbanización mundial o la degradación medioambiental.
Las rutas migratorias se complican. Los países de destino se convierten en fortalezas inaccesibles y, para alcanzar su meta, los migrantes deben explorar nuevas vías. El viaje se vuelve más peligroso, la clandestinidad es caldo de cultivo para las mafias y el tráfico de personas. Por su condición de ilega¬lidad, estas personas se encuentran expuestas cada vez a mayores riesgos,
a situaciones de violencia, a condi¬ciones de vida infrahumanas y, en última instancia, a la muerte.
Los que se llevan la peor parte son familias, mujeres, niños, menores no acompañados, y víctimas de abusos de mafias y redes de tráfico de personas, cuya situación se caracteriza por unas condiciones de vida infrahumanas durante el viaje, con abusos físicos, serias consecuencias sobre la salud, acoso, robo, extorsión y violencia. A veces, las condiciones no son mejores a la llegada o en los centros de detención.
Otro resultado del blindaje de fron¬teras es el mayor número de migrantes que ven interrumpido su viaje y se ven atrapados, obligados a permanecer en países de tránsito durante largos periodos de tiempo, a menudo años, viviendo en condiciones de extrema vulnerabilidad, expuestos a todo tipo de violencia y totalmente excluidos de los mecanismos de protección existentes.
Un ejemplo paradigmático son los niños nacidos durante el viaje migra¬torio. De madres que suelen ser víctimas del tráfico de personas o de violencia sexual, estos niños son apátridas, no pertenecen a ningún lugar, no se les permite ser inscritos: no existen. No tienen derechos recono¬cidos ni voz para reclamarlos. No existen como ciudadanos.
Resulta difícil calibrar la magnitud de la tragedia y saber, por ejemplo, cuántas personas mueren en el tránsito migratorio. Algunos datos apuntan que, en los últimos 10 años, al menos 12.000 personas han muerto intentando entrar en Europa. De ellas, al menos 8.300 murieron ahogadas en el Mediterráneo
y unas 1.600 perecieron deshidratadas cruzando el desierto del Sáhara. Las cifras son incluso mayores en el flujo migratorio a Estados Unidos o a India, y terribles en los casos de migra¬ción a los países del Golfo Pérsico o a Suráfrica.
Debemos hacer el esfuerzo de no reducir el sufrimiento de millones de personas a meros datos estadísticos, ya que así son más fáciles de ignorar y de abandonar a su suerte. Los migrantes precisan atención en el nivel más elemental del humanitarismo: recu-perar la dignidad de estas personas y que sean reconocidas y tratadas como seres humanos. Ayudarles a sobrevivir y devolverles su humanidad.
Como en toda crisis humanitaria, el desafío para Médicos Sin Fronteras consiste en dar la mejor respuesta desde nuestras limitadas capacidades. Hoy intentamos prestar asistencia en algunos lugares clave de las rutas migratorias del planeta y, al mismo tiempo, hacer visibles las problemáticas extremas de las que somos testigos, con la firme voluntad de no guardar silencio.

***************************************************************************************************************

EL COSTE HUMANO DE LAS POLÍTICAS DE INMIGRACIÓN

Fernando Calero-MSF83 mayo 2010-06-08

Las políticas cada vez más restrictivas de los países de la Unión Europea (UE), el incremento de los controles fronterizos durante los últimos años y la profusión de redes de explotación y tráfico de personas son sólo algunos de los obstáculos a los que tienen que enfrentarse los migrantes y solicitantes de asilo que pretenden llegar al viejo continente.

Muchos de ellos han sobrevivido a conflictos armados que llevan décadas segando la vida de cientos de miles de personas y otros tantos huyen de países donde día tras día se producen graves violaciones de los derechos humanos. Por supuesto, también hay quienes simplemente tratan de escapar de la pobreza para buscar un futuro mejor.
El viaje hasta las puertas de Europa puede durar desde unas semanas hasta varios meses; todo depende de la suerte, de la ruta escogida y del dinero que tenga cada uno. Durante el camino que emprenden, serán probablemente víctimas de extorsiones, robos, violencia y engaños por parte de quienes integran las redes de tráfico de personas. Y muchos, sobre todo si se trata de mujeres o de niños, pasarán también por el horrible trago de sufrir una o varias agresiones sexuales.
Debido a las violaciones, muchos migrantes sufren traumas que les acompañan durante el resto de sus vidas o contraen enfermedades como el VIH/sida. Algunas mujeres y niñas se quedan además embarazadas, y se ven obligadas a decidir entre abortar en condiciones muy precarias o seguir adelante y dar a luz a un hijo no deseado, lo cual suele conllevar terribles consecuencias para su salud mental.
Quienes se ven obligados a atravesar desiertos para llegar a sus destinos, a menudo son abandonados en mitad de la nada o se ven privados de agua y alimentos por delincuentes que no tienen problema en hacer de su sufrimiento un negocio. Otros muchos cuentan que sufren coacciones y que son obligados a llamar a sus casas para pedir el envío de ingentes cantidades de dinero... y ante las amenazas de muerte y los abusos, las familias no tienen más remedio que plegarse a las exigencias de los captores y endeudarse con toda clase de prestamistas.
Contrariamente a la creencia popular de que quien inicia este viaje apenas cuenta con ningún tipo de formación Información
específica para salir adelante, la realidad es que muchos de los que emprenden la ruta suelen ser los más preparados para hacerlo. Los hay que salen a ciegas y que se fían del primero que les ofrece expec¬tativas de llegar a sus destinos, pero también hay quienes sí saben lo que les aguarda y aún así no ven otra opción que la de intentar hacer camino.
Muchas familias hipotecan su futuro para financiar el viaje de una sola persona y, por esta razón, muchos hombres y mujeres no ven otra opción que la de seguir intentando una y otra vez llegar a sus destinos. Si tuvieran que regresar a sus casas sin haberlo conseguido, lo considerarían como un rotundo fracaso.

BLOQUEADOS EN MARRUECOS
A pesar de que los que logran llegar a países como Marruecos se encuentran tan sólo a un puñado de kilómetros de su objetivo, lo cierto es que a día de hoy los controles fronterizos son muy estrictos y que las políticas sobre inmigración se han endurecido mucho en los últimos años, así que hoy en día llegar a España resulta poco menos que imposible. De hecho, según cifras publicadas por el Ministerio del Interior, 7.285 personas fueron detenidas en 2009 intentando entrar en el país de manera ilegal.
Si bien no vamos a entrar a valorar las numerosas medidas puestas en marcha por los gobiernos europeos para controlar la llegada de los migrantes, sí que resulta imprescindible denunciar las terribles condiciones de vida a las que tienen que enfrentarse aquellos que no logran entrar en España, pues tanto la UE como el Gobierno español han preferido mirar hacia otro lado e ignorar las consecuen¬cias de sus políticas para la salud de los migrantes.
“No tengo dinero para pagar el viaje en Zodiac, pero, aunque lo tuviera, me parece demasiado peligroso. Mucha gente muere en el mar porque los traficantes no quieren arriesgarse a ser detenidos, así que arrancan el motor y confían la suerte de decenas de personas a que las corrientes no les desvíen demasiado de su ruta. He intentado entrar en España de otros modos muchísimas veces y en cinco ocasiones incluso he logrado mi objetivo, pero siempre he sido expulsado de nuevo a Marruecos y de allí me han llevado de nuevo a Oujda, en la frontera con Argelia.

Aquello es el infierno. Llevo siete años en Marruecos y ya no me quedan fuerzas. Quiero volver a casa, pero después de tanto tiempo es muy duro asumir la derrota”, relata B., un emigrante de Senegal.
En ambos lados de la frontera entre Marruecos y Argelia, en ciudades como Oujda o Maghnia, los migrantes vuelven a caer en las manos de una serie de redes que se aprovechan de su frágil situación y que les reciben con nuevas extorsiones, agresiones y amenazas. Allí se ven obligados a vivir en condiciones indignas, son forzados a mendigar por las calles y tienen que dar a los cabecillas de turno todo el dinero que logren reunir. Muchas mujeres son explotadas sexualmente, otras sufren de nuevo violaciones y algunas son entregadas a las redes de prostitución que operan en Europa.
Mientras que algunos se quedan meses en casas abandonadas a las afueras de la ciudad, en condiciones insalubres y sin ningún tipo de servicios sanitarios, otros permanecen semiocultos en el bosque y cobijados por plásticos y mantas que sujetan con cuatro palos. También hay quienes permanecen agrupados por nacionalidades en los distintos guetos que se han ido formando en Oujda, o quienes intentan alejarse lo máximo posible para irse a vivir a ciudades como Nador o Berkane, pero casi siempre, estén donde estén, tienen tras de sí la presión de saberse vigilados por las mafias.
Los que intentan escapar de estas redes muchas veces acaban pagando las consecuencias de su osadía, pues, al estar deambulando solos y sin papeles, tienen más posibilidades de ser detenidos por la policía marroquí. Y ésta, en cuanto un juez dicta la orden de expulsión, les abandona sin ningún tipo de miramientos en la tierra de nadie que separa Argelia y Marruecos, una zona desértica que para muchos representa la peor de sus pesadillas.
Sólo entre 2003 y 2009, los equipos de MSF en Marruecos atendieron 4.000 casos de violencia contra migrantes subsaha¬rianos. Y si bien hasta 2005 la mayor parte de esta violencia venía infringida por las fuerzas de seguridad, esta tendencia ha ido cambiando con los años y ahora la mayor parte de las agresiones proviene de bandas de delincuentes y redes de trata y tráfico de personas.
Es preciso que se ofrezca una respuesta integral que aborde todos los problemas que hemos mencionado y que preste una especial atención a los aspectos sociales, médicos, psicológicos y legales que afectan a los migrantes que se quedan atrapados en Marruecos. Pero, ante todo, es primor¬dial que se tomen medidas para garantizar que se respeten los derechos y la dignidad de estas personas.

LOS QUE CONSIGUEN LLEGAR A EUROPA

Cuando consiguen llegar a Europa, muchos migrantes se encuentran con un panorama distinto, pero no menos desalentador. Por ejemplo, tanto en Grecia como en Malta, MSF ha denun¬ciado en repetidas ocasiones las terribles condiciones en las que permanecen los migrantes detenidos en los centros habilitados por los respectivos gobiernos, el escaso apoyo psicológico que se les ofrece, la carencia de servicios sanitarios y las condiciones de hacinamiento en las que viven. Además, no existe ningún tipo de programas para cubrir las necesidades específicas de mujeres, niños, enfermos crónicos o víctimas de violencia, y el tiempo de detención es sumamente prolongado.
La falta de actividad que afrontan los migrantes en los centros de detención, la incertidumbre que se cierne sobre su futuro, las separaciones forzosas de sus familiares o el hecho de ser tratados como criminales, ayudan a quebrar el ya de por sí frágil estado emocional con el que llegan a Europa. Son además situaciones que acaban generando sentimientos de ansiedad, depresión, miedo y frustración, y que en ocasiones han llevado a los migrantes incluso a intentos de suicidio y huelgas de hambre.
En el caso de Grecia, los migrantes pasan entre varias semanas y tres meses de media en los centros de detención y, una vez que salen de ellos, se les aban¬dona a su suerte. La mayoría acaban viviendo en la calle en la más absoluta indigencia y no pueden acceder a los servicios de salud, salvo en caso de urgencia. E incluso entonces, como la mayoría de ellos no tiene dinero para pagar el tratamiento, es frecuente que desistan de acudir a un hospital por mucho que lo necesiten.
En el centro de detención de Pagani, en la isla griega de Lesvos, el número de personas detenidas era muchas veces cinco veces mayor a la capacidad del recinto. Sirva como ejemplo el hecho de que a mediados del pasado mes de septiembre, más de 250 mujeres y 70 niños estaban compartiendo espacio en una celda de unos 200 m2, lo cual da una muestra de cómo eran las condiciones de vida allí hasta que las denuncias de MSF y de otras organizaciones hicieron efecto y el centro fue cerrado.
En Malta las mediadas disuasorias son mayores que en Grecia y los migrantes pueden llegar a pasar hasta 18 meses en un centro de detención, algo que sin duda aumenta su sensación de desasosiego y que afecta a su salud mental. Hay quienes tienen que dormir en colchones en el suelo debido a que no hay camas sufi¬cientes para todos y hasta un 20% de las personas detenidas tienen infecciones respiratorias por frío y falta de tratamiento.
En centros como el de Safi, el año pasado había un solo inodoro por cada 40 personas y una sola ducha para más de 100 personas, mientras que los pacientes con enfermedades infecciosas eran trasladados a un bloque de 5m2 en el que los baños estaban inservibles y las ventanas rotas. En otros muchos centros, la falta de agua caliente es algo bastante habitual y las habitaciones están perma-nentemente inundadas de agua proveniente de tuberías, lavabos y letrinas en mal estado, por lo que los migrantes están siempre expuestos a las humedades, a los malos olores y a contraer enferme¬dades. Cuando después de varios meses por fin se les permite salir, muchos pasan a estar en centros abiertos que también están abarrotados y en los que tampoco hay unos servicios de saneamiento mínimos.
En Italia, MSF tuvo que cerrar el pasado año su proyecto de Lampedusa debido a un brusco descenso en el número de llegadas de migrantes. Y, como suele ocurrir en estos casos, este retro¬ceso no se debe a que haya muchas menos personas intentando alcanzar la isla, sino a que ahora es mucho más difícil conse¬guirlo. Cada vez que una patera es interceptada intentando alcanzar la costa italiana, sus pasajeros suelen ser devueltos a Libia, donde muchos otros migrantes permanecen bloqueados, en una situación muy similar a la que se produce en Marruecos.
Por otro lado, hace un año, el Gobierno italiano intentó que se apro¬bara una ley por la cual los funcionarios podrían denunciar a todo extranjero que recibiera atención médica y que no dispusiese de papeles. Esto evidente¬mente levantó muchísima polémica en todo el país y fue motivo suficiente como para que MSF y otras organizaciones lanzaran una campaña a la que llamaron Somos médicos, no espías, que tuvo una gran repercusión. Tras numerosas protestas y movilizaciones, la presión social hizo efecto y, gracias a numerosas iniciativas respaldadas por los ciuda¬danos, el proyecto de ley fue retirado después de ser votado en contra por la mayoría del Senado.
Más allá de leyes y polémicas, MSF sigue atendiendo en distintos puntos del país a trabajadores temporeros inmigrantes y durante los últimos años ha documentado en varias ocasiones las lamentables condiciones en las que éstos se ven obligados a vivir.
En Francia, MSF atiende a solicitantes de asilo cuya petición ha sido rechazada, pues son personas que se encuentran en una situación muy vulnerable y que pueden sufrir ansiedad y traumas emocionales. La mayoría proviene de países en conflicto, como Afganistán o Irak, y son personas que, debido a la naturaleza e intensidad de su sufrimiento psicológico, su inseguridad social y administrativa, la barrera del idioma y otros muchos factores más, tienen bastantes dificultades para acceder a servicios médicos y de apoyo psicosocial. Por ello, desde hace ya algunos años la organización tiene en marcha un proyecto desde el que se les presta este tipode asistencia.
Desde la legitimidad que le otorga el llevar años trabajando con el colectivo de migrantes y solicitantes de asilo, tanto en estos países como en sus lugares de origen y de tránsito, MSF urge a los gobiernos de la Unión Europea para que protejan su vida y dignidad, a que faciliten su acceso a los servicios médicos y a que se les proporcione un refugio digno y adecuado, independientemente de las políticas que implanten para el control de los flujos migratorios.

*****************************************************************************************************************

Bueno, ya tenemos texto "por un tubo" para recreo y meditación de lectores y curiosos.
Saludos a la grey camionera y buena ruta a todos/as.
Saludos a lectores, lobos y colaboradores. De nuevo, cuídense.
+rayitas
*****************************************************************************************************************

espartero dijo

Bienvenidos al centro social Tabacalera
La antigua sede de la compañía en Lavapiés se inaugura hoy como centro social autogestionado con actividades abiertas a todos los ciudadanos
PABLO LEÓN - Madrid - 12/06/2010

Las goteras se han reparado, los interruptores vuelven a funcionar y los muebles antiguos se han recuperado en la antigua Tabacalera de Madrid. Tras varios meses de trabajos, el edificio abre hoy sus puertas como un centro social autogestionado por las agrupaciones de Lavapiés. Ante la demora que ha sufrido el proyecto para convertirlo en el Centro de Artes Visuales, el Ministerio de Cultura ha decidido ceder el espacio a diversos colectivos sociales. Una okupación legal de casi 28.000 metros cuadrados que, desde hoy, serán escenario de actividades como teatro, musicoterapia, poesía o local de ensayo de un coro.

Un debate sobre el uso del espacio público fue la simiente del proyecto Tabacalera ). "Empezamos a pensar sobre el edificio en 2005, cuando llevaba 10 años cerrado, y lanzamos propuestas para que volviera a funcionar, pero al servicio del barrio", explica Carlos Rodríguez, de 37 años, un "currante y terrorista cultural", como él mismo se define, perteneciente a uno de los grupos que trabaja en el edificio. La idea de montar un espacio cultural para el barrio quedó en el olvido hasta que el pasado diciembre el área de Bellas Artes, dependiente del Ministerio de Cultura, se puso en contacto con estas agrupaciones. Les invitaron a comisariar una exposición sobre el movimiento vecinal en Arganzuela, pero ellos fueron más allá y reclamaron el espacio para actividades culturales.
Dicho y hecho. A finales del año pasado se instalaron y comenzaron a trabajar. "Tenemos una cesión de un año, ampliable a dos, y estamos abiertos a las propuestas de cualquier ciudadano que le apetezca implicarse", continúa Rodríguez. Sus actividades se desarrollan en la zona de los despachos y, además de cinco naves, gestionan uno de los tres patios del gigantesco edificio.
Cruzar el umbral de Embajadores 53 es como viajar al pasado arquitectónico de Madrid: arcos perfectos, techos sin final, patios interiores y un frescor como de bodega. Toda una reliquia de la arquitectura civil del siglo XVIII. Pero no solo vecinos y activistas pueden disfrutar de la solera del edificio. Este se ha convertido en sala de exposiciones temporal -ya lo fue el año pasado, cuando albergó videoinstalaciones durante Les Rencontres Internationales- que va consolidando Tabacalera como un espacio cultural de referencia.
El pasado mayo se presentó la muestra E. CO 2010 (www.fotoeco.es), que recoge la visión de un centenar de fotógrafos sobre el medio ambiente. En las vetustas paredes no se exhiben imágenes de cormoranes cubiertos de petróleo ni paisajes-denuncia. En su lugar, imágenes que critican a la sociedad cochedependiente o el retrato-reflexión de una mujer africana con el cuerpo pintado con el logo de Louis Vuitton que sostiene un bolso de la firma.
Foto radical de 20 colectivos de Europa y Latinoamérica que, hasta el 11 de julio, compartirán espacio con las agrupaciones de Lavapiés. "La fotodenuncia ambiental ha sido tan explotada que ha perdido su fuerza, por eso hay que intentar hacer algo que la gente no espera ver". Así resume Juan Santos, fotógrafo de 42 años, la filosofía del colectivo al que pertenece, NO PHOTO.

ENTREVISTA: EL JEFE DE TODO ESTO Francisco Javier Ramírez Caro, responsable del IRIS
"El trabajo llega después del realojo"
Ramírez asegura que en 2012 desaparecerán los poblados chabolistas en Madrid
JALED ABDELRAHIM - Madrid - 12/06/2010

Vota

Resultado 0 votos

El pelo engominado y la camisa abierta dos botones. Un poco con el pecho al aire. Al más puro estilo calé. Algo se le tenía que quedar en la facha al hombre encargado de erradicar el chabolismo histórico de Madrid, un fenómeno copado, prácticamente en su totalidad, por familias de etnia gitana. Francisco Javier Ramírez Caro, Javi para los suyos, es el director gerente del Instituto de Realojamiento e Integración Social, el familiarmente denominado IRIS, y tiene una ilusión que ha convertido en proyecto: "Que las personas que viven en chamizos tengan las mismas oportunidades que el resto, con sus derechos, pero también con sus obligaciones".
La noticia en otros webs
• webs en español
• en otros idiomas
El IRIS tiene casas adjudicadas a 1.886 familias, unas 8.000 personas en total
"Siempre quedará infravivienda residual", reconoce el responsable
Ramírez lleva tres años y medio al frente del IRIS, casi un tercio de la década larga que lleva en funcionamiento la institución, creada a finales de 1998 por el Gobierno regional. "Somos el único organismo en toda Europa dedicado a esto al 100%", se enorgullece el jefe.
La función del organismo que dirige este madrileño de 39 años, licenciado en administración y dirección de empresas, es la de atender y realojar a las personas que viven en los núcleos chabolistas. "Pero no solo es el realojo", defiende. "Nuestro trabajo empieza mucho antes. Hay que censar a las familias, atenderlas, ver si cumplen las condiciones necesarias para beneficiarse del plan, comprar las casas que les cederemos por un mínimo alquiler..., y después de eso empieza el trabajo importante: un acompañamiento de cinco a siete años para apoyar, ayudar e instruir a los realojados", explica el director.
Su trabajo, y el de los 140 empleados que tiene a su cargo -entre trabajadores sociales, arquitectos, aparejadores y otros-, depende siempre de los acuerdos a los que llega la Comunidad con los consistorios de los municipios. "Para que nosotros podamos dar casas, es necesario que el Ayuntamiento donde está el núcleo chabolista lo considere como tal, y que entre las dos administraciones se entiendan para saber qué hace falta para desmantelar el poblado", indica Ramírez. "Después, nosotros nos ponemos manos a la obra".
A él le ha tocado estar al frente del proyecto más caro y del que se beneficiarán más familias en toda la historia del IRIS. Se trata del convenio de colaboración que existe entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento madrileño para acabar con las chabolas de El Cañaveral, Las Mimbreras, Santa Catalina y El Ventorro. "El primero ya no existe", desglosa, "para este año terminaremos los realojos ya iniciados en Las Mimbreras y Santa Catalina. Y después, solo quedará El Ventorro", asegura. "Para 2012 ya no existirá ninguno de los núcleos chabolistas históricos que había en la ciudad". Para este proyecto, Ayuntamiento y Comunidad han invertido 110 millones de euros, con los que se reubicarán a 500 familias por diferentes barrios "para fomentar su integración en la sociedad". En total, el IRIS tiene viviendas adjudicadas a 1.886 familias, lo que supone unas 8.000 personas fuera de sus antiguos chamizos. "Y solo hemos tenido problemas con un 4% de ellos, a los que hemos tenido que sacar de su nuevo domicilio", apostilla Ramírez. "Deben saber que tienen que integrarse, aprender a vivir en edificios y cumplir con sus obligaciones. Si no aprovechan la oportunidad, están fuera", advierte.
Poblados como La Rosilla o La Celsa (Vallecas), Plata y Castañar (Villaverde), Vereda del Pan y Agua (Móstoles), El Cañaveral (Vicálvaro), o el gigantesco Salobral de Villaverde, donde residían 236 familias, ya son historia dentro del mapa de la capital gracias al IRIS. Sin embargo, el sueño de que las infraviviendas desaparezcan definitivamente del skyline de la capital suena a utopía. Núcleos como El Gallinero, donde habitan 89 familas rumanas de etnia gitana, o pequeños grupos de chabolas como los que se encuentran en el kilómetro 56 de la M-40 o en los aledaños de la M-607, no están contemplados dentro de ningún plan para realojar a sus moradores. "Allí también prestamos atención social, pero si no son considerados núcleos por los ayuntamientos o si no son lo suficientemente antiguos, no podemos realojar", se justifica el gerente. "Siempre quedará chabolismo residual", concluye.
Ramírez se reconoce político y no técnico. Antes de estar al frente del Instituto había pasado por la Junta Municipal de Retiro, su distrito, y por la de Vallecas, donde se inició en el trato con las familias gitanas. A pesar de todo, este hombre es consciente de que su etapa como director del IRIS le ha llevado a desempeñar un trabajo "mucho más social que político". "Para mí, la mayor satisfacción es ver que un niño de poblado evoluciona. Hemos logrado escolarizar a todos los chavales y hemos conseguido en 10 años lo que no se había conseguido en 50 con la etnia gitana", resalta entusiasmado. Lo mejor del director lo dice el responsable de la parte técnica de su institución, Pedro Navarrete: "Claro que sale del despacho y se pasa por los poblados donde trabajamos", afirma el coordinador cuando Ramírez no está presente. "En mi opinión, hasta demasiado".

El apoyo populista radicaliza el veto al 'burka' y divide a los partidos
El Vendrell prohíbe el velo integral con el voto de una formación xenófoba
FERRAN BALSELLS - Tarragona - 12/06/2010

Vota

Resultado 15 votos

Se quebró el consenso sobre el veto al burka en los edificios municipales. El Ayuntamiento de El Vendrell (Tarragona, 36.000 habitantes, 18% de población inmigrante) se convirtió ayer en el segundo en restringir el uso del velo integral después de Lleida, y el primero en abrir una división en los grandes partidos catalanes. La brecha se debió un factor hasta ahora inédito: el protagonismo de Plataforma per Catalunya (PxC), partido populista y ultranacionalista catalán de tintes xenófobos que, junto al PP, pretende recoger los frutos del árbol que CiU y PSC han agitado a partes iguales.
El veto repleto de matices propuesto por el Gobierno en minoría de CiU requería los votos socialistas o los de PxC. La formación ultranacionalista dio su apoyo, radicalizó la prohibición y cerró el pleno entre aplausos al subrayar que supone el primer paso contra la "invasión" musulmana. En contra de lo ocurrido en otros municipios, el PSC había abandonado la sala. El principal grupo de la oposición se negó a contribuir con "un espectáculo lamentable". El mismo, en cualquier caso, que el PSC ha avalado en Tarragona, Reus y Cunit, entre otras. "Es un debate artificial y electoralista: aquí sólo hay tres personas con burka. Sólo beneficiará a populistas y a islamistas radicales", protestó el portavoz socialista, Josep Lluís Pascual. "Nosotros no somos como los socialistas de otros pueblos", dijo luego con desgana.
Los apoyos a la prohibición de PP y ERC fueron irrelevantes ante el desconcierto por la espantada socialista. Con el desplante, el PSC quiso evidenciar la proximidad entre la propuesta de CiU y el radicalismo de Plataforma. A las primeras de cambio, el populismo ha colapsado las contradicciones con que los grandes partidos manejan el debate sobre el burka. Una polémica tan improvisada como cercana a los comicios autonómicos, reconocen desde ambos partidos, muy atentos a las encuestas que constatan la creciente aprobación de la ciudadanía a la prohibición. "Estamos jugando con fuego", admitieron entre pasillos varios concejales. En primera fila, el líder y fundador de PxC, Josep Anglada, empleaba el móvil para grabar vídeos que empleará, probablemente, en la campaña electoral.
El consenso, de hecho, sólo ha existido a nivel municipal: las direcciones de CiU y PSC llevan semanas intentando frenar a sus concejales, que responden a esas presiones ampliando las propuestas. Este descontrol motivó ayer al líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, a cambiar su discurso, informa Ángels Piñol. Duran defendió que se regule el uso del burka más allá del nivel municipal. Lo mismo señaló el secretario general de ERC, Joan Ridao, pese a que ninguno concretó nada. CiU y ERC cuentan en el Parlament con mayoría para legislar sobre el asunto, pero esa medida supone abrir otro frente antes de la cita con las urnas. Convergència, el compañero de coalición de Unió, insiste por ahora en la necesidad de aplazar este debate "artificial" hasta después de las elecciones.
Entre tanto, otros partidos se consideran ahora legitimados para tomar el relevo en la prohibición. Anglada dijo que forzará a votar sobre el velo integral en las alcaldías de Vic, Manlleu, Manresa (Barcelona) y Olot (Girona). El PP planteó después otra moción en el mismo sentido en Terrassa (Barcelona), mientras una comisión presidida por el PSC comunicó que Barcelona debatirá el lunes si se lanza o no a regular la prenda. Finalmente, el Ayuntamiento socialista de Mollet (Barcelona), reveló que votará sobre la prohibición poco después del plantón de sus camaradas de El Vendrell.
Este frentismo político contrasta con una realidad más compleja. En Tarragona, provincia con fuertes tensiones por la presencia de corrientes islamistas ultraconservadoras que representan cerca del 25% de musulmanes de la zona, las asociaciones advierten de que el acoso al velo integral pondrá viento en las velas de los extremistas. "Hay tendencias sorprendentes", señala Elhassane Jeffali, de la entidad musulmana Adib Biladi, con sede en Reus. Se refiere a los inmigrantes llegados décadas atrás, entonces en pleno esfuerzo para integrarse. Lo lograron. "Pero ahora prescinden del español, critican a los que no llevan barba o pasan cada vez más tiempo en la mezquita", detalla sin alarmismos. "Solo conocemos un puñado de casos", dice. "Algunos más que el número de mujeres que usan burka o niqab en todo el país".

SHIKAMOO, CONSTRUIR EN POSITIVO: GENTE ORDINARIA

JOSÉ LUIS QUINTELA JULIÁN . La Opinión de A Coruña 12.06.2010

El título de este artículo está tomado de un pequeño cortometraje que me ha sugerido la columna de hoy. Más exactamente, de su nombre original en inglés, Ordinary people. Sé que esto de "ordinario" puede entenderse en otro sentido en castellano, pero en este caso no me voy a referir a los exabruptos y conductas incívicas cotidianas de muchos ciudadanos y ciudadanas, que ya he reflejado aquí en muchas ocasiones, con lo que les ruego que, en este caso, entiendan la acepción de "ordinario" como "normal".

El documental trata de la vida de un hombre, en un país de África, que trata de sacar adelante una tropa de veintidós niños. Algunos de ellos son sus sobrinos, huérfanos de padres muertos de sida. Y otros muchos son vecinos, chavales y chavalas que pasaban por allí. El documento nos muestra los desvelos de este hombre por que cada uno de los pequeños y pequeñas sobrevivan cada día, y también su amargura cuando esto no es así. Gente ordinaria, sí, pero que tiene la capacidad de cambiar el mundo a su alrededor, y se deja los cuernos, las cejas y parte de la vida en ello.

Esto es algo que aquí -la necesidad crea el hábito- no se ve tanto, ¿no? Parece como si la iniciativa ciudadana se viese arropada y también apabullada por las grandes superestructuras creadas entre todos -el Estado, fundamentalmente-, de manera que vivimos en un limbo de inacción del que sólo nos sacan las grandes ocasiones.

Y las hay. Una de ellas seguramente fue la marea negra derivada del accidente del Prestige. Al margen de las estructuras orquestadas por el Estado, la sociedad civil reaccionó. Y tanto. Lo bueno de la coyuntura económica vigente, con todos sus matices, es que es un estupendo momento para sentar las bases de un futuro mejor y reaccionar desde las bases. ¿Qué tipo de mundo queremos? ¿Uno donde los especuladores puedan dictarnos nuestro presente y nuestro futuro, y reescribir nuestro pasado? ¿O queremos tener un protagonismo mayor en su diseño?

Me he encontrado, a lo largo de mi vida, con personas como el agricultor del documental. Él cultiva un huerto, y su máximo sueño es contar con una bomba de agua que le permita regar más y mejor, y así obtener más alimento e incluso poder vender parte del excedente, con lo que alimentar mejor a los niños y niñas de los que cuida. Otros, en diversas partes del mundo -también aquí- actúan como motores y bombas de impulsión de diferentes procesos y fenómenos, que al final catalizan en cambios sociales. Son también gente ordinaria, muchas veces incluso anónima, pero sus acciones trascienden lo que se podría esperar de cada uno de nosotros en la concepción actual de ciudadanía? Personas que a veces emprenden grandes cruzadas de sofisticadas consecuencias, pero que otras veces sólo salen con una azada a limpiar esas hierbas de la calle que nadie toca, porque se supone que algún día las va a retirar el ayuntamiento. O que se plantean cómo mejorar la vida del de al lado, sin que medie transacción económica en ello.

Y de eso se trata. De innovar y redescubrir en cada momento, de relanzar ilusiones e intercambio de ideas, de dinamizar y de ponernos de acuerdo en que, desde la diversidad política, ideológica, religiosa y personal, queremos apostar para un futuro mejor. Para el nuestro y el de nuestros descendientes.

Bueno? Todos los cambios de la Historia los comenzó un pequeño grupo de personas firmemente convencidas de sus ideas. No les voy a dar ejemplos ahora, pero están ahí y todos los conocemos ¿Cómo hacemos para empezar los cimientos de un mundo nuevo, desde el entorno de cada cual?

Lo que más me preocupa de este momento no es la difícil situación económica o social. Lo verdaderamente preocupante es la posibilidad de que muchos de los ciudadanos y ciudadanas no se sientan partícipes de ese ejercicio colectivo de construcción y reconstrucción social, de su capacidad para cambiar el mundo.

El reto es que miremos a la vida con la frescura y la implicación con que el hombre del huerto toma las decisiones para cambiar su entorno. A pesar de la mera retórica y la falta de imaginación y de respeto de este comienzo del siglo XXI .

SALUDOS A LOS LOBOS DE PEGA Y BUENA RUTA T RAFAGAS A LOS COLEGAS CAMIONEROS.

espartero dijo

SEA RESPONSABLE... PRIMERO EN SU NEGOCIO
La ética empresarial ya no puede ser solo un instrumento de 'marketing' - Cobra fuerza el control de los proveedores para evitar atropellos a los derechos humanos o al medio ambiente
CARMEN MORÁN 15/06/2010 El País
La marea negra del golfo de México ha manchado gravemente a la petrolera BP en su imagen y en su bolsillo. Walt Street está al acecho y los dividendos van a encoger. Las empresas ya han aprendido que hay determinados deslices que salen caros. Le ocurrió a Nike cuando se supo a nivel planetario que los balones que vendía los cosían manos infantiles en países remotos donde los niños no tienen ni una pelota para jugar. Y las esclavas condiciones laborales de miles de trabajadores que surten los mercados occidentales llenan páginas de Internet para desdoro de algunas potentes multinacionales.
Esas prácticas no tocan a su fin, pero muchos coinciden ya en que el asunto empieza a tomarse en serio: la responsabilidad social corporativa (RSC) es un nuevo modelo empresarial que tiene en cuenta los impactos que sus actividades generan entre sus clientes, empleados, sobre el medioambiente y la sociedad en general, y procura amortiguarlos o erradicarlos.
En los últimos años, muchas empresas abordaron la RSC como parte de su estrategia en marketing. Y por tanto trataron de vender sus mensajes apoyando causas diversas y dando donativos. Pero hoy la responsabilidad de una empresa se mide por sus acciones en su propio negocio antes que por su altruismo. A BP ahora le servirá de poco el dinero invertido en presumir de verde o de solidaria, porque lo que se le exigía sobre todo era saber evitar y controlar el vertido.
Es difícil despertar a los líderes políticos y meter en vereda a los grandes negocios transnacionales. Las ONG tienen prisa y no les falta razón. "Llevamos 15 años hablando de sostenibilidad y mira cómo tenemos las costas. Llevamos 12 años hablando de bombillas de bajo consumo, pero aquí hay temas más serios, corrupción, esclavitud, graves problemas laborales, falta de transparencia", critica Orencio Vázquez, del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, donde se agrupan organizaciones representativas de la sociedad civil.
Pero también hay ya experiencias a considerar tanto en el sector privado como en el público. En el hospital Virgen de las Nieves de Granada, los pacientes desayunan y meriendan productos del comercio justo. En Toledo, el mobiliario urbano que financia la Diputación viene de bosques sostenibles. Los jardineros del Ayuntamiento de Barcelona llevan un uniforme que garantiza que los que lo confeccionaron lo hicieron bajo condiciones laborales éticas y, además, buena parte del algodón con que se hicieron procedía de agricultura ecológica.
Son solo algunos ejemplos que proporciona David Comet, de la organización de comercio justo Ideas (Iniciativa de Economía Alternativa y Solidaria). "Las compras y contratos de la Administración pública suponen el 16% del PIB europeo. Si todo ello se regulara, la incidencia en el equilibrio económico y social sería brutal. Las compras responsables deben ser una estrategia política, la Administración podría conseguir que muchas empresas suministradoras cambiaran si así se lo pidieran como condición para trabajar con ellas", explica Comet.
Una directiva europea que España hizo suya en 2008 sobre contratación en el sector público permite cierta pluralidad de criterios para adjudicar los contratos y las compras, no solo la ventaja económica.
En el sector privado, tres de cada cuatro euros del gasto se gestionan en los departamentos de compras, por tanto, intervenir desde esas secciones es vital para cambiar ciertas prácticas entre los proveedores habituales, para modificar aspectos de la cadena de producción que pueden ser lesivos para los derechos laborales e incluso humanos. ¿Están las empresas dispuestas a hacer esto? ¿Por qué lo hacen? "La responsabilidad social corporativa no es una opción, nadie se plantea ya ir con un coche sin seguro, pues esto es lo mismo. La RSC es el nuevo contrato social del siglo XXI", dice Juan José Jiménez, presidente de la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (Aerce).
Los últimos años, muchas empresas han incorporado políticas de RSC que sabían a poco, pero que se publicitaban con gran bombo, más que iniciativas éticas sonaban a estrategias de imagen. "Hay mucho de marketing", reconoce Jiménez, "porque lo que se hace hay que venderlo, pero también es cierto que ahora algunas grandes empresas se preocupan por que sus proveedores respeten algunos criterios y tienen auditorías para controlarlo". ¿Por qué? Se citan siempre dos razones principales: reputación y beneficios. "Si compras un coche barato puede que te gastes mucho después en gasolina y, por otro lado, meter la pata puede tener un coste altísimo", asegura Jiménez, que pone el ejemplo de Nike.
Para que el mecanismo de la fama y el prestigio de una marca arrastre a las empresas a hacer limpieza entre sus proveedores se necesita que los consumidores estén informados, porque de eso dependerá el temor al castigo en el mercado. "Los consumidores no tienen mucha información. Las empresas publican sus memorias de sostenibilidad, por ejemplo, pero claro, son todas estupendas. Pero los aspectos relacionados con los derechos humanos no deberían quedar al arbitrio del mercado", dice Orencio Vázquez, del Observatorio de la RSC.
En el sector textil y en el de la electrónica los aspectos de responsabilidad social son muy visibles porque las multinacionales externalizan mucho esta producción. La Federación Setem ha organizado una exitosa campaña, Ropa Limpia, para incidir en las condiciones laborales del sector textil deslocalizado. Queda mucho por hacer, pero ya hay también alguna buena práctica.
El caso de Inditex ha sido paradigmático: en 2007 la empresa firmó un acuerdo marco internacional para garantizar los derechos laborales de miles de personas que trabajan en su producción en unos 1.500 talleres repartidos por todo el mundo. "A pesar de las auditorías es difícil controlar que esos derechos se cumplen, por eso los sindicatos de aquellos países deben estar al tanto y señalar las incidencias", dice el sindicalista de CC OO Isidor Boix, que participó en aquellos acuerdos. El ejemplo que subraya Boix pone de manifiesto cómo la actuación correcta de una multinacional puede contribuir decisivamente a mejorar las condiciones sindicales de todo un país: "En Perú se había ido despidiendo a los sucesivos representantes sindicales, hasta 90 personas, de uno de los talleres que trabajaban para Inditex. Hasta allí se desplazaron el responsable de RSC de la empresa textil y el secretario general de la Federación Sindical Internacional. Todos los trabajadores fueron readmitidos y el asunto tuvo una alta repercusión en el mundo sindical de Perú", relata Boix, quien señala que este acuerdo es el único internacional en el ámbito del textil que existe.
Boix cree que las empresas empiezan a tomarse estos asuntos en serio. "Ya no estamos en el momento de los debates académicos, ni por una cuestión de puro marketing. Existe ya una corriente entre las empresas, saben que con estas cosas no se pueden hacer bromas y van adquiriendo estos compromisos aunque sea de forma unilateral; voluntaria, dicen ellos", afirma Boix.
El problema no es, sin embargo, sencillo. "Cuando se pone orden en algunos países para que las cosas discurran por los cauces adecuados, algunas empresas se van a otros países; por eso, muchos países miran para otro lado, porque, después de todo, son muchos puestos de trabajo", sostiene Orencio Vázquez. "Pero sí, ya hay algunas empresas que están favoreciendo los cambios laborales de ciertas zonas", añade.
La otra pata del asunto es la rentabilidad y hay algunas experiencias que demuestran que ciertas estrategias cívicas ahorran a la empresa y les ganan clientes.
La cadena hotelera NH tiene 700 proveedores homologados, es decir, que han firmado el código ético que requiere la política de responsabilidad social de la empresa. Sobre derechos humanos, prácticas laborales, medioambiente, ética en el negocio. Y los más grandes de todos ellos se reúnen bajo el Club NH Sostenible, donde discuten cómo mejorar muchos aspectos. Pedro Martínez Campanero, director corporativo de Compras, explica algunas de las cosas que han ido cambiando: "Todos los plásticos en nuestros hoteles son biodegradables, desde el peine o los bolígrafos a los botecitos de gel, champú, cremas. Si una bolsa de plástico tarda 100 años en desaparecer del medioambiente, estos plásticos lo harán en siete u ocho años y son inofensivos", dice. NH tiene 400 hoteles en 25 países. Han cambiado un millón de bombillas por las de bajo consumo, los grifos han incorporado un dispositivo que reduce el chorro de agua sin que se note y ahorra un 35% del consumo, los minibares de las habitaciones gastan un 15% menos de energía y algunos de sus hoteles tienen paneles solares o recogen el agua de la lluvia para distintos usos. "En energía hemos reducido un 5,4%, en agua un 9,2%, en basura un 12,5% y en emisiones de carbono un 7,6%", cuenta Campanero. "Queremos llegar a un 20% en 2012. Creo que la sostenibilidad es un buen negocio y eso nos llevará al consumo responsable, han de ir de la mano. No hay por qué sentirse mal porque producir energía con paneles solares sea un buen negocio", añade.
En NH llegan hasta el detalle de que han reducido las entregas de cerveza Mahou a dos veces por semana en lugar de cinco. Los transportes también contaminan. Es una cuestión de organizarse, afirman.
En casos como este de NH, una buena campaña de publicidad puede atraer clientes comprometidos con la misma causa. Otras empresas han optado por implicar directamente a esos clientes. Lo hace Caja Navarra, que se presenta a sí misma como pionera en banca cívica. ¿Qué quieren decir con esto? La responsabilidad social en este caso se mide, sobre todo, en la relación que se mantiene con el cliente. "Aquí les informamos a cada uno del dinero que ganamos con ellos, con el ahorro que depositan en nuestra entidad", comienza José Manuel Jiménez Zaracaín, director de compras de la financiera. "Les damos a elegir entre los proyectos presentados para la inversión en obra social a cuál quieren destinar su dinero y, por otro lado, a esas entidades que presentan proyectos les pedimos que rindan cuentas a los clientes que les han elegido", dice. Las inversiones de Caja Navarra también pasan el filtro de sus clientes, que eligen el proyecto que esté más acorde a sus inquietudes. Más de un 70% de los clientes participa. Jiménez Zaracaín también menciona varias iniciativas medioambientales que han puesto en marcha: dispositivos inteligentes que desconectan los aparatos que ya no se están usando, papel reciclado, reducción de comunicaciones por carta...
Así pues, medioambiente, derechos laborales y humanos. Y un tercer detalle: la gobernabilidad de las propias empresas. ¿Cuánto cobran los directivos y cuánto los obreros? Pensiones, primas. ¿Dónde se pagan los impuestos? ¿Cómo se trata a los empleados? ¿En cuántos paraísos fiscales veranean estas empresas? Eso también es responsabilidad social corporativa. Auspiciado por la ONU, existe un pacto social al que pueden adscribirse voluntariamente las empresas que observen las normas de RSC. "España es el país que más firmantes tiene de este pacto, y uno de los que más memorias de sostenibilidad presenta. Los europeos nos miran asombrados", concluye con ironía risueña Orencio Vázquez.
LOS CINCO PRINCIPIOS QUE RIGEN LA RSC
El Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa, donde se agrupan ONG y entidades sociales, ha definido cinco principios de la RSC. Son estos:
- Carácter global: La RSC afecta a todas las áreas de negocio de la empresa y sus participadas, así como a todas las áreas geográficas en donde desarrollen su actividad. Afecta, por tanto, a toda la cadena de valor necesaria para el desarrollo de la actividad, prestación del servicio o producción del bien.
- Ética. La RSC comporta compromisos éticos objetivos que se convierten de esta manera en obligación para quien los contrae.
- Impactos. La RSC se manifiesta en los impactos que genera la actividad empresarial en el ámbito social, medioambiental y económico.
- Expectativas. La RSC se orienta a la satisfacción e información de las expectativas y necesidades de los grupos de interés.
- Normas. Han de cumplirse la legislación vigente y las normas internacionales (OIT, Declaración Universal de los Derechos Humanos...).

espartero dijo

“Artículo 32. Residencia de larga duración.

1. La residencia de larga duración es la situación que autoriza a residir y trabajar en España indefinidamente en igualdad de condiciones que los españoles.

2. Tendrán derecho a residencia de larga duración los que hayan tenido residencia temporal en España durante cinco años de forma continuada, que reúnan las condiciones que se establezcan reglamentariamente. Se considerará que la residencia ha sido continuada aunque por períodos de vacaciones u otras razones que se establezcan reglamentariamente el extranjero haya abandonado el territorio nacional temporalmente.

3. Los extranjeros residentes de larga duración en otro Estado miembro de la Unión Europea podrán solicitar por sí mismos y acceder a una autorización de larga duración en España cuando vayan a desarrollar una actividad por cuenta propia o ajena, en las condiciones que se establezcan reglamentariamente.

4. Con carácter reglamentario se establecerán criterios para la concesión de otras autorizaciones de residencia de larga duración en supuestos individuales de especial vinculación con España.

5. La extinción de la residencia de larga duración se producirá en los casos siguientes: a) Cuando la autorización se haya obtenido de manera fraudulenta b) Cuando se dicte una orden de expulsión en los casos previstos en la Ley c) Cuando se produzca la ausencia del territorio de la Unión Europea durante 12 meses consecutivos. Reglamentariamente se establecerán las excepciones a la pérdida de la autorización por este motivo, así como el procedimiento y requisitos para recuperar la autorización de residencia de larga duración. d) Cuando hubiera adquirido la residencia de larga duración en otro Estado miembro.”

Autorización inicial por cuenta ajena
La autorización inicial de residencia temporal y trabajo tendrá una duración de un año y podrá limitarse a un ámbito geográfico y sector de actividad determinado. Habilitará a los extranjeros que residen fuera de España y que hayan obtenido el correspondiente visado a iniciar una relación laboral por cuenta ajena. En el caso de extranjeros residentes o si se hayan en situación de estancia por estudios podrán acceder a dicha autorización, sin que sea exigible el visado. La duración de la autorización estará en función del tiempo que hayan residido previamente en España, en el caso de los extranjeros residentes.
Requisitos
Serán requisitos para la concesión de la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena:
a) Que la situación nacional de empleo permita la contratación del trabajador extranjero. A tales efectos, el Servicio Público de Empleo Estatal elaborará, con periodicidad trimestral y previa consulta de la Comisión Laboral Tripartita de Inmigración, un catálogo de ocupaciones de difícil cobertura, para cada provincia, así como para Ceuta y Melilla. La calificación de una ocupación como de difícil cobertura implica la posibilidad de tramitar la autorización para residir y trabajar dirigida al extranjero.
Asimismo, la situación nacional de empleo permitirá la contratación en las ocupaciones no calificadas como de difícil cobertura cuando el empleador acredite la dificultad de contratación para el puesto que pretende cubrir, mediante la gestión de la oferta de empleo ante el servicio público de empleo concluida con resultado negativo, el cual emitirá en el plazo máximo de quince días una certificación que acredite la insuficiencia de demandantes de empleo adecuados y disponibles para aceptar la oferta.
b) Que se garantice al trabajador una actividad continuada durante el período de vigencia de la autorización para residir y trabajar.
c) Que las empresas solicitantes hayan formalizado su inscripción en el correspondiente régimen del sistema de Seguridad Social y se encuentren al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social. Además se podrá requerir al empresario que acredite los medios económicos, materiales y personales de los que dispone para su proyecto empresarial.
d) Que las condiciones fijadas en la oferta de trabajo se ajusten a las establecidas por la normativa vigente para la misma actividad, categoría profesional y localidad.
e) Que se posea la titulación, en su caso, debidamente homologada o que se acredite la capacitación exigida para el ejercicio de la profesión.
f) Que los trabajadores extranjeros que se pretenda contratar carezcan de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
g) Que los trabajadores extranjeros no se encuentren irregularmente en territorio español.
Tramitación de la solicitud de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena

El empleador o empresario que pretenda contratar a un trabajador extranjero no residente en España deberá presentar, personalmente o a través de quien válidamente tenga atribuida la representación legal empresarial, la correspondiente solicitud de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena ante el registro del órgano competente para su tramitación, correspondiente a la provincia donde se vaya a ejercer la actividad laboral.
La solicitud de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena en modelo oficial deberá acompañarse de la siguiente documentación:
• El DNI, CIF y documento de inscripción de la empresa en la Seguridad Social, o documento acreditativo de hallarse exento. En el caso de que la empresa esté constituida como persona jurídica, documento público que otorgue la representación legal de la misma a favor de la persona física que formule la solicitud.
• Contrato de trabajo u oferta de empleo en el modelo oficial establecido.
• Cuando la autoridad competente lo considere necesario para asegurar que el empresario podrá hacer frente a las obligaciones dimanantes del contrato de trabajo, el empresario deberá acreditar con los documentos que expresamente se le requieran, los medios económicos, materiales o personales de los que dispone para su proyecto empresarial y para hacer frente a dichas obligaciones.
• Copia del pasaporte, o documento de viaje, en vigor, del trabajador extranjero.
• Aquellos documentos que justifiquen, si son alegados por el interesado, alguno de los supuestos específicos en los que no se tendrá en cuenta la situación nacional de empleo.
• La titulación o acreditación de que se posee la capacitación exigida para el ejercicio de la profesión, cuando proceda, debidamente homologada.
• Otros documentos que se hayan determinado mediante Orden del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.
Recibida la solicitud, la autoridad competente procederá a la instrucción del procedimiento y a su inmediata tramitación, y recabará de oficio el informe al respecto de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, de la Tesorería General de la Seguridad Social, de los Servicios competentes de la Dirección General de la Policía y del Registro Central de Penados y Rebeldes. Estos informes deberán ser emitidos en el plazo de diez días.

La autoridad competente, a la vista de la documentación presentada y de los informes obtenidos, resolverá de forma motivada y notificará al empleador la resolución sobre la autorización de residencia y trabajo solicitada, a los efectos de que, en su caso, proceda al abono de las tasas.

Cuando la resolución fuese favorable, se suspenderá su eficacia hasta la expedición del visado y hasta la efectiva entrada del extranjero en territorio nacional.

La autoridad competente comunicará la resolución favorable al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y a la Misión Diplomática u Oficina Consultar española correspondiente al lugar de residencia del trabajador. En el plazo de un mes desde la notificación al empleador o empresario interesado, el trabajador deberá solicitar personalmente el visado en la Misión Diplomática u Oficina Consular en cuya demarcación resida. Una vez recogido el visado, el trabajador deberá entrar en el territorio español en el plazo de vigencia de aquél, que no será superior a tres meses.

A partir de la entrada legal en España, el trabajador podrá comenzar su actividad laboral y se producirá su afiliación, alta y posterior cotización en los términos establecidos por la normativa de Seguridad Social que resulte de aplicación.

En el plazo de un mes desde la entrada en España, el extranjero deberá solicitar la tarjeta de identidad de extranjero, personalmente y ante la oficina correspondiente. Si en el momento de la solicitud de la tarjeta de identidad de extranjero, o transcurrido un mes desde su entrada en España, no existiera constancia de que el trabajador autorizado inicialmente a residir y trabajar ha sido afiliado y/o dado de alta en la Seguridad Social, la autoridad competente podrá resolver la extinción de la autorización. Asimismo, se requerirá al empresario o empleador que solicitó la autorización para que indique las razones por las que no ha iniciado la relación laboral, con la advertencia de que, si no alegase ninguna justificación o si las razones aducidas se considerasen insuficientes, podrán denegarse ulteriores solicitudes de autorización que presente.

La autoridad competente denegará las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena en los siguientes supuestos:
• Cuando consten antecedentes penales del trabajador en España o en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
• Cuando lo exija la situación nacional de empleo.
• Cuando las condiciones fijadas en el contrato de trabajo u oferta de empleo fueran inferiores a las establecidas por la normativa vigente para la misma actividad, categoría profesional y localidad. También se denegará en el caso de que la contratación fuera a tiempo parcial, cuando, por la duración de la prestación de servicios, la retribución sea inferior al Salario Mínimo Interprofesional, en cómputo anual, en proporción al tiempo de trabajo efectivo.
• Cuando en los doce meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud la empresa haya amortizado los puestos de trabajo que pretende cubrir por despido improcedente o nulo, declarado por sentencia o reconocido como tal en el acto de conciliación, o por las causas previstas en los artículos 50, 51 y 52. c ) del Estatuto de los Trabajadores, excepto en los supuestos de fuerza mayor.
• Cuando el empleador solicitante haya sido sancionado mediante resolución firme en los últimos doce meses por infracciones calificadas como muy graves en la Ley Orgánica de Extranjería o graves o muy graves en el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social.
• Cuando el empresario o empleador no garantice al trabajador la actividad continuada durante la vigencia de la autorización de residencia y trabajo, o cuando no acredite los medios económicos materiales y personales de los que dispone para su proyecto empresarial y para hacer frente a las obligaciones dimanantes del contrato de trabajo.
• Cuando, para fundamentar la petición, se hayan presentado documentos falsos o formulado alegaciones inexactas y medie mala fe.
• Cuando se carezca de la titulación especial exigida para el ejercicio de la concreta profesión o de la homologación o de la colegiación cuando así se requiera.
• Cuando conste un informe gubernativo previo desfavorable.
• Cuando concurra una causa prevista legalmente de inadmisión a trámite que no hubiera sido apreciada en el momento de la recepción de la solicitud.
• Cuando el empresario solicitante haya sido condenado mediante sentencia firme por delitos contra los derechos de los trabajadores o contra ciudadanos extranjeros.
La denegación habrá de ser motivada y expresará los recursos que contra ella procedan, el órgano administrativo o judicial ante el que hubieran de presentarlo y el plazo para interponerlos.
Renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena
La renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena deberá solicitarse en modelo oficial, durante los sesenta días naturales previos a la fecha de expiración de la vigencia de su autorización. La presentación de la solicitud en este plazo prorrogará la validez de la autorización anterior hasta la resolución del procedimiento. También se prorrogará hasta la resolución del procedimiento en el supuesto en que la solicitud se presentase dentro de los tres meses posteriores a la fecha en que hubiera finalizado la vigencia de la anterior autorización, sin perjuicio de la incoación del correspondiente procedimiento sancionador, en su caso.
Supuestos en que procede la renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena.
La autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena se renovará a su expiración en los siguientes supuestos:
• Acreditando la continuidad en la relación laboral que dio lugar a la concesión de la autorización cuya renovación se pretenda.
• Cuando el trabajador acredite la realización habitual de la actividad durante un mínimo de seis meses por año y haya suscrito un contrato de trabajo con un nuevo empleador acorde con las características de su autorización para trabajar, figurando en situación del alta o asimilada al alta en el momento de solicitar la renovación o disponga de una nueva oferta de trabajo que reúna los requisitos exigibles a la misma.
• Cuando el trabajador haya tenido un período de actividad de, al menos, tres meses por año, siempre y cuando acredite que la relación laboral que dio lugar a la autorización se interrumpió por causas ajenas a su voluntad, que ha buscado activamente empleo, participando en las acciones que se determinen por el servicio público de empleo o bien en programas de inserción sociolaboral de entidad públicas o privadas que cuenten con subvenciones públicas y que en el momento de solicitud de la renovación tenga un contrato de trabajo en vigor.
• Cuando el trabajador extranjero estuviera percibiendo una prestación contributiva por desempleo, al menos por el tiempo de duración de dicha prestación.
• Cuando el trabajador extranjero estuviera percibiendo una prestación económica asistencial de carácter público destinada a lograr su inserción o reinserción social o laboral, al menos durante el tiempo de duración de ésta.
Cuando proceda la renovación de la autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena, se hará por un período de dos años, salvo que corresponda una autorización de residencia permanente, y permitirá el ejercicio de cualquier actividad en cualquier parte del territorio nacional.

Notificada la resolución favorable, el extranjero deberá solicitar en el plazo de un mes la tarjeta de identidad de extranjero.

Transcurrido el plazo para resolver una solicitud de renovación de autorización, ésta se entenderá estimada. La autoridad competente para conceder la autorización vendrá obligada, previa solicitud por parte del interesado, a expedir el certificado que acredite la renovación por este motivo pudiendo, en el plazo de un mes desde su notificación, solicitar la renovación de la tarjeta de identidad de extranjero.
Plan de agilización de renovaciones de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena
El objeto del Plan que se desarrollará durante el año 2006 a través de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración es el de automatizar la renovación de las autorizaciones definitivas de residencia y trabajo por cuenta ajena concedidas en 2005 al amparo del proceso de normalización de trabajadores extranjeros, así como otro tipo de autorizaciones de residencia y trabajo cuyo vencimiento tenga lugar en 2006.

A partir del citado Plan se realizará la selección de determinadas autorizaciones de residencia y residencia y trabajo por cuenta ajena de próximo vencimiento, con anterioridad al inicio del plazo de los sesenta días previos a ese vencimiento, en que se puede solicitar su renovación.

Una vez realizada la selección mencionada se enviará por parte de la Administración una comunicación informando a los trabajadores extranjeros sobre los distintos extremos relativos a la renovación de su autorización:
• Plazo para proceder a la renovación de su autorización.
• Documentación a aportar con la solicitud de renovación de su autorización.
• Posibilidad de proceder a la renovación de su autorización sin necesidad de acudir personalmente a la Oficina de Extranjeros que les corresponda para presentar su solicitud.
Cada comunicación irá acompañada de un impreso de solicitud personalizado y precumplimentado, pudiendo ser no obstante corregidos los posibles errores de esa cumplimentación por parte de cada solicitante.
La información utilizada para seleccionar a las personas a las que se les hayan enviado las comunicaciones se distribuirá a todas las Oficinas encargadas de tramitar cada solicitud de renovación con vistas a poder agilizar lo más posible la tramitación de las solicitudes.
Autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena de duración determinada
Esta autorización permite el desarrollo de las siguientes actividades:
• De temporada o campaña. Su duración coincidirá con la del contrato o contratos de trabajo, con el límite máximo de nueve meses, dentro de un período de doce meses consecutivos.
• De obras o servicios para el montaje de plantas industriales o eléctricas, construcción de infraestructuras, edificaciones y redes de suministro eléctrico, gas, ferrocarriles y telefónicos, instalaciones y mantenimiento de equipos productivos, así como su puesta en marcha y reparaciones.
• De carácter temporal realizadas por personal de alta dirección, deportistas profesionales, artistas de espectáculos públicos, así como otros colectivos que se determinen por Orden del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.
• Para la formación y realización de prácticas profesionales.
La duración de la autorización coincidirá con la del contrato de trabajo, con el límite máximo de un año en los tres últimos supuestos, y no será susceptible de renovación, sin perjuicio de las posibilidades de prórroga previstas en la legislación laboral.
Requisitos
Para obtener la autorización para trabajar es necesario cumplir, además de los requisitos generales para la concesión de autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena, los siguientes requisitos:
• En el supuesto de autorización de residencia temporal y trabajo de temporada o campaña y por obras o servicios para el montaje de plantas industriales o eléctricas, construcción, etc., disponer de un alojamiento adecuado, que reúna las condiciones previstas en la normativa en vigor en la materia, y siempre que quede garantizada la dignidad e higiene adecuadas del alojamiento. Asimismo el empresario o empleador deberá organizar los viajes de llegada a España y de regreso al país de origen y asumir, como mínimo, el coste del primero de tales viajes y los gastos de traslado de ida y vuelta entre el puesto de entrada en España y el alojamiento, así como haber actuado diligentemente para garantizar el regreso de los trabajadores a su país de origen en anteriores ocasiones.
Finalmente, que el trabajador extranjero se comprometa a retornar al país de origen, una vez concluida la relación laboral. A efectos de verificar el retorno, deberá presentarse en la Misión Diplomática o en la Oficina Consular que le expidió el visado en el plazo de un mes desde el término de su autorización de trabajo en España. El incumplimiento de la obligación de retornar al país de origen podrá ser causa de denegación de ulteriores solicitudes de autorizaciones para trabajar, durante los tres años siguientes al término de la autorización concedida.
• En el supuesto de actividades de carácter temporal realizadas por personal de alta dirección, deportistas profesionales, artistas, etc., es necesario poseer las licencias administrativas que, en su caso, se exijan para el desarrollo de la actividad profesional y que el trabajador extranjero se comprometa a regresar a su país de origen, una vez finalizado el contrato de trabajo. Su incumplimiento podrá ser causa de denegación de ulteriores autorizaciones para trabajar durante los tres años siguientes al término de la autorización concedida.
• En el supuesto de autorizaciones para la formación y realización de prácticas profesionales es preciso que se formalicen contratos de trabajo en prácticas o para la formación, en los términos establecidos en la normativa española que regula estas modalidades contractuales, así como que el trabajador extranjero se comprometa a regresar a su país de origen, una vez finalizado el contrato de trabajo. Su incumplimiento podrá ser causa de denegación de ulteriores autorizaciones para trabajar durante los tres años siguientes al término de la autorización concedida.
Tramitación
La solicitud se tramitará por el procedimiento previsto para las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena de carácter estable con las especialidades previstas en la normativa.

Las ofertas serán puestas a disposición del Servicio Público de Empleo Estatal y de los servicios públicos de empleo de las Comunidades Autónomas para que puedan ser publicadas durante quince días, a los efectos de que los trabajadores que residan en cualquier parte del territorio nacional puedan concurrir a su cobertura.

Las solicitudes para cubrir los puestos para los que no hayan concurrido trabajadores residentes se presentarán por las empresas o por las organizaciones empresariales, con una antelación mínima de tres meses al inicio de la actividad laboral.

Cuando la resolución fuese favorable, se notificará al empleador la autorización de residencia y trabajo cuya eficacia quedará suspendida hasta la expedición, en su caso, del visado y hasta la efectiva entrada del extranjero en territorio nacional. La notificación surtirá efectos para el abono de las tasas correspondientes.

En el momento en que la autoridad competente disponga de los contratos firmados por los empresarios, procederá a hacer constar en éstos la diligencia aprobatoria de la autorización de residencia y trabajo, e indicará el sector de actividad, el ámbito territorial y la duración autorizados. Los ejemplares de los contratos serán remitidos de nuevo a los empresarios para que puedan ser firmados por el trabajador en el país de origen, ante la Oficina Consular competente para la expedición de visado.

Con carácter general, no será precisa la obtención de la tarjeta de identidad de extranjero ni el abono de la tasa cuando la contratación de los trabajadores sea para un período inferior a seis meses.

En los supuestos en que las autorizaciones sean susceptibles de prórroga, el empleador deberá acreditar que ésta se solicita para continuar con la realización de la misma obra, servicio o actividad especificados en el contrato. La duración de la autorización de la prórroga coincidirá con la finalización de la obra, servicio o actividad con un límite de un año, y podrá ser objeto de otras prórrogas en las mismas condiciones. Las autorizaciones de temporada o campaña se podrán prorrogar hasta seis o nueve meses en función del tipo de visado y del período de contratación inicial.

Cuando en el plazo de un mes desde su entrada en España no exista constancia de que el trabajador autorizado inicialmente a residir y trabajar ha sido afiliado y/o dado de alta en la Seguridad Social, la autoridad competente podrá resolver la extinción de la autorización, y requerirá al empresario para que indique las razones por las que no se ha iniciado la relación laboral, con la advertencia de que, si no alegase ninguna justificación o si las razones aducidas se considerasen insuficientes, podrán denegarse ulteriores solicitudes de autorización que presente por considerar que no se garantiza la actividad continuada de los trabajadores.
fuente: Ministerio de Trabajo e Inmigración.

lsolera

lsolera dijo

NO ES RETORNO SINO CIRCULARIDAD

ANTONIO IZQUIERDO-Público 8.06.2010

El modelo de inmigración laboral español hace aguas por su rigidez y cicatería. Lo inflexible se manifiesta en que no hay residencia sin contrato de trabajo y la tacañería se resume en que no se oferta trabajo si no es temporal y subalterno. Consecuencias de todo ello han sido la frecuencia de la irregularidad, la fragilidad legal y el amarre forzoso de la persona extracomunitaria. Ahora las circunstancias han cambiado, pero la mineralización del modelo sigue intacta.
En este marco cabe celebrar la propuesta que ha hecho la secretaria de Estado de Inmigración, según la cual si el inmigrante se va de España y luego regresa no pierde la antigüedad. Salir del país no le penaliza ni le borra del registro legal, de modo que, cuando vuelva, si es que lo hace, la residencia acumulada se le reconoce. Así, el tiempo vivido en España no ha sido un tiempo extraviado. La idea de fondo es que el desempleo no mata el derecho de residencia.
Así que esta medida no se interpreta bien cuando se circunscribe a una nueva fórmula para el retorno. No se trata tanto de fomentar el retorno como de facilitar la circulación de los migrantes. Lo que se pretende es no maniatar el movimiento de los migrantes, que constituye un capital para sortear la crisis, reduciendo, de ese modo, la irregularidad, la inestabilidad legal y el anclaje desesperado. Así pues, estamos ante una medida flexible que apunta a una corrección, nada circunstancial, del rígido modelo migratorio laboral.
Semejante iniciativa no cabe evaluarla por su impacto inmediato, sino por su sustancia y su efecto pedagógico respecto de los foráneos y de los autóctonos. Sabemos que los inmigrantes que se han acogido a los planes de retorno han sido muchos menos que los que realmente han regresado. Hipotéticamente, aquellos que se han plegado a las imposiciones oficiales de tomar dinero a cambio de derechos han sido los más vulnerables, mientras que los más emprendedores han desplegado su propia estrategia. En definitiva, hay más movimientos por libre que retornos encapsulados.
Por eso es también digna de consideración la idea de implicar a las empresas españolas y agencias internacionales en este proyecto de circularidad migratoria. La persona que migra es, por definición, una persona emprendedora, y lo es tanto aquí, si se le ofrecen las oportunidades, como al regreso, cuando se le facilitan los medios.

lsolera

lsolera dijo

LAS CONTRADICCIONES DE LA POLÍTICA DE EXTRANJERÍA EN LA COMUNIDAD DE MADRID
"SIN UN CONTRATO DE TRABAJO, NOSOTROS NO EMPADRONAMOS"
Robledo de Chavela, donde manda el PP, niega de forma ilegal el registro a los extranjeros
JALED ABDELRAHIM - Robledo de Chavela - 08/06/2010 El País

"Venimos a empadronarnos", anuncian al cruzar la puerta del Ayuntamiento de Robledo de Chavela, donde gobierna el PP, Mimount El-Jafoufi y Moustapha El-Fezazi, un matrimonio marroquí que reside desde marzo en este municipio del noroeste de Madrid.
-Traemos nuestra documentación y el contrato de arrendamiento de la casa -añaden.
-¿Tienen ustedes contrato de trabajo? -les pregunta una empleada.
-No.
-Pues sin contrato de trabajo, no empadronamos. Vuelvan ustedes cuando lo consigan -responde la funcionaria.
Media hora más tarde, un español se interesa por la misma gestión. La trabajadora le pregunta por su nacionalidad y solo le pide un contrato de alquiler o un título de propiedad de un piso para empadronarse en la localidad.
-¿Nada más?
-Solo eso.
El Ayuntamiento de Robledo, gobernado por el PP con mayoría absoluta, y con un 14% de población inmigrante entre sus 3.800 habitantes, se suma a la lista de municipios españoles que han intentado aplicar normas ilegales para impedir el empadronamiento de extranjeros en su término municipal. Este Consistorio exige un contrato de trabajo, a los que no tienen nacionalidad española, como requisito indispensable para poder empadronarse allí.
A los españoles, sin embargo, tan solo se les solicita el documento nacional de identidad y la fotocopia del contrato de arrendamiento o de compra de una vivienda dentro del municipio. Los únicos documentos que efectivamente exige para acceder al padrón la Ley de Bases del Régimen Local (de obligatorio cumplimiento en todo el Estado).
"Llevamos en España desde 1993", cuenta el matrimonio de marroquíes tras recibir una nueva negativa a su empadronamiento. Desde que hace unos meses tuvieran que cerrar la carnicería que regentaban en Burgos y decidiesen instalarse en este municipio con el sueño de montar otro negocio, Mimount, Moustapha y sus tres hijos han intentado una y otra vez empadronarse en Robledo. Sin éxito. Aseguran que en alguna ocasión, el mismo alcalde, Mario Anselmo de la Fuente (15 años como regidor), les ha informado de que, a no ser que consigan un contrato laboral, no podrán darse de alta en el padrón. Un trámite necesario para poder acceder a servicios tan básicos como la educación o la sanidad gratuitas, indispensables para familias como la de estos marroquíes, que subsisten con los 400 euros de subsidio que recibe la señora.
"Hemos vivido en Segovia, en El Escorial, en Galapagar, en Cercedilla y en Burgos. Y jamás hemos tenido ningún problema para esto. Hasta que hemos llegado aquí", asegura Moustapha. "En una ocasión el alcalde nos dijo: ¿A que a mí no me dejarían empadronarme en Marruecos?", continúa el afectado.
Los inmigrantes de Robledo afirman que el requisito entró en vigor hace aproximadamente dos años, y que desde entonces empezaron los problemas para registrarse. Una situación que la oposición en el Ayuntamiento (formada por tres concejales socialistas frente a ocho del PP) ya denunció a través de su boletín en mayo de 2008, y por la que ahora pedirá cuentas ante el grupo de gobierno en el pleno ordinario de finales de este mes.
"El alcalde lleva tanto tiempo en el poder que ya hace las cosas como él quiere", denuncia el portavoz municipal socialista, Adolfo Ventero. Kamal Rhamouni, presidente de la asociación de inmigrantes marroquíes mayoritaria en España, ATIME, también se suma a la denuncia: "Hemos recibido cinco quejas por escrito de vecinos de Robledo perjudicados por este asunto", afirma. Según Rhamouni, las protestas empezaron a surgir a principios de año, cuando los medios dieron a conocer dos casos de discriminación similares en Vic (Barcelona) y Torrejón de Ardoz (Madrid). En el primero, se impedía el empadronamiento a los sin papeles, y en el segundo, a los extranjeros que viviesen en pisos de menos de 20 metros cuadrados por inquilino o a los que tuviesen certificado de turistas. (En ambos municipios los equipos de gobierno se vieron obligados a dejar de aplicar sus normas ilegales).
Pero el alcalde de Robledo no parece querer deshacer su envite. Ayer, se negó a responder a este diario por qué aplicaba normas ilegales. "Solo daré explicaciones de lo que hago en mi municipio si me lo exigen los tribunales", respondió. Sin embargo, por su parte, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados, de su mismo partido, se manifestó en sentido opuesto el pasado viernes al asegurar que "no tener un contrato de trabajo no es motivo para no empadronar a nadie". "La obligación de los funcionarios y cargos públicos es cumplir y hacer cumplir la Constitución, y desde luego cumplir leyes", advirtió Granados.
Algunos extranjeros como Hassan, otro marroquí del municipio, aseguran que llevan más de un año intentando su registro, informa Carlos Rosillo. Aunque por el momento, los inmigrantes afectados en Robledo están teniendo suerte con la escolarización de los niños. El colegio no les ha exigido el certificado. Algo que no sucede en lo que a atención médica se refiere. "Alguna vez me han atendido, pero la última me tuve que coger un tren al Escorial con un dolor de espalda tremendo", relata Mimount. "Aquí me dijeron que no podían atenderme porque no estaba empadronada", asegura mientras sujeta su inútil contrato de alquiler.

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

ACUERDO PARA ORDENAR LA SITUACIÓN DE 3.000 MENORES INMIGRANTES
El Gobierno fomentará la reagrupación y la prevención en el país de origen
SUSANA PÉREZ DE PABLOS - Madrid - 23/06/2010 EL PAÍS

El Gobierno pondrá en marcha un plan específico para ordenar, de acuerdo con las comunidades autónomas, el tratamiento que se le da a los 3.000 inmigrantes menores de edad que han llegado solos a España y que se encuentran acogidos en centros de menores. El proyecto tendrá tres objetivos: promover la reagrupación familiar -en 2008 había 4.916 niños en esta situación, de los que han vuelto con su familia apenas una decena-; fomentar la prevención en los países de origen, creando oportunidades allí, y garantizar su plena protección durante el tiempo que estén en España, según explica la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón.
España ha perseguido durante su presidencia europea que se promuevan en toda la UE los acuerdos con los países de procedencia de estos menores, como consta en el Plan de Acción sobre Menores Extranjeros no Acompañados, aprobado recientemente por el Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la UE y que Terrón presenta hoy en el Parlamento Europeo. En la actualidad, España tiene convenios con Marruecos y Senegal y acuerdos verbales con Malí y Argelia.
En Italia hay 7.797 menores en esta situación, según datos de 2008; en Finlandia, 706; en Alemania, 1.099; en Suecia, 1.165; en Holanda, 1.858, y en Bélgica, 1.878. Pero de muchos países no hay cifras oficiales.
Plenas garantías
La Convención de Derechos del Niño señala que el "interés superior del menor" es estar con su familia. Y en esta premisa se basa la legislación española (la Ley de Extranjería y la Ley de Protección Jurídica del Menor), aunque diversas organizaciones de infancia la cuestionan. "La reagrupación familiar se debe producir con plenas garantías, por ejemplo, al verificar la edad, identificar a la familia o asegurarse de que le va acoger", resalta Anna Terrón.
La mayoría de estos niños están en centros de Canarias y Andalucía, pero no hay comunidad en la que la policía no haya localizado alguno. La ONG internacional Human Rights Watch alertó ayer en un informe de la situación de estos niños "en centros de emergencia en Canarias que no cumplen las normas mínimas de acogida", y advirtió de que en ellos hay "casos frecuentes de violencia entre menores".
La mayoría de estos niños están identificados extraoficialmente. Los centros de menores tienen sus datos porque muchos siguen en contacto con su familia. Pero no se les puede repatriar hasta que su país comunica al Gobierno español que ha localizado a la familia.

******************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

LITERATURA DEL TERROR COLONIAL
Un libro rescata los informes de escritores que combatieron al rey Leopoldo - Vargas Llosa novela la vida del diplomático Casement que denunció la crueldad
TEREIXA CONSTENLA - Madrid - 23/06/2010 EL PAÍS

Lean esta historia sobre Henry M. Stanley (el de "el doctor Livingstone, supongo"). "En Londres había comprado cierto número de baterías eléctricas que, al fijarlas en el brazo por debajo de la casaca, se comunicaban con una cinta que pasaba por la palma de la mano del hermano blanco, y cuando éste daba al hermano negro un cordial apretón de manos, el hermano negro se quedaba muy sorprendido ante la gran fuerza del hermano blanco, porque lo dejaba tambaleándose con solo darle la mano de la fraternidad. Cuando el nativo preguntaba acerca de la disparidad de fuerza entre su hermano blanco y él, se le decía que el hombre blanco era capaz de arrancar árboles".
Con triquiñuelas similares, Stanley consiguió que jefes africanos firmasen tratados que entregaban su tierra al rey Leopoldo de Bélgica, que había fichado al explorador para poner su pica en el corazón de África. La historia pertenece a la carta abierta al monarca enviada por el coronel George W. Williams en 1890, recogida en el libro La tragedia del Congo, publicado por Ediciones del Viento junto a otros tres documentos inéditos en español sobre el triste pasado colonial del país, firmados por el diplomático Roger Casement y los escritores Arthur Conan Doyle y Mark Twain.
El coronel Williams no era cualquiera. Era negro. Uno de los primeros con poder para influir -fue historiador y el primer parlamentario negro de Ohio- sobre los acontecimientos políticos. Williams viajó al Congo con la intención de llevar negros estadounidenses para trabajar en África y contribuir al desarrollo de sus hermanos. "Cuando comprendió lo que estaba ocurriendo allí, no pudo contenerse y publicó su carta. Se le cerraron las puertas y se le dio la espalda. Falleció prematuramente de tuberculosis, lo que supuso un gran alivio para el Gobierno del Congo", explica el editor Eduardo Riestra.
A pesar del filón literario del Congo, cree Riestra que faltaba letra fría, informes y documentos de la época, como el que suscribió en 1903 el diplomático irlandés Roger Casement, que anota con meticulosidad burocrática chanchullos, tropelías y espantos: "Cuando estaban a punto de sentarse a comer, su marido le dijo que uno de los soldados iba a regresar con una cesta llena de manos cortadas, que había dejado afuera (...). Entonces ella, junto a su marido, salió para ver con sus propios ojos aquellas manos, cuatro de las cuales eran de niños". El informe Casement, escrito en 1903, tardó en difundirse por las presiones belgas. Cuando lo hizo, estaba mutilado y sin nombres propios. El antiimperialista Casement sería ejecutado. De esa vida novelesca dará cuenta la próxima novela de Mario Vargas Llosa.
Recuerda Albert Sánchez Piñol lo que decía Aristóteles: que solo hay 17 temas literarios. "Uno de ellos es el horror, el viaje al corazón de las tinieblas, que diría Conrad". Y Sánchez Piñol, que ya había viajado a un terror insular y viscoso en La piel fría (2003), se aventuró a por otro espanto en Pandora en el Congo (2005), donde se relata la expedición de aristócratas británicos que buscan oro y diamantes y encuentran tinieblas. "Al margen de testigos históricos, Conrad es el primero que establece un vínculo entre literatura y realidad. Lo plantea como un viaje al horror que empieza con la colonización y se perpetúa hasta nuestros días", expone el escritor y antropólogo, que visitó por vez primera el Congo para realizar un trabajo de campo sobre los pigmeos, "los seres más lejanos a nuestra civilización".
Todavía regresaría una segunda vez al país donde coexisten "horror histórico" y alternativas a la civilización actual. Dejó de hacerlo cuando le atrapó la guerra civil: "Algunos cálculos señalan que han fallecido entre tres y cuatro millones de personas".
Joseph Conrad abrió la espita -llevada luego al cine magistralmente por Coppola en Apocalypse now (1979), aunque ambientada en Vietnam- sobre la literatura inspirada en el horror colonial. Y ahí sigue, abierta y fecunda. Bernardo Atxaga eligió el Congo belga para su novela Siete casas en Francia (2009), otro viaje a las tinieblas sin afán aleccionador. "Quizás el tema, o el espacio geográfico, sean lo más superficial del libro; el lenguaje es lo fundamental", sostiene.
Atxaga, alérgico a las modas literarias, buscó el Congo como una geografía imaginaria a la manera de La isla del Tesoro de Robert L. Stevenson. "Necesitaba un lugar alejado, aislado, con un pasado de leyenda. En este caso, la leyenda es la crónica de explotación y crimen. Se puede abordar denunciándolo como Mark Twain o, como si no importara nada, que es lo que yo pretendía en mi novela", cuenta.
El autor vasco alude a El soliloquio del rey Leopoldo, el panfleto escrito por Twain en 1905 para caricaturizar al monarca, que también se ha incluido en el libro de Ediciones del Viento, junto al ensayo El crimen del Congo, escrito en 1909 por Arthur Conan Doyle. El padre de Sherlock Holmes consideraba que lo cometido en el país superaba todas las atrocidades anteriores: "Ha habido expropiaciones como la de Inglaterra por los normandos, o la de Irlanda por los ingleses. Ha habido masacres en pueblos como la de los sudamericanos por los españoles, o de naciones sometidas por los turcos. Pero nunca antes ha habido semejante mezcla de expropiación y masacre absolutas realizada con el odioso disfraz de la filantropía y teniendo por motivo el más vil de los intereses comerciales".
Conan Doyle recordaba que Leopoldo de Bélgica, un monarca constitucional en Europa y "un autócrata absoluto" en África, se había presentado ante las grandes potencias con un "fajo de tratados", obtenidos mediante engaños con pagos tan ridículos como "un abrigo de tela roja con adornos dorados, una gorra roja, una túnica blanca (...), cuatro garrafones de ron, diez cajas de ginebra".

*****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

ROBLEDO DE CHAVELA INSISTE EN NEGAR EL PADRÓN A LOS INMIGRANTES EN PARO
El alcalde desoye la orden del Gobierno regional para que cumpla la ley
JALED ABDELRAHIM - Madrid - 22/06/2010 El País

El alcalde de Robledo de Chavela, Mario Anselmo de la Fuente (PP), ha decidido desafiar a la ley y a la autoridad. En su municipio de 3.800 habitantes, donde un 14% de ellos son extranjeros, no se permite el empadronamiento a los inmigrantes si no tienen un contrato de trabajo en vigor. Una condición que, además de ser contraria a lo que exige la Ley de Bases de Régimen Local (la que regula el modo en el que se debe registrar una persona en cualquier municipio del Estado), no se exige a los españoles que solicitan empadronarse allí.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, su responsable político desde la Comunidad y secretario general de su partido, asegura que ha pedido personalmente al alcalde que retire sus normas ilegales, pero ayer a los inmigrantes se les seguía solicitando un contrato laboral para acceder al registro de Robledo. ¿Por qué? "No responderemos a ninguna pregunta", contestaban desde el Consistorio.

Granados no es el único frente en contra que tiene el alcalde. También la oposición en el municipio ha pasado por registro una moción para debatir en el pleno (que se celebrará en los próximos días) la retirada de estas reglas, y la asociación de inmigrantes marroquíes mayoritaria en España, ATIME, envió la semana pasada una denuncia al Defensor del Pueblo, suscrita al menos por 14 afectados, solicitando su intervención ante la actitud del regidor. A De la Fuente, que lleva 15 años al frente del municipio, le da igual todo eso. "Solo daré explicaciones de lo que hago en mi municipio si me lo exigen los tribunales", dijo a este diario el pasado 7 de junio al ser cuestionado sobre este tema.

La mayoría de la inmigración en Robledo es de origen marroquí. Algunos de ellos aseguran que, desde 2008, se les niega el acceso al padrón si están en paro aunque presenten su documentación en regla y un contrato de alquiler o un título de propiedad de un piso (la única documentación que efectivamente exige la Ley de Bases). "Como he hecho en los cinco municipios donde me he empadronado desde que llegué a España en 1993", se queja Mimount el Jafoufi, una marroquí que reside en Robledo desde hace unos meses "Pero aquí siempre me dicen que no". A ella y a sus compatriotas les preocupa que les nieguen servicios básicos gratuitos como la enseñanza y la sanidad, para los cuales es preceptivo estar registrado.

El Jafoufi asegura que la última vez que lo intentó, al insistir en que no podían negarle el empadronamiento, un policía local le dijo: "O te vas, o te cojo del cuello y te tiro a la calle". Tampoco a esta acusación han querido responder desde la casa consistorial.

Mohammed Azahaf, coordinador federal del grupo árabe socialista, adelanta que piensa asistir al pleno donde presentará la moción su partido, que solo cuenta con tres concejales frente a los ocho del PP. Tampoco piensa quedarse de brazos cruzados ATIME: "Es que Granados no le tiene que pedir nada al alcalde, se lo tiene que exigir. Si no cambia la situación, presentaremos una querella", advierte su presidente, Kamal Rahmouni.

A De la Fuente se le agotan las posibilidades para seguir imponiendo su ley. Todo apunta a que al final, efectivamente, tendrá que responder ante un juez.

******************************************************************************************************************

EL ÁFRICA QUE NO JUEGA AL FÚTBOL
La primera compañía de inmigrantes sin papeles se estrena en el teatro Alfil
JALED ABDELRAHIM - Madrid - 22/06/2010 El País

Ocho de la tarde. Toda la ciudad con los ojos puestos en África a través del televisor, y resulta que África, el África de verdad, (y no la del fútbol y la que patrocinan las grandes marcas occidentales), estaba aquí mismo. En el teatro Alfil de la calle Pez. De eso se dieron cuenta las cerca de 300 personas que abarrotaron sus butacas para ver La manta no es mi sueño, de la Inestable Compañía de Kourel Africana. El grupo, formado por inmigrantes del vecino continente que llegaron a España en patera, y dirigidos por la actriz Nathalie Seseña, pretendía con su primera y única puesta en escena trasladar al público la tragedia de sus propias vidas. Desde su arriesgado viaje a Europa, hasta la desesperación de habitar en un país donde se les detiene por intentar sobrevivir a través de la venta ambulante, uno de los pocos oficios que logran desempeñar por su falta de papeles.

La Compañía nace de la mano de la Asociación Sin Papeles de Madrid (ASPM), un colectivo que trabaja para integrar a los inmigrantes. Taller de teatro, servicios jurídicos, clases de español... ASPM ofrece pequeñas oportunidades a unas personas martirizadas por su situación legal. Una de sus principales luchas, y el leitmotiv de la obra, es precisamente lograr la despenalización del top-manta. Una actividad que hasta la reciente reforma de dos artículos del Código Penal, condenaba a muchos manteros a entrar en prisión. "La pena se ha reducido pasando de delito a falta, pero los manteros aún pueden acabar presos, por ejemplo, por no poder pagar la multa", cuenta Teresa Ramos, abogada de ASPM.

Sobre el escenario, la Inestable Compañía parecía profesional. A Moustapha Ladiane, su protagonista, la actuación le hizo revivir esos días de frío y hambre cuando dormía a la intemperie al llegar a Madrid con tres euros en los bolsillos. Público en pie y lacrimales empapados. Será la facilidad que conlleva interpretar la desdicha de sus propias vidas.

***************************************************************************************************************

Noticias frescas sobre los intolerables xenófobos de Robledo y sobre los inmigrantes africanos que, además de fútbol, hacen en Madrid otras cosas interesantes. Ejemplar.
Buena lectura con música de blues y echaros un ron con hielo al coleto.
Saludos a los colegas camioneros y buena ruta.
+rayitas
****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

INCREDULIDAD FRENTE A LAS DENUNCIAS DE ATENTADOS CONTRA LA NATURALEZA
EL LOBO Y EL CAMBIO CLIMÁTICO
Ya que los gobernantes no dan respuestas adecuadas, la sociedad debe movilizarse y reclamarlas
José Antonio Martín Pallín- El Periódico de Extremadura 30.06.2010

Casi todo el mundo conoce el cuento de Pedro y el lobo. El travieso pastorcillo, después de gastar bromas sobre la venida de un lobo que no aparecía nunca terminó pagando la insensatez con el destrozo de su rebaño, cuando nadie le creyó, después de tantas alarmas falsas. El cambio climático despierta la misma incredulidad en multitud de personas que, debidamente pastoreadas por los intereses de las grandes industrias contaminadoras, acaban por creerse que se trata de una fábula urdida por desvariados ecologistas que se sitúan al margen del sistema y se empeñan en difundir mensajes catastrofistas, sin ninguna base científica.
Sin embargo, la realidad comienza a presentar síntomas alarmantes. Las llamadas catástrofes naturales se repiten cada vez con más asiduidad, y las personas afectadas comienzan a pensar, y así lo expresan, que quizá sea la consecuencia del cambio climático, tan pregonado por unos y negado por otros. El fenómeno merece una seria reflexión y no se puede despachar desdeñosamente con una descalificación de los que llaman la atención sobre los peligros del presente y el futuro.
DESDE QUE se firmó el Protocolo de Kyoto, las políticas para corregir el rumbo están perfectamente diseñadas. Es cierto que algunas se han puesto en marcha, pero es evidente que los grandes países industrializados o emergentes se resisten a reducir su potencial contaminador. La cumbre climática de Copenhague de finales del 2009 fracasó. El debate fue esclarecedor, pero los acuerdos para evitar los impactos climáticos, inexistentes. Algunos países, entre los que Bolivia ha tenido un papel relevante, decidieron convocar un Conferencia Mundial de los Pueblos sobre cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra. Se celebró en Cochabamba, entre los días 19 y 23 de abril. Su finalidad era abrir numerosas mesas de debate de carácter temático para acopiar conclusiones y presentarlas en la cumbre climática que está prevista en Cancun (México), endiciembre.
Casi ninguno de los grandes medios de comunicación se hizo eco del debate. Solo transcendió un pasaje de medio minuto del largo discurso pronunciado por el presidente Evo Morales en el estadio de la localidad ante una multitud. Su alusión, poco matizada, a las consecuencias sobre la sexualidad masculina de las aves alimentadas con hormonas y como origen de la calvicie, acaparó las únicas referencias en la prensa mundial, que montó un pollo, y nunca mejor dicho, en torno a estas palabras, tratando de ridiculizar a los ecologistas. Varios premios Nobel y los mejores especialistas en diversas materias participaron en los debates. El silencio más absoluto se cernió sobre conclusiones y propuestas. Solo interesaba la anécdota, las conclusiones podrían resultar incómodas.
Los temas que se trataron, reclaman la atención de los gobiernos. Nos enfrentamos a posibles migraciones forzadas por el cambio climático mucho mas cargadas de desesperación que los movimientos económicos. Conviene detener la atención sobre las causas estructurales del cambio y relacionarlas con los descubrimientos científicos que explican el cambio climático. ¿Es suficiente el actual mercado de carbono? Deberemos plantearnos de nuevo las tecnologías que lo captan y la financiación de los medios.
La globalización nos muestra a domicilio la frecuencia, la diversidad y la universalidad de las catástrofes naturales. ¿Podemos seguir cruzados de brazos o resignados como si se tratase de una inevitable consecuencia del desarrollo?
Esta diseminación cósmica del cambio nos lleva a plantear la posibilidad de que las medidas nunca puedan ser unilaterales. Ni siquiera la toma de decisiones puede corresponder solo a los gigantes mundiales. Sería ilustrativo un referéndum a escala mundial sobre el cambio climático que orientase a los órganos de decisión sobre la política climática.
No se debe descartar que los atentados contra la armonía de la naturaleza puedan ser objeto de persecución y castigo por un futuro tribunal internacionales de justicia climática. El Estatuto de la Corte Penal Internacional considera como crimen de guerra lanzar ataques intencionados que causen daños extensos, duraderos y graves al medio ambiente natural. ¿Por qué no castigar los ataques cuando no se producen en el seno de un conflicto bélico?
PARECE que hasta el momento los gobernantes no son capaces o no quieren dar respuestas adecuadas. Corresponde a la sociedad movilizarse para demandarlas. Solo disponemos de la reflexión, el debate y el estudio profundo de las causas del calentamiento global. Hay sectores que ya se han puesto en marcha, pero son minoritarios. No debemos por ello abandonar el empeño, aun cuando los resultados no sean tangibles. Como nos recuerda James Hansen, no me gustaría que en un futuro inquietante nuestros nietos pudieran decir: «El abuelo entendía lo que estaba pasando, pero no lo expresó con suficiente claridad».

*****************************************************************************************************************

lsolera dijo

EL ENCUENTRO DE LA MÚSICA DE MALÍ
IKER SEISDEDOS 03/07/2010 El País

El cáncer avanzaba en 2005 por el cuerpo del guitarrista Ali Farka Touré con la lenta obstinación de esas dunas del desierto que inspiraron su forma de fundir el blues del delta con el viento seco del África Occidental. En aquella época, su amigo, el virtuoso intérprete de la kora Toumani Diabaté, solía preguntarle: "Ali, ¿qué tal estás hoy?". A lo que este, invariablemente, respondía: "Fantástico. No podría estar mejor, Toumani".
De la suma de una vida en fuga y de esa arrogante determinación, común entre ciertas estrellas de la música africana, que adorna a Diabaté (Bamako, 1965), surge Ali & Toumani (Nuevos Medios), disco póstumo a dúo de uno de los patriarcas de la música de Malí, un país tan rico en sonoridades que parece más bien un continente. De un lado, la guitarra eléctrica melancólica y levemente rítmica de Touré; del otro, la kora, arpa-laúd de 21 cuerdas, que, tocada con la sabiduría de Toumani, se antoja el sonido más bello del mundo. La familia de Diabaté, griots, contadores de historias del extinto imperio Mandinga, lleva 72 generaciones perfeccionando la maestría a un instrumento del que su más célebre miembro es embajador por el mundo.
El álbum se grabó en Londres bajo los auspicios del productor del sello World Circuit, Nick Gold, a quien la guitarra de Touré cambió la vida un buen día de los ochenta y uno de esos tipos raros que aún entienden la música como un gravoso acto de amor. Y en la capital británica debió presentarse en febrero con un concierto de Diabaté y Vieux Farka Touré, hijo y orgulloso continuador de Ali. Pero, ay, la malaria impidió que Toumani abandonase Bamako.
El encuentro se produjo finalmente cuatro meses después, durante un festival de rock en la costa occidental inglesa. Diabaté, al frente de la Symmetric Orchestra, ofreció un recital para un público más dado a los blogs de tendencias que a los boletines de world music y que, sin embargo, disfrutó como recién despertado a la conciencia de que el mundo global podría ser la intrincada suma de sus partes. "La responsabilidad de la riqueza de la música de Malí solo es de Dios", explicó Diabaté entonces. "Creo que esos chicos han comprendido al fin que las raíces son necesarias, que la música que nosotros tocamos viene del pasado, sí, pero sirve al presente y se proyecta hacia el futuro".
Las amenazas que se ciernen por defecto sobre los discos póstumos se diluyen en los primeros compases de Ali & Toumani, un trabajo que suena a apresurado encuentro entre dos maestros, pero también a desahogado testamento de un hombre que pasó de carecer de luz eléctrica en el chamizo en el que vivía a girar por todo el mundo como una estrella. "Creo que es diferente de todos sus discos y de todos los míos. Incluso de In the heart of the moon
[de 2005, primera colaboración entre ambos]. Es el encuentro definitivo entre el norte y el sur de Malí".
Tan habitual del diálogo entre músicos como del verano de festivales español (y en general de España; en su discografía sobresalen las colaboraciones que mantuvo con Ketama), Diabaté estrenará en Cartagena (Murcia) el viernes y durante la jornada inaugural de La Mar de Músicas Afrocubism, proyecto personal del productor inglés Gold, quien soñó en cierta ocasión con una colaboración entre músicos de Malí y cubanos que un problema de visados impidió. De aquella frustración nació Buena Vista Social Club, el gran fenómeno de las músicas del mundo de los noventa. Y surgirá, por fin, la música, así como un disco, cuya publicación se prevé en otoño.
Ali & Toumani (Nuevos Medios). Toumani Diabaté participa el viernes 9 de julio en Cartagena en el proyecto Afrocubism y el miércoles 14 actúa con la Orquesta Sinfónica de Murcia en La Mar de Músicas.

lsolera dijo

LOS HISPANOS VEN UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA DE GANAR INFLUENCIA POLÍTICA EN EE UU
La intervención de Obama, su primera toma de postura sobre este asunto, ha situado la inmigración como una prioridad política del país y ha desatado un debate nacional
ANTONIO CAÑO | Washington 02/07/2010 El País

La comunidad hispana de Estados Unidos, en un momento de gran protagonismo en la vida política de este país, cree ver en el discurso de Barack Obama una oportunidad histórica de conseguir, por fin, una ley que regule la inmigración y ha incrementado su presión a los congresistas, especialmente republicanos, en busca de un imprescindible acuerdo bipartidista.
La intervención de Obama , su primera toma de postura sobre este asunto desde que asumió la presidencia, ha situado la inmigración como una de las principales prioridades políticas del país y ha desatado un debate nacional que puede tener un impacto decisivo en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.
La inmigración ya era desde la aprobación de la ley de Arizona una de las principales preocupaciones entre la sociedad. Un informe del centro de estudios Pew revelaba recientemente que un 59% de los norteamericanos menciona la inmigración entre las prioridades nacionales. "Los votantes están impacientes, especialmente los inmigrantes que sufren las consecuencias de este vacío y los empresarios que los emplean", afirma Marc Rosenblum, un analista del Instituto Político para la Inmigración y uno de los principales involucrados en otros intentos fracasados de reforma.
Sin embargo, la clase política, muy dividida y desorientada sobre este tema, lleva años sin ser capaz de abordarlo. Obama dijo en su discurso del jueves que no está dispuesto a "seguir tirando balones al aire" y apeló al Congreso a actuar con urgencia. Su propuesta ha sido bien acogida, en general, por los congresistas demócratas y las organizaciones sociales implicados en este problema, pero con prudente distancia de parte de la oposición.
"Sin una reforma migratoria este país no tiene un brillante futuro por delante", ha advertido el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, uno de los principales promotores de esta causa. "Estamos dejando fuera", ha añadido, "a los mejores, a los más brillantes, a personas que vienen con espíritu empresarial y a crear puestos de trabajo". "Nosotros estamos listos para actuar sobre la reforma migratoria", ha manifestado el congresista de Arizona Raúl Grijalva, uno de las principales voces en el Congreso en estos asuntos, "y convoco a todo el mundo que esté preocupado por la seguridad fronteriza, por el imperio de la ley y por el progreso económico a que se nos unan".
No va a ser fácil. La oficina de prensa del senador John McCain, que en el pasado fue un ferviente promotor de esta reforma pero que actualmente lucha por mantener su escaño frente a una fuerte presión conservadora, ha emitido un comunicado en el que asegura que el discurso de Obama "carece de propuestas o detalles específicos".
El senador Lindsey Graham, un centrista con el que Obama cuenta para atraer votos republicanos, ha preferido hasta ahora guardar silencio, y otros miembros de la oposición han insistido en que la prioridad en este momento es preservar la seguridad en la zona fronteriza con México y no legalizar a los indocumentados. "Qué haga su trabajo y controle las fronteras", ha declarado la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, en alusión a Obama.
Sin colaboración republicana, las iniciativas legislativas que en este momento circulan en el Capitolio están condenadas al fracaso, y se va a requerir una negociación larga y complicada para poder elaborar un texto de consenso. "A menos que se produzca un milagro, estamos hablando, como pronto, de principios del próximo año", pronostica Frank Sharry, director del grupo America,s Voice.
Los republicanos, probablemente, van a querer probar en las elecciones legislativas de noviembre cuál es la repercusión de su actual rechazo a la reforma. Los centristas del partido no cuentan en estos momentos con fuerza suficiente como para contrarrestar el impulso de un programa extremadamente conservador que incluye una posición rotundamente contraria a la inmigración. Los conservadores buscan el respaldo en las urnas de un 57% de los norteamericanos que, según encuestas recientes, apoyan la ley de Arizona.
Obama y una parte de los demócratas, en cambio, consideran que si el partido no consolida su posición entre los hispanos será derrotado en noviembre, pero que si lo hace, puede resultar invencible a largo plazo. La comunidad latina había ofrecido recientemente síntomas de decepción con Obama, y no es seguro que este discurso, por sí sólo, consiga evitar esa tendencia. "El discurso llega en un momento crucial, tenemos una crisis de derechos civiles entre manos por la falta de acción del gobierno, pero un discurso sin más no es suficiente, y no supondrá ninguna diferencia si el presidente no presiona a los dos partidos para que hagan avanzar la ley", afirma Janet Murguía, directora del Consejo Nacional de La Raza, la principal organización hispana.
La presión que, en ese sentido, haga la propia comunidad latina va a ser fundamental para convencer a los políticos de su fuerza electoral. "Al final, muchos líderes republicanos se van a dar cuenta de que no van a poder triunfar sin el apoyo de los latinos y que no podrán sobrevivir como un partido monolítico y anti inmigrantes", opina Marc Rosenblum.

OBAMA PROMETE
La apuesta en EE UU por reformar la inmigración tropieza con serios obstáculos a corto plazo
Editorial de El País 3-07-2010

Barack Obama ha pronunciado su primer discurso importante sobre inmigración desde que llegó a la Casa Blanca, un tema que le sirvió como gancho decisivo durante la campaña electoral para ganarse el voto latino y que desde entonces ha permanecido en la sombra. El corazón de este mensaje considera a los inmigrantes, de los que casi 11 millones de indocumentados trabajan en Estados Unidos, un activo imprescindible para el país y su futuro. En consecuencia, propone al Congreso, sobre todo a la oposición republicana, modificar de una vez un sistema legal prolijo, confuso e ineficiente para las necesidades de EE UU.
El discurso presidencial -a un mes de la entrada en vigor en Arizona de una ley draconiana e injusta contra la inmigración, que ha llevado el tema al centro del debate político- está lleno de buenas intenciones. Pero no ofrece propuestas diferentes de las genéricas realizadas por Obama durante su campaña ni concreta un calendario para la reforma, aunque desde las filas demócratas se sugiera sin convicción que el partido gobernante podría introducir la legislación este mismo año. En consecuencia, tiene pocas probabilidades de concretarse en algo tangible a corto plazo.
Hay más de un motivo. Cualquier modificación seria de las leyes sobre inmigración exige la colaboración de los republicanos. Y si algo es palmario hoy en Estados Unidos, donde ninguno de los dos grandes partidos cree en la buena fe del otro, es que la encrespada oposición no está dispuesta a otorgársela al presidente. Ya la reforma intentada en su día por George W. Bush, con ambiciones parecidas, se quedó en agua de borrajas por la división de su propio partido.
El otro argumento decisivo es la proximidad de las elecciones legislativas de noviembre. La renovación parcial del Congreso planea absolutamente sobre Washington, y la inmigración es asunto demasiado importante y envenenado como para manejarlo antes de unos comicios que pueden alterar el juego de fuerzas parlamentario, ahora favorable a Obama. Con un escenario político intensamente polarizado y un desempleo próximo al 10%, ni los legisladores más convencidos están por ofrecer una suerte de amnistía a casi 11 millones de personas para que puedan competir en igualdad de condiciones por los puestos de trabajo. En este rígido contexto, el mensaje de Obama parece sobre todo testimonial.

lsolera dijo

OBAMA IMPULSA LA REFORMA MIGRATORIA
El presidente de EE UU propone regularizar a más de 11 millones de 'sin papeles' - La nueva ley tiene detractores tanto en las filas demócratas como republicanas
ANTONIO CAÑO - Washington - 02/07/2010 El País

Mientras Barack Obama defendía ayer en Washington la necesidad de una ley de inmigración, la madre de un marine muerto en Irak pedía permiso para enterrar a su hijo en Arizona y un aplazamiento de su deportación a México para poder acudir al sepelio. Esa es la realidad cotidiana de esta nación de inmigrantes. Y esa es la realidad que el presidente ha propuesto encarar con una reforma que, sin premiar a los indocumentados, "marque un camino para su legalización", en respeto de sus derechos humanos y en aras de la prosperidad, la grandeza y la preservación de las señas de identidad de Estados Unidos.
Expulsar inmigrantes de este país, por muy ilegales que sean, es tan paradójico e inútil como prohibir la esperanza. Estados Unidos se convirtió en la mayor potencia del mundo gracias al irresistible magnetismo de su sociedad, resumido en el eslogan del sueño americano. "Los inmigrantes han ayudado siempre a construir y defender este país", recordó ayer Obama. "Ser americano no es un asunto de sangre o de nacimiento; es un asunto de fe, de una fidelidad compartida a las ideas y los valores que son tan queridos para nosotros".
En el caso de los ilegales, que se calculan entre 11 y 12 millones, su delito es el de precipitarse a ese sueño sin pararse en burocracias. Ahora, una vez aquí, su contribución económica, y hasta cultural, resulta ya imprescindible, y tratar de deportarlos, como dijo el presidente, es simplemente inviable. Muchos tienen hijos nacidos aquí, otros llevan años ocupando sus puestos de trabajo y la mayoría respetan las leyes, están integrados en sus comunidades y hasta pagan impuestos.
La única solución es la aprobación de una nueva ley que señale las reglas para su legalización, de forma que esta se produzca de un modo adecuado y en condiciones que permitan reordenar para un largo periodo la entrada de más personas en el país. La legalización "significa también", manifestó Obama, "que dispondremos de una fuerza de trabajo más joven y, en un mundo crecientemente interconectado, la diversidad de nuestro país es una ventaja muy grande en la competencia mundial".
La apuesta por un país abierto y hospitalario no significa, explicó el presidente, la renuncia a proteger las fronteras y aplicar las leyes. "Nuestra nación, como todas, tiene derecho a imponer sus propias leyes de residencia y ciudadanía. Aceptar sin más a los que vinieron ilegalmente podría estimular más inmigración ilegal y perjudicar a los millones de personas en todo el mundo que están esperando en fila para entrar legalmente".
Es preciso crear unas condiciones exigentes para la legalización. "Hay que pedir responsabilidades a las personas que entraron ilegalmente", dijo Obama, "tienen que admitir que quebrantaron la ley, tienen que registrarse, pagar impuestos, pagar una multa y aprender inglés". Hay que pedir responsabilidades también, añadió, "a los empresarios que violan la ley contratando y explotando trabajadores indocumentados".
Ese es el camino para la racionalización de un problema descomunal y ese será el corazón de la ley que debe aprobar el Congreso. ¿Cuándo? Obama, que antes se había comprometido a hacerlo este año, no puso ayer plazos. ¿Cómo? Con un acuerdo de los dos partidos. No hay otro modo. "Esa es la realidad política y matemática", admitió el presidente.
Los demócratas carecen de la mayoría suficiente para aprobar la ley en el Senado y ni siquiera están unidos en el respaldo a esa iniciativa. A diferencia de lo ocurrido con las reformas sanitaria o financiera, en materia migratoria no es previsible un corte limpio entre los dos bandos del Congreso; puede haber muchos demócratas en contra y algunos republicanos a favor.
La posición política respecto a la reforma migratoria depende de algunas variantes, como el número de votos hispanos, la situación geográfica del distrito electoral o el grado de presión del sector conservador, que la hacen más fluida e imprevisible que otras. Pero el principal de todos ellos es el de la influencia creciente del electorado de origen latino, al que Obama intenta ahora realinear a su favor.
Tal como ha reconocido la Casa Blanca, el presidente decidió pronunciar ahora este importante discurso atendiendo a la intensificación del debate público provocada por la reciente ley aprobada por el Estado de Arizona que criminaliza a los inmigrantes ilegales. Obama no despejó ayer la incógnita sobre cuándo piensa el Gobierno reclamar ante los tribunales la inconstitucionalidad de esa ley, pero se refirió a ella en términos indiscutiblemente descalificadores. "Esa ley", manifestó, "tiene el potencial de violar los derechos de ciudadanos norteamericanos y residentes legales inocentes al convertirlos en sujetos de posibles detenciones o interrogatorios simplemente por su aspecto o por su acento".
Nada de eso es compatible con la esencia de Estados Unidos. Este país, como recordó Obama, es reconocido universalmente por una estatua que da la bienvenida en nombre de la libertad a quien se aproxima a la isla de Manhattan. Décadas atrás, algunos eran judíos huyendo de las persecuciones. Su lugar lo ocupan hoy, por razones diferentes, los espaldas mojadas.

OBAMA EXIGE UNA REFORMA MIGRATORIA PROFUNDA
El presidente de EEUU critica la polémica ley de Arizona para instar a los congresistas a arreglar un "sistema averiado"
ISABEL PIQUER CORRESPONSAL 02/07/2010 Público
Barack Obama criticó ayer de nuevo la polémica ley de Arizona que a partir de finales de este mes criminalizará la presencia de indocumentados en ese estado e hizo un llamamiento a los congresistas para instarles a resolver el problema de la inmigración en Estados Unidos.
En un discurso pronunciado en la Universidad Americana en Washington, en el que no avanzó nuevas propuestas, el presidente esbozó un panorama bastante sombrío de un "sistema averiado" que desde hace décadas no consigue resolver, entre otros temas, la presencia de unos 11 millones de indocumentados en el país.
Obama anunció así la que sin duda será su próxima batallalegislativa, después de haber franqueado los escollos de la reforma sanitaria y la financiera, si el Senado no aporta sorpresas de último minuto en el tramo final de aprobación.
El mandatario atacó la ley de Arizona que debería entrar en vigor el próximo día 29, y aunque dijo entender "el nivel de frustración" del estado fronterizo más permeable a los ilegales, también calificó la medida, aprobada el pasado mayo por la gobernadora republicana Jan Bewer, de "errónea". Añadió que la ley metía "mucha presión a las fuerzas del orden" y suponía "una carga enorme" para los maltrechos presupuestos locales.
Obama no aclaró si el Departamento de Justicia, como se viene rumoreando desde hace semanas, atacará o no la ley de Arizona en los tribunales, basándose en la premisa de que sólo el Gobierno federal tiene jurisdicción en asuntos migratorios.
El problema de "encontrar un camino" hacia la legalización de muchos de los indocumentados, "no puede resolverse con vallas y patrullas fronterizas", dijo, aunque también especificó que, con el reciente envío de 1.200 guardias nacionales "nunca había habido tantas botas en la frontera en la historia de EEUU". La cuestión ahora, dijo, "es si tenemos el valor y la voluntad política de aprobar una ley en el Congreso para finalmente resolver el problema".
Apoyo de los republicanos
Un gesto de voluntarismo político que, en opinión de los analistas, tiene pocas probabilidades de hacerse realidad antes de finales de este año, más aún a cuatro meses de las elecciones legislativas, y teniendo en cuenta el escaso éxito de sus predecesores en un tema tan peliagudo. Obama no cuenta ni siquiera con el respaldo de todo su partido. De ahí el llamamiento presidencial: "Una reforma que ponga orden en nuestro sistema migratorio no puede ser aprobado sin el apoyo republicano. Es la realidad política y matemática".

lsolera dijo

SPAIN’S JOBLESS FIND IT HARD TO GO BACK TO FARM

By SUZANNE DALEY. The New York Times Jun 14,2010

PUERTO SERRANO, Spain — During Spain’s construction boom, Antonio Rivera Romero happily traded long hours and backbreaking labor in the fields for the better-regulated building trades, earning four times as much as a bricklayer. He took out a mortgage and enlarged his house on a quiet side street in this small city in southern Spain.

Now, with the construction jobs gone, Mr. Rivera is behind on his bank payments and eager to return to the farmwork he left behind.
But Spaniards have been largely shut out of those jobs. Those bent over rows of strawberries under plastic greenhouse sheeting or climbing ladders in the midday sun are now almost all foreigners: Romanians, Poles, Moroccans, many of them in Spain legally.
“The farmers here don’t want us,” Mr. Rivera said with a defeated shrug.
Local officials and union leaders say Mr. Rivera has it right. Farmers have been reluctant to take Spanish workers back — unsure whether they will work as hard as the foreigners who have been picking their crops, sometimes for a decade now.
So far, only 5 percent of the pickers this year are Spaniards, said Diego Cañamero, the head of one of Spain’s largest labor organizations, the Field Workers Union, or S.O.C. He said the union was working to keep tempers from flaring and to persuade farmers to employ local people again, but with little success.
“There is a sense of bewilderment among the Spanish workers,” he said. “They say: Why do they let people come 5,000 miles, when we need the jobs?”
The unemployment rate in the Andalusia region is now 27 percent, the highest in Spain except for the Canary Islands. Spaniards have always been resilient, helping out one another in hard economic times. But these days entire families like that of Mr. Rivera and his wife, who have five working-age children — most at home — are jobless. Unemployment benefits go only so far, and for those who have house or car payments, not nearly far enough.
Mr. Rivera, 50, gets 420 euros a month, about $530. His mortgage takes up half of that, he said. His wife, Encarnación Román Casillas, 49, started going to the local soup kitchen.
“At first, I could not do it,” she said. “My sister-in-law went for me. But then we went together, and now I do what I have to do.” In addition to two hot meals, she is given a loaf of bread, a liter of milk and four containers of yogurt.
Soon, the Riveras will borrow a car from a relative and go to France, where they expect to camp while picking beets, asparagus and artichokes, then grapes in the fall. They got work there last year, though the cost of the campsite ate up half their wages. This time, a French farmer has agreed to let them stay on his property.
Mr. Rivera’s predicament is hardly unique. Mayors across Andalusia say local residents come to their offices all the time looking for work. Some do not want farmwork, saying it is too hard. But many, says Emilio Vergara, mayor of Paterna del Campo, a small farming village outside Huelva, would gladly take it.
Together with three other nearby mayors, Mr. Vergara began an effort to persuade farmers to hire local people. But, he says, of the 450 people who signed up from his village, none have been offered a job.
“I am concerned about a potential outburst of xenophobia, and hope that it can be avoided at all costs, because Spain is traditionally a hospitable country,” Mr. Vergara said.
Experts say some farmers do hire immigrants to take advantage of them. Mr. Cañamero, the union leader, says 15 to 20 cases of serious abuse are reported each year, in which workers have not been paid or do not have enough food or water.
But in most cases, Mr. Cañamero says, that is not why farmers turn to foreigners. He said hiring was governed by a web of prejudices about who are the best workers. For the very hot work in the summer, farmers prefer to hire Africans. For strawberry picking, they prefer women. “It is not written anywhere,” he said. “That would be terrible discrimination. But that is how it works.”
Wages vary as well. The Africans tend to be paid 30 euros a day, about $38. Other pickers can earn as much as 40 euros.
Many farmers argue that they have found a reliable work force and that they cannot afford to jeopardize it. Diego Luis Camacho Rodríguez, who owns a small strawberry farm outside Huelva, has hired some local people. But the bulk of his workers are foreigners, like the Polish woman and her daughter who were delicately placing ripe fruit on plastic trays on a May afternoon.
“Once you start working with people and they know your operation,” he said, “you want to keep working with them.”
Still, he hired Francesco Gil Barrera, 29, this year, when the young man lost his construction job. He also gave Elena Rosado Pérez, 28, a job. She had been working as a waitress, but the restaurant was doing so poorly that its owners decided to close except for weekends.
Manuel Recio, the regional minister for employment and immigration, said the government lowered the number of contracts available to foreign workers this year. But he said he doubted that Spaniards were really interested in the farm jobs. And he was quick to point out that many of those in the fields were citizens of European Union countries, and that they were as entitled to the jobs as Spaniards.
Even more than the Spaniards, illegal immigrants, who had flocked to Spain in recent years looking for work of any kind, are suffering. Hundreds of them are living in encampments in the woods. Recently, even immigrants with working papers have arrived at the camps.
Abdoulaye Diallo, who came from Senegal in 2002 and worked steadily until 2008, lives in one of the camps, on a dirt road that divides two farms outside Huelva.
Like hundreds of others living under a patch of trees, he has fashioned a shelter from plastic sheeting. Most of the men have not worked in 18 months. They survive on handouts from the Red Cross.
Not so long ago, they were sending money home to wives and children.
“We live like animals,” Mr. Diallo said. “I keep looking for work. But there is nothing.”
Rachel Chaundler contributed reporting from Seville, Spain.

lsolera dijo

LAS REMESAS DE LOS INMIGRANTES DE MADRID RESISTEN MEJOR LA CRISIS
Los envíos de dinero caen un 5,4% en la región frente al 9,7% de España
MARÍA MARTÍN - Madrid - 27/06/2010 El País

"El negocio iba bien. Ahora va mal. Antes me daban 1.000 euros para enviar y ahora me dan 800. Menos clientes. 'Crisis, crisis, crisis', me dicen siempre". Lo que describe el bangladeshí Liton, estirando su español tras el mostrador de su locutorio en Carabanchel, es la conclusión a la que ha llegado un informe sobre las remesas de inmigrantes enviadas en 2009 desde la Comunidad de Madrid. El estudio, presentado ayer por la consejera de Inmigración, Empleo y Mujer, Paloma Adrados, concluye que la crisis ha hecho disminuir los envíos de dinero de los inmigrantes un 5,4%, al reducirse las remesas de 1.939 millones de euros en 2008 a los 1.835 millones de 2009.
El dato negativo de la región es hasta positivo si se compara con la caída media del 9,7% de las remesas en España, que el año pasado se desplomaron hasta los 7.129 millones. Rumania, con 281 millones, seguido de Ecuador, con 279 y de China, con 140, son los tres primeros países destinatarios del dinero que envían los inmigrantes de Madrid, según el informe, elaborado por el centro de investigación Remesas.org a partir de datos de 20 empresas que gestionan los envíos de dinero, del Banco de España, Eurostat (oficina estadística de la UE) y 1.071 entrevistas realizadas a extranjeros mayores de edad y con al menos un año de residencia en la región.
Es la primera vez que China, que el año pasado ocupaba el cuarto lugar, se sitúa en el podio de los principales destinos. Un dato que ilustra que la comunidad china capea mejor la crisis, según fuentes de la Consejería, por la capacidad empresarial de la comunidad china.
La misma tesis defiende el concejal de Centro, Enrique Núñez, que mantiene una relación fluida con la comunidad asiática. Núñez ilustra su teoría con el auge de los negocios de alimentación. Desde principios de 2009 hasta ahora, los 55 establecimientos de la capital, en lugar de cerrarse, se han incrementado en un 36,3%.
Carlos da Silva, que llegó de Brasil hace tres años y medio, es parte del 62% de los inmigrantes -67% en 2009 y 75,37% en 2007- que envía dinero a su país. Mantiene a su esposa y dos hijos. Hasta hace poco enviaba cada mes la mitad de su sueldo de 2.000 euros como solador. Eso se acabó. "Ahora, tengo que enviar todos los meses, pero no puedo mandar más de 800 o 900 euros", lamenta.
El caso de Da Silva es uno más. La situación de Vali, un rumano treintañero, que enviaba dinero a su madre, ha cambiado desde que perdió su trabajo en la construcción. "Antes enviaba según lo que ella fuese necesitando. Ahora, no es que envíe menos, es que no puedo enviar nada". Son solo dos ejemplos que ilustran la caída del 4% en el importe medio de las remesas -383 euros- y del 7% en la frecuencia con que se envían -7,9 giros al año-. Una caída suavizada por el incremento en un 7% de la población inmigrante, potenciales remitentes de dinero (964.000 personas en 2009).
Es difícil competir con Madrid. La región es la primera emisora de remesas de la UE, según el informe. Si Madrid fuese un país, sería el quinto emisor de remesas tras España, Italia, Francia y Alemania. ¿Por qué? Una explicación, según la Consejería, es que el paro entre extranjeros es menor en Madrid que en el resto de España (24% frente a 30%).
Otras razones las cita el director del estudio, Íñigo Moré: "Madrid remite más porque la inmigración es más reciente. Son extranjeros que aún no se han desvinculado de sus países. Y el origen de los inmigrantes en Madrid está muy vinculado a América Latina; son más propensos a remitir que otras nacionalidades". El 50,8% de las remesas de 2009 fueron a Latinoamérica.

hirimotu2 dijo

OPERACIÓN | Sobornos y extorsión en Alicante
El 'Caso Brugal', una trama de corrupción salpicada de basura...

Espero que este asunto no tenga nada que ver con nuestro común amigo Thomas Wrugal. Por lo demás a ver si hablamos algún día de estos... el telf está mas apagado que la traca de la falla del ajuntament...
Bona nit, petons
Auuuuuuuuuuuu (esto para el lobo)
Hiri

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

Bien, acabado el mundial de fútbol, deberemos proseguir con el blog, con más asiduidad y así lo haremos. Felicidades a todos los que han seguido y disfrutado del juego español y de los goles de Puyi y Andresito.
¡Coña! La Hiri aparece por el blog…, pero no cuelga información de nuestros tags habituales. ¡Anda, guapa, anímate!

******************************************************************************************************************

EL DESPRECIO DE LOS CIUDADANOS
EMMA RIVEROLA 10/07/2010 El País

Tengo la sospecha de que estamos peor que ayer, pero infinitamente mejor que mañana. (El presidente) ha empezado a inspirarme ternura (...) sobre todo cuando le veo tan peligrosamente desorientado".
Estas palabras parecen dictadas por la situación actual, pero fueron publicadas el 23 de agosto de 1993 en este mismo diario. El nombre del presidente era Felipe González. El autor del artículo, Manuel Vázquez Montalbán. Y el título, Depresión. En 1993, el PSOE había vuelto a ganar las elecciones, pero había perdido la mayoría absoluta. El país sufría una grave crisis económica. La tasa de paro llegó a encaramarse hasta un dramático 24%. El caso GAL mellaba las entrañas democráticas del Estado y Luis Roldán se revelaba como uno de los mayores sinvergüenzas de la historia de este país.
El Felipe González de entonces tenía poco que ver con el joven entusiasta y brillante que había ganado las elecciones 11 años antes. Tampoco se asemejaba al actual patricio que considera a las democracias de hoy marcadas por la mediocridad y lo mediático. O que lanza frases tan poco favorecedoras al Gobierno como "rectificar es de sabios, y de necios hacerlo a diario". Olvidándose, quizás, de su propia y antigua desorientación.
Entonces y ahora, la crisis económica actúa como una demoledora apisonadora de la imagen pública de los políticos. Pero, a pesar de las dramáticas semejanzas entre 1993 y este más difícil 2010, la fractura entre la clase política y los ciudadanos nunca había sido tan profunda como ahora. La crítica a la talla de los líderes se impone, pero resulta interesante continuar revisando las hojas pasadas del calendario y tratar de encontrar más razones para este distanciamiento.
Durante los últimos años, el marketing se ha impuesto en el mundo de la política. Al líder se le ha otorgado el rango de producto. Los ciudadanos nos hemos convertido en codiciados consumidores y nuestros votos, en devaluada moneda de cambio. El debate ideológico ha quedado arrinconado por la verborrea de un agente comercial salpicada de frívolas promesas publicitarias o de pueriles amenazas sobre la llegada del lobo. La política se ha banalizado y las encuestas deciden los cambios en el diseño de las etiquetas. Pero un voto debería tener mayor trascendencia que elegir una lata de tomate en un lineal del supermercado, especialmente si no se desea sufrir el mismo final que la lata cuando el comprador la da por agotada.
En una sociedad marcada por las leyes del consumo y adormilada por años de bienestar, el ciudadano se siente cada vez menos responsable de todo. Su tolerancia al riesgo se ha tornado ínfima y cree poder exigir a papá Estado la solución inmediata de todos sus problemas. Pero el espejismo se hace añicos ante la crisis y la sombra de la estafa planea sobre la clase política. Yo te di mi voto, yo te compré, ¿por qué no arreglas todo esto? Una mala compra, piensa el elector, otro trasto inútil, y busca en vano las condiciones de devolución en la letra pequeña de su voto.
Y cuando las ventas bajan, ya se sabe, entran en juego las ofertas dos por uno y las promociones agresivas. O, lo que es igual, la indefinición en el discurso para tratar de atraer al mayor número de votantes y la guerra sin cuartel a la oposición. Una dura contienda sin remilgos en la que no se duda en traicionar la propia coherencia si eso desgasta al contrario. El mensaje se simplifica. O conmigo, o contra mí. Se huye de los puntos de encuentro y las opiniones discrepantes se consideran un ataque. La tolerancia no cotiza en este mercado de valores y la sociedad oscila peligrosamente hacia la indiferencia o la intransigencia.
El pensamiento crítico se está convirtiendo en una rara avis y los medios de comunicación no siempre son ajenos a la falta de racionalismo. A veces, por la excesiva carga de opinión entreverada con la información. A veces, por convertir su espacio en el escaparate de los productos políticos, erigiéndose en altavoz de las acusaciones, declaraciones o intoxicaciones. Eslóganes más eslóganes. Es incuestionable el valor del periodismo en la denuncia de los abusos del poder. Pero ya es más discutible el papel de juez que algunos medios se han otorgado, condenando sin rubor a los políticos del color contrario a su línea de opinión. Juicio sin derecho a la defensa y cuyo único fallo es la devaluación de la política. El desprecio de los ciudadanos.
La abstención crece a ritmo vertiginoso para vergüenza del espíritu democrático y no se observan en el mercado fórmulas mágicas capaces de invertir la tendencia. Parece urgente establecer nuevos puentes de diálogo entre ciudadanos y políticos, fomentar plataformas de pensamiento, donde las discrepancias sean acogidas como una fuente de enriquecimiento y los esfuerzos se destinen a la construcción de mejores modelos de relación y organización. Espacios alejados del marketing y sustentados en un compromiso mutuo de respeto a la verdad y la honestidad. Suena a utopía. Y eso es lo terrible. Porque si dejamos de creer en nuestra capacidad de transformación y mejora, renunciamos a ejercer el poder. La elección es nuestra: ciudadano o consumidor.
Emma Riverola es creativa publicitaria y novelista, autora de Cartas desde la ausencia.

*****************************************************************************************************************
LOS PARCHES NO BASTAN
Seis meses después del terremoto de Haití la lección está sobre la mesa: la ayuda fue rápida, pero no eficiente - Agencias y ONG están atomizadas y mal coordinadas
JOSEP GARRIGA 10/07/2010 El País

El 12 de julio se cumplen seis meses del terremoto que aniquiló una ciudad -Puerto Príncipe-, arruinó un país -Haití- y agrietó un Gobierno, el de René Préval. Tras una movilización de recursos sin precedentes, llega la hora de la autocrítica. Las agencias humanitarias internacionales y las ONG echan la vista atrás e intentan sacar lecciones de la caótica distribución de la ayuda, de la evidente dispersión de esfuerzos. Lo peor: que hoy el problema en Haití sigue siendo la supervivencia, no la reconstrucción.
A la mañana siguiente del terremoto, la comunidad internacional se volcó en la ayuda. El efecto CNN -las imágenes de televisión siempre conmueven y movilizan a la audiencia- se tradujo en una recaudación sin precedentes en España: más de 106 millones de euros -la más cuantiosa de Europa- que las organizaciones no gubernamentales (ONG) destinaron al país en ayuda humanitaria.
Medio año después, las palabras de Ariane Arpa, directora de Intermón-Oxfam, sorprenden e inquietan. "El balance es frustrante. Tenemos la sensación de haber estado poniendo parches", se lamenta. "La respuesta fue rápida pero no eficiente", abunda Ignasi Carreras, director de Instituto de Innovación Social de Esade.
¿Qué ha pasado en Haití? ¿Es eficaz y eficiente la ayuda humanitaria? ¿Cómo podemos mejorarla? La magnitud de las catástrofes que cada año asuelan el mundo es escalofriante. En 2008 se produjeron 354 desastres naturales, con más de 235.000 muertos y 214 millones de personas afectadas. Las pérdidas superaron los 200.000 millones de dólares (161.538 millones de euros al cambio actual), frente a los 18.000 millones de dólares destinados a solventar estas tragedias.
En el terremoto de Haití perdieron la vida 220.000 personas, hubo 300.000 heridos y 1,5 millones de afectados que aún se alojan en 1.364 asentamientos temporales, sin que el Gobierno haya decidido reubicarlos en espacios definitivos. He aquí la principal queja de las ONG: la indecisión y retraso en la toma de decisiones por parte del Gobierno. Arpa culpa al Ejecutivo de Préval de parte de este infausto balance junto a la descoordinación de las primeras semanas y la toma del control por parte del Ejército de EE UU sin que la ONU supiera reaccionar.
Pero la gestión del drama de Haití, como apunta Pablo Yuste, jefe de la oficina de Ayuda Humanitaria de la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (AECID) no puede tomarse como banco de pruebas para futuras acciones. Las ONG trabajaban con un Estado fallido y en unas condiciones extremas. El terremoto, además, afectó a un área muy poblada, la capital, y las organizaciones están acostumbradas a operar en zonas rurales donde es más fácil conectar las vías económicas y las infraestructuras.
"No creo que la ayuda haya fallado, dada la complejidad del escenario. Los actores han hecho lo que han sabido. Mejor no se podía gestionar, pero es cierto que existe cierta frustración entre las ONG porque la situación real nos desborda", admite Fran Cortada, director del área de ayuda humanitaria de Intermón-Oxfam. "Creo que hemos hecho un buen trabajo. Quizá sea paliativo, pero es un buen principio ni que sea para la dignidad de las personas".
Transcurridos seis meses, el Gobierno y las ONG ya deberían estar redactando los planes de rehabilitación y, en cambio, la descoordinación entorpece cualquier visión de futuro. Esta lenta y agonizante espera aviva, además, un sentimiento de naufragio entre los propios haitianos pues andan más preocupados en la supervivencia diaria que en rehacer sus medios de vida y superar este infortunio. La situación podría empeorar más si cabe ante la inminente llegada de la temporada de lluvias tropicales y huracanes.
Mucho antes del terremoto, Haití ya era un país receptor de ayuda humanitaria. El Gobierno tenía registradas más de 10.000 ONG y, tras el 12 de enero, otras 1.000 desembarcaron en Puerto Príncipe, cada cual con su propia agenda e intereses políticos y muchas de ellas con un nulo desconocimiento de la realidad del país. Organizaciones de carácter internacional, expertas en áreas de trabajo determinadas (Médicos sin Fronteras, Intermón-Oxfam, Cáritas, Cruz Roja o Unicef) y con actividad previa en Haití, montaron sus dispositivos logísticos con envidiable rapidez. A las pocas semanas, la ONU instauró unos clusters especializados en sanidad, saneamiento, infraestructuras, alimentación, etcétera para coordinar la ayuda con las ONG y el Gobierno. Los representantes gubernamentales se toparon con un primer problema, ajeno a ellos. Tanto Naciones Unidas como las organizaciones no gubernamentales enviaron personal anglohablante a un país francófono como Haití, lo que deterioró los canales de comunicación y erosionó la confianza. Además, las pésimas infraestructuras impidieron en demasiadas ocasiones sentar a todos los actores en una misma mesa, en un mismo lugar, un mismo día y a la misma hora. Y cuando, por fin, se consiguieron armonizar horarios, las ONG históricas mostraron su recelo a compartir escenario con las más noveles. Y es que como explica Yuste, junto a la unidad de la AECID en Puerto Príncipe -especializada en traumatología- se estableció una ONG, integrada por medio centenar de personas, que ofrecían masajes tántricos. "Y debían comer, alojarse y vivir allí, lo que provoca una merma de los recursos que son escasos y deben repartirse", lamenta.
El Gobierno de René Préval fue consciente, desde el inicio, del desconcierto generalizado. Ya en un artículo publicado en EL PAÍS a mediados de febrero, admitía que Haití, "inmerso en un clima de caos y desolación (...) no estaba listo para acoger tanta ayuda y tanta buena voluntad". Y reclamaba la creación de los cascos rojos, una rama humanitaria de los cascos azules, fuerzas de intermediación de paz. "Lo que hubiera podido cambiar las cosas, era una fuerza con capacidad de reacción rápida, una organización que hubiera preconizado una línea directiva para las intervenciones", señala. Y concluía: "El mundo humanitario necesita nuevos marcos, preparación, coordinación, regulación, estructuración y sistemas de vigilancia".
La ayuda humanitaria mundial, canalizada a través de organizaciones internacionales y ONG, ya dispone de un catálogo de reglas de juego, incluso a veces inabarcable por disperso (ONU, UE, OCDE, convenios internacionales y varios organismos independientes), para optimizar sus recursos, controlar sus presupuestos de ingresos y gastos y actuar en situaciones de emergencia con criterios de calidad, eficiencia y eficacia. El Proyecto Esfera y ALNAP representan un claro ejemplo. Una detallada lectura de los informes anuales, por ejemplo, del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (Iecah, www.iecah.org) ofrece una nítida visión de la infinidad de actores, con el consiguiente marasmo de siglas, que intervienen en el campo de la ayuda humanitaria. "No creo que haya más atomización en este sector que en otros, pero he de reconocer que a veces es lamentable tanta dispersión", admite Francisco Rey, del Iecah.
Experiencia e influencia política
Los expertos consultados han elaborado para EL PAÍS una lista de criterios de excelencia que debería aplicarse a cualquier ONG que actúe en ayuda humanitaria.
- Vulnerabilidad. A veces es tan importante intentar prevenir una catástrofe como actuar cuando se ha producido. "Hay que poner mayor énfasis en la prevención y en la reducción de los riesgos ante desastres en los países con pautas recurrentes", apunta Francisco Rey. La comunidad internacional destinó a Mozambique más de siete millones de euros para afrontar las inundaciones en 2000, que provocaron 250 muertos y más de 500.000 damnificados. Años atrás, su Gobierno había reclamado a los organismos internacionales 10 millones de euros para canalizar ríos, que las hubieran evitado. No los obtuvo.
- Elementos participativos. Respeto a la dignidad de las víctimas y evitar tratarlas como sujetos a quienes hay que conceder ayuda. Implicar al máximo a la sociedad civil en la respuesta humanitaria, aportando su capacidad y responsabilizándose de algunos trabajos, por ejemplo el político. Las víctimas son las que mejor conocen la realidad del país, las costumbres, los códigos de conducta y saben identificar a los líderes de la comunidad. Y hay que tener en cuenta, como recuerdan Yuste y Cortada, que "la primera respuesta humanitaria surge de las redes sociales, familiares, vecinos... Y aquí está la clave". Además, deben aprovecharse al máximo los recursos locales, comprando todo lo que se pueda en el país destinatario, pues ayuda a la creación de puestos de trabajo y fomenta la economía.
- Experiencia y especialización. La capacidad de respuesta de las ONG será mucho más rápida si cuenta con amplia experiencia en el país. Esta condición le otorgará asimismo legitimidad y reconocimiento de la autoridad moral para poder actuar. Las ONG deben disponer de personal especializado en su ámbito de actuación, técnicos que sepan conectar las situaciones de emergencia con la posterior rehabilitación, logistas y gestores. Todos ellos de solvencia contrastada, capacidad de adaptación a la realidad local y de una gran calidad humana e inteligencia emocional. Por ejemplo, Intermón-Oxfam envía un equipo psicológico de apoyo a todas sus misiones humanitarias para asistir a los cooperantes. La rotación del personal destinado es fundamental porque viven situaciones muy estresantes y difíciles de gestionar.
- Dependencia. Hay que evitar generar dependencias permanentes. Los campos de refugiados de Darfur, en Sudán, ejemplifican hasta qué punto las ONG pueden engendrar estas malas prácticas.
- Aprendizaje permanente. Evaluar y aprender de las actuaciones porque, como dice Ignasi Carreras, "todo se repite y de forma muy rápida". La ayuda debe basarse en criterios de eficacia, eficiencia, sostenibilidad de las acciones y evaluación del impacto sobre los damnificados. Pablo Yuste, en cambio, señala que hoy el debate "no es tanto la eficiencia sino la eficacia, porque se trata de salvar el máximo número de vidas con el menor coste posible". ALNAP es una red para el aprendizaje, rendición de cuentas y resultados de la ayuda humanitaria. En cada catástrofe, las ONG pueden colgar sus experiencias en su web. Realizar informes, no solo de las necesidades, sino también del cumplimiento de las acciones, de derechos y obligaciones.
- Influencia e independencia. En algunos escenarios, a veces, la ayuda humanitaria se ha demostrado insuficiente y la respuesta sobre el terreno debe combinarse con capacidad de influencia política, porque las ONG deben ser independientes, pero no neutrales: han de permanecer siempre al lado de las víctimas. Hay que garantizar el espacio humanitario, con independencia del poder político o militar. Myanmar, en el primer caso, y Haití, en el segundo, son dos emblemáticos ejemplos.
- Complementariedad. Una ONG no es una organización aislada. Debe tejer alianzas y coordinarse con el resto de actores que actúan sobre el terreno.
- Transparencia. Utilizar mecanismos de rendición de cuentas a nivel superior (donantes oficiales y aportaciones individuales) como inferior (ante las poblaciones con las que se trabaja). Establecer canales de quejas y reclamaciones.
- Mujeres. Deben figurar en el centro de las respuestas humanitarias porque tienen una casuística distinta, sobre todo en conflictos armados. En la cooperación ya son las destinatarias de la mayoría de la ayuda, por ejemplo los microcréditos.
Como resume Rey: "Es necesario abordar estos retos para superar las limitaciones del mero asistencialismo y como modo de ir avanzando en lo que desde hace décadas se predica y no se cumple: la igualdad de todos los seres humanos en derechos".
La experiencia de Sudán
- En mayo de 2009, el presidente de Sudán, Omar al Bashir, reaccionó al acorralamiento de la justicia internacional con la expulsión de 13 ONG que trabajaban en los campos de Darfur, al oeste del país, donde malvivían más de un millón de refugiados. El impacto fue traumático, pues dejó a miles de personas sin ayuda alimentaria y asistencia médica. Pero Darfur, al igual que el genocidio de Ruanda en 1995, sirvió para que las ONG aprendieran de sus errores y tomaran conciencia de la otra cara que esconde la ayuda humanitaria. "Las ONG nos preguntamos cómo podía ser que después de tantos años trabajando en Darfur no hubiéramos podido generar capacidades locales para que, cuando nos marcháramos, el impacto no fuese tan brutal. En las agendas ha de ser prioritario construir iniciativas de carácter local y no generar tanta dependencia", admite Fran Cortada, director del Departamento de Cooperación Internacional de Intermón-Oxfam.

****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

ARIZONA INHÓSPITA
LUIS FERNANDO CRESPO - Alcalá de Henares, Madrid - 09/07/2010 El País

Después de varias décadas aprovechándose de su situación fronteriza y de la mano de obra barata que suponen los inmigrantes irregulares, Arizona se pone a la defensiva y, asumiendo el papel de nueva metrópoli, ordena (Ley SB1070) que en las fronteras con México, en los límites del mundo desarrollado con el subdesarrollo, justo en ese lugar donde nadie quiere estar, se garantice la seguridad manu militari. Obama reclama para sí las competencias soberanas sobre la política inmigratoria estadounidense y recurre la norma para que nadie menosprecie al Gobierno federal; la violación sistemática de los derechos humanos, antes y ahora por la nueva ley, no es cuestionada por ninguna de las partes en conflicto de competencias.
Tal forma de ver las cosas olvida que la inmigración es un hecho social muy complejo, protagonizado por seres humanos, con capacidades, motivaciones e intereses, idénticos en ambos lados de la frontera. Los inmigrantes provocados por la globalización, los que se dejan la vida en el camino, han percibido las diferencias económicas que separan ambas orillas. Para ellos, la duda no es tanto estar "arriba" o estar "abajo", ser "más" o ser "menos", algo que remite a las relaciones económicas y sociales internas, sino estar "dentro" o estar "fuera", formar dentro del sistema parte de la estructura de producción y consumo, o esperar fuera a que este le incorpore a uno en forma de curiosidad cultural o turística.
Consolidado el desequilibrio económico, planteado tal estado de necesidad, resulta muy difícil regular el ritmo de llegada, nadie podrá establecer un sistema de vigilancia que no sea burlado.
El desarrollo económico y de la democracia representativa en los países de origen es la única respuesta válida para estas personas, pero eso supone una redistribución de la riqueza regional que muy pocos, en la próspera y civilizada América del Norte, están dispuestos a aceptar.

***************************************************************************************************************

MALAWI APLICA CON ÉXITO NORMAS PROPIAS PARA COMBATIR EL HAMBRE
El país africano reduce sus índices de desnutrición saltándose recomendaciones del Banco Mundial como la de no repartir semillas entre los agricultores
LALI CAMBRA - Ciudad del Cabo - 05/07/2010 El País

Cada seis segundos, lo que se tarda en parpadear, un niño muere por malnutrición. Mil millones de personas pasan hambre. Más de la mitad de las diez millones anuales de muertes de menores lo son por malnutrición. Es el primer objetivo del Milenio para 2015, reducir el hambre a la mitad, pero fallar en su consecución hipoteca el resto de objetivos. Ni escuela universal, ni mejorar la salud de la mujer, ni luchar contra el sida o la malaria... nada puede obtenerse sin atajar el hambre. Depende de los gobiernos. Y algunos lo han hecho.
Malawi, con catorce millones de habitantes, ha tomado la iniciativa en seguridad alimentaria tras años de terrible hambruna. Y lo ha hecho con sus propias normas, al margen de los dictados de las autoridades económicas mundiales. "En 2001, teníamos huesos andantes por población. Un 50% de los niños tenía problemas de desarrollo y el 35% estaba por debajo del peso normal. Ahora, éstos son un 15% y aquellos, el 44%. Lo vamos consiguiendo", dice Mary Shawa, secretaria para la nutrición del país africano.
El Gobierno del presidente Bingu desarrolla desde 2005 programas para atender a enfermos crónicos y malnutridos severos. "El 20% de los niños malnutridos moría, hemos reducido esa cifra al 2%", para lo que elaboran su propio alimento terapéutico, enfatizan en dar el pecho desde el nacimiento y han iniciado una campaña para que la gente coma una dieta diversa, "con productos que cultivan ellos mismos, pues el 95% de la población consume lo que produce. Utilizamos la radio y panfletos para explicar cómo conseguir una dieta equilibrada. La gente está abierta al cambio. Se acuerdan de cómo fue el hambre de hace cinco años", añade.
Pero es que Malawi dio un paso más y saltándose recomendaciones de organismos como la Organización Mundial del Comercio o del Banco Mundial reinició un programa de subsidios de fertilizantes y semillas para los pequeños agricultores, -suspendido en el pasado por presiones del Banco Mundial y de los donantes internacionales-, que han logrado producciones récord: "Ya estamos exportando y la media de consumo diario ha pasado de 608 a 2000 kilocalorías por día".
Malawi no es el único país en haber desplegado medidas contra la malnutrición, pero sí destaca por haber situado el problema como eje central en su agenda.
"Necesitamos poner la nutrición en el nivel más alto de las agendas políticas", dijo Graça Machel, esposa del expresidente surafricano Nelson Mandela en un foro africano sobre malnutrición organizado por GAIN, a la que Machel apoya. La fundación GAIN (Alianza Global para la Mejora de la Nutrición), de Naciones Unidas, promueve asociaciones entre gobiernos y empresas privadas para el desarrollo de proyectos de nutrición sostenibles.
"La malnutrición no es carecer de comida, sino que la comida que se tiene no es de calidad suficiente", explica Ruth Oniango, especialista keniata en nutrición, "y la crisis económica global, con el incremento del precio de los alimentos, ha empeorado la situación". La crisis de los alimentos ha hecho que el número de los que pasan hambre se eleve a mil millones. Pese a que los precios parecen haber disminuido a nivel internacional, "localmente los países en vías de desarrollo siguen sufriendo precios muy elevados y una vez la población regresa a la pobreza porque ha vendido sus recursos para comer, les cuesta muchísimo recuperarse", recuerda Gregory Barrow, responsable de comunicación del Programa Mundial de Alimentos.
Además de planes específicos para poblaciones vulnerables (niños malnutridos, embarazadas y bebés o población enferma), incidir en la lactancia materna o en la extensión de comedores en las escuelas, fortificar los alimentos -añadir vitaminas y nutrientes- se presenta como una solución en la lucha contra la malnutrición.

****************************************************************************************************************
EL MUNDIAL DE LAS DESIGUALDADES

JOSEP MARIA ANTENTAS Y ESTHER VIVAS-Público 5.07.2010

La celebración del Mundial de fútbol en Suráfrica ha colocado a este país en el primer plano de la actualidad política y mediática internacional. Este es precisamente el objetivo del Gobierno del presidente Zuma, quien intenta presentar el evento como un punto de inflexión en la historia surafricana y como una palanca para su desarrollo económico y social. Incluso, como un símbolo más general del “renacimiento de África”. Sin embargo, la realidad muestra que la celebración del Mundial se inserta en la continuidad de las políticas económicas neoliberales que han impactado duramente en la población, adoptadas en 1996, dos años después de la llegada del Congreso Nacional Africano al poder, con un programa de tipo neo-keynesiano, que sería implementado solo muy parcialmente y rápidamente abandonado.
Las consecuencias sociales del ajuste neoliberal han sido muy drásticas. El desempleo se ha disparado de un 16% en 1990 hasta un 40% en la actualidad (aunque las cifras oficiales hablan del 23%). La tasa de pobreza es de en torno al 50% y afecta de forma mucho más drástica a la población negra. Así, el 75% de los niños vive en la pobreza por un 5% de los blancos. La polarización de la renta se ha acentuado, y el coeficiente Gini, que mide la desigualdad social (siendo 1 el valor de máxima desigualdad), se situó a comienzos de los años 2000 en un 0,77 %,
frente al 0,68% de 1992. El 10% de los hogares más ricos del país concentra el 50% de la riqueza, mientras que el 40% más pobre, sólo el 7%. La privatización de los servicios públicos impulsada a comienzos de los años 2000, bajo una política considerada “modélica” en su día por el Banco Mundial, comportó un fuerte aumento del precio de servicios básicos como el agua o la luz, lo que provocó cortes masivos del suministro a unos diez millones de familias por no poder pagar las facturas.
Estos procesos de aumento de las desigualdades han ido acompañados por el surgir de una pequeña nueva clase media negra y una pequeña élite empresarial negra, cuyos intereses son diferentes de los de la mayoría de la población pobre. Por todo ello, la evolución de la sociedad surafricana ha sido definida por muchos analistas críticos como una transición desde el apartheid racial al apartheid de clase, en el que los cambios políticos acontecidos después del fin del régimen racista no han ido acompañados de cambios sustanciales en el terreno material y de los derechos sociales.
La Suráfrica que acoge el Mundial es un país dividido y con fuertes contradicciones sociales, y en el que los beneficios del evento serán para una pequeña minoría, empezando por las grandes firmas del sector de la construcción. En cierta forma, como señala el reputado comentarista deportivo Dave Zirin, el Mundial ha sido una especie de “Caballo de Troya neoliberal, que ha permitido una serie de políticas que no habrían sido aceptadas por parte de la sociedad surafricana en caso de no haber tenido el honor de albergar el Mundial”.
La crítica más extendida al Gobierno es su enorme gasto, un total de 9.500 millones de dólares, financiados esencialmente a través del endeudamiento público en la construcción de grandes instalaciones deportivas cuya utilidad posterior al Mundial está muy poco clara, y en infraestructuras de transporte de lujo. Entre ellas, el tren de alta velocidad Gutrail, destinado a la élite de los negocios y a los sectores acomodados.
El desvío de las inversiones públicas a proyectos faraónicos y de poca utilidad social, u orientados a una minoría, contrasta con la incapacidad del Gobierno de satisfacer algunas necesidades sociales básicas, como construir una red de transporte público eficiente o solucionar el gravísimo problema de la vivienda. En Suráfrica, miles de personas viven en chabolas y la burbuja inmobiliaria de los años recientes de crecimiento económico y boom especulativo ha hecho aumentar el precio de la vivienda en un 400%. Así, se calcula que el gasto para el Mundial equivale a todo lo invertido entre 2000 y 2010 en vivienda pública. En palabras del Foro Contra la Privatización de Johannesburgo, “el Gobierno ha conseguido, en muy poco tiempo, construir infraestructuras de primera división de las que la mayoría de surafricanos no va a beneficiarse ni poder disfrutar”. También hay perjudicados directos por el evento como los vendedores ambulantes, expulsados de las proximidades de las grandes instalaciones deportivas, o los pescadores en zonas como Durban, que han visto restringidas sus áreas de pesca habituales.
El impacto de las políticas neoliberales provocó la emergencia desde finales de los años noventa de crecientes resistencias sociales, en contra de la privatización y los recortes sociales y convirtiendo a Suráfrica de nuevo en una referencia para la protesta social en el continente africano. Unas luchas sociales que entroncan, en otro contexto histórico, con el movimiento contra el apartheid y su espíritu de liberación social. Muchos de estos movimientos, como el Abahlali baseMjondolo, que agrupa a los habitantes de las chabolas de las grandes urbes, intentan estos días, a pesar de la restricción oficial a cualquier tipo de manifestación hasta el 15 de julio, hacerse visibles y explicar al mundo su historia de exclusión y marginación.
“Cuando los elefantes están de fiesta, la hierba sufre”, reza un viejo proverbio africano. Es una buena forma de tener presente esta otra Suráfrica que no debemos
olvidar.
Josep Maria Antentas y Esther Vivas son autores de ‘Resistencias Globales. De Seattle a la crisis de Wall Street’

***************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

Hispanos unidos de América
GUILLERMO ALTARES 04/07/2010 El País

El nombre del detonante es SB 1070. Una ley de Arizona que permitiría a la policía parar a la gente por su perfil racial. Ha desatado un movimiento de hispanos sin precedentes que prende veloz por todo EE UU. No solo persigue acabar con una ley, sino transformar un país. O adaptarlo a la realidad de que los latinos, en 2050, pueden ser casi el 25% de la población. ¿Hasta dónde puede llegar esta lucha?

No son estadounidenses ni tampoco mexicanos. Viven atrapados en el mundo de la frontera. Pero, en esa tierra de nadie, han sido capaces de construir una vida y, sin quererlo, como los héroes reluctantes de las películas del Oeste, se han convertido en los protagonistas de un movimiento que puede cambiar Estados Unidos. “Si me van a agarrar, que me agarren a mí solo”, explica Ricardo. Tiene 44 años, reside desde hace 19 en Estados Unidos, es mexicano y carece de papeles. Su oficio es pintar coches. Su esposa, Imelda, de 45 años, lleva el mismo tiempo que él en Arizona y tampoco es residente legal. Sus hijas, Imelda (de 19), Hilda (de 14) y Elvia (de 9), son ciudadanas estadounidenses porque nacieron aquí, entre ellas hablan en inglés y la mayor tiene una beca en la Universidad de Arizona. Encarnan el sueño americano: llegaron sin nada a este país, tras jugarse la vida cruzando el desierto de Sonora. Prosperaron con trabajos no precisamente fáciles –“pintar carros” en Tucson, con más de 40 grados ya en junio, no es un plato de gusto–, sacaron adelante una familia, son religiosos y solo han quebrantado una ley: cruzar ilegalmente una frontera en busca de un futuro.

“No podemos quedarnos y esperara que nos agarren. Hay que seguir con las marchas, con las manifestaciones”

“Si nos unimos en contra de esta ley podremos cambiar las cosas. Descendemos de César Chávez y debemos tener fe en Dios”

“La diferencia entre esto y el movimiento chicano de los setenta es que ahora hay gente para la que somos una amenaza”

“EE UU ya no es un país de mayoría blanca o está a punto de dejar de serlo. Y ese proceso desconcierta a mucha gente”

“Es una ley contra la gente más pobre, más trabajadora, gente religiosa, muy noble, muy de familia. Están separando familias”
El encuentro tiene lugar en la iglesia de San Juan, en el sur de esta ciudad cercana a la frontera con México. Es uno de los pocos sitios a los que acuden juntos. Si les detienen, serán deportados. Y, aunque hasta el 29 de julio no se aplicará la nueva ley contra la inmigración en Arizona, la SB 1070, que permitirá a la policía pedir los papeles a quien parezca que se encuentra irregularmente en el país, el temor ha subido varios puntos: Ricardo acude a trabajar caminando en una ciudad en la que nadie camina porque no quiere ser detenido por cualquier infracción de tráfico; su hija no puede llevarle porque, si la paran con un indocumentado en el coche, podría estar cometiendo un delito según la nueva ley; su mujer tampoco. No quieren ir juntos porque no quieren arriesgarse a ser detenidos a la vez y expulsados los dos.

“Hace mucho tiempo que no hacemos ningún plan todos. Vivimos en el miedo”, asegura Imelda, que no puede evitar que se le escapen algunas lágrimas. “No es tiempo de restaurantes”, resume Angélica ante otra iglesia, esta vez en Phoenix. Ella y su marido, Fernando, viven desde hace 17 años en Estados Unidos, dos hijos, cuatro días y tres noches de cruce del desierto. Ellos no tienen papeles, sus hijos sí. A Angélica le acaban de despedir de su trabajo como cajera en un supermercado por ser residente sin papeles. “A mí, ¿cómo me van a echar? Todos los que trabajamos en mi empresa somos ilegales, nadie tiene papeles”, exclama Fernando entre carcajadas. “Deberíamos andar para Tejas, allí la migra [la policía de inmigración] no es como aquí, porque esto se va a poner muy crudo con la nueva ley”, dice Angélica, “pero él no quiere por los niños y porque aquí tiene chamba [trabajo] y buenos patrones. Hay muchos que no pagan y te dicen: ‘¿A quién te vas a quejar?’. No podemos quedarnos a esperar a que nos agarren. Hay que seguir con las marchas, con las manifestaciones”.

Son historias duras, de personas que viven con el miedo a la policía, a no cobrar, a ser expulsadas, sin derechos. Del cerca de medio millón de sin papeles que residen en Arizona (en todo el país, el Pew Hispanic Center calcula que hay unos 11 millones), muchos llevan décadas trabajando, han comprado casas y coches, sacado adelante a sus familias, pero miran con temor por el retrovisor cada vez que aparecen las luces de un coche patrulla. “Depende de nosotros”, prosigue Ricardo, que prefiere que no se publique su apellido. Es un hombre pausado, que piensa las palabras y que no para de lanzar gestos de cariño hacia su mujer. “Si nos unimos y apoyamos a los grupos en contra de esta ley, podremos pararla, podremos cambiar las cosas. Somos descendientes de César Chávez y debemos tener fe en Dios”. Chávez (1927-1993), el activista latino más famoso de Estados Unidos, fue el impulsor del llamado movimiento chicano, que en los años sesenta logró nuevos derechos para los braceros hispanos en EE UU a través de movilizaciones masivas en todo el país. Es, junto a Martin Luther King, uno de los referentes de un nuevo movimiento que está surgiendo en Arizona y que ha prendido en todo el país. Su lema es “de Selma a Phoenix” y pretende algo mucho más profundo que acabar con la ley SB 1070 –que cuenta con un apoyo del 60% de la población de EE UU y con el rechazo total de los latinos–, su objetivo es transformar este país.

“Estaba allí cuando los autobuses en Montgomery, las mangueras en Birmingham, un puente en Selma y cuando un predicador de Atlanta dijo a la gente: ‘Lo conseguiremos’. Sí, podemos”, exclamó el presidente Obama en uno de los momentos más emotivos de su discurso de investidura del 20 de enero de 2009, cuando narró la vida de una mujer que nació poco después de que se aboliese la esclavitud y que vivió todo el movimiento de los derechos civiles que en los años cincuenta y sesenta acabó por sepultar la segregación racial (por lo menos en las leyes).

Desde la elección, hace dos años, del primer presidente negro, las referencias al movimiento de los derechos civiles, al “Tengo un sueño” de Martin Luther King (el predicador de Atlanta al que se refería el presidente) se han convertido casi en un lugar común. Pero forman parte de la realidad estadounidense. Montgomery, la capital de Alabama, donde Rosa Parks se sentó en la parte del autobús reservada a los blancos y se negó a levantarse; Selma, donde arrancaron las marchas de la libertad que fueron duramente reprimidas por la policía, especialmente el domingo 7 de marzo de 1965, cuando fueron machacados tras cruzar el puente Edmund Pettus en esta ciudad; y Birmingham, donde se tomaron las célebres imágenes de los manifestantes aplastados por el chorro a presión de las mangueras, dibujaron el mapa de aquella revuelta que lo cambió todo. Y ahora cientos de miles de hispanos de todo el país quieren incorporar a ese mapa de los derechos civiles Tucson y Phoenix, la capital de Arizona, con su sheriff Joe Arpaio, que hace gala de su acoso a los que no duda en llamar “ilegales”. Según numerosos abogados, expertos y medios de comunicación, la nueva legislación, si no es anulada por el Tribunal Supremo, permitirá que la policía pare a la gente por su perfil racial –la revista británica The Economist, bastante conservadora y muy liberal, calificó la SB 1070 de “histérica” y escribió que puede convertir este territorio del suroeste de EE UU en un “Estado policial”–.

“Cuando promovieron esta ley, decidí ponerme en marcha”, explica Alma Mendoza en un modesto restaurante mexicano de la séptima calle del norte de Phoenix. Tiene 37 años, está separada, con tres niños, y ha montado su propio negocio de mantenimiento de casas. A través de detalles que se van colando discretamente en la conversación se descubre que la vida de Alma, que es residente legal, no ha sido precisamente fácil. Y tal vez por eso tiene más ganas de luchar que nunca. Ha montado un comité de barrio (integrado por 40 personas en apenas tres semanas), pero lo más importante es que se ha coordinado con comités de toda la ciudad y, sobre todo, ha participado activamente en la organización de la marcha que el sábado 30 de mayo reunió a decenas de miles de personas en Phoenix y que ocupó la portada de los diarios estadounidenses. “Tenemos que movilizar a toda la comunidad, porque no se trata solo de que expulsen a la gente, de que separen a familias, no es algo que afecta solo a los sin papeles, porque un día también pueden venir a nuestras casas. Está uniendo a la comunidad como nunca antes nada lo había conseguido”, explica.

Alma Mendoza, con su lucha en las puertas de las iglesias para que la gente se registre como votante (los latinos representan el 30% de la población, pero solo están registrados, paso previo imprescindible para poder votar en EE UU, un 12%) o entre en las diferentes organizaciones, simboliza este combate, que ha prendido en muchos otros Estados y que, además de en manifestaciones y movilizaciones, se ha plasmado en un creciente boicot comercial contra Arizona. Abogados de varios Estados, líderes indigenistas, estudiantiles y sindicales, antiguos senadores, políticos en activo, trabajadores de ONG, veteranos de mil batallas, dueños de restaurantes que colaboran con unos dólares, familias de sin papeles que vencen el miedo para marchar un sábado al grito de “¡Sí, se puede!” (versión guerrera del “Yes, we can!” de Obama)… forman ese magma reivindicativo cuyo alcance es todavía difícil de medir, pero que se expande a toda velocidad. La ley, que fue aprobada por la gobernadora republicana Jan Brewer el 29 de abril, no comenzará a aplicarse hasta el 29 de julio, pero a finales de mayo el movimiento ya había calado en amplios espectros de la sociedad. Estas semanas se celebran en Phoenix reuniones de barrio, con un tono entre la utopía y la lucha estudiantil, pero también tienen lugar encuentros que reúnen a líderes de 24 organizaciones diferentes de todo el país para coordinar acciones, una campaña que afecta a productos fabricados en Arizona, a los viajes de turismo o negocios a este Estado, a los conciertos o los acontecimientos deportivos y que puede tener efectos económicos importantes a medio plazo.

“La SB 1070 ha sido como un cachete a todo el mundo”, señala Alfredo Gutiérrez, de 64 años, senador estatal demócrata entre 1972 y 1986 y uno de los líderes hispanos más respetados de Arizona. “Es un movimiento que se va a derramar, que va a cruzar nuestras fronteras, porque si no la paramos aquí llegará a otros Estados. Se va a convertir en algo cada vez más global. La diferencia entre lo que ocurre ahora y el movimiento chicano de los setenta es que ahora hay gente para la que representamos una amenaza, porque en menos de una década seremos mayoría en varios Estados. Entonces éramos una minoría. Vivimos en un mundo globalizado en el que se mezclan las culturas y eso hay gente a la que le da miedo”, prosigue Gutiérrez.

Desde la oficina en el Downtown de Los Ángeles de Maldef (Mexican American Legal Defense and Education Fund), una de las organizaciones latinas más antiguas de EE UU, la abogada Gladys Limon, de 32 años, forma parte del equipo que dirige las demandas contra la SB 1070. “Queremos que la ley nunca llegue a aplicarse porque es inconstitucional. Los Estados y los Gobiernos locales no pueden legislar en materia de inmigración, eso corresponde al Gobierno federal. Es una ley negativa, que promueve la discriminación racial, pero que refleja un temor al cambio, una crisis de identidad profunda. Creo que es un debate que va a continuar durante muchos años”. “Mis padres vinieron de México y sacaron adelante a tres hijas y ahora tienen papeles. Solo queremos que los que están ahora en el país tengan esa oportunidad”, señala por su parte Sofía Menéndez, que se instaló en Tucson proveniente de Chicago –la capital mexicana del norte de EE UU–, y que trabaja para la ONG Human Borders–Fronteras Compasivas, que se dedica a poner bidones de agua en los lugares por los que cruzan los sin papeles en el desierto. “Se habla mucho de derechos civiles, pero también es un tema de derechos humanos”.

“Un nuevo movimiento de los derechos civiles está surgiendo en Arizona”, explica en su despacho Phil Gordon, el alcalde demócrata de Phoenix. Con tres millones de habitantes (40% de ellos de origen hispano), es la quinta ciudad de Estados Unidos y la que más rápidamente crece. Phoenix está situada en el Condado de Maricopa, donde reina el sheriff Arpaio con sus métodos más que discutibles (por ejemplo, una prisión de tiendas de campaña en la que los presos, la mayoría mexicanos, son obligados a vestir ropa interior rosa) que provocan tantas protestas como recogen votos. De los cuatro millones de habitantes de este condado, 1,1 son hispanos y, según datos de la Oficina del Censo, es el quinto territorio de EE UU con mayor porcentaje de población latina (el primero es Los Ángeles, con 4,7 millones). “No es solo un asunto de segregación o de los hispanos. Es sobre este país, es sobre lo que significa este país”, prosigue Gordon. Desde su ventana se percibe el siempre vacío Downtown de Phoenix y más allá, las inmensas avenidas que forman esta destartalada ciudad, robada al desierto.

“La relación entre México y Estados Unidos ha estado marcada por las políticas migratorias en los últimos 100 años”, explica Paul Espinosa, profesor de Estudios Chicanos en la Universidad de Arizona y documentalista, que lleva más de dos décadas filmando las historias de la frontera y de la comunidad latina. “La Gran Depresión, en los años treinta, fue un periodo de repatriaciones masivas, casi un millón de personas, muchos de ellos ciudadanos americanos, fueron expulsados. Y hubo otro periodo en los años cincuenta. También se han producido épocas de puertas abiertas. Hasta el año 2007, cuando empezó la crisis en Arizona, que vivía un boom inmobiliario, fue necesaria mucha mano de obra”, prosigue, antes de llegar a la clave que se encuentra detrás de todo este conflicto, uno de esos enfrentamientos cruciales –como la eterna lucha entre ganaderos y agricultores de las películas del Oeste– que definen un país. “Todo esto tiene que ver con la demografía, con un cambio profundo, porque Estados Unidos ya no es un país de mayoría blanca o está a punto de dejar de serlo. Y ese proceso desconcierta a mucha gente”.

La Oficina del Censo de Estados Unidos cifra en 47,8 millones el número de hispanos (un 15,5% de la población total, aunque ahora se está realizando un nuevo censo) y ya son la minoría más importante del país, por encima de los negros. Ahora mismo hay más hablantes de castellano en EE UU que en España. Según los estudios oficiales, en 2050 los hispanos representarán el 24,4% de la población estadounidense (102,6 millones). En ciudades como Phoenix o en megalópolis como Los Ángeles es posible conducir (caminar es una quimera o un ejercicio reservado para los centros comerciales) durante kilómetros entre carteles en español y llevar a cabo la vida cotidiana sin hablar una palabra de inglés.

“Para inglés, pulse 1. Para deportación, pulse 2”. Este es uno de los muchos carteles que podían leerse en un mitin de republicanos ultras que tuvo lugar en Phoenix la misma tarde de la manifestación. “Las armas salvan vidas”, “Es imposible gobernar sin Dios y sin una pistola (George Washington)”, “Ilegal no es una raza, es un delito”, “Ilegales go home”, “Viva la SB 1070” son lemas a los que se puede aplicar sin exagerar el histerismo del que hablaba The Economist, espoleado no solo por el cambio demográfico sino también por una crisis que resulta palpable en muchos aspectos de la vida cotidiana en este Estado, lleno ahora de viviendas vacías tras los años locos de la construcción. Arizona es un Estado complejo, cuya población se ha multiplicado por cuatro desde los años cincuenta (gracias a la generalización del aire acondicionado, porque de junio a octubre hace un calor insoportable), que cuenta con los territorios indios más importantes del país (sobre todo navajo en el norte y tohono o’dham en el sur, en el desierto de Sonora, en la frontera con México, aunque también es la tierra de los míticos apaches, de Gerónimo) y con la mayor atracción turística del Oeste: el Gran Cañón del Colorado. Es un territorio muy permisivo en cosas como las armas (es uno de los pocos que permite llevarlas en público escondidas) y famoso por sus leyes represivas en el terreno de la inmigración.

El ex senador Gutiérrez proviene de una familia mexicana que se forjó en las minas de Arizona y su padre fue deportado en 1936 para volver a ser llamado a EE UU, aunque luego tuvo que vivir en el temor durante la nueva oleada de deportaciones de los años cincuenta. “Recuerdo, de pequeño, los soldados en las calles y a mi padre diciéndonos fantasías, como en la película esa del italiano [La vida es bella, de Roberto Benigni), para alejarnos del miedo”, asegura Gutiérrez, un tipo atlético, de voz contundente, que acude a la cita matinal en bicicleta. La abogada Isabel García también lleva muchos años en el combate. Vive en Tucson, la principal ciudad del sur de Arizona, apenas a una hora de la frontera. Dirige la oficina legal del Condado de Pima, al frente de un equipo de 14 abogados defensores, pero es conocida sobre todo como luchadora por los derechos humanos. “Esto es algo que lleva ocurriendo desde los años sesenta, este tipo de leyes surgen una y otra vez, como la llamada Propuesta 100, que prohibía a los inmigrantes sin papeles acceder a la libertad bajo fianza y que fue declarada inconstitucional, o la ley que en 2007 perseguía a las personas que contrataban sin papeles”, asegura García. “Desde que se implantó el tratado de libre comercio, el Nafta, en 1994, México se ha empobrecido, todo lo tienen que importar, hasta el maíz. Desde entonces, han venido seis millones de personas, sobre todo de zonas rurales”, prosigue.

Al ser preguntada sobre el paralelismo con el movimiento de los derechos civiles, esta mujer de 56 años, abogada desde los 24 y activista por los derechos de los emigrantes desde la universidad, responde: “Hay similitudes pero también diferencias. Ahora es una lucha mucho más difícil porque entonces era algo que todo el mundo veía mal, la segregación racial no la justificaba casi nadie, pero ahora las encuestas revelan que la mayoría de la población está a favor de la SB 1070”. Lidia Guzmán, de 42 años, presidenta de Somos América, una organización que reúne a 40 grupos y que es una de las más activas en la movilización contra la nueva ley, afirma: “La lucha nos está uniendo y nuestra meta es la misma que hace 40 años: acabar con la injusticia. En 1994, cuando se aprobó una ley contra los inmigrantes en California, los hispanos se registraron para votar y el Estado cambió el signo político. Son leyes promovidas por gente que tiene miedo, que se siente ofendida por los carteles en español, que no puede aceptar el mundo diverso que estamos creando”.

Aunque geográficamente distante –a unas tres horas de coche a través del desierto–, en Phoenix la frontera está muy presente: marca la diferencia entre el trabajo y la amenaza constante del paro, entre la residencia legal y el miedo, entre los derechos y la indefensión. Pero en Tucson, una ciudad con una fortísima población hispana (39,5% de sus 500.000 habitantes), es una presencia constante, aunque todavía quede una hora de ruta hasta la valla. En uno de sus libros más bellos, Las ciudades invisibles, Italo Calvino describe Despina, una ciudad que los que llegan por mar ven como un camello y los que llegan por el desierto ven como un barco. Algo parecido ocurre en el inmenso territorio del desierto, la frontera lo domina todo, lo cambia todo, es una frontera física pero también mental.

Con más de 600 kilómetros de línea fronteriza y un desierto inmenso, el de Sonora, que lo une tanto como lo separa de México, ha pasado a convertirse en uno de esos puntos por los que pasan las grandes migraciones de la humanidad, del Sur al Norte. Desde que hace una década Tejas, al este, y California, al oeste, reforzaron sus fronteras con más medidas de seguridad, Arizona se ha convertido en un paso mayor de inmigrantes que tratan de entrar en EE UU. Entre 600 y 1.200 cruzan cada día, según la época y los años (ahora con la crisis ha bajado mucho). Y también, como el estrecho de Gibraltar o la travesía del Atlántico que separa África de Canarias, como los contenedores que llegan a los grandes puertos europeos, es el escenario de una enorme tragedia: de las 344 personas que murieron en 2008 al tratar de cruzar a EE UU desde México, a la mitad se los tragó el despiadado y bellísimo desierto de Sonora. La Patrulla Fronteriza (Border Patrol), en teoría la única con poder para pedir los papeles a las personas sospechosas de estar ilegalmente en el país, aparece por todas partes: tiene controles en las autopistas, patrulla Nogales en bicicleta, vigila los pasos más complicados, utiliza helicópteros o aviones con radar, y sus coches blancos con franjas verdes surgen de la nada en las desoladas carreteras del desierto, en las que reinan los saguaros, los cactus con brazos típicos de Arizona.

“No me importa cómo la disfracen, es una ley contra los hispanos”, exclama Tony Estrada, el sheriff del Condado de Santa Cruz, al que pertenece el principal puesto de frontera con México, Nogales. Estrada, el único sheriff de origen mexicano de Arizona, no se muestra precisamente tenue a la hora de hablar de la SB 1070: “Claro que van a hacer perfil racial. Es una ley contra la gente más pobre, más trabajada, gente religiosa, muy noble, muy de familia. Están separando familias. Mi responsabilidad es proteger a los ciudadanos de los criminales y, en la frontera, con las mafias y el narcotráfico, no andan escasos, no he sido elegido para realizar el trabajo del Gobierno federal”. Estrada nació en Nogales, México, pero vino a EE UU con un año y medio. Como sheriff o como policía, lleva cuatro décadas observando lo que ocurre en la frontera, cómo se ha vuelto más violenta y más cruel. Y también ha visto los cambios en la comunidad hispana. “Hace mucho tiempo que nuestra gente tendría que haber despertado ante los abusos que sufre, ante la discriminación. Todos estamos de acuerdo en que deberían venir legalmente, pero los que cruzan son las más débiles, personas que huyen de la pobreza extrema. Hace falta una reforma migratoria global porque van a seguir viniendo”.

En lo que ocurre estos días en Arizona se mezclan argumentos icónicos de la cultura estadounidense: la historia de personas que luchan por la justicia por encima de la pertenencia racial (Matar a un ruiseñor), el poder del odio, del racismo y del miedo (Centauros del desierto), el derecho a buscar una vida mejor lanzándose a la carretera (Las uvas de la ira), pero también la defensa de lo que es justo y cómo los débiles, unidos, pueden vencer a los fuertes (¡Qué bello es vivir!). Si la SB 1070 es aprobada y otros Estados comienzan a poner en marcha legislaciones similares, EE UU será un tipo de país. Si triunfa la movilización hispana, que poco a poco va prendiendo en todo el mundo latino de EE UU, será otro. O tal vez, como en la Alabama en la que Harper Lee situó a su inolvidable Atticus Finch, seguirán conviviendo los dos mundos.

*****************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

DEMAGOGIA ANTIINMIGRACIÓN
MANUEL BARRIENTOS VILLAZÓN - Gijón - 12/07/2010 El País

Resulta insólito que cuando tenemos un grave problema de envejecimiento de la población y baja natalidad de europeos que genera un desequilibrio de pirámide poblacional, algunos quieran culpar también a los extranjeros del déficit de la Seguridad Social, cuando ellos tienen una natalidad mayor y, por ejemplo, han contribuido a recuperar en un 16% la maltrecha natalidad española, además de rejuvenecer a nuestra población dando así esperanzas de relevo generacional. Sin los inmigrantes, el envejecimiento de la población española causaría la pérdida de un 15% de la fuerza de trabajo hasta 2025. Según la Fundación BBVA, la Fundación Pfizer y la Fundación Ciencias de la Salud, los extranjeros utilizaron menos que los españoles los servicios sanitarios, ya que en su mayoría son jóvenes que vienen a trabajar y no tienen tanta necesidad de ellos como nuestra población anciana. También tienen más problemas horarios y no pueden dejar de trabajar para ir al médico.
En la época de bonanza económica, aportaron con sus cotizaciones un beneficio neto para el Estado de 5.000 millones y pagaron a 900.000 pensionistas. Todos estos datos hablan por sí mismos.

****************************************************************************************************************

ESTADOS-EMBRIÓN
JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA 12/07/2010 EL PAÍS

La semana pasada hablaba de los BRICs o países emergentes, Estados que bajo diferentes configuraciones y etiquetas avanzan con paso firme para hacerse un hueco entre los grandes. Pero hoy toca tratar con los Estados-embrión, aquellos que todavía no han nacido, que están intentando romper el cascarón o que acaban de asomarse al mundo. En la mayoría de los casos, su origen está en un fallo sistémico en el Estado matriz o en el intento (fracasado) de un Estado de imponerse por la fuerza a una minoría étnica concentrada geográficamente.
Por decirlo en términos biológicos, se encuentran en el extremo opuesto de la cadena alimentaria: sus poblaciones suelen ser pequeñas; su historia, traumática, a menudo dominada por las guerras o los conflictos étnicos; sus identidades nacionales, controvertidas; sus vecinos, generalmente hostiles; su riqueza, escasa; y su viabilidad política y económica, más que cuestionable. Para colmo, la comunidad internacional suele recibirlos con una mezcla de desdén y preocupación y suele demorar o negarles el reconocimiento que les permitirá prosperar. Y, pese a todo, pugnan por sobrevivir. Como los polluelos que rompen el cascarón, algunos de ellos triunfarán, pero otros fracasarán y se convertirán en Estados fallidos o serán reabsorbidos por Estados más grandes; alguno incluso se quedará en tierra de nadie.
Timor Oriental o el Sáhara Occidental llegaron tan tarde a la descolonización que fueron colonizados por los que acababan de ser descolonizados. Trágicamente, salieron de una potencia colonial para caer en manos de otra. Sin embargo, el primero (Timor) pudo ejercer su derecho a la autodeterminación y convertirse en una democracia mientras que el segundo (el Sáhara) quedó atrapado, primero en las redes geopolíticas de la guerra fría y, después, en el miedo al islamismo en Occidente. Kosovo y Palestina tienen la mala suerte de que partes de su territorio tienen un carácter cuasi-sagrado o fundacional para sus dominadores. Pero aquí también los desenlaces son distintos: mientras que, ante la intransigencia serbia, EE UU dio el último picotazo que permitió ver la luz del día al cascarón kosovar, Washington se resiste a apoyar una declaración de independencia del Estado palestino.
El caso paradójico es Somaliland, el pequeño territorio desgajado de Somalia en 1991 que acaba de celebrar sus segundas elecciones democráticas. Unas elecciones libres en el cuerno de África son el colmo, pero si encima las gana la oposición y el Gobierno entrega pacíficamente el poder, se acercan ya el milagro. En Etiopía en 2005, Kenia en 2007 y Zimbabue en 2008, los Gobiernos de Estados reconocidos internacionalmente perdieron unas elecciones, las amañaron para ganar y se salieron con la suya. Y, sin embargo, la comunidad internacional demora su reconocimiento a este joven Estado que, sin ninguna duda, puede dar lecciones de todo no sólo a su Estado matriz, Somalia, arquetipo del Estado fallido, sino a todos sus vecinos.
En la mayoría de los casos, estos Estados-embrión no son sostenibles ni viables por sí mismos: para sobrevivir dependen de que la comunidad internacional los adopte temporalmente. Pero para ello deben lograr el máximo grado de reconocimiento internacional. Esa necesidad de reconocimiento es lo que se convierte en un acicate: pese a los tópicos, Kosovo tiene uno de los índices de criminalidad más bajos de Europa (por debajo de Suecia); el Gobierno palestino de Fayad está deslumbrando a la comunidad internacional por la seriedad de sus reformas y los rebeldes del sur de Sudán preparan con cuidado el referéndum de independencia previsto en los acuerdos de paz de 2005.
Desde que superamos las monarquías absolutas de derecho divino, la única justificación de la soberanía de un Estado reside en su capacidad de proteger las vidas y libertades de las personas que viven en un territorio. Pero en muchos lugares del planeta, la soberanía se ha convertido en una mera patente de corso para robar y reprimir a la población. No extraña que expertos como Pierre Englebert propongan el "desreconocimiento" internacional de aquellos Estados que se hayan convertido en tiranías cleptocráticas sin viso de mejoría. Desgraciadamente, los nuevos Estados vienen a un mundo hobbesiano en el que no hay asomo de justicia ni equidad sino una mera lucha por la supervivencia donde el azar, las circunstancias y, sobre todo, los padrinos geopolíticos que uno tenga en cada momento determinarán las posibilidades de éxito. Pregúntenle si no a la democrática Taiwan, que año tras año va perdiendo reconocimiento internacional a favor de una China que es la dictadura más grande del planeta. A veces, para poner las cosas en perspectiva, hay que irse al cuerno (de África).

****************************************************************************************************************

espartero dijo

ENTREVISTA: ALMUERZO CON... MADI DIOCOU
"Mi deporte es correr ante la policía"
SUSANA PÉREZ DE PABLOS 13/07/2010 El País

Vota

Resultado 33 votos

A la tercera va la vencida. El dicho le va al pelo a Madi Diocou. Se fue en coche desde su pueblo, Mbour, en Senegal, hasta Mauritania. Logró embarcarse en un cayuco pagando 650.000 francos CFA (unos 1.000 euros). Pero al llegar a Tenerife le repatriaron. Cogió otro cayuco y le pasó lo mismo. Al tercer intento ya consideró el capitán que tenía suficiente experiencia para llevar el cayuco. Así lo hizo. Iban medio centenar de personas en él. Todos llegaron a salvo y Madi Diocou logró quedarse en España. "Un policía que me conocía desde el primer viaje me dijo: 'De esta ya te quedas". Tenía 22 años.
La noticia en otros webs
• webs en español
• en otros idiomas
Este inmigrante llegado en cayuco ha protagonizado la película de su vida
Seis años después, Madi Diocou sigue en España y ya tiene papeles. No solo para poder vivir en el país. También ha conseguido uno en el cine. Guapo, 1,90 de altura y en muy buena forma física. Diocou era tal y como el escritor y cineasta había imaginado a Yao, el protagonista, junto a Marisa Paredes, de El dios de madera, que se estrena el próximo viernes.
"¿Haces deporte?", le preguntó el director durante el casting. "Sí, corro delante de la policía". Con esa espontánea contestación Molina Foix confirmó sus sospechas. Yao era él, lo había encontrado. Una persona del equipo de casting descubrió a Diocou cuando vendía bolsos en un top manta en una calle de Barcelona.
Comemos un lunes porque es un día en el que se vende poco. Un fin de semana, Diocou no quiere acercarse a Madrid, no le compensa. Elegimos un encantador restaurante africano en el barrio de Chueca. Lo primero que pide es el cuscús senegalés con cordero. "Me encanta, yo lo hago también muy bien". Cuando el director de la película le seleccionó para el papel, le advirtió de que el mundo del cine es muy duro. Cuando empezó el rodaje, a Madi Diocou no se lo parecía, pero poco después se dio cuenta de que no era fácil hacerlo bien. El actor es serio, autoexigente y tiene las cosas claras. Es musulmán, no prueba jamás el alcohol, pero se bebe la leche fría a litros.
En Senegal trabajó de sastre, pero ganaba poco. "Yo quería una vida mejor. Cuando soñaba con España creía que era un paraíso, que era fácil encontrar trabajo y hacer dinero. Y no es así, se puede vivir fatal". Se animó a venir para ayudar a su familia, sobre todo a su madre. Habla de ella, que se llama Saly, con auténtica adoración. Le ocultó su viaje para que no se lo prohibiera, solo su tía sabía que iba a coger un cayuco. "Es una gran dama. Si me lo llega a prohibir no hubiera podido venir". Dice que es aún más guapa que Marisa Paredes, con la que tiene una gran química en la cinta y a la que le está muy agradecido. "Marisa es fantástica". Diocou es tan sencillo, tan dulce y tan vergonzoso como su personaje. "A veces me sentía que hacía de mí mismo. Sobre todo, en las escenas en las que tenía que vender bolsos en la calle y correr delante de la policía".
La cinta termina con Yao corriendo sin dirección. ¿Le pasa a él lo mismo? "No, estoy bien en España, es un buen país. Y ahora que ha ganado el Mundial, aún más". Lo vio el domingo en Barcelona con amigos. Allí se vuelve tras su visita relámpago a Madrid. "Al top manta, es mi trabajo".

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

TEMPOREROS EXTRANJEROS
ANTONIO IZQUIERDO- Del Consejo Editorial-Público 15.07.2010

Recién hemos tenido noticia de una buena práctica y de un comportamiento punible. La primera se refiere a la recolección del arándano, y el segundo se corresponde con la recogida de la fresa. La una afecta a las temporeras inmigrantes alojadas decentemente, y el otro se ha cebado en los varones negros que malviven en chamizos de caña y plástico. Aquellas trabajan en condiciones dignas y estos lo hacen en régimen de esclavitud. El núcleo de la discriminación no es el rechazo cultural o la composición por género de los trabajadores, sino el tipo de empresario y su desprecio de la legalidad.
Las mujeres han llegado desde el exterior a través del contingente anual de inmigrantes, mientras que los hombres hace años que viven en España y, en su mayor parte, se hallan en una situación irregular. Dos preguntas surgen ante estos hechos. La primera indaga qué cabe hacer con los desempleados extranjeros que están aquí y en particular con los indocumentados. La segunda se cuestiona si conviene mantener los cupos anuales para temporeros foráneos en un periodo de crisis.
Respecto del primer asunto, es preciso extremar las sanciones sobre el empleo irregular que, además, imposibilita el arraigo laboral. Porque los empresarios se han servido de los trabajadores africanos desentendiéndose de sus condiciones de vida. Paralelamente hay que incentivar la movilidad geográfica y sectorial de los extranjeros desempleados, dado que es preferible tener un trabajo a caer en la marginación. Y, por último, es razonable la regularización de los inmigrantes que trabajan de modo intermitente y que han perdido su estatus legal. La producción institucional de irregulares es una de las características del modelo migratorio que necesitamos cambiar.
El contingente ha demostrado su utilidad para los trabajos de temporada y su inoperancia para la contratación estable. La gestión del cupo gana en eficacia cuando el compromiso empresarial perdura, lo que a su vez fortalece la autonomía económica de las trabajadoras inmigrantes. Esta práctica de codesarrollo demanda la coordinación de los empleadores de distintos cultivos y regiones para ofrecer mejoras en el alojamiento, la duración del trabajo y la formación de los temporeros. En este sentido, los cursos de salud reproductiva y la creación de cooperativas contribuyen al desarrollo demográfico y social de las comunidades de origen.

*****************************************************************************************************************

¿QUÉ PASA EN ESPAÑA?

VICENÇ NAVARRO-Público 15.07.2010

En las últimas semanas hemos visto toda una serie de acontecimientos que están impactando a las clases populares de las distintas naciones y regiones de España. Uno, el más importante, es la enorme avalancha neoliberal, liderada por las derechas europeas (que dominan las instituciones de la UE) con la complicidad de partidos gobernantes de centroizquierda, que está reduciendo significativamente los derechos y beneficios laborales y sociales de la ciudadanía de los países de la UE, incluyendo España.
El otro hecho es el dictamen del Tribunal Constitucional (TC) que recorta significativamente el Estatut aprobado por el Parlament, las Cortes Generales y refrendado por el pueblo catalán en referéndum, y que generó, como protesta a tal dictamen, la manifestación más grande que jamás haya existido en Catalunya. Y por último, el pasado domingo, la selección española (en la que los jugadores del Fútbol Club Barcelona, el Barça –un símbolo del catalanismo identitario–, eran el grupo más extenso dentro del equipo) ganó el Mundial de fútbol, lo cual creó grandes movilizaciones en gran parte de España (incluyendo Catalunya) que las derechas están intentando contraponer a la movilización del día anterior en Catalunya, que supuestamente amenazaba la unidad de España.
Todos estos hechos corresponden a un contexto político común que, por paradójico que parezca, reflejan las mismas coordenadas de poder. La avalancha neoliberal responde a unos intereses de clase bien definidos. El mundo financiero (responsable de la crisis) y el mundo de las grandes empresas y sus instrumentos políticos están consiguiendo (con la ayuda de los medios afines) lo que han querido durante muchos años: el debilitamiento del mundo del trabajo. Mientras que los beneficios del gran mundo empresarial crecieron en el primer trimestre del 2010 un 18,5% (según las cifras de la Agencia Estatal de Administración Tributaria), las rentas del trabajo continuaron descendiendo un 8%. La reducción del gasto público (incluyendo el gasto público social) y la desregulación del mercado de trabajo tienen como principal objetivo debilitar al mundo del trabajo (incluyendo sus sindicatos).
Para ocultar esta realidad, se ha construido todo un entramado ideológico promovido por los establishments mediáticos y políticos neoliberales que argumentan que tales medidas son necesarias para recuperar la confianza de los mercados financieros (es decir, de la banca, que fue la que causó la crisis en primer lugar). Como bien escribió Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research de Washington, en The Guardian (09-07-10), los argumentos que el establishment neoliberal de la UE y el Fondo Monetario Internacional están promoviendo carecen de validez científica. En realidad, España fue uno de los países de la UE-15 que cumplió más con la ortodoxia neoliberal, habiendo alcanzado una de las deudas públicas más bajas de la UE-15, y un superávit en los presupuestos del Estado en los tres años que precedieron la crisis. Y, a pesar de ello, España está en el centro de los países que más están sufriendo la crisis. Y ello no se debe al crecimiento “desmesurado” del gasto público (como lo presentan los neoliberales), sino al comportamiento especulativo de la banca (creando el boom inmobiliario) y a las políticas regresivas fiscales, que facilitaron el crecimiento del déficit cuando disminuyó la actividad económica.
Estos sacrificios son enormemente impopulares. De ahí que en España las derechas recurran a las banderas para conseguir el apoyo popular que sus políticas económicas le niegan. La derecha nacionalista española es heredera del Estado fascista que dominó España durante 40 años y que justificó el enorme daño que conllevó (España tenía el PIB per cápita de Italia en 1936; en 1975, el PIB de España era sólo un 64% del de Italia), con el argumento de derrotar al comunismo y al separatismo, defendiendo “la unidad de España” (el eslogan utilizado por el fascismo y el posfascismo para justificar la imposición de una España radial, uniforme y excluyente). En defensa de unos intereses de clase, impusieron el mayor retraso económico, político, social y cultural que haya habido en Europa. Los datos hablan por sí mismos (ver mi libro El subdesarrollo social de España).
Sus herederos –el Partido Popular– han continuado haciendo un enorme daño a las clases populares de las distintas naciones y regiones de España, habiendo sido el Gobierno del PP el que, con sus políticas de desregulación del suelo y políticas fiscales regresivas, originaron la crisis actual. Y ahora, en su intento de capitalizar el anticatalanismo (que sembró la dictadura en la población española), se ha opuesto al Estatut que fue aprobado por los representantes del pueblo catalán y del pueblo español, argumentando que rompería España. La sentencia del TC, que ofendió (en su procedimiento, en su narrativa y en su dictamen) al pueblo catalán, ha creado tensiones totalmente innecesarias. Si el TC hubiera aprobado sin más el Estatut, España hubiera continuado unida. En realidad, se ha ido implementando durante cuatro años sin que apareciera ni siquiera una fisura. El Estatut representaba una redefinición de España. Es la resistencia a esta redefinición liderada por la derecha española la que está estimulando la rotura de España, pues el independentismo se está alimentando de esta insensibilidad hacia aceptar una España que respete su plurinacionalidad.
Pero España es plural, y el mejor indicador de ello es la selección española de fútbol, en la que precisamente el contingente del Barça jugó un papel clave en la victoria. Cuando el Barça ganó la Champions y sus jugadores expresaron con orgullo “Visca Catalunya!” en un Camp Nou lleno de senyeras, varios medios madrileños presentaron tal movilización como prueba de un incipiente separatismo. La mejor prueba de tal falsedad es que, el pasado domingo, estos “supuestos” separatistas jugaron un papel clave en dar la victoria a España. ¿Hasta cuándo continuará la derecha dividiendo a España?
Vicenç Navarro es catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra y profesor de Public Policy en la Johns Hopkins University

***************************************************************************************************************

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

PATRIMONIO DE LOS INDIGENTES
CLEMENTE FERRER - Madrid - 17/07/2010 El País

Se han difundido campañas entre los diferentes medios de comunicación. La diseñada por Médicos sin Fronteras lleva el lema; "Sudán; millones de desplazados por la violencia. Ahora tienen que escapar del hambre y las epidemias". Tienen que subsistir a la rapiña y la rudeza para terminar agonizando de gazuza o el cólera. Los índices de estrago vapulean todos los niveles. Los comestibles que llegan son escasos. La falta de agua potable y la ausencia de higiene potencian las enfermedades.
"Rebélate contra la pobreza" es el eslogan de la campaña lanzada por Alianza Contra la Pobreza, que tiene como objetivo sensibilizar a los Gobiernos de la necesidad de terminar con la indigencia en el mundo. La intención de la acción consiste en dar a conocer la convocatoria de una gran manifestación de ámbito mundial.
Por otra parte, la FAO informa de que un tercio de la población global, más de 2.000 millones de seres humanos, soportan privaciones nutricionales rigurosas que alteran su desarrollo corporal y cerebral. De este grupo de habitantes se deduce que cada año fallecen cinco millones de personas. También pronostica que cerca de 20 millones de bebés tienen falta de peso y corren el riesgo de exhalar su último suspiro o de sobrellevar discapacidades severas.
Para Manos Unidas, la carencia de alimentos y la indigencia están conectadas, puesto que no se trata solo de la falta de viandas o de bienes tangibles, sino de la privación de ayuda sanitaria y de escolarización.
Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Noruega y Suecia han cumplido el objetivo señalado por Naciones Unidas; lograr el 0,7% del PIB para la Ayuda Social al Desarrollo. Agustín de Hipona aseveraba que: "Lo que sobra a los ricos es patrimonio de los pobres".

****************************************************************************************************************
ÁFRICA RETRATA MADRID
El fotógrafo nigeriano Emeka Okereke 'explora' la ciudad durante siete días en el marco del proyecto 'Africa.es'
DAVID MARCIAL PÉREZ - Madrid - 17/07/2010 El País

Siete días para retratar Madrid. Emeka Okereke (Lagos, 1980), fotógrafo nigeriano, estuvo toda la pasada semana paseando por la ciudad cargado con su cámara de medio formato, de las de antes, pesada, voluminosa y analógica. Los resultados del paseo serán parte de Africa.es.
El proyecto, organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, culminará en febrero con una muestra itinerante que partirá de Madrid. La exposición se completará con otras seis miradas de fotógrafos africanos sobre otras seis ciudades españolas: Barcelona, Valencia, Sevilla, Las Palmas, Valladolid y Bilbao.
La Gran Vía ha sido el epicentro de las excursiones de Okereke por Madrid. "Me fascina la majestuosidad de esta calle. La manera en que los edificios preservan su esencia", dice alzando la vista ante uno de los hoteles de la avenida. Y, a pie de calle, también encuentra sugerentes los letreros de las rebajas, porque "a veces un texto puede llegar a convertirse en una imagen".
Como un experimento freudiano, Okereke ha buscado en este proyecto liberar su mirada del control de la razón, dejar fluir su subconsciente para conectar abruptamente con imágenes que le impacten o que le evoquen algo familiar. Por ejemplo, la de un hombre negro con las mejillas coloreadas de rojo y gualda que, con una imponente bandera de España en la mano mira absorto un televisor. En su primera visita a España ha asistido a la catártica celebración de la victoria futbolera en la Copa del Mundo, pero lo que verdaderamente le sorprende del asunto es que apenas una semana después ya no haya banderas en los balcones y la fiesta ya se haya apagado. "En mi país, habríamos estado una semana entera celebrándolo".
Okereke reivindica su condición de artista en contraposición a la del sociólogo, el mero mirón o el turista que aprieta compulsivamente el botón de su utilitaria cámara de fotos. En 2006 se mudó de Lagos a París, donde estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Recuerda la impresión que le causó el metro parisiense: "Es como otra ciudad debajo de la ciudad". En Madrid, la vida del suburbano no le ha cultivado tanto. Su mirada automática se ha focalizado esta vez en estampas más bien costumbristas: la escultura de bronce del barrendero madrileño, en la plaza Jacinto Benavente, con el sol escondiéndose detrás de la calle Atocha, o la instantánea de dos ancianos sentados al fresco en un banco del paseo de Recoletos.
La intención del proyecto organizado por AECID, con la colaboración de Casa África, no es hacer foto reportajes descriptivos de las ciudades, sino convertirlas en un elemento más del lenguaje estético de cada artista.
Este fotógrafo se confiesa devoto de Cartier-Bresson y Robert Doisneau. "Las escenas de gente entrando y saliendo apresuradas del metro de Sol bien podrían compararse con el ambiente captado en El beso en la Plaza del Hôtel de Ville, de Doisneau", dice. El movimiento frenético de los ávidos compradores en las rebajas madrileñas también le los maestros franceses.
Okereke se considera un producto de la inmigración. Sin embargo reniega del arte contestario. "Yo quiero mirar hacia adelante. Ya hay muchos negros que han trabajado y trabajan en eso". No es un militante, entiende que "el racismo es simplemente una muestra de suma ignorancia", pero su discurso estético sí gusta de explorar el conflicto, dejando entrever un curioso refinamiento dialéctico: "El conflicto no siempre tiene por qué ser algo destructivo. En él encuentras belleza".

****************************************************************************************************************

lsolera dijo

LA DORADA LÁMPARA DE LA MIGRACIÓN
CARLOS FUENTES 16/07/2010 El País

Para muchos ciudadanos de Estados Unidos, la historia nacional comienza con el desembarco del Mayflower por los puritanos ingleses en 1620. No obstante, desde 1587 Walter Raleigh había fundado la colonia de Roanoke y en 1607 los ingleses se establecieron en Jamestown, Virginia. Cada país decide dónde y cuándo empieza su historia y la de lo que hoy es Estados Unidos de América suele iniciarse con las primeras colonias inglesas.

El mestizaje provoca reacciones febriles como las de Arizona. De ahí la importancia del discurso de Obama

El poder 'WASP' teme lo inevitable: que EE UU sea un país mestizo
Esto, a pesar de la presencia milenaria de los pueblos originales del continente: cheyenes, pies negros, chipewas, sioux, los iroquois, los navajos y los seminolas, para solo mencionar a unos cuantos. Y si hay una historia del norte anterior a los ingleses, hay otra posterior a ellos. La negritud africana, llegada en cadenas y las migraciones más recientes de alemanes, escandinavos, italianos, irlandeses, polacos y rusos. Pasaron bajo la mirada de la Estatua de la Libertad en la Bahía de Nueva York, regalo de Francia, inaugurada en 1886 y famosa por su inscripción generosa: "Vengan las masas que ansían la libertad... Vengan los que no tienen techo... Levanto mi lámpara en esta dorada puerta". Por la puerta del Pacífico llegaron también los migrantes asiáticos. Todos han construido Estados Unidos.

Pero hay otra historia de Norteamérica y la protagonizan los hispanoparlantes. Muchos entre ellos viven en Norteamérica desde la época colonial, como lo indican los nombres de Albuquerque, San Francisco, Los Ángeles. Otros fueron ciudadanos de la república mexicana hasta 1837- 1848. Otros más llegaron más tarde al territorio de Estados Unidos. Son los trabajadores migratorios, la inmensa mayoría de origen mexicano.

De tarde en tarde, la presencia del trabajador migratorio es objeto de denuncia y persecución. En 1994, el gobernador de California, Pete Wilson, se lució con la Proposición 187 negándole al trabajador indocumentado servicios médicos, educación y trabajo. Clásico bumerán: el trabajador mexicano en California paga 30.000 millones de dólares más en impuestos de lo que recibe en servicios. Las tres cuartas partes de la riqueza agrícola del Estado es cosechada por migrantes y California es el tercer Estado agrícola del país.

El gobernador Gray Davis, sucesor de Wilson, admitió que sin el trabajo mexicano habría escasez, inflación y precios altos en Estados Unidos.. Ello no bastó para que, una y otra vez, se propusiesen medidas discriminatorias y de fuerza. Notablemente, la iniciativa de ley Sensenbrenner de 2005 criminaliza la migración indocumentada, autoriza a la fuerza local para imponer la legislación antimigratoria y ordena la construcción de una cerca fronteriza de 700 millas.En oposición a la ley Sensenbrenner, los senadores Edward Kennedy, demócrata de Massachusetts, y John McCain, republicano de Arizona, ofrecieron la mejor iniciativa hasta ese momento (2005). Seguridad fronteriza y cumplimiento de las leyes migratorias. Eliminar los retrasos en el plan de reunificación familiar. Un nuevo programa de visas. Tres años iniciales de trabajo seguidos de libre circulación fronteriza, reunión de familias y al cabo, residencia permanente. La iniciativa Kennedy-McCain no menciona la cerca fronteriza.

Me detengo en la iniciativa Kennedy-McCain porque, hasta la fecha, ha sido la mejor. Muchas cosas han cambiado desde entonces. Murió el senador Kennedy, valiente y constante defensor tanto de la ley como de los derechos del trabajador. El senador McCain fue candidato derrotado a la presidencia de la república en 2008. En vez de recurrir al elector independiente que había sido su base política, se fue a la conquista de la extrema derecha escogiendo a Sarah Palin, la salvaje gobernadora de Alaska, como cocandidato. McCain ya no regresó de la tierra de nadie. Su lastimosa campaña en Arizona ha consistido en renegar del proyecto elaborado con Kennedy y asociarse al movimiento antimigratorio.

Es precisamente en Arizona donde la más reciente campaña antimigratoria se ha manifestado con caracteres racistas extremos. La ley autoriza a la policía a detener a individuos por simple sospecha o apariencia física. Criminaliza el ofrecimiento de transporte a inmigrantes "ilegales" (¿cómo saberlo?) y a trabajadores indocumentados, que suman medio millón de personas. Las autoridades políticas y policiales de Arizona se han abocado, con saña, a aplicar medidas contra los migrantes.

O sea: se repite el caso de la California del gobernador Wilson y de él se derivan dos lecciones. La primera es que la elite de raza blanca y WASP (blancos anglosajones protestantes) se siente obligada a manifestarse con intolerancia y con miedo. Todo indica que en los próximos 40 años, Estados Unidos dejará de ser una nación WASP para ser, como la mayoría de las naciones, un país mestizo. El advenimiento del mestizaje como norma y no excepción, no excluye a Estados Unidos, y ello provoca reacciones tan febriles como las de Arizona.

La segunda es que la legislación en materia migratoria es de competencia federal. O sea, que los Estados de la Unión legislan en esta materia de manera solapada, en ausencia de normas federales y usurpando facultades.

De allí la importancia del mensaje del presidente Barack Obama hace unos días, recordando que "los inmigrantes han ayudado siempre a construir y defender" Estados Unidos. "Ser americano", añadió el presidente, "no es asunto de sangre o de nacimiento; es asunto de fidelidad compartida a las ideas y a los valores" de la nación norteamericana.

A partir de esta exacta y tajante valoración, Obama abre el camino para la legalización de los trabajadores migratorios, respetando sus derechos humanos y favoreciendo la prosperidad de Estados Unidos. La presencia de los ilegales, añadió el presidente, es imprescindible y deportarlos no es posible. Descendencia, puestos de trabajo, integración social, pago de impuestos... Todo ello los arraiga. Lo que se requiere es una nueva ley: reglas para la legalización, aceptación de una fuerza de trabajo más joven, mejor adaptación de Estados Unidos al fenómeno globalizador y ventajas para la economía.

Estados Unidos, explicó Obama, "tiene derecho a imponer sus propias leyes de residencia y ciudadanía". La migración ilegal tiene obligación de regularizarse. La migración, al mismo tiempo, favorece la inserción de Estados Unidos en una nueva economía internacional que al globalizar al trabajo, acabará por eliminar las barreras al trabajo.

En la economía global, añado, circulan libremente los valores y las cosas, pero no los trabajadores. La iniciativa de Obama es un paso importante en la dirección de incorporar el trabajo a la globalidad.

lsolera dijo

INDÍGENA EN EL METRO
VICENTE MOLINA FOIX 16/07/2010 El País

A menudo me sorprendo a mí mismo, sobre todo después de las doce de la noche, siendo el único nativo del vagón. A tales horas no viajan ya los niños de rasgos orientales o piel negra que sin duda han nacido cerca de donde estamos: en Lavapiés, en Getafe o en la calle Cartagena. De noche son sus madres o sus abuelos los que van en ese metro que yo acabo de tomar en Alonso Martínez y en el que me siento a leer; siempre hay sitio para sentarse pasadas las once, cuando los trenes tardan y no es raro, por grotesco que parezca, ver anunciado en el panel del andén que el próximo convoy llegará en 16 minutos. Toda una vida.

Este transporte es hoy un lugar en el que la noción de espacio público tiene un sentido distinto
La vida que trascurre bajo tierra tiene unas leyes y una respiración y unos pobladores que desconocen enteramente y tal vez ni imaginan aquellos que nunca bajan las escaleras automáticas de la red del transporte subterráneo. Yo soy un usuario muy persistente del mismo, y no solo me lleva a él el ahorro en taxis y el deseo de llegar puntual, por ejemplo, a una sesión de tarde en los cines Renoir plaza de España. Confieso aquí, donde peores cosas he confiado a la curiosidad de los lectores, que le encuentro un placer de tipo sensual a ir en el metro, incluso ahora, cuando los adelantos de la técnica permiten a quienes te rodean hablar a grito pelado por sus teléfonos móviles. De ahí que no me sorprendiera descubrir hace poco el reciente libro de Marc Augé -un autor al que tengo apego- El metro revisitado. El viajero subterráneo veinte años después (Paidós, 2010). Lo compré de inmediato y lo he leído con gran gusto.

La obra más famosa de Augé es el ensayo Los no-lugares, y temí al empezar este nuevo y breve tomo que el antropólogo francés situara el metro en esa misma categoría. Fue un alivio (en la página 37) leer su afirmación de que "el metro no es un no-lugar", seguida de la elocuente explicación del porqué; para Augé, los viajeros regulares del metro "tienen recuerdos, costumbres, reconocen en él algunas caras y mantienen con el espacio de ciertas estaciones una especie de intimidad corporal que se puede medir por el ritmo de la bajada en el tramo de escaleras, por la precisión del gesto que introduce el billete en la ranura de la puerta de acceso automática o por la aceleración de la marcha cuando se adivina por el oído la llegada del tren al andén". No hay que ser etnólogo para advertirlo: el metro es hoy un lugar en el que la noción de espacio público tiene un sentido francamente distinto al que caracteriza a los centros comerciales o a los aeropuertos. A los primeros, los ciudadanos acuden con una finalidad interesada y a menudo binaria: a hacer compras al por mayor y a distraer la voracidad y el malgenio de sus niños en una multisala que permite las palomitas en tres dimensiones. El aeropuerto, por su lado, se ha convertido en el nuevo santuario de la vida moderna: en él nos dejamos imponer las manos por desconocidos, nos quitamos la ropa sin rechistar, creemos con la fe del carbonero en unas voces del más allá que solo anuncian contrariedades, y todo, incluido el cacheo y la humillación de la espera indefinida, por la promesa de un tránsito. Del metro, por el contrario, nos servimos con diligencia y a bajo precio, y se trata del único convoy largo en el que la mayoría de los viajeros van de pie. Algunos leen, y está tácitamente permitido mirar con cierto descaro al que está enfrente.

Como hombre fiel al sistema ferroviario del metro (parisiense en su caso), Augé da ideas, me temo que no todas aplicables al de Madrid. Encuentro interesante su propuesta de diseminar en las estaciones unos reposa-prensa, pero no para los periódicos gratuitos, que ya tienen su outlet a la entrada de la estación, sino para que nosotros, los que aún practicamos el acto de comprar y leer religiosamente los periódicos llamados "de calidad", podamos entretener el trayecto en su lectura y no llegar a la cena o a la cita galante acarreando un manojo de páginas manoseadas. Las enigmáticas y a veces inabordables papeleras del metro madrileño no son el cementerio en el que uno querría enterrar algo tan íntimo y a veces provechoso. En el reposa-prensa de Augé yo dejaría gustosamente mi ejemplar de EL PAÍS ya explorado y un ocioso sin prensa en la mano lo retomaría para aliviar la espera media de ocho minutos que suelen imponer los trenes de la tardoncísima línea 7.

Pero el metro, más que cualquier otro lugar, es el espejo de la ciudad, donde todos nos cruzamos con todos y la realidad se muestra sin intereses, sin mediaciones. Augé, en el de París, ve el espectáculo de "la inmensa ola migratoria" constituida por la irrupción de las nuevas generaciones. A mí, que, como Augé, no soy joven, lo que me gusta es ver el cruce de las pieles distintas, seguir la melodía de lenguas incomprensibles, aguardar la llegada del tren del futuro a las vías de la vida diaria.

lsolera dijo

INHISTOS TODOS

César Casal- La Voz de Galicia 15.07.2010

Non leva tatuaxes. Non loce pendentes nin pírsines. Non se pinta o pouco pelo de ningunha cor. Non se coloca pulseiras estrafalarias. é un rostro pálido nun país de queimados polo sol, polo paro e polo debate do estado da nación. Este rapaz da Mancha, que rematou aos muíños, é a terceira parte do Quixote. Acordouse do seu amigo morto. O seu corazón bombea emoción. é tímido, de voz crebada. Nada chulesco. Ten aspecto de todo, menos de estrela de fútbol. Pode ser reponedor nun súper de Arteixo ou comercial na Estrada ou traballador nun taller de Verín. é un tipo corrente. Un español da rúa. Non fai declaracións mediáticas nin maniáticas. Nin adora a luz falsa dos flashes. Aliméntase nun prato, non dos estudio da tele. Él, ao seu, que é xogar ao fútbol como ninguén. A pelota é a súa mascota. Tena amaestrada. úsaa como un yoyó. O seu é a delicadeza, menos para os goles que fan historia, como o que meteu en Stamford Bridge e en Soccer City. Aí non dúbida. Tira a matar. Voleas que queiman a rede. Iniesta cae e levántase. Tírano e levántase. Como todos os que, cada mañá, imos traballar. é o triunfo da normalidade nun país con moitos anormais, no que abunda a extravagancia e a vagancia. Iniesta é auga tépeda, nun país de xerros de auga fría ou de exceso de bilis que abrasa. Algo tan común, tan da rúa, como o bico mundial de Iker a Sara.

lsolera dijo

DESPIERTA ÁFRICA
EDITORIAL DE EL PAÍS 18/07/2010

El éxito organizativo del Mundial de fútbol en Sudáfrica constituye un símbolo de la progresiva y contradictoria incorporación del continente al mundo global. La coincidencia del evento deportivo con el 50º aniversario de la independencia de algunos de los más exitosos países del área, no hace sino subrayar el fenómeno de fondo, la emergencia del continente "perdido".
Uno de los componentes más significativos de este fenómeno es el escaso impacto de la crisis mundial sobre la economía africana, en paralelo a lo que ha ocurrido con otras áreas periféricas. Probablemente haya que buscar sus causas en el fin de algunas guerras locales, los incipientes procesos de democratización, la desigual moderación de la explosión demográfica y el retorno de generaciones de emigrantes.
Este último aspecto promete ser decisivo, pues podría compensar la tremenda desventaja histórica en capital humano con que se han enfrentado las economías africanas a la hora de emprender su modernización.
Naturalmente que la evolución es muy variada. No todos exhiben resultados positivos como algunos países del norte (Marruecos) o subsaharianos, de Angola a Namibia. Además, irrupciones políticas externas pueden entorpecer prometedores procesos de estabilización, como acaba de suceder con los atentados islamistas en Uganda. Pero junto a esas influencias negativas se han consolidado en los últimos años otras de signo contrario, como la irrupción económica en el continente de los grandes países emergentes, encabezados por China, India y Brasil. China, en particular, ha apostado por intercambiar petróleo y otras materias primas por fuertes inversiones en infraestructura y vivienda, y hace tiempo que ha desplazado a la UE como primer inversor. Todo eso es bueno para África. Y sería mejor si sirviese para despertar a los europeos de su pasividad hacia ella.

lsolera dijo

CUMBRES CONTRA LA POBREZA
MARTA CARAVANTES - Torrelodones, Madrid - 18/07/2010 Cartas al Director-El País

Los medios de comunicación suelen hacerse eco de las cumbres internacionales que sobre hambre o pobreza se producen periódicamente y donde los líderes mundiales realizan grandilocuentes compromisos... que luego no cumplen. El domingo 18 de julio se cumplen 5.000 días de incumplimiento del acuerdo más importante de la historia en la lucha contra el hambre. Se trata de la Cumbre de la Alimentación de Roma firmada en 1996 por los representantes de 185 Estados, en la que se comprometieron a reducir a la mitad el número de personas que pasan hambre para 2015.

La realidad ha sido que el número de personas hambrientas no solo no ha disminuido sino que ha aumentado hasta alcanzar la vergonzosa cifra de 1.020 millones de hambrientos, sin que la comunidad internacional haya reaccionado. Esto supone unas 24.000 muertes diarias por causas relacionadas con el hambre, de las cuales el 75% corresponden a menores de cinco años.
Cada una de esas 1.000 millones de personas viviendo bajo la esclavitud del hambre es un caso de violación de derechos humanos, porque la alimentación adecuada está reconocida como derecho humano en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
Por eso, la Campaña Derecho a la Alimentación Urgente solicita a la ciudadanía que actúe y se movilice en www.5000dias.org. Ojalá seamos muchos los que digamos ¡ya basta de compromisos incumplidos! Porque el hambre no es un problema de falta de alimentos, sino de falta de voluntad política.

lsolera dijo

ANGUSTIAS Y DESVELOS EUROPEOS
Lluís Bassets-El País 18.07.2010

No es habitual ver burkas y nikabs en las calles y plazas europeas. Escasea sobre todo la primera de las piezas con las que se velan las mujeres afganas, aunque es posible ver mujeres con la prenda que deja sólo los ojos descubiertos, propia del Golfo Pérsico. En Francia, el país europeo con mayor proporción de ciudadanos musulmanes, el 8 por ciento, los servicios de policía han contabilizado sólo a 367 mujeres como portadoras de este tipo de prendas. En España los periodistas saben muy bien de las dificultades para encontrar mujeres que lo usen, y es más fácil localizar a sus portadoras entre los turistas de los países árabes en la Costa del Sol o las tiendas caras de Madrid que en los barrios de inmigración africana y asiática.
Mucho sabemos los españoles sobre la cobertura del rostro, y no precisamente por nuestro pasado musulmán. El motín de Esquilache fue una revuelta popular en reivindicación del embozo, prohibido por razones sobre todo de seguridad por aquel ministro ilustrado de Carlos III. Las lloronas profesionales de unos ritos funerarios que estaban vivos todavía el siglo pasado solían cubrirse el rostro entero. Los protagonistas de la Semana Santa hispánica son los penitentes encapuchados con siniestros capirotes. Pero nuestras dificultades con el velo integral musulmán no difieren de las que tienen otros países europeos, donde también se está planteando su prohibición, al menos en los locales públicos y centros de enseñanza.
Hay muchas razones para militar activamente contra el velo integral. Las hay incluso para hacerlo contra todo velo, casi siempre instrumento de dominación y sumisión. También las hay, por los mismos motivos del marqués de Esquilache hace más de dos siglos, para prohibir el acceso con pasamontañas, cascos integrales y otras caperuzas a las instalaciones públicas. Quienes promueven mociones y legislaciones a través del continente europeo suelen esgrimir unas y otras en un movimiento muy parecido a la formación de una bola de nieve que adquiere mayor impulso cuando tropieza con un obstáculo.
No valen dudas ante el rampante prohibicionismo porque quienes las tienen se convierten inmediatamente, a ojos de buena parte de la opinión pública, en defensores de la tolerancia hacia el Islam integrista y partidarios estigmatizados del relativismo moral. Hasta tal punto, que finalmente son ellos los destinatarios de la prohibición más que las desconocidas portadoras de tan infame vestido. Aunque no se reconozca, el debate sobre burkas y nikabs versa sobre otra cosa. Esos desvelos y angustias se deben al miedo a la inmigración islámica y a la inseguridad ante el fantasma de una islamización del continente. Pero sobre estos temas a nadie se le ocurre proponer sensatas mociones municipales ni proposiciones de leyes.

El lobo Quirce

El lobo Quirce dijo

EL PSOE QUIERE QUE EL SISTEMA FINANCIERO COMBATA LA POBREZA
Zapatero pide que la ONU promueva una nueva línea de crédito permanente I
SABEL COELLO MADRID 20/07/2010 El Norte de castilla

El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y el vicepresidente de Suráfrica, Kgalema Petrus Motlanthe.EFEEl presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, abogó ayer en un encuentro con líderes africanos por buscar un nuevo instrumento de crédito, con cargo al sistema financiero mundial, para dar un impulso a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y lograr su cumplimiento en el plazo previsto de 2015.

"En la salida de esta crisis, tenemos la posibilidad de que los ODM tengan un protagonismo esencial, que sea la gran tarea mundial", afirmó Zapatero durante el encuentro African Progress, que reunió ayer en la sede del PSOE a varios gobernantes africanos y miembros de partidos progresistas de países del continente con militantes socialistas.

África tiene el 10% de la población mundial y el 30% de los pobres
Zapatero preside el grupo de trabajo de la ONU encargado de preparar la cumbre, el próximo septiembre, en la que se examinará la consecución de dichos objetivos. "Trabajaré para que de la cumbre de la ONU salga un instrumento financiero nuevo, estable", insistió el presidente.

Objetivo: 2015
Los ODM son una serie de metas que los líderes del mundo prometieron cumplir para 2015; incluyen reducir a la mitad el hambre en el mundo, disminuir la mortalidad infantil y maternal, lograr la educación primaria universal y combatir el sida y la malaria, entre otras.

"Quieren desarrollo antes que solidaridad", dice el presidente español
Los países de América Latina y de Asia han hecho avances sustantivos para lograr los ODM. No así los países africanos. "Tenemos el 10% de la población mundial pero el 30% de los pobres. Vamos a la zaga en todos los indicadores", admitió el presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete.

La reunión de ayer pretendía acabar con un "error histórico", en palabras de la secretaria de organización, Leire Pajín, y establecer, al igual que existe con Latinoamérica o Europa, un diálogo continuado entre socialistas españoles y partidos africanos para definir una agenda común que tenga la lucha por la igualdad como gran eje.

"África quiere desarrollo antes que solidaridad. Quiere infraestructuras, formación, oportunidades, pero necesita capital y para ello tenemos que cambiar los parámetros sobre los flujos de inversión", afirmó Zapatero.

*****************************************************************************************************************

GUATEMALA AFRICANA
ARIANE ARPA (Directora general de Intermón Oxfam) - Barcelona - 19/07/2010 El País

Cuando pensamos en el terrible azote del hambre en la infancia, nos vienen a la mente imágenes de niños y niñas africanos. Y es que los países con mayores índices de desnutrición infantil en el mundo son Burundi, Tanzania, Zambia... y Guatemala. Cuesta comprender cómo es posible que uno de cada dos guatemaltecos menores de cinco años sufra desnutrición crónica. Más de un millón de niños y niñas que se acuesta con hambre cada día. Cuesta comprenderlo porque la comida no escasea en Guatemala... para quien pueda pagarla.

El hambre no cesa de crecer en Guatemala, desde un 14% en 1990 hasta el 16%, según los datos más recientes (2004-2006). La proporción actual probablemente es significativamente mayor, por la subida del precio de los alimentos en 2007-2008, la crisis económica global, las intensas sequías y la tormenta tropical Agatha. El rostro del hambre en Guatemala tiene un perfil claro: mujer productora, comunidad campesina, población indígena.

La comunidad internacional ha aumentado estos años la ayuda humanitaria, y está bien. Pero hay que atacar a la vez las causas estructurales que provocan el hambre y la pobreza. El 80% del terreno cultivable está en manos de solo el 8% de los productores, lo que convierte a Guatemala en el segundo país del mundo con mayor inequidad en la tenencia de la tierra. En 2006 la aprobación del acuerdo de libre comercio con EE UU supuso la eliminación de los aranceles a los cereales procedentes de EE UU, lo que obligó a los campesinos locales a competir con un maíz subsidiado en origen, y terminó desmantelando la producción familiar de granos básicos y multiplicando la dependencia alimentaria del país.

El Gobierno español -el mayor país donante a Guatemala desde 2006- tiene una responsabilidad clara ante esta situación. Un reto pendiente de la cooperación española es la atención a los grupos vulnerables que cultivan en zonas marginales o sin propiedad legal de la tierra. Normalmente, mujeres que practican agricultura de subsistencia que suelen quedar excluidas de los programas de desarrollo económico. Pero un reto más importante aún es ayudar a que se consagre el derecho a la alimentación. El Gobierno guatemalteco lleva años sin ser capaz de enfrentar los poderes locales que se oponen a una ley de desarrollo rural integral. Sin ella, la cooperación basada en la entrega de semillas y fertilizantes no pondrá freno a la crisis alimentaria guatemalteca, que no es un problema técnico, sino político. La sociedad civil organizada en la campaña Vamos al grano exige justicia económica. ¿Qué ofrece la cooperación española?.

**************************************************************************************************************

lsolera dijo

ALCALÁ SE DESPEREZA EN RUMANO
Radio Românul inicia su andadura con una emisión dirigida a la comunidad de trabajadores de Rumania que reside en el Corredor del Henares
RICARDO GRANDE - Madrid - 25/07/2010 El País

Cada vez que sale de la tienda de Ana Barjan, Raluca se lleva un pedazo de su país. Hoy, en la bolsa lleva carne para preparar alguna especialidad rumana, pero también un periódico gratuito en su idioma. Raluca, vecina de Alcalá de Henares, ha visto anunciado en él que en breve habrá también una radio en rumano. "Espero que den información útil: leyes, cosas del consulado, lo que pasa allí", opina. "¡Y fútbol!", afirma con entusiasmo su rubísimo hijo.
Ese programa ya ha empezado a andar: Radio Românul (significa "rumano") es un nuevo espacio que emite de siete a diez de la mañana, de lunes a viernes. El equipo está compuesto por periodistas rumanos y algunos españoles. El redactor jefe es Félix Damian. "Nos dirigimos principalmente a los rumanos que van a trabajar, pero también a españoles con ganas de conocer nuestra cultura porque hay espacios en castellano. Hablamos de todo: damos noticias locales, de España, de Rumania, internacionales y deportes. Y, por supuesto, música de aquí y de allí", explica el locutor, que también trabaja en el diario que lleva el mismo nombre.
Félix asegura que esto es un primer paso para emitir 24 horas. Depende de la audiencia que se consiga en Alcalá de Henares y parte de Guadalajara, desde donde se puede sintonizar en el 107.7 de FM. "En Internet, en romanul.eu o en rk20.es, se escucha desde cualquier parte", comenta. Así que va dirigido a los 19.297 rumanos que viven en Alcalá de Henares (un municipio de 204.574 habitantes), pero también los 210.622 que se han instalado en toda la Comunidad de Madrid. Incluso a los 829.715 que hay en España, lo que les convierte en la comunidad inmigrante más numerosa, según datos del INE.
"Muchos vivimos en Alcalá y también en todo el Corredor del Henares", explica Nicu Dendiu. Su negocio, Teia, es la empresa rumana de inversión que está detrás del diario y la radio: "Los gratuitos suelen buscar su público en locutorios, pero a nosotros y a nuestros anunciantes nos interesa también la clase media. En cuanto al programa, es un espacio de lunes a viernes, eso marca la diferencia. Lo típico es hacer algo semanal". Este punto lo confirma Irina, que trabaja en el centro Hispano-Rumano coordinando actividades, cursos y charlas que ayuden a la integración. Además de otros programas de radio, existen otros periódicos, como Noi în Spania, Român în Lume y Observatorul, que se distribuyen no solo en Madrid.
En el pueblo natal de Cervantes también hay asociaciones, restaurantes y pastelerías rumanos. Desde la iglesia ortodoxa, que algunos rumanos frecuentan, el párroco Adrian Pintea explica que esto no implica un conflicto con el resto de vecinos. "Nuestras reuniones tienen una dimensión social, pero eso ocurre también con los católicos españoles", señala.
¿Por qué se pone en marcha este tipo de prensa? "Los medios nacionales están enfocados a la audiencia autóctona. Nosotros ofrecemos una información que los rumanos necesitan. Nadie se preocupa por este público. Por ejemplo, ¿qué pasa con la subida de las tasas consulares?", contesta Damian. Él cree que Radio Românul puede ayudar a la integración: "Informamos de costumbres, fiestas y temas que no tienen por qué ser rumanos. Es una forma de conectarles. La gran mayoría quiere adaptarse".
Para conseguirlo, estar al día ayuda mucho. "Todos necesitamos saber cómo funciona la sanidad o la educación. Uno tiene que saber también qué pasa allí. No hay que olvidar que el voto exterior cambió el resultado de las últimas elecciones". La información llega también de los medios de Rumania. "Con la parabólica, tengo la televisión de allí. La cosa está fatal", resume Elvira, una joven camarera.
Félix explica que aún perduran ciertos estereotipos xenófobos. La asimilación automática de rumano con gitano o delincuencia es un ejemplo. Es un tema que enerva a muchos. "La gran mayoría no tiene nada que ver con eso", señala la presidenta de la asociación Integramas, Ana María Roman. "Los que dan problemas son siempre los mismos. Se trata de endurecer la ley, que aquí es permisiva. Y los gitanos no están por trabajar", opina Dendiu. Damian cree que la cuestión es muy simple: "Los que tienen trato con nosotros no son racistas. Somos muy parecidos. Muchas veces ves rumanos por la calle y no te das cuenta".

lsolera dijo

LA UE DEBE CITAR A DAWKINS
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ 25/07/2010 El País

Los presidentes de la Unión Europea, de la Comisión y del país que ejerza la presidencia de turno en otoño se reunirán con los representantes de las principales logias masónicas de Europa. El anuncio fue hecho esta semana por la portavoz de la Comisión y ha dejado a más de uno perplejo.
La confusión no se produce tanto porque los dirigentes de la UE quieran hablar con los representantes masónicos (¿por qué no?), sino porque se trata de un contacto absolutamente formal y periódico. La cosa es que la UE se obligó, por el artículo 7 del Tratado de Lisboa, a mantener "un diálogo regular, abierto y transparente con las Iglesias y los grupos religiosos de los Estados miembros" y que compensó esta nueva relación, que nunca había existido de manera institucional, con Iglesias y religiones, añadiendo otro párrafo que decía: "Así como con las organizaciones filosóficas y no confesionales".
Ahí es donde entran las logias masónicas, agrupadas junto con la Federación Humanista Europea (una ONG registrada en Bélgica en 1992, con el objetivo de promover "el secularismo y una visión humanista de los valores culturales, sociales y éticos de Europa"), las tradicionales Federaciones de Defensa de los Derechos Humanos o la Asociación Europea del Pensamiento Libre, que tiene por objetivo "difundir y propagar los principios del Siglo de las Luces".
El presidente de la Federación Humanista, que reúne a ONG de 20 países distintos (entre ellas, la española Europa Laica), David Pollock, confesó en Euobserver.com que la convocatoria le parecía "un poco extraña", porque "las grandes logias son seculares y defienden la separación de las Iglesias y los Estados, pero al mismo tiempo hablan de un Gran Arquitecto del Universo y otros galimatías". Pollock no comprende bien cómo integrarlas bajo la rúbrica "grupos no-religiosos".
Visto fríamente parece que si la UE está ahora obligada a escuchar la opinión de obispos católicos y protestantes, rabinos, imanes, dirigentes de la comunidad hindú, de los sijs o de la Conciencia Krishna (que son exactamente con quienes se reunió el pasado lunes), busque, por lo menos, a un exponente indiscutible del ateísmo. Por ejemplo, ¿por qué los tres presidentes de la UE no se reúnen, obligatoria y periódicamente, con Richard Dawkins, que, al fin y al cabo, es un intelectual reconocido y famoso por sus debates contra el dogma religioso? Muchos europeos nos sentiríamos, probablemente mejor representados por él que por las Grandes Logias, o, por lo menos, nos complaceríamos más escuchando sus intervenciones que las del Gran Maestre del Gran Oriente.
Juzguen, si no, una de las últimas intervenciones de Dawkins: "La fe revelada no es una tontería inofensiva, puede ser una tontería letalmente peligrosa. Peligrosa porque le da a la gente una confianza firme en su propia rectitud. Peligrosa porque les da el falso coraje de matarse a sí mismos, lo que automáticamente elimina las barreras normales para matar a otros. Peligrosa porque les inculca enemistad a otras personas etiquetadas únicamente por una diferencia en tradiciones heredadas. Y peligrosa porque todos hemos adquirido un extraño respeto que protege con exclusividad a la religión de la crítica normal. ¡Dejemos ya de ser tan condenadamente respetuosos!".
Claro que lo mejor hubiera sido evitar directamente el artículo 7 del Tratado de Lisboa. La UE lleva manteniendo contactos con las Iglesias y religiones desde la época de Jacques Delors, que se confesaba católico, y que también se reunía, probablemente, con intelectuales agnósticos, masones y ateos, sin que nadie se quedara asombrado o confundido. El problema, como siempre, es el empeño de las Iglesias en convertir en ley lo que no debería ser más que una costumbre o práctica razonable.

Ya, ya sé que el asunto de Soledad Gallego no tiene mucho que ver con el blog pero siempre es interesante leerla; es un libro abierto.

Saludos a lectores y colaboradores.
Good road, truckers. Nos veremos mañana en la A-2 y atentos a la carretera.

lsolera dijo

5.000 DÍAS

El Correo Vasco. Gustavo Duch. 18 de julio de 2010

¿Qué ocurría en el mundo ayer, antes de ayer… hace veinte, hace mil días? Todo transita hacia adelante, y tan veloz, que mirar por el retrovisor, no se ve bien. La memoria no cotiza como valor, y la hacen callar, para no dejar huellas.
¿Qué pasó hace hoy exactamente cinco mil días? Que los jefes de Estado de 185 países en una reunión histórica celebrada en la sede de la FAO en Roma declararon «Nosotros, Jefes de Estado y de Gobierno…prometemos consagrar nuestra voluntad política a conseguir la seguridad alimentaria para todos y a realizar un esfuerzo constante para erradicar el hambre de todos los países, con el objetivo inmediato de reducir el número de personas desnutridas a la mitad de su nivel actual no más tarde del año 2015”.
Los datos de entonces eran alarmantes y no podíamos aceptar cambiar de milenio con el lastre de 845 millones de seres humanos en esas condiciones. Cinco mil días después, cada nuevo día mueren unas 24.000 personas por causas relacionadas con el hambre. Cinco mil días después «la voluntad política y el esfuerzo constante» nos han llevado a una cifra mucho mayor, mucho peor: un total de 1.020 millones de personas sin acceso suficiente al alimento, sin acceso a los medios elementales para producirlos o –más duro aún, produciendo comida que el mercado le paga a precios que… no les permite comprar suficientes alimentos.
¿Qué explicación tenemos a todo esto? Recientemente en un medio de comunicación aparecía una noticia que apunta directamente a una de las causas: la práctica de la mayoría de países de los dictámenes neoliberales para abordar las políticas de agricultura y desarrollo rural. No así Malawi, que decidió apostar por su propio campesinado y obviando las imposiciones de mandamases -como la Organización Mundial del Comercio o del Banco Mundial- reemprendió programas para apoyarlos en su pequeña agricultura. La media nutritiva de su población ha pasado del consumo diario de 608 kilocalorías por día a 2000.
El que ha sido llamado el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), vemos que no se cumple. Con ánimo de evaluar e impulsar el programa de los ODM las Naciones Unidas acaban de formalizar la creación de un grupo internacional presidido por José Luis Zapatero junto e inexplicablemente a Paul Kagame, presidente de Ruanda. Como nos recuerdan desde la Federación de Comités de Solidaridad con África Negra, se cumplen ahora [también] cinco mil días de las terribles matanzas en el este del entonces Zaire, con millones de muertos (nueve misioneros y cooperantes españoles). En la Audiencia Nacional de Madrid hay una causa abierta de crímenes de lesa humanidad donde Kagame aparece comprometido.
Es lo que tiene la memoria. Porque todo -cantan los trovadores- todo está escondido, cargado y clavado en la memoria. Cinco mil días de incumplimientos, que quedan, como espinas, en la memoria. Que pincha hasta sangrar y finalmente –seguro- estalla para volar libre como el viento. «La memoria, arma de la vida y de la historia»

lsolera dijo

CON LAS GAFAS DE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA

Junio 2010. Columna de opinión en la REVISTA INTEGRAL. Gustavo Duch

El desarrollo surge del crecimiento económico. Los transgénicos llegan para erradicar el hambre en el mundo. Los atuneros españoles en Somalia requieren de todo nuestro apoyo. La pequeña agricultura española vive sin trabajar gracias a los subsidios públicos. Las grandes superficies nos facilitan las compras además de ofrecernos precios muy ventajosos. El cambio climático lo resolveremos con mejor tecnología. La internacionalización de las empresas españolas las convierte en agentes de desarrollo y crean riqueza allí donde desembarcan. Los países africanos no son capaces de aprovechar sus recursos naturales. La acuicultura ofrece una alternativa al agotamiento de los recursos pesqueros. La seguridad alimentaria de nuestro país se garantiza con las producciones del Sur. La agricultura ecológica es poco productiva y costosa. Los agrocombustibles no son responsables del aumento de los alimentos. La reforma agraria es una lucha obsoleta, del pasado…. Que no, que no me lo trago.
Informaciones como estas, que nos encontramos a diario presentadas como verdades absolutas, sin rendijas, tienen todas un propósito: consolidar una racionalidad que justifique el expolio y dominio que un centro global hace de las periferias y de la Madre Naturaleza, para poder seguir reproduciendo una forma de vida capitalista. Por eso me gusta recomendar, aprendiendo la fórmula propuesta por los movimientos feministas, que analicemos las cuestiones relacionadas con la agricultura colocándonos las gafas de la Soberanía Alimentaria.
Si la Soberanía Alimentaria se entiende como «el derecho de los pueblos a controlar sus propias semillas, tierras, agua y la producción de alimentos, garantizando, a través de una producción en armonía con la Madre Tierra, local y culturalmente apropiada, el acceso de los pueblos a alimentos suficientes, variados y nutritivos», vemos con sus gafas, un paisaje diferente:
Somalia tiene derecho y prioridad en el acceso a los recursos pesqueros de su región; la revolución verde con su química, y ahora con los transgénicos, se apropia del conocimiento común y colectivo de las mentes campesinas; las corporaciones en el trono del Sistema Agrario Global sólo entienden de beneficios económicos y nada saben del acto de cultivar y proveer alimentos; el cambio climático es un antiguo problema (con mucha responsabilidad en la agricultura industrial) que no lo puede resolver nuevas tecnologías; el acceso a la tierra es la base de las desigualdades en el campo (acentuado hoy día con la especulación que sobre la tierra cultivable se está dando); la internacionalización de las empresas es en realidad una deslocalización en busca de rebajar sus costes laborales y al encuentro de medidas medioambientales más permisivas; la agricultura campesina o ecológica, la agroecología, es capaz de alimentar al Planeta a la vez que lo enfría; la acuicultura está diseñada casi exclusivamente para disponer de productos interesantes para la exportación, es decir, de nuevo para nutrir al saciado centro global…
Que sí, que con estas gafas, descubrimos un cúmulo de atropellos e injusticias a la vez que nos presentan opciones posibles para reinventar, recuperando sabidurías pasadas, un nuevo modelo de alimentación.

lsolera dijo

LA DESCONQUISTA DE HONDURAS

Galicia Hoxe, 30 de junio de 2010. Gustavo Duch

El pasado 28 de junio se cumplió un año del golpe Estado en Honduras encabezado por Roberto Micheletti y los poderes fácticos del país. Y sólo algunos tímidos gestos de denuncia se mantienen entre lo que llamamos comunidad internacional. Por el contario, los movimientos de solidaridad internacional siguen claros con su apoyo a la población y organizaciones locales comprometidas con la causa de la justicia, la resistencia civil. Estos sectores, campesinos y campesinas, maestros y maestras, periodistas, sacerdotes, etc., a lo largo de este año han sufrido asesinatos, desapariciones y amenazas de muerte.
Según denuncian el ‘Grito de los Excluidos’ y ‘La Iniciativa de Acción contra los Agronegocios’, la oligarquía agro-empresarial hondureña es uno de los elementos que se mueven con fuerza tras la trama y mantenimiento de esta situación. El caso que denuncian como más alarmante y significativo es el que se está sucediendo en la zona del Bajo Aguan, en el Departamento de Colon. Desde el mes de febrero de 2010 hasta la fecha, siete personas del MUCA (Movimiento Unificado Campesino del Aguan) han sido asesinados en su lucha por el derecho a la tierra. La última el reciente 20 de junio, Oscar Yovani Ramírez, de 17 años. 2.500 familias campesinas están siendo acosadas después de haber sido beneficiadas con 3.000 hectáreas de tierras que los empresarios de la palma africana, negocio en alza por su aceite para la elaboración de agrocumbustibles, quieren reconquistar.
Como estas dos organizaciones expresan en su manifiesto «las injusticias cometidas en el Bajo Aguan son un reflejo de los intereses voraces de los agro-empresarios que han ostentado el poder económico y político en Honduras a costa de la humillación y la violación de los derechos humanos. Son estos llamados empresarios quienes han consolidado su poder desde el golpe de estado hace un año». Y sin pelos en la lengua los señalan: son unos cuantos amos de empresas locales agroalimentarias y dueños de franquicias internacionales que nos resultan conocidas, como Pizza Hut, Kentucky, Pepsi, Gatorade, Burguer King o Dunkin’ Donuts.
El pueblo hondureño sabe bien de la fraternidad de algunos movimientos sociales, y juntos desenmascaran a quien quiere apropiarse de la naturaleza y explota a los seres humanos para el beneficio de unas cuantas élites. Las suyas.

lsolera dijo

ÓJALA QUE LLUEVA
El Correo Vasco, 27 de junio de 2010. Gustavo Duch

El presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama, en un discurso pronunciado con ocasión del Día mundial contra el trabajo infantil del pasado año 2009, declaró que «el trabajo infantil a nivel mundial perpetúa el ciclo de la pobreza que impide a las familias y a las naciones alcanzar todo su potencial». Y ciertamente que 215 millones de niñas y niños en el mundo sustituyan sus juegos y su educación por muchas horas de trabajo es inaceptable.
Salir a pastorear con el abuelo, ayudar con los semilleros de tomate o muchas otras colaboraciones en el tiempo libre son momentos de aprendizaje y de relaciones sociales muy valiosas que lógicamente no se consideran trabajo infantil. En cambio, nos encontramos, según las estadísticas, que más del 70% del total de niños y niñas que trabajan lo hacen en la agricultura. Es decir, casi 150 millones de niños y niñas, de entre 5 y 14 años de edad, son parte del modelo agrícola que produce los alimentos que consumiremos: criando ganado, recogiendo cosechas, manejando maquinaria o -como ya expliqué en otra ocasión- sosteniendo banderas para guiar a las avionetas de fumigación de insecticidas en los monocultivos de soja. Trabajos durísimos y que en muchas ocasiones atentan contra la salud y seguridad de los niños y niñas, lo que según los convenios de la Organización Internacional del Trabajo se clasifica como ‘peores formas de trabajo infantil’.

La intensificación y mecanización de la agricultura ha generado tareas que están siendo realizadas en muchos países por niñas y niños. En México, por ejemplo, encontramos a niñas y niños en el lavado (con detergentes o soluciones cloradas) de las hortalizas que el mercado pide lleguen inmaculadas.
También en Estados Unidos, señor Obama, el trabajo infantil en la agricultura es una realidad. Según una investigación de Human Rights Watch, los monótonos cultivos industriales, en grandes granjas, ocupan a niños de tan sólo 12 años durante más de diez horas al día, entre cinco y siete días a la semana. Algunos empiezan a recoger tomates, fresas o pepinos durante media jornada diaria con 6 ó 7 años. Agachados o arrodillados a pleno sol, con machetes en la mano, cargando cubos, trascurre su día a día. Y al igual que muchos trabajadores agrícolas adultos, su remuneración está por debajo del salario mínimo. Cuentan los investigadores que muchos niños y niñas les informaron de que sus empleadores no les proporcionan agua, ni un lugar donde lavarse las manos, ni retretes. Las niñas y mujeres en esta industria son especialmente vulnerables a sufrir abusos sexuales. Claro, como consecuencia de las extensas jornadas laborales, los niños que trabajan en el campo registran una tasa de abandono escolar cuatro veces mayor que el promedio nacional.
La agricultura en Estados Unidos guarda normativas muy distantes a las recomendadas por los organismos internacionales y también desproporcionadas con otras leyes del propio país. Como explica Human Rights Watch, «mientras que en otros sectores la ley prohíbe la contratación de niños menores de 14 años, y limita a los menores de 16 a que trabajen únicamente tres horas al día durante el período escolar, sin embargo, en el sector agrícola, cualquier empleador puede contratar a niños de 12 años».
En realidad feroces fórmulas que se mantienen -como un círculo vicioso- para conseguir precios más competitivos: una agricultura que, arruinando la juventud y el futuro de muchas personas, desmantela las pequeñas granjas locales o de terceros países, de la que saldrá esa mano de obra infantil buscando, como sea, sobrevivir.
Pero a veces llueve. Y cuando llueve -cuenta un chaval de Michigan- «no tenemos que trabajar, y nos ponemos tan felices que empezamos a gritar». Gritos que seguro se perciben en la Casa Blanca. A ver si ponen atención.

lsolera dijo

LOS INMIGRANTES QUE RESIDEN EN LA REGIÓN CREAN 35.000 EMPLEOS
22.07.10 -
VERÓNICA PRIETO | VALLADOLID. El Norte de Castilla

El foro para la integración de los inmigrantes de Castilla y León analiza los resultados del primer plan desarrollado
De los 167.000 extranjeros censados, 5.000 son autónomos o empresarios
Balance «profundamente» positivo. Así es como el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, calificó el resultado del Primer Plan de Inmigración llevado a cabo entre los años 2005 y 2009.Esta conclusión tuvo lugar en la reunión del foro regional para la integración social de los inmigrantes, donde realizaron el balance del primer plan desarrollado entre 2005 y 2009, y que estuvo integrado por representantes de la Junta, portavoces de la Administración local y central, agentes sociales y económicos, además de las asociaciones de inmigrantes y las universidades.
Fernández Mañueco asegura que hay resultados satisfactorios porque consideran que «ha facilitado la integración de los inmigrantes que han escogido a Castilla y León para realizar su proyecto de vida, y sobre todo porque ha potenciado los efectos positivos de la inmigración en la sociedad». Esto es, las 167.000 personas inmigrantes que viven en la región contribuyen con su trabajo a generar riqueza, lo que a juicio de Mañueco «es algo que hay que destacar».

«El trabajo, el esfuerzo y la dedicación de los inmigrantes supone el 5% del PIB de la región, su consumo, por su gasto en bienes y servicios en Castilla y León, reporta más de 800 millones de euros anuales», asegura el consejero.
En la actualidad, como apunta Mañueco, hay 5.000 empresas vinculadas a personas inmigrantes en la comunidad autónoma, y además esas empresas permiten el mantenimiento de alrededor de 35.000 puestos de trabajo. Esto «genera un incremento en la recaudación de los impuestos, que permite costear ciertos servicios, y el incremento del capital en las arcas municipales y autonómicas».
La población foránea ha permitido frenar el problema de la despoblación en la región y especialmente en las zonas rurales, con la presencia de los niños que permiten el funcionamiento de los servicios educativos.
Igualdad de deberes
La Junta de Castilla y León, como declara el consejero, incide en que la integración «no se haga sólo en la línea de los derechos», sino que se haga de forma «plena» también en igualdad de deberes, exigiendo dentro de ésta el cumplimiento de las leyes y haciendo cumplir sus obligaciones como conocer la lengua española, algo que se les viene facilitando desde el ámbito de la educación.
En este plan garantizan derechos importantes para que tengan un acceso adecuado a determinados servicios (sanitarios, educativos, vivienda), un dato es el de los 77.000 inmigrantes incorporados al sistema sanitario, 36.000 al escolar y se han recibido 12.000 solicitudes de este colectivo para el programa de orientación profesional.

Mañueco recuerda que el proyecto de integración se firmó en acuerdo con los agentes sociales, UGT, CC OO y CECALE como así se hará con el segundo Plan de integración 2010- 2013.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de lsolera

LA SIRGA DE ALAR DEL REY

Jauría de lobos indómitos, pendencieros y algo vagos que cuelgan asuntos de interés sobre los tags reflejados más abajo (no los voy a repetir).
Lee con atención, pausas y siempre con música de fondo, un ron dominicano y una faria en los labios.
Que te cunda, amigo/a.
Por cierto, colaborar es facil: escribes de tu puño sobre nuestros asuntos, o bien, copias tu noticia de donde quieras y la pegas en el blog; así de sencillo. Lo llamamos voluntariado.
Salud, camioneros... o lo que seáis.

ver perfil »

Fans

  • octaviocortes73
  • cauci66
  • MARTA SEPÚLVEDA GÓNGORA
  • solrojosobrehiroshima
  • WWW.CASA DE ARTE .COM
  • ivette-duran-calderon
  • Daniel Yáñez González-Irún
  • Pedro Negrín Fernández
  • rock your soul
  • espartero
  • cardenoli
  • Jota Salas
  • arte for sale
  • Carlos Fuller