25 Mar 2012

Ruta Calzada Romana-Camino de los Arrieros.

Escrito por: patriciaycesar el 25 Mar 2012 - URL Permanente

Una de las mejores maneras de disfrutar de la primavera es pasear por Cuevas del Valle. Por todos es conocido los beneficios que reporta esta actividad, además de poder disfrutar del entorno, observar la fauna y flora de la zona...

Hoy daremos un paseo entre los términos municipales de Cuevas y Villarejo del Valle. Empezaremos la ruta por la Calzada Romana, desde la ermita de San Antonio dirección Puerto del Pico. Subiremos por “el Cordel” y antes de llegar a “Vuelta Llana” abandonaremos este camino, al empezar las curvas cerradas, (concretamente en la primera que gira a la izquierda) nos desviaremos por el camino que sale a nuestra derecha. En este pequeño claro hay un nacimiento de agua, donde crece boruja. Aquí empieza un largo descenso que terminaremos en el “Pino Padre”. Este es el denominado “Cordel de Villarejo” o “Ruta de los Arrieros”. La primera parte, conserva un buen empedrado, similar al de la Calzada, donde podremos observar alguna alcantarilla y algún “miliar” que ayudaba a los arrieros que subían por aquí ,desde Villarejo hacia al Puerto del Pico ,cargados con sus productos a no perder el camino durante el duro invierno.

En todo este trayecto podemos contemplar preciosos ejemplares de enebro. Los enebros son arbustos de fácil identificación, que crecen como auténticas bolas porque sus ramas nacen de todas las alturas y sus hojas son muy punzantes. Sus frutos son bayas esféricas verdes que pasan a un color marrón-violáceo cuando maduran.

Poco a poco van desapareciendo las piedras del suelo, y a los lados del camino de arena, surgen los pinos resineros.

Seguimos bajando y contemplando preciosas vistas de Cuevas del Valle. Casi al final de la bajada, a la derecha, encontramos un tramo en el que el pinar desaparece. Son “Los Quemaillos”, que como su nombre indica, es una zona que ha sido quemada en varias ocasiones. Ahora sólo hay zarzas, piornos y algún pequeño pino que ha salido adelante de las repoblaciones realizadas.

El camino termina uniéndose al de “los Rozos de Villarejo” y nosotros seguiremos hacia la derecha para terminar el paseo al llegar al “Pino Padre”.

En todo el recorrido podemos apreciar la gran biodiversidad de la zona y contemplar tomillos, escobas blancas y piornos, endrinos, saúcos, cantuesos…Con un poco más de atención observaremos huellas de corzo y jabalí, veremos alguna ardilla y contemplaremos aves como mirlos, gorriones, grajillas o zorzales.

Si ya habéis disfrutado de este paseo contadnos vuestra experiencia y si no lo habéis hecho todavía, ahora es un buen momento…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

ALBA

ALBA dijo

muy buen mapa!y una ruta muy bonita y no muy costosa.la recomiendo a toda la gente y de cualquier edad!

Adrián

Adrián dijo

Yo he hecho esa ruta, pero al revés, vi animales como corzos y picogordos,
¡Me lo pasé genial !

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono