09 Nov 2012

Níscalos.

Escrito por: patriciaycesar el 09 Nov 2012 - URL Permanente

Inmersos como estamos ya en el otoño, es momento de disfrutar de las setas. En Cuevas del Valle una de las más populares es níscalo (o mízcalo). Aparece con frecuencia en pinares, independiente del tipo de suelo, y se puede encontrar con relativa facilidad en otoños lluviosos.

Su nombre científico es Lactarius deliciosus, lo que confirma su calidad…

El níscalo tiene un sombrero de tamaño medio, carnoso, de color anaranjado y con vetas concéntricas más oscuras. Las láminas también son naranjas, apretadas, de fina textura y decurrentes (resbalan por el pie). El pie es corto y robusto más estrecho en la base, y en ejemplares adultos suele estar hueco.

Como todas las especies el género Lactarius segrega líquido al romperlos; en este caso es de color rojizo-anaranjado. Este hecho es el que provoca que, con el tiempo, el níscalo se vuelva verde por las zonas de corte.

Se puede consumir de diversas formas, pero las más habituales son a la pancha con ajo o con patatas cocidas... deliciosos!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Oct 2012

Amanita de los Césares.

Escrito por: patriciaycesar el 22 Oct 2012 - URL Permanente

Desde finales de verano y durante la primera mitad el otoño, cuando las temperaturas aún no han bajado en exceso y existe humedad, podemos encontrar entre los castaños de Cuevas del Valle, una seta considerada gastronómicamente un auténtico manjar, la Amanita Caesarea.

Además de ser apreciada en cocina, constituye una seta muy llamativa. Nace en forma de huevo, cubierta por una membrana blanca, que se rompe y deja ver la parte superior del sombrero como si fuese una yema. Tiene un sombrero de hasta 20 cm de diámetro de un bonito color anaranjado ( a veces con restos blanquecinos del velo). Las láminas son de un color amarillo muy característico. El pie es amplio y membranoso en forma de faldita. En la base tiene una volva blanca desarrollada en forma de saco.Su carne es blanca o ligeramente amarilla con cierto sabor dulce similar a la avellana

Se trata de una seta exquisita que suele consumirse a la plancha o en ensalada. Es muy apreciada pero exige mucho cuidado en el tratamiento porque es muy delicada y debe consumirse inmediatamente pues se descompone con facilidad. Hay que consumirla en cantidades moderadas porque puede resultar indigesta.

Su confusión con otras especies es difícil, pero hay que tener precaución si se recolectan en forma de huevo porque se puede confundir con la Amanita Muscaria; por lo que no se recomienda recolectarlas en esta forma.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

18 Dic 2011

Curiosidades micológicas

Escrito por: patriciaycesar el 18 Dic 2011 - URL Permanente

Tan sólo quedan unos días para la llegada del invierno y las temperaturas ya han descendido en los últimos días, por lo que creiamos terminada la temporada de setas,… pero no es así!

Este fin de semana dando un paseo por los pinares de Cuevas del Valle nos hemos encontrado varios ejemplares y hemos querido compartirlos con vosotros por ser especialmente curiosos.

Un tronco de pino con tres cagarrias, un hallazgo del que pocas veces disfrutamos…


Un hongo talla xxl, ¡el más grande que hemos visto nunca! Se trata de un Boletus pinícola, de más de tres kilos de peso , 40cm de diámetro y 1 metro de perímetro… ¡un ejemplar único!.

No todo puede ser tan grande, tambien vimos otra pequeña seta, posiblemente una Mycea, que crece sobre troncos muertos.

Esperamos que disfrutéis con las fotos casi tanto como nosotros al encontrarlas…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Dic 2011

Paseo entre setas.

Escrito por: patriciaycesar el 03 Dic 2011 - URL Permanente

Las setas han formado parte de nuestras vidas desde tiempo remotos. Se utilizaron como alimento, como remedios de enfermedades o como alucinógenos en fiestas y ceremonias. Conocida es la afición de griegos y romanos a algunos de estos manjares. Hasta pasada la Edad Media los hongos estuvieron envueltos en secretos y hoy en día nos sigue sorprendiendo su aparición en el campo.

Por suerte, y aunque las lluvias han sido escasas y tardías, este otoño hemos podido disfrutar, una vez más, del maravilloso mundo de las setas.

Hemos salido a dar un paseo por Cuevas del Valle y estos son algunos de los ejemplares que hemos podido fotografiar:

Oreja de Judas, auricularia auricularia-judae, se trata de una seta con forma de oreja arrugada y tacto aterciopelado, de consistencia gelatinosa. Se deshidrata en ambiente seco y recupera sus características con la humedad.

Crece sobre árboles vivos o muertos, en lugares húmedos y generalmente en otoño.

Es comestible y muy apreciada en la cocina oriental.

Boletus pinophilus, se conoce simplemente como hongo. Su sombrero es de color caoba y pie grueso y más claro.

Como su nombre indica, el boletus pinícola crece en pinares, preferiblemente entre pinos adultos.

Se le considera muy buen comestible

¡El ejemplar de la foto era un auténtica maravilla!

Macrolepiota procera, conocida en Cuevas como “seta de las viñas” o “seta de la anilla”. Presenta un gran sombrero de color marrón pálido cerrado, que se abre con el tiempo y con una mancha continua sobre el ápice, alrededor del cual aparecen escamas concéntricas. Sus láminas son libres y apretadas y presenta un característico anillo doble en el pie.

Crece en diferentes suelos, en claros de los bosques, junto a los caminos…

Es comestible y muy apreciada en todo el Valle del Tiétar.

Coprinus comatus, conocida como matacandil o barbuda. En San Esteban del Valle se le llama “galipiorno”. Es una seta pequeña de forma cilíndrica cubierta de escamas. Tiene láminas muy apretadas que pasan del blanco al rosa y después al negro por la maduración de las esporas.

Crece en suelos bien abonados, jardines, borde de caminos escombreras…

Es comestible, aunque se debe cocinar nada más recolectar.

Phallus impudicus o falo, por su peculiar forma. Aparece con forma de huevo y una vez maduro se rompe. Crece en bosques y jardines. Tiene un olor intenso, que atrae a los insectos, lo que facilita la dispersión de las esporas.

No tiene interes como comestible.

Mycena es un grupo de setas pequeñas de forma acampanada que se caracterizan por sus esporas de color blanco y un pie frágil y delgado. Se trata de un género que abarca más de 500 especies, por lo que su identificación es compleja.

Geaustrum vulgarum o estrella de tierra, es una seta curiosa que pertenece al grupo de los gastereomicetos, ya que producen las esporas en el interior y se abren cuando están maduras para ser liberadas al exterior.

Crecen en otoño sobre la tierra o entre los agujuos. No es comestible.

Lycoperdon perlatum, o pedo de lobo, es una seta pequeña y globosa que pasa de color blanco a marrón al madurar, que crece en bosques (encinas y pinares) y claros. Las esporas maduran dentro del hongo y una vez completada la madurez, cuando se pisa se dispersan millones de esporas en forma de una nube oscura, como una pequeña explosión.

Es comestible aunque apenas tiene interés culinario.

Por cierto, en Cuevas, existe una sociedad micologica, Amagredos, que realiza cursos y jornadas micológicas de modo anual para facilitar a los aficionados el reconocimiento y aprovechamiento de los diferentes tipos de setas

No debemos olvidar nunca que las setas desempeñan un importante papel en el ecosistema y por lo tanto, debemos cuidarlas y repetarlas, sin destrozar aquellas que no queramos recoger.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Nov 2011

Cagarria.

Escrito por: patriciaycesar el 19 Nov 2011 - URL Permanente

La llegada del otoño trae consigo la aparición de las primeras setas.

Una de las setas más tradicionales y deseada de Cuevas del Valle y en todo el Valle del Tiétar es la conocida como cagarria, cuyo nombre científico es “Sparissis crispa”

Se trata de una seta formada por ramificaciones a modo de coliflor o esponja de mar que crece sobre raíces, tocones y el pie de los pinos. ¡Es un auténtico placer encontrar una así, pegadita al pino!

La localización de cada cagarria es un secreto muy bien guardado, que llega a transmitirse de generación en generación.

Es una seta muy apreciada, excelente comestible, aunque requiere una concienzuda limpieza previa.

Se consume de distintas formas: rebozada, en revuelto, con patatas cocidas y hasta en sopa…Una de las rectas más populares es cocinarla con panceta y pimientos. Lo primero y fundamental es la limpieza. Hay que dejarla sumergida en agua durante varias horas. Después se hierve con agua y sal y se desecha el agua hasta tres veces. Así eliminamos restos de arena, agujuos internos o algún pequeño insecto que pueden esconderse en el interior. Se fríen los pimientos y la panceta en aceite de oliva. Parte de este aceite se utiliza también para freír la cagarria. Se mezcla todo y listo para consumir y disfrutar de un gran plato al alcance de tan sólo unos pocos privilegiados.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live