21 Dic 2008

EL MISTERIO DE LA ARQUITECTURA... CXXI

Escrito por: elefanteblancoster el 21 Dic 2008 - URL Permanente

Hay imágenes en las que hay mucho que ver, disfrutar y reflexionar, son imágenes que cuentan historias o nos hablan de retazos y formas de vida que nos abren o amplían los nuestros. Esta que hoy os ofrezco es, desde mi punto de vista, una de ellas. Está tomada en uno de los patios de la que fue la parte más prohibida de la Ciudad Prohibida en Pekín: la zona destinada a las mujeres. En ella podeis ver, atravesando esa curiosa puerta sólo pensada para el disfrute, a uno de los jardineros o magos de la naturaleza que existen en China desde hace más de mil años. Él, heredero de una antigua tradición que combina el agua, la tierra y la vegetación de infinitas maneras, ya sea en un pequeño rincón como el que abandona en esos momentos, o en una enorme extensión como las orillas de un inmenso lago, es una persona de avanzada edad con un atuendo que recuerda épocas pasadas y recientes de su país. Es muy posible que naciera antes de la revolución que se produjo en su tierra hace sesenta años, que tuviera una férrea educación aparentemente moderna pero anclada en el confucianismo tradicional y que, cuando ya era más que adulto haya pasado por un duro período de reeducación que probablemente no ha restado su inquebrantable confianza en el peculiar régimen político que gobierna su inmensa tierra. Seguramente está orgulloso de poder cuidar esos rincones palaciegos con el mimo que empleaban hasta hace cien años sus compatriotas eunucos.

El gesto de humildad del hombre parece subrayar la magnificencia puramente china e imperial que lo rodea y que, a su vez, parece hablarnos del paso del tiempo con su ajada realidad. Podemos ver el rojo que es el color de la suerte y la felicidad en China, el amarillo de las tejas, reservado al emperador, los geniecillos de los tejados que protegen las construcciones de los malos espíritus, y la sabia mezcla de arquitectura y naturaleza ordenada que es una de las invenciones chinas más trascendentes, aunque en la actualidad los propios chinos sean los abanderados de una forma de construir que casi nada tiene de esa tradición inventada por ellos mismos.

Además de todo esto hay que decir que la imagen es irrepetible, no sólo por la presencia de ese personaje sino porque a estas alturas habrá terminado la restauración del Palacio Imperial de Pekín, y esos rojos únicos manchados y desgastados por el paso del tiempo estarán impolutos, aunque quizá con menos vida.

Sí, ya sé que me he extendido mucho, pero con esto no quiero quitaros la palabra, amigos, sino dárosla. Vosotros ¿qué veis?

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Manuel Cascales Guindos dijo

Magnifica foto de tu estupenda forma de ver las cosas, saludos y un abrazo.

Cástor Olcoz dijo

Este escenario con su tramoya vieja y su ambiente solitario
me evoca una China antigua, me trae a la mente escenas
del un pasado más literario que real, el único que yo pude
intuir en libros de juventud. El colorido, entre misterioso y
gastado, rima con ese mundo oriental y misterioso de mis
fantasías. Un abrazo pre-navideño

Pato Blanco dijo

Antes de leerte un chamizo especial.... después un sueño de hadas.

Anónimo

Anónimo dijo

asi es un gran misterio.

feliz navidad, te desea estrelli.

miabuelapepa dijo

bonitas elucubraciones

NuriaNómada dijo

Prefiero los rojos sin restaurar, con la huella del paso del tiempo, tal como los vi yo.
Me gusta que digas que el jardinero es un mago de la naturaleza, creo que la moldea como un artista.

La arquitectura china para mí también tiene toda la magia de una cultura milenaria. Y la arquitectura y la naturaleza aliadas son una sabia conjunción. Gracias por tus palabras y tus imágenes aliadas. Un abrazo, Alfonso.

eloymo dijo

Preciosa foto.

Juanjo Albors dijo

Pues como soy un poco bruto y ya vosotros habéis visto y comentario lo poético y admirable, me pregunto ¿como habrá conseguido ese árbol central sobre la puerta vivir en una situación tan precaria? ¿será realmente un símbolo antes que un árbol, para enseñar a todos los visitantes que, al igual que él, los hombre no deben humillarse ante costumbres ancestrales sólo por que lo sean? Quizás ese árbol de comportamiento tan occidental está allí, perviviendo, para enseñar al mundo que las gentes humildes como ese jardinero son las víctimas propiciatorias de las costumbres ancestrales que protegen sus tejados de los malos espíritus ignorando que esos mismos tejados protegen de la lluvia a los auténticos malos espíritus que habitan en el interior.

Armando Alonso

Armando Alonso dijo

Ni entiendo de arquitectura ni conozco China, pero gracias a tus explicaciones, voy conociendo, poco a poco, algún que otro secreto de la arquitectura y admirando tus maravillosas fotos de China.
Un Fuerte abrazo.

mjvipra dijo

Veo la decadencia de un Imperio y la pequeñez de un hombre...

EUROTOPIA dijo

Estupenda imagen con ‘esos rojos únicos manchados’ y magnifico texto que nos hace disfrutar más si cabe de ella.
Un abrazo y Felices Navidades.

paco-nadal dijo

Pues yo veo, como tu bien apuntas, esa China milenaria y sabia que, por lo poco que conozco de allá, ha desaparecido casi por completo (si es que alguna vez existió más allá de en nuestro imaginario). Pienso en esa foto y en el Shangai actual y me pregunto si corresponden al mismo país.
Saludos

arco dijo

Si he de serte sincero, disfruto mucho más las imágenes que nos regalas cuando las acompañas de algún comentario, como ahora. Primero porque tus palabras suelen ser sabias; segundo porque nos proporcionan claves que estaban en tu mente al publicar, pero que en la nuestra aparecerán dificilmente sin el estímulo conveniente.
Feliz Navidad y un fuerte abrazo.

blasftome dijo

Juraría que por esa puerta cruzó mi cuerpo y mi espíritu, pero no lo recuerdo. Sólo de manera vaga.
No obstante, todos sabemos de la ingeniería china y con sus variantes. La naturaleza condensada en los bellos jardines. Todo una mezcla de amor a la naturaleza, a las tradiciones, a la religión. En resumen, a la vida.
Hablas de "gesto de humildad" del jardinero ¿no sería de sometimiento?. Ay, si Confucio levantara la cabeza.
Un abrazo, colega.

Milano dijo

...un hombre cansado para el que no existen nada más allá de esos muros. O sea, un hombre perfectamemnte feliz.

kovalam

kovalam dijo

Yo veo armonía de volúmenes, colores y texturas. Veo belleza, serenidad, historia... El resto lo completa tu magnífico texto.

Que pases unas fiestas tan gratas como te sea posible, que disfrutes de cada momento y que el año próximo se cumpla al menos uno de tus mayores deseos.

Un abrazo amigo mío

helena dijo

Querido Alfonso, que la magia que expresan tu fotografía, tus palabras y la Navidad haga (o nos haga creer) que todo sea posible.

Un beso y Felicidad.

fernando-flores dijo

Aprovecho para desearte una bonita navidad y un 2009 que colme tus deseos.
Un abrazo

J Ruiz. Maestro Fontanero y Patron de Pesca. dijo

Grandes felicitaciones navideñas para mi gran amigo Elefante.

isaperezdelpulgar dijo

Un joyero cerrado.............precioso pero una jaula de oro.

Felicidades¡

Un beso

treze

treze dijo

es lo que tu dices alfonso, yo veo la esencia de la antigua china, llena de misterios y de inmensos palacios y jardines, la que estamos acostumbrado a ver en las peliculas de antes
un abrazo

Carisdul dijo

Paz, felicidad es lo que te deso de todo corazón.

Un abrazo.

Rosa Niña Guerrera dijo

Primero, como mexicana veo en tu relato un españolismo que tanto gusta aquí entre los paisanos, a mí. Segundo... El paso del tiempo no puede ni podrá ser disfrazado por más que se intente. Se podrá resanar grietas físicas e inmateriales, pero nunca se podrá borrar la mano que no caduca. Sin embargo, me ha gustado como resaltas la belleza que precisamente las inclemencias del tiempo, se han encargado de hacer notar desde otra mirada como tu lo has hecho.

Ilona Gogh dijo

Alfonso..., una hermosa fotografía que me ha evocado la filosofía antigua del I Ching.., que con la puerta octogonal en el centro de la imágen, sólo hizo resaltar aún más.
Para todos será conocido el símbolo del ocho, que podemos encontrar en muchas construcciones octogonales, acá en España también, que suyacen en sabidurías astronómicas antiguas alteradas más tarde según las circunstancias e intereses correspondientes, pero que pervive en la conciencia universal.
En suma;el símbolo de la plenitud y de la regenaración.
Gracias y muchos besos.

lola75 dijo

El texto es bellísimo,..más que en si mismo ,..como nos lo cuentas...Es verdad que primero debe leerse la historia que narras ...y después recrearnos en la imagen y que vuelen los pensamientos...

un beso

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de elefanteblancoster

EL MISTERIO DE LA ARQUITECTURA

ALFONSO DICE: LA ARQUITECTURA ES UNA ACTIVIDAD HUMANA QUE PUEDE SIMBOLIZAR, CON SU CONSTANTE PRESENCIA, EL RASTRO QUE NUESTRAS ACCIONES DEJAN EN EL MUNDO.
Todas las imágenes y textos son originales del autor de este cuaderno salvo que se especifique expresamente lo contrario.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):