14 Ago 2012

No entiendo a las mujeres y a los hombres tampoco…

Escrito por: Judas el Viejo el 14 Ago 2012 - URL Permanente


Una piedra, un árbol añoso, una vaca vieja no tienen ningún poder sobre nuestro corazón, pero nos basta con ver un brote minúsculo, un pájaro que se ha caído del nido o un gatito maullando en un saco, para perder el juicio. Y el poder de los niños es aún mayor, porque nos dicen que es posible volver a empezar.



El dolor y la muerte siempre estaban cerca de nosotras, las mujeres. Por eso me gustaba la Virgen, porque era como las otras madres del mundo, siempre pidiendo cosas que no se podían cumplir. Si no había podido salvar a su hijo, ¿Cómo iba a poder ayudarnos a nosotros? Me arrodillaba y le decía ¿Y ahora qué hacemos? Y ella, desde lo alto, en el altar, rodeada de ángeles y racimos de oro, me contestaba:

Consentir, qué otra cosa podemos hacer.


Y por primera vez se dio cuenta de que en él había algo oscuro que la llenaba de temor. Algo que mantenía oculto. El cuarto de la mujer loca, como pasaba en Jane Eyre, la película de Joan Fontaine.

- ­Llegamos demasiado tarde a la vida de los hombres que amamos. ¿Cómo podemos saber qué hicieron antes de conocernos?- razonaba ella.

Mi madre decía que las mujeres se equivocaban al creer que podían enseñar a los hombres a empezar junto a ellas una nueva vida. Esto no era posible, porque nadie podía separarse de su pasado. En la película de Joan Fontaine, un incendio acaba con la vida de la mujer loca, lo que les permite casarse y ser felices, pero en la vida real no solían pasar estas cosas.

- Es más – añadía-, en la vida real casi siempre terminas descubriendo que la mujer loca eres tú.


Se lamentaba de no haber tenido más aventuras, más novios, haber conocido a otros hombres para poder comparar. Ella pensaba que nuestro pecho guarda muchos corazones distintos, y cada corazón tiene su propia vida y sus propios anhelos. Pero como sólo prestamos atención a uno de ellos, los otros poco a poco se van muriendo: son como esos pájaros a los que la madre no da de comer. Por eso hombres y mujeres se entristecen al dejar atrás su juventud, porque sus pechos están llenos de corazones muertos y se acuerdan de cuando los sentían latir y de todo lo que les pedían y se arrepienten de no habérselo dado.


Agustín Martin Garzo Fragmentos “La carta cerrada”

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

casajuntoalrio

casajuntoalrio dijo

Lamentos y pájaros... He recordado la canción de Ismael Serrano Pajaros en la cabeza, no se por ke pero no se dejarte el link.
Espero que te encuentres bien J. Yo voy haciendo lo que puedo. Cada vez es todo más dificil pero aumentan mis deseos de sencillez, simplicidad...Joder, ya estoy pensando en una cabaña en el monte, cabras , hierbas, estrellas...soy un hippie frustrado. Tal vez cuando me jubile glup & glup.De momento aquí sigo, en la margen izquierda del Ebro no se como decir, shockado, impactado, alucinado ante los momentos que vivimos. La verdad es que también algo asustado. La fatalidad con la que todo pasa. La guerra omnipresente, la violencia, el hambre la brutalidad de los estados . Ahora mismo la falta de futuro y de motivación.Las mentiras y la conducción de la opinión. El perfil bajo que llena el mundo actual y del que formamos parte.
Kiero el poema
El origen solar
El aire
Eso quiero y no me conformaré con menos.
Dale un abrazo al camello.
Mis mejores deseos y un abrazo.

Judas el Viejo dijo

Kasa, no te puedes hacer una idea de la satisfacción, que me ha hecho sentir tu visita. ¡Se te echa de menos! Y más aún en estos tiempos, tan de barbecho. Tienes razón, somos unos hippies a los que no nos dejaron salir del armario, nuestras elecciones selectivas y nuestra realidad (de niños responsables en un país en dictadura). ¿Qué como estoy? Pues como tú… juas juas juas… aturdido y shockado tras el fuerte impacto de esta “estafa” y el secuestro de todas las justicias conseguidas. Y me identifico con todos tus anhelos; simplicidad. Si por nosotros solo fuera, no tendríamos ningún problema… Aire, Sol y Versos… Alguna patata y un tinto cosechero para festejar. Pero por suerte, y repito por suerte, no estamos solos y tendremos que barajar. No nos queda otra, que conseguir la motivación, para luchar por un futuro mejor, para los que vendrán. Tanto tú como yo, hemos sido niños serios y responsables y nos hemos forjado en el compromiso “por los demás”. Nuestro carácter ya, no puede variar. Pero siempre avanzando hacia la sencillez y la autenticidad, tenemos bien el rumbo… ¡alégrate! Y como de costumbre contra la corriente general, es un síntoma cojonudo, no podemos fallar…

Cuatro palmadas en los omóplatos, fuertes y sonoras, amigo.

Antonio Fernández López dijo

Primero, que bienvenido ese hocico de camello, que ojalá me diga que podemos iniciar este toma y daca de palabras que terminen enriqueciéndonos. Ojalá. Segundo que me gusta esa especie de crónica sentimental del mundo femenino. Yo no sé si es así. lo que sí puedo atestiguar es que el mundo sentimental para el que nos han criado, sobre todo a ellas es para algo muy restringido. encontrar a quien dar el corazón y, más o menos, que haga con él lo que quiera: hasdta maltratarlo en muchos casos y eso verdaderamente es demasiado poco y necesita una revisión fundamental. Un abrazo

Judas el Viejo dijo

Nuestra educación sentimental, es tan importante o más que tecnológica o técnica. Decimos que vivimos en una era de practicismo y no es verdad… si fuéramos realmente, tan listorros, les dedicaríamos mucho más tiempo a nuestras sensaciones y sentimientos, a entender sus mecanismos; sin duda nos reportaría más placer, que un ascenso en la escala económica o unas vacaciones al tercer mundo del Caribe con una pulserita de todo incluido… juas juas jaus, por ejemplo.

Gracias por tu bienvenida al morro del camello, Antonio.

Un abrazo

Anónimo

Anónimo dijo

hola, yo hice esa pintada que aparece en tu blog, es plaza comendadoras, me hizo mucha ilusión ver que te gustaron, te dejo mi mail y me cuentas que te inspiraron ok? ivancandela@hotmail.com
gracias

Judas el Viejo dijo

Si me gustaron esos “símbolos” de la separación de sexos, a la entrada del colegio de las Comendadoras, gracias a ti.

Un saludo

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Tags

Fans

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Sobre este blog

Avatar de Judas el Viejo

EL JARDÍN DE EPICURO

Hay gente que si y gente que no… al camello y a mí nos gusta la buena gente, nada mas…

ver perfil »

Texto