Escool

18 May 2009

Escrito por susanapdp

18 May 2009 - Enlace

La educación como excusa

Sólo se acuerda la gente de la educación cuando le interesa. Apoyarla con promesas que sólo se pueden cumplir a largo plazo desde el escenario de un mitin queda realmente bien o afirmar en un encuentro o en una conferencia magistral ante jóvenes lo importante que es su formación. Los políticos y muchos responsables de las empresas (incluidos la mayoría de los medios de comunicación) tienen la frecuente tentación de hablar de educación porque queda bien. Pero la realidad es que a la hora de invertir de verdad en ella, bien sea contribuyendo a elevar el porcentaje del PIB que se destina a educación, invirtiendo en serio en formación y reciclaje o, en el caso de los medios de comunicación, por ejemplo, dando más protagonismo a las informaciones de educación en las portadas, ya nadie se sus palabras.

El fondo del problema es que la educación está maldita. Sufre la maldición de no vender. Algo que tiene en común, por cierto, con el resto de las humanidades, con sus correspondientes repercusiones para todas ellas, de las que espero que hablemos en algún momento. El caso es que, a la hora de la verdad, la educación tampoco parece importar tanto a la sociedad. De hecho, no mueve ni un solo voto, lo hacen otros temas, ni hacia el rojo ni hacia el azul ni hacia las tonalidades intermedias. Y esto tiene sus repercusiones, políticas y sociales. Tampoco la educación da dinero a espuertas. Hay empresas dedicadas a temas educativos a las que les va bien, pero no es una gran área para hacerse millonario. De hecho, no hay más publicaciones de educación porque la publicidad más potente no procede del mundo de la formación reglada sino de las escuelas de negocios, por lo que va mayoritariamente a financiar publicaciones o suplementos destinados a ese sector. Y padece otra maldición más: para lo que sí ha interesado siempre la educación es para inculcar ideologías. Esto hace que un pacto por la educación, como el que busca el nuevo ministro Ángel Gabilondo, sea algo realmente difícil de lograr, al menos en el ámbito político. Ese uso de la educación se ha traducido en los últimos años en España en cambios legales sucesivos según el partido que entrara a gobernar, lo que no da demasiado equilibrio al sistema y menos aún al trabajo de los centros educativos y al de todos los afectados por tanta reforma, empezando por los alumnos. Cambios que a menudo se han hecho gratis. Basta una reforma legislativa para inclinar la educación a favorecer a los que tienen menos recursos o para ponerlos a trabajar lo antes posible y facilitar así el camino a los que cuentan con más y se pueden permitir repetir y tripitir. Con las leyes se puede inclinar la educación, matizo, al menos sobre el papel. Otra cosa es sobre las aulas, en las que afortunadamente siguen teniendo soberanía en la instrucción (libertad de cátedra) los profesores.

Lo que de verdad puede mover, impulsar, la educación de un país es una buena apuesta política siempre que vaya acompañada de otra también buena apuesta financiera. A los que defendemos de forma casi obsesiva que esa vinculación es imprescindible siempre hay alguien en la mesa del comedor del restaurante de postín, en la tertulia en petit comité o en la la mesa redonda de turno que nos recuerda que sin un buen proyecto los fondos se desperdician. De acuerdo. Pero sin fondos suficientes no hay proyecto que se pueda poner en marcha en condiciones. Pregunten a los profesores y a los directores de los centros mareados con el ruido de las reformas.

En el ámbito periodístico, como decía al principio, también se ve la falta de una verdadera apuesta por estos temas. Todavía está por ver un estudiante de periodismo con vocación de especializarse en la educación. Todos quieren ser nada más salir de las aulas corresponsales de guerra o incluso los hay que editorialistas. Aunque, en realidad, no hay nada mejor que un buen generalista, eso sí, con olfato y capacidad analítica. Todo esto lo digo, no por hablar de esta profesión, que poco importa en este análisis, sino como excusa para hacer caer en la cuenta de un hecho que suele pasar desapercibido: cualquier especialista que trabaje en contacto con el mundo educativo tiene el privilegio de tener contacto permanente con compañeros o fuentes de información cuya herramienta de trabajo es el conocimiento. Ese especialista dispone así de una llave que le permite conocer a los principales expertos de todas las áreas (la sanidad, el derecho, la ingeniería, la política...). Los buenos cerebros están o han estado vinculados a la Universidad o a otros centros de conocimiento (institutos de formación, de investigación, másteres...). Si esto se aprecia, la educación puede usarse como excusa para un buen fin, el de pegarse a los que saben y sacarle todo el partido posible a su conocimiento. Es sano hacerles caso para lo privado, pero también para lo público.

4 comentarios Escribe tu comentario

Mónica Jiménez

Mónica Jiménez dijo

Hola a Susana!: soy profesora de Servicios a la Comunidad y quería hacerte llegar la situación que estamos viviendo en los IES de la Comunidad de Madrid en este mes de mayo.

El colectivo de Profesorado Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC), hemos tenido noticia de que la Consejería de Educación del gobierno de la Comunidad de Madrid, a través de las Unidades de Programas Educativos de las diferentes Direcciones de Área Territoriales (DAT), ha decidido unilateralmente reducir las plazas del profesorado que está adscrito administrativamente a los Programas de Compensatoria y de Integración de diversos centros públicos, sin justificación válida y sin analizar las necesidades de los centros educativos y su alumnado, sino simplemente con intención de recortar gastos. Esto supondrá para el curso que viene la desaparición en la región de cerca de 100 puestos de trabajo de profesorado especializado en la atención del alumnado con más necesidades de apoyo educativo y social

Los programas educativos mencionados, Compensatoria e Integración, vienen establecidos por la LOE en su Título II .-Equidad Educativa y Compensación de Desigualdades-, y están dirigidos al alumnado con necesidades educativas específicas, tanto derivadas de su situación de desventaja social (minorías étnicas, inmigrantes, exclusión social), como por la desventaja que supone alguna limitación por limitación cognitiva y/o discapacidad, por lo que la supresión de estas plazas de profesorado afectará de forma muy significativa a este alumnado, precisamente el más desfavorecido y necesitado de apoyo, así como a la calidad del servicio público que presta la Escuela Pública en Madrid.

Con este escrito informamos de estos hechos, que tendrán sin duda efectos negativos para la intervención socioeducativa en los programas y territorio de actuación que tenemos en común, y pedimos a vuestra Institución/Servicios que difunda esta información, así como su apoyo y solidaridad con los/as compañeros/as afectados por estos recortes de empleo, que afecta a determinadas especialidades de profesorado y al colectivo de funcionarios/as interinos/as: Maestros/as de Pedagogía Terapéutica (PT), maestros/as de Audición y Lenguaje (AL), Maestros/as adscritos como profesorado de compensatoria, y Profesorado Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC).

Como parte de las movilizaciones, tendrá lugar una MANIFESTACIÓN por la enseñanza pública, el próximo jUEVES 28 de MAYO a las 18:30 desde Cibeles hasta el metro Sevilla. Por favor si pudieras ayudarnos en la difusión y denuncia de esta situación..

Muchísimas gracias. Un saludo.

25 Mayo 2009, 20:00

DaniC.

DaniC. dijo

Yo creo que a la sociedad sí le importa la educación, puede que no le importe lo que los periodistas educativos escribimos. Puede que la educación no arrastre tantos votos a favor, pero estoy convencido de que, mal llevada, la política educativa puede mover muchos votos en contra. En el pasado lo ha hecho, y tú lo sabes mejor que nadie, porque llevas mucho tiempo metida en estas historias. Los partidos que han gobernado han aspirado a reeditar una y otra vez la cacareada reforma educativa, pero a lo máximo que han llegado es a acometer una reforma legislativa que aspira a cambiar la forma de hacer escuela. El problema, como suele decirse, es que, en ocasiones, la ley no rige per se. ¿La educación no arrastra votos? Creo que si el PP llegara al Gobierno e impusiera la religión como asignatura obligatoria de Infantil a Secundaria, el PSOE conseguiría muchos nuevos votantes, algo que, por cierto, no le va a ocurrir al PP con su campaña contra Ciudadanía. El partido socialista es capaz de explotar los valores sociales de la escuela pública más desde la oposición que desde el gobierno, no por nada, sino porque muchos votantes de izquierda tienen más claro lo que no consienten que lo que realmente quieren. Me alegro de que tengas este blog, te sienta muy bien. d.

26 Mayo 2009, 11:32

Ilenia

Ilenia dijo

Hay un proverbio indio que dice “a un niño lo educa toda la tribu”. Nunca he oído algo tan cierto resumido en tan pocas palabras. Al hablar de educación las miradas se tornan del padre a la madre, de la familia al profesor, del profesor al director del centro, de la dirección a la inspección y de la inspección al ministerio. Es una locura, una locura que excluye a los auténticos protagonistas que son nuestros hijos, ellos escuchan, miran, y no comprenden el revuelo que levantan, pero a ellos ¿quién los mira? Se han vuelto invisibles.

No es cierto que la educación sea un tema que no preocupe. Preocupa y mucho. Y nos preocupa a todos. Al padre que no puede con sus hijos, al vecino que sufre las faltas de respeto y cortesía, al profesor que ve ha perdido autoridad, a los empresarios que ven la falta de mano de obra cualificada…el problema es que no estamos dispuestos a asumir la parte que nos corresponde, es más sencillo cargar las espadas contra los demás. Y es por ello que la educación está maldita. Está maldita porque hemos perdido la capacidad de decir “no”. Lo peor de todo es que no somos conscientes de ello. Cuando se habla sobre el tema, que se habla y mucho, quien más quien menos contesta: yo a mis hijos les digo muchas veces que no. No se dan cuenta de que lo que están diciendo no es “no”, es “más tarde”. Los niños y adolescentes, bastante más listos, lo saben. Sólo tienen que esperar lo suficiente.

Otro tema son las reformas legislativas, siempre intentando adaptarse a los cambios, porque hay que reconocer que de unos años a esta parte, las cosas han cambiado mucho y a velocidades de vértigo, tanto en lo económico, como en lo social, como en lo científico. La llegada de la inmigración, los avances tecnológicos, los nuevos descubrimientos científicos, los problemas económicos y medioambientales, situaciones todas que nos cogen por sorpresa y nos asustan. Las reformas son necesarias, pero resultan infructuosas. Y no dan fruto porque aunque la sociedad cambie, las personas somos reacias cambiar. Está en nuestra naturaleza el anclarnos a nuestras costumbres y tradiciones, así lo afirman los miembros del “Club de Roma” y así lo comprobamos día tras día. Todavía hay quien, renegando de los años de dictadura, añora su sistema educativo.

Es cierto que tras un proyecto debe de haber una financiación, pero sólo la financiación no garantiza la prosperidad de un proyecto. La educación no es sólo un proyecto, es una responsabilidad, la responsabilidad de todos. Y mientras no estemos dispuestos a adaptarnos a los cambios, cambiando con ellos, todo será inútil. Y sin embargo, parece tan sencillo, bastaría con girar la cabeza hacia el niño y enterrar el hacha de guerra. Bastaría con saber dialogar.

26 Mayo 2009, 22:59

Akeno

Akeno dijo

¿cómo va a querer nadie que seamos cada vez más educados y civilizados?.Si el que no lo seamos rinde y se adapta mejor al sistema que todo lo cosifica,cuantifica,mide y pone precio.
Si tuviéramos educación y conducta cívica no necesitaríamos muchos organismos que se dedican a limitar, reconducir,reprimir y juzgar nuestras deficiencias y desconocimientos más elementales.
un saludo.

29 Mayo 2009, 13:25

Este blog tiene activada la moderación de comentarios. Tu comentario aparecerá cuando el dueño del blog lo apruebe.
Escribe tu comentario
Avatar de susanapdp

susanapdp

Un espacio para intentar demostrar que los temas sociales, como la educación, la `school´ en el sentido amplio y universal de la palabra, sí es `cool´ y que otros temas sociales, como la inmigración también lo son. Opinaremos sin tapujos ni titubeos. Un blog para hablar de política social, para analizarla y demostrar que la política nos afecta a todos y sí puede ser atractiva. Abierto a curiosidades y frivolidades. Pero, sobre todo, abierto a todos. Con cabida de la literatura, el cine, la música… del arte. Sin aceptar descalificaciones. Nos ponemos el casco azul. Con él observaremos y contaremos. Con datos y con opiniones.
(Autor de las fotos de Susana: Gorka Lejarcegi)

susanapdp

La autora


Ha sido Jefa de Sección de Sociedad y responsable de Educación de EL PAÍS desde 2000 a 2010. Actualmente lo es en la sección de Política Nacional del mismo diario y se ocupa de los temas de Inmigración. Ha ganado el premio Esteban S. Barcia de Periodismo Educativo de la Fundación de la Universidad Complutense y el Premio de Periodismo 2009 de la Fundación Conocimiento y Desarrollo. Ha publicado "El papel de los padres en el éxito escolar de los hijos" (Editorial Aguilar), prepara "La educación de los hijos contada con sencillez" para la editorial Maeva y un libro de cocina para jóvenes, "Recetas que se salen".

Amigos

  • Natalia Marcos
  • rosajc
  • Patita de Goma
  • Victoriano Izquierdo
  • paco-nadal
  • Fernando Garea
  • dario-manrique
  • mikel urmeneta
  • Pere Estupinya
  • fernando-navarro

Ídolos

  • Ángeles Mastretta
  • jmpardellas
  • james-blog
  • Ángeles Mastretta

Fans

  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • apolvorinos
  • lca
  • Ricardo Gonzalez

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Viñetas

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Vídeos

Esperando Contenido Widget ...