Escool

Hay 2 artículos con el tag política en el blog escool. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con política

Escrito por susana-pdp

19 May 2009 - Enlace

Una pastilla de emergencia

Una amiga me llamó un viernes de puente en Madrid con un ataque de nervios. Se le había roto el preservativo esa noche y estaba aterrada con la idea de haberse quedado embarazada. Las urgencias estaban repletas y los centros de salud, cerrados. Localizó a su ginecólogo en Roma. Le dijo que acudiera a un farmacéutico de confianza y le dijera que llevaba la receta el lunes siguiente. De confianza no tenía ninguno, así que empezamos a deambular por las farmacias de guardia. Fue imposible y muy estresante. ¿Es razonable que una mujer de 25 años pase por esta situación?

Los que hablan de los “peligros” de la medida que acaba de aprobar el Gobierno, vender esta píldora sin receta en las farmacias, no sé si conocen bien la cantidad de situaciones dispares que se pueden dar. Ante la imposibilidad de tener estadísticas sobre cuántas mujeres han pasado por una situación parecida a la descrita y no han logrado la pastilla, opté por comentarlo en varios círculos cercanos y calculé que una mujer que usa métodos anticonceptivos habitualmente puede pasar tres o cuatro veces en su vida por algo semejante. Muchas de las que se quedan sin tomar esta píldora dejan pasar los días, por vergüenza, miedo o inexperiencia, hasta que se confirma su embarazo. Después, son muchas también las que recurren a un aborto. A uno de verdad. ¿Tomarse una pastilla preventiva en las 72 horas siguiente de haber mantenido relaciones sexuales sin tomar precauciones es un aborto? Si puede que en muchos casos ni siquiera se esté embarazada. Además, el simple acto de prevención puede tomarse también como de responsabilidad.

Los efectos secundarios que se pueden sufrir con esta píldora, según los propios prospectos, no son nada agradables. Náuseas, taquicardias, desarreglos hormonales… Como anticonceptivo habitual es una barbaridad, pero no como lo que es, un sistema de emergencia. Alguien se lo tendrá que explicar bien a los jóvenes y a los no tan jóvenes. Porque hay chicos de 20 años muy responsables con el sexo y hombres de 40 que no lo son en absoluto.

Hablar de sexo sigue siendo un tabú en muchas familias. Decir lo contrario es eludir la realidad y los resultados de muchos estudios y las opiniones de médicos y otros expertos. Entrado el siglo XXI, aunque muchos padres (sobre todo madres) hablan del tema con sus hijos, hay gran cantidad que lo eluden, lo mencionan de pasada o simplemente les dicen en plena adolescencia que les pregunten si quieren saber algo, lo que no suelen hacer. En la escuela, la educación sexual se enseña en la actualidad en la asignatura tan cuestionada de Educación para la Ciudadanía y se imparte también (desde comienzos de los años noventa, desde primaria al bachillerato) dentro de otras materias o en charlas puntuales. Ahora, con este método de emergencia al alcance de todos, se debería hacer un nuevo esfuerzo colectivo para que a jóvenes y mayores les quede claro en qué consiste. Porque las posturas más puritanas son muy respetables, como cualquier opción individual, pero tener información veraz es lo que de verdad les va a servir a las personas que piensen en recurrir a esta píldora y esa información no tiene precio cuando se tienen que tomar decisiones tan serias en la vida.

Escrito por susana-pdp

18 May 2009 - Enlace

La educación como excusa

Sólo se acuerda la gente de la educación cuando le interesa. Apoyarla con promesas que sólo se pueden cumplir a largo plazo desde el escenario de un mitin queda realmente bien o afirmar en un encuentro o en una conferencia magistral ante jóvenes lo importante que es su formación. Los políticos y muchos responsables de las empresas (incluidos la mayoría de los medios de comunicación) tienen la frecuente tentación de hablar de educación porque queda bien. Pero la realidad es que a la hora de invertir de verdad en ella, bien sea contribuyendo a elevar el porcentaje del PIB que se destina a educación, invirtiendo en serio en formación y reciclaje o, en el caso de los medios de comunicación, por ejemplo, dando más protagonismo a las informaciones de educación en las portadas, ya nadie se sus palabras.

El fondo del problema es que la educación está maldita. Sufre la maldición de no vender. Algo que tiene en común, por cierto, con el resto de las humanidades, con sus correspondientes repercusiones para todas ellas, de las que espero que hablemos en algún momento. El caso es que, a la hora de la verdad, la educación tampoco parece importar tanto a la sociedad. De hecho, no mueve ni un solo voto, lo hacen otros temas, ni hacia el rojo ni hacia el azul ni hacia las tonalidades intermedias. Y esto tiene sus repercusiones, políticas y sociales. Tampoco la educación da dinero a espuertas. Hay empresas dedicadas a temas educativos a las que les va bien, pero no es una gran área para hacerse millonario. De hecho, no hay más publicaciones de educación porque la publicidad más potente no procede del mundo de la formación reglada sino de las escuelas de negocios, por lo que va mayoritariamente a financiar publicaciones o suplementos destinados a ese sector. Y padece otra maldición más: para lo que sí ha interesado siempre la educación es para inculcar ideologías. Esto hace que un pacto por la educación, como el que busca el nuevo ministro Ángel Gabilondo, sea algo realmente difícil de lograr, al menos en el ámbito político. Ese uso de la educación se ha traducido en los últimos años en España en cambios legales sucesivos según el partido que entrara a gobernar, lo que no da demasiado equilibrio al sistema y menos aún al trabajo de los centros educativos y al de todos los afectados por tanta reforma, empezando por los alumnos. Cambios que a menudo se han hecho gratis. Basta una reforma legislativa para inclinar la educación a favorecer a los que tienen menos recursos o para ponerlos a trabajar lo antes posible y facilitar así el camino a los que cuentan con más y se pueden permitir repetir y tripitir. Con las leyes se puede inclinar la educación, matizo, al menos sobre el papel. Otra cosa es sobre las aulas, en las que afortunadamente siguen teniendo soberanía en la instrucción (libertad de cátedra) los profesores.

Lo que de verdad puede mover, impulsar, la educación de un país es una buena apuesta política siempre que vaya acompañada de otra también buena apuesta financiera. A los que defendemos de forma casi obsesiva que esa vinculación es imprescindible siempre hay alguien en la mesa del comedor del restaurante de postín, en la tertulia en petit comité o en la la mesa redonda de turno que nos recuerda que sin un buen proyecto los fondos se desperdician. De acuerdo. Pero sin fondos suficientes no hay proyecto que se pueda poner en marcha en condiciones. Pregunten a los profesores y a los directores de los centros mareados con el ruido de las reformas.

En el ámbito periodístico, como decía al principio, también se ve la falta de una verdadera apuesta por estos temas. Todavía está por ver un estudiante de periodismo con vocación de especializarse en la educación. Todos quieren ser nada más salir de las aulas corresponsales de guerra o incluso los hay que editorialistas. Aunque, en realidad, no hay nada mejor que un buen generalista, eso sí, con olfato y capacidad analítica. Todo esto lo digo, no por hablar de esta profesión, que poco importa en este análisis, sino como excusa para hacer caer en la cuenta de un hecho que suele pasar desapercibido: cualquier especialista que trabaje en contacto con el mundo educativo tiene el privilegio de tener contacto permanente con compañeros o fuentes de información cuya herramienta de trabajo es el conocimiento. Ese especialista dispone así de una llave que le permite conocer a los principales expertos de todas las áreas (la sanidad, el derecho, la ingeniería, la política...). Los buenos cerebros están o han estado vinculados a la Universidad o a otros centros de conocimiento (institutos de formación, de investigación, másteres...). Si esto se aprecia, la educación puede usarse como excusa para un buen fin, el de pegarse a los que saben y sacarle todo el partido posible a su conocimiento. Es sano hacerles caso para lo privado, pero también para lo público.

Avatar de susanapdp

susanapdp

Un espacio para intentar demostrar que los temas sociales, como la educación, la `school´ en el sentido amplio y universal de la palabra, sí es `cool´ y que otros temas sociales, como la inmigración también lo son. Opinaremos sin tapujos ni titubeos. Un blog para hablar de política social, para analizarla y demostrar que la política nos afecta a todos y sí puede ser atractiva. Abierto a curiosidades y frivolidades. Pero, sobre todo, abierto a todos. Con cabida de la literatura, el cine, la música… del arte. Sin aceptar descalificaciones. Nos ponemos el casco azul. Con él observaremos y contaremos. Con datos y con opiniones.
(Autor de las fotos de Susana: Gorka Lejarcegi)

susanapdp

La autora


Ha sido Jefa de Sección de Sociedad y responsable de Educación de EL PAÍS desde 2000 a 2010. Actualmente lo es en la sección de Política Nacional del mismo diario y se ocupa de los temas de Inmigración. Ha ganado el premio Esteban S. Barcia de Periodismo Educativo de la Fundación de la Universidad Complutense y el Premio de Periodismo 2009 de la Fundación Conocimiento y Desarrollo. Ha publicado "El papel de los padres en el éxito escolar de los hijos" (Editorial Aguilar), prepara "La educación de los hijos contada con sencillez" para la editorial Maeva y un libro de cocina para jóvenes, "Recetas que se salen".

Amigos

  • Natalia Marcos
  • rosajc
  • Patita de Goma
  • Victoriano Izquierdo
  • paco-nadal
  • Fernando Garea
  • dario-manrique
  • mikel urmeneta
  • Pere Estupinya
  • fernando-navarro

Ídolos

  • Ángeles Mastretta
  • jmpardellas
  • james-blog
  • Ángeles Mastretta

Fans

  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • apolvorinos
  • lca
  • Ricardo Gonzalez

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Viñetas

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Vídeos

Esperando Contenido Widget ...