01 Oct 2010

ANTONIO AZAROLA.

Escrito por: fernandomaria el 01 Oct 2010 - URL Permanente

"Los caminos de la lealtad son siempre rectos"

Charles Dickens.

Repasando por enésima vez la historia del golpe de Estado del 36 en tierras gallegas me encuentro en todos los manuales con la figura de Antonio Azarola Gresillón.
Azarola desempeñaba en
tonces el cargo de comandante general del Arsenal ferrolano y con anterioridad había sido ministro de Marina en el gobierno de Portela Valladares. Las convicciones de este marino se mantuvieron fieles a la República al producirse el Alzamiento; según sus propias palabras en el Consejo de Guerra contra él, 3 de agosto del 36, "prestó promesa de acatamiento al régimen legalmente constituido". El tribunal militar, como era de prever, lo condenaría a la pena de muerte, que se llevaría a cabo al amanecer del día siguiente en las cercanías del cuartel de Dolores de la ciudad de Ferrol por fuerzas de marinería.
Se daba así por cumplida la sentencia del primer Consejo de Guerra de relieve en la Ciudad Departamental. Las fuerzas sublevadas llevaban a cabo su "labor ejemplarizante" contra todo aquel que no se manifestara en favor del Alzamiento.

*"El Alzamiento del 36 en Galicia, Edicións do Castro, autor: Carlos Fernández Santander.
*"República, Guerra Civil e franquismo", tomo XI de "A gran Historia de Galicia"; edit. La Voz de Galicia.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

35 comentarios · Escribe aquí tu comentario

merhum dijo

Ojalá la gente tuviera en cuenta la frase de Dickens. La lealtad es un valor muy importante y este señor fue leal a su compromiso perdiendo su vida por ello. Besos, Fernando.

Eduardo Montagut Contreras dijo

Lo incluyo en facebook.

fernandomaria dijo

Hola, Mercedes, también vi muy acertada la frase de Dickens. Cuando los caminos se retuercen malo, malo. Y por supuesto la lealtad dice mucho a favor de la persona.
Besos y gracias por tus acostumbradas visitas.

fernandomaria dijo

Muchas gracias, Eduardo.

Eduardo Montagut Contreras dijo

Son temas que me importan mucho.

fernandomaria dijo

Lo sé Eduardo.

fernandomaria dijo

Por desgracia no, ojalá pudiéramos decir lo contrario.
Un saludo, Phoenix y gracias por tu visita.

framulaverde dijo

Fernando, magnífico relato el que has puesto. Es digno destacar la fidelidad de ese hombre a sus convicciones, y que tan caro le costó pagando con su vida. Un abrazo.

fernandomaria dijo

Gracias, framula. La fidelidad a lo legalmente establecido en aquellos infaustos momentos era todo un peligro como se puede ver, pero hubo mucho leal.
Un abrazo, Framula.

Loli dijo

Hola Fernando,
sinceramente no tengo muchas palabras, solo decirte,
darte las Gracias por este magnífico artículo.
Un Beso

fernandomaria dijo

Gracias a ti por la visita, siempre es agradable.
Un beso.

Primitivo Algaba dijo

Buenos días Fernando, gracias por poner todo tu empeño en que conozcamos parte de la historia que merece la pena conocer, la fidelidad de este hombre en momentos difíciles sólo merecen admiración y reconocimiento. Un abrazo
Primitivo

fernandomaria dijo

Hola Primitivo, repasando la historia uno se encuentra con personas así, hombres y mujeres asesinados por el simple hecho de ser fieles a unas ideas democráticas.
Gracias por la visita.
Un abrazo.

fernandomaria dijo

Eso es lo peor, cuando uno falta a la palabra dada. Estoy de acuerdo con tus palabras.
Saludos y salud también para ti.

gloriainfinita dijo

Muy interesante este trabajo de rescatar para nosotros esos nombres de gentes que defendieron la República frente al alzamiento fascista. Gracias Fernando.

fernandomaria dijo

Hola, Gloria. Sinceramente, creo que estas personas se merecen el reconocimiento debido por no haberse doblegado ante el fascismo y defender la legalidad.
Un beso, amiga.

blasftome dijo

Un nuevo acto de 'Memoria histórica' que te marcas.
Perfecto.
Un abrazo.

fernandomaria dijo

A otros ya sabes que todo lo referente a la Memoria Histórica no les va, pero lo siento por ellos.
Un abrazo, Blas.

emilio

emilio dijo

Buenos días, Fernando: como profesor de Historia te agradezco que traigas aquí estos testimonios, pero al mismo tiempo debo decir públicamente que me siento abochornado: es la primera vez que oigo hablar de Antonio Azarola, a pesar de mi interés por estudiar la Guerra civil.
Por eso me parece necesario revitalizar la Memoria histórica y, ahora que no nos escucha nadie, te diré que estoy intentando rescatar la memoria de mi abuelo republicano que sufrió prisión a la llegada de las tropas de Franco. Sin embargo, la guerra civil ha significado un trauma tan importante que en mi familia "nadie" quiere hablar de este tema. Un abrazo: emilio

fernandomaria dijo

Eso nos pasa a todos, Emilio. Me parece una muy buena idea que rescates la memoria de tu abuelo republicano, creo que es un trabajo que merece la pena. La Guerra Civil marcó a muchas familias de tal forma que, lo que tu dices, prefieren no hablar.
Un abrazo.

jdelba

jdelba dijo

Nunca olvidemos a estos defensores de la dignidad humana
como haces tú hoy con A. Azarola.
Como tantos otros y que nunca serán nombrados.
Como decía un poeta:
"No intentes consolarme de la meurte,
consuélame tal vez de los andamios
quebrados de la vida..."
Un abrazo

pipedi15 dijo

Fernando, me alegra ir descubriendo contigo, conociendo a muchas de esas lpersonas que fueron leales a la República.
El otro día en TV2, antes de un homenaje que hicieron a Labordeta, dieron un documental muy interesante sobre la Residencia de Estudiantes (no sé si lo viste) y en él mencionaba a un médico (que estuvo en la Residencia cuando pasó a ser un hospital) y que también murió por ser leal a la República. Seguramente pensaba igual que Dickens... camino recto hasta el final...
'Labor ejemplarizante' dijeron... y seguramente se quedarían 'tan tranquilos' después de decir y cometer semejante barbaridad...

Boas noites, Fernando.
Uha aperta fuerte.
Pilar

fernandomaria dijo

Buenos versos los que aquí dejas. Y desde luego siempre el recuerdo de aquellas personas comprometidas con la lealtad establecida.
Un abrazo, Justi.

fernandomaria dijo

Hola, Pilar. A mi me alegra el que estés aquí una vez más. Vi casi todo el programa que mencionas y me resultó muy interesante y de calidad. Ya vemos lo que trajo aquel odio, aquel rencor, la venganza y las ansias de poder, de ese poder mal entendido.
Casos como el de Azarola se descubren a cientos a medida que uno consulta los libros. En fin, yo también me quedo con las palabras de Dickens.
Grazas, Pilar pola túa nova visita.
Un bico.

vegalonso dijo

Ya veo que continúas recordando personajes de aquellos tristes tiempos.
Y como ya he dicho otras veces al leer esos recuerdos, confiemos en que aquello no se repita.
Un abrazo Fernando.
Modesto

fernandomaria dijo

Es una etapa de la historia de España que reviso con asiduidad y aprovecho para tomar datos.
Un abrazo, Modesto.

mmonimon dijo

A veces parece increíble que alguien, alguna vez, en este país, estuviera dispuesto a morir por sus ideales y sin embargo tenemos algunos casos, unos célebres y otros anónimos. Creo que a esa gente se les llama héroes, ¿no es así? Besos.

fernandomaria dijo

Así es, Mónica. Y, coincido contigo, en que muchos permanecen todavía en el anonimato, loo cual no deja de ser una injusticia.
Besos para ti también.

igoarinon2n dijo

Este articulo tuyo me ha hecho recordar las palabras de Tejero, llamando al Rey Juan Carlos perjuro, traidor y otras flores por el estilo.
Y el militar Francisco Franco Bahamonde no habia jurado lealtad al gobierno de la Republica?
Sublevacion, alzamiento, golpe de estado, liberacion, terrorismo, cruzada... todo segun el cristal con que se mire.
Un beso

fernandomaria dijo

Estoy de acuerdo, la gente a veces jura o promete unos principios pero luego...y ya vemos lo que pasaba a los que se mantenían fieles.
Besos, Igoarinon.

zar-linda dijo

Muy loable esta tarea de darnos a conocer víctimas de la guerra. Gente muy valiosa, responsable y leal, cayeron a manos de unos golpistas, cuyo único afán era el poder a costa de lo que fuera. Y encima, las muertes, desapariciones y represión siguieron una vez terminada la guerra, hasta que la gente atemorizada, se encerró en el mutismo.

Es una pena, pero hubo una generación perdida para España, una generación importante, que fue asesinada o tuvo que exiliarse, la mayoría de ellos para siempre... ¡qué pena!
Un beso, Fernando.
Estrella

fernandomaria dijo

Creo que hay mucha, muchísima gente a la que hay que hacerle justicia, justicia por algo tan importante como por mantenerse fiel a una legalidad. Como bien dices, España perdió una generación, y todo por culpa de unos golpistas que lograron hacerse de forma ilegal con el poder. Concibo el perdón, que no es poco, pero jamás el olvido.
Un beso, Estrella.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

fernandomaría

Avatar de fernandomaria

Punto de vista.

Profesor, amante de las lenguas, de la Institución Libre de Enseñanza, de la libertad y políticamente defensor de la República.

ver perfil »

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):