12 Oct 2011

VIAJE DE VUELTA.

Escrito por: fernandomaria el 12 Oct 2011 - URL Permanente

"El arte del descanso es una parte del arte de trabajar"

John Steinbeck.

Después de una larga jornada de trabajo, el viaje de regreso a casa me sirvió de relax.
El atardecer era precioso, así que decidí conducir despacio y disfrutar del paisaje.
Entre la espesura de pinos y eucaliptos el sol jugaba a esconderse unas veces, otras mostraba su rojo intenso al aproximarse al horizonte; la luna, en lo alto,
enseñaba su plenitud plateada encarándose al astro rey, símbolo de que en breve la noche sucedería al día.
Mientras el atardecer doraba las quietas hojas de los árboles, el
transcurrir del tiempo atenuaba el intenso calor de la tarde.
De repente, casi sin darme cuenta, comprob
é que habían pasado los cincuenta minutos de rigor y el trayecto llegaba a su fin, me quedaba refrescarme un poco y pasear por el Lugo ya nocturno y disfrutar del ambiente de fiesta que nos acompaña estos días.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

31 Ago 2010

PAN DE CENTENO.

Escrito por: fernandomaria el 31 Ago 2010 - URL Permanente

"La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho"

Jonas Edward Salk.

Una de las cosas más preciadas de estar en el campo es colaborar en el trabajo casero. Y si este es trabajo artesanal mejor que mejor. El pasado fin de semana se volvió a cocer pan en un horno tradicional de leña, a la antigua usanza. Mientras una cuñada daba forma con esmero a la masa hecha con harina de centeno ya levedada, mi cuñado calentaba el horno que aparece en la foto, labor que lleva su tiempo y que hay que saber realizar para que la cocción del pan sea la deseada. Todo un ritual que se remonta a la antigüedad y que es maravilloso conservar. Mi mujer tampoco estaba parada, pues fue la encargada de hacer unas suculentas empanadas que más tarde también irían al horno. Y el que estos renglones escribe, aparte de deleitarse mirando y sacando fotos, fue el encargado de meter el pan en el horno así como de sacarlo una vez pasado el tiempo reglamentario. El producto del trabajo fue el siguiente: ocho exquisitos panes caseros, dos empanadas y unos deliciosos "bollos preñados", los cuales cenamos acompañados de ensalada de la huerta, que nos sirvieron para disfrutar de una cena distendida regada con un buen vino de la tierra. No hay nada que abra tanto el apetito como estar en el campo.
Espero que al menos os llegue el olor de la hornada.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

fernandomaría

Avatar de fernandomaria

Punto de vista.

Profesor, amante de las lenguas, de la Institución Libre de Enseñanza, de la libertad y políticamente defensor de la República.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):