01 Sep 2012

La subsidiariedad es real.

Escrito por: franciscosanz el 01 Sep 2012 - URL Permanente

Eso de que la injusticia es mejor que el desorden... ¿de cuánta injusticia estamos hablando? ¿de qué tipo de desorden? Cuando la injusticia es la vergüenza de la razón hay que recurrir al desorden, entenderlo como la delicia de la imaginación. El único medio de renovación consiste en propiciar el desorden. No se trata de un desorden que quepa comprender. He propuesto que lo dejemos entrar porque es la verdad.
También en en termodinámica estadística cuando se piensa en el estado de equilibrio, el de máxima entropía, debíase redefinir la entropía: sería la medida del desorden de un sistema físico, no la medida de la degradación de su energía. Cuanto mayor es el desorden del sistema, más microestados se hacen compatibles con el macroestado dado y mayor es la entropía del macroestado. Mayor la libertad de los microestados.
Le muestro a mi hermana un cajón que digo ha ordenado mi mujer. Lo abre, no hay nada en él, se ríe. Mi señora se queja de que me haga el gracioso a su costa. Para rematar la faena cito a Brecht de nuevo: "Cuando en el lugar no deseado hay algo, tenemos el desorden. Cuando en el lugar deseado no hay nada, tenemos el orden”. El orden hacia el que nos encaminamos significa que donde queremos encontrar trabajo, dignidad, alimentos, energía, vivienda, compañía, justicia... no hay nada. Nuevo desorden amoroso tampoco, claro. ¿Cómo puede haber revolución sin una universal copulación?
La inteligencia es la facultad de la mente por la cual se percibe orden en una situación que se tenía previamente por desordenada. La razón se interesa por las diferencias entre las cosas, la imaginación por sus semejanzas. El orden es el placer de la razón, el desorden la delicia de la imaginación.
Ahora nos dicen que el orden consiste en obedecer las cuentas de los que mandan, se va recurriendo a la subsidiariedad en una escala tras otra porque eso ayuda a mantener intacta la jerarquía, intacto el orden. Luego empiezan a no pagarse las deudas hacia abajo y estamos acabados. El outsourcing es el descargar riesgos y responsabilidades sobre los hombros del débil, el hacer por el rico el trabajo sucio a cambio de muy poco dinero.
Pedimos mejores condiciones al Banco, al Estado. También lo hacen las empresas, los municipios, las autonomías... Necesitamos romper el principio de la subsidiariedad, que dice que ninguna unión de orden superior se debe encargar de lo que puede hacer una de orden inferior, cuando lo que decide la inferior puede llevarla a conflictos con la vecina, que puedan tener un tratamiento mejor desde el orden superior en el sentido de evitarlos.
La bondad de delegar en el superior por parte del inferior o la de hacerlo en el inferior depende de cómo se quiera que las consecuencias de los actos caigan sobre los agentes. Pero hay en la subsidiariedad que dejar clara la vigencia de su suspensión a favor del superior, que tiene no sólo el derecho sino la obligación de “meterse”, caso de que el conflicto ya no pueda resolverse más que por las malas.
Quedaría por determinar qué son “las malas”. Quién lo determina. Es bueno que la fuerza en la que se funda la ley está arriba. Al menos si se pretende que el sistema dure. Cuando las fronteras está claras estamos en presencia de un estado central o federal, y la cosa está clara. La perpetua renegociación de qué o quién es el orden superior es propia del estado confederal. Vendría a ser algo así como la revolución permanente en intensidades bajas, el sueño de aquellos anarquistas a los que los soi-dissants socialistas decían con retintín que “el mundo negrito sería más bonito”.
Las consecuencias de un estado de las “autonomías” o de una “unión” europea mal planteados que estamos padeciendo ahora, injusto con tendencia a serlo más, hablan de que hay una resistencia a transformar la desconcentración administrativa en descentralización política que nos recuerda que la persistencia de la subsidiariedad es real.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Amigos

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Archivos