14 Feb 2011

Qué diran los políticos que no entienden a sus gobernados. En el imaginario colectivo latinoamericano está el sentido de pertenencia hacia una formación para la ciudadania

Escrito por: BitacoraGenero GG el 14 Feb 2011 - URL Permanente

El Sentimiento de Pertenencia a Latinoamérica en el horizonte de la Formación para la Ciudadanía

Por María Teresa Meléndez Irigoyen

MT_en_Jesus_Maria_3_.jpgActualmente escribo la tesis doctoral titulada "Formación para la Ciudadanía en alumnado de secundaria en México: Diagnóstico desde un modelo intercultural" por la Universidad de Barcelona. Asimismo me encuentro al cuidado pedagógico de libros de texto de artes visuales para secundaria en la Editorial Punto Fijo.

E-mail: melendez.irigoyen@gmail.com

A algunas y algunos que nacieron en

Cúcuta, Trujillo, Viña del Mar,

Rosario, Sao Paulo y Catalunya.

En un estudio sobre ciudadanía que realizamos recientemente con 706 alumnas y alumnos de tercero de secundaria en tres estados de la República Mexicana -Estado de México, Tlaxcala y Morelos- se obtuvo en uno de los reactivos del instrumento aplicado, que el Sentimiento de Pertenencia (SP) más potente del alumnado es al lugar donde vive actualmente, mientras que al territorio que menos se siente perteneciente es a Latinoamérica, como puede verse en la tabla 1.

Tabla 1. Sentimiento de Pertenencia a un territorio

Indica en que medida te sientes de los siguientes lugares…

Nada

Algo

Mucho

A) De donde naciste

10.6% (75)

31.6% (223)

56.55% (399)

B) De donde vives actualmente

4.2% (30)

25.5% (180)

69.0% (487)

C) De donde nació tu mamá

12.2% (86)

38.8% (274)

47.5% (335)

D) De donde nació tu papá

13.3% (94)

36.4% (257)

46.0% (325)

E) Del Estado en el que vives actualmente

7.6% (54)

37.7% (266)

49.6% (350)

F) De México

17.0% (120)

34.1% (241)

46.5% (328)

G) De Latinoamérica

44.3% (313)

34.8% (246)

18.8% (133)

H) De América

42.8% (302)

35.8% (253)

19.7% (139)

I) Del mundo

32.4% (229)

36.1% (255)

30% (212)

Cuando hablamos de SP entendemos que este se refiere a sentirse parte viva de uno o varios territorios ya sean éstos globales, regionales, nacionales o locales y/o a un grupo cultural o colectivo en específico, lo cual posibilita la asunción de las múltiples pertenencias. Considerando que acciones como el hablar el mismo idioma, compartir tradiciones y costumbres, conocer personas de la misma comunidad, conocer las instituciones de gobierno y participar en actividades de la comunidad, contribuyen a la conformación de ese sentimiento. Es importante entender que para que el SP florezca es necesaria la construcción de la identidad personal y cultural.

Como se evidencia en la tabla anterior el SP es más fuerte en los territorios que resultan más cercanos física y emocionalmente al alumnado; el lugar donde vive actualmente, el lugar donde nace, el estado en el que vive actualmente, el lugar en el que nacen sus padres, México. La teoría se confirma con estas tendencias al señalar que este sentimiento se construye desde lo local y puede ir avanzando hacia territorios más amplios. Sin embargo, llama la atención que un 44.3% de la muestra no se sienta nada perteneciente a Latinoamérica, mientras que si se sienta más parte del mundo.

En un estudio similar realizado con 378 alumnos y alumnos de secundaria en Catalunya, se reportan resultados parecidos en este sentido (Cabrera, F., Marín, M., Rodríguez, M., 2005). Siendo que sólo el 48.1% del alumnado se siente algo o muy perteneciente a Europa. Estos datos comparativos nos permiten observar que no es restrictivo de la región Latinoamericana los bajos de sentimientos de pertenencia a una región continental o subcontinental.

Destaca el hecho en ambos estudios que el alumnado se siente más perteneciente al mundo que a Latinoamérica. Esta tendencia rompe con la lógica de la teoría y nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de elevar el SP, pero sobre todo a pensar en para que sería necesario elevar este sentimiento.

Fortalecer el SP resulta un elemento positivo para la convivencia ciudadana, como analizaremos posteriormente. Sin embargo esto debe atenderse preferentemente desde una perspectiva social y cultural. Lamentablemente los gobiernos aunque han trabajado en las relaciones entre naciones, han puesto los énfasis en lo económico bajo el discurso de los beneficios que traerá para los habitantes de la región, pero en concreto lo que hemos visto es que se ensancha la desigualdad.

No se puede decir que no existen acciones para fortalecer lo latinoamericano desde la perspectiva de lo social. Pero el trabajo aún no es suficiente. Lo necesario es continuar reflexionando, discutiendo y proponiendo nuevas formas para que se cristalice un cambio significativo en la región. La cuestión es que esta relación no debe de ser vista sólo como una responsabilidad o una relación entre naciones, sino a un nivel más micro, entre individuos de la región -esta revista es ya parte del camino-.

Lo esencial para la construcción de este SP tendría que basarse en compartir soluciones a los problemas comunes que se suceden en la región: desigualdad, corrupción, impunidad y violencia. Así como el compartir avances en la conquista de los derechos de los pueblos originarios y en la concepción de términos como el de la interculturalidad que surjan de nuestras propias realidades, entre otros tópicos que se comparten.

El fomento del Sentimiento de Pertenencia a Latinoamérica

La conformación de un SP es más fácil de construirse a partir del conocimiento y de la convivencia física de personas de la misma región. Y sí esta convivencia es además en un territorio que no es Latinoamericano, los puntos en común se potencializan y las diferencias culturales son tema frecuente de conversación, que en muchos de los casos se tratan de entender a través del diálogo. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías la distancia no es una barrera para establecer relaciones con personas de la región. Las redes sociales son actualmente herramientas revolucionarias que están haciendo que los individuos establezcan sus propios lazos de interés, amistad y de lealtad hacía personas de diversas nacionalidades.

El hecho de que enfaticemos en cuestiones de Latinoamérica en este momento, no quiere decir que nuestro horizonte se limite a un SP latinoamericano. La idea es sentirnos pertenecientes al mundo con todo lo que esto implica, es decir, entre otras cosas el sentirnos corresponsables principalmente con el medio ambiente y la búsqueda sistemática de mejores oportunidades para todos y todas. Hacemos el hincapié en el territorio latinoamericanos por los bajos resultados evidenciados en el estudio y porque ganando en SP ganamos en ciudadanía.

A lo largo del artículo hemos dejado entrever el término de Ciudadanía. Esto responde a que si se habla del SP en un marco de Ciudadanía, este sentimiento no queda como un elemento aislado o con un matiz patriotero sino dentro de un horizonte con propósitos de convivencia armónica. Para ilustrar más esta cuestión, se expondrá a continuación un modelo de Formación para la Ciudadanía que a nuestro juicio resulta propicio para la realidad mexicana y por lo tanto puede considerarse para ser extendido en la región.

Modelo de Formación para la Ciudadanía

En la búsqueda de un modelo que contenga todos los elementos que a nuestro juicio deben estar presentes en la Formación para la Ciudadanía y como resultado de investigaciones que sugieren que por la cantidad de rubros que se consideran dentro de esta formación el profesorado muchas veces no tiene claridad sobre el fin último de la Formación para la Ciudadanía. Nos hemos dado a la tarea de revisar varios modelos entre los que caben destacar: el Modelo para el Estudio de Educación Cívica de Torney-Purta y Lehmann (2001), el modelo de los mínimos y máximos de Osler y Starkey (2004), el modelo para conceptualizar la Educación para una Ciudadanía Democrática de Reimers y Villegas y el Modelo de Formación para una Ciudadanía Intercultural de Bartolomé, M., (coord.) (2002).

Sin embargo, el modelo que a nuestro juicio se responde a la situación mexicana es el Modelo de Formación para una Ciudadanía Intercultural de Bartolomé.

El modelo está conformado por tres dimensiones principales:

1) Sentimiento de Pertenencia

2) Competencias Ciudadanas

3) Participación

El modelo opera considerando ampliamente el contexto multicultural en el que se va a desarrollar. Siendo que el modelo empieza a moverse cuando el Sentimiento de Pertenencia, ya sea a un territorio o a un grupo cultural aviva la Participación ya sea en actividades escolares o comunitarias -locales, regionales o globales- . Sin embargo para que esta participación sea eficiente es indispensable que se dé a través de las siguientes competencias ciudadanas: el conocimiento y comprensión de la democracia, de los derechos humanos y de los valores cívicos. El juicio crítico también se considera una competencia indispensable que solidifica las competencias anteriores, debido a que la capacidad de reflexión, posicionamiento, argumentación, defensa de una postura y la asunción de responsabilidades puede posibilitar un cambio a partir de la conciencia de la realidad actual y la que se quiere alcanzar.

Asimismo es de destacar que está participación bien solidificada se convertirá a su vez en el motor que vuelva a cristalizar el Sentimiento de Pertenencia y comience dialécticamente a moverse el modelo en pro de una Participación Ciudadana por una convivencia armónica.

La adopción de este modelo como los lentes para analizar la situación de la Formación para la Ciudadanía en México, nos permite resaltar la forma en que se esta abordando el SP en el curriculum escolar. En este caso dado las características del estudio que realizamos nos centraremos en el nivel de secundaria.

Una vez destacadas las principales dimensiones del Modelo de Formación para una Ciudadanía Intercultural del GREDI, es importante resaltar porque es un modelo que responde a la realidad mexicana porque contiene los elementos que interesa tener muy presentes en la realidad actual de la FC en México y también los que se tendrían que tener en perspectiva. La consideración de contextos multiculturales con miras al impulso de procesos interculturales es uno de los puntos de partida fundamental del modelo, el cual interesa a México debido a que se éste se encuentra precisamente consolidando en la práctica este tipo de procesos que ya han ganado un lugar en los marcos jurídicos.

El sentimiento de pertenencia que postula el modelo a uno o varios colectivos como elemento que aviva la participación es vertebral para un México culturalmente diverso que requiere el compromiso activo y creativo de todas y todos los que lo habitan para una convivencia armónica. El que el modelo destaque la importancia de las competencias ciudadanas para fortalecer dicha participación , siendo que México se trabaja actualmente en todos los niveles bajo el enfoque de competencias, y en la Formación para la Ciudadanía tanto en ámbitos formales como no formales, pone en sintonía la propuesta teórica y la situación de facto del país.

Al identificarse en la realidad mexicana la falta de consolidación de un juicio crítico en el alumnado que le permite desarrollar de la manera mas plena las competencias ciudadanas anteriormente mencionadas, implica la necesidad de visualizar en el horizonte de lo necesario el impulso de este juicio, contemplado por el modelo, como una competencia más que potencialice las demás.

El Sentimiento de Pertenencia Latinoamericano en el Curriculum de Formación para la Ciudadanía en México

Dado que entendemos por curriculum el conjunto de opciones y decisiones relativas a la concreción de las intenciones educativas en términos de aprendizajes esperados del alumnado (Coll, 2007). Es que consideramos que el curriculum de Formación para la Ciudadanía en México de secundaria, se encuentra comprendido en documentos como el Plan Sectorial de Educación 2007-2012, la asignatura de Formación Cívica y Ética, y las asignaturas estatales de: Formación Ciudadana Democrática para la Construcción de una Cultura de la Legalidad y la de Lengua y Cultura Indígena[1].

En la búsqueda de cómo se forma el SP a través de la currícula escolar, nos encontramos que en el Plan Sectorial de Educación la formación del SP se centra en cuestiones nacionales.

(Se) debe de formar ciudadanos con identidad, es decir, que los haga sentirse parte de su comunidad y del país, asimismo debe formarlo para cuidar y enriquecer su patrimonio natural, histórico y cultural (SEP, 2007).

Con esta evidencias lo que queremos destacar es que el documento se limita a una visión local y nacional, dejando fuera perspectivas de tipo regional y global en secundaria.

Cuando se analiza como se aborda el SP en los Programas de Estudio de Formación Cívica y Ética, se observa que en el tercer grado de secundaria en el Bloque III, hay un tema que se titula: Sentido de Pertenencia a la nación, siendo que un subtema se titula: Sentido de identidad y de pertenencia a la humanidad desde realidades culturales y nacionales diversas.

Lo anterior nos evidencia que hay un énfasis importante sobre la identidad nacional y un salto importante hacía la humanidad, en donde lo Latinoamericano y lo continental queda invisibilizado. Esta información nos puede ayudar a entender porque el alumnado de nuestro estudio presenta bajos niveles de pertenencia a Latinoamérica y un SP mayor al mundo.

Es de mencionarse que en la asignatura estatal Formación Ciudadana Democrática para la Construcción de una Cultura de la Legalidad se insiste también en una identidad nacional al mencionarse que la asignatura busca enfatizar no sólo el establecimiento de un orden jurídico, sino la existencia de criterios compartidos por la mayoría de los habitantes de un país (SEP, 2009).

En la asignatura de Lengua y Cultura Indígena encontramos un indicio de apertura al mundo y no solamente a lo nacional, sin embargo lo Latinoaméricano sigue ausente.

Que el alumnado reconozca que forma parte de la diversidad étnica y lingüística de México con el fin de fortalecer su identidad social, étnica y cultural al tiempo que desarrollaran lazos de solidaridad, respeto y aprecio hacía otras formas de hablar, percibir, concebir y relacionarse con el mundo (SEP, 2009)

Todo lo anterior nos evidencia una fuerte apuesta por los valores nacionales e indicios de una conciencia global. Sin embargo, como ya hemos venido mencionando no resalta la comunidad regional, entendida como Latinoamérica o la continental, América.

En estos últimos párrafos nos hemos enfocado al abordaje desde lo escolarizado, sin embargo, consideramos que la apuesta debe de ser desde todos lo frentes; la escuela y la sociedad civil a través de intercambios concretos o de las redes sociales para empezar a abrirnos y abrir a las nuevas generaciones hacía Latinoamérica.

Entonces se aprovecharían estos lazos en pro de encontrar los puntos en común de lo que aqueja a nuestra región, para que desde una visión más humana y social, y no sólo pensada desde los beneficios económicos, se crezca como una comunidad de aprendizaje. De esta manera se podrá hablar del fenómeno de Latinoamérica no como un círculo vicioso, imposible de romper, sino como un círculo vital (Panikkar, 2006) donde una infinidad de recursos humanos y naturales se pueden cuidar.

Y entonces el sentimiento no pararía en Latinoamérica, se extendería al continente, a Europa, a Asía, a África, a Oceanía pero bajo una conciencia personalizada de individuos y no de imaginarios construidos por los sistemas capitalistas que nos quieren mantener separados en lo verdaderamente humano, entonces sí sentiríamos que pertenecemos al mundo pero no en un concepto genérico o masificado, sino por las personas que lo conformamos y las y los amigos encontrados.

Bibliografía

Bartolomé, M. (coord.)(2002). Identidad y Ciudadanía. Un reto a la educación intercultural. Madrid: Narcea.

Cabrera, F., Marin, M., Rodríguez, M., et al. (2005). La juventud ante la ciudadanía. Revista de Investigación Educativa, 23(1) pp 133-172.

Coll, C. (dir.) (2007). Curriculum í ciutadania. El què i el per a què de l´ educació escolar. Barcelona: Mediterrània.

SEP (2009). Lineamientos Nacionales para el Diseño y Elaboración de los Programas de la Asignatura Estatal Plan de Estudios 2006. Educación Básica Secundaria. México: SEP.

SEP (2007). Formación Cívica y Ética. Reforma de la Educación Secundaria. Programas de Estudio 2006. México: SEP.

SEP (2007). Plan Sectorial de Educación 2007-2012. México: SEP.

Panikkar, R. (2006). Paz e interculturalidad. Una reflexión filosófica. Barcelona: Herder.


[1] Cabe señalar que el Plan Sectorial de Educación 2007-2012, es el documento que comprende todos los lineamientos educativos a aplicar durante un periodo presidencial. La asignatura de Formación Cívica y Ética se cursa durante el 2ndo y 3ero de Secundaria. Mientras que las asignaturas llamadas estatales, son opcionales para cada estado y se cursan durante el primer año de secundaria.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de BitacoraGenero GG

periodista_sin_medio_no_es_periodista

Género y desarrollo,Periodistas y exilio, Peligros de una identidad de género (mujer) y una profesión,

ver perfil »

Amigos

  • mariacano
  • Ana Monasterio Garcia
  • Esto es hipocresía
  • NuriaNómada
  • Carlos Cortés
  • Eduardo Montagut Contreras
  • perez-troika
  • Antonio García
  • jmanuel-grande
  • deralte
  • angella-amaral
  • la-montsehv
  • el ermitaño
  • -nanah-
  • psicoprofunda

Fans

  • jecalorena
  • modestpa
  • dori-unica
  • cartagenapiensa
  • Juan Antonio Delgado Serrano
  • WWW.CASA DE ARTE .COM
  • seryipsico
  • noalmaltrato
  • Ivette  Durán Calderón
  • sarkan
  • dumara2004
  • armak
  • Ricardo Gonzalez
  • Joaquin
  • morales-oyarvide
  • Cristhian Ticona Coaguila

Ídolos

  • ivette-duran-calderon
  • culturasur
  • josema-fi-27
  • epesse
  • admin-elpais
  • ccortesamador
  • raravis
  • Milano
  • dinmax
  • nanah

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto

ElPais.com Tecnología

Esperando Contenido Widget ...

Twitter

    Feevy