30 Jul 2011

It´s my night

Escrito por: Raúl el 30 Jul 2011 - URL Permanente

Ayer presencié el último concierto de Bon Jovi en España de su gira OPEN AIR.

Ayer fui testigo de algo increible y absolutamente explosivo. Ayer vi a UNA BANDA DE ROCK (y lo pongo en mayusculas porque son una banda superlativa) de esas que se te quedan grabadas en la memoria para siempre.

Empezaré por lo más evidente, y el que quiera quedarse solo en eso, que no siga leyendo. Evidentemente Bon Jovi es un hombre muy atractivo, y se pone tierno, y canta baladitas lentas con su guitarrita y las mujeres que, son mayoría en sus conciertos, alucinan con la belleza del cantante de Nueva Jersey. Pero repito, el que solo vea eso, que se limpie las gafas.

Hubo de eso, claro que si, se acercó al público y poniendo ojitos volvio locas a todas las feminas del estadio. Pero también hubo mucho de lo otro. Y cuando me refiero a lo otro quiero decir que hubo un concierto de Rock And Roll de principio a fin. Y es que aparte de ser asquerosamente guapo, sabe trasmitir lo que hace, lo ves disfrutar, después de tantos años en los escenarios, como si fuera el primer concierto de su vida. Posee una voz prodigiosa, a sus casi 50 años, con la que desgarra todas las canciones de su repertorio. Y esa es otra. Tiene canciones, pero tambien tiene himnos. Y la verdad es que me gustaría encontrar a alguien que no haya bailado, cantado y gritado más de mil veces con "Livin on a prayer". Ver a casi 40.000 almas vaciandose con una canción, dandolo todo, como siempre lo hemos hecho en los bares de mala muerte que pisabamos cuando eramos más jovenes. Fue como atravesar el tunel del tiempo.

Mención aparte se merecen el resto de los componentes del grupo. David Ryan parecía que tenía tentaculos en vez de dedos y acariciaba los teclados sin dejar de sonreir. Tico Torres aporreaba con saña la bateria y cada vez que aparecía en las pantallas veias a una persona que lo estaba dando todo y que te lo estaba dando todo a ti. Y por último, la chulería de Richie Sambora, tocando de manera magistral la guitarra, y mirando al publico, desafiante, con un sombrero que recordaba en la lejanía la mano de Keith Richards, dos mastiles, acustica, electrica. Richie no se dirigia al público, el se limitaba a trasmitir todo con sus cuerdas.

Saltamos como cosacos, "It´s my life", "We Weren’t Born to Follow", "Bad Medicine", "You Give Love a Bad Name", ...

LLoramos como infantes, "I’ll Be There for You", y cuando canto "Always" pude abrazar a mi chica y decirle que la quería. Y en ese momento, rodeado de 40.000 personas, estabamos solos ella y yo.

Y, por último, me emocioné con "These days" como no lo habia hecho nunca en mi vida en un concierto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios Escribe tu comentario

Anónimo

Anónimo dijo

Me alegra que lo disfrutaras tanto tio!. Y junto a la persona que quieres!. Os auguro muchos conciertos!!!. Un abrazo.

Luis Burguete

Luis Burguete dijo

el de antes soy yo jaja

Escribe tu comentario

Si prefieres firmar con tu avatar, haz login

Sobre este blog

Avatar de Raúl

Días buenos y días malos

ver perfil

Amigos

  • Marina Sanmartin
  • buscopeterpan
  • popochan
  • firefly
  • psmedora7
  • minea36
  • Corto Cortés Smith
  • dumara2004
  • angella-amaral
  • f.j.ramirez

Fans

  • hello

Ídolos

  • raravis
  • malkovich6

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):