21 Ago 2012

LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 21 Ago 2012 - URL Permanente

Por falta de espacio y tratándose de un tema extenso pero muy interesante, no pude tratar en el número anterior sobre los alimentos transgénicos que ya están en nuestra mesa, pero de los que no se sabe mucho, sobre todo, los efectos que ejercerán a largo plazo sobre nuestra salud y el medio ambiente, pues no se están evaluando los riesgos correctamente y no existe ninguna garantía de seguridad alimentaria, como la tiene un producto natural .

Se trata de Organismos Modificados Genéticamente, (OMG), procedentes de plantas o animales a las que se les ha incorporado genes extraños de otras plantas, de otros animales, o de humanos mediante ingeniería genética. La comunidad científica internacional está reclamando, cada vez con más firmeza, un mayor cuidado en el manejo de la tecnología para producir alimentos.

Por dar algunos ejemplos, a las papas que estamos comiendo es posible que se les haya introducido material genético procedente de peces, de pollos o de la polilla de la seda con el fin de dotarlas de resistencia al frío, enfermedades bacterianas, o a las plagas, generando unas toxinas que matan al insecto al comer sus hojas, el tomate puede estar modificado con genes de pescado, o el maíz con genes de bacterias y el cerdo con genes humanos, lo que de alguna manera, implicaría un cierto canibalismo al comernos una chuleta. En estos momentos se está trabajando con vacas manipuladas con genes humanos para conseguir leche que contenga lactoferrina muy similar a la leche materna humana, cosa que ha escandalizado a muchos pediatras y biólogos.

Se está estudiando la posible relación del auge imparable de las alergias con el consumo de alimentos OMG. Debería ser de obligado cumplimiento etiquetar estos productos avisando al consumidor si contienen ingredientes modificados genéticamente.

Se sabe, eso sí, que se trata de un negocio redondo que da grandes beneficios a multinacionales como Monsanto, Pioner, Syngenta y otras, quienes han patentado las semillas y los agricultores se ven obligados ahora a pagar, cada año, a estas empresas, precios elevados por ellas como si fueran naturales pero que no sirven de un año para otro.

Al mismo tiempo, estas empresas de ingeniería genética mienten cínicamente, y sin vergüenza afirmando que trabajan para quitar el hambre del mundo, como si no supiéramos que en este mundo el que no tiene dinero no come, haya o no abundancia.

Gregorio García Alcalá

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 21 Ago 2012 - URL Permanente

Por falta de espacio y tratándose de un tema extenso pero muy interesante, no pude tratar en el número anterior sobre los alimentos transgénicos que ya están en nuestra mesa, pero de los que no se sabe mucho, sobre todo, los efectos que ejercerán a largo plazo sobre nuestra salud y el medio ambiente, pues no se están evaluando los riesgos correctamente y no existe ninguna garantía de seguridad alimentaria, como la tiene un producto natural .

Se trata de Organismos Modificados Genéticamente, (OMG), procedentes de plantas o animales a las que se les ha incorporado genes extraños de otras plantas, de otros animales, o de humanos mediante ingeniería genética. La comunidad científica internacional está reclamando, cada vez con más firmeza, un mayor cuidado en el manejo de la tecnología para producir alimentos.

Por dar algunos ejemplos, a las papas que estamos comiendo es posible que se les haya introducido material genético procedente de peces, de pollos o de la polilla de la seda con el fin de dotarlas de resistencia al frío, enfermedades bacterianas, o a las plagas, generando unas toxinas que matan al insecto al comer sus hojas, el tomate puede estar modificado con genes de pescado, o el maíz con genes de bacterias y el cerdo con genes humanos, lo que de alguna manera, implicaría un cierto canibalismo al comernos una chuleta. En estos momentos se está trabajando con vacas manipuladas con genes humanos para conseguir leche que contenga lactoferrina muy similar a la leche materna humana, cosa que ha escandalizado a muchos pediatras y biólogos.

Se está estudiando la posible relación del auge imparable de las alergias con el consumo de alimentos OMG. Debería ser de obligado cumplimiento etiquetar estos productos avisando al consumidor si contienen ingredientes modificados genéticamente.

Se sabe, eso sí, que se trata de un negocio redondo que da grandes beneficios a multinacionales como Monsanto, Pioner, Syngenta y otras, quienes han patentado las semillas y los agricultores se ven obligados ahora a pagar, cada año, a estas empresas, precios elevados por ellas como si fueran naturales pero que no sirven de un año para otro.

Al mismo tiempo, estas empresas de ingeniería genética mienten cínicamente, y sin vergüenza afirmando que trabajan para quitar el hambre del mundo, como si no supiéramos que en este mundo el que no tiene dinero no come, haya o no abundancia.

Gregorio García Alcalá

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Ago 2012

La calidad de los alimentos

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 20 Ago 2012 - URL Permanente

Seguramente que muchos lectores recordarán con añoranza el sabor y el olor que tenían, hace tiempo, los tomates, así como sus muchas formas y tamaños, porque los tomates de ahora son un remedo de lo que en otro tiempo fueron, ahora son todos igualitos y muy bien formados, con un aspecto exterior que entra por los ojos, duran más tiempo porque son resistentes a los patógenos y están disponibles en todas las épocas del año y es que en realidad son un producto híbrido con “mejoras” desde el punto de vista de la producción, o sea, del beneficio pero no se ha tenido en cuenta al consumidor y se le vende una cosa con forma y aspecto de tomate pero con sabor a casi nada. Las nuevas técnicas agrarias que buscan mayor producción en un mínimo espacio nos han traído los huertos bajo plástico, el cultivo hidropónico y las cámaras con atmósfera controlada donde se le da al tomate una maduración artificial y controlada, ya que se le ha cosechado prematuramente para dejar libre el invernadero para una nueva plantación. Podemos decir lo mismo de las demás hortalizas y verduras desde el pimiento al pepino pasando por el perejil y la sandía.

La producción y venta de alimentos para el consumo humano está regulada por las autoridades a nivel nacional y de la UE, pero el fraude siempre esta presente con riesgos sanitarios para los consumidores. Se cometen, por ejemplo, en la alimentación del ganado, pues se trata de conseguir el mayor rendimiento al menor coste posible, dándoles hormonas para un engorde rápido, en inyecciones o pastillas implantadas debajo de la piel del animal, también se usa el clembuterol y el Synovex Plus, o la somatotropina bovina para estimular la producción de leche y además tenemos los antibióticos. Muchos de estos productos están prohibidos pero se siguen usando clandestinamente, por supuesto. Los pollos tampoco escapan al fraude de las hormonas y además, cada tanto se descubren piensos contaminados con dioxinas. Pescados de piscifactoría sobrealimentados, con exceso de grasa, (dorada, lubina, salmón y trucha), que se comercializan como salvajes con un precio que se multiplica por dos o por tres.

Para que unos ganen más y más dinero los demás tenemos que comer cosas artificiales, cuando no, adulteradas con riegos para nuestra salud y encima pagar cada vez más caro por lo que no vale nada.

Gregorio García Alcalá

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Ago 2012

EL RUIDO

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 19 Ago 2012 - URL Permanente

En la época veraniega podemos ver en la sección de cartas al director de los periódicos de todo el país, multitud de quejas de los lectores por el ruido en su ciudad, y es que España está considerada por la OMS como el 2º país más ruidoso del mundo, después de Japón, con un 70% de ciudadanos que soportan niveles de ruidos inaceptables.

El ruido es uno de los tipos de contaminación urbana de los que no se habla demasiado. El ruido no es solo una molestia, es un problema medioambiental que afecta directamente a la salud de millones de españoles sin que las instituciones asuman sus responsabilidades para combatirlo, pecando, además, de ignorar los límites legales. Los ciudadanos tenemos el derecho a exigir el respeto de los derechos constitucionales elementales con respecto a la salud y a la intimidad en el hogar.

La Organización Mundial de la Salud determinó en 2006 que la exposición a largo plazo o permanente a ruidos como tráfico, sirenas u otras fuentes son responsables del 3% de los ataques cardíacos. Estudios realizados en nuestro país por el Instituto de Salud Carlos III hablan de que por cada decibelio por encima de 65 aumentan los ingresos hospitalarios un 5,3 % especialmente por causas cardiovasculares.

Están por un lado los ruidos del tráfico, que en verano, con las ventanas de casa abiertas se sienten mucho más, destacan las motos y los quads con su espectacular ruido, se sabe que los fabricantes japoneses de motos, hacen éstas con un plus de ruido si vienen destinadas a España, pero aún así los chicos suelen hacer modificaciones en el tubo de escape para “triunfar” aún más. Si usted esta viendo la tele las motos se encargarán de hacerle perder parte de los diálogos. Hay que mencionar también los coches que circulan como discotecas ambulantes con una supuesta y confusa música de póm, póm, póm a todo volumen que pretende amenizar el sueño de los vecinos de las calles por donde pasan, incluso, en horas de la madrugada. O si no, puede tocarle en suerte un vecino en el piso de al lado o arriba que además de mantener charlas en voz muy alta también pone música a un volumen para que pueda escucharla casi todo el barrio con una total falta de civismo.

Los ciudadanos tenemos que hacer entender a la Administración que las exigencias medioambientales y de calidad de vida van a tener más peso en las agendas electorales.


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 Nov 2011

LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 15 Nov 2011 - URL Permanente

Por falta de espacio y tratándose de un tema extenso pero muy interesante, no pude tratar en el número anterior sobre los alimentos transgénicos que ya están en nuestra mesa, pero de los que no se sabe mucho, sobre todo, los efectos que ejercerán a largo plazo sobre nuestra salud y el medio ambiente, pues no se están evaluando los riesgos correctamente y no existe ninguna garantía de seguridad alimentaria, como la tiene un producto natural . Se trata de Organismos Modificados Genéticamente, (OMG), procedentes de plantas o animales a las que se les ha incorporado genes extraños de otras plantas, de otros animales, o de humanos mediante ingeniería genética. La comunidad científica internacional está reclamando, cada vez con más firmeza, un mayor cuidado en el manejo de la tecnología para producir alimentos. Por dar algunos ejemplos, a las papas que estamos comiendo es posible que se les haya introducido material genético procedente de peces, de pollos o de la polilla de la seda con el fin de dotarlas de resistencia al frío, enfermedades bacterianas, o a las plagas, generando unas toxinas que matan al insecto al comer sus hojas, el tomate puede estar modificado con genes de pescado, o el maíz con genes de bacterias y el cerdo con genes humanos, lo que de alguna manera, implicaría un cierto canibalismo al comernos una chuleta. En estos momentos se está trabajando con vacas manipuladas con genes humanos para conseguir leche que contenga lactoferrina muy similar a la leche materna humana, cosa que ha escandalizado a muchos pediatras y biólogos. Se está estudiando la posible relación del auge imparable de las alergias con el consumo de alimentos OMG. Debería ser de obligado cumplimiento etiquetar estos productos avisando al consumidor si contienen ingredientes modificados genéticamente. Se sabe, eso sí, que se trata de un negocio redondo que da grandes beneficios a multinacionales como Monsanto, Pioner, Syngenta y otras, quienes han patentado las semillas y los agricultores se ven obligados ahora a pagar, cada año, a estas empresas, precios elevados por ellas como si fueran naturales pero que no sirven de un año para otro. Al mismo tiempo, estas empresas de ingeniería genética mienten cínicamente, y sin vergüenza afirmando que trabajan para quitar el hambre del mundo, como si no supiéramos que en este mundo el que no tiene dinero no come, haya o no abundancia.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Mar 2010

PARA PENSAR

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 07 Mar 2010 - URL Permanente

object width="425" height="344">

Negacionistas, hay muchos, pero la realidad es tozuda

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

12 Dic 2009

EL CAMBIO CLIMATICO

Escrito por: Gregorio Garcia Alcalá el 12 Dic 2009 - URL Permanente

Con un poco de suerte en la Cumbre del Clima de Copenhague se harán unas declaraciones de intención y se quedará todo en el mismo sitio que estaba, o sea que nadie cumplirá nada de lo que promete. Mas o menos igual que Kioto.
Somos los ciudadanos de todo el mundo los que tenemos que comprometernos seriamente con la mejora del medio ambiente y poner nuestro grano de arena.
Es mucho lo que podemos hacer, por ejemplo, negarnos a consumir productos provenientes de países que no respeten sus compromisos en cuanto a las emisiones de CO2, así mismo con las industrias contaminantes haremos otro tanto.
El coche hay que usarlo con mucha moderación, ir caminando o en bici todo lo posible y cuando no, en transporte colectivo.
Reciclar los residuos domésticos cuidadosamente y hacerlo siempre. Hay personas desaprensivas que van con el coche a tirar la basura y la arrojan en los contenedores sin apearse; díle tu que reciclen.
No tener luces encendidas en casa si no las necesitamos.
No derrochar agua.
Cuando salimos al campo no encender fuego ni arrojar colillas encendidas, no dejar residuos y mucho menos envases de vidrio o bolsas de plástico.
Si vamos a la playa dejar nuestro sitio limpio.
Si está a nuestro alcance plantar árboles o exigir en nuestro municipio que se planten
No usar el ascensor si vivimos en el primero o segundo o mas si se trata de personas jóvenes.
Tener un cuidado exquisito con las pilas usadas que han de depositarse en los pequeños contenedores instalados al efecto en muchos comercios.
Los restos de medicamentos o caducados se han de llevar a la farmacia a los recipientes habilitados al efecto.
Y lo mas importante, no votar nunca a partidos negacionistas con respecto a la responsabilidad del hombre en el proceso de calentamiento global.
Si somos buenos ciudadanos el clima nos lo agradecerá y tendremos donde vivir nosotros y las futuras generaciones.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Amigos

  • javier-polo
  • ernesto-0022
  • espumadetusdias
  • mano-negra
  • sarkan
  • jose-munoz
  • Pablo G. Scarvaglieri .
  • consmayoral
  • amigos-larra
  • JRC.
  • Manuel Cascales Guindos

Fans

  • mayte0820
  • Nieves
  • apolvorinos
  • THE SAVE LIFE

Ídolos

  • agorasoc
  • S.C. FTA UGT RIBERA ALTA
  • Antonio Garcia Leal
  • josep-robert
  • Óscar
  • Violeta Bondarenco
  • Antonio Rodríguez Rubio
  • xarbet
  • Apoyo
  • Trotamundos
  • Francisco Roldán Castro

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):