17 Jun 2010

No se deje engañar por los milagros de Satanás

Escrito por: fjimenez el 17 Jun 2010 - URL Permanente

No se deje engañar por los milagros de Satanás



El obrar prodigioso de imágenes, santos y cultos extraños como la macumba o la santería, no son más que engaños del mundo de las tinieblas. Vuélvase al Dios de poder que sí obra milagros…



Fernando Alexis Jiménez

No se trata de una celebración común. Las gentes se preparan con antelación para ofrecerle lo mejor. Llevan desde víveres y agua, hasta dinero. Es su forma de invocar la misericordia de una figura que a muchos despierta temor. Es “Santa Muerte”. Las rogativas las realizan a comienzos de cada mes en procura de amor, salud y libertad.

La celebración ocurre en varios poblados de México. Incluso han dedicado un templo a su servicio, en Tepito, uno de los barrios de la ciudad capital. Raymundo Olvera, el propietario del singular centro de reuniones, comenta que mensualmente registran lleno total e incluso, la invasión de calles cercanas: “Nadie quiere perderse la invocación a la Santa Muerte”.

En torno a la efigie hay decenas de velas y veladoras así como papelitos, escritos a mano y con letra minúscula, con la cual expresan peticiones.

“¿Por qué se reciben hechos portentosos cuando se clama a esa imagen si no tiene poder alguno?” preguntó en un conocido programa radial alguien que defendía el culto. La respuesta salta a la vista: Quien responde no es Dios ni las fuerzas del bien, sino el propio diablo tal como lo advierte el apóstol Pablo: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”(2 Corintios 11: 14 a).

Hay quienes encubren de qué se trata esta expresión cúltica nacida en la época prehispánica en el hoy estado de Veracruz, al denominar la estatua como “Niña blanca”; sin embargo todos saben que se trata de una exaltación a las fuerzas ocultas de maldad.

¿A quién pides un milagro?

Es probable que usted tenga algún tipo de adoración a ídolos y su argumentación sea la misma. “He visto respuesta”. Pues tal atención a sus peticiones no es de Dios sino del mundo del ocultismo y es una práctica que debe dejar de lado, porque también las Escrituras son claras al advertir que quienes están relacionados con la hechicería y ramas ocultistas, no heredarán el reino de los cielos:

“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.”(Gálatas 5:19-21).

Siempre señal algo respecto al obrar del mundo de las tinieblas: Satanás y sus huestes pueden cambiar el curso de muchos acontecimientos. Así es el mundo de las tinieblas. Es así como hay sinnúmero de seguidores de la Virgen de Guadalupe (México) y de Gregorio Hernández (Venezuela) entre otros muchos demonios que se amparan en figuras de culto religioso para actuar.

La hechicería, como anota la Palabra de Dios, no solo es contraria a Dios sino que acarrea maldición. ¡Es hora de cortar con ese mundo de maldad en el que quizá ha estado inmerso! Los verdaderos milagros ocurren cuando volvemos la mirada a Dios gracias a la obra redentora del Señor Jesucristo. ¡No hay límites para que los hechos portentosos y las maravillas ocurran: sanidades físicas, milagros financieros, restablecimiento de matrimonios, consecución de empleo, para mencionar sólo algunas de las infinitas posibilidades que nos ofrece el Señor!

Si ha abierto puertas a Satanás y sus huestes, renuncie hoy a toda atadura, reconozca la obra de Cristo en la cruz para hacerlo libre y sométase a Él, el Dios de poder para el cual no hay nada imposible…

¿Ya recibió a Jesucristo en su corazón?

Probablemente no ha tomado la decisión más importante de su vida: recibir a Jesucristo como Señor y Salvador. Hoy es el día para que de ese paso. Es muy sencillo: basta que le diga—allí donde se encuentra: “Señor Jesús, reconozco que he pecado y que gracias a tu muerte en la cruz, me perdonaste y abriste las puertas a una nueva vida. Te recibo en mi corazón como mi único y suficiente Salvador. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

Como no dudo que oró recibiendo al Señor Jesús, tengo ahora tres recomendaciones para usted:

1. Comience y termine su día orando. Orar es hablar con Dios.

2. Lea la Biblia. En ella aprenderá principios maravillosos, sencillos y prácticos, que le ayudarán en su crecimiento personal y espiritual.

3. Comience a reunirse con otros cristianos, al igual que usted desde hoy, dispuestos a que Dios obre una transformación en su existencia.

Si tiene alguna inquietud, por favor, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llamarme al (0057)317-4913705

© Fernando Alexis Jiménez

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

ESTUDIOS BIBLICOS DE GUERRA ESPIRITUAL

Avatar de fjimenez

.

¡Bienvenido al sitio más completo de la Internet con Estudios Bíblicos de Guerra Espiritual!

ver perfil »

Tags

SUSCRIBASE A LA REVISTA EMAIL

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Fans

  • Zahira Rosales Cala
  • ivette-duran
  • saludesvida

Ídolos

Amigos

JESUCRISTO TE HACE LIBRE

Satanás y sus huestes podrán general maldad en el mundo, pero nuestro amado Señor Jesucristo trae libertad a las almas. ¡Recíbalo hoy en su corazón! Es la mejor decisión que podrá tomar y que le asegura un presente de victoria y vida por la eternidad.