31 Ago 2012

Posesión o influencia demoníaca: Usted corre peligro

Escrito por: fjimenez el 31 Ago 2012 - URL Permanente

Posesión o influencia demoníaca: Usted corre peligro

Fernando Alexis Jiménez



E

l servicio cristiano estaba muy concurrido. Simón, el diácono, calculó que habría 800 personas en el auditorio. El calor era insoportable y aunque estaban funcionando todos los ventiladores, la brisa artificial a duras penas cubría un segmento de los concurrentes. Pese a la incomodidad, la predicación mantenía absortos a todos.

--Padre, ordeno en el Nombre de Jesús que todo espíritu de maldad salga ahora mismo--, dijo el pastor desde la plataforma.

Esas pocas palabras desencadenaron una tormenta y en varios lugares se manifestaron personas afectadas por los demonios.

Simón y otras muchas personas no entendían por qué razón muchos de los cristianos de muchos años de pronto convulsionaban la y cambiaban la voz.

--¿Cómo puede ocurrir esto?—le comentó a su esposa aquella noche mientras tomaban la cena, visiblemente preocupado.

Sin duda usted habrá escuchado o presenciado casos así. Y surgen muchas preguntas, apenas natural: ¿Qué ocurre con el cristiano cuando está ante ataques de los demonios que lo oprimen?¿Puede conservarse la liberación?¿Si pecar, un cristiano puede ser oprimido por el mundo de las tinieblas?

Los demonios al ataque

Aun cuando seamos cristianos, el enemigo está buscando a quién destruir (Cf. 1 Pedro 5:8; Juan 10:10 a). Por ese motivo, no podemos descuidarnos.

Quizá usted me dirá: “Es imposible que el Adversario espiritual cause daño a un creyente”. Es el argumento de infinidad de personas que, una vez se convierten a Cristo, consideran tener a disposición un seguro contra influencia demoníaca. ¡Tremendo error!

Al respecto, John Eckardt, reconocida autoridad en el tema de la guerra espiritual, señala que: “Los demonios pueden habitar en aquellas áreas particulares de la vida del cristiano y, sin embargo, los demonios no pueden habitar dentro del espíritu del cristiano, porque es donde Jesús y el Espíritu Santo habitan. Luego, cuando nosotros decimos que un cristiano está poseído o demonizado, no decimos que un cristiano puede tener demonios en su espíritu, pero esa persona puede tener demonios en partes del ama y cuerpo físico”( ¿Cómo ministrar liberación?. John Eckhardt. “¿Puede un cristiano tener un demonio?”. Editorial Certeza. EE.UU. 2005. Pg. 34)

No olvide que los seres humanos nos componemos por tres partes claramente definidas por el apóstol Pablo cuando escribió sobre espíritu, alma y cuerpo (Cf. 1 Tesalonicenses 5:23)

El Señor Jesús aludió a la necesidad de no dejar que nuestro ser quede sin protección una vez se produce la liberación de espíritus demoníacos: Cuando un espíritu maligno sale de una persona, va al desierto en busca de descanso, pero como no lo encuentra, dice: “Volveré a la persona de la cual salí”.”(Lucas 11:24. Nueva Traducción Viviente)

Si el cristiano persiste en pecar, está abriendo puertas al mundo de las tinieblas. Él es muy astuto y no desperdicia oportunidad.

Conozco de personas que incluso están en el liderazgo, que reinciden en consultar pornografía, mantener romances, han caído en adulterio o incluso, en medio de la desesperación por alguna situación crítica, consultaron el horóscopo, la carta astral o el tarot. ¡Abrieron puertas a Satanás y sus secuaces! Y nuestro opositor, genera influencia, angustia y desasosiego en quien incurre en esta situación.

Usted se preguntará, Y ¿qué de aquellos que sin pecar, se ven oprimidos por el enemigo espiritual? Puede obedecer a traumas de la niñez o quizá momentos que marcaron la vida de creyente y que, en el momento de la conversión, no fueron atendidos. No se les ministró y siguen latentes, causando problemas.

Ese hecho constituye una oportunidad de oro para el mundo de las tinieblas que genera opresión. Nuevamente es a John Eckhardt a quien cito para ayudar a dilucidar el tema:

“Personalmente no tengo tanto problema con la palabra poseído como algunos cristianos lo tienen. De hecho, para mí la palabra demonizado suena peor. Cuando miré la palabra poseído, una definición, simplemente significa ocupado. Mi conclusión es que si un demonio ocupa tu talón, ocupa parte de ti. Esto no significa que ocupa tu espíritu, alma y cuerpo. Si ocupa una pequeña porción, tal como un órgano físico en tu cuerpo, o un espíritu de enfermedad, luego hay parte de posesión en algún grado”(¿Cómo ministrar liberación?. John Eckhardt. “¿Puede un cristiano tener un demonio?”. Editorial Certeza. EE.UU. 2005. Pg. 33)

Es necesario renunciar a toda puerta abierta al mundo del ocultismo antes de conocer a Cristo. La persona debe ser consciente del peligro que corre y proceder a la respectiva renuncia.

Mantenernos en intimidad con Dios

Si usted fue liberado de posesión demoníaca, ahora en su condición de cristiano debe permanecer asido de la mano de Dios. No se descuide.

El Señor Jesús enseñó que: De modo que regresa y encuentra que su antigua casa está barrida y en orden. Entonces el espíritu busca a otros siete espíritus más malignos que él, y todos entran en la persona y viven allí. Y entonces esa persona queda peor que antes”(Lucas 11:25, 26. Nueva Traducción Viviente)

Recuerdo el caso del líder de jóvenes en una congregación a la que me invitaron para dictar una conferencia sobre Guerra Espiritual. El chico relató que antes de conocer a Cristo había practicado actos de inmoralidad. “Aun cuando camino con Cristo hoy día, las tentaciones son muy fuertes”, relató.

Es evidente que el enemigo espiritual querrá seguir poniendo tropiezo. Por ese motivo, bajo ninguna circunstancia podemos descuidarnos; antes bien, es aconsejable mantenernos unidos a Dios en oración y en la meditación de Su Palabra. Nos asegura protección frente a los ataques reiterados de las tinieblas y las tentaciones que pone a nuestro paso. Es cierto, no las podemos evitar, pero fortalecidos en el Señor, podemos vencer.

Posesión o influencia

Una persona que no tiene a Cristo Jesús en su vida, está expuesta a la posesión demoníaca. No podemos olvidar que por estar distanciado de Dios, abre puertas de múltiples maneras a lo oculto y en general, al mundo de las tinieblas.

En el caso del creyente, si abre puertas nuevamente, se desencadena una opresión demoníaca. El enemigo toma ventaja. Primero inunda la mente con pensamientos de maldad con el fin de ir ganando terreno. ¡No podemos descuidarnos jamás!

El Señor Jesús nos delegó una tarea: recobrar esos territorios donde hoy domina el enemigo espiritual y ministrar libertad a los cautivos: “Estas señales milagrosas acompañarán a los que creen: expulsarán demonios en mi nombre y hablarán nuevos idiomas… ”(Marcos 16:17. Nueva Traducción Viviente)

No olvide que tenemos autoridad para echar fuera demonios. Es una tarea que nos delegó Jesucristo, dándonos poder para ministrar. Además, el enemigo espiritual está vencido.

A propósito: Hoy es el día oportuno para que le abra las puertas de su corazón a Jesucristo. Puedo asegurarle que jamás se arrepentirá. Él será quien transforme todo su ser. No deje pasar este momento y recíbalo en su corazón como su único y suficiente Salvador.

Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirnos a pastorfernandoalexis@gmail.com o llamarnos al (0057)317-4913705.

© Fernando Alexis Jiménez – Síganos en www.guerraespiritual.org

Twitter @oraciondepoder

Facebook http://facebook.com/fernandoalexis.jimenez

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

ESTUDIOS BIBLICOS DE GUERRA ESPIRITUAL

Avatar de fjimenez

.

¡Bienvenido al sitio más completo de la Internet con Estudios Bíblicos de Guerra Espiritual!

ver perfil »

SUSCRIBASE A LA REVISTA EMAIL

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Fans

  • Zahira Rosales Cala
  • ivette-duran
  • saludesvida

Ídolos

Amigos

JESUCRISTO TE HACE LIBRE

Satanás y sus huestes podrán general maldad en el mundo, pero nuestro amado Señor Jesucristo trae libertad a las almas. ¡Recíbalo hoy en su corazón! Es la mejor decisión que podrá tomar y que le asegura un presente de victoria y vida por la eternidad.