06
Jul 2014

Apoye, no castigue: Políticas de #drogas basadas en el apoyo social mejor que las represivas

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 06 Jul 2014 - URL Permanente

El pasado 26 de junio, en el Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, estuvimos hablando en Almería, en Roquetas sobre coordinación interinstitucional para mejorar el abordaje de las drogodependencias. Esta charla se produce en un entorno de que "Aumentar el castigo a las personas con problemas de adicciones por delitos como robos y hurtos, sólo contribuirá a dificultarles el acceso a terapias alternativas a la cárcel"


Leemos que en ese día, numerosas organizaciones sociales y ciudadanas que trabajan en el ámbito de las drogodependencias y los servicios sociales han promovido una campaña para reivindicar a los gobiernos una política de drogas no represiva que apueste por los derechos humanos. La campaña lanzada con el eslogan 'Apoye, no castigue' , aboga por crear conciencia sobre los daños causados por la criminalización de las personas que usan drogas. La campaña apuesta por cambios en las leyes y las políticas que impiden el acceso a las intervenciones de reducción de daños, y promover el respeto por los derechos humanos de las personas que usan drogas.

Muchas asociaciones de todo el mundo como nuestra admirada Federación Andaluza Enlace, compuesta por 108 entidades, se han sumado a esta campaña internacional centrando sus reivindicaciones en los efectos negativos que puede tener para las personas con problemas de drogodependencias la reforma del Código Penal, a punto de ser aprobada por las cámaras legislativas. Reclama que se escuche y tenga en cuenta su opinión a la hora de encontrar soluciones eficaces y apuestan por las "alternativas a la prisión de contenido resocializador, por su rentabilidad social, al evitar la reincidencia, y su rentabilidad económica, al implicar menores costes".

Las penas y medidas alternativas a la prisión están dando buenos resultados, por ello, el Código Penal no necesita modificaciones que vengan a restringir la normativa vigente, que permite, entre otros, la suspensión de la pena para personas drogodependientes que han finalizado con éxito el proceso y se han rehabilitado.

Lo ideal sería que se flexibilizaran las medidas ya existentes y se incorporaran otras que son bien conocidas en países de nuestro entorno y acumulan buenos resultados. Además, internar a una persona en un centro de deshabituación no debe exceder el plazo de dos años, con una posible prórroga de 12 meses más, en caso de ser estrictamente necesario.

Por otro lado, es muy importante que se introduzca la figura de la mediación, junto a la de reparación del daño.

https://www.youtube.com/embed/xOP0qW1_qCY


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

28
Nov 2013

Metadona, heroína, buprenorfina/naloxona y la normalización de los pacientes

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 28 Nov 2013 - URL Permanente

La dependencia a opioides, como la heroína, es una enfermedad de origen multifactorial, de curso crónico y con frecuentes recidivas por lo que su abordaje terapéutico necesita de una estrategia multidisciplinar. La evidencia habla de que las drogas de sustitución como la metadona, la buprenorfina o la heroína ayudan a estabilizar y a mejorar el estado de salud de las personas dependientes. Hoy en día la metadona (en España, a diferencia de otros países europeos, prácticamente ha sido el único agonista opioide utilizado, siendo utilizado en 2008 por 81.390 pacientes) y la buprenorfina (aún incipiente en España, aunque muy extendida en Francia) son las respuestas más utilizadas en el abordaje de estos pacientes, aunque ya hay más de 2.400 pacientes en el mundo que toman heroína como medicamento.

Aunque el tratamiento con metadona debe seguir estando disponible, existe un grupo de considerable de pacientes (alrededor de un 25%) en los que la opción más apropiada es otra. La mayoría de los países incluyen básicamente metadona y buprenorfina entre los tratamientos disponibles, mientras que la heroína se utiliza como medicamento en Suiza, Holanda, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Canadá y España (sólo en Granada).

La percepción de los pacientes que toman metadona es:

  • se sienten vulnerables
  • quieren ser mejores, tener una vida normal, no engañar más
  • se sienten orgullosos de haber tomado la decisión de dejar las drogas y de ser capaces de superar esta difícil situación
  • se consideran enfermos
  • expresan una fuerte intolerancia y rechazo hacia los que siguen enganchados y no intentan dejarlo
  • tienen temor y reticencia por miedo a “engancharse” y al “atontamiento” que la metadona les pudiera producir, …

La percepción de los que reciben heroína es:

  • mejor percepción de su salud física y psíquica
  • tranquilidad psíquica • seguridad en uno mismo
  • posibilidades de comunicación con otros
  • fortaleza para afrontar la vida diaria
  • estabilidad psicológica en el estado de ánimo y en la manera de relacionarse con otras personas
  • ilusión que perciben para hacer cosas, para encarar la vida en general, poder pensar mejor
  • mayor fuerza, más despierta, con mejor conexión con la realidad que les rodea, más espabilada que antes
  • mejoría en el cuidado personal en las pautas de higiene y aseo,
  • menor consumo de alcohol
  • recuperación de los ritmos fisiológicos: alimentación, sexuales, vigilia-sueño…

A estos he añadido la visión de los que toman Buprenorfina/ naloxona:

  • se te quita la abstinencia y no te da la sensación de estar colocado y por tanto estás más atento, mucho más despejado,
  • Con sensaciones muy positivas: “Salgo a la calle con sensaciones agradables, estoy contento, tomo mis cervezas, quedo con alguien, voy a la biblioteca, juego a fútbol, tomo mi café, veo la televisión, me ducho y ceno, el sueño lo cojo bien, duermo bien. Estoy como hace tiempo no estaba. Hablo bien y soy yo como yo soy normalmente, sin estar embotado ni tener la sensación de tan eufórico”.
  • Sobre las relaciones sociales y familiares: “La gente que me conoce dice que parezco otro, está la familia muy contenta con ahora y antes la metadona iba peor, era diferente”
  • “No tomo nada desde que tomo Buprenorfina/naloxona, Antes tomaba tranquilizantes y ansiolíticos y antidepresivos y benzodiacepinas, pero ahora no”.
  • Además comentan que hacen ejercicio físico y físicamente se sienten mejor. También dicen que han mejorado las relaciones sexuales aunque no todos, pero si la mayoría comentan que han mejorado en sus comidas.
  • La normalidad de ir a la farmacia a comprar Buprenorfina/naloxona y no ir a un centro también ayuda a normalizar.

En resumen, necesitamos alternativas terapéuticas para los heroinómanos como la heroína con naloxona, la heroína inyectada, la buprenorfina con naloxona,… , junto a presentaciones diferentes, más dispensación en oficinas de farmacia para conseguir, entre fármacos, ejercicio físico, trabajo y conexión con entornos más normalizados, una vida más normalizada, una vida mejor.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15
Ene 2013

Entrevista: "La idea de Rasquera no es un proyecto de fumetas sino de salud"

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 15 Ene 2013 - URL Permanente

Entrevista que nos hizo SÍLVIA BARROSO para el Diari Ara:
Romper tópicos Nació en Pollença (1960) y vive en Granada, donde es profesor e investigador de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Escribe blogs, artículos y todo lo que puede. Y se ha metido en el lío de Rasquera porque cree que hay que "romper tópicos"

Juan Carlos March, en Barcelona.  Asesora del Ayuntamiento de Rasquera en el proyecto de la plantación de cannabis.Juan Carlos March, en Barcelona. Asesora del Ayuntamiento de Rasquera en el proyecto de la plantación de cannabis. PERE TORDERA

Ha dirigido un estudio sobre el uso terapéutico de la heroína en Granada y ahora es el asesor médico del proyecto de una plantación de marihuana en Rasquera, que también ha anunciado que pedirá la legalización de la marihuana en el Parlamento.

Rasquera ha hecho correr ríos de tinta y se ha atascado. ¿Decepcionado?

Esto es una carrera de fondo. El proyecto para probar el uso terapéutico de la heroína necesitó seis años para ser aprobado por la Agencia Española del Medicamento. La idea de Rasquera saldrá adelante. Hay que acabar con la idea de que cannabis es igual a droga e igual a problemas.

Pero sí es una droga ...

Y hay muchas personas que consumen y negar la realidad es absurdo y una aberración. Por eso la estrategia de Rasquera es interesante.

Hubo demasiada polémica. ¿Perjudicó al proyecto?

Cuando esto ocurre, por un lado se habla mucho del tema y se hace presente que hay que buscar una solución. Por el otro, se generan expectativas y si no las gestionas bien el asunto se alarga y aparece la decepción.

Y usted, un médico, en medio de todo ...

Yo lo que hago es proponer tres cosas: hacer investigación con los consumidores, hacer investigación sobre el uso medicinal del cannabis y trabajar en la prevención para evitar el consumo de cannabis entre los adolescentes.

Para ello, ¿es necesaria una plantación?

No necesariamente, pero sí podemos aprovecharla. El proyecto debe tener un enfoque global, la plantación sólo debe ser una parte, el resto debe ser investigación ...

¿Qué parte de los ingresos se dediquen a investigación?

Sí. Si el Ayuntamiento alquila los terrenos para un proyecto arriesgado, está bien que saque ingresos para invertir en el pueblo pero también se debe invertir una parte en el conjunto de la sociedad, más allá de los vecinos de Rasquera.

Es fácil que triunfe la visión frívola del proyecto, cosa de fumetas ...

Por eso debe ser un proyecto global de salud. Yo respeto a los consumidores y se les debe buscar una salida, porque es mejor que el consumo esté controlado. Pero el proyecto de Rasquera no debe ser de fumetas, sino de salud. Esto lo he escrito y los impulsores de la idea lo han firmado.

De hecho, usted ya ha hecho un proyecto de salud con la heroína y dice grandes virtudes como medicamento ...

Debo parecer loco, no?

Loco no, pero no sé si se entiende a la primera ...

Pues resulta que una droga como la heroína puede ser un medicamento para tratar, precisamente, los heroinómanos.

¿Cómo se hace?

Unas 80.000 personas en España toman metadona, pero no a todo el mundo le va bien. Si tienes amigdalitis y no te va bien un antibiótico concreto, siempre tienes otros antibióticos. En cambio, contra la adicción a la heroína hay pocos tratamientos. Y nosotros planteamos, siguiendo una línea del Reino Unido y Suiza, utilizar la misma heroína. No es un medicamento de elección inicial, es un recurso para gente que fracasa con la metadona.

¿Y dejan la heroína con heroína?

El objetivo no es necesariamente que la dejen, sino normalizar la vida del paciente. Esto se puede hacer manteniendo el consumo bajo control médico.Si no, los heroinómanos compran la droga en la calle, adulterada, cogen infecciones, delinquen ... En estos casos debemos romper la idea de que toman una droga, porque lo que toman es un medicamento. Son enfermos crónicos, como los diabéticos, que dependen de la insulina.

¿El cannabis es diferente?

Sí, y debería ser más fácil, porque sirve para tratar los síntomas de enfermedades que afectan a más gente, como la fibromialgia y otros dolores y los efectos de la quimioterapia.

Si es tan claro, ¿por qué se bloquean los proyectos médicos con estas sustancias?

Porque no se rompe la imagen que tenemos de las drogas. Pensamos que la heroína mata y no pensamos que es prima de la morfina, que hace años y años que se utiliza como medicamento. La administración debería ser más valiente, como cuando aprobó el proyecto con heroína de Granada, que ha dado un resultado excelente. El error ha sido no extenderlo en Cataluña, el País Vasco, en Madrid ...

¿Usted se imagina actualmente un político autorizando que se paguen con dinero público tratamientos con cannabis y heroína?

Bien se pagan operaciones de cirugía cardíaca carísimas para fumadores ... Y, además, hay estudios en Suiza y Holanda que dejan bien claro que el beneficio es mayor que el coste.

Pues, de momento, lo que hace la administración es mucha publicidad de las operaciones de desmantelamiento de plantaciones de cannabis ...

Esto es alimentar la visión negativista del tema. La policía debe perseguir el mercado negro, pero hay que buscar una salida para tener el consumo controlado. Rasquera ofrece un mercado controlado a los socios de una entidad, que sabríamos qué toman, en qué condiciones y en qué cantidades. Y además, podríamos estudiar con ellos los efectos que tiene el consumo a largo plazo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

27
Nov 2012

Yo acuso: Annie Mino y la metadona

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 27 Nov 2012 - URL Permanente

Annie Mino, investigadora suiza que ha trabajado en el tema de la heroína y la metadona, hace unas reflexiones duras que vale la pena leer:

1. Yo acuso a los especialistas, a los políticos y a los periodistas que discuten sobre las drogas y sus consecuencias sin diferenciar en sus afirmaciones entre las verdades y las mentiras. Las afirmaciones terroríficas que cuentan sobre el opio y sus derivados son contradictorias respecto de los datos científicos comprobados desde hace tiempo.

Estas pamplinas tienen como objetivo evitar el consumo de drogas, pero nos impiden sobretodo ayudar a los drogadictos.

2. Yo acuso a los gobiernos que han prohibido y prohíben aún el uso de la metadona y el reparto de jeringuillas impidiendo ayudar a personas en riesgo por ello, el sida, la hepatitis contagian a individuos que estarían preparados si se les ofreciera los medios para luchar con nosotros contra la propagación de estas enfermedades. A causa de ello, unos consumidores de drogas que podrían ser ayudados se ven abocados a la ley de la calle, a la miseria, a la violencia y a la muerte.

3. Yo acuso a los terapéutas que se niegan a escuchar a un toxicómano si no se arrepienten antes (bajo extorsión). Ellos proyectan sobre los toxicómanos su propia incapacidad en lugar de una ayuda personalizada y adaptada a su realidad. Cuentan con la complicidad de jueces y policías obligándoseles a someterse a terapias que de otra forma no aceptarían. Finalmente son incapaces de tratar a sus pacientes “de igual a igual” y confunden “terapia” con “moralidad”.

4. Yo acuso a los héroes de la lucha contra la droga de dirigir en realidad una guerra sin cuartel contra los drogadictos En un siglo de prohibición, los traficantes no han dejado de engordar y enriquecerse. Por el contrario, han sido los toxicómanos los que se han visto atrapados en la miseria, la delincuencia, la malnutrición, las sobredosis y el sida. La guerra contra la droga no se ha dirigido especialmente contra los traficantes, que además de peligrosos acumulan aún más poder. Mientras los consumidores, viven en su mayor parte, en el último lugar entre los “enfermos urbanos”.

En definitiva, me acuso a mí misma: de los errores de razonamiento, las convicciones ciegas y los errores terapéuticos que describo en este libro y que son también los míos. Los admito demasiado tarde y bajo la presión del sida. Hoy sé que la solidaridad que se ha establecido entre los consumidores de drogas y nosotros puede transformarse en nuestro mejor activo. Los toxicómanos, contrariamente a lo que se cree, están listos para hacer su trabajo.¿Y nosotros?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

31
Oct 2012

La crisis y las drogas: ¿está favoreciendo la disminución del consumo y del número de consumidores?

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 31 Oct 2012 - URL Permanente

Si la “crisis” ha afectado a toda la sociedad en su conjunto ¿habrá afectado también a los consumidores de drogas y sus hábitos y de alguna forma a aquellos que venden las drogas?

Poco se ha dicho de éste tema en los últimos años. Parece como si el gran problema (las drogas) de nuestra sociedad de los últimos años hubiese desaparecido por la irrupción de la crisis y el paso a las primeras páginas de los periódicos de la evolución diaria del paro y sus consecuencias. Parece como si de un plumazo el gran problema de nuestra trastienda, las drogas y los drogodependientes hubiesen desaparecido. Sólo aparecen las drogas y la crisis asociado a Grecia.

Existen algunas cifras sobre cuál es nuestra situación actual del consumo de drogas, las demandas de tratamiento y especialmente del deterioro de nuestro sistema asistencial, quizás uno de los mejores de Europa hasta hace poco, en lo referente al tratamiento de las adicciones y la reinserción de los ex toxicómanos.

Los fondos destinados a ONGs, programas asistenciales, convocatorias de programas públicas y privadas y en general el gasto dedicado a prevención incluyendo la relacionada con el sida y otras enfermedades infecciosas se ha reducido en torno al 60% (Proyecto hombre) y en algunos casos han desaparecido totalmente.

En un informe sobre los efectos de la crisis en las drogas de Proyecto hombre en su boletín de Diciembre/Enero 2012, encontramos que “las demandas a tratamiento se han incrementado en un 35% en el último año (2011)”.

Sabemos que uno de los fines del consumo de drogas es escapar de la realidad diaria. Esto significaría un aumento en el número de consumidores. Por el contrario la reducción de la capacidad adquisitva del conjunto de la sociedad se ha reducido lo que por lógica influiría en la disminución del número de consumidores y de las cantidades consumidas.

Los que conocemos ésta realidad sabemos de la capacidad de adaptación a las distintas circunstancias de quien depende de una droga para “vivir” es absoluta. Esto nos lleva a diferenciar entre los adictos (que siempre encuentran una alternativa a su disminución económica) y los consumidores “normalizados” entre los que sí que se han producido cambios llevados por la necesidad y en la dirección de reducir el consumo, aumentar las demandas de tratamiento y alejarse de las drogas ilegales para entrar aún más en el mundo del alcoholismo como alternativa.

Según el informe de “Proyecto Hombre” el precio medio del conjunto de drogas ha disminuido entre un 10 y un 30%. En su informe diferencian entre los consumidores de clase media-baja y los que tienen un buen poder adquisitivo.

Los primeros, que en parte dependían de trabajos como la albañilería y derivados, el paro les ha llevado a cambiar de hábitos (que no a abandonar el consumo, cómo recurrir a la producción propia de marihuana).

Entre los segundos, consumidores mayoritarios de cocaína, se ha dado el salto de consumidores a vendedores para pagarse su consumo.

Siguiendo con los datos del informe, los tratamientos por alcoholismo han aumentado del 5’1% del total de demandas en 2008 al 13,1% en 2011. El alcoholismo ha aumentado de forma significativa entre los consumidores de cocaína, heroína y otras drogas. Las demandas por consumo de heroína han pasado del 5,9 % en 2008 al 17,5 % en 2011.

Ante ello, la pregunta es si la coyuntura actual, sin pretenderlo, está favoreciendo una disminución del consumo y del número de consumidores. Pero ello genera preguntas adicionales ¿y cambia el consumo, los vendedores y los tipos de drogas que se consumían antes de la crisis? Y ¿cuántas de estas, son demandas relacionadas con la situación económica actual y cuántas no?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23
Sep 2012

Uruguay y el cannabis

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 23 Sep 2012 - URL Permanente

El proyecto de ley del gobierno uruguayo para regular la producción y venta de marihuana apunta a la "reducción de daños" en el consumo social de sustancias nocivas, como el cannabis, el alcohol o el tabaco.

Con la propuesta de legalización impulsada por el presidente José Mujica, se pretende "disminuir el riesgo del consumo de marihuana haciendo que en los lugares donde se pueda comercializar se hagan políticas de reducción de riesgos y daños".

La marihuana, según plantean las autoridades uruguayas, "representa uno de los temas más graves que existen, en el sentido de lo que genera, no en función de la violencia sino que la clandestinidad del consumo lleva al narcotráfico violento. Y eso es lo que se quiere cortar con la racionalización del uso y la estatización de la comercialización y venta del producto".

El texto -que tiene un único artículo- no especifica los mecanismos de regulación que serían utilizados de aprobarse la ley, pero desde el Gobierno uruguayo se ha insistido en que se aplicarían fuertes controles.

Datos oficiales señalan a la marihuana como la tercer droga más consumida por los uruguayos -detrás del alcohol y el tabaco- y se estima que unas 20.000 personas la consumen habitualmente, de un total de 3,3 millones de habitantes.

El presidente uruguayo, José Mujica, dice que si se aprueba su proyecto de reglamentar la venta de cannabis en el país, no se aceptará "un turismo consumidor" de marihuana.El plan de legalizar la producción y venta de marihuana "es para (resolver) los problemas de Uruguay."Lo que estamos proponiendo no necesariamente es una receta que nos vaya a librar de esta plaga que se llama narcotráfico. Lo que queremos es ensayar otros caminos. Y nos parece que una cosa importante es tratar de arrebatarles el mercado. Porque por el lado represivo el mercado sigue caminando", "Nos parece que colocarlo arriba de la mesa, reglamentarlo, puede ser un mal mucho menor a lo que está pasando hoy"."Nosotros no defendemos la expansión del consumo de ninguna droga". Su idea es que la venta "se pueda hacer a través del sistema de salud global del Uruguay u otros mecanismos, pero que sea estrictamente controlado por el Estado", explicó el Presidente.

"Tiene el inconveniente de que supone la identificación, y eso es fundamental primero para saber que son uruguayos, segundo para poder inducirle (al consumidor) a que se trate en el caso de que su consumo se considere desde el punto de vista médico exagerado". Añadió que además se buscará que el cannabis tenga "trazabilidad" para dificultar su venta al exterior.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05
Sep 2012

Valientes en Rasquera, ni iluminados ni locos

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 05 Sep 2012 - URL Permanente


Los valientes de Rasquera no son unos iluminados, ni unos locos, sino es gente que piensa en el futuro y que cree lo que cree mucha gente como Mario Vasgas LLosa, Gabriel García Márquez, junto a escritores y políticos, diciendo cosas como:

  1. La legalización del consumo, producción y comercio de la marihuana es cuestión de poco tiempo. Ya casi nadie lo niega. En lugar de pedirle a la Virgen de Guadalupe que no suceda, los presidentes latinoamericanos harían bien, siguiendo al mandatario mexicano Vicente Fox, en pedirle a Dios que sí se legalice. Y que el 52% de los votantes de California (contra un 37%) creen que las leyes contra la marihuana, al igual que las viejas leyes contra el alcohol, hacen más daño que bien. Su legalización en todo EE UU haría ingresar al fisco 8.000 millones de dólares anualmente.
  2. Y apuntaban: La legalización de las drogas no será fácil, desde luego. Por eso, la descriminalización sólo tiene razón de ser si viene acompañada de intensas campañas informativas sobre los riesgos y perjuicios que implica su consumo, semejantes a las que han servido para reducir el consumo del tabaco en casi todo el mundo, y de esfuerzos paralelos para desintoxicar y curar a las víctimas de la drogadicción. La legalización traerá a los Estados unos enormes recursos, en forma de tributos, que si se emplean en la educación de los jóvenes y la información del público en general sobre los efectos dañinos para la salud que tiene el consumo de estupefacientes puede tener un resultado infinitamente más beneficioso y de más largo alcance que una política represiva, la que, aparte de causar violencias vertiginosas y llenar de inseguridad la vida cotidiana, no ha hecho retroceder un ápice la drogadicción en ninguna sociedad.
  3. Y seguían comentando: la prohibición de la marihuana es la principal responsable de la multiplicación de pandillas violentas y carteles que controlan la distribución y venta de la droga en el mercado negro obteniendo con ello "inmenso provecho".La libertad del individuo no puede significar el derecho de poder hacer solo cosas buenas y saludables, sino, también, cosas que no lo sean, a condición, claro está, de que esas cosas no dañen o perjudiquen a los demás.
  4. Además comentaban: Hay que aplaudir la valerosa decisión del gobierno de Uruguay y de su presidente, José Mújica, de proponer al Parlamento una ley legalizando el cultivo y la venta de cannabis. De ser aprobada, ésta infligirá un duro revés a las mafias que, de un tiempo a esta parte, utilizan a ese país no sólo como mercado de la droga sino como una plataforma para exportarla a Europa y Asia. Esta ley forma parte de una serie de disposiciones encaminadas a combatir la “inseguridad ciudadana”, agravada de un tiempo a esta parte en Uruguay, al igual que en toda América Latina, por la criminalidad asociada al narcotráfico.
  5. Desde luego que legalizar las drogas implica riesgos. Deben ser tomados en cuenta y combatidos. Por ello, quienes defendemos la legalización siempre subrayamos que esta medida debe ir acompañada de un esfuerzo paralelo para informar, rehabilitar y prevenir el consumo de estupefacientes perjudiciales para la salud. Se ha hecho en el caso del tabaco y con bastante éxito, en el mundo entero. El consumo de cigarrillos ha disminuido y hoy día quedan pocos lugares donde los ciudadanos no sepan los riesgos a los que se exponen fumando.
  6. “Alguien tiene que ser el primero”, declaró el presidente Mújica a O’Globo, de Brasil. “Alguien tiene que empezar en América del Sur. Porque estamos perdiendo la batalla contra las drogas y el crimen en el continente”
  7. El problema de la droga ya no sólo concierne a la salud pública, al descarrío de tantos niños y jóvenes a que muchas veces conduce, y ni siquiera a los terribles índices del aumento de la criminalidad que provoca, sino a la misma supervivencia de la democracia

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30
Jun 2012

Centros más necesarios que bares

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 30 Jun 2012 - URL Permanente

Hacía ya varios años que habían desaparecido éste tipo de movilizaciones (de las que hablábamos en nuestro anterior post) a partir de la pretensión de la asociación “calor y Café” de implantar un centro de ayuda a jóvenes y menos jóvenes con problemas de adicciones y exclusión social en el barrio granadino de las Cruces, se ha encontrado con la oposición casi absoluta del barrio.

Como ciudadanos en un pais democrático, tienen todo el derecho del mundo a expresar públicamente su oposición. Estaria bueno que no fuese así. Lo que quizás llama la atención son los argumentos que esgrimen para avalar su rechazo:

  • invasión de sus plazas y espacios públicos por una población, según ellos, altamente problemática y conflictiva.
  • aumento de la inseguridad ciudadana en el barrio con el crecimiento de robos y violencia, y
  • quizás el más llamativo de todos ellos: el “barrio ya ha demostrado su solidaridad para con estos colectivos al ubicarse en el mismo dos asociaciones de ayuda a alcohólicos y drogodependientes (Grexalles y Hogar 20).

Hasta aquí nada que decir. Pero HAGAMOS MEMORIA HISTÓRICA

Si algo hemos aprendido las personas que por nuestra situación hemos pretendido y siempre que se nos lo ha pedido, reunirnos con vecinos para aportar y esgrimir los argumentos o la visión desde el punto de vista de las personas que se podrian beneficiar de dichos centros es que de poco sirven intentar de forma razonada exponer (que no convencer) de que no está demostrado, por las experiencias de muchos años, de que un centro de estas características deba forzosamente “destruir” la paz de un barrio ni mucho menos que sus jóvenes se van a ver amenazados por hordas de vendedores de droga y “personas de mal vivir”.


Así y ya que ningún argumento contrario a los pronósticos “catastrofistas” puede triunfar, no seria inoportuno recordarles tanto a la AAVV como a los habitantes del barrio de las Cruces de lo que ocurrió hace unos años ante la inminente instalación en la Calle El Guerra de un Centro de carácter gratuito para ayudar a los jóvenes y sus familias con problemas de drogodependencias (Hogar 20). Las movilizaciones de hoy son un guateque comparadas con las que se produjeron en esas semanas. Como es habitual los argumentos que esgrimian desde la AAVV eran los habituales:

  • destrucción de la paz del barrio
  • aumento del tráfico
  • robos y violaciones
  • etc.

Hubo solo una diferencia con respecto a las razones que se dan hoy, que al no haber aún un centro (pensemos que lo que se pretendía evitar era precisamente que Hogar 20 se estableciese) no se podía utilizar éste como que su cupo de “solidaridad” estaba mas que demostrado. Aunque aquellas movilizaciones no evitaron que Hogar 20 se quedase, sí que para Hogar 20 supuso un gran daño en sus programas y proyectos. Aún después de establecidos, muchas mañanas los candados y cerraduras repletos de silicona impidieron que el centro desarrollase su trabajo de forma normalizada. Igualmente y hasta hace bien poco no pudieron ni poner en la puerta un miserable cartel que orientase a las personas que buscaban esta asociación.

Pero si de toda esa experiencia, de verdad, el barrio podía haber sacado el mas fuerte de los argumentos para demostrar que los negros augurios, como habitualmente ocurre, nunca se cumplieron, deberían ser suficientes razones como para “abrir los ojos” con hechos constatables de que se puede estar en contra de que unas personas “con mal aspecto” puedan pasar por las calles del barrio durante unos minutos al día. Podemos presentar argumentos como que no nos gustan “los pobres tan pobres” pero de verdad, después de los acontecido con Hogar 20, Grexalles y otros centros se puede seguir insistiendo en que un centro que ofrece duchas, lavadoras, desayunos y multitud de servicios para los mas necesitados va a provocar un “armagedom”.

Hogar 20 y Grexalles han demostrado con hechos que son más útiles y necesarios éste tipo de centros que los múltiples bares que hay en la zona.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25
Jun 2012

No nos quieren

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 25 Jun 2012 - URL Permanente

Vecinos del Barrio de la Cruz de Granada se están negando a que la asociación Calor y Café se establezca en su barrio

Piden no verlos ni en sus calles ni en sus plazas....

Vecinos del barrio de la Cruz de Granada capital, que se han constituido en plataforma, contra la apertura de un centro y comedor social de la ONG ‘Calor y Café’ que consideran “peligroso” para niños y mayores “por el tipo de personas que lo frecuentarán”.

Dicen los vecinos que el barrio “no es insolidario” con el colectivo de las personas desfavorecidas, puesto que acoge otras asociaciones contra la drogadicción y el alcoholismo, de síndrome de down, de sordos, casas de acogida para mujeres, y una parroquia “que ayuda a muchísima gente”.

La razón principal de la oposición del barrio es que esta ONG, Calor y Café “no hace control de las personas a las que ayuda”, como demuestran los actos violentos que se han producido a sus puertas “y que han salido en los medios de comunicación”. “La gente está muy asustada, y ha subido ya la inseguridad en el barrio. Calor y Café puede hacer un daño irreparable”, consideran desde la plataforma, que ha recogido ya 1.000 firmas en contra del centro social.

Los vecinos tenemos una sensación de impotencia terrible, porque podemos perder nuestros espacios, los que usan los niños y mayores. Sería dramático”, dicen los vecinos que no van a cejar en su empeño de defender la seguridad en el lugar en el que viven.

¿Qué quería la Asociación Calor y Café?: Instalar un centro social en el barrio granadino de la Cruz, ligado a su labor con los “sin hogar”.

La Junta Directiva de Calor y Café ha censurado que un grupo de ciudadanos de Granada lleve ya más de dos años “vertiendo contra la Asociación “innumerables mentiras, difamaciones amenazas, informaciones falsas o deformadas, injurias a las personas, calumnias, manifestaciones públicas, algarabías y hasta amenazas ocultas en el anonimato, con el exclusivo objeto de que no se instale en su barrio un lugar adonde se atienda en sus necesidades más vitales a un grupo de personas, las más desfavorecidas de la sociedad”.

Calor y Café de Granada es una asociación sin ánimo de lucro establecida oficialmente desde el año 2004, aunque parte de sus fines fueron comenzados a implantarse, casi diez años antes. “En contra de lo que malintencionadamente se manifiesta, no disponemos de subvención pública alguna, sino esporádicas ayudas de algunas entidades u organismos públicos (de los que sus Servicios Sociales nos remiten la mayoría de nuestros usuarios, por necesidades evidentes y contrastadas), y sí, de las aportaciones en variable cuantía de nuestros socios, y las donaciones personales o anónimas que recibimos”.

La asociación, según asegura su directiva, no tiene personal contratado (solo una persona a media jornada para gestiones burocráticas) y se nutre de 34 voluntarios “que prestan todo su saber y entender en las distintas actividades”, que fueron valoradas por el Ministerio del Interior, y merecieron en el año 2007 la declaración de ‘Asociación de utilidad pública’. Sus cuentas anuales son remitidas al Registro Nacional de Asociaciones en Madrid, para ser auditadas y quedar expuestas a exposición pública, permanentemente.

Calor y Café acoge “a los que más han sufrido por diversas circunstancias de la vida al haber perdido el empleo, la familia, a los que quieren salir de una situación marginal, exalcohólicos, exdrogadictos, pero jamás ha podido demostrar nadie que en nuestra sede se han visto jeringuillas u otros efectos, como falsamente se nos acusa”.

“Ayudamos en reparto de alimentos a más de cien familias carentes de medios, lavamos la ropa a quienes carecen de posibilidad de ello, ofrecemos duchas para que los usuarios se aseen y puedan manifestarse en mejores condiciones al abordar un empleo. Y por desgracia, no repartimos comidas. A cuantos llegan ateridos de frío y victimas del cansancio, les ofrecemos un café y unas galletas en la hora de merienda que es de 5 a 7,30 de la tarde. Servimos de domicilio a efectos del correo, para los que no tienen dirección, y ayudamos en la consecución de los documentos personales (DNI, pasaportes, currículum)”, explican.

El propósito de la asociación es pues mantener su criterio y seguir realizando sus actividades, y por ello confía en obtener “si no el aplauso, sí la comprensión y crédito de numerosas personas que con otra información nos han visto como creadores de peligros inexistentes y apocalípticas consecuencias para los habitantes del barrio en el que pensamos trasladarnos a causa de la pequeñez de nuestros locales y la mayor afluencia de personas necesitas que en estos tiempos nos demandan ayudas”.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05
Jun 2012

Reducir la mortalidad relacionada con las drogas, una cuestión de salud pública ¿irresoluble?

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 05 Jun 2012 - URL Permanente

A través del blog de XARXA PERIFÈRICS hemos recibido la información de este artículo titulado: Reducir la mortalidad relacionada con las drogas en Europa parece una cuestión de salud pública irresoluble que nos parece muy relevante conocer.

En base al análisis de los datos de más de 30 estudios de cohortes, se puede estimar que cada año mueren en Europa entre10.000 y 20.000 usuarios de opiáceos.

Generalmente las tasas de mortalidad anual se sitúan entre 10-20/1000, representando un exceso de mortalidad 10 a 20 veces superior al esperado para el grupo de edad.

La mayoría de las muertes suceden entre hombres de alrededor de 35 años.
Se pueden identificar cuatro grandes grupos de causas de muerte:
  • sobredosis
  • enfermedades
  • suicidio y
  • traumas.

Mientras que la mortalidad relacionada con el VIH esta en disminución, otras causas de muerte han mostrado pocos signos de descenso en los últimos años. Particularmente preocupantes son las sobredosis, que representan 6.300 a 8.400 muertes cada año.

El hecho de que las muertes no hayan disminuido es sorprendente, dada la expansión del tratamiento y otros servicios.
Varios factores interrelacionados podrían ayudar a explicar este problema irresoluble, como son una creciente vulnerabilidad de una cohorte de usuarios que envejecen, el uso de alcohol y otras drogas, una salud altamente deteriorada, conductas de riesgo, la co-morbilidad, y la exclusión social y marginalización.
Reducir la morbilidad general entre los usuarios de heroína continua siendo un tema clave para los servicios europeos de salud pública. Para conseguirlo es necesario profundizar en la comprensión y la actuación sobre los factores asociados, directa o indirectamente, a la mortalidad por el uso de drogas.
El artículo lo han escrito ISABELLE GIRAUDON; JULIAN VICENTE; JOÃO MATIAS; JANE MOUNTENEY; PAUL GRIFFITHS del European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction (EMCDDA). Lisbon, Portugal.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Manolo Romero y Joan Carles March

ver perfíl

Tags

Amigos

Fans

  • saludesvida
  • Jacinto Riera Vila

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):