20
Nov 2012

Puede desaparacer “Hogar 20”, Asociación de ayuda a los drogodependientes y sus familias

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 20 Nov 2012 - URL Permanente

El otro día nos mostraron una carta dirigida por HOGAR 20 (Asociación de ayuda a los drogodependientes y sus familias) en la que se describe la situación crítica por la que está pasando ésta ONG y que puede llevarle a cerrar sus puertas después de casi 30 años de atención a los colectivos más desfavorecidos y excluidos de la ciudad de Granada. Por tanto, una nueva noticia tenemos sobre que “otro dispositivo asistencial cierra” lo cual puede parecer casi normal entre la destrucción masiva de entidades, asociaciones, programas, etc. a la que estamos asistiendo.

Cuando en 1983 las drogas ya se estaban convirtiendo en las compañeras habituales de miles de jóvenes, en Granada al igual que en el resto de España, los drogodependientes eran derivados a los servicios psiquiátricos de la sanidad pública. Aún no existían ni programas ni proyectos públicos que dieran respuesta a aquellos primeros toxicómanos y como casi en todo lo relacionado con éste problema y en estos primeros años, fue la iniciativa privada la que dió, no solo los primeros pasos, sino además la metodología y creación de estrategias coordinadas para la atención integral a los drogodependientes.

Para los que pueden desconocer quiénes son y qué ha hecho Hogar 20 en estos años, hay que saber que es un asociación que ha tenido un peso muy importante en Granada. Esta asociación, creada por un grupo de jóvenes universitarios, marcó el camino a seguir y vio rápidamente que el consumo de drogas era el inicio y la consecuencia de factores que iban más allá del discurso del “vicio” y “viciosas” con que se adjetivaba a las personas afectadas y creó una estructura médico social que aún hoy sigue siendo válida.

La Asociación Hogar 20 fue un referente de cómo la iniciativa privada sin ánimo de lucro podía atender al sector de la sociedad más desfavorecido con el apoyo solidario de decenas de personas y empresas apoyando económicamente los programas y proyectos que con ilusión y la dedicación total que sus voluntarios ponian.

Aquellas cenas que durante años y con el fin de recaudar fondos se celebraban en “El caballo Blanco” a las que acudían cientos de donantes y colaboradores fueron todo un símbolo de lo que la solidaridad de una ciudad podía lograr.

Durante estos años, el crecimiento de esta asociación y su marcado carácter solidario y de compromiso por los desfavorecidos dió lugar a que sus campos de actuación fueran mas allá de las toxicomanías para ayudar en todo lo relacionado con la pobreza social y económica. Comedores sociales, pisos de acogida, comunidades terapéuticas, centros de día, atención a enfermos de sida, escuelas de familia, etc. fueron creados para paliar y dar respuesta a todo aquel que necesitase una mano.

Hogar 20, además de marcar un estilo de atención directa y “con corazón”, dio la oportunidad a decenas de profesionales a adquirir una formación y experiencia que dio como resultado, en unos años en los que no existía enseñanza reglada sobre estos problemas, a que los primeros y actuales Centros de Atención a las Drogodependencias se nutrieran de profesionales bien preparados en el abordaje de dicha problemática.

La depresión actual por la que esta pasando nuestro país donde casi nada ni nadie se está salvando” ( excepto los de siempre ), no puede ser un motivo para que un hecho tan grave como dramático (la posible desaparición de Hogar 20) pase desapercibida y hasta vista con naturalidad.

Los miles de granadinos a los que han ayudado durante años, las decenas de profesionales que se han dejado su tiempo, su saber y hasta su dinero y el ingente esfuerzo que Hogar 20 ha hecho por mejorar la vida de los más débiles no puede finalizar así.

Esa “carta” en la que piden ayuda urgente debe tener una respuesta solidaria de Granada y los granadinos. Ellos la han dado casi durante 30 años.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16
Jul 2012

¿Por que hicimos el proyecto de heroína en un centro hospitalario?

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 16 Jul 2012 - URL Permanente

La discusión que ha habido entre nuestros lectores en los dos posts anteriores refleja una preocupación entendible en cualquier persona dela preocupación que genera el mundo de las drogas cerca de tu casa.

Pasa cuando jóvenes hacen botellón cerca de la casa de uno, pasa cuando tenemos algún sitio de venta de drogas en los aledaños de nuestra casa o pasa cuando se coloca en nuestro barrio un centro para personas en exclusión social.
Todo es entendible, aunque no siempre defendible.
Sin duda algunos comportamientos de determinadas personas, sean excluídos o no, sean drogodependientes o no son criticables, sin embargo, no por lo que son, no por su apariencia, no porque, por su situación o problema, generen de por si, algo que el resto del mundo o nuestros hijos no puedan o deban ver.
Mi experiencia en el mundo de las drogodependencias ha sido que mi acercamiento me ha hecho respetarles y por tanto, perder ciertas precauciones que tenía previamente, por el aspecto o el estigma.
Pero nosotros cuando hicimos el proyecto de heroína, proyecto único en el mundo, temíamos que generara una contestación de vecinos el ponerlo en marcha en un barrio.Ya difícil era el proyecto para complicarlo más, pensábamos.
El consejero de Asuntos Sociales y promotor del ensayo clínico PEPSA, Isaías Pérez Saldaña, al que siempre le estaremos agradecidos, quería hacerlo en un barrio de Granada. Nosotros nunca lo vimos claro. Así en los meses previos al inicio, buscamos activamente un lugar en un centro sanitario de Granada para hacerlo.
Nos planteamos el Hospital Militar, un centro de salud, el hospital clínico, el San Juan de Dios, la zona de salud mental de la Comunidad terapéutica y al final decidimos que fuera el Hospital Virgen de las Nieves, en un bajo del centro de especialidades de Cartuja.
Fue una muy buena decisión porque le dábamos un toque sanitario a un problema sanitario. Este no es siempre el caso, pero en esta ocasión si lo fue.
El centro se adecentó y al final fue uno de los aspectos que le dieron dignidad al proyecto.
Así explicamos en la web las características del centro:

La organización general del programa en el Centro PEPSA de Granadaresponde a la búsqueda de la claridad espacial y la funcionalidad. Para poder llevar a cabo dichas premisas, se ha optado por la uniformidad de materiales y la distribución entorno a recorridos fácilmente identificables.

Los usos principales del centro serán el tratamiento de pacientes, la organización de talleres y las labores propias de la dirección. Estas actividades se reparten entre dos áreas de tratamiento y una intermedia para la administración. El acceso de los pacientes se realiza por la fachada norte, bajo la entrada principal del edificio, desde donde se reparten los dos ámbitos.

En primer lugar, el paciente accederá a una sala espaciosa, que lo será de espera o taller de actividades según convenga, donde tomará contacto con las actividades del centro y donde será informado en primera instancia. De aquí podrá pasar a la zona de tratamiento, compuesta por la sala principal, la sala de curas y el control de administración de material; o al sector de consultas, donde será atendido por profesionales de una manera privada.

Aparte de estos usos, el centro cuenta con todos los servicios necesarios, tanto para los pacientes como para los propios trabajadores, como sala de reunión, almacenes o administración.

Aunque todo el complejo se ubica en la planta semisótano del ambulatorio, se ha buscado el aprovechamiento máximo de la luminosidad externa para evitar una sensación desagradable, con un uso fluido de los espacios y la presencia del cristal como filtro visual entre estancias.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30
Jun 2012

Centros más necesarios que bares

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 30 Jun 2012 - URL Permanente

Hacía ya varios años que habían desaparecido éste tipo de movilizaciones (de las que hablábamos en nuestro anterior post) a partir de la pretensión de la asociación “calor y Café” de implantar un centro de ayuda a jóvenes y menos jóvenes con problemas de adicciones y exclusión social en el barrio granadino de las Cruces, se ha encontrado con la oposición casi absoluta del barrio.

Como ciudadanos en un pais democrático, tienen todo el derecho del mundo a expresar públicamente su oposición. Estaria bueno que no fuese así. Lo que quizás llama la atención son los argumentos que esgrimen para avalar su rechazo:

  • invasión de sus plazas y espacios públicos por una población, según ellos, altamente problemática y conflictiva.
  • aumento de la inseguridad ciudadana en el barrio con el crecimiento de robos y violencia, y
  • quizás el más llamativo de todos ellos: el “barrio ya ha demostrado su solidaridad para con estos colectivos al ubicarse en el mismo dos asociaciones de ayuda a alcohólicos y drogodependientes (Grexalles y Hogar 20).

Hasta aquí nada que decir. Pero HAGAMOS MEMORIA HISTÓRICA

Si algo hemos aprendido las personas que por nuestra situación hemos pretendido y siempre que se nos lo ha pedido, reunirnos con vecinos para aportar y esgrimir los argumentos o la visión desde el punto de vista de las personas que se podrian beneficiar de dichos centros es que de poco sirven intentar de forma razonada exponer (que no convencer) de que no está demostrado, por las experiencias de muchos años, de que un centro de estas características deba forzosamente “destruir” la paz de un barrio ni mucho menos que sus jóvenes se van a ver amenazados por hordas de vendedores de droga y “personas de mal vivir”.


Así y ya que ningún argumento contrario a los pronósticos “catastrofistas” puede triunfar, no seria inoportuno recordarles tanto a la AAVV como a los habitantes del barrio de las Cruces de lo que ocurrió hace unos años ante la inminente instalación en la Calle El Guerra de un Centro de carácter gratuito para ayudar a los jóvenes y sus familias con problemas de drogodependencias (Hogar 20). Las movilizaciones de hoy son un guateque comparadas con las que se produjeron en esas semanas. Como es habitual los argumentos que esgrimian desde la AAVV eran los habituales:

  • destrucción de la paz del barrio
  • aumento del tráfico
  • robos y violaciones
  • etc.

Hubo solo una diferencia con respecto a las razones que se dan hoy, que al no haber aún un centro (pensemos que lo que se pretendía evitar era precisamente que Hogar 20 se estableciese) no se podía utilizar éste como que su cupo de “solidaridad” estaba mas que demostrado. Aunque aquellas movilizaciones no evitaron que Hogar 20 se quedase, sí que para Hogar 20 supuso un gran daño en sus programas y proyectos. Aún después de establecidos, muchas mañanas los candados y cerraduras repletos de silicona impidieron que el centro desarrollase su trabajo de forma normalizada. Igualmente y hasta hace bien poco no pudieron ni poner en la puerta un miserable cartel que orientase a las personas que buscaban esta asociación.

Pero si de toda esa experiencia, de verdad, el barrio podía haber sacado el mas fuerte de los argumentos para demostrar que los negros augurios, como habitualmente ocurre, nunca se cumplieron, deberían ser suficientes razones como para “abrir los ojos” con hechos constatables de que se puede estar en contra de que unas personas “con mal aspecto” puedan pasar por las calles del barrio durante unos minutos al día. Podemos presentar argumentos como que no nos gustan “los pobres tan pobres” pero de verdad, después de los acontecido con Hogar 20, Grexalles y otros centros se puede seguir insistiendo en que un centro que ofrece duchas, lavadoras, desayunos y multitud de servicios para los mas necesitados va a provocar un “armagedom”.

Hogar 20 y Grexalles han demostrado con hechos que son más útiles y necesarios éste tipo de centros que los múltiples bares que hay en la zona.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25
Jun 2012

No nos quieren

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 25 Jun 2012 - URL Permanente

Vecinos del Barrio de la Cruz de Granada se están negando a que la asociación Calor y Café se establezca en su barrio

Piden no verlos ni en sus calles ni en sus plazas....

Vecinos del barrio de la Cruz de Granada capital, que se han constituido en plataforma, contra la apertura de un centro y comedor social de la ONG ‘Calor y Café’ que consideran “peligroso” para niños y mayores “por el tipo de personas que lo frecuentarán”.

Dicen los vecinos que el barrio “no es insolidario” con el colectivo de las personas desfavorecidas, puesto que acoge otras asociaciones contra la drogadicción y el alcoholismo, de síndrome de down, de sordos, casas de acogida para mujeres, y una parroquia “que ayuda a muchísima gente”.

La razón principal de la oposición del barrio es que esta ONG, Calor y Café “no hace control de las personas a las que ayuda”, como demuestran los actos violentos que se han producido a sus puertas “y que han salido en los medios de comunicación”. “La gente está muy asustada, y ha subido ya la inseguridad en el barrio. Calor y Café puede hacer un daño irreparable”, consideran desde la plataforma, que ha recogido ya 1.000 firmas en contra del centro social.

Los vecinos tenemos una sensación de impotencia terrible, porque podemos perder nuestros espacios, los que usan los niños y mayores. Sería dramático”, dicen los vecinos que no van a cejar en su empeño de defender la seguridad en el lugar en el que viven.

¿Qué quería la Asociación Calor y Café?: Instalar un centro social en el barrio granadino de la Cruz, ligado a su labor con los “sin hogar”.

La Junta Directiva de Calor y Café ha censurado que un grupo de ciudadanos de Granada lleve ya más de dos años “vertiendo contra la Asociación “innumerables mentiras, difamaciones amenazas, informaciones falsas o deformadas, injurias a las personas, calumnias, manifestaciones públicas, algarabías y hasta amenazas ocultas en el anonimato, con el exclusivo objeto de que no se instale en su barrio un lugar adonde se atienda en sus necesidades más vitales a un grupo de personas, las más desfavorecidas de la sociedad”.

Calor y Café de Granada es una asociación sin ánimo de lucro establecida oficialmente desde el año 2004, aunque parte de sus fines fueron comenzados a implantarse, casi diez años antes. “En contra de lo que malintencionadamente se manifiesta, no disponemos de subvención pública alguna, sino esporádicas ayudas de algunas entidades u organismos públicos (de los que sus Servicios Sociales nos remiten la mayoría de nuestros usuarios, por necesidades evidentes y contrastadas), y sí, de las aportaciones en variable cuantía de nuestros socios, y las donaciones personales o anónimas que recibimos”.

La asociación, según asegura su directiva, no tiene personal contratado (solo una persona a media jornada para gestiones burocráticas) y se nutre de 34 voluntarios “que prestan todo su saber y entender en las distintas actividades”, que fueron valoradas por el Ministerio del Interior, y merecieron en el año 2007 la declaración de ‘Asociación de utilidad pública’. Sus cuentas anuales son remitidas al Registro Nacional de Asociaciones en Madrid, para ser auditadas y quedar expuestas a exposición pública, permanentemente.

Calor y Café acoge “a los que más han sufrido por diversas circunstancias de la vida al haber perdido el empleo, la familia, a los que quieren salir de una situación marginal, exalcohólicos, exdrogadictos, pero jamás ha podido demostrar nadie que en nuestra sede se han visto jeringuillas u otros efectos, como falsamente se nos acusa”.

“Ayudamos en reparto de alimentos a más de cien familias carentes de medios, lavamos la ropa a quienes carecen de posibilidad de ello, ofrecemos duchas para que los usuarios se aseen y puedan manifestarse en mejores condiciones al abordar un empleo. Y por desgracia, no repartimos comidas. A cuantos llegan ateridos de frío y victimas del cansancio, les ofrecemos un café y unas galletas en la hora de merienda que es de 5 a 7,30 de la tarde. Servimos de domicilio a efectos del correo, para los que no tienen dirección, y ayudamos en la consecución de los documentos personales (DNI, pasaportes, currículum)”, explican.

El propósito de la asociación es pues mantener su criterio y seguir realizando sus actividades, y por ello confía en obtener “si no el aplauso, sí la comprensión y crédito de numerosas personas que con otra información nos han visto como creadores de peligros inexistentes y apocalípticas consecuencias para los habitantes del barrio en el que pensamos trasladarnos a causa de la pequeñez de nuestros locales y la mayor afluencia de personas necesitas que en estos tiempos nos demandan ayudas”.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30
Abr 2012

Preocupados por su salud, MIEDO a un decreto

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 30 Abr 2012 - URL Permanente

Pasan los días de la publicación del decreto ley del Ministerio de Sanidad, Política social e Igualdad sobre LA REFORMA QUE GARANTIZA LA SOSTENIBILIDAD DE LA SANIDAD PÚBLICA y lo que nos cuentan nuestros pacientes drogodependientes del PEPSA cercanos a nosotros es:


  1. PREOCUPACIÓN por su salud
  2. MIEDO por un decreto
  3. TEMOR a tener que pagar una parte de los medicamentos sin tener para ello
  4. ALARMA por si se elimina parte de la cartera de servicios y ciertas prestaciones que están recibiendo
  5. ASOMBRO ante lo que se está haciendo en otras comunidades autónomas
  6. COMENTARIOS de si el servicio va a continuar ante la oleada de recortes que se están realizando en temas sociales

¿Cómo es el servicio que reciben en el PEPSA?

El Programa de administración combinada de opiáceos apoyada en la DAM, desarrollado en Andalucía pretende ser una opción terapéutica más, para todas aquellas personas que después de haber intentado en varias ocasiones su desintoxicación han terminado recayendo y volviendo a la espiral de exclusión, delincuencia, enfermedad y muerte en la que siempre termina el consumo ilegal de estas sustancias.

El objetivo principal de este Servicio, no es conseguir la abstinencia sino paliar los efectos de los consumos ilegales y mejorar todo lo posible la salud –física, psíquica y social- de aquellas personas adictas a opiáceos intravenosos que hayan fracasado anteriormente en otros tratamientos.

El programa se realiza en el Centro Periférico de Especialidades de Cartuja , situado en el semisótano. Actualmente reciben tratamiento 24 usuarios y usuarias, y estamos pendientes de aprobación de tres nuevos candidatos El centro se estructura en: Sala de Observación , Sala de Tratamiento, Sala de control, Consultas de enfermería, Consultas de Medicina y despacho de administración.

DINAMICA DE TRABAJO

Tratamiento: El tratamiento con Diacetilmorfina se realiza 2 veces al día en horario de 8:00 -12:00 h. y 15:00 - 18:00 h. (2 dosis de DAM Intravenosa + 1 dosis de Metadona oral + Medicación concomitante.)

Dinámica de trabajo en las distintas salas;

Sala de observación; Cuenta con la presencia de un/una profesional de enfermería. que se encarga de la valoración de los usuarios/as para determinar si están en condiciones optimas para recibir el tratamiento con DAM Intravenosa mediante la identificación de síntomas de intoxicación incompatibles con la administración, la valoración del síndrome de abstinencia a opiáceos, y la vigilancia del estado de sedación post –inyección. Además se realiza asesoramiento en temas sociales y vigilancia del cumplimiento de la medicación concomitante prescrita.

Sala de tratamiento; Permane otro enfermero/a que vigila la higiene de las manos, presta asesoramiento en la realización de la técnica de venopunción y si el usuario demandara ayuda, la administración de la sustancia. También vigila la sedación y actua en caso de intoxicación. Se encarga del mantenimiento de la sala, y de controlar los tiempos de estancia por parte de los usuarios en ésta.

Sala de Control; La/El enfermera/o responsable de esta sala se encarga en primer lugar de vigilar la temperatura de la bolsa de diacetilmorfina, de preparar la medicación concomitante para adminístrarla por la mañana (medicación antipsicótica, aerosoles, pomadas antifúngicos, etc.) y por la tarde administra además la metadona y la medicación que se llevan a sus respectivos domicilios. Este profesional también se encarga del seguimiento del tratamiento, preparación del kit de inyección (jeringa, algodones, tiritas) y dispensa la dosis por la ventana a los usuarios/as.

Consulta de enfermería; En esta se realizan consultas periódicas donde se valoran los diferentes patrones de salud y se elaboran planes de cuidados de enfermería, también se realiza educación para la salud y se encarga de la realización de las pruebas previas a la incorporación de nuevos usuarios y usuarias .El resto de funciones que realiza enfermería son la puesta en marcha de programas de captación y divulgación del programa (para captar a nuevos usuarios) , intervención con las familias (para acercarlas al tratamiento), actividades socio – educativas, y la reposición de material, pedidos de almacén y farmacia, sirviendo de enlace con otros servicios sociales o sanitarios de la ciudad.

Consulta Médica;para realizar el seguimiento del tratamiento prescrito y realizar las modificaciones oportunas derivadas de las circunstancias (brotes psicótico, depresiones, episodios compulsivos de consumos externos, etc.) Este tipo de actuaciones se realiza durante la hora de administración de la Diacetilmorfina y la evaluación diaria del usuario/a. También se encargan de valorar la idoneidad de aumentar o disminuir las dosis tanto de diacetilmorfina como de metadona. Se encargan de dar permisos sustitutivos a los usuarios/as y suprimir el tratamiento de DAM por metadona cuando existen evidentes síntomas de intoxicación. Son a su vez los encargados de pasar los cuestionarios de seguimiento (Asi-Oti social, salud., scl90, etc.) y también de realizar la valoración de la inclusión de un nuevo usuario/a al tratamiento compasivo del seguimiento del protocolo vigente, modificaciones en dichos protocolos y de la formación continua para desarrollar un trabajo de calidad.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07
Feb 2012

Drogas en la cárcel y la salud

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 07 Feb 2012 - URL Permanente

Hace unos años, estuvimos un tiempo entrando en una cárcel para ver que decían y pensaban los reclusos acerca de la salud, las drogas, el uso de servicios sanitarios,….

Utilizamos un cuestionario, con campaña previa para estimular la respuesta y luego hicimos grupos y entrevistas para poder conocer algo más en profundidad la situación.

  • El 90,4% de los reclusos eran varones y el 9,6% mujeres, con una edad media de 32,19 años.
  • El 72% de los internos consideraban que su salud era buena o muy buena, frente al 27,5% que consideraron su salud como regular, mala o muy mala. Respecto al año anterior, el 24,7% de los internos consideraban que su salud había empeorado.
  • Un tercio de los reclusos (32,7%) declaró visitar al médico una o más veces al mes, mientras que el resto lo hacía con menor frecuencia. Los motivos de consulta más frecuentes fueron cuadros agudos o revisiones de sus enfermedades crónicas. La especialidad médica más solicitada fue Salud Mental, que representó un 6,4% de todas las consultas.
  • El 43,1% de los internos declaró tener alguna enfermedad crónica: el 19,1% VIH, el 18,2% hepatitis C, el 1,1% hepatitis B, el 4,4% “hepatitis” sin poder dar más datos, el 2,7% tuberculosis, el 1,6% un trastorno mental y el 8,7% otra enfermedad crónica.
  • Casi la mitad de los internos (40,9%) declaró tomar algún medicamento.

Los factores asociados a tener peor salud fueron:ser adulto, tener una enfermedad crónica, tomar algún fármaco, tener VIH y tener más de dos parejas sexuales desde que están en prisión.

Los factores asociados a una mayor utilización de servicios sanitarios fueron: llevar dos años o menos en prisión y tomar algún fármaco.

Los principales problemas de salud en la prisión eran: la atención sanitaria que reciben, el VIH/sida, la falta de higiene, la deficiente alimentación y la tuberculosis. Para que la prisión fuera más saludable, los internos proponían: realizar más talleres ocupacionales y actividades socioculturales, mejorar el trato por parte de los funcionarios, mejorar la alimentación y la atención médica.

En resumen: el estado de salud percibido por los reclusos de la cárcel es peor que el de la población general. Se sugiere la necesidad de prestar más atención a determinados aspectos como la calidad de la atención sanitaria prestada en las prisiones, el estado de drogodependencia de los presos a su llegada, la posibilidad de incorporar especialistas en Salud Mental a las prisiones y especialmente a las demandas formuladas por los presos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14
Ene 2012

¿Haber sido DROGODEPENDIENTE facilita AYUDAR A OTROS?

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 14 Ene 2012 - URL Permanente

La respuesta a la pregunta es SI, y nuestra experiencia nos dice que si se trabaja bien en la selección y formación, puede ser CLAVE de éxito.

Ejemplos en los que hemos trabajado:

  1. Captación de pacientes del Proyecto PEPSA de heroína
  2. Intervención en poblaciones excluidas ligadas al sida y las drogas en ciudades europeas
  3. Proyecto en jóvenes transeuntes
  4. ...

La generosidad y la solidaridad, más que el derecho a una retribución por su trabajo, es el motor que mueve a que personas que han sufrido un problema o siguen inmerso en él, pongan al servicio de personas que ahora lo padecen su conocimiento y experiencia. Su labor callada y de segunda fila es de por sí impagable”…

Desde hace algunos años, en las investigaciones o intervenciones que tenían como objetivo el conocimiento de poblaciones “ocultas”, uno de los problemas que con más frecuencia nos encontrábamos era la dificultad para acceder a dichas personas. Ello por la necesidad de obtener informaciones claves que nos aportaran las respuestas básicas a fin de lograr que las hipótesis y objetivos de las investigaciones pudieran ser realizadas con datos fiables y veraces, así como con la calidad y garantía que favorecieran el logro inicial propuesto.

A partir del inicio de la década de los 80 y como consecuencia de la grave situación provocada por el SIDA entre poblaciones en su mayor parte afectadas por problemas de drogodependencias, la necesidad de generar comportamientos y conductas más seguras ante una enfermedad donde los hábitos y conductas inadecuadas eran las que en mayor medida contribuían a su expansión, hace que comenzaramos a leer con interés las primeras experiencias de colaboración de voluntarios afectados por dicha enfermedad.

De esta época es cuando podemos obtener las primeras referencias de investigaciones y/o intervenciones* donde la participación de “iguales” fue clave en el logro de los objetivos que proponían dichos proyectos. Entre estas experiencias pioneras, las realizadas en New York por Sam Friedman con el fin de reducir las conductas riesgo entre homosexuales (1984) . En nuestro país, las estrategias para llegar a los colectivos de UDVP llevadas a cabo por el Ayuntamiento. de Barcelona en Ciutat Vella (1990) , incluye en su proyecto extoxicómanos, que con el fin de reducir daños, intercambian jeringuillas, promueven conductas salubristas en el consumo, derivan a los dispositivos asistenciales y nos hacen ver su valor como motores que favorecen cambios. Estas iniciales experiencias podemos considerarlas como las primeras acciones realizadas por ex toxicómanos. Su facilidad de penetración en el medio, y el conocimiento que del problema y las personas tenían, han sido un referente para las organizaciones e instituciones que pretendíamos buscar formulas y soluciones basadas en estrategias que permitieran “romper los muros que nos separaban de ellos”.

La consecuencia: permitir el acercamiento a personas cuyo denominador común era el alejamiento de los recursos socio-sanitarios y la falta de motivación para acceder a los beneficios que la sociedad del bienestar han ido creando para el grueso de la población general.

De aquí que previamente al inicio de las tareas que dentro del diseño se haya considerado idóneo para ser realizado por “los iguales”, debe seguirse unos pasos que abarcan desde la adecuada selección de las personas, hasta la elemental formación sobre los contenidos, los problemas, habilidades de comunicación con los individuos que los padecen, etc.

Hablar de los requisitos necesarios para que un determinado grupo de voluntarios sea seleccionado con el fin de realizar las labores diseñadas en un proyecto, es amplio. Entre otras características mencionaremos tres básicas:

- Conocer o poseer ascendencia sobre la población diana objetivo de la investigación.

Haber tenido relaciones o ser conocedores del problema bajo cuya situación vamos a trabajar.

Considerar que volver a tomar contacto ya sea con determinadas personas como con sus problemáticas más extremas, no debe poner en peligro el proceso en que “el igual” se encuentre y que pueda colocar en riesgo desde su integración social hasta un posible avance en su normalización general (ej. Haber conseguido abandonar el consumo de drogas, encontrarse en una situación de integración y normalización social avanzada, etc.)

Detectadas las necesidades y deficiencias de este colectivo en cuanto a información sobre el reto que nos ocupa, se requerirá una formación global especialmente relacionada con la problemática objeto de nuestra intervención.

Las actividades que en el conjunto de un proyecto serán responsabilidad de estos, determinarán con más exactitud la elección de los mismos. El grado de conocimiento, su nivel de relación con la población con la que desarrollarán su trabajo y una suma de requisitos que en conclusión serán de un mayor grado de exigencia según el tipo de responsabilidades y objetivos que asuman con la población diana del proyecto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25
Nov 2011

Las caras del sida

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 25 Nov 2011 - URL Permanente

Estamos a unas horas de que, como todos los años hacia el 1 de Diciembre, se celebre el día mundial del sida.

Desde que se conocieron los primeros casos hasta hoy han pasado casi 3 décadas. Desde que a los hospitales españoles comenzaron a acudir pacientes demandando ayuda, en esos primeros años consistente en "dar miedo", "consejos de cara a una muerte inminente" y si alguien se topaba con un buen médico, ofrecerle "consuelo", la evolución en el campo médico ha sido "ejemplar".
Sin embargo, para "lanzar una flecha al corazón", gran parte de estos primeros médicos que sabian, en muchos casos, menos de dicha enfermedad que los enfermos, se basaban en dos actuaciones extremadamente "científicas". La primera, conocer la seropositividad a través del famoso "ELISA" y la más cruel:auscultar las áxilas y si el médico de turno detectaba nódulos linfáticos en forma de uno, dos o varios "bultitos", la sentencia era de muerte. Si además, era mujer y estaba embarazada (muchas de dichas personas conocieron su seropositividad ante el acontecimiento más importante de sus vidas: la maternidad) el aborto era la opción, la única y que junto a la noticia de que eras portador de dicho virus, se unía la desesperación y la errónea noticia de que no habia nada que hacer. Solo esperar y por supuesto "ser bueno" para que la espera fuese más larga y de calidad.
No vale la pena ya, poner en exceso todo el pasado bajo el microscopio si sí es conveniente recordar y analizar los tremendos errores y a veces las crueles actitudes de quien debía asistir a dichos enfermos, que llevados por el desconocimiento de la enfermedad, agravaba lo único que le quedaba al paciente: su dignidad. Miradas asustadas entre los profesionales, sentencias decimonónicas, escasa empatía con aquellos que tanto la necesitaban y el miedo. Miedo a que un roce, una tos inoportuna y tantos actos de la vida cotidiana que hoy nos parecen que nunca existieron, eran suficientes para que el enfermo se convirtiese en apestado.
Junto a tanto error (digamos que justificado por la ignorancia), entre los profesionales sanitarios se instaló "el análisis inmediato por el aspecto del paciente". Cómo era posible trabajar para ayudar a estas personas si "ellos se lo habian buscado" y además "nos daba miedo su aspecto" (sacado de un estudio de la época).
En poco tiempo y para comprender la rapidez en la respuesta farmacológica ante la enfermedad, la visibilidad de significados personajes de la vida pública de estos años, que comenzaron a hacer pública su seropositividad, fué el mejor regalo para unos millones de personas que solo sabían que "iban a morir". Aquí se comenzó a recuperar la dignidad perdida por las sentencias de quien veian en esta pandemia "un castigo divino".
Nos gustaría estos día ponerle cara a la situación del sida hoy. El día a día de algunos enfermos y la cara y cruz de otros, será nuestra pequeña aportación para el recuerdo y el conocimiento de los que hoy, algunos ya en la puerta de la jubilación laboral (si es que algún día pudieron trabajar) y social (si es que algún día en estos años se le ha ayudado a integrarse), siguen vivos y esperanzados.
Recordar que la enfermedad sigue ahí, sin mas protección que "el conocimiento" y una consiguiente toma de decisiones basada en la responsable actitud frente a "comportamientos de riesgo" son las armas de las que disponemos para evitar el contagio. Un arsenal de medicamentos que estan cambiando el panorama mundial del VIH (sin olvidar al 60% de los afectados mundiales que no pueden acceder a los mismos) y el proceso de integración, que aunque lento, está posibilitando que tener VIH no signifique dejar de tener amigos, amantes, familia, trabajo y todas las consecuencias de una de las enfermedades que va a ser vencida en el campo médico sin haberlo sido aún en el social.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15
Nov 2011

Más narcosalas y proyectos de heroína = menos delincuencia

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 15 Nov 2011 - URL Permanente

La heroína como medicamento es buena para quitar delincuencia de las calles. Recuerdo escenas que son explicativas en sí mismoas, como un jefe de la polica nacional de Granada felicitaba a uno de los pacientes del PEPSA o la invitación que hizo en un bar un paciente a un policia que lo había detenido hacía años y que se quedó impresionado de cómo estaba. Y tambén recuerdo los planes de Tony Blair de poner de nuevo en marcha los proyectos de heroína ingleses para atajar el incremento d ela delincuencia.

DOS ASPECTOS DESTACABLES del proyecto de heroína PEPSA que demuestra los efectos beneficiosos del medicamento heroína en los temas de la delincuencia:

1. Los días de actividades delictivas de las personas que etuvieron en el proyecto con el medicamento heroina pasaron de 11,55 al mes al incio, a 0,62 a los 9 meses cuando terminó el ensayo clínico: UN VERDADERO ÉXITO, 18, 34 veces más. Y además los delitos eran de menor impotancia al final.

2. La policía quiere que se mantenga la Narcosala de Madrid por el valioso papel en la resolución de conflictos delictivos, muertes violentas, desapariciones y todo tipo de casos relacionados con la investigación policia. IMPRESIONANTE

Estas cifras y palabras nos acercan a La Historia de Julián. Memorias de heroína y delincuencia de Juan F. GAMELLA transcurre entre los años 1977 y 1987 y tiene como único protagonista principal a Julián, un chico madrileño. Y cuenta en él cosas como: "Poco a poco Julián entraba en una dinámica de delincuencia y marginación; los pequeños robos y hurtos cada vez eran mayores, más generalizados y frecuentes. Rápidamente comenzaron a robar coches y pequeños comercios. El dinero lo repartían y lo gastaban en alcohol y drogas. Robaban para divertirse ya que no tenían necesidades económicas". Y alrededor de los factores como la ruptura de vínculos sociales, los factores ambientales, los criminógenos, el aprendizaje por imitación y la anomia-tensión son caldo de cultivo para que se genere una conducta delictiva basada en la violencia y el robo.
Y este entorno, según Oriol Romani sirve como excusa para instaurar leyes destinadas a controlar a los jóvenes (donde algunos viven bajo una subcultura delictiva juvenil) y de esta manera, mantener la seguridad ciudadana. La idea del modelo clásico es que el sujeto empieza consumiendo drogas y luego, para comprar estas drogas acaba delinquiendo.

Otras historias de heroinómanos:
En casos como el de Paco y Manuel (nombres figurados), pacientes del PEPSA, se producen robos desde el inicio. En la carrera se produce una intensificación de los actos delictivos que lleva consigo un continuo ir y venir a la prisión. Paco celebra su 21 cumpleaños en la cárcel en donde ya había estado en dos ocasiones. Desde entonces su carrera delictiva se intensifica, y se observa difícil de romper, asociada en todo momento al consumo de heroína:

Para Paco, que ingresa en prisión por primera vez muy joven, la vida en un centro penitenciario supone un aprendizaje de estilos y trucos para robar. Este aspecto produce un empeoramiento en su calidad de vida ya que se pierden vínculos con la vida normalizada. Supone aprender y mantener conductas delictivas que abocan a una mayor exclusión social.

Los delitos cometidos en la época de consumo más intensivo de heroína tienen consecuencias a largo plazo. De hecho, entre alguna de las personas entrevistadas, las causas judiciales actuales derivan de esos delitos, lo que hipoteca su futuro y, como veremos, complica las posibilidades de tratamiento y de inserción social:

Pero, las actividades delictivas, según los resultados de los instrumentos de evaluación del ensayo, se reducen de forma importante desde el mes anterior al inicio del ensayo hasta los 3 primeros meses de tratamiento y hasta los 9 meses al finalizar el ensayo.

Algunos datos más del ensayo clínico de heroína:
- El grupo control (metadona) reduce las actividades delictivas 1,6 veces en los tres meses de tratamiento.

- El grupo experimental (heroína + metadona) reduce 4,04 veces las actividades delictivas a los tres meses de tratamiento.
- El resultado global a los tres meses es que el grupo experimental reduce las actividades delictivas 3,86 veces más que el grupo control.

¿Y en la NARCOSALA?

La narcosala del poblado de Las Barranquillas, en Villa de Vallecas,y todas sus instalaciones son una especie de oasis en mitad de la nada que dan cobertura a un centenar de personas cada día: 36.000 al año en la actualidad. Allí, los toxicómanos, además de analizar la sustancia que van a consumir —y evitar con ello sobredosis mortales— y de recibir todo tipo de atención sanitaria —metadona incluida—, socioeducativa y derivación hacia otros dispositivos de reducción del daño, cuentan con un centro de emergencias en el que pueden asearse, lavar sus ropas, comer cuatro veces al día y dormir: hay 40 camas. Disponen también de biblioteca y de zonas comunes en las que ver la televisión y charlar, además de leer la prensa o libros en la biblioteca.
El cierre de la pionera y polémica narcosala por razones presupuestarias(sólo?), por parte del Gobierno regional de Madrid que ha decidido que el dispositivo de venopunción pase a la historia el próximo 31 de diciembre, ha generado que agentes de la policía nacional de la zona han remitido una carta a la gerente de la Agencia Antidroga, para que se reconsidere la decisión.
¿Y elllo por qué? Para ellos, el centro, además de ser un referente médico, ejerce un valioso papel en la resolución de conflictos delictivos, muertes violentas, desapariciones y todo tipo de casos relacionados con la investigación policial. Además, presta apoyo judicial y destacan su importante labor preventiva y humanitaria; unos aspectos que, de su eliminación definitiva, no podrían desempeñarse.Dicen que tendría que continuar; de lo contrario, se perdería toda referencia institucional y legal en el lugar, además de la atención sanitaria y de urgencia, esencial para ese tipo de población.
Y es que los proyectos de reducción de daños y prevención de riesgos obtienen uns resultados que sin duda deberíamos continuar, seguir, avanzar, mejorar, ....

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13
Nov 2011

Cambios en la vida cotidiana gracias al PEPSA

Escrito por: manolo-y-joan-carles el 13 Nov 2011 - URL Permanente

El aspecto más señalado por los pacientes en sus entrevistas con Nuria Romo y Mónica Poo ha sido la posibilidad que el PEPSA les ha dado de romper con la carrera de consumo, lo que supone poder dedicar ese tiempo a otras cosas y sobre todo no destinar tiempo a pensar de dónde sacar el dinero para la dosis de heroína en el mercado ilegal.

Romper la carrera de consumo, lleva consigo reorganizar el tiempo, plantearse la búsqueda de formación o trabajo, es decir, la inserción en una nueva cotidianeidad. Todos han señalado cambios en su vida cotidiana que afectan al trabajo, a su economía, a las relaciones con las familias y amigos y a su estado de salud psíquica y física.

Ocupar el tiempo en torno a la inyección

Una de las cosas más interesantes es cómo las personas participantes en el PEPSA, han construido su cotidianidad incorporando la asistencia a un ensayo clínico de administración de heroína que exige su presencia en un centro hospitalario dos veces al día en una determinada franja horaria.

A partir de su permanencia en este ensayo clínico, cuando la sustancia y su administración está garantizada, las horas destinadas anteriormente a este fin deben ser ocupadas en distintas tareas. Esto supone un trabajo de organización y de ruptura con estilos de vida muy arraigados.

El trabajo en la vida de los pacientes

La búsqueda de empleo, la formación o el trabajo, quien lo tiene, ocupa parte de la actividad diaria de las personas del PEPSA.

1. Las más llamativas es la organización del día entre las personas que trabajan por cuenta ajena. Las estrategias de compaginación de un trabajo y el PEPSA, son variadas: trabajo en hostelería esporádico que permite horarios flexibles o trabajo nocturno.

2. Varias de las personas entrevistadas se encuentran realizando cursos de formación diarios por la mañana que pueden ser incompatibles con una de las franjas horarias de la inyección en el PEPSA, en este caso la estrategia de organización supone el prescindir de una de la inyección, a través de la estabilización de una dosis única de heroína.

3. Otros de los casos apreciables entre los pacientes son las personas que realizan trabajos por cuenta propia “no normalizados” y comunes entre población usuaria de drogas ilegales como es el caso de los aparcacoches o de la mendicidad. En la actualidad, hay una disminución de horas en el desempeño de estos trabajos, unas horas al día, como si de una media jornada se tratara para conseguir el dinero que les cubra necesidades básicas de alimentación para ese día. Tienen sus clientes fijos, personas o que les dan comida o que confían su coche en el aparcamiento. Las horas destinadas a estos trabajos disminuyen notablemente y no se compaginan con actividades delictivas que antes se desarrollaban para poder costear un consumo que nunca aplacaba el craving de heroína. Ahora las necesidades han cambiado y el dinero conseguido se destina sobre todo a alimentación y tabaco principalmente.

4. El resto de personas organizan su vida en las tareas del hogar y la búsqueda de trabajo o cursos de inserción laboral a través de la entrega de curriculums en lugares sonde esperan conseguir un empleo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Manolo Romero y Joan Carles March

ver perfíl

Tags

Amigos

Fans

  • saludesvida
  • Jacinto Riera Vila

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):