08 Oct 2009

DORMIR EN CASA DE PUTAS (II)

Escrito por: igoarinon el 08 Oct 2009 - URL Permanente

Quedaba poco tiempo, Cuenca en el fin de la cordillera, otro de los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad en Ecuador. Tercera ciudad del país, entre cuatro ríos, fundada por los conquistadores españoles en 1557 en el asentamiento CANARI de GUAPONDELEG que los conquistadores INKAS tomaron tras duro combate apenas un siglo antes de la llegada de los españoles y renombraron TUMEBAMBA.

TUPAC YUPANKI fundo allí otra ciudad, PUMAPUNGO, rival de CUZCO en riqueza y esplendor que igualmente pereció abandonada por sus moradores.

Los españoles heredaron sus ruinas.

Del casco histórico solo la CATEDRAL ANTIGUA (desacrada hoy y museo) y los MONASTERIOS DE CONCEPTAS Y ASUNTAS corresponden realmente al periodo colonial.

Un toque francés de finales del siglo XVIII y principios de este impera en sus magníficos palacios y casonas de sus anos de prosperidad como exportadora de “cascarilla” y “sombrero de paja toquilla”.

Dormí en una pensión de sueno (nunca mejor dicho) con una balconada azul llena de flores y regale mi maltratado paladar con TAMAL CUENCANO en hojas de ACHIRA y deliciosos BUNUELOS de maíz, anís y miel. No me atreví con la FANESCA por aquello de los doce ingredientes en honor a los doce apóstoles!

La exportación de “cascarilla”, quina o CINCHONA en la segunda mitad del siglo XVIII produjo un verdadero despegue económico de la región hasta que el botánico ingles Richard SPRUCE robara las semillas “voladoras” de la cinchona por cuenta de su gobierno para plantarlas en la India y así aliviar las fiebres de sus ejércitos coloniales.

Más tarde los holandeses producirían en Java una quinina de mejor calidad y bajo costo, apoderándose del mercado mundial.

El SOMBRERO DE PAJA TOQUILLA, denominado erróneamente “Panamá”, es la versión española de los tocados indígenas de la región de Jipijapa y MONTECRISTI confeccionados con la fibra de una palmera de esa región de la costa ecuatoriana: CARLUDOVICA PALMATA ( nombrada así en honor al rey Carlos IV y su esposa Ludovica).

Conlleva un largo proceso. Primero preparación de la fibra, luego tejido y finalmente la forma y los acabados. Un “fino-fino” lleva tres meses de duro trabajo.

Su versión “comercial”, el sombrero cuencano de paja mas gruesa confeccionado generalmente por mujeres, se termina en una semana y puede ser exportado masivamente.

Desgraciadamente estos delicados tejedores de PAJA TOQUILLA ESTAN EN PELIGRO DE EXTINCION.

Llegamos al aeropuerto de Quito y salimos disparados a buscar un autobús hasta Tulcán en la frontera con Colombia. Martirizados llegamos al paso lleno de camiones y autobuses, pero las ventanillas están cerradas todavía. “No parece que tengan prisa en el día de hoy”, dice un “turco” que se desespera. Se declara exportador de artesanía peruana y ecuatoriana y conocedor de la India, va a Bogota en avión vía Pasto. Experto comerciante nos propone compartir un taxi desde Ipiales, al otro lado de la frontera hasta el aeropuerto de Pasto, a 32 kilómetros, en Chachagui. “Yo pagare un tercio y me parare a la entrada de la ciudad por un asunto urgente”. Le digo que si se para tendrá que pagar la mitad del taxi por su provecho. Acepta y con un fondo de vallenato aturdidor el taxista nos lleva a su “negocio” insistiendo a cada paso en pararnos en el famoso santuario de la Virgen de Las Lajas,! ¡Tan milagrosa ella!

“Pues nos va a tener que ayudar” Digo. “O perderemos el avión”. Digo.

Llegamos al aeropuerto por los pelos bajo la mirada encolerizada del volcán GALERAS.

Ha anochecido en Bogota, el hijo de Nassar, Ali, ha venido a buscarle en un taxi. Un regalo para la vista este Ali de dientes refulgentes y mirada acariciadora, todo vestido de blanco. El “turco padre” quiere escaparse y dejarnos en la estacada pero Ali, a la vista de mi mal disimulada angustia, se ofrece a llevarnos a dormir a casa de unas amigas.

Algo discuten en su lengua y finalmente deja a su padre en casa y viene con nosotros con la promesa de volver inmediatamente al hogar.

Es como un chalecito adosado en una callecita un poco retirada de la avenida enloquecida, una mujer rubia de edad incierta nos acoge efusivamente y nos presenta a su hija y a otra chica como amigos de Ali.

¡Que bellísima muchacha! Rubia angelical en mini vestido y plataformas “despenantes”. Nuestro amigo bebe los vientos por ella y olvidando la monserga paterna se queda pegado a ella cual barniz de Pasto.

La nuestra era una gran suite nido de amor de un señor importante de Cali que no había podido venir por negocios urgentes, nos informa la dueña. “Aquí no aceptamos clientes de paso, ustedes como son amigos de Ali, pueden quedarse estos dos días”.

De mañanita apareció nuestro turco-padre con cara de pocos amigos para llevarse a rastras a su vástago a los negocios familiares.

Por la noche, el heredero volvería y volvería a la suite reservada en el paraíso con la hurí de sus sueños.

Cervecitas, confidencias, risas, bromas, sabrosas cumbias hacían mas llevadera nuestra vida de turistas. ¡Que deliciosa experiencia!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Feb 2009

DE OTAVALO A GUAYASAMIN

Escrito por: igoarinon el 26 Feb 2009 - URL Permanente

Habíamos pasado por Ibarra. Habíamos por fin llegado al tan deseado mercado de Otavalo, que avaro, solo nos mostró en el mercado su cara plastificada. El “dueño” del taxi colectivo nos regalo por el camino una lección de historia: la colonización del imperio incaico por los españoles. Y ahí empezó la discordia!

Por suerte, un “broker”, apuesto indígena de pura raza Otavalo (según el) de negrísima melena y dientes rutilantes nos llevo por el dedalo de callejas hasta un taller donde tejían jerséis de purísima lana de alpaca exclusivamente para la exportación. Las risas y el “piar” de las mujeres iluminaban la lana prostituida. Dólares! Dólares! Dólares!!!!!!!!

Se había equivocado de clientes… el olfato le había traicionado.

Salimos al día siguiente.

Solo pensaba en como llegar a Quito, en dejar mis bártulos y sepultarme en la Fundación Guayasamín con mi adorado maestro, con el inspirador de mis más encendidas clases de “Cultura Latinoamericana”.

Primero visitare la catedral para atizar el deseo! Me vienen a la memoria los frescos de Rivera en el Palacio Nacional del D.F. Negro, blanco y oro. La muerte y el barroco refulgente. La capilla del prócer Antonio José de Sucre vilmente asesinado en la selva de Berruecos camino a la paz familiar, desencantado de los que tramaban la disgregación de la Gran Colombia, la perdición de Simón Bolívar, su mentor.

La iglesia de La Compañía de Jesús, primer monumento barroco de América, solo me permite una ligera ojeada a sus tesoros. En plena restauración, puedo admirar “las lacerias”, las capillas pintadas de rojo y dorado… Yo siempre estudie que a judíos, moros y mujeres les estaba prohibido el éxodo a las Américas! Todo esto me recuerda el esplendor del palacio de la Alambra, la mezquita de Córdoba…

Así paso el día. Al abrir estoy ya acechante a la puerta de la FUNDACION GUAYASAMIN. Me arrastro de un cuadro a otro, no puedo separarme, la autenticidad de su mensaje, la fuerza de su trazo me poseen y siento como si solo hubiera vivido para esperar este momento de éxtasis supremo.

OSWALDO GUAYASAMIN: RABIA Y REDENCION.

Este ecuatoriano universal muestra al mundo el drama de la vida, plasmando en el lienzo, al estilo expresionista, la ANGUSTIA, LA LUCHA Y LA ESPERANZA de los pueblos de América.

Denuncia la injusticia de una sociedad enajenada de sus raíces.

Su peregrinar por América del Sur le inspiro su serie “HUACAYNAN”, o “El camino de las lagrimas”, en quechua, compuesta de 103 cuadros, nos brinda una visión de las etnias que componen el mestizaje americano.

Los conflictos bélicos, la opresión política, la injusticia social dieron nacimiento a la serie “La Edad de la Ira”, que sacudió la consciencia del publico de un continente a otro. Esta formada por 150 cuadros de gran formato entre los que destacan las series: “Las Manos”;”Mujeres llorando”; “La espera”; “Reunión en el Pentágono”.

La madurez, abrió la puerta a “La Ternura”, una colección de mas de 100 obras homenaje de amor a su madre, a las madres, COMO SIMBOLO DE DEFENSA DE LA VIDA.

“Mi pintura es para herir, para arañar y golpear en el corazón de la gente.

Para mostrar lo que el Hombre hace contra el Hombre.” Dijo Oswaldo Guayasamín.

Para más información: Pagina Web de la Fundación Guayasamín en Quito.

FOTOS: Cortesía de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 Ene 2009

SOROCHE EN EL CHIMBORAZO

Escrito por: igoarinon el 14 Ene 2009 - URL Permanente

Me había quedado colgada en Riobamba, el tren “endiablado” tardaría dos días más en salir y me sobraban horas y sopa de tripas. Decidí ir a la búsqueda de un guía del Chimborazo que me habían recomendado, ya no trabajaba en la alta montaña y ahora regentaba una agencia de viajes que podía acercarme al campamento base.

Era un hombre que transmitía seguridad, al cual uno creía a pies juntillas, de inmediato. Quedamos para el día siguiente por la mañana, iríamos en coche y luego caminaríamos hasta el segundo refugio. Sería tan fácil como dar un paseo por la “Sultana de los Andes”.

Durante el trayecto me fue contando:

“ Esta montaña nuestra es un volcán apagado desde hace 10000 años, de una altura de 6267 metros. Se puede atacar desde diversos lugares, la vía clásica, la del primer montañista reconocido, Whymper 1880, pasa por donde vamos a subir.

El ascenso se hace de noche para evitar el peligro de desprendimientos, se tarda entre seis y nueve horas y se puede bajar en tres o cuatro.

El Chimborazo, considerado en otras épocas el monte mas alto de la tierra a causa de su posición en la línea del Ecuador, es hoy un destino menos frecuentado a favor de los picos de los Himalayas.

La mejor época del año es de junio a julio, cuando hay mayor visibilidad. Pagamos la nominal (5 dólares USA) entrada al parque y nos dejo en el REFUGIO CARREL a 4800 metros de altura. Entramos en la cabaña y nos explico las diferentes expediciones en las que había participado, su rostro se iba iluminando por momentos y sentimos su inmenso amor por este volcán que se alzaba inocentemente sobre nuestras cabezas.

“Ahora es vuestro turno. No tenéis mas que coger esa senda y os llevara al REFUGIO WHYMPER, solo son 500 metros mas. Allí podréis hablar con los montañeros que acaban de bajar del pico, será interesante”.

Me enfilo el anorak, los guantes, el gorro… y cual momia me preparo a la conquista del senderito en medio de los pedruscos deslizantes, yo que me paso el año semidesnuda en estas “junglas”. Ilusión, ilusión! Quien te había contado que podías mantenerte en pie a 5000 metros? No te acuerdas de cuando tenias que tirarte al suelo en Ladhak ante la nausea amenazadora? Aquí no existen los médicos tibetanos para salvarte con sus ungüentos. Aquí no tienes los bolsillos preñados de hojas de coca, ni la bola milagrosa en boca. Tienes que resistir! Tienes que llegar al refugio, como sea, a cuatro patas! Aunque entregues el alma dios… mejor sitio ni pintado! Me pongo de pie y doy unos cuantos pasitos vacilantes. Me hecho al suelo con el mejor estilo de peregrino de Lhasa y vuelvo a enderezarme, es un decir! Las entrañas de la tierra tiran con fuerza de este cuerpo mío que parece haberse convertido por arte de magia en piltrafa. Tras años luz de culear en todas la piedras planas aparezco en la puerta del refugio donde los montañeros se están liberando ágilmente de sus aparejos.

Siento que evitan mirarme, el Chimborazo me ha dejado sin aliento.

El Chimborazo es un volcán amenazado y varias de sus caras antes cubiertas de glaciares están ahora invadidas por las piedras sueltas. De 92,2 Km. cuadrados de glaciares en 1997, ha pasado a 70,1 Kilómetros en 2007.

D. Baltasar, el último HIELERO del Chimborazo, recuerda cuando subían cinco horas andando a Yanacocha, con sus burros Azulejo y Moreno a por hielo al nevado para luego venderlo en la ciudad para hacer los sabrosos raspados, los jugos silvestres. En Cayambe se celebra la fiesta de los hieleros, el que llega mas cargado ganara el premio.

Las CHINGUIRAGUAS, las flores verdes del nevado, seguirán por mucho tiempo en su morada? El hombre tiene la palabra.

Para mas información ver el documental: “Los hieleros de Chimborazo” de Gustavo Guayasamín, 1980.

FOTOS: Cortesia de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de igoarinon

DESDE LA INDIA

Como decia soy una ex profesora de espanol, ex socialista, ex catolica y apostolica, ex sectaria, ex feminista, ex nacionalista... pero siempre mujer, amante de Euskalherria, educadora y... amiga de Laskshmi, la elefanta del templo de GANESH de Pondicherry.

ver perfil »

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • madrid-idiomas
  • succino
  • Corto Cortés Smith
  • Trotamundos
  • Carlos M. Corchado
  • rosaparedes-g
  • kiwilimon

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):