17 Feb 2010

NUESTROS HIJOS NOS ACUSARAN (Pelicula)

Escrito por: igoarinon el 17 Feb 2010 - URL Permanente

Acabo de recibirlo y me he quedado tan impactada que deseo compartirlo con todos vosostros.
Ya es hora de que tomemos una determinacion, ya es hora de que pensemos en nuestros "hijos", en el futuro de la humanidad.

SALVEMOS LA TIERRA!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

28 Ene 2010

PROVIDENCIA, !DIVINA! EN EL CARIBE COLOMBIANO

Escrito por: igoarinon el 28 Ene 2010 - URL Permanente


Era la primera vez. Avianca nos había permitido comprar varios cupones adicionales a precios caritativos. Primero San Andrés y por fin PROVIDENCIA ISLA con Satena. El avioncito volaba tan bajo que nos permitía sumergirnos en la belleza de aquel mar turquesa espiando por entre cajones de verduras, cartones de botellas, de ropas, de electrodomésticos que nos acompañaban.

¡EL EMBRUJO! Aterrizamos y en este aeropuerto de juguete abrazamos a nuestros amigos.

Esta es una isla del archipiélago de San Andrés en el Caribe, pequeñita, montañosa y cercana a Nicaragua que no renuncia a su posesión.

Posee la tercera barrera de coral del mundo y fue declarada en el año 2000 RESERVA MUNDIAL DE LA BIOSFERA con el nombre de “SEA FLOWER”. Una minúscula isla, SANTA CATALINA, se une a ella por el PUENTE DE LOS ENAMORADOS.

¡Qué maravillosa sorpresa su casa! Toda de madera de las selvas de Nicaragua, encaramada sobre pilotes en la ladera de una colina rodeada de palos de mango, hibiscos de todos los colores, vegetación lujuriante. En el gran porche abierto tomaríamos nuestro jugo de mango que me tocaba ordeñar cada mañanita tras mis incursiones por las fincas vecinas. ¡Pobre mango! Relegado a mana de pobres ante tanta botella, lata y tetrabrick de néctares foráneos.

Por la mañana nos llegamos a Santa Isabel, la capital, para informarnos acerca de la fundación Árboles y Arrecifes, en lucha por la protección de la isla. Allí contratamos un barco amigo para un día de mar.

Buceo para los experimentados/as en BAJO SAN FELIPE, EN BIGHT para los expertos. Nuestro monitor-amigo vuelve con una enorme langosta de fulgurantes colores coral y naranja rebullendo en la red enemiga.

Snorkeling para mí en Santa Catalina. Peces y mas peces pero ni rastro del tesoro del corsario MORGAN, con cartas de nobleza del rey Carlos II de Inglaterra, Sir Henri Morgan por la gracia de sus saqueos y pillajes de puertos y galeones españoles.

Ya no se necesitan corsarios al antiguo uso pero, de vez en cuando, aparecen flotando entre los islotes cercanos una miríada de paquetitos de polvillo blanco que constituyen el peculio exuberante de “cadenudos refulgentes” aparecidos recientemente por estos lares.

Sábado. Carrera de caballos en la playa, a puro pelo y RONDON DE CARACOL en casa de Josefina, la bella.

Los CANGREJOS NEGROS de monte continúan su procesión anual a las playas, es como una marea negra susurrante, Clach., Clach! Y paran la circulación por la noche y los agentes de la autoridad protegen la vida de los señores cangrejos.

¡Ay de aquel iluso que se atreva a atravesar la filas de los guerreros, descalzo, Las imponentes pinzas agitándose al aire con animo disuasorio!

Gran fogata en la playa, guitarras, REGAE, cantos nuestros, ron revivificador y desatador de lenguas extraviadas.

Todos los días una buena nadada en las rocas de debajo de casa, atravesando la carretera y de la mano del senderillo amigo. ¡Nada de playas turísticas! El agua aquí es tan transparente que podemos apreciar los mínimos detalles de las cuevas.

Salir de este mar es como abandonar el paraíso.

Anoche llegaron dos amigas mas entre apios, puerros, brócolis y dulces de coco de Cartagena. Hoy es el gran día de la gastronomía: muelas de cangrejo en salsa picante preparadas por Jenny. ¡Dios mío! ¡Obatala! ¡Garuda! Imploramos vuestro perdón. Esto es pura lujuria…

“Esta noche vamos a dormir en la cabaña de la montaña, ya esta casi acabada”, nos anuncian con entusiasmo.

Pero se hace de noche rapidito y subiendo por el “sendero” (es un decir) pedregoso perdemos pie y hay que evitar el beso de la hormiga de fuego escondida en su arbusto favorito que encima tiene púas traicioneras. Habrá que mandarles un ejército de “moscas decapitadoras”

Nos sepultamos en la cabaña de madera hasta el amanecer. Grandiosa la aparición del sol en la bahía por detrás de la Santa Catalina, mar rutilante y hambre de lobos. Bajar, entre risas y rayos de sol, se hace más llevadero pese a uno o dos arrastres de posaderas por las piedras.

Otro día encontraríamos a varios miembros de AMEN, ellos/as nos explicarían la historia del archipiélago, su explotación por extranjeros que habían convertido a San Andrés en infierno para los “RAIZALES”: alto desempleo, droga, pérdida de las tierras, abandono de la agricultura y la pesca, pérdida de su cultura y lengua. Conoceríamos el plan CORALINA 2000 para el desarrollo del turismo sostenible en Providencia y Santa Catalina, aún no engullidas por las fauces de condominios y cadenas hoteleras.

Vigilar las costas, depurar las aguas, reciclar, almacenar las aguas de lluvia, cultivar las tierras fértiles, educar, concienciar, ¡EDUCAR! será la salvación de este paraíso, regalo de la “providencia divina”. Dicen los “puritanos” de la isla.

FOTOS: Cortesia de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Oct 2009

MANAUS (II) : el amazonas, palafito, muerte

Escrito por: igoarinon el 24 Oct 2009 - URL Permanente


Ya estábamos en la agencia pronto por la mañana mochila en ristre, “el sonrisas”que parecía recién salido de la lavandería, nos presenta. Los alemanes son una pareja que ronda la cuarentena, pertrechados a la última, con toda la parafernalia del explorador amazónico. Ella alta robusta morena de mirada escrutadora. El, pelo ralo moreno delgado fofo aplastado por el equipo fotográfico, mil bolsillos en el chaleco Timberland, boca de batracio asmático. Proyecto de sonrisas de todos y manos titubeantes de ellos.

Aparece Joao, nuestro hombre, un colmillo plateado brillando entre las cajas de bastimentos. Hombre joven jugosamente indiado, calida sonrisa, actitud respetuosa sin servilismo ni compadreo. Me gusta este Joao que transmite una sensación de seguridad, de conocimiento del río.

“Han de llevar la mochila pequeña. No necesitaran más que lo estrictamente personal. Nosotros nos ocupamos de todo.” Precisa el experto vendedor de sueños.

Nuestro guía carga las provisiones, el agua, el botiquín, los chalecos salvavidas, en fin, todo lo necesario y salimos al encuentro con nuestro destino en el puerto flotante.

“Aquel, allí!” El orgullo de propietario enciende su mirada y no puede ocultar la satisfacción contándonos como ha conseguido hacerse con ese barco tras largos años de rudo trabajo “esclavo”.

Pero, desapasionadamente, es un barco pequeño, repintado, con un motor nuevo, ¡eso si! Suena potente y uno olvida la precariedad de los fondos.

Joao se desvive en explicaciones en portuenglish que entendemos a las mil maravillas, los alemanes tuercen el gesto.

“El encuentro de las aguas”, tan ponderado, me deja fría: que si negras la aguas del río Negro, que si amarillentas cobrizas las del Solimoes, que si corren en paralelo, que si se funden…

El parque ecológico alberga especimenes interesantes: el lirio de agua gigante, Victoria Regia, monos, caimanes…

Ahora los delfines aparecen como por encanto, apenas apercibimos un destello rosado, una curva, un chapoteo y reaparecen en formación en un arco prodigioso.

Ahora ya nos vamos para Moura por el río Negro arriba hacia la casa de su familia.

Navegamos por la orilla derecha, apenas se vislumbra el otro lado del río que tiene todos los atributos de la mar océana. ¡Qué anchura! ¡Qué poderío! A medida que nos alejamos de Manaos la selva, muro verde impenetrable, defiende sus secretos. Lope de Aguirre, mi paisano, lee la carta al rey de España en mi memoria. Lope, el valiente, el soldado, el aguerrido, el noble, el traidor, el peregrino, el explotado, el maltratado, el loco, el olvidado de su Majestad. Me siento por un momento prisionera de las aguas, mil ojos espiando desde la espesura. El rugido del motor me hace volver a la realidad.

“Ya llegamos, pero primero iremos a recoger algunas cosas al poblado.”

Subimos a lo que parece una islita en medio del igarapó, unas cuantas cabañas encaramadas y el carpintero que esta fijando una especie de baldaquín con mosquitero en un catre al aire libre. Una idea excelente, pienso, con la secreta esperanza de que el invento se materialice en nuestra casa. Saludamos a sus compadres, gente amable que reconocen los meritos de Joao, que se ha convertido en empresario turístico.

Por fin atracamos en su “embarcadero”: unas escaleras de madera, una baranda, una casa de madera con techo de paja, dos habitaciones y el “baño-retrete” en la parte posterior tras pasar la prueba del tronco movedizo. Todo hincado en las agua: ¡un palafito! Su mujer y una niñita vivaracha y bonitinha nos reciben exultantes. Nos aposentamos y empezamos a preparar la cena: arroz, feijoa, pollo, un cafecinho. Joao se va a echarles de comer a sus dos vacas que tiene atadas en otro pequeño palafito antes de dormir.

¡Es hora de las hamacas! Colgadas casi tocándose de las dos paredes fuertes nos invitan al sueño. Nada de finezas aquí, solo las botas se quedan en el suelo. No querías vida natural, auténtica vida de la selva? Chúpate el calor asfixiante, el olor a mohoso de la tabla mojada, la estrechez de la hamaca. Y pobre de ti como se te ocurra tener que desaguar en plena noche… ¡al río de cabeza!

Y eran las nueve en mi reloj, y yo vestida de vaquero, manga larga, calcetines y pañuelo en la cara me afanaba por entrar en los brazos amorosos de Morfeo. Después seria el peregrinaje.

FOTOS: cortesia de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Oct 2009

MANAUS (I): el amazonas, palafito, muerte anunciada

Escrito por: igoarinon el 23 Oct 2009 - URL Permanente


De Sao Paulo volamos a Manaus punto de partida para “explorar el río Amazonas” que ya conocía desde el puerto colombiano de Leticia, encrucijada de todos los tráficos.

El familiar calor sofocante y saunero me acogió con los brazos abiertos, con sus fauces hambrientas, diría yo. Pensión de la guía para viajeros exprimidos: un ventilador de “mesa” tísico (benditos los de la madre India), agua ponzoñosa, mosquitero ausente pero un excelente cafeciño negro en termo pringoso. Primera tacita, y no es un diminutivo con valor afectivo, ¡no!, Es mas bien un dedalito de bordadora lagarterana.

Me apunto bien los datos: el capitán, el barco, el muelle… allí encontraría el hombre clave para adentrarme por el río y quedarme unos días con alguna familia indígena de las riberas. Al pasar por el “hall”, ¡es un decir! Mendes es aquí el rey! Segunda tacita de cafeciño bajo la sonrisa aprobadora de la generosamente modelada patrona que remueve con alegría portentosa sus encantos. Una bien merecida corte de ¿mulatos?, ¿mestizos? la corea bebiendo los vientos.

Están cargando un barco para Paritins. Los estibadores, racimos de plátanos al hombro, sacos en la cabeza, cajas de botellas de refrescos, cordaje…con el agua barrosa por la cintura, riendo, bromeando, cantando, se afanan por ordenar el caos y hacer sitio a los escasos pasajeros de hoy. Gráciles jovencitas indígenas de risa cantarina pululan entre los capataces en seco y algunos turistas cargados de sueños.

Llego por fin a la dársena, todo el mundo conoce a mi hombre. “No esta, su barco lo están carenando y él se ha ido a visitar a su familia”. Un viejo guarda desgrana todas las explicaciones que van llenándome de amargura. Tengo poco tiempo yo. Y empieza el peregrinar por los barcos: ¡Nada a mi alcance!

Alguien me recomienda una agencia cerca del mercado de aparatos electrónicos (Manaos es puerto libre y fabrica componentes y PCs para el consumo nacional). “Allí es diferente el señor trabaja con gente local con indígenas del río… yo no se lo garantizo, regatee duro”.

Era un señor elegante, de pico de oro, todo mieles entre mapas, fotos e itinerarios, comentarios entusiastas de sus clientes y precios tentadores.

“ Precisamente (sonrisa encantadora) tengo en este momento a unos alemanes que quieren salir mañana. Joao, el capitán y dueño del barco, vendrá aquí a recogerles. Puede unirse a ellos si lo desea”.

Me muestra el itinerario: encuentro del rió Negro y Solimoes, avistamiento de delfines rosados, Parque Ecológico Januari antes de enfilar el río Amazonas proa a su poblado donde pernoctaríamos los días siguientes con su familia. “Joao conoce el río como nadie, acaba de comprar su barco y es un joven indígena que merece toda nuestra confianza y apoyo”, añade nuestro sireno de chaqueta blanca inmaculada.

Algo me dice que todo es demasiado perfecto, que este protector de la naturaleza y cultura amazónica habla como si de lección bien aprendida se tratara, pero…la prisa es mala consejera. El deseo me hace claudicar. Acepto.

Me daré una vuelta por los chiringuitos de jugos y de paso comprare un mata mosquitos jaguar que no tigre. Para mi de guarana!.

FOTOS: Cortesia de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Ene 2009

LA SELVA SAGRADA DE PITCHAWARAM

Escrito por: igoarinon el 07 Ene 2009 - URL Permanente

Salimos del templo de CHIDAMBARAM a mediodía y enfilamos, nunca mejor dicho por lo estrecho del camino, a PITCHAWARAM a través de varios poblados de pescadores.

¡Kric, krac, rajjjjjjj, clannn! Plástico , tiffins (especie de tarteras de varios pisos), bolsas de patatas fritas volando por los aires. Me vuelvo cual resorte y les lanzo el mandamiento de rigor: aquí no se puede comer! Esperaremos 15 minutos, hasta llegar a la entrada de la “mangrove” (el manglar). Ya veo que estáis desmayados de tanto santificaros (habiendo pasado toda la mañana en el templo!) , pero, no perdáis la ocasión del sacrificio propiciatorio. Lord Siva os recompensara !

UUUUUUUUUUUUYYYYYYYYYYY!!!!!!!!!!!!!!!!

Llegamos. Nos apropiamos de la sombra exclusiva de la “verandha”(galería) del “bungalow” (quinta) del gobierno. Preparamos los bocadillos: los chicos, por orden democrática de la superioridad, tendrán que pelar y cortar las cebollitas , los tomates y los pepinos. Las chicas, más delicadas de ojos, fabricaran láminas de queso y ensamblaran religiosamente, al ritmo de La Oreja de Van Gogh, todas las delicias.

A las tres, tras un rastreo concienzudo de detritus, contratamos dos grandes barcas y pedimos que nos llevaran por detrás de los chalecitos de los “luna mieleros”, allí donde los mangles se abrazan y forman un tupido dosel, donde las raíces, encabritadas, cierran el paso. “¡Mireeeeeee, un cangrejooooooo! ¡Es enormeeeeeeeee!” Estiramientos de cuello, empujones y la barca que caracolea impaciente. “Señora! Señora! Un nido de ibis. Allí, allí!… Esta vez casi terminamos en el fondo y, rociados ya en el rápido viraje, empiezan como locos a echarse agua de una barca a otra, intentando el abordaje.¡ Madre mía! Esto puede acabar mal…

“¡Stop!, stop!” “íIru, iru, ayya!” Intento hacerme oír por el barquero. Golpes de remo, gritos míos, tirones de brazos, de trenzas, míos… y, por fin, todos chorreando sentados con sonrisa de oreja a oreja. Continuamos en la tregua deslizándonos suavemente por entre los canales, un rayo de sol por guía.

El manglar de PITCHAWARAM es el segundo más extenso del mundo (dicen!) y un sitio eco-turístico único en el sur de la India. Los brazos de mar interconectados por los sistemas fluviales del Vellar y Coleroon ofrecen amplias posibilidades para los deportes acuáticos: remo, kayak y canoa. Consiste en un buen número de islas en una vasta superficie de agua , cubierta de árboles verdes, y esta separado del mar por una barra de arena de encantadora belleza.

El biotopo de PITCHAWARAM alberga varias raras especies de peces y mariscos y atrae una apreciable población de pájaros (117 especies) residentes y migratorios que pueden observarse de noviembre a enero. El Gobierno de Tamil Nadu organiza cada año el ECO-FESTIVAL “VIDIYAL VIZHA” a primeros de diciembre en CHINNAVAYKAL, una islita del manglar asolada por el TSUNAMI de 2004. Proponen entre otras actividades:

- Observación de pájaros al amanecer

- Pesca de mariscos con los IRULAS (tribu del sur de la India)

- Cena de pescado y mariscos amenizada con música folclórica

- Demostración de hatha yoga a la salida del sol

Este manglar constituyó una protección inestimable durante el reciente TSUNAMI que asoló las costas del sur de la India por lo cual el Gobierno ha decidido tomar las medidas necesarias para asegurar su pervivencia.

FOTOS: Cortesia de GOOGLE

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de igoarinon

DESDE LA INDIA

Como decia soy una ex profesora de espanol, ex socialista, ex catolica y apostolica, ex sectaria, ex feminista, ex nacionalista... pero siempre mujer, amante de Euskalherria, educadora y... amiga de Laskshmi, la elefanta del templo de GANESH de Pondicherry.

ver perfil »

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • madrid-idiomas
  • succino
  • Corto Cortés Smith
  • Trotamundos
  • Carlos M. Corchado
  • rosaparedes-g
  • kiwilimon

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):