Hay 4 artículos con el tag agra en el blog Impresiones de un País. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con agra

29 Mar 2012

Francia, impresiones de un País. París La Ciudad 1

Escrito por: j-enrique el 29 Mar 2012 - URL Permanente

Francia, impresiones de un País. París

La Ciudad 1

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR: José Enrique González (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Enero 2.008


Haz clic en una imagen para ampliarla

Paris, llamada la ciudad de la luz por ser la primera que utilizó alumbrado eléctrico en sus calles y edificios representativos, no deja de causar asombro al visitante por su vitalidad, gran afluencia de público, abundancia de arte en todos los lugares y contextos, etc. contribuyendo todo a calificarla como una de las ciudades mas bellas del mundo, de las mas visitadas y, probablemente, la mas romántica.

Paris no tiene centro definido, desde el que se suele desarrollar la urbe, siendo el mejor concepto el decir que Paris es todo centro, conviviendo grandes almacenes, monumentos de variadas épocas, museos, edificios emblemáticos, etc. en plena armonía, al igual que conviven el Paris clásico, con el moderno y de vanguardia, no renunciando al Paris provinciano cuya representación podría ser un romántico paseo por las orillas del Sena, entre los pequeños puestos que exponen y venden antiguos libros, pequeños tesoros de la antigüedad, mientras lentas embarcaciones surcan las tranquilas aguas, llenas de turistas asombrados por la historia que recorren, y las vistas de emblemáticos monumentos que disfrutan a su paso.

El urbanismo de esta ciudad, proviene de mediados del siglo XIX, cuando Haussmann transformó las viejas y abigarradas calles parisinas, en modernas y bien equipadas, modernizando los barrios y creando el trazado básico actual.

Referente al arte, se respira en cada rincón, en cada iglesia, en cada museo, pues Paris fue el centro mundial del arte desde la primera mitad del siglo XX, manteniéndose en la actualidad como la digna heredera de tanto arte y renovación, que potenciaron las grandes exposiciones universales que en esta ciudad, se celebraron, así como su continuidad con los grandes proyectos de expansión y creatividad de los gobernantes franceses, que compiten por dejar huellas culturales de sus legislaturas.

El monumento mas antiguo de Paris se encuentra en la plaza de La Concordia, es el obelisco de Luxor, con sus 33 siglos está esculpido con jeroglíficos que narran las hazañas de Ramses II y III y que fue regalado a Francia en el siglo XIX por Egipto.

En la gran plaza de La Concordia se encuentran ubicadas 8 esplendidas esculturas representando otras tantas ciudades francesas, así como dos fuentes idénticas a las que hay en la plaza de S. Pablo de Roma.

Esta plaza tuvo su época negra con la instalación en ella de la conocida guillotina, con la que se ajusticiaron centenares de víctimas de la justicia revolucionaria, y con objeto de normalizar estos hechos trágicos de la época, se la renombró con el actual nombre de “Concordia”.

EL PANTEÓN.-

Concebido inicialmente como iglesia, en la actualidad da albergue a los cuerpos de los hombres ilustres franceses, desde La Revolución. Es uno de los primeros monumentos neoclásicos de Paris, su construcción duró 26 años terminándose en 1.790.

Se encuentra ubicado en el llamado Barrio Latino, donde sobresale y llama la atención por su sobriedad, grandeza y su arquitectura, sobresaliendo una espléndida cúpula, inspirada en la Catedral de San Pedro de Londres, basada esta en la de San Pedro de Roma.

En el año de 1.851, debido a la altura que tiene esta edificación, fue instalado un péndulo esférico, con una longitud de 67 metros y un peso de 28 Kg., para demostrar la rotación de la Tierra, y aunque posteriormente tuvo otras ubicaciones, en la actualidad, desde el año 1.995, se encuentra donde su famoso creador, Poucault, lo instaló.

Así sentí París

IR AL INDICE PARA ESCRIBIRME

AUTOR: José Enrique González

contador de visitas
contador de visitas

www.estadisticas-gratis.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

02 Ago 2009

India, impresiones de un Pais. Agra

Escrito por: j-enrique el 02 Ago 2009 - URL Permanente

India, impresiones de un País.

AGRA.

Agosto 1.983. AUTOR: José Enrique González Palma (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización.

Hacer clic sobre una foto para ver de mayor tamaño.

E

n el camino hacia Agra hicimos una parada de unas tres horas con el fin de conocer una reserva natural muy interesante, realizamos un recorrido a pié entre la frondosa vegetación, los cantos de los pájaros y el creciente calor.

Bordeamos un lago de grandes proporciones y avistamos una de las aves mas extrañas y escasas, y que por la configuración de su cuello es llamada el ave culebra. También tuvimos la oportunidad de gozar con la visión de varias especies de coloridos loros, otras aves denominadas sarass y multitud de mariposas y otros insectos, y así disfrutar de la naturaleza en su estado más puro.

Ya por la tarde continuamos el viaje visitando en las proximidades de la Ciudad las ruinas de Fatehpur Sikri, que fue una suntuosa ciudad mogol, mandada a construir por Akbar el grande, tardando 8 años en su terminación, y que la disfrutó con su corte durante 16 años.

La historia que se cuenta al respecto es que la mujer del emperador no tenía descendencia, por lo que acudió en ayuda al santo Salim Cristie, él le aconsejó que se bañara en el lago de la Ciudad (¡puede que tuviera motivos para tal recomendación!), lo que hizo y tuvo descendencia, tres hijos, y vivieron en esta ciudad hasta que se secó el lago y se vieron obligados a trasladar la capital a Agra. El santo murió y le levantaron un espléndido y majestuoso mausoleo que aún hoy se conserva.

En el camino hacia el hotel no vimos ningún edificio, sólo chozas y pequeñas construcciones rudimentarias de tablones de madera y cobertizos hechos con materiales de desecho. Los mercadillos de verduras y frutas son frecuentes, con sus vivos colores y pintorescas vestimentas de sus visitantes, y se suceden a lo largo del recorrido.

El descanso nocturno sirve para paliar los efectos de la fiebre, mitigada a base de analgésicos, y darnos fuerzas para continuar con ilusión el recorrido por el exótico País multicultural que es India.

Agra, Ciudad fundada por el sultán Sikander Lodi en 1.505, se sitúa en las orillas del río Yamuna que es afluente del Gran Ganges, en el estado de Uttar Pradesh, y llegó a ser capital imperial hasta que se trasladó a Delhi en 1.648.

Por la mañana, al igual que en toda la India, se observa que muchas personas están en cuclillas en los descampados, en los caminos o en las calles, que suelen ser terrizas, con una escudilla con agua en las manos. Por un momento pensamos en algún rito o rezo al comenzar el día, pero pronto se nos revela que tanta sincronía se debe a realizar las deposiciones diarias, y que el recipiente con agua es para su aseo personal, siempre con la mano izquierda pues la derecha está destinada para tomar los alimentos, lo que nos dejó perplejos y confusos hasta asimilar la realidad de los medios disponibles para la inmensa mayoría de la población.

Por la tarde nos trasladan, atravesando la ciudad, hasta una zona de la orilla derecha del rio Yamuna, en el lugar donde describe el río una curva para tomar dirección este, y donde sus aguas reflejan la perla blanca de la India, el colosal monumento al amor llamado Taj Mahal, que es un mausoleo mandado a construir por el emperador Shah Jahan para reposo de los restos de su esposa, que fue conocida por el nombre de Mumtaz-i Mahal, y que fue su favorita casi desde que alcanzó el trono.

La construcción de este mausoleo se comenzó después de la muerte de la emperatriz y como prueba de amor, lo construyeron 22.000 obreros, los que trabajaban por la comida, y duraron las obras 22 años, contándose que para que no repitieran tan magnifico monumento, les cortaron las manos a los obreros, cosa que deseamos pertenezca a la mas fantástica leyenda.

Para su diseño, el emperador realizó un concurso entre los arquitectos de todo el mundo, y le fue adjudicado a un arquitecto turco, pues se dice que comprendió muy bien los sentimientos del emperador por las decepciones amorosas propias.

El 4º Maraha tuvo cinco hijos que, al alcanzar la edad de gobernar, provocaron una guerra de sucesión por la que, el mayor, mató a sus hermanos y encerró a su padre en un palacete relativamente cerca del Taj Mahal y desde el que, a través de una bella celosía realizada con gruesas piezas de mármol y valiéndose de un pequeño espejo, podía contemplar el mausoleo de su esposa. Murió 8 años más tarde y su hijo quiso que descansara junto a su esposa, ocupando un lugar al lado del de la emperatriz, que se sitúa en el centro geométrico del edificio, ambos se encuentran rodeados por una celosía octogonal de mármol perforado, de gran belleza, aunque parece ser que los cuerpos se encuentran en sarcófagos situados exactamente debajo de los que se visitan.

Resalta sobre el inmaculado mármol blanco, las incrustaciones en mármol negro de distintos versículos del Coran, así como de muchas piedras preciosas en su magnífica cúpula que protege el mausoleo, y que se sitúa a 27 metros encontrándose entre cuatro altos minaretes cuya verticalidad fue forzada concientemente, pues se construyeron ligeramente inclinados hacia fuera previniendo la posible caída por algún motivo, como un terremoto, evitándose así el deterioro del edificio principal.

En realidad no se puede hablar de un solo edificio, sino de una zona bastante extensa, donde se encuentran varias construcciones, y que se encuentran cercadas por altas murallas de arenisca roja, donde se sitúa una gran puerta de acceso rodeada de jardines y que dan paso al interior a un gran patio de 300 metros de ancho donde lo primero que vemos, es un inmenso estanque construido con mármol blanco, con fuentes, y rodeado de jardines, en cuya lámina de agua se refleja el impresionante mausoleo que se encuentra flanqueado por dos edificios simétricos.

A ambos lados de la puerta de entrada, así como en interior, hay otros arcos mas pequeños dispuestos en dos alturas. La piedra arenisca roja, se combina con el mármol blanco incrustado de piedras preciosas formando motivos florales y con signos en mármol negro que son los versículos. A los lados de los arcos laterales, por ambas caras, hay unas torres colmatadas por cúpulas, y sobre el arco central, hay una especie de galería que está cubierta por 22 cúpulas y que simbolizan los años de duración de las obras.

La gran perla blanca, como se le denomina coloquialmente, está situado sobre una plataforma de mármol blanco a la que sólo se puede pasar descalzo o con los zapatos dentro de unas bolsas de tela o plástico. El calor es sofocante y el suelo quema nuestros pies, pero no es comparable con el ambiente húmedo y fortísimo calor de la parte baja, donde están los sepulcros, acrecentado por la multitud de personas que lo visitan.

Los edificios situados a los lados del Taj Mahal, se tratan de una mezquita en arenisca roja y mármol blanco, rematada con tres cúpulas, y al otro lado, otro edificio idéntico pero que no se usa para el culto debido a la orientación, por lo que se cree que se construyó para guardar la simetría del conjunto.

Los guías nos cuentan que las intenciones del emperador eran construir en la orilla opuesta un edificio exacto al Taj Mahal, pero de mármol negro, y unir ambos con un puente de oro, no llegando a conseguirlo por recluirlo en prisión su hijo hasta su muerte.

La tarde avanza y el sol quiere descansar en el horizonte y es, en estos momentos, cuando surge la magia del monumento. Nos tendemos sobre el fresco césped de los jardines, nos relajamos y dejamos libre la imaginación y comienza el mágico cambio de color de la gran cúpula al enrojecer el cielo, comenzando el espectáculo de reflejos y brillos sobre el blanco del mármol, de las piedras incrustadas en él. En un día despejado, la cúpula luce blanca brillante recortándose sobre el cielo azul con todo su esplendor, si el día está nublado, llega a confundirse con el cielo, y se tiñe del color de la tierra que la rodea al atardecer, bajo el rojizo cielo de la tarde en la calurosa India.

Ya en el centro de la ciudad, en la orilla opuesta del río, está la llamada Fortaleza Roja (1.570), construida por Akbar y dentro de la que se encuentra un único edificio importante, coronado en sus extremos por orientales cúpulas (chattris), y una gran puerta de entrada, en arco, coronada por paneles de mosaicos geométricos.

En el complejo del palacio se encuentra un gran patio llamado el jardín de la Uvas, de trazado geométrico y que está dividido en cuatro partes por dos paseos de mármol blanco y, en su centro, un gran estanque del mismo material. A su lado está el palacio privado, igualmente de mármol blanco, magnifica construcción bellamente decorada y a cuyos lados se alzan dos pabellones con tejados recubiertos de cobre.

En una esquina del Anguri Bagh, está el llamado Palacio de Cristal, nombre tomado debido a una serie de habitaciones cuyas paredes están decoradas con espejos.

Otro edificio que nos llama la atención, es el de la Sala de Audiencia Pública, que es un gran salón porticado con columnas dobles, de techo plano y rodeado de verdes jardines. Su utilidad fue la que le confiere su nombre, y tiene una puerta especial por la que entraba el emperador para asistir a las audiencias, protegido por ricos arcos de mármol decorado con incrustaciones de piedras semipreciosas.

Próximo a la ciudad se encuentra un mausoleo no muy grande, el de Itimad-ud-daulah, constituido por un edificio de mármol blanco con incrustaciones de piedras semipreciosas formando dibujos de flores y geométricos, rodeado de jardines y que es una de las tumbas mogoles mas bellas que existen.

El cansancio es agotador, la fiebre asoma entre analgésicos, la noche empieza a caer y los brillos de las incrustaciones de la gran cúpula blanca emiten cientos de destellos mientras nos dirigimos, en el autocar, hacia el hotel para descansar después de hacer el equipaje que nos acompañará hacia el próximo destino en el País de la belleza y la imaginación, del exotismo y la fantasía, de la pobreza y la opulencia.

Así sentí India, así sentí Agra.

Autor:
Autor: José Enrique González Palma

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 Sep 2008

Dinamarca, impresiones de un pais. Copenhague

Escrito por: j-enrique el 21 Sep 2008 - URL Permanente

Dinamarca, impresiones de un País. Copenhague

Impresiones de un lugar que no conocí.

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR: José Enrique González Palma (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Agosto 2.008

Haz clic en una imagen para ampliarla.


El inicio de nuestro crucero por el mar Báltico comenzó con la llegada al aeropuerto de Copenhague, de moderno diseño en acero y cristal, donde un llamativo anuncio con letras de neón nos da la bienvenida a la primera ciudad que debemos conocer pero, debido al horario, nos trasladan en directo al gran crucero que espera en el puerto, dándonos la oportunidad de ver este lugar desde el autocar, en su trayecto hacia el puerto, y por los folletos de las excursiones propuestas, aunque esta es imposible de realizar.

Gracias a esta impecable programación y a las informaciones facilitadas, quedé enterado de que Copenhague es la llamada Joya de Dinamarca, es muy diferente de otras ciudades europeas, acogedora y con gentes abiertas tiene una historia muy antigua, ya que fue fundada alrededor del año 1.000, habiendo indicios de asentamientos en la zona desde el 4.000 A.C.

Esta ciudad de dos millones de habitantes es la capital de Dinamarca desde principios del siglo XV, y está surcada por multitud de canales que la han hecho acreedora del sobre nombre de “Venecia del Norte”.

La climatología es muy dura en invierno por las bajas temperaturas y por la falta de luz natural, pues el sol deja ver su luz, los días despejados, solo unas horas hasta el mediodía, quedando el resto del día en la oscuridad, lo que no afecta a las distintas actividades ni horarios comerciales, pero si afecta a multitud de personal, cuyos ánimos decaen por la carencia de luz natural.

En verano el ambiente es festivo, la zona próxima al puerto está llena de personas paseando, leyendo, comprando en las muchas tiendecitas que están en la zona, hablando en grupos y sentadas en los veladores situados en la calle de múltiples barecitos instalados en la zona peatonal.

Las temperaturas en verano invitan a pasear por los jardines y por las atractivas calles, llenas de comercios y de personas tomando el sol. También es muy común el salir con el barco o la motora, que la mayoría de las personas de esta ciudad poseen.

Por la mañana amanece muy temprano, prolongándose el día incluso hasta las 10,30 de la noche, hora en que ya muchos restaurantes han cerrado aún haciendo sol, por lo que es frecuente cenar con luz natural.

El nivel de vida de los Países Nórdicos es bastante alto, por lo que los precios son caros para nuestras economías, aunque están compensados disfrutando de ciertos servicios sociales, muchos de ellos servicios caros para nosotros, que son insignificantes o de coste mínimo, para los salarios que perciben.

En la ciudad, en época estival, se ha fomentado el uso de las bicicletas para los desplazamientos por el centro o los recorridos turísticos, evitándose la saturación del tráfico con los innumerables coches que la visitan, cosa que se ha conseguido gracias a los bajos coste del alquiler de estos vehículos y a las facilidades para su uso y aparcamiento.

Uno de los primeros lugares que se suele visitar, es donde se encuentra la famosa Sirenita, pequeña escultura sentada sobre una roca, al borde del mar, y que está inspirada en los cuentos de Andersen, archiconocido escritor famoso por sus cuentos que vivió parte de su vida en Copenhague, y que terminó el que inspiró este símbolo, de forma que no le gusta a la mayoría, por la tristeza de su final.

Otro de los lugares que mas llama la atención al público que visita esta ciudad, es el Bar de Hielo (situado en el interior de un moderno hotel), por su originalidad, pues todo, todo esta hecho de hielo, paredes, asientos, decoración e incluso los vasos.

Para visitarlo es necesario ponerse una especie de capa y unos guantes, para evitar enfriamientos durante los 25 minutos máximo que se puede estar dentro de él.

En los vasos de hielo se puede degustar cualquier tipo de combinado, pero es una de sus bebidas mas famosas el vodka Absolut, todo ello en in ambiente a 5 grados bajo cero.

Copenhague es una ciudad llena de riquezas artísticas, exposiciones, museos, edificios de gran porte y palacios, siendo interesante visitar el Teatro Real, el Ayuntamiento, el Palacio Amalienburg, que es actualmente la residencia real, y que está compuesto por cuatro pabellones de estilo rococó, los cuales impresionan por la riqueza de la decoración y por la perfecta conservación.

Llamativo es el edificio de la antigua Bolsa, situado próximo al Parlamento y a la Nueva Biblioteca, en el islote de Slotsholmen. El edificio fue construido por un arquitecto de origen flamenco, que lo realizó en piedras y ladrillos, con cubierta de cobre que pronto se mimetizó con las del resto de la ciudad, tomando el característico color verde. Se divisa desde multitud de lugares de la ciudad, debido a su alta y particular torre en espiral, que es una aguja de 54 metros de alta formada por cuatro colas de dragón estrelazadas.

En el parque de la Ciudadela, se encuentra la conocida fuente de Gefión, representativa de la mitología local.

Muy visitado es el parque de atracciones Tivoli, uno de los mas antiguos del mundo, pues ha cumplido ya 164 años, estando lleno de atracciones, pequeños bares, cafés, música, etc. conservando el encanto de la época de construcción y situado próximo al Ayuntamiento y la estación Central. Curioso es el lema por el que, se dice, se construyó: Cuando un pueblo se divierte, no piensa en política.

Referente a la ingeniería actual y a la utilización de los últimos avances técnicos, no podemos pasar por alto la gran obra por la que quedan conectadas Dinamarca y Suecia, desde Copenhague hasta Malmö, mediante un puente-túnel sobre y bajo las aguas, pues está constituido por un puente que se adentra en el mar por el que circulan vehículos y trenes hasta una isla artificial en la que, aparentemente, desaparecen en el mar, pues comienza el largo tramo de túnel subacuatico integrado por 20 tramos de 176 metros cada uno y 38,60 m. de ancho.

El ensamblaje de estos tramos se realizó situándolos a cada uno en su sitio mediante GPS, sellándose posteriormente por un equipo de submarinistas, y procediéndose posteriormente a la extracción del agua contenida para su desecación u utilización.

Parte de estas estructuras, los 49 tableros que constituyen la totalidad de los vanos de aproximación al puente, fueron construidos en Andalucía, al Sur de España, concretamente en Puerto Real (Cádiz), siendo transportados por vía marítima hasta Suecia.

Con esta obra, tanto los coches como el ferrocarril, pasan bajo el agua en un tramo de unos 4 Kms. y, sobre el túnel, pasa un intenso tráfico de grandes buques, cargueros o cruceros, día y noche, bordeando el mayor parque eólico construido hasta la actualidad.

El parque eólico está construido en el mar abierto, llamado Horns Rev y compuesto por 80 torres que tienen una altura de 110 metros.

Los rotores giran impulsados por tres aspas gigantescas de 30 metros cada una, y que fueron ensambladas en tierra al rotor y transportadas en un ingenio especial hasta el punto de cada torre, para allí ser elevados hasta su punto de fijación.

El espectáculo de estas grandes obras, pasa ante nuestros ojos cuando nuestro crucero abandona el puerto de Copenhague, siguiendo los pasos del crucero Lírica, con rumbo paralelo al inmenso parque eólico, con el rojizo sol ocultándose por el horizonte en el momento en el que pasamos sobre el gran túnel subacuatico, mientras miramos en la lejanía cómo las luces de los vehículos que circulan por el tramo de puente marino, desaparecen en el mar, mientras las enormes aspas de los generadores giran sin cesar a la luz del atardecer.

COINCIDENCIAS:

A nuestra llegada al crucero nos recibieron y acompañaron al camarote y, tras acomodarnos, realizamos las gestiones de inscripción, registro de tarjeta, etc. nos dirigimos a la cubierta 9º para descansar tomando un café y admirar el paisaje.

Al instante de sentarnos, un gran crucero inicia su marcha desde un muelle próximo, miramos y reconocimos que se trataba del Lírica de la compañía MSC, en el que habíamos realizado el primer y mejor crucero hasta hoy, partiendo desde Venecia hasta Turquía, y ahora volvíamos a verlo en un lugar tan lejano. Nostálgicos recuerdos y experiencias se nos vienen a nuestras mentes, mientras lo vemos partir lentamente rumbo al Báltico, ante nuestra sorpresa y admiración.

Así sentí Copenhague.

IR AL ÍNDICE PARA ESCRIBIRME VER 100 FOTOGRAFÍAS

AUTOR: José Enrique González Palma

www.estadisticas-gratis.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08 Sep 2008

Nepal, impresiones de un pais

Escrito por: j-enrique el 08 Sep 2008 - URL Permanente

Nepal, impresiones de un País

La propiedad intelectual, tanto de los textos como de las fotos, pertenecen al autor, por lo que está prohibida la reproducción total o parcial sin expresa autorización

AUTOR: José Enrique González Palma (www.JoseEnriqueGonzalez.com)

Hacer clic sobre una foto para ver de mayor tamaño.

Un caluroso día de mediados de Agosto, aterrizamos en Katmandú procedentes de la India, desde donde llegamos en un vuelo casi todo ascendiendo, hasta alcanzar Nepal.

Nepal está situado entre India y el Tibet, al pié del Himalaya. Es muy montañoso y en él está la mayor elevación de nuestro Planeta, el Everest que está acompañado de siete picos de más de 8.000 metros de altura.

La población, de más de 13 millones de habitantes, procede de varios lugares, perteneciendo a varias étnias, por lo que hablan varias decenas de dialectos, aunque el idioma oficial es el Nepalí.

La edificación del aeropuerto es muy precaria, y la vigilancia del mismo es ejercida por militares equipados con "escopetas".

Los trámites aduaneros son lentos y nos hacen padecer el intenso calor reinante transmitido por la frágil edificación. Nos advierten que no mostremos impaciencia pues se nos puede hacer infinito el paso por la aduana, debido al celo de los funcionarios, y ya que allí, el tiempo se mide en lentos minutos nepalíes.

Una vez solucionados los obligados trámites, lo primero que hicimos fue cambiar a moneda local, la rupia nepalí, procediendo a continuación a trasladarnos al hotel, situado en una zona tranquila a unos veinte minutos del centro, construido en un antiguo palacio donde se ha conservado muchos elementos perfectamente restaurados, poseyendo unos amplios jardines en su acceso.

La ciudad, situada a unos 1.400 metros de altitud, presenta constantes obras de arte con balconadas talladas en madera, decoraciones también en madera tallada en edificios públicos y religiosos, y todo tipo de obras artísticas, tanto en arquitectura, como en pintura o tallas.

La renta per capita es de sólo 150 $, y su moneda es la rupia nepalí, que al cambio representa unas 9,95 pesetas

Conociendo la ciudad, nos gustó mucho la llamada "Durbar Square", plaza que es el centro neurálgico y comercial donde se puede comprar casi todo, incluidas mesas con pies de patas de elefantes, cráneos de monos, manos de gorilas, pretendidas antigüedades en madera, marfil, etc. Son muy artísticas unas pinturas sobre telas de algodón, llamadas tankas, con representaciones religiosas y que, generalmente, son usadas en los altares interiores de las casas, los mas abundantes, de unos 40 x 70 cm. cuestan alrededor de 11.000 pesetas.

Esta enorme plaza tiene unos notables entre los que destaca el antiguo Palacio Real y que constituye el mas antiguo palacio del mundo, construido en madera de un solo árbol.

En la ciudad, todo nos llama la atención, las pagodas y stupas diseminadas por las plazas, incluso en medio de la calzada hay pequeños templos en los que es común la alegoría a la vida representada por el lingan y el xoni, órganos sexuales masculino y femenino, las plazas en si ya son dignas de quedar admirados al igual que los mercados, y especialmente. En la plaza hay así mismo un palacio llamado Kumasi, en el que se aloja una diosa viviente, es una niña de corta edad, que es elegida diosa tras unas pruebas macabras entre las que se encuentra la degollación de cebúes y otros animales, entre cuyos cuerpos y la sangre derramada, andan grupos de niñas y, si hay alguna que no llora ante tan aterrador espectáculo, constituye la señal y es nombrada diosa hasta la pubertad, momento en que será sustituida por otra. Nos comentaron que el resto de su vida no era de lo más agradable, pues, tras haber sido diosa, no es solicitada por varón para compartir la vida.

En otra zona de la ciudad, encontramos las tiendas donde habitualmente se equipan los grupos de escaladores, y donde también venden los elementos no usados o en buen estado, después de realizadas las expediciones. Allí se contratan los famosos porteadores sherpas.

En una tienda de antigüedades adquirimos una estatuilla de bronce, con las escorias aún en su interior, a un pequeño vendedor de unos 10 años y que hablaba español de tan sólo oírlo a los turistas. Tanto nos llamó la atención, que le prometimos y cumplimos, mandarle un curso de español en inglés, idioma que hablan con mucha frecuencia y fluidez.

Desencadenándose, en pocos minutos, una caudalosa lluvia, propia de la época de los monzones, tomamos un ciclo-rickshaws (bici-taxis), vehículo con capota para dos asientos tirado por una bicicleta y el esfuerzo de un pobre hombre pedaleando para transportar dos personas, para trasladarnos al hotel. A propósito de estos medios de locomoción, nos comentaron que no debíamos de evitar cogerlos por lastima hacia el conductor por el esfuerzo que ha de realizar, ya que los ingresos que obtienen durante la temporada estival, son los únicos medios de que disponen para vivir todo el año, además de resultar bastante rápidos para moverse por la ciudad, y muy económicos para nosotros.

Las calles carecen de alumbrado público y sólo se adivinan las siluetas que permiten la luz proyectada por los faros de las bicicletas, algún coche o alguna moto. El camino hacia el hotel se nos hace desconocido, pasando por zonas de chabolas y por calles irregulares terrizas que nos indujo a pensar la posibilidad de correr peligro, por lo que preparamos nuestra defensa haciendo una improvisada arma con la estatuilla de bronce recién comprada, y que suponía una contundente defensa llegado el caso. En unos veinte minutos, salimos a una vía principal y aparece frente a nuestros ojos la imagen del Palacio Real, muy próximo a nuestro hotel, y el único que, junto al palacio que tiene el hermano del Rey, tiene luz eléctrica en los exteriores, aparte los comerciales y establecimientos turísticos.

La fuerte tormenta pasó y pudimos hablar con aquel hombre que tanto esfuerzo realizó pedaleando para transportarnos hasta el hotel por los intrincados atajos que tan bien conocía. Nos habló de su familia, sus hijos y de lo precaria de su situación trabajando sólo en los meses estivales. Le agradecimos sus servicios y le abonamos el doble de lo que habíamos pactado tras el correspondiente regateo, unos 12 Rs, algo así como 120 pesetas, realmente muy poco para nosotros, pero bastante para el, demostrándolo con amplias reverencias de agradecimiento y efusiva despedida.

En la ciudad, todo nos llama la atención, las pagodas y stupas diseminadas por las plazas, las plazas en si, los mercados, y especialmente, un palacio llamado Kumasi en el que se aloja una diosa viviente, es una niña de corta edad, que es elegida diosa tras unas pruebas macabras entre las que se encuentra la degollación de cebúes y otros animales, entre cuyos cuerpos y la sangre derramada, andan grupos de niñas y, si hay alguna que no llora ante tan aterrador espectáculo, constituye la señal y es nombrada diosa hasta la pubertad, momento en que será sustituida por otra. Nos comentaron que el resto de su vida no era de lo más agradable, pues, tras haber sido diosa, no es solicitada por varón para compartir la vida.

Buscando una farmacia donde encontrar remedio a nuestros males, pasamos por una vieja tienda donde exponían un cartel publicitario del antiguo detergente “OMO”, desaparecido en nuestro país hace mucho tiempo, y que nos recordó nuestra niñez

En la parte antigua de la ciudad, encontramos un cobertizo de madera, cuyo fondo estaba ocupado por una estantería con botes llenos de distintos productos, cada uno de un color. Sentado tras el antiguo mostrador, un hombre mayor con largas melenas y blanca barba esperaba para atender al público. Era todo como una de nuestras farmacias, por lo que solicitamos remedio para el mal estado general que padecíamos desde India, fiebre y afección bronquial, al parecer un conato de malaria. El anciano mezcló varios tipos de hierbas y algún líquido, lo trituró en un mortero produciendo un líquido rojo intenso, que nos dispensó en un pequeño bote, con la prescripción de que se tomara tres veces en el día.

Con recelo así lo tomamos y a la mañana siguiente quedó el mal atajado, aunque como efecto colateral, nos salió unas llamativas urticarias que, al menos, duraron poco ¡toda una experiencia!

También adquirimos un sobre rectangular con unas grandes aspirinas, las cuales no usaríamos pero que conservamos como recuerdo del conocido medicamento en una presentación singular.

Por las tardes, una vez finalizadas las visitas “formales”, descubrimos ya anocheciendo, un pequeño restaurante con unas cinco mesas solamente, adornadas con pequeños floreros y velas, limpio y acogedor nos atrajo y cenamos, descubriendo una exquisita y original comida china, y atendidos con mucha amabilidad. Regresamos caminando a nuestro hotel, caminando unos 30 minutos en la oscuridad, orientados por las luces de las bicicletas hasta el Palacio Real que ilumina las calles adyacentes. La experiencia la repetimos las noches que allí estuvimos.

Una mañana, nos desplazamos en un minibús hacia la montaña, subiendo a una altura que se nos hacía difícil respirar, para ver un paisaje espectacular, mostrándose las grandes cumbres presidida por el Annapurna, con más de 8.000 metros de altura.

Bordeando la montaña, pasamos por un lugar en el que aún se siguen practicando sacrificios de animales, estando las paredes llenas de sangre de alguno reciente.

Legamos a una especie de albergue en la zona más alta y, era tanto la añoranza de nuestras costumbres, que intentamos hacer una tortilla de patatas pero, al no entendernos, pasamos a la cocina para realizar el intento y que no salió, por lo que terminamos deleitando unas finas cuñas de queso de yack acompañadas con guindas, produciendo un exquisito contraste que no olvidaremos.

Próxima a Katmandú, se encuentra la ciudad de Bodnath, donde se encuentra la mayor stupa de Nepal, siendo un punto de peregrinación para los budistas.

A pesar de ser un país muy pobre y sucio, Nepal nos cautivó por sus gentes, sus cariñosos niños, sus obras de arte en madera, sus costumbres, sus impresionantes paisajes de montaña, sus mercados donde exploramos extrañas frutas del tamaño de melones pero con pinchos, etc. cosas que difícilmente se pueden olvidar.

Pronto tuvimos que partir para proseguir nuestro viaje hacia Tailandia.

Así sentí Nepal

Autor: José Enrique González Palma

www.estadisticas-gratis.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de j-enrique

Impresiones de un País

ver perfil

Categorías

Amigos

  • ufeblog

Fans

  • cauci66
  • pacodomi

Ídolos

  • blasftome
  • David Nogales

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):