06 Ago 2012

A mi amigo Pepe Cañada

Escrito por: jecalorena el 06 Ago 2012 - URL Permanente

Crónicas de Pandorga

A mi amigo Pepe Cañada

Al sentarme a escribir estas palabras suenan aún en mi cabeza las que pronunció tu hijo David esta mañana en la iglesia de La Guancha. Palabras sinceras y sentidas de unos hijos y una esposa que veían como, en apenas unas horas, se iba de sus vidas un buen padre y un mejor esposo.

Si ya se me hizo difícil verte partir la primera vez que te fuiste de mi vida, lo de esta mañana se me tornó en una despedida frustrada, pues aunque tuve la oportunidad de verte por última vez el pasado miércoles, no supe nunca darte las gracias por todo lo que me habías ayudado en lo personal y en lo familiar. Nunca pensé que te fueras a ir de esta manera.

La noticia de tu fallecimiento me llegó de la forma en la que últimamente se están acostumbrando a viajar las cosas malas y los infortunios, a través de las nuevas tecnologías y las redes sociales, que si bien sirven mucho para mantenernos al tanto de lo que sucede al momento, tienen estas cosas amigo, también nos recuerdan que a nuestro alrededor pasan cosas desagradables y que lo malo, lo que no queremos ver u oír, no puede ser colado o detenido por filtros ni por antivirus.

Llegaste a mi familia desde muy joven, pues gracias a tu mediación pudo encontrar trabajo mi padre recién llegado de la inmigración a Venezuela, la de tantos isleños que hallaron en los ayuntamientos de las islas una oportunidad para reencontrarse con su tierra, con un empleo, con unos tan necesarios papeles. Años después, una vez terminé la carrera, y de un breve periodo de trabajo en dos empresas, yo también empecé a trabajar en el ayuntamiento de La Guancha allá por el año 1989, y desde esa fecha comencé a conocer al hombre y al trabajador José Hernández. Una de esas suertes que solo se nos dan en algunos casos y que, por efímeras, no debemos desaprovechar. Y yo creo que no la dejé pasar de largo.

Fuiste quien me dio las primeras ilusiones para volcar mi creatividad en distintos trabajos que empecé a realizar aquí, y que después de veintitrés años sigo plasmando con el mismo entusiasmo que el primer día. Contigo, años después, tuve la oportunidad de compartir el quehacer en la política, pues fuiste tú con el palmero Marante los que vinieron a buscarme a casa para ir en una plancha electoral.

Tú me enseñaste los entresijos de la administración, cómo moverme, cómo cursar los documentos y lo más importante: el contacto diario con el vecino, que en la política sigo creyendo que es lo más importante para quien tiene la suerte de ser elegido concejal en un pueblo como el nuestro.

De tu etapa de representante público solo puedo recordar cosas buenas y una innegable entrega apasionada por todo lo que hacías, por pequeño que fuera, y por todos aquellos proyectos que acometías. Se podría decir que, por ejemplo -y por citar solo algo-, si nuestro campo hoy está comunicado con carreteras y pistas para acceder fácilmente a los terrenos es por ti y las incontables horas que dedicabas a buscar casa por casa a todos los propietarios de terrenos con el fin de implicarles en las mejoras de las vías o de las redes de riego, entre otras cosas. Ese trabajo que solo la gente constante y con espíritu de sacrificio sabe hacer

Pepe, contigo aprendí también que en la actividad pública el binomio acierto-error tiene difícil equilibrio, y a buen seguro que tú hubieras querido haber hecho todo a gusto de todos, pero ya se sabe que es imposible contentar a todo el mundo, máxime en un pueblo pequeño, donde muchas veces creemos egoistamente ser poseedores de la verdad absoluta y no damos el brazo a torcer. A pesar de muchas reticencias, supiste encontrar el punto de equilibrio necesario para sacar adelante lo que te proponías. Gran parte de los beneficios de los que hoy disfruta la gente de este pueblo se deben a tu labor, a tu empeño y al profundo amor que sentías por tu Guancha, nuestra Guancha.

Y no me quiero olvidar, ya por último, el ahínco que ponías también por ser un hombre tremendamente comprometido con tu otro “trabajo”: el de tu familia, que cuando uno se dedica a la vida pública es muy difícil, por no decir casi imposible, compatibilizar. Tus hijos, que supieron aprovechar sabiamente los esfuerzos tuyos y de tu esposa Maxi, hoy pueden sentirse plenamente orgullosos. En vida me lo dijiste más de una vez, ¿te acuerdas?: “Para mí lo importante es poder darle a los chicos los estudios que yo no pude tener”.

Después de casi una década que habías dejado la vida pública- y creo que hablo por boca de muchos de mis compañeros de trabajo- se nos hizo bastante raro no tenerte cerca para preguntarle por esos datos que tú solo sabías -¡y sin manejarte en ordenadores!-. Nos pasó igual que cuando se nos fue nuestra querida y recordada Idolina, se nos quedó un vacío que nadie más ha podido llenar.

Espero que algún día, cuando en este pueblo hayamos superado resquemores, envidias o guerrillas estúpidas, quien tenga potestad para ello pueda dedicar los nombres de las calles de La Guancha no solo a sus alcaldes, sino también a todas esos ediles que un día decidieron dedicar o sacrificar unos años de vida a conseguir que La Guancha contara con los mejores servicios públicos y no tuvieran nada que envidiar de esas ciudades deshumanizadas que siempre nos han mirado por encima del hombro.

Querido Cañada: si hoy pudiera regalarte algo para agradecerte todo lo que me ayudaste, te pintaría un gran paisaje de nuestra medianía, esa misma que tu tanto caminaste en tardes de soledad para darle cuerda a tu corazón y para regocijarte con ese paisaje al que tanto contribuiste a darle forma.

Gracias por todo, amigo. Siempre estarás en nuestros corazones.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Eduardo Marante

Eduardo Marante dijo

Pepe Cañada, con solo pronunciar este nombre lo digo todo. Ahora que ya no estas, es cuando de verdad se te ha valorado.Desde muy pequeño en mi casa he oido hablar de ti y de tu magnifica labor como concejal pero sobre todo de lo buena persona y amigo de tus amigos que eras. Tuve mucha suerte de haberte conocido y de haber compartido tantas y tantas tertulias donde me enseñastes todo lo que sabias y más. Eras un libro abierto lo sabias todo de agricultura, de senderos y de La Guancha. Amigo me cuesta decir esto pero hasta pronto espero encontrarme contigo en otra vida y por decirte lo mucho que te admiro.

Jairo

Jairo dijo

Aprovecho este medio para mandarle un abrazo a mi tia y primos que a pesar de haberlo hecho en persona no puedo dejar de pensar, en ellos desde la falta de mi tio. Y agradecerle tambien a su gran amigo las siempre bonitas palabras dedicadas... Te quiero mucho tio Pepe

Moisés

Moisés dijo

Por este medio quiero agradecer el apoyo y los buenos consejos que me dio mi tio Pepe en algunas malas etapas de mi vida. Tuve la suerte de hacerlo en persona.Tambien quiero decirle a mi tia y mis primos que estoy con ellos...Nunca te olvidare te quiero mucho tio Pepe

David Hernández

David Hernández dijo

Mi padre ya no verá en persona ni os podrá agradecer los comentarios y las muestras de cariño que la gente que lo quería está escribiendo, pero mi madre sí. Ella os está muy agradecida por todo lo que estais haciendo y hace dos días me comentó \”si tu padre hubiera podido ver esto” Eso es lo que el tiempo dicen que cura, …
Mi hija decía hace unos días \”¿te imaginas papi que abuelo Pepe pudiera abrir de nuevo los ojos y bajara del cielo?”
Él no podrá estar más entre nosotros, pero nos ha dejado un saber hacer y un saber estar que sus herederos, que somos todos los guancheros y todos los que estábamos a su lado y en contacto con él tenemos que mostrar.

A todos, muchas gracias

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de jecalorena

Desde La Guancha: visto y oído

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Ultima Hora

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Cultura

Esperando Contenido Widget ...

ElPais.com Sociedad

Esperando Contenido Widget ...

Flickr

RSS

Oops! Este módulo parece que todavía está sin configurar..

ElPais.com Vídeos

Esperando Contenido Widget ...