13 Jul 2012

Si hoy viviese Plutarco...

Escrito por: José Ramón MIRANDA el 13 Jul 2012 - URL Permanente

El Reino de España de ninguna de las maneras está obligado a dar explicaciones al ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Saaed el Othmani, ni a cualquier otro ministro o funcionario público del Reino de Marruecos por el uso que pueda hacerse de las plazas menores de soberanía, es decir, de las islas Chafarinas (Isla del Congreso, Isla Isabel II e Isla del Rey), las islas de Alhucemas (Peñón de Alhucemas, Isla de Tierra e Isla de Mar), el Peñón de Vélez de la Gomera, la isla de Perejil y la isla de Alborán, que administrativamente forma parte de Almería. De todos esos islotes, sólo el Peñón de la Vélez de la Gomera tiene frontera terrestre con Marruecos. Aunque originalmente fue un islote, debido al terremoto de 1930 el islote resultó unido de forma permanente a tierra firme. De ninguna de las maneras esas plazas menores de soberanía son “tierra de nadie”. Jamás alguna de ellas perteneció al Protectorado de Marruecos. Las razones que esgrime el Estado para la ocupación de un islote de Chafarinas por miembros de la Guardia Civil, territorio español desde 1848, están justificadas por el control del narcotráfico y de los movimientos migratorios irregulares que acosan a Melilla. La vergüenza nacional y el carcajeo internacional que produjo el incidente armado en el islote de Perejil hace ahora diez años con la “Operación Romeo-Sierra” ya forman parte del acervo cultural del abuelo Cebolleta. Un incidente sobre el que señaló el diario ABC al día siguiente: “…y todo esto por una isla que no vale ni el combustible de los helicópteros”. De hecho, la noche del 16 de julio de 2002 (tal y como narró el entonces ministro Federico Trillo en rueda de prensa al día siguiente), estaba reunido parte del Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa. Tras exponer la situación al presidente Aznar, éste salió al balcón para reflexionar y a la vuelta dijo: “Ya no se puede hacer nada más. Que Dios les ayude, que tengan mucha suerte y que vuelvan con el triunfo”. Se marchó a dormir y se quedó tan ancho. ¿Se acuerdan? Al alba y con tiempo duro de levante, 35 nudos de viento, salieron cinco helicópteros, tres helicópteros Coughar que transportaban dos equipos de operaciones especiales, con un total de 28 soldados que llegaron a la isla Perejil, y otros dos helicópteros Bolkov que se quedaron sobrevolando la zona en misiones de apoyo. Diez años más tarde, el supernumerario del Opus Dei Federico Trillo-Figueroa, aquel iluminado patrio al más puro estilo del Espadón de Loja, representa a España en Reino Unido en calidad de embajador (sin pertenecer a la carrera diplomática) por deseo expreso de Mariano Rajoy, el mismo tipo que ante el acoso de los mercados internacionales también dijo hace poco: “Ya no puedo hacer nada más”. Aznar y Rajoy son dos vidas paralelas. Lástima que ya no viva Plutarco para contarlo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios Escribe tu comentario

tatlez dijo

Pero vivimos nosotros, José Ramón. No tenemos el mismo talento, es cierto, pero siempre podemos intentarlo. Una crónica te ha salido en este texto. Muy bien escrita, además. Un saludo.

Gracias po rhacerme la caridad de leer mi blog. Un fuerte abrazo, José Ramón MIRANDA

Escribe tu comentario

Amigos

Ídolos

  • admin-elpais

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):