Hay 5 artículos con el tag rubalcaba en el blog NADA CON SIFÓN. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con rubalcaba

20Ago, 2011

Esperando el "milagro" Bertone

Escrito por: jose-ramon-miranda el 20 Ago 2011 - URL Permanente

De acuerdo, la visita del Papa merece respeto por parte de la población civil española. En este sentido, nada que objetar. Pero, como señala Carlos Carnicero en su particular “Bitácora para náufragos de la izquierda”, también muy respetable, “muchos católicos pueden tener la tentación de sentirse ofendidos por la actitud de algunos manifestantes laicos. Y muchos ciudadanos estamos molestos con la actitud injerencista (sic) de la Iglesia Católica tratando de imponer su moral sexual y de otros ámbitos a la sociedad civil. Si no conjugamos el respeto de la Iglesia al poder civil y de los ciudadanos a las prácticas religiosas que se soportan en el ámbito privado y particular, la repetición de confrontaciones ocurridas en nuestra historia puede ser algo más que un mal sueño. Todos tenemos la obligación de impedir que la violencia de raíz religiosa se imponga en nuestras vidas”. Como nos recuerda Juan G.Bedoya hoy en “El País”, “la jerarquía romana está empeñada en hacer creer que, sin las raíces cristianas, Europa sería un continente peor. Incluso intentó que la Constitución de la UE asumiera esa idea. (…) La historia del papado es un rosario de despropósitos e intolerancias contra la modernidad. Vio en Mussolini “un hombre providencial” (Pío XI); el dictador Franco fue procesionado (sic) bajo palio como cruzado salvador de la Cristiandad; una parte del episcopado execró de la Constitución de 1978 por “pecadora y atea” (primado Marcelo González), y en la Francia del XIX, la Iglesia romana prefirió al sangriento Napoleón III que a los liberales”. Pero lo más gracioso de todo es la posición del Gobierno, absolutamente desnortado. El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, en el almuerzo que mantuvo ayer con Trinidad Jiménez, el director adjunto de su Gabinete y coordinador del viaje papal Carlos García Andoin, el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, y el nuncio Renzo Fratini, pidió “ayuda pastoral” para que se acelere el final de la banda terrorista ETA. O sea, esa baza que necesita el candidato Pérez Rubalcaba como si se tratase de una necesaria transfusión de sangre, antes de que termine el mandato de Zapatero. Decapitar a la ya muy débil banda de pistoleros vascos, que a todas luces es una simple cuestión de tiempo, podría servir -o al menos eso cree Rubalcaba- para acortar distancias en esa “tremenda estadística” sobre la intención actual del voto ciudadano. Y ETA ya lo ha dejado bien claro: dejar de exigir el impuesto revolucionario equivale a que el Estado les entregue 4 millones de euros anuales a la banda. Pero Rajoy ha dicho que el hecho de que la banda haya dejado de matar no significa que esté inoperante.Yo también lo considero así. La bicha está durmiente y puede despertar de su letargo cuando se reorganice. En tal situación, tanto Bertone como Fratini sólo podrían calamar, a lo sumo, las tensiones en las diócesis de Bilbao y de San Sebastián, donde Iceta y Munilla se las ven y se las desean para controlar las voces críticas de los curas nacionalistas ante lo que entienden como una “involución” auspiciada desde Madrid por Rouco Varela. Ambos son los sucesores de “un tal Blázquez”, y eso gusta. Asurmendi, en Álava, se va defendiendo. Jáuregui sabe, como lo sabemos todos, que ETA nació en un seminario y confía que termine si el clero ayuda. A mi entender, y que me perdone el ministro de la Presidencia, suponer que el fin de la banda lo puede conseguir el “milagro” de un funcionario del Cielo, por muy Bertone que se llame el mediador, equivaldría a un razonamiento de niño de párvulos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15Jul, 2011

Miedo escénico

Escrito por: jose-ramon-miranda el 15 Jul 2011 - URL Permanente

Ussía miente. Su artículo en La Razón, “¿A qué?”, está lleno de malevolencia. Insinúa que le gustaría ver a Alfredo Pérez Rubalcaba en la cárcel. La razón él la sabrá. A Pérez Rubalcaba se le podrán achacar errores políticos, pero a nadie se le escapa que jamás ayudaría un grupo terrorista. En el caso Faisán, que la Derecha escupe a la rosa de los vientos para desprestigiar al PSOE, habría que conocer las causas de aquel “posible aviso”. ¿Ha pensado Ussía que el Estado posiblemente deseaba salvar de una “ejecución” segura a un policía infiltrado en la banda jugándose el tipo? Es sólo un supuesto. Ussía debería saber, y lamento que no lo sepa, que aquellos terroristas que, según él, escaparon de su previsible captura por un chivatazo, ya están entre rejas. En cualquiera de los supuestos, por aquello de que pensar es libre, no se puede ni se debe desde las páginas de un diario, en este caso de corte conservador, escribir lo que sigue: “La Policía avisa a los terroristas para que se pongan a salvo a cambio de una negociación política con la banda impulsada por el Gobierno. La Policía colabora con los asesinos, con los delincuentes, con los terroristas. Semejante podredumbre, tan inmunda porquería, se expande desde el Ministerio del Interior. Rubalcaba y Camacho no pueden permanecer ni un minuto más, por decencia, por ética y estética ni en la candidatura a la presidencia del Gobierno el primero, ni en el Ministerio del Interior el segundo”. ¡Pero, cómo se puede ser tan ligero de pluma! Que yo sepa, el juez Ruz ya ha procesado al inspector José María Ballesteros, al jefe superior de Policía en el País Vasco, Enrique Palies y al exdirector general de la Policía, Víctor García Hidalgo. El equipo policial, por otro lado, ya controlaba el operativo contra bar Faisán, al mando del inspector Carlos Germán, el día del chivatazo, 4 de mayo de 2006. En este sentido, tal y como relata El País, “a la defensa de Ballesteros le llama la atención de dicho operativo contra Joseba Elosúa, dueño del bar Faisán donde se entregaba dinero a ETA, que en el día que se va a proceder a su detención, resulta que un hombre de avanzada edad, frágil de salud, delicado en lo que a memoria se refiere, despistado donde los haya, manifiesta que sale hacia la Lonja [oficinas donde supuestamente ocultaba el dinero de la extorsión], campa a sus anchas y, nadie, absolutamente nadie le controla”. En este sentido, El País sigue diciendo lo siguiente: “El recurso insiste en que no hay una sola prueba que acredite el hecho de que Ballesteros entregase a Elosúa el móvil a través del cual recibió el chivatazo, algo que reiteradamente ha negado también el citado presunto colaborador de la banda. Ni lo detectan las cámaras de vigilancia, ni el equipo de Germán. Por todo ello, el SUP entiende que el auto adolece del mínimo rigor jurídico, no existiendo un solo hecho objetivo, más allá de elucubraciones”. Al PP le ha entrado miedo escénico. Se siente ganador de las próximas generales pero tiene miedo a no conseguir los votos necesarios que le concedan una mayoría absoluta, de acuerdo con las actuales encuestas. Sabe de antemano que no va a conseguir que disminuya el paro, que las medidas que está tomando Rodríguez Zapatero, aún reconociéndolas como necesarias, tampoco ayudan demasiado a bajar esos índices, que a Telefónica, por ejemplo, se le permite que pueda desprenderse de 6.500 trabajadores con tal de que la empresa se haga cargo de los ERE; que la cadena de electrodomésticos Miró ya anuncia otro ERE para 493 trabajadores; que Eroski comienzan a cerrar tiendas en Madrid; que Citibank anuncia recortes de personal en España; etcétera. Y falta conocer cuántas personas se irán a casa antes de la edad reglamentaria por la reestructuración de las cajas de ahorro; cómo se hará frente al stock de 750.000 viviendas vacías y sin compradores a la vista, ni se sabe cuándo se recuperará el sector inmobiliario; etcétera. Por otro lado, el Congreso ya ha aprobado el límite de gasto no financiero del Estado para el año próximo, que se sitúa en 117.353 millones de euros, lo que representa una caída del 3,8% en comparación con el año anterior. Y Salgado ya ha dicho que ese gasto, que se presentará en la Cámara en septiembre, (refiriéndose al debate sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2012), podría ser “ligeramente inferior”. Lo dicho. Rajoy ya se ha hecho la foto con las tres presidentas de Aragón, Madrid y Castilla-La Mancha. Quedan bonitos en ese “streap tease” sentimental, pero, de entre esos cuatro presentes en la foto, uno de ellos no gobierna en ningún sitio. Y tiene miedo escénico. Yo diría que un miedo insuperable.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17Abr, 2011

Prohibido ser pobre

Escrito por: jose-ramon-miranda el 17 Abr 2011 - URL Permanente

Ana Botella dijo hace unos meses que los mendigos ensuciaban las calles del casco antiguo de Madrid. Ahora el alcalde Ruiz Gallardón pretende quitárselos de encima. ¿Cómo? Eso ya no lo sé. A ambos, a Botella y a Gallardón, o a Gallardón y a Botella, que tanto monta, lo que les avergüenza no es que existan mendigos sino que se les vea en las calles. En Madrid lo que procede es prohibir ser pobre. El Partido Popular pretende, por un lado, ejercer una política neoliberal nauseabunda; y, por otro, que los “daños colaterales” de esa desacertada política, o sea, los mendigos, desaparezcan del mapa. Pero no que se esfumen por haber elevado su categoría social con una calidad de vida más aceptable, sino simplemente que no se les vea por ningún sitio para que no enseñen sus miserias al visitante. Eso es imposible. Es como si el crápula que se pasa las noches de juerga, copas y putiferio pretendiese que al día siguiente los triglicéridos de sus análisis clínicos estuvieran en los niveles aceptables de un deportista de veinte años. En su bitácora, Carlos Carnicero propone un decálogo de medidas “que van en la misma dirección que las que persigue el alcalde de la capital”, entre las que se encuentra que “los restaurantes de lujo de Madrid dedicaran dos mesas en cada turno de comidas y cenas para personas que nunca han podido observar una estrella Michelín de cerca”. Vamos, como sucedía en el metro cuando se reservaban dos asientos para los caballeros mutilados. Lo triste de los mendigos madrileños es que, además de no poder ver las estrellas Michelín de cerca, tampoco pueden observar las estrellas del firmamento de lejos, cuya contemplación todavía es gratuita, por culpa de la contaminación lumínica. En ese decálogo de buenas intenciones, a mi entender, falta algo importante que ayudaría a mitigar la hambruna de los “sin techo”, consistente en sentar a un pobre a la mesa de cada casa los domingos y fiestas de guardar después de haber oído misa entera oficiada por Rouco Varela; y, a ser posible, hacer ese día la socorrida paella con abundante azafrán, trozos de pollo, gambas, mejillones y algo de Gürtel, para que la paella resulte más valenciana. Después, durante el café y la copita de “machaquito”, al mendigo se le podría explicar de forma sucinta cómo ganar dinero en Bolsa sin esfuerzo, el por qué de la necesidad de congelar los convenios de los trabajadores en beneficio de las empresas, o las posibles razones que “justifiquen”, como escribe Carnicero, que “Cospedal equiparase a un etarra sanguinario con Alfredo Pérez Rubalcaba”. Es cuestión de poner énfasis en la perorata. Algo similar al que pusieron los ganadores de la Guerra Civil cuando afirmaban a las víctimas del gasógeno, del piojo verde, de la tuberculosis galopante y de la cartilla de racionamiento que los rojos tenían rabo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04Feb, 2011

Trabajar como chinos

Escrito por: jose-ramon-miranda el 04 Feb 2011 - URL Permanente

Merkel pretende, y así lo dejó claro ayer en Madrid, que deben desaparecer los convenios colectivos tal como están planteados en España. Es decir, que no se deben ligar salarios con IPC. El diario Público comenta hoy a ese respecto que “a la Patronal le interesa la eliminación de los convenios sectoriales y provinciales” y que el sistema debe ser “mucho más flexible. Tendríamos –cuentan- muchísimas menos personas en paro”. ¡Qué cínicos! En resumidas cuentas, lo que la Patronal busca, también Merkel, es una fórmula que prime la productividad individual de cada trabajador y que las subidas salariales se hagan en función de los beneficios empresariales. Ni a Toxo ni a Méndez ni al ministro Gómez les agrada esa posible futura medida. Comprenden que ya no se pueden pedir más sacrificios a los trabajadores. En este sentido, en la última página de ese diario hay una “Carta a Ángela Merkel”, escrita por Ignacio Escolar, que no tiene desperdicio. Cuenta Escolar que “a falta de conocer todos los datos anuales, las empresas del Ibex 35 ganaron en los nueve primeros meses de 2010, en el peor infierno de la peor crisis, un 16,7 más de beneficios que en el mismo periodo de 2009”. A continuación, Escolar señala las cifras de los enormes beneficios de Telefónica, Repsol, Inditex y BBVA (al Santander no lo nombra) y pide a Merkel que “hable con los presidentes de esas empresas (…) a ver si puede convencer al señor César Alierta, al señor Amancio Ortega o al señor Francisco González para que suban el sueldo a sus trabajadores en idénticos porcentajes”. Otro tema pendiente es el de la transformación en bancos de las cajas de ahorro, donde Botín aplaude con las orejas. Al final, esos dos o tres grandes bancos por todos conocidos absorberán a los “nuevos banquitos” resultantes de las obligadas transformaciones y, de paso, se quedarán también con la gestión de su labor social, que transformarán de inmediato en otro pingüe negocio donde poder solapar beneficios. Recuerdo ahora el eslogan de una determinada caja de ahorros que, cada vez que se anunciaba en los medios, decía aquello de que “nunca hubo un interés más desinteresado”. Tal cuento chino mandarín lo están haciendo suyo Botín, González, Maroto y su primo el de la moto. Y Zetapé y su staff se tragan el cuento. Yo estoy convencido de que Zapatero todavía cree en los Reyes Magos. Le sucede como a Oscar Matzerath, el niño de “El tambor de hojalata”. Desdeña cada tabú de la sociedad que contempla desde su aislamiento en La Moncloa y se entrega al lúcido vértigo del disparate continuo y a la delirante inteligencia oculta del buen actor, que diariamente se “viene arriba”, tras su apariencia de Bamby. Rubalcaba sólo es el encargado de abrir el telón en cada función teatral.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26Dic, 2010

Turrón o guirlache

Escrito por: jose-ramon-miranda el 26 Dic 2010 - URL Permanente

Comenta Heraldo de Aragón que “el PSOE hace suyo el discurso del Rey para asegurar que avala las reformas de Zapatero”. Me parece que la noticia hubiera sido más exacta cambiando el orden de los protagonistas. A mi entender, ha sido el Rey el que ha hecho suyo el mensaje del PSOE para avalar las reformas del Presidente, como no podía ser de otra manera. Sin pretender dármelas de adivino, ¡ojala lo fuese!, mi personal olfato sobre el momento presente me informa de que tal discurso real, (elaborado a la medida de un Jefe de Estado, con unos poderes exiguos contemplados en la Constitución Española, por un Ejecutivo sin brújula y en evidente estado de descomposición) fue el “trágala” de la fórmula magistral lograda en la rebotica de La Moncloa para que el Rey pudiese salir airoso del brete, por encima del deseo de buena voluntad hacia los españoles sobre lo que ya se anticipa como un “feliz” año peor. Y esa fórmula magistral, para que surgiera el efecto deseado, sólo la podía concebir un químico, o sea, Pérez Rubalcaba. El mensaje navideño tuvo, como sucede con todos los específicos de laboratorio, determinados efectos secundarios. Tales efectos no fueron otros distintos que una irritación de la Izquierda (la Izquierda real, no esos neoliberales del puño y la rosa) por el apoyo del Rey a los recortes sociales.

En ese mismo diario (páginas 6 y 7) Jesús Morales entrevista a Manuel Pizarro, otro que tal baila, desertor del Congreso de los Diputados, donde aclara su “diagnóstico” sobre la salud de España con el aplomo de Gregorio Marañón. Por cierto, Marañón decía que el mejor diagnóstico consistía en sentarse en una silla junto al enfermo y observar su aspecto anímico. Pizarro, que yo sepa, dejó el escaño del Congreso hace diez meses. También el Comité Ejecutivo del PP en Madrid por deseos de Esperanza Aguirre. El número dos de Rajoy en las pasadas elecciones permanece desde entonces sentado en el sillón de uno de los despachos más grandes del mundo, donde estudia la manera de ver cómo puede coger el toro por los cuernos. Pero no el toro de España, ese toro negro de Domecq que está plantado, desafiante, en los oteros junto a las carreteras. O sea, ese toro negro y astifino que algunos patrioteros llevan plasmados en las banderas nacionales que venden los chinos y que acabará matándonos en el embroque. El “fichaje estrella” no es torero de postín ni lleva traje de luces montera ni se arriesga a que un bovino le pueda hacer un siete en la taleguilla. Observa el desarrollo de la lidia en la barrera de sombra y jamás se le pasó por la cabeza ser espontáneo y lanzarse arena del redondel a pecho descubierto. El nieto del guardia civil (que no llevaba montera sino tricornio) que fuera nombrado gobernador civil de Teruel en 1947 y que se encargó de la represión del maquis en la zona; el hijo del que fuera procurador en Cortes por el Tercio Familiar durante la época franquista (que tampoco llevaba montera ni tricornio sino chaquetilla blanca), convertido ahora en presidente del Consejo Social de la Universidad Autónoma de Madrid, espera paciente a la puerta de su enorme despacho para ver pasar el cadáver de su enemigo, es decir, la nueva convocatoria de los españoles a las urnas, el cantado triunfo de Rajoy por goleada y la consiguiente pregunta tan española sobre “que hay de lo mío”. La historia siempre se repite. Y él lo sabe.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Amigos

Ídolos

  • admin-elpais

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):