03 Dic 2009

Y El Maldito Autobús Fantasma Sin Aparecer (El Club de los Jueves: Aquel Autobus)

Escrito por: -juanra el 03 Dic 2009 - URL Permanente

Como buen madrugador madrileño, cojo todos los días autobuses para ir a trabajar. Pero hoy, ¡ay! hoy. Algo va a ser diferente – aunque pensándolo bien no tanto – y es, que en lugar de acordarme de la progenitora de mi jefe, por insistir el susodicho en que siga practicando y desarrollando el noble arte de despertarme de esa forma tan innatural y tan inhumana como es el toque del despertador, cuando el sol apenas se asoma por las playas helénicas, me he acordado de la mía. Madre mía. ¡Cómo está la parada! Y eso que se acaba de ir un autobús.

Espera, que algo dice mi compañero de fila que está escuchando por la radio; me dice no se que historias de un accidente en la carretera, pero eso está ocurriendo tres pueblos mas atrás. Vamos que el autobús llegará tarde, hasta arriba, pero, a partir de aquí, todo será coser y cantar. Iluso de mi, pienso mientras me pierdo entre los fondos y las formas de unas universitarias camino de un parcial de antropología

Ya viene el autobús, ¡por Newton como viene! No cabe ni un alfiler. Tendré que dejarle pasar. Dejo uno, dejo dos…, no puedo dejar más porque si no, llegaré ya tardísimo al trabajo. Y las universitarias histéricas porque se están jugando el examen, incluso una dice que se juega el sobresaliente.

Tal y como aprendí del Francia-Samoa del otro día, aprieto mi carpeta cual pellejo ovalado de cerdo y dispuesto a marcar un ensayo me meto a empujones, y una carpeta de las universitarias se me clava en los riñones, un señor que está a mi derecha empieza a palidecer, y yo hago lo propio para mis adentros esperando lo peor, y esperando no adivinar que ha desayunado.

Cinco para que el autobús se ponga en marcha, y en el camino, podríamos ir buscando setas que tardaríamos menos. Lo raro es que nadie se desmaya. Aunque están a punto, que entre los frenazos, acelerones, y más artes practicadas por nuestro inefable conductor de primera, acelera, acelera, y que todos entramos con nuestros abrigos puestos, y que encima por orden ministerial o de algún Consejero con coche oficial, nos ponen la calefacción a todo trapo. ¡Que suerte tienen los ninots indultats!

Llegamos a otro pueblo, a otra parada, y aquí recuerdo que se baja y se sube mucha gente y, efectivamente, la parada parece un hervidero de personas que huyen del día del juicio final, se abren las puertas, se bajan tres e intentan subirse doce, estamos a punto de demostrar –incluso superar- el desafío de una famosa multinacional del mobiliario sueco, “Donde caben dos, caben doscientos”. Es imposible, empujan como si les fuera la vida en ello, y tal y como están los trabajos quizá tenga razón.

Al llegar a Madrid, tenemos otra parada antes de entrar al centro. Y ahora nos dice el conductor, algo que todos preveíamos en nuestro fuero interno; que el autobús no da para más, que está en las últimas, que lo mejor sería darle un tiro de gracia para que no sufra, que Dios le acoja en su seno, que fue un buen compañero… o eso es lo que iba entendiendo mientras disculpaban las molestias, o molestaban con sus disculpas, que nunca me ha quedado claro. Pero, para alegría de nosotros, los mortales, nos dice, que en veinte minutos de nada, aparecerá otro por detrás; y recuerdo la cantidad de gente que se quedaba en las paradas sin poder subirse a éste y decido pasar de todo , bajarme y coger otro que, aunque me parece recordar, da un poco más de rodeo, por lo menos estará más despejado. Y viendo como tengo los riñones por la acción de cierta carpeta que pugna por atravesarme y temiendo por que el señor me vuelva a duchar esta mañana, esta vez vestido y fuera de casa y sin posibilidad de aclarado, me bajo y decido seguir en el otro autobús que os he dicho

Ya en la calle mis pulmones reclaman el preciado bien que le ha sido negado durante más de una hora para hacerse dos pueblecitos de nada. Y el aire frío mañanero de Madrid elige meterse dentro de mí a través de mis poros abiertos y mi sudada piel. Siendo martes, calculo que el estacional virus de la gripe no tardará en aparecer por mis venas, a más tardar el jueves.

Me quedo en la parada a esperar el autobús que me lleve al trabajo; al principio, estar sentado en la parada me resulta reconfortante, y me quedo mirando a la calle a la espera del autobús.

Ya llego tarde, ya me da igual, pero estoy relajado, con el frío metido, pero tras la sauna de hace unos minutos se agradece. Y el autobús no aparece; no puedo estarme quieto, tengo demasiado frío metido en los huesos, decido andar a la siguiente parada. Y empieza mi pequeña maratón particular, una parada y el autobús, no aparece, y me voy andando a la siguiente, ni me adelanta ni le veo al fondo, no puedo estar con este frío quieto sentado en un banco metálico. Decido ir a la siguiente.

Vuelvo a mirar para atrás no le veo ni de lejos, y sigo andando a la siguiente, no me adelanta, otra parada, tres, cuatro, cinco más. Y ya estoy en la puerta la oficina y el maldito autobús fantasma sin aparecer.

En la oficina hoy todos hemos llegado tarde, la misma cara, y yo deseando volver a casa y meterme en la cama. Me pica la garganta, ¿el jueves? Muy optimista me parecían esos resultados, respecto a lo de la gripe.

--------------------------------------------------

Un buen relato para leer en viaje de autobús lo encontrareis en:

Alejandra http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/conciertoarte

Bloody http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/gmonteliu

BuscoPeterPan http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/buscopeterpan

Carmen Q: http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/quadrophenia

Crariza: http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/crariza

Francisco http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/ermitano5

Nanah http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/nanah

NatAli http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/stoyenlinea

Psiqui: http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/psiquiatradefamilia

Sappy http://problemario.blogspot.com/

Xarbet: http://lacomunidad.elpais.com/usuarios/f-menorca

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

12 comentarios · Escribe aquí tu comentario

f-menorca dijo

Y es que por lo que veo, los conductores de autobuses de Madrid, no saben conducir, los que yo conozco, de Barcelona, cuando van llenos, frenan de golpe, y hacen sitio para los que tienen que subir, es bastante fácil, y lo único difícil es acostumbrarte a que te llamen hijo de puta.
Por cierto, tengo una carteta de una universitaria clavada no se donde.

psiquiatradefamilia dijo

Carteta de una universitaria???? pero en qué estaría pensando Xarbet!!!

Bueno, yo desde luego si tengo que ir a trabajar con semejante estrés, es que no voy... pongo la excusa de la gripe a tiempo y me quedo en casa...
O voy andando desde el principio...
Un saludo sin apretujamientos en mi transporte

buscopeterpan dijo

Juanra, como ya es el segundo relato tuyo ambientado en los medios de transporte de Madrid, intuyo que cada dìa cuando vas al trabajo no lo sueles pasar muy bien, no...?
Que te sea leve mañana, que ya es viernes!!
Besos

Agueda Conesa Alcaraz dijo

Jo lo tuyo con los autobuses es de risa...al final acabas llegando a patita al trabajo...yo no podría hacerlo, pues hay asó como 40 kilómetros de mi casa al curro...y aquí sí hace una humedad de narices,,,que se mete en tus huesos y andas helada todo el día...besitosssssssss

Juanra

Juanra dijo

http://juanra100.wordpress.com/

Esta a va ser mi nueva casa, en breve iré publicando aquíy aprendiendo como funciona

Aur revoire como diría Voltaire

Ha sido un placer

estoesplanb dijo

Buen relato, Juanra. Cómo me alegro de vivir en una ciudad tamaño medio :-)

-J.U dijo

Hola, qué tal...?

Tengo un regalo, a ver qué tal me sale...:

.




.




.




.




.

...
..............
........
....
...

.

.

........
........
........
............

.

........
......
....
..........

.

............
..........
......
........

.




.

.
....
...
.

.

........
......
....
..........

.

.
....
...
.

.

.

F_E_L_I_C_E_S__F_I_E_S_T_A_S

.

♥ ♥♥ ♥♥ ♥♥ ♥♥ ♥

juanra

juanra dijo

Pues te los ha currado.

Por cierto me encontrarás por la bloguería.org, ya que por aquí no puedo publicar en libertad

Un abrazo

-enrique dijo

Un saludo, un fuerte abrazo, recuerdos y ¡Felices fiestas, juanragrm!

Juanra

Juanra dijo

Igualmente Enrique, un fuerte abrazo para ti y los tuyos

(por cierto, puedes quitar lo de "grm" tras acabar mi nombre, gracias)

Por cierto, si no publico ando por blogueria.org

Lita Gomez dijo

¡¡QUE ARTE QUILLO!!

miguelherher dijo

se que politicamente es incorrecto lo que voy a decir, pero esto hace 40 u 50 años, lo utilisaban los chavales, para poner rabos.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de -juanra

Reflexiones de todo a cero coma sesenta - vaya con la crisis-

Panta rei, como dicen los clásico, todo fluye y el destino me ha indicado que, en estos tiempos de crisis, debo rebajar el precio de mis reflexiones, porque el negocio esta de capa caida. Y aqui ando revolotenado por estos campos descubriendo el mundo, pero sin alejarme mucho de mi colmena, de mis orígenes.

ver perfil »

Fans

  • JRC.
  • Eduardo Montagut Contreras
  • jecalorena
  • fernandomaria
  • Miguel Medina
  • Iván Carmona García
  • juan-costa
  • mariapaz29
  • THE SAVE LIFE
  • angella-amaral
  • www.rutasdeturismo.es
  • juanitoeci2
  • Ricardo Gonzalez
  • avellaneda
  • rosaparedes-g

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

ElPais.com Viñetas

Esperando Contenido Widget ...

Maravillas de la red: