25 Ago 2011

Smartphones, ¿cuál es su futuro?

Escrito por: Gaizka Manero López el 25 Ago 2011 - URL Permanente

En estas líneas solemos hablar de lo rápido que avanza la tecnología. Nuevos productos, nuevos programas, nuevas utilidades, nuevos mercados y usuarios. Lo que ahora es una increíble novedad, dentro de unas pocas semanas será rutina y, en un sólo año, estará completamente superado. Este es el motivo de este post. El 21 de octubre del año pasado analizamos los principales sistemas operativos para teléfonos móviles. Desde entonces todos, sin excepción, se han actualizado. Unido ello a terminales cada vez más potentes, el panorama parece haber cambiado por completo... ¿o no? Ahora lo averiguaremos.

Hace diez meses hablábamos de seis contendientes. Ahora, sin embargo, se nos "caen" dos de la lista. Nokia ya ha anunciado la desaparición de Symbian -y no parece que MeeGo vaya a tener un final mucho más feliz-. Además, WebOS, el entorno creado por Palm, parece que no correrá mejor suerte. Hewlett Packard, propietaria de la anterior lo probó en algún dispositivo, aunque al final se ha decidido -como casi toda la competencia- por utilizar Android. Nos quedan, por tanto, el famoso robot verde, iOS, BlackBerry OS y Windows Phone 7. Parece que avanzamos hacia la estandarización -aunque desde aquí apostamos más por la bipolaridad-.

  • iOS 5: la nueva -y gratuita- versión del sistema operativo de Apple es un paso más de los de Cupertino para lograr la integración entre todos sus entornos. Con un Lion que cada vez se parece más a un sistema de dispositivo móvil y un iOS que nos oferta posibilidades impensables para un teléfono o una tableta. Es rápido, intuitivo, estable, seguro y está lleno de posibilidades. iOS es sinónimo de multimedia: es genial para ver vídeos -siempre y cuando no usen Flash-, reproduce música con una calidad sorprendente, navega rápidamente por la red, es ágil en la escritura y tiene buenos editores. Exclusivo para dispositivos Apple, este sistema tiene en esta característica su punto fuerte y su punto débil. Fuerte porque cualquier de los gadgets de la manzana domina el mercado. El iPhone 4 tiene un procesador prodigioso. Una cámara que hará que no tengamos que comprarnos una externa, un genial reproductor de música y casi medio millón de aplicaciones disponibles. Su pantalla Retina es, probablemente, la mejor del mercado. Si sumamos el valor de todo lo que hace (un navegador cuesta unos 150€, una cámara de fotos "normal" ronda los 100€, un mp5 ronda los 200€ y un teléfono sencillo libre otros 60€, lo que suma más de 500€) veremos que su precio está justificado. Sobre todo porque ninguno de los anteriores lo hará tan bien como el dispositivo de Apple. Fue el primer gran smartphone. El que puso patas arriba el mercado. Parece que el iPhone 5 sólo mejorará lo conseguido hasta ahora. Todo un problema para la competencia.
  • Android: con la versión 3.1 de HoneyComb a punto de salir al mercado de tabletas y la 2.3.4 de Gingerbread en los dispositivos Samsung más potentes del mercado la pregunta es ¿qué Android es el nuestro? Frente a una apuesta cerrada de Apple -un sólo fabricante, un sólo dispositivo, un sólo sistema operativo y un sólo desarrollador-, Google presenta un programa con multitud de versiones y una oferta de terminales insuperable en el mercado. Uno de cada dos smartphones que se venden y se usan en el mundo tiene un "robot verde" en su interior. Gratuito, la variedad de desarrolladores tiene también una doble faceta. Por un lado, la oferta es excesivamente dispersa -además, cada fabricante ha aplicado matices en cada teléfono, lo que dificulta su estandarización-, por otro, las mejoras son constantes. Google ha encontrado en Samsung su mejor aliado para explotar su programa. La gama Galaxy explota las posibilidades de Gingerbread como nadie. El Galaxy S II es, de momento, el único rival con éxito del iPhone. Una pantalla de altísima resolución, un buen reproductor de sonido, buenas conexiones a internet gracias a toda la experiencia de Google y un buen hardware -recordemos que Samsung es el principal proveedor de componentes de Apple- garantizan una buena compra. Sin embargo, sigue teniendo el halo de "respuesta" a los productos de Cupertino. Desde aquí, vemos que su posicionamiento como "antiApple" no hace sino restarle adeptos en una batalla en la que la imagen de marca es tan importante o más como lo que sabe hacer cada contendiente. La compra de Motorola por parte de Google se muestra decisiva para posicionar aún mejor a un sistema operativo que parece se convertirá en el Windows de los dispositivos móviles.
  • BlackBerry OS: los canadienses de Research in Motion por fin se han dado cuenta de que su público objetivo ha cambiado. Su Blackberry Messenger les ha puesto en el punto de mira de los jóvenes. Sus productos son seguros, estables, prácticos, tienen un precio razonable y un diseño diferente -gracias al teclado qwerty, que cuenta con tantos fans como detractores-. La clave de su mejora ha sido, sobre todo, comprender que para no perder el ritmo de sus competidores -ha bajado del 16% de cuota de mercado a poco más del 12%- era necesario implementar todo tipo de tareas multimedia. A partir de un entorno bastante sencillo de utilizar han aprendido de sus rivales y han mejorado el reproductor de música y vídeo, han incluido Bing como navegador y han hecho compatible las suites de Google y Microsoft con sus terminales -todo un guiño para los fieles profesionales-. Sin embargo, su punto más débil sigue siendo una tienda de aplicaciones prácticamente monolingüe -sólo el inglés tiene una representación a la altura de lo que se espera en 2011- que les deja muy rezagados de sus rivales. El primer paso, aún así, está dado. La versión 6.0 de su SO es mucho mejor que la de hace un año y los nuevos terminales -algunos incluso táctiles- son la antesala de una edición 7.0 que llegará, como muy tarde, en febrero de 2012. Siguen siendo la mejor alternativa para los que no gustan de las pantallas táctiles. Además, para los que adoran las redes sociales y escribir en ellas, no tienen rival. Sólo hace falta que aprovechen un éxito que, sin duda no esperaban.
  • Windows Phone 7: tras el desastroso Windows Mobile 6.0 los de Redmond se pusieron a trabajar en una nueva versión a la altura de lo que se espera del creador del sistema operativo más utilizado del mundo. A partir del remozado Windows 7 -el nuevo Windows 8 está en camino- estabilizaron el sistema, le dieron un nuevo interfaz -aunque es el menos llamativo de los cuatro aquí analizados, por lo menos se encuentran los programas, algo que no podía decir el anterior- y, sobre todo, consiguieron fabricantes de empaque para distribuirlo. Sin embargo, todos ellos fueron apostando poco a poco por Android -la gama Optimus de LG nació para Windows y, al igual que SonyEricsson o HTC, ahora disfruta del robot-. Todas sus esperanzas, ahora, están en renacer junto a Nokia (hay rumores de compra). La mala noticia es que los finlandeses tienen cada vez menos cuota de mercado entre los terminales inteligentes. Además, las últimas cifras demuestran que cada vez más personas abandonan las ventanas de Windows para pasarse a su rival de Silicon Valley o probar el novedoso Chrome. No les queda mucho tiempo.

La conclusión es sencilla. Hace casi un año seis sistemas poblaban el mercado de teléfonos inteligentes. Dos de ellos, los más débiles, han desaparecido. Los últimos movimientos del sector parecen indicar que la última carta de Microsoft -que tiene una cuota de mercado residual- es una Nokia que pasa, sin duda, por los peores momentos de su historia reciente. RIM empieza a trabajar en el desarrollo de un nuevo entorno que mejore la incomprensible mala situación de los canadienses añadiendo aplicaciones de Windows y Android... y algunos analistas apuestan que pronto se pasará al bando del robot verde.

No sería extraño que dentro de unos meses la lista se viera reducida a tres o incluso a dos contenidientes. ¿Qué futuro le espera a Apple? Curiosamente con una cuota de mercado de poco más del 20% tiene beneficios mucho mayores en este sector que Google con más del 50%. Sus clientes son mucho más fieles y, sobre todo, cada vez son más y gastan más. Frente a una competencia que continuamente se cataloga como "anti-iPhone" o "iPhone killer" los de Apple muestran una imagen mucho más cool y amigable. Sus campañas de marketing crean escuela. Sus ingenieros crean nuevos mercados. Sus buenos productos y el boca a boca hacen lo demás. Son expertos en crear utilidades y necesidades. Ya han sobrevivido al PC, a Windows, a su propia mala gestión. Siempre a rivales mucho más fuertes. Parece que esta vez no será diferente y, a tenor de los resultados que cosechan últimamente parece que serán sus rivales los que tendrán que sobrevivirles.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):